Sendai Yuusha wa Inkyou Shitai Intermedio: La joven emperatriz, los sentimientos de Sylvia.




Manual




El Héroe anterior apareció en la lucha en el desierto Glard.

 

Una semana después de que las noticias de la segunda venida del Héroe fueran esparcidas por todo el mundo, cada uno de los líderes de los principales países del mundo se reunió frente a un solo espejo.

 

“A partir de ahora, comienza la cumbre.”

 

La belleza que había atado su precioso cabello de plata, declaró frente a todos los miembros presentes que superaban las 20 personas. Sylvia.

 

Sylvia: “En primer lugar, se trata del tema inicial, pero ......... Me gustaría explicar de qué se trata esto.”

 

No llevaba armadura, sino un hermoso vestido de color azul cielo. Sylvia sacó una hoja de papel del manojo de papeles que tenía en la mano y la echó hacia delante.

En ese papel, está el héroe anterior ......... en otras palabras, Yashiro Yuu, era un documento solicitando su paradero.

No, no estaba pidiendo nada más en absoluto. Ese papel estaba exigiendo su entrega.

 

Sylvia: “El héroe anterior cumplió con su deber y se volvió libre. En el caso reciente él se movió por su propia voluntad y nosotros, Leezelion, no lo utilizamos.”

 

Incluso mientras su voz temblaba de ira, en la superficie, ella, que se comportaba como si fuera la serenidad misma, rompió la petición y la tiró.

 

Sylvia: “Por lo tanto, incluso si ustedes mandan solicitudes de entrega, demandas, o amenazas como esta, para nosotros, Leezelion, una respuesta positiva como tal no existe....... Me gustaría pasar al tema siguiente...”

 

Con una conducta como si estuviera fascinada por algo, Sylvia se sentó en su silla. Había alguien que interrumpió sus palabras.

 

“Disculpe. …… ¿Puedo hablar?”

 

Usando adornos como joyas llamativas sobre su cuerpo gordo y feo, este hombre... el Cardenal de la Organización Religiosa de la Sagrada Fe de Ulquiorra preguntó mientras una sonrisa sonriente apareció en su rostro.

 

Sylvia: “...... Cardenal Greneil. …. ¿Qué podría ser? Por favor, sea breve.”

 

Incluso después de haber recibido la actitud opresiva de Sylvia que estaba llena de provocación, la sonrisa obscena del cardenal Greneil no se rompió. No, esa sonrisa se transformó en algo aún más repugnante.

 

Era como si estuviera diciendo... que él estaba contento de estar vivo.

 

Mientras Sylvia sentía la intención de matar por los pensamientos vulgares que llenaban esa expresión facial, ella lo mantuvo bajo control.

En un lugar oficial, se necesita prestar mucha atención a lo que se dice.

Llenar sus palabras con el contenido de sus corazones era algo que no debía hacerse.

 

Sylvia: (Jeez, Yuu... Realmente te envidio......... Yo también quisiera vivir de manera similar a como estás ahora.)

 

Siendo la líder que era, sonrió amargamente mientras pensaba en el hombre que era exactamente lo contrario de sí misma, y ​​en el momento siguiente, como si se hubiera congelado, puso una expresión fría.

 

Greneil: “Su Alteza tiene una profunda opinión. En cuanto a nosotros, sólo queremos expresar palabras de gratitud y alabanza al héroe.”

 

El Cardenal Greneil de la Organización Religiosa de la Orden Sagrada de Ulquiorra dijo eso sin siquiera levantarse.

Por su actitud no hace falta decirlo, pero Sylvia se enfureció con Greneil en su mente.

 

Sylvia: (¿Tú, el bastardo que concluyó que Yuu era el enemigo de Dios y cayo de su asiento, sientes gratitud hacia Yuu? ¿¡Alabanza, dices !?)

 

Greneil había perdido una vez su posición en la organización, pero no es que hubiera recibido algún castigo.

Habiendo perdido su puesto, encima de gastar de inmediato el enorme tesoro que guardaba en sus ahorros para que ese desagradable cuerpo suyo obtuviera el apoyo de varios países, esparció un clamor en todo el mundo diciendo que perdió su posición gracias al Héroe que se había convertido en un enemigo de Dios.

 

Para esos países también, no es algo bueno tener a esos funcionarios expuestos...... esa debilidad fue probablemente en su asimiento. Debido a los que lo apoyaban, en un instante, volvió a ser Cardenal.

 

Greneil: “Por supuesto, si él muestra su figura frente a nosotros en un lugar oficial, como recompensa, la Iglesia también revocaría el reconocimiento de que él fue ‘El Enemigo de Dios’. Y estoy seguro de que incluso su predisposición a formar amistad con los semi-humanos se debió a su amplitud mental.”

 

Los semi-humanos mencionados por Greneil son razas como los Centauros y Arachne que, aunque poseían un alto nivel de inteligencia, tenían una estructura corporal que difería mucho de los humanos de una manera diferente de los Elfos.

 

Sylvia: (Aunque tu desprecias incluso a las especies de Elfos que tenían una apariencia extremadamente cercana a la de una persona como especie inferior).

 

En la Santa Fe de Ulquiorra, los humanos son la raza más grande, y los semi-humanos cuya apariencia era muy diferente de los humanos se convirtió en blanco de desdén y desprecio.

 

Hace tres años, Yuu llego a conocer la existencia de aquellos que perseguían a otros sólo por tener una apariencia que se decía difería mucho de la de un ser humano, y se puso en contra de la organización religiosa.

 

--- Si tiene un corazón como el de una persona, entonces es una “persona”. ---

 

Estas fueron las palabras que el hombre que puso su vida en la línea y luchó, incluso después de que se desesperó por la desigualdad de la gente, y, sin embargo, amó a la gente que vivió con impaciencia el presente, había dicho.

 

Estas son las palabras del hombre que protegió el mundo por el bien de aquellos que poseen un corazón que siente simpatía hacia los demás, aunque no tuvieran la forma de un ser humano o amor como la gente seguía diciendo.

 

--- Algo como un Dios que ve a alguien en desgracia y se queda callado, no lo permitiré. ¡No los reconoceré! ---

 

No sólo su ideología, incluso sus palabras serían suficiente evidencia para hacerle enemigo de Dios, pero, aun así, Yuu probablemente aceptaría ser enemigo de Dios.

 

¡Y, sin embargo, este tipo ......... Justo que tan lejos debe este hombre burlarse de la gente para quedar satisfecho!

 

Sylvia: “Hablando honestamente. ...... ¡Antes de eso, la situación de etiquetar al ‘héroe’ que llevó al Señor Demonio a un rincón hasta el punto de etiquetarlo como enemigo de Dios fue un error!”

 

Lanzó una voz enojada que era similar a un grito que no podía contenerse en el Cardenal.

Sin embargo, el cardenal profundizó esa sonrisa y continuó.

 

Greneil: “Ciertamente, pudo acorralarlo. Pero, sin embargo, el que lo “selló” fue también su hermana mayor a quien nosotros la Santa Fe de Ulquiorra consideramos como la doncella de Dios, [Amatel]. He oído que la vida de la Mujer Santa, Olivia-sama, fue puesta en la línea debido a la dedicación, pero .........”

Sylvia: “……Qué estás tratando de decir………!!”

 

Sylvia sintió una profunda cólera que brotaba de dentro de su corazón.

 

Greneil. “Esto es sólo una suposición, pero ...... ¿No podría ser que el Héroe-dono anterior, se asustó de ‘morir’, y sobrevivió sacrificando a nuestro Santo-sama? ...... así es como nosotros, la Organización Religiosa de la Sagrada Fe de Ulquiorra pensamos.”

Sylvia: “¡Tú maldito ...... !!”

 

Una llama se alzó del brazo de Sylvia. Al tener un espíritu de llamas como antepasado, ella tenía el potencial de tener el poder de manipular libremente las llamas, por lo que hubo momentos en que las llamas se escapan de sus emociones...... sin embargo, las llamas que deberían haber estado bajo control por sus emociones, se habían manifestado de una cólera que no había aparecido en estos últimos tres años.

 

Greneil: “Derrotar al Señor Demonio es la misión del Héroe! A pesar de esto, la realidad es que las Santa-sama murió, y ‘él’ solo termino sellando al señor demonio. ...... Nosotros, la Organización Religiosa de la Santa Fe de Ulquiorra, no tuvimos dificultades para llegar a esa idea. ¡Pero, en la reciente pelea en el desierto de Glard, una vez más luchó por el bien de la humanidad, y trajo la victoria a la humanidad! Repasando la idea anterior, fuimos llevados a cambiar a la idea de que había ‘algún tipo de razón’ Por lo tanto, queremos darle nuestra gratitud y alabanzas”

 

••••••••••••••••••

 

“Su Alteza.”

Sylvia: “…!”

 

Por las palabras de su sirviente que la había llamado, la conciencia de Sylvia volvió a salir del mar de pensamiento en el que estaba inmersa.

 

Sylvia: “Lo siento Leo. Estaba sumergida en mis pensamientos.”

 

Dos días después de la cumbre, Sylvia estaba en la fiesta de la victoria celebrada en Luxeria.

 

Comenzando con Luxeria, Valanshel y Leezelion, los líderes de varios países se reunieron.

Sylvia estaba sentada en una de las sillas preparadas en un rincón del vestíbulo en el que se celebraba la fiesta y recordaba el asunto desde hace unos días.

 

Leonheart: “Fue sobre... sobre Yuu, ¿no?”

 

Mostrando una sonrisa tierna que haría que alguien se enamorara de él si fuera alguien del sexo opuesto, Leonheart dijo eso.

 

Sylvia: “............ De todas las cosas, que vengas con una conclusión tan segura.”

Leonheart: “Así que no lo niegas.”

 

Leo especificó la causa mientras sonreía.

 

Este tipo, se está divirtiendo, ¿no?

 

Leonheart siempre ha mantenido una sonrisa. Sin embargo, era un ligero sádico al que le gustaba fastidiar a la gente.

Podía ser llamado un pervertido en un vector diferente de Yuu al que le gustaban las caras apenadas de las mujeres.

 

Sylvia: “……Por supuesto. ...... Siempre estoy pensando en Yuu.”

Leonheart: “Oya ...... Fufu, incluso la princesa - No, incluso Su Alteza está creciendo.”

 

Como método de afrontamiento para tiempos como este, él dirá cualquier cosa.

Al ver que su figura le hace confundir a la gente lo hacía feliz.

 

Leonheart: “...... Sin embargo, la piel de esas mejillas que son tan blancas como la nieve, se está volviendo tan roja como una manzana de la timidez, ¿sabes?”

Sylvia: “Haa!?”

 

Ella toco sus mejillas con la mano, probablemente es como él dijo. Sus mejillas se sentían calientes.

 

Leonheart: “……”

 

Leo, que la miraba y sonreía, en un instante puso una expresión seria y se puso frente a Sylvia.

 

Leonheart: “Oya. ...... ¿Tienes algún negocio con Su alteza?”

 

Más allá de la espalda de Leonheart, Sylvia vio la apariencia de un joven de pelo negro.

 

“Ah ... no, solo......vine a saludar”

 

El joven que llevaba un abrigo al que no estaba acostumbrado y con aspecto rígido... era el héroe actual.