Sendai Yuusha wa Inkyou Shitai Capítulo 23: Batalla en el desierto de Glard [7]




Manual




“Ahora, entonces, ¿por qué no me das tu respuesta ahora?”

Agniera: “Bueno, ¿qué era? Es sólo un “portador” de la Espada Sagrada... ¿verdad? No hay tal cosa. No hay ningún otro héroe que no sea ‘aquel tipo’.”

 

Un lugar profundo, profundo y oscuro.

Un abismo que la gente llama la Caverna Demoníaca. Su nombre es Makai.

Una neblina púrpura cubría el infierno donde el poder demoniaco es tan denso que podría ser visiblemente confirmado como miasma.

El Castillo de los Demonios en el que se sentaba el antiguo Señor Demonio y donde sus subordinados se arrodillaban frente a él estaba en este lugar.

Una mujer que poseía el pelo largo y azul similar al agua que fluye en un río, y una mujer cuyo pelo rojo se extendía hacia fuera similar a un fuego ardiente.

Aunque ambas tenían figuras de personas, tenían la piel blanca azulada y pupilas de oro...... Eran Demonios.

 

“Ya sabemos que es un portador, ¿no? E incluso si intentas cambiar el tema con eso, no puedes hacerlo...... ¿Por qué regresaste por tu cuenta? A pesar de que no había planes para que salieras desde un principio, después de irte por capricho, inmediatamente regresaste ............ ¿Qué sucedió?”

Agniera: “Simplemente no pude entrar en el estado de ánimo.”

“No tiene sentido mentirme, ¿sabes? Desde que regresaste, tú, que fuiste al punto de saludarme, has estado de muy buen humor, ¿verdad? No sé por qué estás tratando de encubrir a alguien, pero, sólo hay una persona que te haría mostrar esa reacción...... Es ‘él’, ¿no?”

 

Los dos que estaban sentadas en sillas negras, no estaban en un estado que pudiera llamarse pacífico. Más bien, estaban emitiendo una atmósfera que sugería que se matarían en cualquier momento.

 

Agniera: “No pongas una mano sobre él! ¡Él es mío!”

 

* Gatan *

 

Mientras que la mujer del cabello carmesí, Agniera, se levantaba haciendo ese sonido e hizo que su entorno se llenar de calor, la mujer de cabello azul frunció el ceño.

 

“Ahh, es tal y como yo pensaba. Ha sido llamado a este mundo una vez más, ¿verdad?”

 

La mujer de cabello azul que entendió la actitud de Agniera rio y reajustó sus piernas.

 

Agniera: “Guh, ...... Aquadine! ¡Perra, me orillaste a decirlo!”

Aquadine: “Es tu culpa que te atrapen, ¿no?”

 

En respuesta a la furiosa Agniera, la mujer llamada Aquadine se protegió ligeramente de manera similar a como lo haría el agua.

 

Aquadine: “Ya veo ... Él, Yuu Yashiro ha venido. El héroe anterior ...... No, él sigue siendo el héroe actual, no es cierto.”

Agniera: “Aquadine! Si pones una mano en Yuuya, te quemaré viva, ¿¡lo entiendes!? ¡El que va a matar a ese tipo soy yo!”

Aquadine: “Aunque comprendo la manera en que él te gusta, por lo menos pronuncia su nombre correctamente.”

 

Haciendo un suspiro que parecía decir que estaba un poco cansada de ella, Aquadine silenciosamente dejó su asiento y comenzó a caminar.

 

Agniera: “…… !!”

Aquadine: “...... Puedes estar tranquila. No haré nada para interferir con él. ……Tengo mis propios planes. Mientras no se convierta en un obstáculo, no me importa particularmente el Héroe. Haz lo quieras.”

 

Aquadine, que tenía el hacha de la llama justo delante de la base de su cabeza, dijo eso con un rostro frío, quitó el hacha de la llama con un dedo, se fue y dejó el área.

 

Agniera: “......... la manera en que me gusta, eh.”

 

Agniera recordó una vez más esa reunión casual de hace unos días.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Agniera: “…!?”

 

La barbilla de Agniera apuntaba hacia arriba. Agniera se inclinó hacia atrás como si acabara de recibir un corte.

Recibiendo un fuerte “shock”, Agniera sintió un ligero dolor, como si fuera un momento en el que el mundo se llenó de verdad, se sorprendió mucho.

 

Yuu: “Fuu, ...... Fue sólo por un instante, pero, compre suficiente tiempo para mi renacimiento, ¿eh.”

 

La cabeza del hombre justo delante de Agniera que debería haber explotado, no resultó herida. No, eso no era lo único.

 

Agniera: “T- Tu”

 

La capucha que tenía voló a lo lejos, su pelo negro fue visible...... y entonces una cara reconocible apareció.

Mientras sentía sorpresa y deleite, Agniera alzó la voz.

 

Agniera: “Ku, ...... Kuhahahah! ¡Esto es lo mejor! ¡El hecho de que tu regresaste !!”

 

Agitando su alabarda en llamas, Agniera fue a rebanar a Yuu mientras reía.

Mientras esquivaba ese ataque que fue disparado a la velocidad de un dios, Yuu hizo una vez más una acción de golpear su pulgar.

 

Agniera: “Eso no funcionará una segunda vez, ¿sabes?”

 

Agniera movió la alabarda con movimientos rápidos y bloqueó fácilmente la bala invisible con el mango.

 

Yuu: “Kuh ... ¡Para que el Borrador Invisible en el que trabaje desde mi graduación de la escuela secundaria hasta mi entrada en la escuela secundaria, así como hasta el momento de mi invocación no tenga ningún efecto ......!!”

Agniera: “¡Como si me pudieran detener con un truco tan barato!”

 

Mientras Agniera pisoteaba el suelo con sus largas piernas, haciendo explotar el suelo, pilares de las llamas brotaron en la zona.

 

Yuu: “Por qué tú…!”

 

Hacia Yuu, que se había alejado un poco para escapar de los pilares de llamas que aparecían al azar, la llama de Agniera se acercó.

 

Yuu: “¿¡Elemental!? Tú, ¿en serio estas tratando de matarme ?!”

Agniera: “¿No es eso natural? ... ¿Cuántos años piensas que he estado esperado?”

 

Yuu, que rápidamente sacó la espada de cristal y se defendió contra el ataque de Agniera, levantó su voz sorprendido.

Su piel roja, sus cabellos parpadeantes como llamas, su cuerpo desnudo envuelto en llamas, Agniera manipuló hábilmente la alabarda, y, para no dar a Yuu la oportunidad de atacar, se cetro en ataques continuos.

 

Yuu: (Tsk ......... así que no puedo permanecer siendo egoísta, uh.)

 

Mientras sólo se defendía contra los ataques de Agniera, Yuu, que no pudo encontrar ningún medio de escape, hizo un gran clic de su lengua.

 

Agniera: “¡Estos tres años, solo he pensado matarte, solo matarte a tal grado en que no podía soportarlo!...... Si no haces un esfuerzo serio, será desagradable.”

 

Las dos alabardas se unieron en uno y se convirtieron en un hacha de llama enorme.

 

Yuu: “...!?”

Agniera: “No sé por qué no te estás poniendo serio, pero ...... si no te vas a poner en serio, solo tengo que hacer que lo hagas.”

 

Saltando alto, torciendo su cuerpo en el aire, ella mostró una postura de lanzar.

 

Agniera: “¡Ve y explota, completamente...... [Gehenna Flame]!”

 

Era una llama que convertía todo en cenizas y polvo.

Un ataque que podía destruir un país en un solo intento, fue lanzado en esta tierra baldía.

 

Yuu: “............ Que fastidio, supongo que una vida tranquila era realmente imposible para mí uh”

 

Yuu, puso una sonrisa torcida mezclada con un suspiro, coloco su mano en el cielo. Como si algo estuviera allí, como si algo estuviera llegando allí, extendió la palma de su mano.

 

Yuu: “Deseo del alma”

 

El campo de batalla estaba envuelto en una deslumbrante aurora.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Calendario de St. Lonvaldia, año 146.

Terreno del Amatel, Segundo Adviento, Desierto de Glard.

 

Este año, se dijo que el desierto de Glard seguiría siendo el primer punto de la leyenda para la gran batalla que ocurrió.

 

“Guerra de Intercepción de la Tierra de Glardos”

 

Los 300,000 del ejercito del Señor Demonio contra los 100,000 de las Fuerzas Aliadas que estaban compuestos con el Reino Luxeria como líder, varios países comenzando con la nación militar más grande del continente Valanshell y el gran país mágico Leezelion, así como la Unión de Pueblos Mercenarios y sus respectivas ciudades.

 

A pesar de que fueron acorralados en una dura batalla por el enemigo que empezó al principio cruzando puños con poseedores de rango de la corte.

La combinación del Hero Kaito y el Caballero del Cielo Azul Leonheart creo un frente unido y aplastó espléndidamente al General de clase Duque: la Hoz del Viento, Wintos.

Eso cambió fuertemente el estado de la guerra.

 

Detrás de escenas, lejos de los esfuerzos del héroe y del caballero sagrado, las cortinas se levantaron aquí también para presenciar la leyenda del hombre misterioso al que se llamó el ejecutor de la oscuridad.

No conociendo nada más que características externas cono el uso de una espada de dos partes y estando totalmente vestido con ropa negra, corrió a través del campo de batalla con la velocidad de un huracán, y viendo su figura enterrar al enemigo como una tormenta, todos los que Estaban junto con él en el campo de batalla lo llamaron:

 

[Aquel que Trae la Tormenta]

 

Se dice que al mismo tiempo que el Héroe y el Caballero Sagrado derrotaron a Wintos, el solo aplastó al General Martillo de Roca, Terakio, que era conocido por tener el mismo rango que Wintos.

 

También, en esta guerra, se confirmó la entrada del Cuarto General de la Espada.

Fue aquella que la Santa Fe de Ulquiorra dio el apodo de “Agniera la Condenada”.

Sin embargo, inmediatamente después de su entrada, ella se retiró. No, no podría llamarse retiro.

 

Agniera la Condenada fue derrotada por el Héroe Anterior, que apareció junto con una aurora y estaba vestido con una armadura blanca.

El gran hombre que una vez salvó el mundo. El espadachín más fuerte que repelió al Señor Demonio. Se dijo que, con la entrada del Héroe Anterior, Agniera lo desafió y se retiró sin poder poner una mano o un pie sobre él.

 

A pesar de que se sabe que había venido corriendo por el bien de Sylvia Loto Sheriotto Leezerion, con quien había una vez compartió alegrías y tristezas, sus verdaderos motivos no se pueden decir con seguridad.

 

Habiendo perdido a dos pilares de los Seis Generales de la Espada que eran la cumbre del ejército del señor del demonio, la corte clasificó a las clases sincronizadas entre sí y se retiró, y el ejército del señor del demonio formado solamente por monstruos fue exterminado por las fuerzas aliadas.

 

Las fuerzas aliadas tuvieron víctimas que superaron los 30.000, pero, aunque fueron los que más bajas sufrieron, obtuvieron una victoria que fue suficiente para ser considerada un logro brillante.

 

[Un fragmento del “Santo Tilialuri y el Héroe Negro”, Capítulo de las Reuniones, Sección 7]