Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 112: General Demonio Ilzarl




Manual




Después de pasar la noche en una posada en Atila, Reiji y los demás partieron una vez más hacia el templo que guardaba la custodia de la reliquia que fueron a recibir el día anterior.

Mientras esperaban en la habitación donde los llevaron, Faylia llegó más tarde de lo planeado.

 

Faylia: “Me disculpo por hacerte esperar”.

Reiji: “No, no te preocupes por eso. Más importante aún, ¿ya se ha retirado el sello?”

 

Faylia asintió con la cabeza a la pregunta de Reiji.

 

Faylia: “Sí. Terminamos de retirar todos los sellos esta mañana. Ahora es posible ingresar en cualquier momento. Entonces, por favor”.

 

Diciendo eso, extendió su mano hacia la puerta. Impulsada por sus acciones, Titania de repente llamó a los caballeros que la seguían.

 

Titania: “Ustedes esperaran afuera. Gregory, por favor, cuídalos”.

Gregory: “¡Sí!”

 

Gregory reconoció la orden de Titania mientras hacía una reverencia. Por otro lado, parecía que Luka estaba bastante interesada en la reliquia y estaba un tanto inquieta mientras parecía que quería entrar, pero Roffrey simplemente la tranquilizó con un ‘Hagamos que nos lo muestren más tarde’, cuando se marcharon.

 

Graziella también ordenó a sus soldados que esperaran en la entrada.

Al verlos, Mizuki parecía haber pensado en algo, y se acercó a Reiji para hablar en secreto.

 

Mizuki: “Gregory-san y los otros no parecen llevarse tan mal con los soldados del Imperio, verdad”

Reiji: “Tienes razón. Son soldados de países aliados, así que tal vez fue una preocupación innecesaria de nuestra parte”.

 

Fue una de las preocupaciones que surgió cuando llegó Graziella. Tenían temor de que pudiera terminar en una pelea, pero debido a que trazaron una línea muy clara entre ellos, no habían colisionado en absoluto hasta ahora.

Y luego, tal vez porque fueron escuchados, Titania y Graziella se unieron a su conversación secreta.

 

Titania: “El Imperio es al menos una nación aliada, es solo que no se muestra en la superficie”.

Graziella: “Los que me siguen son los más adecuados para darme consejos. Todos son soldados hábiles que tienen un historial de largo servicio militar. En cuanto a los caballeros de Astel, Gregory-dono está presente. Él debería ser capaz de mantenerlos en línea”.

Mizuki: “Ah ah ah ah...”

 

Los dos parecían tener una comprensión firme de sus asuntos internos. Cuando dijo en la ‘superficie’, ella estaba insinuando que, en realidad, estaban disparando lanzando chispas el uno al otro debajo de la superficie. Al descubrir esta verdad desconocida, Mizuki no pudo decir nada y simplemente se rio.

 

Mientras seguían a Faylia por un pasillo iluminado por velas, llegaron a una escalera que bajaba.

 

Reiji: “¿Es subterráneo?”

Faylia: “Sí. Tendremos que descender un poco, pero está un poco más lejos”.

 

Diciendo eso, comenzaron a descender la escalera, y en parte, la apariencia del pasillo cambió por completo. Hasta ahora, seguía la misma línea que el resto del templo y estaba hecho de los mismos materiales, pero las paredes ahora estaban hechas de roca desnuda y se asemejaba a una cueva.

Capturados por la sensación de entrar en una caverna de piedra caliza, siguieron a Faylia y se encontraron con una enorme roca.

 

Mizuki: “¿Esto es... una gruta?”

Reiji: “Estamos dentro del templo, ¿verdad?”

 

El área de almacenamiento del templo se veía completamente diferente del resto del templo. Reiji, que tenía dudas al respecto, dio un paso al frente y le preguntó a Faylia sobre eso.

 

Reiji: “Faylia-san. ¿Por qué solo esta parte del templo está hecha de forma diferente?”

Faylia: “En cuanto a la ubicación del sello, fue la idea del héroe. Dijo algo que, si la ubicación del sello se colocaba dentro de un templo, se mezclaría con el misticismo de la Diosa, y el hechizo de sellado se debilitaría. Y entonces, tuvieron que hacer un espacio místico diferente, o algo así”.

Mizuki: “¿Hoeh?”

 

Mizuki hizo un sonido extraño y desconcertado. Al igual que ella, Reiji tampoco entendía realmente lo que decía. Viendo la confusión en su rostro, Faylia continuó hablando como si leyera su mente.

 

Faylia: “Lo que Héroe-sama nos dijo, fue que el hechizo de sellado era originalmente una técnica utilizada para reprimir el poder de los dioses, por lo que el poder de un dios y el poder del hechizo de sellado terminarían debilitándose unos a otros o algo por el estilo.”

Reiji: “Tia, ¿es eso cierto?”

Titania: “Mis disculpas. Esta es también la primera vez que escucho de esto”.

 

Después de preguntar a Titania, Reiji cambió su mirada hacia Graziella. Pero tampoco parecía saber algo, y solo se encogió de hombros mientras negaba con la cabeza.

 

Incluso para aquellos que tenían una firme comprensión de la magia, esto parecía ser algo incomprensible.

 

Faylia: “Ahora bien, por favor retrocedan un poco”.

 

Instigado por Faylia, Reiji y los demás se distanciaron de ella. Y luego, justo como lo hicieron, Faylia murmuró unas palabras frente a la roca, y un círculo mágico se elevó a la superficie a su alrededor.

 

De pronto, un zumbido agudo asaltó sus oídos. En poco tiempo, la roca gigante hizo un sonido como si estuviera siendo arrastrada por el suelo, y comenzó a moverse mientras se dividía a los lados.

 

Debido a que el aire dentro de la roca se liberó, un parecido al de un huevo podrido que acababa de abrirse fluyó en el aire.

 

Graziella: “Uguu ... Esto es desagradable”.

 

Graziella hizo una mueca reflexiva ante el hedor. Inesperadamente, Faylia también se cubrió la nariz y se alejó de la roca.

 

Faylia: “Este hedor es debido a uno de los libros que el tirano poseía. Debido a ese libro, los alrededores siempre están cubiertos de humedad y terminan descomponiéndose”.

 

Al escuchar esa explicación, Mizuki dejó escapar una voz ansiosa.

 

Mizuki: “E- ¿es seguro?”

Faylia: “Sí. En cuanto a cualquier cosa que se escape, ya no hay suficiente poder para dañar al cuerpo humano”.

Mizuki: “Gracias a Dios...”

 

Mientras Mizuki expresaba su alivio, Reiji estaba haciendo lo mismo dentro de su corazón. Faylia luego señaló al culpable del hedor con su dedo.

 

Faylia: “Este es el libro que el tirano había estado sosteniendo y que acabo de mencionar”.

 

Del otro lado del dedo de Faylia había un libro encuadernado de color negro que había quedado encima de un pedestal. El libro tenía una atmósfera algo inquietante y, al mirarlo, de alguna manera se sentían deprimidos. Mirando de cerca, a pesar de que el pedestal estaba hecho de metal, se había derretido un poco y tenía gotas de estalactita que bajaban de él y dejaba entrever la anormalidad del libro.

 

Graziella parecía intrigada por el libro, y se acercó a él.

Encontrando fallas en sus acciones, Faylia alzó una voz feroz para contenerla en actitud amenazante.

 

Faylia: “¡Por favor espera!”

Graziella: “¿Qué sucede? De repente alzando tu voz así”.

Faylia: “No, disculpe. Eso es algo que nunca debe tocarse, así que terminé poniendo un poco de fuerza en mi voz”.

Graziella: “Nunca debe ser tocado?”

Faylia: “Sí. Eso es algo que nunca debe ser tocado. Si un humano lo toca, incluso una vez, el dios malvado que manipuló al tirano los tomaría y los convertiría en su sirviente. Y luego, esa pesadilla se repetirá una vez más”.

 

Al escuchar la explicación de Faylia, Mizuki levantó una voz perpleja.

 

Mizuki: “¿Eh? ¿No fue derrotado y todo fue resuelto?”

Faylia: “El tirano murió, pero la existencia que lo enloqueció no fue derrotada. Debido a que era un dios, no era algo que los humanos pudieran vencer, o algo así”.

 

Graziella: “¿Qué hay del sacramento del que nos hablaste ayer? ¿No era eso un arma que podía matar a los dioses?”

Faylia: “Héroe-sama dijo que debido a que el principal culpable estaba en un lugar que no podía alcanzar, no podía ser derrotado”.

Graziella: “Ya veo. Así que terminó sellado aquí.”

 

Graziella parecía convencida, y después de echar un vistazo al libro, retrocedió hacia Reiji y los demás.

 

Ciertamente, si fuera un objeto tan peligroso, cualquiera querría borrarlo del mundo. Exactamente porque no pudieron hacerlo, tenía que estar sellado.

 

Cuando finalizó la presentación de la reliquia del tirano, Faylia señaló otro pedestal.

 

Faylia: “Y allá, esta lo que has estado buscando”.

 

Colocado encima de un pedestal de metal al igual que el libro, había una pequeña caja.

Aparentemente no afectado por el aura maliciosa del libro, el pedestal aún era prístino. No había signos de deterioro.

Después de que Faylia se acercara a ella, tomo la caja en silencio y se la mostró.

 

-Y luego, tal como había dicho Elliot, dentro de la caja había un adorno.

 

Parecía un broche y su diseño parecía estar basado en una pluma con un brillo metálico plateado. Y el punto más notable era la gema azul colocada en el centro.

 

Mizuki: “Entonces este es el sacramento. Es tan hermoso...”

Reiji: “Una gema azul. Parece un lapislázuli”.

 

La misteriosa chispa azul embelesó a todas las mujeres presentes... O al menos eso pensó Reiji.

 

Graziella: “... ¿Qué? ¿Hay algo en mi cara?”

Reiji: “Ah, no. Es solo que pensé que se veía bonita. ¿Graziella no lo cree así?”

Graziella: “Umu. Todo lo que me interesa es si se puede usar o no “.

Reiji: “...”

 

La tercera princesa del Imperio no parecía tener mucho interés en los adornos. A pesar de que parecía una joya, a ella no parecía importarle en absoluto su belleza. Ella también se vestía de manera bastante tosca, y probablemente no le importaba demasiado estar a la moda. Como si nada importara a menos que tuviera alguna forma de utilidad.

 

Graziella luego habló a Faylia.

 

Graziella: “¿Esto es todo?”

Faylia: “Sí es. Esto es todo lo que quedó atrás”.

Graziella: “Si hubiera algo que pareciera útil me habría gustado tomarlo”.

 

Cuando Graziella dijo eso, Faylia negó con la cabeza.

 

Faylia: “Los objetos que los héroes usaban eran todos cosas que no podíamos usar. Incluso cuando los dejaron atrás, no pudimos usarlos”.

Graziella: “¿Es eso así?”

Faylia: “Usaban magia que muy era diferente a la nuestra, también usaron técnicas de alto nivel. Entre ellos, la técnica para usar el sacramento parecía ser del más alto nivel, pero lo único que podría haber sido útil para nosotros era solo esta reliquia”.

 

Después de escuchar su historia, Reiji habló a continuación.

 

Reiji: “Así que Faylia-san. ¿Cómo usamos esto ... como un arma?”

Faylia: “Tampoco lo sé realmente, pero cuando Héroe-sama lo transformo de un adorno a un arma, lo sostenía en su mano y decía algunas palabras. Es probable que esas palabras fueran las palabras clave utilizadas para despertar el Sacramento, pero ...”

Reiji: “Entonces, ¿cuáles fueron esas palabras?”

Faylia: “Mis disculpas.”

 

Faylia se inclinó profundamente mientras se disculpaba. Y luego, Titania habló a continuación.

 

Titania: “¿No las escuchaste?”

Faylia: “Las escuché, pero no pude pronunciarlas. Parecía ser un sonido que solo entendería quien lo usara”.

Reiji: “Entonces, ¿eso no significa que nadie pudo usarlo?”

Faylia: “Me dijeron que alguien que podría usarlo simplemente lo sabría. ¿Qué tal si lo tomas en tu mano para empezar?”

 

Cuando Faylia dijo eso, tomó el Sacramento y caminó hacia Reiji. Él lo sabría. En otras palabras, significaba que sería elegido por el arma. Si el arma tenía un testamento, o si solo podía ser utilizada por alguien que cumplía ciertas condiciones, Reiji no sabía cómo funcionaba, pero como ella dijo, era algo que simplemente debía probar y ver.

 

Cuando se adelantó para recibirlo de Faylia, Mizuki de repente levantó la voz.

 

Mizuki: “¡Reiji-kun!”

Reiji: “¿Qué pasa?”

Mizuki: “Tenía la esperanza de poder probarlo primero ~ ... O algo”.

Reiji: “¿Eh ... EH?”

Mizuki: “No puedo?”

Reiji: “Un ... Bueno, realmente no me importa, pero ...”

 

Aunque dijo eso, en realidad era reacio a permitirlo teniendo en cuenta el historial criminal anterior de Mizuki. Naturalmente, ese registro criminal en el que estaba pensando era su período de chuunibyo. Después de obtener el permiso, Mizuki gritó de alegría.

 

Cuando Reiji hizo una sonrisa amarga, Graziella se le acercó.

 

Graziella: “¿Está bien?”

Reiji: “Bueno, si no la dejo, entonces Mizuki se pondrá de mal humor”.

Graziella: “¿Y qué pasa si a Mizuki obtiene la propiedad?”

Reiji: “Bueno, en ese caso, solo necesitaremos que Mizuki de lo mejor e si ¿verdad?”

Graziella: “Kukuku, viniste aquí porque buscabas poder, pero si se vuelve una posesión de Mizuki, terminarás perdiendo tu lugar”.

Reiji: “Estás hablando de eso como si fuera divertido”.

Graziella: “Si termina así, será una historia divertida después de todo”.

 

Graziella estaba actuando feliz, pero, por otro lado, Titania estaba haciendo una expresión rígida mientras se acercaba.

 

Titania: “Su Alteza Imperial Graziella, ¿pretende burlarse de Reiji-sama?”

Graziella: “Estás poniendo una cara bastante aterradora. Es porque haces caras así que Reiji te tiene miedo, ¿verdad?”

Titania: “¡¿Eh?! ¿Reiji-sama piensa que doy miedo?”

Reiji: “No, realmente no ...”

 

Y descubrió que Graziella le estaba jugando una broma.

 

Titania: “¡Su Alteza Imperial Graziella!”

Graziella: “¡Esperen un momento, no se olviden de mí! ¡Estoy a punto de despertar un arma legendaria aquí! ¡Miren bien!”

 

Después de pisotear el suelo ya que nadie le estaba prestando atención, en un giro completo, comenzó a reír espeluznantemente como si fuera un villano a punto de tomar en sus manos un tesoro que podría conquistar el mundo.

 

Era bastante desalentador mirarlo, pero Faylia simplemente la miró con una cálida sonrisa. Era como si estuviera mirando a un niño pequeño que sueña con ser un héroe, la sonrisa tranquila y agradable de una madre cariñosa.

 

Y luego, cuando Mizuki tomó el sacramento de la mano de Faylia-

 

Mizuki: “¡Fufufu, oh sacramento! ¡Responde mi llamada ~!”

 

— — — silencio

 

Mizuki: “¡Reconóceme! ¡Solo reconóceme! Fuuuuu! Fuuuuuu!”

 

Incluso cuando ella lo levantó y gritó, el Sacramento no hizo nada en absoluto.

Y con esto, la calamidad que sería la regresión de Mizuki de regreso al territorio de Chuunibyou fue evitada de alguna manera. A cambio, Mizuki estaba hinchando sus mejillas al borde de las lágrimas con una expresión mortificada mientras se acurrucaba en un rincón al lado del pedestal.

 

Titania: “Entonces, esta vez es el turno de Reiji-sama”.

Reiji: “Sí.”

 

Instigado por Titania, Reiji recuperó el sacramento de Mizuki. El Sacramento era aproximadamente del tamaño de su palma. Como estaba hecho de metal, estaba algo frío al tacto.

 

Sin embargo, al sentir esa sensación en la mano, también pudo sentir algún tipo de poder. Era algo diferente del calor, algo que no era poder mágico, una pulsación misteriosa. También era diferente de la sensación que tuvo al venir a este mundo y aprender a usar magia, si se tuviera que poner en palabras, ¿Qué palabras podrían ser adecuadas?

 

Reiji: (Solo con mirarlo, puedo sentir su poder hincharse ...)

 

Este objeto en su mano, ese brillante resplandor, era esperanza. La luz de la esperanza. No importa cuán lejos en las profundidades de la desesperación estaban, esto les daría a aquellos que lo sujetaban el poder de vivir otro día, era la hermosa luz azul que les mostraba al día siguiente.

 

Y en este momento, Reiji liberaría su poder y lo haría suyo. Y luego con ese poder, vencería a los demonios y restauraría la paz en este mundo.

 

Las palabras necesarias para otorgar tales pensamientos, no vinieron a la mente. Sin embargo, si abría la boca, tal vez... Tal presentimiento vino a su mente.

 

Confiando en esa corazonada, Reiji levantó el sacramento y abrió la boca.

 

-No, no pudo hacerlo, justo cuando iba a abrir la boca...

 

De repente, directamente detrás de ellos, a la entrada de la gruta, se escuchó un fuerte y destructivo sonido que sacudió toda la gruta. Reaccionando al choque y al sonido, cada persona presente se volvió hacia la entrada, y vio una nube de polvo flotando allí.

 

La nube se desplazó a medida que se acercaba. Para proteger sus pulmones, todos y cada uno de ellos sellaron sus bocas y parcialmente cerraron sus ojos. Antes de que la nube pudiera sellar completamente su visión, se dividió en dos y pudieron ver una mano que se extendía por la abertura.

 

Y entonces apareció un hombre allí.

 

La alta figura deslizó su mano hacia un lado como si encontrara la nube de polvo molesta. Tenía una cara esbelta y una belleza exquisita, sus labios estaban teñidos de rojo en un color carmesí. De un vistazo, uno podía confundirlo con una mujer, pero la parte superior del cuerpo revelaba un pecho ancho y fornido, por lo que era sin duda un hombre. Tenía cadenas oxidadas parecidas al cobre alrededor de sus brazos, piernas y torso. En la punta de sus delgados dedos, tenía las uñas largas como las de un animal.

 

Tenía el pelo blanco similar al de Faylia, pero a diferencia de un elfo, tenía las orejas redondeadas. Sus ojos eran de un rojo ensangrentado que le daban una atmósfera misteriosa e indescriptible.

 

Desde su perspectiva elevada, el hombre fulminó con sus ojos rojos a Reiji y a los demás. Su mirada era fría, como si los estuviera mirando como seres de los que no tuviera absolutamente ninguna compasión. Debido a eso, como si su cuerpo estuviera atado por la tensión, Reiji no podía moverse. Esto pareció aplicarse a todos los demás también, ya que todos miraron al hombre con una expresión de sorpresa mientras estaban completamente tensos.

 

Mientras el misterioso hombre miraba a todos los presentes uno por uno, Faylia fue la primera en hablar.

 

Faylia: “... Debería haber una orden estricta para que nadie más pueda pasar por aquí”.

“Así parece. Es por eso que me abrí paso a la fuerza.”

Faylia: “A, a la fuerza... ¿Dices?

“Es exactamente como suena”.

Graziella: “¿Quién eres tú? Bastardo.”

 

Ante la pregunta de Graziella, el hombre comenzó a reír. Sonreía como si escuchara algo agradable ... O, mejor dicho, era más bien una atmósfera donde su risa desdeñosa se filtraba.

 

Graziella: “¿Hay algo que te cause gracia?”

“Un sacrificio pide mi nombre. ¿Un simple ‘alimento’ se atreve a preguntar mi nombre?”

Graziella: “¿A-alimento?”

“Así es. Alimento. Todos y cada uno de ustedes malditos humanos. Desde los ancianos hasta los bebés, cada uno de ustedes no son más que cerdos de corral. Ofrendas”.

 

El hombre declaró esto audazmente en un tono arrogante. Sin embargo, esa tontería de la que Reiji normalmente solo se reiría se sentía como si fuera una realidad completa por alguna razón.

 

Él debe ser un demonio. A pesar de que ese pensamiento flotaba a través de la cabeza de Reiji, no podía sentir el poder que tenían los demonios de ese hombre. El hombre frente a sus ojos se veía como un humano sin importar cómo lo miraba.

 

Sin embargo, la luz roja que venía de sus ojos, y la forma en que hizo evidente que no eran más que simples humanos para él, se destacaban claramente. Y justo cuando estaba dudando de la identidad de ese hombre ...

 

“- Mi nombre es Ilzarl. Soy uno de los Generales Demonio que ayuda al Señor Demonio Nakshatra”.

 

Cuando esas palabras llegaron a sus oídos, todos saltaron hacia atrás como si fueran repelidos. Incluso Mizuki, que no estaba acostumbrada a pelear, lo había hecho. Realmente fueron repelidos.

 

Fue debido al espíritu de lucha abrumador que Ilzarl disparó.

 

La frase General Demonio simplemente no coincidía con la apariencia del hombre, y tal vez porque no podía creerle, Faylia murmuró como si estuviera tratando de encontrar respuestas.

 

Faylia: “¿U-un General Demonio ...? No, más importante aún, ¿por qué estás aquí ...?

 

Pero no había nadie allí para responderle. Esa voz llena de miedo solo sonaba en el aire. Y luego, Graziella parecía haber recordado algo importante.

 

Graziella: “Espera. Bastardo, ¿qué pasó con los que estaban dentro del templo?”

Ilzarl: “Aah, esos tipos están extendidos por el suelo aquí y allá. Devore a algunos de ellos, pero como me las arreglé con la mayoría de ellos al azar, podría haber algunos que todavía estén vivos”.

Graziella: “¡Que?”

Titania: “¿Tú, te los comiste?”

 

Tanto Titania como Graziella levantaron voces sorprendidas ante las impactantes palabras de Ilzarl. Mirando sus expresiones, Ilzarl hizo una mueca como si estuviera teniendo dificultades para entender por qué estaban así.

 

Ilzarl: “¿De qué hay que sorprenderse? Justo ahora, los llamé comida a todos ustedes bastardos, ¿verdad?”

Titania: “Entonces, ¿eres un demonio que come gente?”

Ilzarl: “Así es. Estrictamente hablando, no soy un demonio... Pero eso no tiene importancia para ofrendas como tú. Más importante. Debería haber un objeto llamado Sacramento aquí ¿verdad?”

 

Su mirada era aguda. Como si esa mirada le estuviera ordenando, Reiji miró su mano. Y justo cuando se sorprendió a sí mismo haciéndolo, ya era demasiado tarde.

 

Ilzarl reconoció que el Sacramento estaba en la mano de Reiji.

 

Ilzarl: “¿Eso es todo? Escuché que era un arma, ¿fue solo el malentendido de ese tipo ...? Bueno, como sea, entrégamelo a mí”.

Reiji: “No, no voy a entregarlo”.

 

Cuando Reiji dijo esto, sacó su espada de oricalco y dio un paso adelante.

 

Ilzarl: “¿Podrías enfrentarte a mí, tu una mera ofrenda?”

Reiji: “Soy un héroe. El héroe Reiji “.

Ilzarl: “¿Hou? ¿Entonces eres un héroe? Ahora que lo mencionas, puedo sentir parte del poder de la Diosa”.

 

Reiji estaba sorprendido de que pudiera sentir tal cosa. Y luego, Ilzarl dijo algo que no se podía permitir que pasara.

 

Ilzarl: “... Sin embargo, en ese estado, todavía eres demasiado verde. Como comida, es demasiado pronto para que seas devorado”.

 

El murmullo de Ilzarl envió escalofríos por la espalda de Reiji. Era el miedo natural a los depredadores que tenía cualquier ser vivo. A pesar de que tenía la forma de un ser humano, los miraba como si no fueran más que comida. Rajas también era ciertamente fuerte. En ese momento, Reiji también era presa del miedo. Sin embargo, el nivel de miedo que sentía por Ilzarl era diferente.

 

Le recordaba a los monstruos que vio en las historias cuando era niño. Los dibujos de esos monstruos a menudo eran cómicos de muchas maneras, pero por una razón inexplicable, lo que siempre llevaba miedo a su corazón eran los monstruos que comían gente.

 

Era lo mismo aquí. Incluso si se tratara de un ser humano, el miedo a un depredador era mucho más que cualquier otro miedo que poseyera, estaba más allá de la explicación.

 

Mientras Reiji se quedaba congelado en su lugar mientras temblaba ligeramente, Titania comenzó a moverse.

 

Titania: “¡Reiji-sama, te apoyaré!”

Reiji: “Lo tengo... ¡Mizuki! ¡Retrocede tanto como puedas! ¡Este demonio es peligroso!”

Mizuki: “S-si...”

 

Después de confirmar que Mizuki había retrocedido, Reiji miró hacia el dominio de Ilzarl mientras se cernía a su alrededor.

 

Y luego, pudo escuchar un canto detrás de él en un hermoso tono.

 

“-Oh Madera. Amonesta y presiona a mi enemigo. La serpiente que nace del gran bosque. Ahora, en este momento, obedece a mi voluntad e irracionalmente oblitera al fuerte. Solid Snake Bind Murder.”

 

Después de recitar un canto y disparar una palabra clave, los alrededores de Ilzarl se hincharon, y troncos de árboles que eran como gruesas ramas de hiedra se desprendieron del suelo y se estiraron. Parecía magia del atributo de madera. Los árboles y los arbustos crecieron cuando se envolvieron alrededor de los alrededores y se movieron como una serpiente mientras enredaban los brazos, los pies y el torso de Ilzarl.

 

Fue una magia bastante poderosa. Los árboles seguían creciendo, no solo estaban enredando al objetivo, sino que parecían decididos a aplastarlo. Sacudirse tantos árboles sería difícil. Eventualmente, los troncos crecientes de los árboles se entrelazaron y formaron un solo tronco sólido. La figura de Ilzarl desapareció por completo.

 

Y el que disparó esa magia ...

 

Reiji: “¿¡Faylia-san !?”

Faylia: “Yo también pelearé”. Proporcionaré asistencia, así que mientras tengas la oportunidad ...”

Ilzarl: “-Si eso es soporte, es un soporte que ni siquiera se puede comparar con una mierda. Con simples árboles, ¿realmente pensaste que podrías hacerme algo?”

 

Ese murmullo exasperado sonó en el aire. Y el propietario de la voz, era el que debería haber quedado atrapado dentro de esos árboles, Ilzarl. Esa poderosa magia de apariencia confiable disparada por el elfo quedo reducida.

 

En un instante, el trueno rugió a través de la cueva, cuando un rayo de luz roja atravesó los árboles.

 

Y a partir de ahí, Ilzarl apareció frotándose el cuello lentamente.

Como si nada hubiera sucedido.

 

Faylia: “¿-Que?”

Reiji: “No tuvo ningún efecto ...”

 

La voz sorprendida de Faylia se amontonó encima del pánico de Reiji. Inmediatamente después, todavía de pie e indiferente, mientras era liberado del hechizo, Ilzarl estaba haciendo una expresión cansada, como si lo obligaran a hacer un trabajo tedioso.

 

Ilzarl: “Comenzaré contigo”.

Faylia: “Eh-?”

 

Cuando la mirada de Ilzarl atravesó a Faylia, agitó la gruesa cadena que envolvía su torso. Despreciado completamente la masa de la cadena de cobre y las leyes del movimiento físico, asaltó a Faylia acompañada por un rayo rojo.

 

Faylia: “-Oh Madera. ¡Ponte el poder de ese brote y conviértete en mi escudo! ¡Little Forest Bunker!”

 

Justo en frente de Faylia, múltiples pilares como troncos de árboles brotaron, y se dispararon hacia arriba en diagonal. Los troncos de los árboles no solo eran gruesos y pesados, sino que estaban densamente repletos de maná, por lo que probablemente eran mucho más firmes de lo que parecían. Y luego, debido a que el muro que brotó estaba inclinado, era extraordinariamente fuerte contra los ataques del frente. O se suponía que era.

 

Faylia: “Como ya dije. Solo son árboles”.

 

La cadena envuelta en un rayo rojo atravesó la pared de árboles como si no estuvieran allí. Y en un abrir y cerrar de ojos, se entrelazaron a Faylia y la ataron por completo.

Todo sucedió en un abrir y cerrar de ojos. Ella ni siquiera tuvo tiempo de reaccionar. Envuelta en las cadenas, Ilzarl levantó fácilmente a Faylia en el aire mientras la hacía girar, fregando y golpeándola contra las paredes de piedra muchas veces antes de finalmente arrojarla a un lado.

 

Faylia rebotó en la pared de piedra como una pelota y voló hacia Reiji y los demás.

 

Reiji: “Faylia-san, de ninguna manera ...”

Mizuki: “¡Fa-Faylia-san!”

 

Mizuki rápidamente corrió a su lado y comenzó a lanzar magia curativa sobre ella.

 

Por otro lado, Ilzarl no estaba tomando ninguna acción en absoluto. Era como si estuviera esperando que ellos lo mordieran. No había razón para preguntar por qué. Había suficiente distancia entre sus habilidades que Ilzarl podría atacar fácilmente en cualquier momento. Ilzarl no tenía una sola duda con respecto a su victoria.

 

Mientras Ilzarl estaba allí con aire de compostura, esta vez, Reiji comenzó a acercarse a él. Moviendo los pies poco a poco, cerró la distancia entre ellos. Pero incluso entonces, Ilzarl no estaba agitado en lo más mínimo.

 

Después de arrastrarse todo el camino hasta el rango de ataque, Reiji desató un golpe contra Ilzarl en un instante. Fue un golpe vertical como un rayo.

 

Él había apuntado al hombro de Ilzarl. Sin embargo...

 

Ilzarl: “Que ligero”.

Reiji: “¡¿Qué ?!”

 

Ligeramente levantando su brazo izquierdo con compostura, la cuchilla de orichalcum de Reiji se detuvo por completo. A pesar de golpearlo en su brazo desnudo, la hoja no pasó por su piel en absoluto.

Reiji no retuvo nada. Fue un ataque con todas sus fuerzas. Sin embargo, no tuvo ningún efecto en absoluto. Incluso Rajas envolvió su brazo en ese poder oscuro para repeler esta espada. Pero aquí, su ataque fue burlado como si no tuviera ningún significado en absoluto.

 

Al ver que el resultado que nunca antes había visto se desarrolla justo frente a sus ojos, Reiji no pudo moverse ni por un instante debido al shock.

 

E inmediatamente algo descendió sobre él, era la palma derecha de Ilzarl. No, fueron sus uñas. Esas uñas que parecían lo suficientemente afiladas como para ser usadas como cuchillas salieron a la carga junto con esa mano grande que se cernía sobre Reiji.

 

Reiji rápidamente sacó su espada de oricalco.

 

Reiji: “G-guu ...”

 

Por un solo pelo, las uñas se detuvieron. Y al mismo tiempo, una cantidad aterradora de poder atravesó su cuerpo y explotó detrás de él. Ese poder sopló una nube de polvo como una tormenta en su espalda. Si no fuera por la protección divina del ritual de invocación del héroe, no habría podido soportar ese golpe, habría salido volado al muro de piedra y muerto.

 

Ilzarl: “Entonces puedes reaccionar. A pesar de ser tan débil, soportas esta lucha tan fútil ...”

Reiji: “T-todavía no ...”

 

Ilzarl aprovechó su altura y empujó hacia abajo. Una espantosa cantidad de fuerza física estaba contenida dentro de sus brazos. Atrapado entre la mano de Ilzarl y el suelo, el cuerpo de Reiji comenzó a crujir. Sus huesos estaban haciendo un sonido ominoso como si estuvieran a punto de romperse.

 

Sus pies comenzaron a hundirse en el suelo de la gruta. Él no pudo escapar. Ni siquiera podía evitarlo, el poder de Ilzarl era demasiado, tomó todo su esfuerzo solo para soportarlo. Un sudor desagradable le corría por la frente y le dolía más que cualquier sudor normal o frío.

 

Cuando prestó atención, pudo sentir un pode mágico hinchándose detrás de él. Fue el apoyo de Titania. Sin embargo, tal vez porque no tenía mucho poder, Ilzarl ni siquiera cambió su mirada, y solo miró indiferentemente a Reiji.

 

 La magia del viento se disparó, pero a pesar de que golpeó directamente el cuerpo de Ilzarl, no se movió ni una pulgada. Al ver eso, Titania dejó escapar un gemido amargo.

 

Titania: “Tch ... La magia es prácticamente inútil ...”

Graziella: “Yo lo haré. Su Alteza Real, ve a salvar a Reiji”.

Titania: “-Ku, entendido”.

 

Después de que Titania acepto, Graziella dio un paso adelante y libero su poder mágico.

 

Graziella: “-Oh, Tierra. Conviértete en la cristalización de mi tiranía. Aprovecha el poder inflexible y aplasta al que está delante de mí. Por lo tanto, conviértete en un monumento que alabará su gloriosa muerte”.

 

El canto de Graziella resonó a través de la gruta. Antes de darse cuenta, Reiji vio que la figura de Titania se acercaba.

Tenía las manos ocultas detrás de la espalda mientras corría hacia él.

 

Reiji: “¿¡Tia!?”

Titania: “Reiji-sama! ¡Has todo lo que puedas! ¡Después de eso déjamelo a mí!”

Reiji: “S-si!”

 

Obedeciendo honestamente las instrucciones de Titania, puso todas sus fuerzas en empujar la mano de Ilzarl hacia un lado. Inmediatamente después, el cuerpo de Reiji fue atrapado por Titania y arrojado a un lado. Cuando la mano de Ilzarl golpeó el suelo, Graziella disparó su palabra clave.

 

Graziella: “Crystal Raid!”

 

El yeso en el suelo se elevó en el aire y se rompió en un sinnúmero de astillas, y luego aceleró como balas de cañón mientras corrían hacia el cuerpo completamente indefenso de Ilzarl.

 

Como la magia de tierra tenía una buena cantidad de peso, tenía más poder destructivo que otro tipo de magia. Y luego, debido a que las piedras que estaba disparando se estrecharon en una punta afilada, funcionan bien contra cuerpos de carne...

 

O se suponía que debían hacerlo.

 

Graziella: “¡Incluso esta cantidad de poder destructivo es inútil!? ¡Maldito monstruo!”

 

Las innumerables piedras puntiagudas que volaban hacia Ilzarl lo golpearon y cayeron al suelo. Cuando poder mágico desapareció de ellas, las piedras se redujeron a guijarros. A lo largo del cuerpo de Ilzarl, no había una sola herida presente.

 

Graziella: “-Oh Tierra! ¡Conviértete en una cristalización de mi tiranía! ¡Agarra el poder inflexible y aplasta al que está delante de mí, afila como la hoja de una espada! ¡El monumento que elogia su muerte gloriosa, es una brillante espada brillante que marca su tumba! Crystal Raid Refine!”

 

Graziella dejó escapar un canto diferente de la magia que acaba de usar. Todas las rocas que flotaban en el aire se extendieron y se volvieron delgadas y afiladas como espadas. Cuando Graziella balanceó su brazo hacia un lado, las rocas una vez más se inundaron hacia Ilzarl.

 

Graziella: “Entonces ¿qué tal esto?”

Ilzarl: “¡Fuu, no importa cuánta magia dispares mujer, es inútil! KAAAAAAAAAAA !!”

 

Y justo en el momento en que las espadas de piedra alcanzaron el cuerpo de Ilzarl, él ibero una voz lo suficientemente fuerte como para romperles los tímpanos. Las ondas de sonido sacudieron toda la gruta, pero lo más importante, todo lo que nació de la magia de Graziella cayó al suelo exactamente donde estaban.

 

Graziella: “¡Ridículo! Repeler la magia usando solo su voz ...”

 

Mientras Graziella murmuraba estupefacta, la mirada de Ilzarl la capturó. Como la sed de sangre y el espíritu de lucha se volvieron hacia ella, Graziella entró en pánico y saltó lejos de donde estaba.

 

Graziella: “Ku ... Esta es una mala ubicación. No puedo usar el Devil Connect aquí...”

 

Ella murmuró en un tono amargo. Debido a dónde estaban, su carta de triunfo que tele transporta una roca enorme no pude ser utilizada. En pena por no poder usar todos sus poderes, trató de retirarse a la parte posterior.

 

Ilzarl: “Demasiado lenta.”

 

Después de dirigir su mirada hacia ella, debe haberla identificado como su presa. Su salto superó con creces la distancia de la retirada de Graziella, y cerró la distancia entre ellos en un solo suspiro.

 

Graziella: “¡¿Mie- !?”

Reiji: “¡Cuidado!”

Titania: “Reiji-sama !?”

 

Al presenciar la crisis de Graziella frente a sus ojos, Reiji se separó de los brazos de Titania y saltó. Estaba cargando directamente hacia Graziella. Al ver a su compañero en peligro, su cerebro hizo sonar las alarmas y aceleró su cuerpo.

 

Después de pisar, Ilzarl libero una patada con su pierna derecha. La cara de Graziella estaba sumida en la desesperación. La voz de Titania y Mizuki llenó el aire. Y mientras la patada de Ilzarl volaba para decapitar a Graziella, Reiji balanceó su espada contra esa pierna extendida con todas sus fuerzas.

 

Reiji: “¡UOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOH!”

 

Se sintió como si golpeara una masa de metal duro. Debido a la gran diferencia de fuerza entre ellos, no pudo detener esa pierna. Sin embargo, al menos disminuyo un poco su poder. Y en el fragor del momento, Reiji tomó su decisión.

 

En el momento en que agotó todas sus fuerzas, Reiji soltó su espada de oricalco y saltó sobre Graziella para alejarse.

 

Sosteniéndola fuertemente, los dos cayeron al suelo. Debido a que había brincado con toda su energía y cubierto a Graziella, su espalda fue golpeada contra el suelo innumerables veces.

 

Cuando su vigor se debilitó y se detuvieron, Graziella gritó cuando entendió lo que acababa de pasar.

 

Graziella: “¿¡Eres un idiota!? ¿¡Por qué me salvaste!?”

Reiji: “Por qué dices, porque estabas en peligro, yo solo ...”

Graziella: “¿¡Sol que!? ¡Eres un héroe! ¡¿Qué pretendes lograr cubriéndome?!”

 

Dividido por el dolor y el balanceo, mientras su conciencia se volvía borrosa, Reiji estaba pensando que para la arrogante Graziella, era una reprimenda algo inesperada. Ella estaba hablando de una manera como si le estuviera diciendo que él estaba subestimando a su enemigo, pero comprendió correctamente que era imperativo que la seguridad del héroe debería tener prioridad.

 

-Lo siento. La palabra naturalmente vino a la cabeza de Reiji. Eso no fue solo para Graziella, sino también para Titania y Mizuki que siguieron creyendo en él, y también para las personas importantes que no estaban presentes. No era necesario decir la razón por la que quería disculparse.

 

Reiji empujó a Graziella hacia un lado.

 

Graziella: “Eres un completo idiota- !!”

Titania: “¡Reiji-sama!”

Mizuki: “Reiji-kun !!”

 

Está bien así. Y justo en el momento en que se convenció a sí mismo, pudo sentir una presencia aterradora que se acercaba desde atrás.

 

Ilzarl: “¿Proteges a una mujer? ¡Qué manera tan aburrida de encontrar tu final, héroe!”

Reiji: “Ku...”

 

Él iba a morir aquí. Justo cuando llegó a esa conclusión, un viento azul de repente pasó volando ante sus ojos.

 

Ilzarl: “¿Hu?”

 

Justo cuando creía haber escuchado una voz perpleja de Ilzarl, Ilzarl saltó hacia atrás. Al ver esto, Reiji rápidamente dio media vuelta. Intercalando entre él e Ilzarl, estaba Titania, con dos espadas cruzadas en la mano.

 

Titania: “¡¿Eh?! ¿Tia!? ¿Qué pasa con esas espadas ...?”

Reiji: “¡Deja eso para más tarde Reiji-sama! ¡Por ahora usa toda tu fuerza para retroceder!”

 

Reconociendo el significado detrás de sus palabras, Reiji se retiró de la batalla.

 

Antes de que lo supiera, Titania se había tapado la boca con el cuello del abrigo y había preparado sus espadas en un agarre secreto. Y justo cuando estaba pensando en eso, Titania desapareció de su campo de visión. Justo como si se hubiera tele transportado, apareció detrás de Ilzarl y se lanzó a la carga.

 

Ilzarl sintió su presencia y se giró, Titania desapareció de nuevo sin hacer ningún ataque. Y luego, ella apareció una vez más detrás de la espalda de Ilzarl, y esta vez, realmente tenía la intención de atacar, e Ilzarl usó sus cadenas para protegerse y detener su ataque.

 

Ilzarl: “Tch, que molesto ...”

 

Ilzarl murmuró con una voz molesta. Y luego, la figura de Titania desapareció de nuevo.

 

Reiji: “Asombroso...”

 

Reiji inadvertidamente murmuró una admiración infantil de su boca.

 

Titania se movía como si estuviera jugando con Ilzarl. Incluso con la visión cinética de Reiji que obtuvo de la protección divina del ritual de invocación del héroe, apenas podía distinguir sus movimientos. Las cadenas de cobre que volaban fueron repelidas por su espada, y cada vez que ella se acercaba, continuamente lo atacaba con ambas espadas.

 

En respuesta, Ilzarl estaba tomando medidas evasivas. A pesar de que solo se quedó allí y bloqueó las técnicas de espada de Reiji, no parecía querer ser golpeado por las de Titania, y estaba moviéndose para escapar de su espada. Además, las técnicas de espada de Titania tenían una característica peculiar en la forma en que dibujaban un arco en el aire con sus cortes, por lo que esquivar aquellas requería que se moviera mucho más que para esquivar un corte de espada regular.

 

Las hojas de Titania no mostraron signos de detenerse.

 

Al encontrar una abertura en las defensas de Ilzarl, ella se elevó. Inmediatamente después, ella dejó escapar un corte cruzado de sus espadas justo en la cara de Ilzarl, y luego aterrizó en el suelo después de saltar hacia atrás.

Ciertamente parecía que sus espadas de Mithril atraparon a Ilzarl directamente en la cara. Sin embargo...

 

Ilzarl: “Aunque no poseas la protección divina de la Diosa, peleas mucho mejor. También-”

 

Todo lo que sus cortes pudieron atrapar, era una sola capa de piel en la mejilla de Ilzarl. A pesar de estar justo frente a los ojos de Titania, Ilzarl limpió sin temor la sangre con su dedo y la miró como si fuera a comprobar algo.

 

Ilzarl: “Ha pasado mucho tiempo desde que alguien logro herirme, nunca pensé que sería un simple ser humano”.

Titania: “¡No me subestimes!”

Ilzarl: “Pero, eso es todo lo que podrás hacer”.

 

Titania grito hacia él cuando estalló en un ataque y cerró distancia una vez más. Ilzarl mientras tanto, simplemente agitó casualmente su mano. Fue un fuerte ataque de sus uñas. En un instante, igualando el número de sus dedos, cinco enormes cuchilladas asaltaron la roca desnuda, obligando a Titania a detenerse.

 

Mirando de cerca, las cadenas de Ilzarl flotaban y sus puntas se dividían en extremos. Las cadenas divididas y flotantes tenían la forma de anclajes, y se envolvieron alrededor de la veloz Titania antes de sumergirse en el suelo.

 

Era como una jaula de cadenas.

 

Reiji: “¡Tia!”

Titania: “-Ku! ¡Oh, Tierra! ¡Rodearme y convertirse en una sólida pared de protección! ¡Absolutamente nadie pasará incluso después de que esta vida se haya extinguido! ¡Levantamiento de paredes en la habitación!”

 

Inmediatamente después del canto de Titania, se formó una pared de barro entre ella y las cadenas justo cuando entraba un rayo rojo. Cuando la pared de barro quedo envuelta en el parpadeo carmesí y negro azabache, fue golpeada repetidamente por un rayo y la pared completamente quemada. Se derrumbó muy fácilmente. El cuerpo de Titania ahora estaba expuesto, y en un brote de humo blanco, su figura desapareció.

 

Reiji: “¡TIAAAAAAAA!”

 

Completamente ahogado por el rugido del trueno, Reiji gritó tan fuerte como pudo. Sin embargo, no hubo una voz que le respondiera.

 

Mizuki: “D-de ninguna manera ...”

 

Reiji podía oír a Mizuki murmurar en desesperación. Todas las personas presentes compartieron sus sentimientos y estaban conteniendo la respiración.

 

... Una nube de humo blanco se elevaba envuelta en un rayo rojo. El rayo rojo fue un poderoso ataque que destruyó fácilmente la magia de Titania. Y lo que impactó, fue el cuerpo esbelto de Titania que no tenía la protección divina de la invocación del ritual del héroe. Nadie pensó que ella podría soportarlo.

 

Sin embargo, cuando el humo blanco se dispersó, apareció la figura de una chica sobre sus rodillas.

 

Titania: “T-todavía no ...”

Ilzarl: “Así que tus defensas lo lograron por un pelo. Sin embargo-”

 

Tirando de las cadenas en el suelo, las envolvió alrededor de Titania. Y luego, sacudiéndola como una peste molesta, la arrojó hacia Reiji y los demás.

 

Titania: “Ga, Haa ... ah ...”

 

Incapaz de mover su cuerpo, rebotó en el suelo. Ella se dirigía directamente hacia el pedestal donde se guardaba la reliquia del tirano, y así, Titania se estrelló contra él y envió el libro volando fuera del pedestal.

 

El libro aterrizó justo a los pies de Ilzarl. Sus ojos se vieron atraídos por el cuándo se detuvo, e Ilzarl se agachó para recogerlo.

 

Al ver esto, Faylia, quien todavía estaba siendo apoyada por Mizuki, gritó.

 

Faylia: “¡Eso es!”

Ilzarl: “¿Qué? ¿Qué pasa con esto?”

Faylia: “¡S-tú no debes tocar eso!”

 

Su grito parecía como si estuviera tratando de protegerse, pero ese no era el caso. Si fuera justo como dijo Faylia, cualquiera que tocara ese libro se volvería exactamente como el tirano.

 

Si un General Demonio lo tocaba, el resultado sería inimaginable.

 

Ilzarl: “Fuu, ciertamente hay un sentimiento ominoso que surge de esto”.

Faylia: “Si entiendes eso entonces ...”

 

No lo toques. Por favor, no lo toques. Te lo ruego. Ella estaba tratando de decir esas palabras, sin embargo ...

 

Ilzarl: “Pero, no es que no tenga recuerdos de este tipo de cosas”.

 

Rechazando su deseo, Ilzarl tomó el libro. Sin embargo, nada cambió. Ilzarl solo escudriñó el libro como si nada hubiera sucedido, como había dicho Faylia.

 

Faylia: “... ¿Por qué? Después de tocar eso, ¿cómo te mantienes cuerdo ...?”

Ilzarl: “Con respecto a eso, es un privilegio de este cuerpo. En cualquier caso, pensar que hay otro poder similar a Zekaraia...”

 

Ilzarl estaba murmurando significativamente mientras escondía el libro sobre su espalda usando sus cadenas.

 

Ilzarl: “Tomaré esto. Ahora bien, los únicos que pueden moverse correctamente aquí son el héroe bastardo y la mujer de atrás, ¿verdad?”

Reiji: “Kuu ...”

 

Ilzarl estaba mirando a Reiji y Mizuki, y comenzó a caminar hacia ellos. Se enfrentó a Graizella y también derrotó fácilmente a Titania, que fue capaz de poner una pelea tan feroz. Él era un monstruo. Sin una sombra de duda.

 

En este momento, Reiji no tenía una espada en sus manos. Porque la dejó ir antes, estaba desarmado. Incluso si disparaba magia, no creía que tuviera algún efecto. No había absolutamente nada que él pudiera hacer.

 

Graziella: “... Reiji, toma a Mizuki y huye”.

Reiji: “¿Eh...?”

Graziella: “Si un héroe muere aquí, entonces todo se perderá. Voy a detener a ese tipo. Vete de aquí.”

Reiji: “P-pero”.

 

Cuando Reiji vaciló, Titania se levantó y siguió a Graziella.

 

Titania: “R-Reiji-sama. Es justo como dice su Alteza Imperial Graziella, no nos molestes y simplemente huye”.

Reiji: “¡De ninguna manera! No puedo simplemente dejar a todos atrás”.

Titania: “Tu preocupación es innecesaria. Su Alteza Imperial y Faylia-dono están aquí conmigo”.

Graziella: “Reiji, ve a hacer lo que debes hacer. ¿Quieres que tome esa arma y te mate también? Si cae uno de los bastiones conocidos como héroe, el fervor de los demonios se volverá cada vez más fuerte”.

Reiji: “P-pero”.

Graziella: “Deberías tener esa resolución. Si no quieres abandonar a nadie más. Vete. A este ritmo, todos aquí morirán en vano”.

Reiji: “...”

Graziella: “En el peor de los casos, usa a su Alteza Real como escudo y huye”.

 

Graziella sonrió mientras mostraba sus dientes. Probablemente tenía la intención de transmitir su compostura, pero en esta situación, Reiji solo podía escucharlo como su heroica determinación.

 

Ilzarl: “¿Han terminado su pequeña reunión antes de morir?”

 

Una sombra se acercaba a un paso compuesto. Para Reiji, parecía una parca. Como estaba en este momento, era un oponente contra el que nunca podría ganar. Su única opción era huir. Justo cuando le dijeron que lo hiciera. Incluso si no quisiera, no habría una sola persona que lo perdonaría por su actitud egoísta.

 

Reiji: “No-”

 

Y luego, de repente se dio cuenta. Todavía tenía el sacramento que guardó antes de desenvainar su espada. Pero, él no sabía si podría usarlo o no. Había palabras especiales necesarias para despertar esa arma, y ​​no acudieron a la mente de Reiji.

 

Reiji: “Ku ...”

 

Reiji rechinó sus dientes ante su impotencia. Las voces de Graziella y Titania lo instaban a marcharse. Mizuki lo miraba con una mirada preocupada. A medida que se acercaba el momento en que debía tomar una decisión cruel, podía escuchar un susurro en su cabeza. ¿Está realmente bien huir? ¿Qué piensas hacer al no demostrar tu poder aquí? ¿Qué harás si no puedes salvarlos?

 

Lo único que podía susurrarle era el objeto en su mano. Por lo tanto, con fuerza, tan fuerte como pudo, agarró el sacramento.

 

Y...

 

Reiji: “Despierta ... DESPIERTAAAAAAAAAAAAAAAA!”

 

Era una voz mucho más fuerte de lo que Reiji pensó que podía dejar escapar. Teniendo esa opción que se cernía sobre él, era un rugido que se rebelaba contra el destino.

 

Y hacia ese grito que contenía sus deseos, el sacramento-respondió.

 

Por un instante, la gema azul instalada en el centro del ornamento dejó escapar un fuerte resplandor, y una suave ola azul se disparó en su entorno. Y luego se dio cuenta, todo a su alrededor se había vuelto blanco y negro y ya no se movía. Mizuki, Titania, Graziella, Faylia e incluso Ilzarl no eran excepciones a esto. El tiempo se había vuelto monocromo y se detuvo por completo, y como para expresar que solo Reiji y el Sacramento eran excepciones a esto, tenían una fuerte tonalidad en ellos.

 

Eventualmente, la onda azul regresó a la gema como si estuviera rebobinando.

 

Y antes de que lo supiera, el adorno en su mano se había convertido en una espada azul que emitía un resplandor frío.

 

Reiji: “Lo hice...”

 

Su forma era una espada larga y angosta. Era una espada, pero mirándolo desde la perspectiva de este mundo y el mundo moderno, completamente diferente a una espada, la punta y el borde de la cuchilla estaban hechos de un metal que se asemejaba a la porcelana blanca, y en el centro de la cuchilla había un hermoso diseño esmaltado de azul que parecía una obra de arte. El agarre era una elegante combinación de blanco y azul con forma de collar, e imitando a un guardia había dos alas blancas de porcelana que se alzaban sobre un doble círculo. Y en ese círculo, había una gema azul que parecía la cristalización del rayo mientras brillaba.

 

Fue hecho de tal manera que nadie dudaría que era un arma del futuro, pero también tenía un aspecto que lo hacía parecer una antigua obra de arte.

Al ver la manifestación de esa arma, las voces conmocionadas de Titania y Graziella sonaron en el aire.

 

Titania: “Reiji-sama!”

Graziella: “Reiji, tú ...”

 

Reiji también estaba todavía sorprendido, y mientras se giraba casualmente, pudo ver el alegre rostro de Mizuki lleno de energía.

Inmediatamente después, pudo sentir una presencia que saltaba, y exactamente donde estaba parado, una enorme cadena de cobre pasó en un instante.

 

Ilzarl: “Fuu. Entonces es por eso que lo llamó un arma. Ya veo, ese es un artículo bastante interesante eh...”

 

Cuando Ilzarl dejó escapar tranquilamente su impresión, su aguda mirada no parecía nublada en lo más mínimo.

 

Reiji luego dirigió el Sacramento hacia ese hombre cuya actitud no había cambiado desde el principio. Y luego, como si el Sacramento estuviera respondiendo a la voluntad de Reiji, absorbió su maná y comenzó a moverse.

 

Los dos círculos blancos que se cruzaban diagonalmente comenzaron a girar en direcciones opuestas, y las alas de porcelana dejaron escapar un agradable enfriamiento junto con partículas y un vapor formado de maná que se arrastró por su brazo. Comenzó a moverse como un motor de combustión interna y esas vibraciones pasaron por sus manos.

 

La razón por la cual no pudo reprimir el temblor, se debió a la palpitación de la espada, o porque temblaba por el impulso irreprimible mientras esperaba ansiosamente usarla.

 

Un brillante círculo mágico azul se formó a sus pies. Y mientras balanceaba la espada a su lado, el aire que tocaba la punta de su espada formaba un rastro de cristal azul y se esparcía en pequeños pedazos.

 

La cadena cristalizada extendida congeló el aire y el suelo delante de él. Se sentía como si no estuviera acompañado de ningún sentido de intensidad. En comparación con la magia utilizada por Titania, Graziella y Faylia, estaba relajada, y apenas podía sentir el poder de ella.

 

Pero ese suave poder era tremendo.

 

Ilzarl: “¡K-ku !?”

 

En el momento en que los cristales estaban a punto de alcanzar a Ilzarl, debió sentir las sutilezas detrás de ello y saltó. La punta de la cadena que no llegaba lo suficientemente lejos estaba congelada, se volvió azul y luego se hizo añicos. Esa cadena que rompió la poderosa magia de Faylia fue destruida con facilidad.

 

Reiji: “Espada de cristal Ishar Cluster...”

 

El nombre de la espada de repente vino a su mente. Faylia dijo que era algo que podía congelar cualquier cosa que existiera, pero eso estaba mal. Es probable que, por el poder de esa espada, los objetos simplemente tomaran una forma congelada.

 

... Sin embargo, por alguna razón, pudo ver que el movimiento de Ilzarl se volvía lento. La manifestación de la espada, el uso de su poder, a pesar de que había mostrado muchas aperturas mientras lo hacía, por alguna razón no podía sentir a Ilzarl apuntando a esas aperturas. ¿Fue simplemente la negligencia nacida de la compostura del fuerte? Mientras Reiji pensaba en esas cosas, se agarró con firmeza al Ishar Cluster y saltó hacia Ilzarl.

 

Reiji: “¿Eh? Eeh!?”

 

Y en ese momento, Reiji dejó escapar una voz sorprendida. Estaba saltando a una velocidad que nunca antes había experimentado. Fue mucho más allá de lo que pensaba que lo haría a una velocidad mucho más rápida. Esa acción que excedió su control le causó pánico en el aire.

 

Pensando que sería malo segur a este ritmo, revoloteó en el aire y sacó su mano izquierda para aterrizar, luego extendió sus dos piernas ampliamente y usó esos tres puntos para frenar contra el suelo. Poco a poco se desvaneció por el vigor de su movimiento, la arena y la suciedad se levantaron detrás de él mientras se deslizaba por el suelo.

 

Reiji: “Me detuve...”

 

Sin chocar contra la pared, Reiji dejó escapar un suspiro de alivio. Y luego, de repente se dio cuenta de que estaba lleno de aperturas-

 

Ilzarl: “¿¡Detrás de mí!?”

Reiji: “¿Eh ...?”

 

Cuando Ilzarl gritó en estado de shock, Reiji dejó salir su desconcierto. Cuando se dio cuenta, todos lo miraban sorprendidos. Era como si algo inimaginable acabara de pasar. Al mirar eso, pensó para sí mismo que era imposible.

 

No fue solo Reiji quien se sorprendió de sus movimientos, la razón por la que su sorpresa llegó más tarde que la suya, fue porque nadie fue capaz de reaccionar. La razón por la que la reacción de Ilzarl parecía tan lenta, probablemente se debía a que los sentidos de Reiji habían sido acelerados.

 

Sosteniendo esa conjetura en su pecho, concentró su mirada en los movimientos de Ilzarl. Y justo cuando pensaba, sintió que Ilzarl se movía mucho más despacio que antes. Fue lo suficientemente lento como para tener cierta compostura para reaccionar ante ellos. Y luego, por alguna razón, al ver esos movimientos, esa desesperación absoluta a la que se había aferrado antes por la diferencia en su poder se había desvanecido en el aire.

 

La cadena de cobre que vino volando hacia él fue bloqueada por Ishar Cluster. Podía sentir su peso con sus brazos, pero fue capaz de amortiguarlo de una manera que no podía compararse con la vez que atrapó las uñas de Ilzarl.

 

Reiji: “Esto es, el poder de esta espada-”

Ilzarl: “... Ya veo. Es por eso que ese tipo dijo que incluso podría llegar a Zekaraia. No puedo creer que pudiera potenciar a una simple ofrenda para que al menos pueda pelear”.

 

Reiji podía escuchar sorpresa en la voz de Ilzarl, pero todavía parecía estar bastante tranquilo. Ciertamente, la desesperación que provenía de su diferencia en el poder ya no estaba en la mente de Reiji, pero, aun así, todavía podía tener la sensación de una fuerza dominante proveniente de Ilzarl.

 

En este caso, debería liberar completamente el poder de la espada. Cuando Reiji decidió esto, apuñaló la punta del Ishar Cluster en el suelo con todas sus fuerzas.

 

Reiji: “¡OOOOOOOOOOOOH!”

 

Junto con un rugido, Ishar Cluster comenzó a chupar radicalmente su maná, y el suelo comenzó a cristalizarse con enormes minerales de aspecto cristalino. Sin envolverse específicamente a Ilzarl, invadieron toda la gruta. Ilzarl se resistió y empuñó sus cadenas envueltas en un rayo rojo para evitarlo, pero el cristal aplastado continuaría extendiéndose, y finalmente incluso las cadenas que estaban siendo utilizadas para romper los cristales comenzaron a congelarse.

 

A este ritmo, él podría hacerlo. Él podría cruzar espadas con él. Y justo como Reiji estaba pensando que ...

 

Reiji: “-Eh? Uu, Ah ... ¿Q-qué ...?

 

De repente, su visión fue inestable. Fue como si de repente lo golpeara el mareo. Y así, sus rodillas cedieron y se tambaleó como si no tuviera más fuerza en su cuerpo. Y luego, el dominio del mineral azul cristalizado se hizo añicos y desapareció.

 

Titania: “Reiji-sama!?”

Reiji: “Mi cuerpo... Todo el poder mágico, fue absorbido ...”

Ilzarl: “Con este poder, es obvio que requeriría una cantidad significativa de maná. Simplemente significa que esta arma es más de lo que puedes manejar”.

 

Lanzando una frase como si supiera todo al respecto, Ilzarl se acercó.

Y una vez más, no había nada que Reiji pudiera hacer.