Sendai Yuusha wa Inkyou Shitai Capítulo 79: El héroe anterior y el sexto




Manual




 

Jean: “Jajaja. Estoy seguro de que ya has notado esto, Yuu, pero la casa Heleott y la casa Shunev, que es la casa de mis padres, se conocen desde hace varias generaciones. He estado asociado con Kuon-kun desde la infancia. Por eso, hace tres años, después de que la pelea termino, y cuando llegué a mostrar mi rostro aquí en Be Io, le canté tus cuentos heroicos. Una vez fue sobre cómo repeliste el mal, y en otra ocasión fue cuando sometiste a aquellos que poseían pensamientos perversos como un hombre grandioso y sin par. Hombre, estaba inesperadamente muy satisfecho con ellos. Fue molesto cuando dijo: ‘déjame conocerlo’ y ‘preséntame ante él’. ...... Bueno, no está bien, tener un discípulo o dos. No es que tengas nada que perder, ¿verdad?”

 

Esta fue la excusa cuando interrogué a Jean. En este punto, ni siquiera es una excusa.

 

Yuu: “Más bien, ¿qué pasa con esa gran parte del hombre sin par?”

Jean: “Como era de esperar, no podría cantar sobre ti como el Héroe. Seria asesinado por Su Majestad Sylvia.”

 

Solo déjate asesinar tranquilamente.

 

Ahora bien, en cuanto a Kuon-kun (es un poco embarazoso, pero como no tenía malas intenciones, cambiaré la forma en que lo llamo), quien parecía admirarme por los cuentos heroicos. No pretendía tener una batalla seria desde el principio, parece que solo quería saber si lo que Jean había dicho era verdad.

Dijo mientras arreglaba su dougi ligeramente desarmado.

 

Yuu: “Más bien, algo como un discípulo es imposible para mí. Estoy en un viaje, ¿sabes?”

Jean: “Te diriges a Galarie, ¿verdad? En ese caso, no hay problema. ¡Después de todo, Kuon-kun tiene que ir allí como el vencedor de la competencia del distrito!”

 

Después de barrer las piernas de Jean, quien estaba riendo gratamente con un * ¡Ja, ja, ja! *, Y tirándolo al piso, miré en dirección a Kuon-kun.

 

Kuon: “Yashiro-aniki!”

 

Honestamente estoy feliz de cómo me miró con reverencia, sin embargo, ¿a quién demonios está llamando a Aniki?

 

Yuu: “Ah ~ ...... Lo siento, pero pospongamos todo el asunto del discípulo por ahora.”

Kuon: “Es la petición de Aniki, así que no me importa. Quieres encontrarte con Oyaji, ¿verdad?”

 

Dios mío, qué honorable. Estaba pensando que él diría que no nos dejaría verlo si no lo hacía mi discípulo.

 

Kuon: “He escuchado la mayor parte de la razón por la cual Aniki quiere encontrarse con Oyaji de Jean. ¡No es irrazonable que Aniki tenga prisa!”

 

Al decir eso, Kuon iba a tomar la iniciativa y guiarnos. ...... Erm, él es considerablemente diferente de mi imagen inicial de él.

Nunca pensé que él era un tipo tan agradable y obediente.

 

Jean: “Para bien o para mal, Kuon-kun tiene una parte infantil. Haría las cosas con placer si ayudara al héroe que admiraba, supongo que así es como podría describirse.”

Yuu: “Eso es probablemente solo por tus exageraciones, ¿no?”

Jean: “Umu. Por eso, se emocionó mucho y me pidió esto diciendo ‘Quiero pelear con él por todos los medios’. Lo siento.”

 

Fue tan lejos como para hacernos aparecer en la Demostración de Artes Marciales, aunque hubiera estado bien hacernos pelear normalmente, entiendo muy bien que este tipo no coopera.

 

Jean: “No se pudo evitar, ¿verdad? Es porque mientras soy un músico, también soy director.”

 

Jean hinchó el pecho como diciendo que era natural. El estilo “A mi ritmo” de este tipo es suficiente para combinar con el estilo de la hermana mayor de Olivia y Gilley-Ossan.

 

Yuu: “No se pudo evitar uh ....... Bernadette?”

 

Cuando dejé escapar un suspiro de los comentarios de Jean, de repente me di cuenta de que Bernadette no nos acompañaba.

 

Bernadette: “............”

 

Bernadette estaba quieta con la mirada baja. ¿Paso algo?

 

Yuu: “O ~ i, Bernadette-sa ~ n.”

Bernadette: “......”

Yuu: “Tienes un poco de coraje para ignorarme, hermana estúpida.”

Bernadette: “......”

Yuu: “…… ¡Ahora! Provocador de muerte certera: ¡Toque!”

 

* Munyu *

 

Bernadette: “¿Hyaah? Qu, ¿qué estás haciendo?”

Yuu: “Oh, ¿entonces lo notahuuuu?”

 

Cuando mi visión estaba girando y mi mejilla tenía un dolor atravesándola al mismo tiempo, en el siguiente momento, estaba dando tumbos en el suelo.

Parece que recibí una bofetada en la cara.

 

Yuu: “¿Qué estás haciendo, idiota ?!”

Bernadette: “No, esa es mi línea, ¿no?”

 

Bernadette escondió su pecho con ambas manos y su cara estaba roja. Fumu, es la respuesta habitual. Parece que recuperó la conciencia.

 

Yuu: “¿Así qué? ¿Qué sucede? De repente luces muy desanimada.”

Bernadette: “E, eso es ...... Um ...”

 

Cuando le pregunté que mientras me levantaba, Bernadette dudaba en hablar. ¿Qué es esto? ¿Pensó en algo de lo que no podía hablar o algo así?

 

Yuu: “Bueno, está bien. Vamos. Finalmente nos encontraremos con Vodan-san.”

Bernadette: “......”

 

Incluso cuando la insté, Bernadette solo apartó los ojos de mí.

 

Jean: “Yuu. Ella tiene su propia forma de pensar. Vamos a dejarla sola por un tiempo.”

 

Jean dijo cuando estaba empezando a irritarme por ser evitado, en voz baja. ...... ¿Jean entendió algo?

 

Yuu: “Entiendo. ...... si no te sientes bien, regresa a la posada, ¿de acuerdo?”

Bernadette: “……Sí.”

 

Bernadette asintió, luego volvió a bajar los ojos.

 

•••••••••••••••

 

Despidiéndonos de Bernadette, llegamos al estudio de Vodan con la guía de Kuon.

 

Cuando nos sentamos en un sofá de cuero negro de clase alta, las puertas del estudio se abrieron, y después de que varios hombres con trajes entraron, con un haori de manga larga encima de un kimono, un hombre en la flor de la vida que tenía una la cara con una gran cicatriz entró. Sus orejas puntiagudas de lobo me dijeron que él era de la Tribu Lobo.

 

Entonces, esta persona es Vodan. Junto con la cicatriz de su rostro, se convirtió en una cara bastante aterradora.

 

Vodan: “Soy el sexto jefe del grupo Heleott, Vodan Heleott. Usted es el que recibió un regalo de felicitación de Su Excelencia...”

Yuu: “¡S, sí! ¡Me llamo Yuu Yashiro!”

 

Junto con su voz fría, los ojos de Vodan se volvieron hacia mí. Me levanté del sofá debido a la intensidad que sobrepasaba a la de Gilley-Ossan.

Cuando tímidamente entregué la caja con la campana dentro de la bolsa en mi cintura, Vodan abrió la caja, y sonrió.

 

Vodan: “Bien, realmente estoy agradecido por la consideración de Su Excelencia. ...... Mira Kuon, es tu campana.”

 

Mientras estaba siendo callado y aterrador, la voz de Vodan cambió de repente. Hizo un cambio de una voz baja que sonaba amenazante a una voz persuasiva.

Y luego, la severidad de su expresión se desvaneció y se convirtió en una sonrisa completa.

 

Kuon: “Qu, ¿quién demonios querría llamar la atención con eso?”

Vodan: “Pero, aun así, ya tienes 16 después de todo ......”

Kuon: “Algo así, ¡no llevaría uno puesto porque es vergonzoso!”

 

Las orejas de zorro de pie, la cara roja, el rechazo de Kuon y el pánico mientras dejaba caer las orejas por su hijo perdiendo los estribos, Vodan.

 

...... ¿Qué es todo esto?

 

Jean: “La esposa de Vodan murió muy temprano y él crio a Kuon-kun como padre soltero. Tal vez por eso o tal vez porque originalmente era así, es muy afectuoso con Kuon-kun, que es muy similar a su esposa.”

Yuu: “Ya veo, entonces es así. No pude entender lo que estaba viendo por un momento.”

 

Jean me informó con voz baja mientras yo estaba estupefacto. Y con eso, finalmente entendí que Vodan era un padre amoroso. Así de grande fue la sorpresa que recibí.

 

Kuon: “¡Más importante! En este momento, estamos hablando de Yashiro-aniki.”

 

Cuando Kuon, quien obstinadamente rechazaba la campana por alguna razón, intentó cambiar de tema, mi nombre apareció.

 

Kuon: “Yashiro-aniki, que no debería tener ninguna relación con el secuestro que se había convertido en un problema hasta en nuestra ciudad últimamente, está tratando de encontrar una solución. Si tan solo nos quedamos viendo con los brazos cruzados, sería una desgracia para el grupo Heleott, ¿no? ¡Oyaji, ayudemos a Aniki!”

 

Kuon había hablado de eso con una ligera excitación, pero Vodan solo bajó la pipa que tenía en la boca y gimió.

 

Unos pocos segundos habían pasado, y justo cuando Kuon estaba a punto de abrir su boca otra vez, Vodan volvió sus ojos hacia mí, y lentamente abrió su boca.

 

Vodan: “Yashiro, ¿verdad? ...... Lo siento, pero no puedo movilizar al grupo para este asunto. ...... Hay una razón por la que no puedo.”

 

Dentro de ese agudo brillo en sus ojos, fue muy sutilmente, pero vi una sensación de culpa