Sendai Yuusha wa Inkyou Shitai Capítulo 89: Choque a manos desnudas




Manual




Zephyr: “Hey, Yuu. ...... Seguro que ha pasado un tiempo.”

Yuu: “……Zephyr. Pensar que un tipo como tú ayudaría a algo como el secuestro. Realmente has caído muy bajo.”

 

Yuu le dijo eso a la sonrisa burlona de Zephyr con una voz fría como si lo hubiera juzgado completamente mal.

 

Zephyr: “Puedo ganar dinero fingiendo ser una niñera. Es genial que no tenga que hacer mucho trabajo y tener una vida cómoda.”

Yuu: “Estoy preguntando si no tienes orgullo, bastardo de mierda”

Zephyr: “Kukaka, esperando orgullo de mí, estás ladrando al árbol equivocado, ¿sabes?”

Yuu: “Ahora que lo pienso, es verdad. Después de todo, eres el tipo detestable de hombre que incluso traicionaría a sus camaradas si fuera por el bien de tus deseos egoístas.”

Yuu: “Tú no eres muy diferente, ¿verdad? Solo cuando nuestro tiempo es visto desde el exterior se convierte en un cuento conmovedor, pero el resto es lo mismo. En cuanto a eso, no hay cambios en el interior.”

Yuu: “Tu y yo somos iguales? ...... Eso me hará vomitar.”

Zephyr: “Kukuku...... ¡Kuka, kukakah!............... Yuuuuuuu !!”

Yuu: “¡Zeeeephyyyyyyr!”

 

Después de un aullido, Yuu, que se paró frente a Zephyr de un solo respiro, y Zephyr, que se colocó Magia de Fortalecimiento del Cuerpo sobre sí mismo, enérgicamente golpearon sus frentes.

 

Con el impacto de sus frentes chocando, sus frentes fueron cortadas, y ambos derramaron sangre.

Pero los dos no mostraron señales de retroceder ni un paso. Por el contrario, parecían estar tratando de dar un paso adelante.

 

Zephyr: “Has crecido mucho, ¿no? ...... Bueno, siento que la princesa era aún más alta......”

Yuu: “¡¡Cállate!! ¡No te metas en cosas que molestan a la gente! ¡No hagas una cara que diga ‘Fui y dije algo un poco malo ~’!!”

 

Chocaron aún más. El puño derecho de Zephyr golpeó profundamente en el estómago de Yuu, y la patada de Yuu en la rodilla entró en las brechas de las costillas de Zephyr.

La capucha de Zephyr fue eliminada de los efectos secundarios de su choque, y se pudo ver su rostro.

 

Yuu: “Igualmente. Ahora tienes una cara muy bien parecida, ¿verdad, Zephyr? ¿¡Quién te hizo eso!?”

 

Pelo blanco y profundos ojos carmesí. Y luego, lo que sobresalió más que eso fueron los dos grandes cortes en la parte superior de su cara que se cruzaron.

El corte que iba del ojo izquierdo a la mandíbula derecha fue hecho por Yuu, pero la otra herida probablemente fue hecha por alguien que no era Yuu.

 

Zephyr: “Kukaka! ¡Todo fue gracias a tu discípulo! ¡Pensar que él podría lastimarme, no esperaba eso en absoluto!”

Yuu: “¿Discípulo? ...... Oi oi, ¿podría ser que estás hablando de Prokion? Hahah! ¡Eso es genial! ¡No es de extrañar que te devolvieran el favor con una herida grave! ¡Sera mejor que no lo hayas matado!”

Zephyr: “Me conoces, ¿verdad? ¡¡¡Soy del tipo que guarda lo mejor para el final !!”

 

Con eso, los dos separaron las frentes, y luego atacaron una vez más.

 

* GON !!! *

 

Yuu: “¡¡ Zephyr!! ¡¡Tú eres el único que será apaleado!! !!”

Zephyr: “¡Puedes estar tranquilo, Yuu! Al matarte, ¡también terminare muerto!”

 

Yuu abrió su mano izquierda y mordiendo la ropa interior con esa mano izquierda Zephyr usaba magia de endurecimiento en su mano derecha que originalmente solo podía ser usada en sustancias inorgánicas y con esa mano derecha,

 

Ambos se golpearon la cara.

 

Yuu: “¡Buh!?”

Zephyr: “¡Gaah!?”

 

Aunque ambos emitieron sonidos que parecían que sus huesos se estaban rompiendo, sin detener su ímpetu, los dos desplegaron un sorprendente intercambio a rango cercano a quemarropa.

Incidentalmente, debido al ataque justo ahora, la ropa interior que Yuu tenía en su boca fue arrojada al piso.

 

Yuu: “¡Urarararararararararararararararararararararah!”

 

Patadas, puñetazos, topes de cabeza,

 

Zephyr: “¡Kukakakakakakakakakakakakakakakakakakakakakah!!”

 

todo hecho con una velocidad que no podía confirmarse con la vista.

 

Yuu: “¡Uraaaah!”

Zephyr: “¡Kukaaah!”

 

Con los puños balanceados y las patadas colisionando, las ondas de choque golpearon sin discriminación en el entorno.

 

•••••••••••••••

 

Bernadette: “Q, que, ¿qué demonios esta sucediendo!?”

 

Por las secuelas del enfrentamiento de Yuu y Zephyr, la que aún colgaba en el aire Bernadette se balanceaba como si el viento la arrojara.

 

Bernadette: (Esto es de Yashiro-san, es cierto ...... ¿qué pasa con este poder absurdo?)

 

Mientras se balanceaba por las secuelas, Bernadette temblaba de miedo por el choque de los dos.

 

“Sin embargo, incluso con eso, todavía se está conteniendo. Debido a su naturaleza, no puede matar a los humanos.”

Bernadette: “¿Eh?”

 

Súbitamente se le habló, cuando volvió su atención hacia donde venía la voz, estaban Jean Jacques Eustace, y Kuon que estaba usando el manto de Jean y cubriendo su cuerpo.

 

Bernadette: “¡Jean-san! ¡Además, Kuon-san! ¿Qué no estabas herido?”

 

Bernadette, que no podía hacer nada más que observar a Kuon mientras recibía el asalto de los hombres, se excusó diciendo eso, pero

 

Kuon: “Ah, ...... Sí, sí. Sí, no tienes que ... preocuparte.”

 

Al ver a Kuon, cuya cara se veía roja y avergonzada, pero estaba agachando la cabeza y parecía amargada, a Bernadette se le ocurrió una pequeña sensación de incomodidad que se produjo dentro de ella.

 

Bernadette: (...... No, ¿no es lindo? No, no es el tipo de lindo al ser más joven, el tipo de personaje moe.)

 

Esa atmósfera de él viendo a Yuu pelear mientras estaba algo inquieto, ¿no era exactamente como la atmósfera de la heroína que veía atentamente a su amigo de la infancia desde la sombra del edificio de la escuela mientras continuaba su entrenamiento especial justo antes de un torneo de verano?

Sus orejas de zorro débilmente colapsadas aceleraron esa sensación.

 

“¡Maldición! ¡Al demonio les dejaré a todos escaparse!”

 

No fue solo Bernadette quien quedó estupefacta ante el choque repentino de Yuu y Zephyr. Cuando los procesos de pensamiento de los secuestradores se reiniciaron, los hombres que vieron con agudeza visual descubrieron que el grupo de Bernadette corría casi desesperadamente mientras gritaba.

 

Kuon: “Kuh ......!”

 

Kuon probablemente no podría luchar debido al temor de ser atacado por alguien del mismo sexo. Además, Jean no tenía ningún equipo que pareciera que podría convertirse en un arma. Bernadette se resolvió a sí misma pensando que ella misma tenía que luchar, pero…

 

Jean: “Detente. Con tu poder mágico succionado, solo eres una chica normal. Lo máximo que sucederá es que la situación se ponga contra nosotros.”

 

Mientras desataba las cuerdas que ataban a Bernadette, Jean dijo eso para amonestarla.

 

Bernadette: “P, pero ...... ¡Kuh!”

 

Con las cuerdas desabrochadas, Bernadette quedo parada directamente en el suelo, pero incapaz de poner fuerza en sus piernas, se tambaleó hacia adelante. Al ver eso, Jean hizo una sonrisa irónica.

 

Jean: “Ahora, ahora, Tranquilízate. ...... Aunque no son como Yuu y Zephyr, he preparado algunos ayudantes poderosos.”

 

Sacando lo mejor de Bernadette que estaba a punto de gritar “¡Cómo puedes estar tan despreocupado!”, Jean sacó un laúd de la nada.

 

Jean: “Lo que debemos hacer ahora es salvar a las personas que fueron secuestradas, después de todo.”

 

* Bororon *.

 

El sonido ligero peculiar de los instrumentos de cuerda reverberó, y, entrelazando esos sonidos, se hizo una canción. Mientras escuchaba esa melodía, Bernadette sintió que la impaciencia y la confusión se habían desvanecido.

 

“Hou, ...... ciertamente es un sonido de calidad.”

“Como era de esperar de un aliado cantado como un ‘Lord of Musical Performances’. Si bien es agradable al oído, estimula el corazón y tiene un calor... Fufu, es la mejor canción.”

“Umu, mi corazón está hirviendo.”

 

Como si estuvieran actuando en concierto con ese sonido, las sombras de tres personas saltaron como para obstruir el camino del grupo de Jean. Falhart Enhans, Mary Fe Crestolia, y el sacerdote Ulgan.

 

Jean: “Hahah, eso es un honor! ...... ¡Mientras Yuu retiene a Zephyr, vamos a rescatar a las personas que fueron capturadas!”

 

Los tres respondieron con un “Ou” y patearon a los secuestradores.