Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 141: Comienza el alboroto en la piscina




Manual




¿Tal vez todos los presentes parecían estar bastante entusiasmados con la piscina? después de que todos se cambiaron en un abrir y cerrar de ojos, se alinearon frente a la piscina que Felmenia hizo por sí misma.

 

En orden de derecha a izquierda, Felmenia llevaba puesto algo como un bikini, del tipo que tenía divididas las partes superior e inferior. Era un traje de baño que enfatizaba las partes de su cuerpo que sobresalían.

 

Lefille también llevaba un traje de baño separado estilo bikini, pero para ponerlo en términos del mundo de Suimei, era uno del tipo deportivo. Y tal vez porque ella estaría metiéndose en el agua, su habitual coleta fue levantada.

 

Hatsumi estaba vestida como si estuviera disfrutando plenamente de una playa privada en un país del sur, tenía una flor decorativa en el pelo y vestía algo parecido a un pareo. Su elección fue algo más elegante.

 

Liliana llevaba un lindo traje de baño con volantes, y quien sabe de dónde lo había encontrado, pero tenía algo como un gorro de baño. Por supuesto, como ella había recogido sus colas gemelas, esta era una ocasión rara en la que tenía su cabello hacia abajo. Y lo que más destacó de ella fue el flotador de dona hecho de cuero que se apretaba alrededor de su cintura.

 

Suimei: “Liliana, eso.”

 

Usando shorts de playa con un patrón extraño en ellos, Suimei señaló el flotador, y Liliana desvió sus ojos.

 

Liliana: “Yo, um, la natación no es, realmente mi especialidad, entonces”.

Suimei: “... Así que no sabes nadar”.

Liliana: “Yo-yo dije que simplemente no es mi especialidad!”

Suimei: “Si simplemente no es tu especialidad, entonces no necesitas el flotador, ¿verdad? Al menos puedes nadar, ¿verdad? ¿Hm?”

Liliana: “Esto es solo el medio de seguridad necesario en caso de que necesite evadir una situación peligrosa, ¡no hay absolutamente ningún significado más allá de eso!”

Suimei: “Hooou”

Liliana: “¡¡Es verdad!!”

 

Como Suimei parecía que no le creía en absoluto, Liliana se puso de un rojo brillante y se hinchó al tiempo que lo negó desesperadamente. Al ver su intercambio de principio a fin, Hatsumi habló como si no pudiera ver más.

 

Hatsumi: “¿Qué ganas metiéndote con una niña pequeña...?”

Suimei: “Aaaah, de alguna manera, yo lo hice involuntariamente, ¿verdad?”

 

Probablemente estaba sonriendo demasiado, pero no pudo evitarlo porque ella era linda.

 

Liliana: “... Recordare esto más tarde.”

 

Cuando se dio cuenta, había un aura negra parpadeando detrás de Liliana. Probablemente estaba bastante amargada por no poder nadar. Cuando el poder mágico comenzó a hincharse, la piel de Suimei comenzó a picar un poco.

 

Esto era ácido psíquico. La prueba de la manifestación del poder mágico de Liliana. Solo por esa pequeña broma, ella estaba completamente lista para ir a la guerra. Al ver eso, Hatsumi le susurró a Suimei.

 

Hatsumi: “Oye, Suimei, a este ritmo, ¿no serás maldecido por Liliana-chan?”

Suimei: “Eso no es gracioso, en serio ...”

Hatsumi: “Pero tú sabes...”

 

Cuando él la miró, como era de esperar, su entorno estaba completamente negro. Fue una alucinación visual de un rencor que parecía un barro oscuro, y mientras los dos temblaban por la ira de la niña, Felmenia lo interrumpió.

 

Felmenia: “L-lo que es más importante, nuestros preparativos están listos, ¡así que vamos!”

 

Liliana estaba de mal humor, pero dejando eso de lado, la piscina ya estaba abierta. Como era de esperar, las chicas parecían tener ganas de jugar en la piscina, y entraron en el tanque de agua pura. Felmenia usó la magia para saltar. En completo contraste, Lefille y Hatsumi se sentaron en el borde y se acomodaron tranquilamente. En cuanto a Liliana, tal vez porque sabía que la base era bastante profunda, entró tímidamente mientras se aseguraba de que su flotador estuviera asegurado.

 

Felmenia: “Fuhaa! ¡Se siente bien sumergirse en el agua durante el verano!”

Lefille: “Tienes razón. De vez en cuando este tipo de cosas es agradable. Todo gracias a Felmenia-jou “.

Hatsumi: “Nunca pensé que terminaría usando un traje de baño y metiéndome en una piscina en otro mundo”.

Liliana: “Como pensé, mis pies, no puedo, alcanzar ...”

 

A medida que cada uno de ellos daba sus impresiones, comenzaron a moverse y acostumbrarse al agua.

 

Al verlas entrar, Suimei metió el pie en la piscina ...

 

Suimei: “Oh, es sorprendentemente frío eh ...”

 

Precisamente debido al calor, pensó que el agua habría estado algo caliente, pero tenía una temperatura mucho más fresca, adecuada para enfriarse, de lo que él pensaba que sería y se sintió bastante bien. Cuando miró más de cerca, había un círculo mágico dibujado en el fondo de la piscina, y comprendió que era el responsable de mantener la temperatura del agua de la piscina.

 

Además de eso, el agua que llenaba el gran tanque de agua no era agua de lluvia, sino agua limpia creada con magia. Debido a eso, a diferencia de una piscina regular, no había necesidad de agregar agentes como el cloro, el agua no tenía ningún indicio de impurezas y estaba perfectamente clara. La superficie del agua que reflejaba la luz del sol brillaba intensamente.

 

Se sentía mucho mejor de lo que pensaba. Admirando la meticulosidad de Felmenia, ya que había sido prudente para agregar toques incluso a los detalles más finos, Suimei tomó una posición en el borde de la piscina y comenzó a usar la magia para crearse un asiento.

 

Mientras lo hacía, las chicas pasaban el tiempo nadando o simplemente flotando allí.

 

Felmenia: “¿Cómo es todo el mundo? ¡La piscina que hice!”

Lefille: “Aah, esto es lo mejor para alejarse del calor del verano. Sinceramente, también estaba bastante molesta con este calor. Gracias, Felmenia-jou “.

Felmenia: “Como pensé, ¿este calor es duro para ti, Lefille?”

Lefille: “Nací y crecí en Noshias, después de todo. No estoy acostumbrada al calor”.

Felmenia: “Fufufu ... Así que fue la elección correcta hacer la piscina. Hagamos una todos los veranos”.

 

Cuando Felmenia tomó la determinación de hacer de la piscina una característica estándar del verano, Hatsumi se dirigió a Suimei.

 

Hatsumi: “Así que incluso puedes hacer este tipo de cosas con magia eh. Que conveniente. Hey Suimei. Cuando volvamos, ¿por qué no haces uno en el jardín de la casa?”

Suimei: “Soy un mago, no un maldito contratista”.

Hatsumi: “¿Qué tal: ¿Yakagi Contratista Público, o Construcciones Yakagi? Si el negocio familiar no funciona, ¿no es mejor tener un trabajo secundario?”

Suimei: “Que demonios crees que es un linaje de magos que han continuado por generaciones ...”

 

Estaban teniendo ese intercambio, pero Suimei no estaba nadando.

 

Para Suimei, el hecho de que existiera la piscina era, en cierto sentido, el cielo ... Pero, parecía que el cielo tenía una pobre afinidad con los magos.

 

Suimei: “De alguna manera, me siento fuera de lugar ...”

 

Tal vez porque era el único hombre presente, o tal vez porque no tenía experiencia en este tipo de experiencia con las chicas, se sentía así. Aunque dijo eso, la razón por la que no se fue es porque estaba feliz. Era un chico después de todo. Además de eso, todas las presentes son unas bellezas.

 

Además, mientras charlaban, nadaban y saltaban en el agua, todo tipo de cosas se balanceaban, y él podía ver todo tipo de cosas cuando se inclinaban, para un chico era la mejor escena.

 

Y Suimei tenía un monopolio sobre tal escena. Si él decía que no podía soportarlo y se iba, los hombres del mundo probablemente lo matarían por celos.

 

Después de mirar una vez más, las chicas que se habían estado divirtiendo mientras nadaban alrededor empezaban a emocionarse por otra cosa.

 

Por alguna razón, Felmenia estaba haciendo una postura imponente en el borde del tanque de agua, y empujó su dedo hacia Lefille, quien se levantó de la superficie del agua.

 

Felmenia: “Lefille, ¡te desafío a un duelo justo!”

Lefille: “Fumu, ¿un encuentro conmigo?”

Felmenia: “¡Así es! ¡En esta agua, será una lucha sin espadas ni magia!”

 

Al escuchar esa declaración, Lefille respondió con una sonrisa intrépida como si aceptara.

 

Lefille: “Interesante, muy bien”.

 

Las dos comenzaron a crear una distancia entre ellas. Felmenia saltó a la piscina desde el borde y se alejó, mientras que Lefille comenzó a moverse hacia Suimei.

 

Cuando ella apartó el agua y llegó al lado de Suimei, él la llamó en un tono sin espíritu.

 

Suimei: “¿Está bien ~?”

Lefille: “Si ella me ha desafiado, no hay forma de que yo pueda negarme. Las batallas son el medio de sustento para una espadachina”.

Suimei: “El medio sustento dices ... O más bien, ¿qué estáis planeando hacer ...?”

 

Ese fue el punto principal de sus sospechas. En primer lugar, no podía entender qué tipo de encuentro iban a tener dentro de una piscina. En una piscina, un encuentro normalmente implicaría nadar, pero como se estaban distanciando la una de la otra, no parecía que iban a nadar ni nada.

 

Felmenia: “¿¡Me escuchas!? ¡El ganador será la última en pie y que todavía tenga su mitad superior sobre la superficie del agua!”

Lefille: “Aah, lo entiendo”.

Suimei: “¡No lo entiendas! ¿Por qué es un encuentro tan violento? ¡¿No es eso extraño?!”

 

A medida que la conversación avanzaba, Suimei no dudó en lanzar una broma. Y luego Felmenia y Lefille hicieron una curiosa expresión mientras lo miraban.

 

Felmenia: “Suimei-dono, ¿no es un encuentro ese tipo de cosas?”

Lefille: “Eso es correcto ¿no? ¿Qué es lo que estás diciendo? Como alguien que vive peleando, Suimei-kun también debería entenderlo, ¿verdad? Una pelea es algo que termina cuando solo queda una persona en pie”.

Suimei: “¡No no no no! No lo entiendo ¿Qué quieres decir con una pelea? ¡¿Qué están tratando de comenzar ustedes dos?!”

 

A medida que la atmósfera comenzó a agitarse, Suimei comenzó a entrar en pánico cuando las interrogó. En cuanto a las dos chicas ...

 

Felmenia: “Es una pelea que no puedo perder”.

Lefille: “Asi es. Es una pelea con el orgullo de una mujer en juego”.

Suimei: “Eeeh ...?”

 

El desconcierto y el gemido de Suimei no llegaron a ellas. Y sin obtener una respuesta sobre qué tipo de orgullo estaba en juego dentro de un grupo, sus preparativos para la batalla ya habían terminado y comenzaron a actuar ...

 

Felmenia: “Aquí voy...”

 

Sin señal para indicar el comienzo, Felmenia comenzó a acumular poder mágico. Las ondas subieron a la superficie del agua, y en poco tiempo nació una ola y la piscina comenzó a ondular en gran medida. Y como si actuara en concierto con eso, Lefille también comenzó a reunir su propio poder.

 

Lefille: “Oh espíritus. Conviértete en mi guardián”

 

La doncella del santuario llamó al viento rojo para poder usar el poder de los espíritus. El viento en el área se tornó carmesí profundo y comenzó a moverse, y al mismo tiempo, la superficie del agua estaba ondeando debido al viento en oposición a Felmenia.

 

Justo en el centro de la piscina, las olas ondulantes chocaron una con otra. Las olas se rompieron y se convirtieron en una salpicadura blanca cuando se dispersaron, y el aire se llenó de una fuerte presión. Un ambiente como una tempestad se extendía sobre el espacio abierto en ese día soleado.

 

--Sería malo dejarlas continuar, perdería completamente el tiempo para relajarse que finalmente tenían. Mientras pensaba en eso, Suimei cambió su enfoque hacia los otros dos que deberían haber estado de su lado para detener un acto tan bárbaro.

 

Sin embargo-

 

Hatsumi: “Hey Liliana-chan, ¿de qué lado crees que ganará?”

Liliana: “Hasta ahora, habría sido Lefille, pero de lo que hablamos antes, sobre el horno de maná, Felmenia también se ha vuelto bastante fuerte. No sé cuál ganará ...”

Hatsumi: “...”

 

Para cuando los miró, ya era demasiado tarde. Más bien, ya estaban analizando la pelea y estaban completamente en el estado de ánimo de espectador.

 

Ya no había más aliados presentes que lo ayudaran a detener la pelea. Había uno más cerca, pero esa fue convertida en papilla por los gatos, por lo que no sería de ninguna ayuda. Habiendo sido bastante astuta, se retiró a una distancia segura junto con los gatos sin que Suimei se diera cuenta.

 

Y así, comenzó la batalla entre Felmenia y Lefille. Tal vez porque Felmenia comenzó a reunir su mana primero, ella dio el primer movimiento. Reunió el poder mágico en su mano, ella hábilmente retorció el agua a su alrededor.

 

Felmenia: “¡Aquí voy! ¡Ahí!”

 

Junto con un grito, ella disparó el agua hacia Lefille. La corriente de agua que se había torcido en un vórtice se extendía como una serpiente mientras se dirigía hacia Lefille. Por otro lado, Lefille usó el poder de los espíritus para defenderse.

 

La ola de agua fue obstruida por una pared de viento. Sin embargo, los poderes comenzaron a luchar por la supremacía. Quizás fue porque la ubicación actual estaba llena de humedad y usó la chispa de poder mágico para convertir la situación en ese desarrollo inexplicable.

 

Suimei: “Como de costumbre, es un poder completamente inexplicable eh ...”

 

El ataque de Felmenia fue mágico, por lo que al menos entendió el principio detrás de él. Pero el poder que Lefille usó para oponerse era completamente misterioso. Él ya había establecido que la fuente de su poder era el poder de los espíritus, sus hechizos ni siquiera tenían un 'comando simple', y mucho menos usarlo para atacar, incluso podía hacer un escudo o algún tipo de apoyo. Su absoluta versatilidad dejó a Suimei con los ojos muy abiertos, y además de eso, era extremadamente poderoso. Incluso desde los ojos de un mago, tenía un impulso a tal grado de que era imposible dejar de lamentarse diciendo que era injusto y una trampa.

 

Sin embargo-

 

Felmenia: “HAAAAAAAAAAAAAA!”

Lefille: “Ku, eso es algo de presión fuerte ... Así que esto se refieren con ‘aumentar la producción’, eh ...”

 

Incluso con el muro defensivo hecho con el poder de los espíritus, el hechizo de Felmenia parecía estar empujándola hacia atrás, y Lefille gimió en voz baja. Como era de esperar, las habilidades de Felmenia no debían ser ignoradas. Cuando una vez más tuvo una idea de sus verdaderas habilidades, en poco tiempo, parecía que el hechizo de agua había terminado, y Lefille fue capaz de soportarlo espléndidamente.

 

Felmenia: “Como uno esperaría de Lefille. Sin embargo, todavía me quedan más cosas por hacer”.

Lefille: “El intervalo entre hechizos es corto ...”

Felmenia: “¡Así es! ¡He llegado a un nivel superior!”

Lefille: “Sin embargo, ¡¡no voy a pararme de pie sin hacer nada!!”

 

Cuando Lefille lanzó una frase galante, Suimei se preguntaba qué planeaba hacer. Y mientras pensaba en eso, Suimei fue agarrado de repente por la nuca ...

 

Suimei: “¡Gueh!”

 

Y cuando se dio cuenta, estaba haciendo un extraño sonido como una rana aplastada.

 

Eso fue porque Lefille lo agarró del cuello y lo empujó hacia Felmenia.

 

Lefille “Fufu ... Es desafortunado para ti, Felmenia-jou. Tengo a Suimei-kun en este lado”.

Suimei: “¿Qué quieres decir con este lado? Oi ¡Me estás utilizando como escudo!”

 

Suimei luchó y se retorció, pero estaba firmemente sujetado y no podía escapar. Ya fuera la fuerza pura o el favor de los espíritus, Lefille tenía el poder suficiente para empuñar una espada enorme. Ser capaz de agarrar el mango de una espada con una mano mientras se manipulaba con la otra era fundamental para una espadachina, por lo que su fuerza de agarre era proporcional a ese requisito.

 

Lefille: “No, no eres un escudo, absolutamente no”.

Suimei: “Entonces, ¿qué demonios soy?” ¿Un rehén? ¿Soy un rehén?”

Lefille: “Eres un caballero confiable que me protege”.

Suimei: “¿Qué tipo de caballero es tomado por el cuello y empujado hacia adelante?”

 

Antes de ser un caballero o cualquier otra cosa, Suimei era un mago. En cualquier caso, hablando de Felmenia que se enfrentó a esta situación.

 

Felmenia: “¡Waaa, ¿Lefille que se supone que estás haciendo? ¡Es muy cobarde usar a Suimei-dono como escudo...!”

 

Después de eso sonó una voz de canto, y en un instante Felmenia ya se había preparado para liberar su magia.

 

Suimei: “Hoye tú, ¿qué es lo que pretendes hacer?”

Felmenia: “Suimei-dono, lo ciento. Desafortunadamente mi magia ya está en la etapa de activación”

Suimei: “Mentirosa!!”

 

La magia de Suimei fue lanzada en sincronización con el grito de Suimei. Ante la magia que volaba Suimei inmediatamente activo magia de defenza, pero no sirvió de nada.

 

Felmenia: “Ku, Suimei-dono. Realmente lo ciento, yo me encargare de recoger tus huesos…”

Suimei: “Nada de ‘Yo recogeré tus huesos’! estas tratado de generarlo demasiado proactivamente.”

 

Cambiando el tema de mesiado descaradamente Felmenia se dirigió a Lefille,

 

Felmenia: “Le-Lefille! Usando ese tipo de mano, ¿no te parece vergonzoso?”

Suimei: “Tuuu, eso fue demasiado descarado”

Lefille: “Fufu, una batalla es algo donde usas todo lo que tienes a mano. Felmenia-jou, tal como tu usaste el agua de la piscina, todo lo que yo hice fue usar Suimei-kun”.

Suimei: “Oi! ¡Acabas de decir que me estás usando! ¿Cómo es esto un caballero? ¿¡Cómo!?”

 

Suimei estaba gritando, pero su voz no la alcanzaba. Parecía estar ignorándolo completamente a propósito, y la figura de su silbido allí era de odio.

 

En ese momento algo salpico agua desde la dirección contraria.

 

Liliana: “Ei”.

 

Lo que pudo escuchar, fue un tono infantil con poca inflexión. Mientras Felmenia era completamente incapaz de hacer nada, una ola ridículamente grande se estrelló contra ellos. Y la que lo hizo, fue Liliana, aún aferrada a su flotador.

 

Al recibir un ataque de una dirección inesperada, Lefille y su escudo, Suimei, no pudieron utilizar ninguna técnica y tomaron el ataque con toda su fuerza.

 

Lefille: “Upuu!”

Suimei: “¡Buhaaaaaa! ¡M-mi nariz! ¡El agua subió por mi nariz!”

 

Lefille no sufrió mucho daño, pero como ella usaba a Suimei como escudo, él tomó la ola directamente y una gran cantidad de agua fluyó por su boca y nariz

 

...Más bien, fue como si la oleada de agua estuviera completamente dirigida a Suimei.

 

Suimei: “Cof! Cof! ¡¿Qué demonios estás haciendo, Liliana?!”

 

Cuando Suimei gritó, Liliana adoptó una actitud indiferente.

 

Liliana: “Suimei. He dicho antes. Voy a recordarlo”.

Suimei: “¿Así que es tu venganza? ¡Eso es cruel!”

Liliana: “La venganza está conmigo. La victoria no se puede alcanzar, moviéndote por la emoción y conteniendo tu puño”.

 

Sin piedad, Liliana empujó su dedo hacia adelante y habló como si estuviera disparando una frase definitiva. En cuanto a Lefille, quien fue golpeada por el ataque al mismo tiempo ...

 

Lefille: “Ku, incluso usar a Suimei-kun como escudo no tuvo efecto eh ...”

Suimei: “Oi, de verdad me estabas usando como un escudo!”

Lefille: “... Ah”.

 

Cuando Lefille dijo sin querer, lo dejó pasar y una vez más comenzó a silbar. Al verla así, una vena apareció en la frente de Suimei, pero ...

 

Suimei: “Lefi, maldita sea ...”

Lefille: “L-Lily! ¡Este es el cambio! ¡Haaaaaaaaaa!”

 

Ignorando la ira de Suimei, Lefille comenzó a crear una esfera de agua sobre su palma.

 

Debe haber sido algo logrado con el poder de los espíritus. Y al ver esa esfera usando el poder de los espíritus, la cara de Suimei se puso rígida de sorpresa.

 

Suimei: “Oioi, ¿qué pasa con esa habilidad ...”

Lefille: “Fufufu ... ¿Estás sorprendido Suimei-kun? Esto es algo que guarde solo para un momento como este “.

 

‘¿Como que para un momento como este?’ Aunque Suimei quería hacer esa broma, Lefille tomó la pose de un jugador de waterpolo blandiendo una pelota antes de lanzarla. La bola y la mano de Lefille estaban conectadas por algún tipo de corriente de poder, y parecía completamente una bola de plasma que se sostenía por encima de su mano cuando comenzó a emitir sonidos que no eran característicos del agua. El agua incolora y transparente se volvió gradualmente roja, y luego ...

 

Lefille: “¡Aquí voy, Felmenia-jou! ¡Lili! ¡Prueben la bola roja de Ishaktney con su cuerpo!”

Suimei: “¡ESPEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEERA! ¡¡Si son golpeados por eso no saldrán ilesas!!”

 

Lo que lanzo Lefille fue sin duda una técnica asesina. Llena con el poder de los espíritus, la bola de agua se volvió roja. Al ver ese poder imposible ante sus ojos, su grito de pánico resonó en el aire.

 

Felmenia: “¡Lili! ¡Defensa!”

Liliana: “¡Entendido!”

 

Antes del ataque de Lefille, que parecía estar lleno con la intención de matar, Felmenia y Liliana comenzaron a construir juntas una formación defensiva. ¿A dónde se fue la fiesta en la piscina? Usando magia, levantaron un baluarte con todo su poder y esperaron la llegada del ataque.

 

Y en poco tiempo, la Bola Roja de Ishaktney o como se llame esa técnica asesina, colisionó con su poderoso baluarte mágico combinado. A medida que las poderosas energías se enfrentaban entre sí, tal vez debido al contraste con la luz intensa que emitían como resultado, el espacio abierto en la entrada de la residencia Yakagi parecía que se había oscurecido en la noche a pesar de ser la tarde. Y cayeron chispas. Un fuego sobre el agua era exactamente lo que parecía.

 

Cuando los dos intensos poderes compitieron despiadadamente entre sí, una sombra de repente se abalanzó.

 

Hatsumi: “¡Sei!”

 

Junto con un fuerte grito de espíritu, la bola de agua que chocaba con el baluarte defensivo fue cortada en dos. ¿Qué fue lo que pasó? Cuando la columna de agua se asentó y el vapor causado por el maná se dispersó, se reveló la identidad de esa sombra.

 

Y eso no era otro que Hatsumi, con su mano con la forma de una hoja empujada hacia adelante en una posición.

 

Hatsumi: “¿Todos ustedes planean ignorarme y jugar juntos? ¿No puedes hacer eso saben?”

Lefille: “¡Mu! Incluso Hatsumi-jou está participando en la guerra ... ¡Tres contra dos son cobardes!”

Suimei: “Oi! ¡No me incluyas casualmente en esto!”

 

Cuando Suimei gritó, Lefille hizo una expresión verdaderamente insatisfecha.

 

Lefille: “Muu, si no estás aquí, entonces estaré sola, ¿no?”

Suimei: “¡¿Está bien si se dividen en equipos con las personas que quieren hacerlo, no?”

 

En respuesta a Lefille haciendo pucheros con un tono hosco, Suimei gritó sin piedad. Se suponía que debían estar relajados, y, sin embargo, se convirtió en una batalla hasta los límites, francamente hablando, quería alejarse de todo.

 

Y entonces, Lefille de repente pensó en algo y acercó su cara a Suimei.

 

Suimei: “Qu-qué es?

Lefille: “... Entonces, ¿qué tal esto?”

 

―Gyuuuu.

 

Suimei: “¡Fu!”

 

En un instante, Lefille rodeó la espalda de Suimei y lo abrazó por detrás. Sintiendo una suave sensación golpeando su espalda, Suimei dejó escapar una extraña voz sin querer.

 

Por otro lado, hablando Hatsumi que vio cómo sucedió eso...

 

Felmenia: “¡¿Aaa, espera Lefille-san?”

 

Hatsumi levanto un grito que no era demasiado sobrio. Sin prestar atención, Lefille acercó su boca al oído de Suimei y, a pesar de ser un buen espíritu, le susurró como un malvado.

 

Lefille: “¿Qué te parece? Suimei-kun, eres mi aliado ¿verdad? ¿No me ayudarás?”

Suimei: “Ah, no, sí... Solo un poco, haré lo mejor que pueda por un poco, supongo ~, estoy empezando a sentirme así ...”

Lefille: “Si, como uno esperaría de Suimei-kun. Pensé que lo dirías desde el principio.”

 

Ante la tentación del diablo, Suimei cedió sin resistencia. Al escuchar esas palabras, Lefille lo soltó con satisfacción. Y hablando de los que estaban viendo eso ...

 

Felmenia: “Que cobarde ... es inescrupuloso! ¡Es el comportamiento completamente corrupto que uno no esperaría de la Doncella del Santuario de Alshuna que lleva el poder de los espíritus!”

Hatsumi: “Lefille-san! ¡E-e-e-e- eso va contra las reglas! A-Abrazarlo es ...”

 

Hatsumi estaba temblando con una mezcla de ira y otros sentimientos.

Su rostro se había vuelto de un rojo brillante.

 

Lefille: “No puedo permitirme perder aquí, después de todo. Haré todo lo que pueda”.

Felmenia: “¡Ku, pero tenemos a tres personas de nuestro lado!”

Lefille: “¡Pero, Felmenia-jou no puede levantar su mano contra Suimei-kun! Con eso su magia queda de lado”

Felmenia: “¡No, algún día tengo que sobrepasar esa barrera! ¡Es más, puedes usarlo de escudo todo lo que quieras!”

Suimei: “Tú, ¿Qué es lo que tienes en contra de mí?”

Felmenia: “Eso, eso es algo que puede hacer llorar al hablar de ello, y es algo que te puede hacer llorar de solo escucharlo…”

Suimei: “No hay tal cosa”

Felmenia: “Dejando eso de lado, mi oponente ser Lefille. En cuanto al compañero de Suimei-dono será aquel que acaba de jurar venganza…”

 

Diciendo eso, mientras se balanceaba arriba y abajo en el flotador al lado de Felmenia, Liliana avanzó y levantó su mano.

 

Liliana: “Suimee, prepárate! ¡Date cuenta, el resentimiento, que tengo por ser molestada!”

Suimei: “¿¡No acabas de vengarte por eso!? ¡¿El agua subió por mi nariz, sabes?!

Liliana: “¡Ese golpe no fue suficiente! ¡Es lo básico, pagar tres veces más! ¡Te enseñaré el miedo a ahogarte!”

Suimei: “¡Eso es un profundo resentimiento, oi!”

 

Al ver el deseo profundamente arraigado de venganza de Liliana, por alguna razón, la que simpatizaba con ella era Hatsumi.

 

Hatsumi: “¡Entonces, yo también!”

Suimei: “H-H-H-Hatsumi-san!? Espera, ¿tú también?”

Hatsumi: “¿No es mejor así? Con esto, la batalla de Felmenia-san y Lefille-san se volverá justa. Desde el principio, fue un encuentro justo entre ellas dos, ¿no?”

Suimei: “Si se trata de eso, entonces no tiene nada que ver con nosotros, ¿verdad?”

Hatsumi: “Pero entonces no tendremos nada que hacer”.

Suimei: “¡¿Puedes nadar, cierto?! ¡¿Es una piscina, sabes?”

Hatsumi_ “Pero sabes ~, todavía tengo rencor que me hayas guardado un secreto, ¿verdad?”

Suimei: “‘Verdad’ ¡Mi trasero! Maldición ... Aah Reiji, realmente eres un buen tipo después de todo ...”

 

Reafirmando la amabilidad de Reiji, Suimei fue tan lejos como para romper a llorar. Y sin esperar una señal de inicio, el pseudo corte de Hatsumi entró volando.

 

Hatsumi: “¡La Espada Fantasma de los Kurikara Dharani! ¡Visiones de óxido!”

 

Cuando Hatsumi giró su mano en forma de hoja hacia Suimei, la ilusión de un corte invisible apareció escondido bajo un chorro de agua. Era el fantasma desplegado por su agudo espíritu de lucha. Era una espada que desconcertaba los sentidos de su oponente, una espada fantasma. Esto fue lo que desconcertó a Lefille antes, y la obligó a luchar.

 

Suimei: “Mierda...”

 

El agudo parpadeo que vislumbró dentro de los huecos en el rocío de agua, no era el reflejo de la luz de una cuchilla, era una ilusión. Pero incluso sabiendo que era una ilusión, era la Espada Fantasma de los Kurikara Dharani. Debido a que era una de las técnicas de espada oculta entre los estilos más fuertes de Japón, no podía pensar en eso solo como una ilusión. Suimei tomó la prudencia y evadió con un gran margen. Y cuando se dio la vuelta al ruido repentino y fuerte detrás de él, pudo ver los efectos secundarios de algo que chocó con el borde del tanque de agua.

 

Suimei: “Eeek ....!”

Hatsumi: “¿Porque estás levantando una voz tan patética? Este tipo de cosas no es una habilidad increíble que debería ser tan aterradora, ¿no?”

Suimei: “Tú, ¿no se suponía que era una maldita ilusión? Más bien, si eso me golpeara, ¡¿no saldría con lesiones leves, sabes?! ¡No hagas tonterías incomprensibles con la mano en forma de cuchilla!”

Hatsumi: “Suimei es el único del que no quiero escuchar eso. De Verdad.”

 

Hatsumi una vez más cortó el agua y la envió volando con su mano. Esta vez el corte no tenía poder, pero era rápido y agudo, la cantidad de agua que salía volando también era bastante significativa, por lo que estaba en el nivel en el que dolería solo por el impacto, pero ...

 

Suimei: “¿¡Por qué todos están usando técnicas y magia de todos modos!?”

Hatsumi: “¿No es porque tienes poder que lo usas?”

Suimei: “¡Eso no es lo que quiero decir!”

Hatsumi: “Eh? ¿Está mal?”

Suimei: “Estamos aquí para relajarnos, no, ¿Haa?”

 

Cuando se dio cuenta, pudo sentir la presencia de maná bajo sus pies. Mirando hacia abajo, Liliana estaba usando su habilidad especial para cortar su presencia para acercarse sigilosamente y agarrar sus dos pies.

 

Liliana: “Bububugu, buubu.”

 

Cuando Liliana se sumergió bajo el agua, dejó salir el aire que tenía en la boca. No era otra cosa que una palabra clave para la magia.

 

―Según las reglas de la magia, a menos que se siguieran los procedimientos adecuados, era algo que no se activaría. No podía hacer la voz correcta en la situación actual, pero al parecer, pensó en eso con anticipación y realizó algunos ajustes.

 

Cuando Suimei tomó el Toque Negativo con sus pies, de repente ya no pudo poner fuerza en sus piernas, y su cuerpo se hundió en el agua.

 

Suimei: “Uguoooo ... Liliabufuubububu, uppu!”

Liliana: “Fuhaa ... La negligencia es un enemigo poderoso, Suimee”.

 

Liliana usó la magia para jalar su flotador hacia ella y se aferró a él mientras hablaba. Y luego ella le dirigió una sonrisa increíblemente encantadora mientras inclinaba la cabeza hacia un lado.

 

Liliana: “¿Qué pasa, Suimei? ¿Podría ser que no sabes nadar?”

 

Mientras sonreía ampliamente, ostentaba una exhibición de su carroza. Probablemente estaba planeando esto desde el principio. Fue una represalia por él acusándola de no poder nadar, nada más y nada menos.

 

Debido a que de repente se hundió, el agua una vez más entró en su nariz, pero, aun así, Suimei utilizó la magia con calma para deshacer el efecto del toque negativo, salió a la superficie y comenzó a toser.

 

Suimei: “Gehou ...! Haa, haa. Liliana ... Seguro que tienes una personalidad agradable, ¿no?”

Liliana: “No en realidad no.”

Suimei: “No te estoy alabando maldita sea.”

 

Liliana le envió a Suimei un pulgar hacia arriba con una expresión compuesta mientras él le gritaba. Y mientras estaban teniendo ese intercambio, Selphy parecía tener su atención atraída por el uso de la magia.

 

Selphy: “Parece que todos se están divirtiendo eh. Aunque parece que no deberíamos acercarnos a ellos. Parece peligroso después de todo”.

 

Mientras acariciaba a un gato, Selphy comenzó a hablar con los gatos. Como originalmente eran gatos salvajes, no les gustaban las repentinas caídas de temperatura y se mantenían alejados del tanque de agua, por lo que probablemente era una preocupación innecesaria de su parte.

 

La piscina ya había descendido en el caos, y cuando Suimei dirigió su atención a la otra batalla, parecían estar animándose a su manera.

 

Lefille: “¡Eres bastante buena, Felmenia-jou! ¿Es eso también debido a la adición de ese horno de maná?”

Felmenia: “¡Exactamente! Hasta ahora me he quedado atrás en cuanto a poder de fuego, ¡pero ya no me quedaré atrás de nadie!”

Lefille: “¡Interesante!”

Suimei: “¿¡Por qué ese lado se está desarrollando como una escena manga de sangre caliente !?”

 

Cuando Felmenia y Lefille alzaron sus voces galantemente, la lucha cambió a la siguiente marcha. Y durante esa lucha por la supremacía, Lefille adoptó repentinamente una postura diferente de la que había estado usando antes.

 

Lefille: “Si el encuentro no llega a una conclusión simplemente con el poder, entonces solo necesito buscar otra solución ... Dijiste que el lado que no pueda soportar más pierde ¿no?”

 

Al decir eso, Lefille levantó su brazo derecho hacia el cielo y formó su mano como una cuchilla. El viento rojo comenzó a enrollarse alrededor de esa mano. Mientras todos los que miraban pensaban que ella no lo haría, en ese instante, movió el brazo hacia abajo y desató el viento rojo.

 

Lefille: “¡Come esto!”

Felmenia: “¿Qué?” ¡Rápido!”

 

El viento rojo de Lefille obviamente se movía a la velocidad de un vendaval como lo haría un viento fuerte. El hecho de que el poderoso ataque golpeara el cuerpo de Felmenia era obvio para todos los que lo observaban, pero ...

 

Felmenia: “H-huh? ¿Pensé que me habían pegado?”

 

El viento rojo debería haber chocado con ella, pero no hubo impacto y Felmenia quedó completamente desconcertada. Mientras examinaba su propio cuerpo, ella repetía constantemente “¿Eh?” Nadie pudo decir lo que pasó. Y luego volvió a mirar a Lefille.

 

Lefille: “Fufufufufu ...”

 

Y Lefille se reía de forma escalofriante.

Cuando Lefille simplemente se quedó allí riendo sin decir nada, Felmenia la interrogó.

 

Felmenia: “Lefille, ¿qué fue eso ...?”

Lefille: “¿Ahora bien, me pregunto qué fue?”

Felmenia: “¡Por favor, deja de hacer una sonrisa tan malvada como Suimei-dono!”

Suimei: “Oi! ¡Tu! ¡No solo digas casualmente algo tan grosero! ¿Quién es el malvado?”

 

Cuando Suimei alzó la voz en señal de protesta, todos lo ignoraron como si fuera algo natural.

 

Lefille: “Bueno, dejando eso de lado. Felmenia-jou, no deberías moverte tanto, ¿sabes?”

Felmenia: “H-Haa? Lefille, ¿qué has dicho? ¡Haaaaa!”

 

Y justo cuando Felmenia la interrogaba aún más, su traje de baño se desabrochó suavemente y cayó a la superficie del agua.

 

Y luego, con un 'boing', o al menos con el suficiente vigor como para sentir que debería haber estado acompañado por un efecto de sonido, sus abundantes pechos se derramaron en el aire.

 

Suimei: “Buu !?”

 

Viendo eso justo ante sus ojos, Suimei escupió el agua en su boca. Por otro lado, habiendo perdido su capa superior de protección, Felmenia envolvió ambos brazos alrededor de su cuerpo en un intento de ocultarlos y se encorvó ligeramente. Naturalmente, ella no entendía por qué su traje de baño se deshizo.

 

Felmenia: “E-esto ... ¿Qué ...?”

Suimei: “¿No es obvio?”

 

Y lo que recibió Felmenia cuando murmuró en completo desconcierto, fue naturalmente la respuesta de Lefille.

 

Era obvio. Y como Felmenia no parecía darse cuenta de eso, la chica de cabello rojo sonrió.

 

Felmenia: “¿E-entonces ese viento rojo justo ahora?”

Lefille: “Exactamente. Usando el viento rojo, corté solo la parte frágil del traje de baño. Felmenia-jou, con esto, no puedes levantarte adecuadamente, ¿verdad?”

Felmenia: “L-Lefille hoy está cometiendo atrocidades una tras otra ... ¡Tengo dudas de que seas una Doncella del Santuario!”

Lefille: “Está bien actuar de manera un poco diferente cuando nos estamos relajando, ¿verdad? No es nada, esto es sólo una ligera burla. Alshuna también sonreiría sobre eso”.

 

Decir que en sí mismo era bastante inadecuado para una Doncella del Santuario. Hablando de las doncellas del santuario, la imagen por defecto que Suimei tenía de ellas era sagrada y elegante, pero en este momento Lefille no mostraba ninguna de esas cualidades.

 

Y mientras eso sucedía, Felmenia de repente pareció haber notado algo ...

 

Felmenia: “S-Suimei-dono!? ¿¡Qué estás mirando!? ¡Por favor no mires de esta manera!”

 

Suimei los había estado mirando constantemente y recibió una advertencia. Con un grito. El chico demasiado insensible, probablemente debido a su inexperiencia, comenzó a desmoronarse vergonzosamente.

 

Suimei: “Eh? Ah, no, um ...”

Lefille: “... Suimei-kun. No es bueno mirar fijamente a una chica desnuda, ¿sabes?”

Suimei: “¿Es eso algo que el culpable debería decir?”

 

En respuesta a Lefille, quien entrecerró los ojos mientras lo llamaba, Suimei levantó la voz en señal de protesta, sin embargo, la niña que era ciega de sus propios defectos no dejó que su postura de reproche se desmoronara y dejó escapar un suspiro como si estuviera asombrada. Siendo maltratado por los demás, Suimei, una vez más, dejó que su insatisfacción creciera, cuando de repente, un chorro de agua que llevaba una poderosa presión de agua asaltó su espalda.

 

Suimei: “Ugo!?”

 

Debido al poderoso golpe, Suimei cayó hacia el agua. Por supuesto, eso fue un ataque sorpresa desde atrás, y cuando se dio la vuelta, vio a Hatsumi con una expresión extremadamente severa.

 

Hatsumi: “Suimei! ¡Pervertido!”

 

A ello le ofendió que Suimei mirara la piel desnuda de Felmenia. Sin embargo, como Suimei no era el culpable, comenzó a poner excusas,

 

Suimei: “F-fue solo por casualidad! ¡Solo por casualidad, por casualidad lo vi!”

Hatsumi: “¡No mientas! ¡Estabas completamente mirando! ¡Idiota!”

Suimei: “B-b-b-pero, incluso si dices eso, ¡Buhaa!? ¿¡Qué es ahora!?”

 

Como Suimei estaba en una completa frustración, recibió otro ataque de agua desde el costado. Y en esa dirección ...

 

Lilian: “Soy yo. Bui. “

Suimei: “Has estado lo quieres desde hace un tiempo ...”

Liliana: “Fumu, fumu. Burlarse de Suimei, es divertido eh. Realmente puedo entender, el sentimiento de Lefille, de querer molestarte, todo el tiempo”.

Lefille: “¿Verdad?”

 

Como si se entendieran perfectamente, las dos se miraron con una sonrisa. Y mientras se estaba formando la alianza de burlas hacia Suimei, Suimei, quien recibía incesantemente ataques con su cuerpo y su mente ...

 

Suimei: “Maldita sea ... Ustedes realmente necesitan detenerse ...”

 

Interrumpiendo cuando las cosas se ponían bien y luego que Hatsumi y Liliana lo golpearan cada vez que mostraba una apertura, la paciencia de Suimei estaba comenzando a llegar a sus límites.

 

Al ver que Suimei estaba acumulando repentinamente maná de aspecto malvado, quizás habiendo percibido el peligro inminente, Hatsumi levantó la voz con precaución.

 

Hatsumi: “Liliana-chan! Suimei comenzó a romperse! ¡pon atención! Cuando él es así, ¡no sabes lo que terminará haciendo!”

Liliana: “¡Sí!”

Suimei: “¡No hables de la gente como si fueran una criatura peligrosa!”

 

Sin embargo, los dos no lo escucharon. ¿Cuántas veces ignoraron sus quejas ya? Sin tener tiempo para siquiera pensar en eso, el combo de Hatsumi Liliana comenzó a moverse caóticamente a pesar de estar bajo el agua.

 

Suimei: “Corren como plagas ...! En realidad, ¿por qué pueden moverse tan libremente en el agua? ¿¡No es extraño!?

Hatsumi: “Justo ahora, antes de que nos moviéramos, Felmenia-san lanzó magia sobre nosotros”.

Liliana: “Felmenia hizo la piscina, así que nuestros preparativos, son perfectos”.

 

Como cabría esperar de Felmenia, no hubo deslizamientos. Era torpe por lo que a veces se lastimaba, pero incluso con eso tenía un exceso de capacidad. Era tan meticulosa que la imagen de ella cayendo de bruces en el Castillo Real parecía completamente falsa,

 

Pero en cualquier caso ...

 

Suimei: “Ku ... A este ritmo será malo, eh ... No, si robo su libertad, ¡no habrá una pelea ni una mierda!”

 

Los especialistas en combate cuerpo a cuerpo se movían por debajo del agua y lo engañaban. Normalmente, cuando uno escuchaba algo así, era algo que temer, y lo que estaba sucediendo ante sus ojos era exactamente ese escenario. En esa incomprensible situación, Suimei estaba siendo atacado incesantemente.

 

Sin embargo, si no podían moverse, eventualmente dejarían de pelear. Cuando Suimei finalmente llegó a esa solución simple, inmediatamente tomó medidas para obstruir su movimiento.

 

Suimei: “―Oh humedad que se llena hasta el borde y rodea la periferia. Eres una serpiente y se le da el papel de cuerda. Oh cuerda que quema todo el libre albedrío. Cumple con tus principios y cumple ese papel prohibitivo”.

 

Los ataques incesantes habían sobrepasado los límites de la irritación de Suimei, y comenzó a usar magia seriamente. Como si flotara en el agua, un círculo mágico se expandió, y toda el agua que tocó se levantó sobre la superficie del agua y se enroscó en una cuerda.

 

Al ver eso, Hatsumi dejó de moverse en desconcierto.

 

Hatsumi: “Espera, ¿qué es eso? ¿Una cuerda de agua?”

Felmenia: “Esto ... no es bueno. Héroe Hatsumi. Rápido, evade ...”

Suimei: “¡Es demasiado tarde! ¡Come esto!”

 

Los numerosos tendones, como cuerdas de agua en el aire, se sumergieron bajo la superficie del agua. Y luego, robaron la libertad de Hatsumi y Liliana.

 

Hatsumi: “¿Estás bromeando, ¿verdad? ¿¡Se está endureciendo el agua dentro del agua!?”

Liliana: “En ese caso, haré algo, con magia”.

Suimei: “¡Es inútil! ¡Lili!”

 

Lo que de repente sonó, fue la voz de Felmenia. Aunque dio una advertencia, ya era demasiado tarde, y como si le respondiera, él comenzó a explicárselo audazmente.

 

Suimei: “―No puedes cortarlo eh. No, puedes cortar cualquier cosa que se pueda cortar. Pero...”

Felmenia: “¡Lili! ¡No tiene sentido, incluso si cortas el agua!”

Liliana: “Ah”

 

Sí, incluso si ella cortara el agua dentro del agua, era solo un esfuerzo inútil. Y al mismo tiempo que se dio cuenta de eso, fracasó en intentar hacerlo, y Liliana y Hatsumi fueron completamente atrapadas por la magia de Suimei sin tener la oportunidad de resistirse.

 

En poco tiempo, sus cuerpos fueron levantados fuera del agua por la cuerda de agua y fueron retenidas en el aire.

 

En cualquier caso, hablando de Suimei que inútilmente usó un hechizo tan intrincado, tal vez porque estaba satisfecho con su despliegue de magia exactamente como lo había pensado, comenzó a soltar una carcajada que no estaría fuera de lugar en absoluto. de un villano.

 

Suimei: “¡JAJAJA! ¿¡Que tal!? Ya no pueden moverse, ¿verdad? Con esto, ¿les apetece calmarse ya ...?

Hatsumi: “¡Pervertido! ¿Qué tipo de magia estás usando?”

Liliana: “Suimei, eres, lo peor ... estoy desilusionada”.

Suimei: “¿Ah?”

 

Suimei estaba confundido porque de repente estaba siendo evaluado como lo peor cuando pensaba que su estrategia era bastante buena. Era como si no se diera cuenta de que probablemente debería pensarlo desde la perspectiva de atar a las niñas con una cuerda, pero la principal crítica que tenían no parecía ser esa de todos modos.

 

Hatsumi: “¡Si vas a atarnos al menos atándonos normalmente! La cuerda esta, entrando, lugares extraños ...”

 

Hatsumi se puso de un color rojo brillante, y Liliana estaba temblando como si estuviera conteniendo todo. Cuando prestó atención, normalmente la cuerda no solo estaba enrollada alrededor de sus cuerpos, sino que para asegurarse de que no pudieran moverse, también estaba atando un lugar extraño. Como su escote, entre sus piernas, debajo de sus axilas, y la parte estrecha de sus espaldas. Después de finalmente darse cuenta de eso, Suimei inmediatamente desató su magia y trató de poner excusas.

 

Suimei: “N-no, no lo hice particularmente con esa intención, realmente ...”

Liliana: “¿Qué quieres decir con no tener esa intención ...”

Hatsumi: “Después de mirar los senos de Felmenia, ¡no quiero escucharlo de ti!”

Suimei: “Eso no está relacionado, ¿verdad?”

Hatsumi: “¿¡Lo estás negando!? La última vez también me miraste desnuda, ¿verdad?”

 

Y luego, Hatsumi lanzó un anuncio de bomba. En el instante en que lo admitió francamente, el aire en la atmósfera se enfrió de repente.

 

Liliana: “... Suimei, como pensé, eres, lo peor”.

Suimei: “Gufu!”

 

Y allí, el ataque más fuerte llegó volando, las palabras de una niña inocente. Esas palabras se clavaron en el corazón de Suimei como un cuchillo afilado, pero era inexcusable que ese fuera el único ataque dirigido hacia él.

 

El ambiente frío no era solo alrededor de donde estaban Suimei, Hatsumi y Liliana. Por supuesto, también se irradiaba desde donde estaban Felmenia y Lefille.

 

Lefille: “... Felmenia-jou. Llamemos a una tregua temporal. Debemos ir a castigar a Suimei-kun”.

Felmenia: “Entendido. Suimei-dono! ¡Prepárate! ¡Serás castigado!”

 

Y así todas se prepararon para darle una paliza Suimei.

 

Felmenia estaba reuniendo su poder mágico, Lefille estaba llamando al poder de los espíritus y recogiendo el viento rojo, Hatsumi estaba reuniendo su espíritu de lucha como espadachina, y ambas manos de Liliana estaban llenas hasta el borde con poder mágico para el toque negativo.

 

Al ser presionado en cuatro frentes, Suimei entró en pánico, y mientras retrocedía ...

 

Suimei: “Lo siento, lo siento, ¡lo siento! ¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!”

 

Al final, el enfrentamiento uno a uno entre Felmenia y Lefille, rebotó de un lugar a otro y se convirtió en un cuatro contra uno.

 

Estaban destinados a relajarse, pero para Suimei, todo eso se convirtió en agonía en un instante.