Sendai Yuusha wa Inkyou Shitai Capítulo 44: La guía de sangre caliente del héroe anterior (3)




Manual




Henrietta: “Kuh ...... corriendo con todo!”

Eri: “Esto es divertido.”

 

Henrietta y Eri, que habían dominado en cierto grado el Shuutou, estaban teniendo una batalla simulada.

 

Mientras evitaba la lluvia torrencial de magia con Shuutou, Eri apuntaba a las brechas momentáneas.

 

Y entonces, Henrietta trataba de terminar el encuentro al acercarse a Eri, que se deslizaba a través de la tormenta, de un solo golpe con Shuutou y el aterrizaje de un solo golpe.

 

Umu. En cuanto a la forma de utilizarlo difiere mucho dependiendo del usuario. Es muy interesante.

 

Alicia: [¿El Shuutou de Trestoria-san sería la forma ideal de uso?]

Yuu: [Bueno, hacer uso de la evasión y después la ofensiva probablemente sería la forma ideal. Eri está poniendo énfasis en la evasión. Vamos a ver ... Pensándolo bien, si lo miramos desde el punto de vista de Sylvia, creo que el camino de Yuri Roll está más cerca de la forma ideal, ¿sabes?]

Alicia: [Sylvia-onee-chan es, para bien o para mal, un ofensor después de todo.]

Yuu: [Tu propio ataque debe golpear más rápido de lo que el ataque enemigo puede golpear ......... Es porque esa era su teoría.]

 

En la conversación que pasó por los aretes, Alicia y yo nos sonreímos irónicamente.

 

“Doaah !?”

“Uhahaha! Keith, ¡eres increíble!”

“Ya volaste tres metros arriba, ¿sabes ?!”

“Eres como un gran saltamontes!”

 

Los chicos, siendo muchachos, estaban en medio de estudiar agradablemente.

A propósito, la cosa llamada gran saltamontes, como el nombre implica, es un saltamontes gigantesco.

Con un físico que es aproximadamente del tamaño de un bebé humano, ataca mientras salta sobre sorprendentemente te llega mentalmente.

 

Eri: “…! ¡Ahora te tengo!”

Henrietta: “¡No hay manera, es inútil!”

 

Vaya, parece que está llegando a la conclusión.

 

Henrietta señaló la punta de su espada que tenía su hoja destrozada y Eri enfrento eso con los innumerables golpes del Espíritu.

 

Henrietta: “El encuentro está terminado-desuwane!”

Eri: “…! ...... Es mi, derrota.”

 

El ataque de Henrietta era un farol.

 

Habiendo ido a la espalda de Eri, que había detenido sus piernas para golpear, haciendo un número creciente de cambios de pasos, Henrietta colocó perfectamente su espada en la nuca del cuello de Eri. El que controlaba la ofensiva instantánea y la defensa era Henrietta.

Eri, que había aceptado obedientemente su derrota, mostró una postura de “rendirse”, y la batalla simulada había llegado a su fin.

 

Ahora, a continuación, está ......

 

Mana: “Fu, ...... Fuun! ......... Fuah !?”

 

La escoba que flotaba alrededor del nivel de mi cabeza y la que montaba a horcajadas esa escoba, Mana.

 

Cada vez que ella se pone al revés al no poder mantener su equilibrio, yo la colocaba de nuevo a la posición original por rotación de la escoba.

 

Eri: “Haa, haa ...... Mana, se ve divertido.”

Mana: “Esto, no es divertido en absoluto ~ ...... ¿Kyaa!?”

 

Eri, que probablemente estaba respirando con dificultad debido a la batalla con Henrietta, miró a Mana girando y dijo eso, y a esas palabras, Mana las negó y también perdió el equilibrio, poniéndose de nuevo de cabeza.

 

Henrietta: “Me sorprendió oír hablar de una herramienta mágica voladora, pero ... Pensar que requería ese tipo de método de entrenamiento.”

 

En comparación con la desgastada Eri, Henrietta terminó con un poco de sudoración solamente. Las dos tuvieron una batalla bastante buena, pero supongo que sus propias fuerzas son realmente diferentes.

 

Yuu: “Vamos, una vez más.”

Mana: “Ha, hahi!”

 

Con un giro cuando doy vuelta a la escoba, Mana vuelve de estar al revés con ella.

Así es, esta escoba mágica no es tan omnipotente.

 

La mayor barrera es que, a menos que tengan un buen sentido del equilibrio, perderán ante la gravedad y se pondrán de cabeza al igual que Mana.

Naturalmente, aunque no la ayude, hay maneras de volver a su posición. Pero, como pensé, para ella, quien tiene un bajo sentido del equilibrio, este entrenamiento viene primero.

Volviendo a su posición original, cuando la solté, el cuerpo entero de Mana estaba temblando mientras intentaba resistirse a ponerse al revés.

 

Yuu: “Una vez que seas capaz de hacer esto hasta cierto punto, la próxima vez, va a ser el vuelo. Sigue adelante, ¿entendido?”

Mana: “¡Sí!”

 

Incluso al ponerse de cabeza, Mana respondió con una voz fuerte.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

Flam: “Ahn? ...... ¿Qué estás haciendo, Aquadine?”

Aquadine: “Ara, Flam. Lo mismo de este lado, ¿qué haces aquí? Pensé que habrías ido a donde está el Héroe en este punto.”

 

En el fondo de la tierra que se llamaba Makai, dos mujeres preguntaron la una por la otra como si estuvieran sorprendidas.

 

Las dos mujeres tenían una piel de color blanco azulado, y tenían colores de cabello contrastantes en azul y rojo.

 

El pilar más fuerte de los Seis Generales de la Espada, Agniera. Y luego, otro pilar, Aquadine.

Poseían un poder abrumador que era suficiente para llamarse desastres naturales, eran dos de los pilares de la Armada del Señor Demonio.

 

Flam: “Estaba pensando en ir a matarlo ahora mismo.”

Aquadine: “Haa. ...... Debe ser agradable para usted. Poder libremente ir y venir de aquí.”

 

Mientras dejaba escapar un suspiro, Aquadine miró a determinado objeto.

 

Flam: “...... Así que ya han sido tres años, ¿eh?”

 

Mirando hacia arriba como si lo atrajera, lo que se reflejaba en los ojos de Flam era una silueta negra confinada en un gigantesco bloque de hielo.

...... el Señor Demonio.

 

Tres años atrás, derrotado por el grupo dirigido por Yashiro Yuu, la figura del Señor Demonio, que fue capturado vivo por la poderosa técnica de sellado, estaba allí.

 

Aquadine: “Sí, ya son tres años.”

 

Aquadine respondió como si masticara algo que la hiciera poner una cara amarga a las palabras con las que Flam había respondido.

 

Flam: “...... Ahh, cierto. ¿Has visto a ese tipo alrededor?”

Aquadine: “¿Ese tipo? Ahh, ¿quieres decir Umbra?”

 

Fue repentino, bastante repentino. Como si su humor se hubiera vuelto repentinamente terrible, Flam frunció el ceño.

Mientras Aquadine sonreía amargamente, Agniera preguntó una vez más.

 

Flam: “Sí. ¿Has visto a ese bastardo? Estaba pensando en ir a perforarlo con una lanza para decirle que no ponga una mano en Yuuya.”

 

Mientras preguntaba, probablemente estaba pensando en ese tal Umbra.

Mientras miraba a su alrededor, su expresión facial se estaba tiñendo de ira, y empezó a irritarse.

 

Aquadine: “Se dirigió hacia la Selección. Tal y como pensaba, no hay nada mejor que dejar a los humanos a los especialistas humanos.”

Flam: “Keh, al usar a esos fracasos, también has caído.”

 

Aquí, me gustaría hacer una corrección.

Yuu siempre está haciendo enojar a Agniera, en otras palabras, Flam, eso te haría pensar que se ella fácil de provocar, pero…

 

Aquadine: “...... Seguro que sabes hablar. A pesar de toda tu insultante boca, sin ni siquiera poner una mano o un pie en el Héroe, has venido corriendo a tu casa, pequeña pollita.”

 

En realidad, la mayoría de los chicos de los Seis Generales de la Espada pierden su temperamento con facilidad.

 

Flam: “AH? Parece que quieres ser evaporada.”

 

Flam, cuya rabia acababa de romper el punto crítico, produjo una alabarda de fuego en su mano.

 

Aquadine: “Que pena, es porque la señorita encendedor sólo puede pensar en quemar todo en el suelo que es difícil de usar. Incluso los fracasos son más útiles como piezas.”

 

Habiendo insultado a Flam, con un gesto hechizante, el agua se congregó en la mano de Aquadine y apareció un arco construido.

 

Flam: “Cómo me gusta, perra. ...... Ha pasado un tiempo desde que he estado tan enfurecida, maldita sea.”

 

Las llamas brotaron del cuerpo de Flam, y ella se convirtió en un Espíritu.

La encarnación del Fénix que gobernaba la llama, Flam, aun siendo un Demonio, era un Espíritu del más alto rango.

Lanzando su fuerza como un Espíritu, Flam estaba a punto de desatar su mayor ataque.

 

Un rayo atacó ese cuerpo.

 

Flam: “Guh...!? ...... ¡Tú, bastardo, Tonituls!!”

 

Al ser interrumpida, la intensamente enojada Flam, que había cancelado involuntariamente su transformación en espíritu, frunció el ceño con una mirada feroz al autor que había disparado el rayo.

 

Tonituls: “Afirmativo. Mi nombre es Tonituls. Estamos en la presencia de Su Señoría, ¿qué demonios crees que estás haciendo?”

 

El hombre de piel de color púrpura y de color azul oscuro llevaba una lanza de relámpago en una mano y, con paso lento, entró en la brecha entre las dos personas.

 

Mirando de cerca, ya que parece que un rayo también fue disparado a Aquadine, Aquadine, que tenía una baja resistencia al rayo, se había cubierto en el suelo.

 

Flam: “Sólo estaba pensando en quemar a esta perra.”

Tonituls: “Ya veo. ...... Parece ser otro de tus habituales berrinches.”

Flam: “¡Que!? T, tú ...... ¿Quieres que te mate, ¿¡AH!?”

 

Después de que un rayo cayó sobre la coronilla de su cabeza y momentáneamente perdió el conocimiento, Flam, mientras estaba sobre una rodilla, se dirigió a quien ella llamó y que luego se llamó a sí mismo como Tonituls.

 

Tonituls: “Admitido. Seré tu oponente tanto como desees. ...... Sin embargo, este lugar está en presencia de Su Señoría. Detente ahora mismo.”

 

Habiendo materializado una lanza de relámpago en su mano derecha, Tonituls cubrió todo su cuerpo con un rayo y advirtió a los dos.

 

Flam: “Keh. Seguro que lo te crees la gran cosa, Tonituls. En estos tres años, ya que a menudo has estado peleando con oponentes que son de tu propio uso personal, probablemente no tengas ningún resentimiento, ¿no?”

 

Tomando una postura con dos alabardas de llamas, mientras dejaba escapar su sed de sangre, Flam dijo tales palabras mientras la cólera se había aferrado a su cara.

 

Aquadine: “Así es. Al habernos reunido tan repentinamente, debes estar de buen humor.”

 

Mientras una infinidad de lanzas de agua flotaban a su espalda, ella se rio entre dientes. Pero sus ojos no se reían.

 

Tonituls: “Aceptado. ...... seré tu oponente también.......”

 

Preparando la lanza del trueno, la boca de Tonituls se levantó en una sonrisa. Tal vez fue debido al destino de los Demonios, pero, a pesar de haberles dicho que no pelearan, el corazón de los Tonituls ahora estaba temblando de emoción en la pelea con dos oponentes que estaban en el mismo rango que el suyo propio.

 

Flam: “Ha, no eres exactamente un sustituto de Yuuya pero, ...... pondré todo en orden y seré tú oponente, maldito debilucho”

Tonituls: “Has estado diciendo ‘matar’ y ‘debilucho’ por un tiempo......... ahora aprenderás que no eres la gran cosa, ¿sabes?”

 

...... Una pausa momentánea, y luego en el siguiente segundo, los tres Demonios del nivel más alto de los atributos de fuego, agua y relámpago simultáneamente comenzaron sus ataques.