Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 140: Si se habla de eventos de verano… tiene que ser ese




Manual




 

 

Después de hablar con Reiji y reunirse con Hatsumi, Suimei salió del campo de batalla en el Imperio del norte y regresó a su base en la Capital Imperial.

 

Originalmente, después de regresar, planeaban ir inmediatamente a rescatar a Elliot, pero a petición de Reiji y Titania, esperara hasta que Reiji regrese y reporte a Christa, y ahora era cuestión de decidir qué hacer mientras tanto.

 

Felmenia y Liliana estaban haciendo uso de sus conexiones para recopilar información. En cuanto a Suimei, solo había una cosa que hacer ...

 

Suimei: “Ummmm, poniendo el círculo mágico transcrito aquí, y desmontando ese diagrama ...”

 

Y ese fue el objetivo principal por el el que abandonó el Castillo Real de Camellia, en primer lugar, el análisis del círculo de invocación del héroe y la creación del círculo mágico para regresar.

 

...Sin embargo, no fue como si el desarrollo del hechizo y del círculo mágico procedieran sin problemas.

 

Sí, en la actualidad, el progreso se había estancado.

 

Suimei: “Esta parte es así, cambia esa ecuación con la liturgia ... Aah, ya veo, eso no funcionará eh ...”

 

Tomando la información que había reunido muchos trozos de pergamino en su escritorio, los alineó en el piso mientras los movía mientras murmuraba “mal mal” y gimiendo. Su trabajo había llegado a un punto muerto total.

 

Suimei: “Va a ser malo si no regreso rápidamente, ¿verdad ...? No puedo quedarme atascado después de pasar por todo este camino...”

 

Suimei habló con una voz francamente impaciente. Sin embargo, la razón por la que Suimei tenía tanta prisa no era otra que el hecho de que la situación no era nada buena.

 

A pesar de derrotar al General Demonio y reducir el número de demonios, a la inversa, el número de enemigos terminó aumentando. Además, no eran más que oponentes formidables. Además del hombre espejismo, estaba Lishbaum, uno de los Diez que Cayo ante la Codicia, Kudrack ‘Ghost Hide’. Ambos eran magos que por encima de Suimei, era imposible evitar una batalla difícil. Dado que la posición del hombre espejismo aún es poco difusa, no podía estar seguro de él, pero Kudrack era alguien con quien tenía que ajustar cuentas. La situación se había deteriorado bastante hasta el punto en que no podía estar contento con el ‘status quo’.

 

Mientras Kudrack estuviera allí, no había duda alguna de que se interpondría en el camino de Suimei. Había mucho entre ellos.

 

Y si en ese momento, Suimei se quedaba como está ahora, era seguro que Suimei sería derrotado por él.

 

También era cierto que sus compañeros de su mundo no estaban con él, pero en la actualidad, Suimei se encontraba en una situación en la que no podía sacar toda su fuerza de la manera que quería.  Entre este mundo y el suyo, la existencia de las estrellas, la existencia de los espíritus, la distorsión del espacio, las venas del alma, debido a las diferencias en las condiciones relacionadas con esos elementos, no pudo sacar su poder al máximo. grado. Incluso el Cuerpo Astral de Suimei era solo una mera cáscara de su ser real porque las estrellas con las que interactuaba su magia no estaban allí, ni siquiera podía sacar la mitad de su poder real.

 

Y ese Cuerpo Astral era solo la punta del iceberg. Tempestad Psíquica, Puño Supremo, Lag Line Bells, La Maldición de Stella Maris y la Conversión Infinita del horno de maná. Todavía había muchas cosas que necesitaba y que no podía usar.

 

No sabía si sería capaz de sacarlos a todos con toda su fuerza después de regresar a su mundo. Sin embargo, en su mundo, había guías en las que podía confiar que se asomaron al abismo de la magia que no podría encontrar en este. Si les pedía que le enseñaran, probablemente podría encontrar una pista para resolver el problema o al menos encontrar un poder alternativo que pudiera usar.

 

Suimei: “... Realmente no me sienta bien tener que depender de otros”.

 

Para un mago de primera categoría, era natural resolver un problema que se les presentaba por su cuenta. Sin embargo, no tenía el tiempo de hacerlo. La situación se había vuelto mucho más apremiante de lo que él creía. Si se tomara su tiempo, era muy probable que, por no hablar de Reiji, todas las personas de este mundo terminaran siendo aniquiladas por Lishbaum.

 

En cualquier caso, antes de que pudiera resolver algo de eso, su primera prioridad era hacer algo con el hechizo para volver a su propio mundo.

 

Suimei: “Y que se supone que hago con esto ...”

 

A la mano, tenía los datos del círculo mágico usado para invocarlos al Reino Astel y la versión original y más antigua que encontró en la Alianza del Norte.

 

Usando eso, comparó su conocimiento de los hechizos de invocación dejados en este mundo junto con su propio conocimiento del espiritismo, y estaba creando un círculo mágico para regresar, pero ...

 

Suimei: (Solo una más, solo me falta una cosa más.)

 

Al ver el rompecabezas ante él falto de la pieza esencial, Suimei apretó los dientes. Comenzó a golpear sin querer su pie contra el suelo con irritación, y estaba comenzando a alcanzar los límites de su frustración.

 

Todo lo que le faltaba era la imagen mental. La forma que aprovechó su campo de visión de la magia manifestada. ¿Sería una deformación? ¿Una puerta que se abre? ¿Un agujero perforado? ¿O tal vez fue sólo teletransportación? Incapaz de lidiar con la forma de esa información, no pudo reafirmar esa última pieza.

 

Naturalmente, si él activara la magia a la fuerza definitivamente fallaría. Sin una forma, no era más que una teoría vacía. Mientras no pudiera imaginar la forma, se agregaría un componente desconocido, y el hechizo se volvería inestable y terminaría en un fallo crítico.

 

Si lo hiciera, no era difícil imaginar lo que sucedería. Al igual que ese experimento en Filadelfia, los fenómenos y eventos se contorsionarán y causarán un rebote de aire, y toda la calamidad caerá sobre el propio cuerpo de Suimei.

 

-- Una magia incompleta es lo mismo que la caja de Pandora.

 

Estas fueron las palabras de advertencia que el líder de la Sociedad, Nestahaim, le dio hace un tiempo. Suimei tenía la tendencia de apostar por un tiro largo cuando se encontraba en una situación desventajosa. Incluso en la lucha contra Eanru, trató de usar ‘Luz Infinita’. Debido a que se solía arriesgar con grandes apuestas, le dijeron esto.

 

Fueron palabras que se le dieron porque buscaría la esperanza de los misterios de la magia, usó un poder que estaba más allá de sus posibilidades y terminó recibiendo una calamidad con su propio cuerpo.

 

En ese caso, en el estado actual en el que era capaz de juzgar el bien del mal con calma, no había forma de que hiciera un movimiento.

 

Sin embargo, mientras el problema actual no se resolviera, era como si estuviera dentro de un túnel oscuro donde no podía ver la luz al final.

 

Suimei: “Aaaaah no puedo pensar en nada bueno! Todo es culpa de este maldito calor ...”

 

Lo que estaba perturbando el proceso de pensamiento de Suimei no era solo el problema en cuestión, sino también el clima. En el Imperio del norte, a pesar de ser solo el comienzo del verano, un calor agitado había llegado.

 

Especialmente después de bajar de la región montañosa, también se podría decir que el efecto se incrementó simplemente por la diferencia de temperatura. Pero, aun así, era muy molesto que la temperatura llegara repentinamente a alrededor de los treinta grados.

 

Mientras Suimei estaba agonizando por el calor, una voz lo llamó desde afuera de su habitación.

 

Felmenia: “Suimei-donooo, ahora es un buen momento?”

Suimei: “Aah, Felmenia ¿eh? Entra, ¿qué pasa? “

 

Cuando Suimei volvió a llamar a Felmenia, ella abrió la puerta en silencio.

 

Felmenia: “Disculpa, ¿cómo vas? ¿Has podido avanzar con la creación del círculo mágico?”

Suimei: “De ningún modo. Estoy bloqueado. Es un callejón sin salida”.

Felmenia: “Hou, eso no es propio de Suimei-dono”

Suimei: “¿A que te refieres con que no es propio de mí?’”

Felmenia: “No, bueno, me refiero a que siempre vas y pones una expresión fresca y genial… siempre y cuando se trate de magia”

Suimei: “Cuando se trata de Magia dices? ¿Qué es lo que quieres decir?”

Felmenia: “Me refiero a tu relación con las mujeres”

Suimei: “Ugh, ¿a quién le importan es ese tipo de cosas?”

Felmenia: “Cierto. Mas allá de eso me preocupan más las personas a las que hace sufrí Suimei-dono”

 

Dicho esto, Suimei no parecía particularmente molesto con Felmenia que estaba sonriendo de oreja a oreja.

 

Suimei: “La respuesta al hechizo no saldrá, y la liturgia es difícil, así que simplemente no funciona. También el concepto, ese destello de un rayo o esa imagen mental simplemente no surge ...”

Felmenia: “Entiendo que es difícil. Incluso en este mundo, no creo que nadie haya logrado crear un círculo mágico para regresar después de todo... Por cierto, ¿qué tipo de cosa es esta ‘imagen’ en el caso de una invocación?”

Suimei: “Es algo así como lo que atrae al fundamento. Un vacío... O no lo conseguirás con eso. Usar una imagen de este mundo, sería como crear una poderosa corriente con magia de viento que atrae con fuerza algo”.

Felmenia: “Entonces, ¿qué hay de la imagen opuesta a eso?”

Suimei: “No, eso no va a hacer. En el caso de la aspiración de aire el punto de llegada es estable. Cuando el aire es expulsado, se desplaza por todo el lugar y el punto de llegada se desordena. En ese caso, no podremos volver a la ubicación correcta”.

Felmenia: “Fuuumuuu. Entonces, ¿qué tal un túnel de este mundo a ese?”

Suimei: “En ese caso, siento que se atascará ... Mierda, como pensé, el vacío es el punto de la cuestión, ¿no es así?”

 

Recordando cuando fue convocado, la forma utilizada como referencia para el círculo de invocación del héroe se sentía como la de un vacío que reunía cosas, y esa era la fuente de las preocupaciones de Suimei. Una vez que pensó de esa manera, le fue difícil deshacerse de ese pensamiento, que le estaba causando grandes dolores.

 

Suimei dejó escapar un gran suspiro. Y mientras estaba dejando una atmósfera sombría, Felmenia aplaudió cuando un sonido encantador resonó en la habitación.

 

Felmenia: “Por cierto, Suimei-dono, ¿qué tal un cambio de ánimo? Si eliminas esos sentimientos sombríos, quizás puedas tener una buena idea, ¿no?”

Suimei: “Un cambio de humor eh. Ciertamente tienes un punto ... Pero ¿qué haremos?”

Felmenia: “Fufufu ... En cuanto a eso, tengo un plan”.

Suimei: “... H-haa. ¿Y de que se trata?”

 

Cuando Felmenia estaba haciendo una expresión un tanto espeluznante, Suimei la miró con suspicacia. Por otro lado, parecía que Felmenia estaba haciendo una sonrisa tan espeluznante a propósito, y en un cambio completo, la cambió a una brillante y animada.

 

Y luego, lo primero que sale de su boca ...

 

Felmenia: “¡El cambio de humor que me gustaría recomendar a Suimei-dono, es la piscina!”

Suimei: “Ah...?”

 

Y así, Felmenia Stingray anunció la repentina apertura de la piscina para la temporada de verano.

 

 

Ante la inesperada palabra que salió de la boca de Felmenia, Suimei se puso rígido por un instante, e inmediatamente se recuperó y reaccionó.

 

Suimei: “No, um, piscina, con eso, quieres decir, ¿UNA PISCINA?” ¿¡Esa!? ¿¡Aquella en el que tomas clases en la escuela durante el verano y te diviertes con tu familia, ¡¿Esa?!”

Felmenia: “¡Así es! ¡Antes de salir del campamento militar del norte, supe de ella de Io Kuzami-dono! ¡En el mundo de Suimei-dono, para evitar el calor del verano, todos entran intencionalmente en enormes contenedores de agua para enfriar sus cuerpos calientes juntos!”

Suimei: “Por favor, no hables de la mejor actividad de ocio del verano de una manera tan insípida ...”

 

Al escuchar el discurso contundente de Felmenia, Suimei sintió que no podía responder nada. Ciertamente le gustaría enfriar su cuerpo, pero la forma en que lo puso fue como saltar a un estanque congelado después de permanecer en una sauna.

 

Felmenia: “A pesar de ser el comienzo del verano, también tenemos este calor opresivo sobre nosotros, ¿qué te parece?”

Suimei: “¿Qué te parece? En primer lugar, ¿dónde vas a encontrar ese tipo de cosas?”

Felmenia: “Si salimos, lo veras. ¡Está bien vamos!”

 

Dicho esto, Felmenia tiró del brazo de Suimei con gran ánimo. Con una sonrisa alegre y encantadora, era como un niño pequeño que arrastra a su padre. Fue bastante lindo. A pesar de que Suimei no podía ver a dónde iba la situación, él dejó que ella lo arrastrara, y cuando salieron a la calle...

 

“HAAAAAAAAAH!”

“TEAAAAAAAAH!”

 

Una espada y una Katana estaban chocando. Y las espadachinas dejaban escapar sus gritos de guerra.

 

Suimei: “...”

 

En el otro lado de la puerta, se repetían incesantemente cortes. Al ver la escena completamente inesperada ante sus ojos, Suimei se quedó inmóvil, completamente estupefacto.

 

Lo que estaba sucediendo fuera de la entrada era obviamente un combate de espadas. Debido a que la habitación de Suimei estaba insonorizada, no puso escucharlas, pero los culpables de esos gritos de guerra eran Lefille y Hatsumi.

 

Como ambos conocían bien el camino de la espada, era una batalla ineludible.

 

Por un lado, había una enorme espada, por el otro, una larga Katana. Ambas eran armas que parecían inadecuadas para las chicas, pero cuando las dos las sostenían, se veía escandalosamente natural, y no se sentía fuera de lugar. Además, no hubo deficiencias en la forma en que las manejaron.

 

Por lo tanto, si uno se colocaba descuidadamente entre ellas, estaba garantizado que se convertirían en carne picada. Sí, este fue definitivamente el desbordante y violento sonido de una colisión entre el acero y el espíritu de lucha, un jardín de matanzas. La escena de sumergirse en agua fría que le recordaba a uno de verano no se podía encontrar sin importar dónde mirara.

 

Suimei: “... La piscina era solo una ilusión eh. Todo lo que veo es algo super peligroso. Como espadas, y espadas, y espadas, y espadas”.

Felmenia: “Eso está mal Suimei-dono! ¡Estás siendo demasiado apresurado! “Lefille y Hatsumi-sama solo están teniendo un combate, ¡la piscina está en otro lugar!”

 

Cuando Suimei dejó caer sus hombros y comenzó a gruñir con voz cansada, Felmenia enfatizó que la piscina sí existía. En cualquier caso, la pelea en el espacio abierto frente a la casa con espadas reales continuó. Lefille tomó una postura con su gran espada sobre su cabeza y, en respuesta, Hatsumi bajó su larga Katana al suelo. En poco tiempo, sin hacer ninguna señal entre sí, se movieron, y la entrada se llenó una vez más con la escena de cuchillas entrecruzadas.

 

“¡HAH!”

“SEI!”

 

Sonaron ruidosamente ruidosos ecos metálicos cuando la espada y la Katana se encontraron. Por un lado, Hatsumi se aseguró de que no fuera golpeada con su Katana, por el otro lado, Lefille estaba tratando de crear una abertura golpeando esa Katana con su espada. Y Lefille parecía haber ganado ese conflicto, ya que la Katana de Hatsumi tomó una trayectoria impensable y fue rechazada.

 

Sin embargo, Hatsumi era astuta. Ella no era la hija del cuarto asiento de la Espada de las Espadas solo de nombre. Desde esa trayectoria, ella hizo un hermoso movimiento en un instante para corregir su postura,

 

Hatsumi: “Hm, entonces, ¿qué tal esto?”

Lefille: “La Katana ...”

 

Los golpes de espada empezaron una vez más. Sin embargo, aunque el sonido del choque de metal había estado sonando hasta ahora, a la espada de Lefille le faltaba su marca. Podía ver la Katana con sus ojos, debería haber estado allí, pero incluso cuando trató de golpearla con su espada grande, no podía golpearla en absoluto.

 

Lefille: “¿Así que esta es tu técnica de espada?”

Hatsumi: “Bueno sí.”

 

Cuando Lefille se atormentó y distorsión su expresión, Hatsumi respondió con una sonrisa audaz.

 

La razón por la que las espadas parecían estar cruzándose entre sí, pero nunca se golpearon entre sí, fue debido a la técnica de la Espada Fantasma del Kurikara Dharani. Justo como el nombre de espada fantasma implicaba, se convirtió en una espada hechizante. Si uno confiara en su vista, sería engañado, y acabaría concentrándose en el lugar donde iba la hoja, simplemente, quedando atrapado por las verdades o falsedades de la técnica.

 

Para una espadachina del calibre de Lefille, era algo con lo que podía lidiar sin problemas, pero ...

 

Suimei: (¿Lefille no puede alcanzar esos golpes de espada?)

 

A Suimei le sorprendió que Hatsumi la estuviera llevando por donde quería. Las habilidades de Hatsumi también eran bastante altas, por lo que no era imposible, pero con el nivel de habilidad de Lefille, debería haber sido capaz de luchar más.

 

No, incluso si Hatsumi estaba fingiendo, todavía estaba guardando una mano para jugar, por lo que puede haber sido tan escandalosa.

 

Sin embargo, parecía muy superior a Lefille, y Hatsumi de repente anunció el final de su combate.

 

Hatsumi: “... Lefille-san. Terminemos con esto”.

Lefille: “...Sí.”

 

A pesar de tener el extremo marcado mientras se encuentra en una posición desventajosa, Lefille lo acepto silenciosamente. Normalmente, sería una escena en la que ella insistiría en continuar, pero el hecho de que no dijera nada significaba que estaba pensando en algo. Guardando su espada, ella cerró los ojos.

 

Y entonces, Hatsumi habló en tono de disculpa.

 

Hatsumi: “Lo siento. Simplemente se sintió desmotivado”.

Lefille: “¿De verdad? Yo creo que el espíritu de lucha de Hatsumi-jou se estaba desbordando ...”

Hatsumi: “Puede ser un poco grosero, pero, yo me refería a Lefille, ¿verdad?”

Lefille: “...”

 

Después de haberle señalado eso, Lefille se sintió un tanto abatida y cerró los ojos. Ella también debió haberlo pensado. Y viéndola así, Hatsumi comenzó a hablar mientras elegía palabras reservadas.

 

Hatsumi: “No puedo decirlo con seguridad, pero Lefille-san, siento que estás siendo impaciente”.

Lefille: “Impaciente ... ¿verdad?”

Hatsumi: “Es como si tus emociones estuvieran tomando el control. Es ese tipo de impresión. Por supuesto, no estoy criticando tus golpes de espada o tu poder, pero en esa lucha justo ahora, Lefille-san no me estaba mirando a mí”.

Lefille: “Eso es ... Mis disculpas. A pesar de que era nuestro combate tan esperado, mi espada estaba nublada”.

 

Su espada estaba nublada. La espada era como un espejo que reflejaba el corazón de un espadachín. Si tuvieran preocupaciones, la tormenta no se calmaría, y si tuvieran tristeza, no seguiría adelante. Si estaba impacientes, sus emociones correrían por delante de su espada y la espada se volvería insustancial.

 

Como pensó Suimei, la principal causa de esto sería el hecho de que se vio obligada a probar una cruel derrota en la batalla contra los demonios en el Imperio.

 

Suimei: “¿Estás bien? Como pensé, sobre lo que sucedió antes”.

Lefille: “... Lo sé. Lo sé, pero, después de todo ...

Suimei: “Lefille ...”

Lefille: “No pude ganar contra ese tipo. Pensé que me había vuelto más fuerte desde entonces, pero después de echar un vistazo adentro, terminó así ...”

 

Cuando Lefille filtró su aflicción, de repente se dio cuenta de algo y levantó la voz con nerviosismo mientras sacudía vigorosamente la cabeza.

 

Lefille: “- ¡No lo siento! ¡No puedo hacer una cara como esa!”

 

Intentando sacudir su humor sombrío, Lefille sonrió. Sin embargo, al final no fue más que una bravata. Eliminar sentimientos tan sombríos no era algo que pudiera hacerse a medias. La frustración de la derrota era algo que en realidad solo podía resolverse dedicándose a su arte y alcanzando la victoria.

 

Felmenia luego juntó las manos con fuerza para llamar la atención de todos.

 

Felmenia: “¡Eso es! Lefille también debería unirse a nosotros! ¡Dejarlo salir es algo que trae buenas ideas a la superficie!”

Lefille: “Felmenia-jou, pero ya sabes ...”

Felmenia: “No se puede evitar que esté en tu mente. Además, ¿no tenemos personas en las que podamos confiar a nuestro alrededor? Puede funcionar inesperadamente. Quiero decir, esta vez de alguna manera funcionó para mí también”.

 

Esas fueron probablemente las palabras que salieron porque antes estaba frustrada por su falta de poder. Sin embargo, el desencadenante para que ella se hiciera más fuerte fue su progresión de un mago a un mago, por lo que lo logró saltando sobre uno o dos pasos.

 

Una buena idea puede venir a la mente. Cuando uno quiere volverse más fuerte, ellos se vuelven más fuertes. Cuando Felmenia intentó eliminar esos sentimientos sombríos con tales pensamientos, Lefille mostró una expresión un tanto solitaria.

 

Lefille: “Tienes razón. Que solo te vuelvas más fuerte de esa manera, siento que Felmenia ... de alguna manera me dejaste atrás”.

Felmenia: “Eh, no, umm ...”

 

Si ella lo dijera así, entonces incluso Felmenia se sentiría perpleja. Quedando atrapada en el momento, sintió que terminó por herir los sentimientos de Lefille y estaba completamente nerviosa. Lefille hizo un cambio completo y dejó escapar una risa extraña.

 

Lefille: “Es una broma. Como de costumbre, Felmenia-jou tiene bastante lindas reacciones”.

Felmenia: “¡AAAAAAAAAAH! ¡¡Me engañaste!!”

 

Cuando Felmenia gritó mientras pisaba el suelo, Lefille una vez más dejó escapar una carcajada. E incluso entonces, Suimei sintió que podía ver sus ojos oscilar con tristeza, o tal vez solo era su imaginación.

 

Como se ofendió más de lo que se esperaba, Lefille comenzó a calmar a Felmenia, y Selphy, que había estado observando la pelea, de repente hizo una expresión seria y cortó la conversación.

 

Selphy: “Como pensé, Flama blanca-dono se hizo fuerte, ¿verdad?”

Felmenia: “Eh? Si bien. Más que antes, pero ...”

 

Felmenia habló como si no tuviera confianza en el hecho, pero Selphy no lo veía de esa manera. Probablemente lo sintió desde la atmósfera que desprendió como maga.

 

Y como era de esperar, mientras seguías hablando en tono serio ...

 

Selphy: “No. En este momento, puedo decir que Flama Blanca-dono es uno o dos niveles más alto que antes. Has ganado algo ... No, has llegado a una nueva etapa, ¿no es así?”

Felmenia: “Solo al reescribir un poco algunas de las funciones de mi cuerpo, mi salida ha aumentado. Más importante que eso, la fuerza es algo que sigue después, o cómo lo pongo ...”

 

Mientras a Felmenia le resultaba difícil expresarlo, Lefille la interrogó.

 

Lefille: “Fumu. Felmenia-jou Si todo lo que sucedió es que las cosas que puedes hacer han aumentado, ¿eso significa que solo te has vuelto más hábil?”

Felmenia: “No, para magos y hechiceros, eso se aplica al maná, pero para lograr un gran resultado, la salida es esencial. Desde el principio he tenido mucho poder mágico, pero para obtener resultados, la salida era demasiado lenta, por lo que, al tomar medidas para resolverlo, otras cosas en la superficie se mejoraron”.

Lefille: “Fumu ... Lily. ¿Qué te parece?

 

Mirando hacia un lado, Lefille llamó a Liliana, que había estado sentada en una silla en el espacio abierto mientras jugaba con los gatos. Dejando caer al gato que estaba en su regazo, se acercó tambaleándose.

 

Probablemente escuchó de lo que estaban hablando y, sin preguntar por los detalles detrás de esa pregunta, respondió de inmediato.

 

Liliana: “Sí. Como se esperaba, poder producir grandes resultados, es algo importante para un mago ... un mago”.

Lefille: “¿Es algo que se puede cambiar tan fácilmente?”

Lilian: “Felmenia es hábil, pero la velocidad con la que memoriza las cosas es rápida. Poniéndolo en pablaras más concretas, sería el poder de hacer frente y adaptarse. Para mí, solo puedo usar, magia oscura, así que siempre pienso en cosas, usándolas como base y los hechizos se parecen mucho a lo que usé antes. Pero en el caso de Felmenia, creo que ella puede ampliar el arsenal, a su disposición solo por pensar que quiere hacerlo”.

 

Probablemente ella tenía razón. Hasta ahora, estaba limitada por su capacidad de salida y de poder mágico, pero ahora que se había eliminado ese límite, podía manipular fácilmente el poder de varios elementos. Y como prueba de eso ...

 

Lefille: “Ya has perfeccionado los ocho elementos, ¿verdad?”

Felmenia: “Sí. Aprendí a llamar a los elementos con un enfoque diferente, por lo que puedo usarlos todos a mi gusto”.

Selphy: “¡¿Entonces Flama Blanca-dono es capaz de dominar todos los atributos ?!”

Felmenia: “Sí, bueno, así es como es”.

Selphy: “Ya veo, eso significa que ya rivalizas con el poder de los héroes de la salvación, ¿verdad ...?”

 

Y con una voz sorprendida, cercana a la admiración, Felmenia se sintió humilde. Al verla así, Suimei le habló a Selphy.

 

Suimei: “Aaah, no la elogies demasiado”.

Felmenia: “¡No ... no me estoy dejando llevar ni nada!”

Suimei: “Con esa cara no tienes ningún poder persuasivo...”

 

Como si se estuviera dejando llevar por completo, la cara de Felmenia estaba llena de sonrisas. Ella estaba extremadamente feliz de ser elogiada. Esa parte de ella realmente no había cambiado mucho desde que estaban en Camelia.

 

Y después de que la vieron así, Felmenia ocultó su vergüenza cambiando completamente el tema.

 

Felmenia: “M-más importante que eso! ¡La piscina!”

 

El primero en reaccionar a esa palabra, fue Hatsumi.

 

Hatsumi: “Ahora que lo mencionas, el plan era que todos entraran después de que termináramos, eh”.

Suimei: “¿Todos ustedes sabían?”

Hatsumi: “Sólo el Hikikomri no sabía”.

Suimei: “Ugu ...”

 

Cuando Hatsumi lo miró de reojo con una sonrisa, Suimei vaciló. Con eso, él no sabía si era bueno o malo que ella recuperara sus recuerdos y fuera capaz de tener estos intercambios amistosos de nuevo. Naturalmente, era bueno, pero no podía negar que era molesto.

 

En todo caso...

 

Felmenia: “¡Entonces, te mostraré la piscina! ¡Todo el mundo! ¡Por favor miren allí!”

 

Siguiendo las instrucciones de Felmenia, todos los presentes miraron en la dirección que ella señalaba. En un rincón de la entrada del callejón había un pedazo de tela ostentosamente grande.

 

Suimei: “¿Eso es?”

Felmenia: “¡Así es! ¡La piscina! ¡Entonces, me quitaré la tela!

 

Al juntarse con el grito enérgico de Felmenia, Liliana soltó un indiferente 'Ooou'. En poco tiempo, Felmenia invocó magia para crear una ráfaga de viento y enrolló la tela cuidadosamente en un bulto.

 

Y lo que se reveló fue un tanque de agua de piedra lo suficientemente grande como para monopolizar una esquina completa del espacio abierto y se instaló de tal manera que parecía hundirse en el suelo.

 

Suimei: “Realmente hiciste una piscina ... ¿Y qué pasa con el tamaño?”

Felmenia: “Fufu, escuche que cuanto más grande mejor”.

 

Además de eso, parecía razonablemente profundo. Era probable que, con la altura de Liliana, su rostro no saliera del agua.

 

Suimei: “Pero ¿cómo hiciste esto?”

Felmenia: “¿No es fácil si usas magia? Tomar prestados algunos materiales de esas paredes y usar magia para perforar el suelo ...”

Suimei: “... Eso es un poco malo, ¿no?”

Felmenia: “Está bien si nadie se entera. Está bien. No tomé tanto que los edificios se derrumbarán, para ponerlo en palabras del mundo de Suimei-dono, todo está bien”.

 

¿Estaba realmente bien? Bueno, desde la perspectiva de Suimei, a él realmente no le importaba, siempre y cuando no se convirtiera en algo problemático.

 

Pero, había un problema diferente.

 

Suimei: “Incluso si tienes una piscina, si no tenemos trajes de baño, ¿entonces no tiene sentido?”

 

No podía ser que estuvieran planeando ir desnudos. Cuando Suimei imaginó esa escena, su corazón comenzó a latir un poco, pero obviamente eso no iba a suceder.

 

Hatsumi: “No hay problema. Mientras Suimei estaba encerrado, todas fuimos a comprar algo después de todo”.

Suimei: “¿¡Ah!? ¡¿Venden trajes de baño en este mundo?!

Hatsumi: “Si. Parece que es solo en el Imperio. Quiero decir, este país tiene una cultura de baño, así que a la gente aquí no le gusta bañarse en agua fría también. Mira.”

 

Hatsumi sacó el traje de baño de una chica. En comparación con el otro mundo, los materiales no eran muy buenos, y también tenían una forma que parecía ser una funcionalidad sin sentido, pero en realidad parecía un traje de baño.

 

Sin embargo-

 

Suimei: “Yo no tengo uno”

 

Suimei no fue de compras con ellas, por lo que no tenía un traje de baño... O eso creía, y después de haber seguido adecuadamente en ese frente, Liliana abrió la bolsa que sostenía y se la mostró.

 

Hatsumi: “No sabíamos lo que Suimei querría, así que compramos varios tipos”.

Suimei: “Ah, gracias por salir de su camino ... quiero decir, ¡¿ya estás completamente preparada?”

Hatsumi: “Por supuesto que lo estamos.”

 

Diciendo eso, Liliana metió nuestro pecho con un 'ehen'. Era lo que uno esperaría de ella para comprar todo tipo para cubrir cualquier error.

 

Felmenia: “Con esto, todos pueden entrar, ¿verdad?”

Hatsumi: “Entonces cambiémonos y entremos de inmediato”.

 

Siguiendo a Felmenia, Hatsumi levantó una bolsa de papel. Inesperadamente, sus pasos eran ligeros y parecía estar de muy buen humor.

 

Y durante eso, Selphy de repente habló.

 

Selphy: “Aunque es una rara oportunidad, me abstendré”.

Hatsumi: “¿Eh? Selphy no quiere entrar a la piscina? ¿Por qué?”

Selphy: “Sí. Mientras los gatitos estén aquí, no necesito nada más”.

 

Parecía que la media elfa ya estaba encantada con los gatos. Ella probablemente atesoraba su tiempo con los gatos más sus deseos de ir a la piscina. Llamando a quien habían ganado completamente, los gatos soltaron un maullido.

 

Desde el principio, todos los gatos se reunieron silenciosamente a su alrededor. Debido a su especialidad en la magia, su entorno siempre era fresco, por lo que los gatos escapaban del calor al reunirse a su alrededor. Fue una relación ganar-ganar.

 

Fundamentalmente, Suimei era generalmente el que hacía tales preparativos, por lo que se volvió un poco más fácil para él.

 

Al oír que Selphy estaba perfectamente contenta con los gatos, Liliana asintió repetidamente con la cabeza. Como compañeros amantes de los gatos, se entendían bien.

 

Felmenia: “Entonces, ¡preparémonos!”

 

Al mando excesivamente enérgico de Felmenia, la residencia Yakagi en la Capital Imperial se convirtió en un vestidor.