Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 103: Cazando la luna




Manual




La expresión del héroe se estaba volviendo más amarga y afligida a medida que pasaba el tiempo.

 

No era de extrañar, no importaba cuánto cortara el cuerpo de Vuishta con su espada, todo lo que su espada tocaba era el aire. La razón por la que estaba empezando a ponerse nerviosa hasta el punto en que le quemaba el cuerpo era probable porque Vuishta era así de inusual.

 

Después de que el hombre había dejado de usar magia, el héroe estaba simplemente balanceando su espada. A pesar de no saber por qué su espada no se estaba conectando, todavía movió sus pies y soltó su espada.

 

Eran técnicas de espada maravillosas. Sus técnicas maduraron hasta el punto en que se podía decir que la espada de Mauhario consistía solo en movimientos realizados por un niño. Si se dejaba llevar, adquiría una belleza que podía robar la mirada, incluso para un demonio. Sin embargo, en este momento todo era simplemente inútil. Su espada, que no tenía la convicción de que golpearía, estaba demasiado nublada. Naturalmente, incluso una espada segura de sí misma, firme y blandida por un maestro no golpearía su cuerpo.

 

Mientras el héroe balanceaba su espada alrededor, murmuraba silenciosamente ‘por qué’, ‘qué’ señal de que estaba desconcertada por el resultado. Probablemente no tenía la intención de hacerlo. Pero su impaciencia probablemente hizo que su boca se moviera por sí misma.

 

Rotando su cuerpo, la espada del héroe dibujó una espiral en el aire, y su espada entró volando con mucho poder desde el exterior. Vuishta expuso su cuerpo abiertamente a ese corte. Sin embargo, sin ninguna resistencia, sacudió la espada.

 

Imitando los movimientos de alguien siendo golpeado por una espada frente a los ojos del héroe, ella solo podía mirar con asombro. Se le estaba mostrando claramente que sus técnicas de espada no funcionarían después de todo, era natural.

 

Vuishta: “Es inútil sin importar cuánto lo intentes. Tu espada nunca golpeará mi cuerpo “.

Hatsumi: “Ku-!”

 

Vuishta habló como si la estuviera reprimiendo mientras dejaba escapar una especie de gemido.

 

Estaba actuando como si los ataques del héroe no le representaran ninguna amenaza, pero, aun así, sus movimientos eran algo difícil de manejar. Estas son las técnicas que derrotaron a Mauhario. Era obvio que ella era capaz de hacer al menos eso, pero por eso, devolverle un golpe decisivo sería difícil.

 

Sin embargo, incluso el héroe tenía límites. Mientras siguiera infligiendo daño a su voluntad de luchar, ella se debilitaría junto con su resistencia. Ella había estado luchando continuamente desde que la fortaleza fue atacada. Probablemente no tuvo ninguna posibilidad de descansar. En este momento ella estaba entrando en pánico y lentamente llegando a un punto muerto. A este paso, su poder para luchar simplemente se extinguiría.

 

Simplemente pensando en este resultado, Vuishta se llenó naturalmente de confianza. Él estaba liderando alrededor de un oponente que se suponía que representaba una amenaza para el Señor de los Demonios. No habría nadie allí que pudiera contener su risa. Fue simplemente un sentimiento tan agradable y agradable.

 

Vuishta: “Jeje ... Parece que tu respiración está empezando a ponerse áspera eh. ¿Qué hay de renunciar ya?”

Hatsumi: “Hablas demasiado.”

Vuishta: “Desafortunadamente, a diferencia de ustedes los humanos, no tengo una lengua que morderme, después de todo”.

 

Él comenzó a acorralar al héroe con sus palabras. Los seres humanos eran seres con corazones débiles, sin importar qué tan fuerte sea su constitución, si su fuerza emocional se desvanecía, cada uno de ellos era lo mismo. Solo serían degradados a un ser viviente delicado.

 

Rajas y Lishbaum estaban conscientes de este hecho. Al apuntar directamente a su estado mental, podían robar su espíritu de lucha desde la raíz y hacerlo más fácil para ellos. Vuishta recordó lo que habían dicho en todas y cada una de las oportunidades.

 

Por lo tanto...

 

Vuishta: “Ya es hora de que te rindas, ¿podrías darme tu cabeza gentilmente?”

Hatsumi: “¿¡Quién haría eso !?”

Vuishta: “El hombre detrás de ti parece haber renunciado ya sabes? Mientras tu balanceas por todos lados tu espada, ¿no ha estado parado allí todo el tiempo?”

Hatsumi: “......!”

 

En el momento en que señaló a ese hombre, la complexión del héroe empeoró en la medida en que podía verlo claramente.

 

Era una vívida representación de que la arrinconaron. Si él la atacó usando a ese hombre como pretexto, el héroe fácilmente retrocedería. Pensó que era un poco problemático que ella tuviera un acompañante, pero resultó ser muy afortunado.

 

Se suponía que el héroe había avanzado por su cuenta y luchó de manera bastante prominente, pero el hecho de que ella confiaba en el hombre detrás de ella era claro como el día. Miró hacia la complexión del hombre y la estaba usando para juzgar si estaban en una posición superior o inferior. Cuando ella luchó, ella lo hizo en un estilo en que dependía de su apoyo. Y luego, después de que el hombre se volvió completamente silencioso, ella comenzó a sudar un poco y se volvió indecisa. Vuishta confiaba en este hecho. Mientras derrotaba a los hermanos de Vuishta, ese hombre proporcionó apoyo preciso para el héroe como si fuera natural. Era bastante habilidoso, pero al final solo era humano, después de todo eso, solo podía proporcionar ese nivel de entretenimiento. La magia de ese hombre no fue capaz de infligir una sola herida en el cuerpo de Vuishta después de todo. Era imposible.

 

No importa quién sea, probablemente ni siquiera Lishbaum, quien le enseñó esta técnica, o incluso el Señor Demonio Nakshatra podría infligirle una sola herida.

 

Finalmente, los hombros del héroe cayeron como si estuviera abandonando la esperanza. Quizás finalmente percibió que no importaba lo que hiciera, no podría derrotarlo. Bajó la vista, dejó caer los hombros y se mordió los labios amargamente. La figura que hizo que el poder que estaba disparando antes pareciera una mentira era demasiado graciosa.

 

Vuishta: “HehehehehyaHAHAHAHAHA !!”

 

Incapaz de contener su alegría, Vuishta vertió su poder maligno en sus garras. Solo serían unos pocos momentos más.

 

En unos momentos más, tomaría la cabeza del héroe y obtendría el honor de ser el primero en matar a un héroe. Ya no había nadie que pudiera entrar en su ...

 

Suimei: “-Aah, qué demonios. Así que eso es los que sucede.”

Vuishta: “... ¿Qué?”

Hatsumi: “... ¿Eh?”

 

Se alzaron dos voces simultáneas a esa declaración completamente fuera de lugar que salió como si alguien se hubiera dado cuenta de algo.

 

Cuando Vuishta se dio cuenta, el hombre que debería haber estado parado de pie detrás del héroe estaba exhalando con una expresión aturdida.

 

Su cara aturdida era como si estuviera asombrado de que no pudiera darse cuenta de una verdad tan simple hasta ahora.

 

Suimei: “Pensé que eras un oponente difícil de tratar, pero ahora entiendo por qué los ataques no funcionan. Tu cuerpo real no está expuesto aquí, así que obviamente no hay forma de que un ataque pueda golpearte uh. ¿Por qué demonios no me di cuenta de algo tan simple antes? Soy demasiado idiota.”

 

Y luego, la complexión del hombre vestido de negro empeoró, ya que se mostró muy perplejo. Ese comportamiento era como si estuviera sufriendo por cuestiones en un mundo completamente diferente de donde la pelea entre Vuishta y el héroe que estaba sucediendo.

 

Después de que dejó salir esa declaración fuera de lugar en un tono laxo, Vuishta disparó el poder maligno que había estado acumulando como una bala mágica hacia él. Sin embargo, el hombre lo notó y cuando chasqueó el dedo, el ataque fue enviado volando con una explosión.

 

Hasta ahora, simplemente se estaba quedando en silencio como si se hubiera rendido, pero ahora mostraba una expresión de aburrimiento y veía a Vuishta tal y como lo hizo al principio.

 

Antes de darse cuenta, el héroe también se movió como si esquivara los ataques de Vuishta y saltó hacia el lado de ese hombre.

 

Hatsumi: “No te rendiste...”

Suimei: “¿Ah? ¿De qué diablos estás hablando? ¿Por qué me rendiría en este tipo de situación?”

Hatsumi: “Eh ...? Pero ya sabes, para sobrevivir, o algo ...”

Suimei: “No, si no podemos ganar, está bien si escapamos. Tú... Después de perder tus recuerdos, ¿también perdiste algo de tu inteligencia?”

Hatsumi: “¿A quién estás llamando estúpida?”

 

El héroe comenzó a gritarle al hombre. El hombre también estaba poniendo una cara de tonto hacia ella, pero su mirada estaba atenta hacia Vuishta. Cuando Vuishta una vez más reunió su poder para un ataque, el hombre levantó la mano que había sofocado una vez más. Su habilidad para interceptar parecía perfecta. Sería difícil para Vuishta atacar.

 

El héroe apuntó con su espada hacia Vuishta mientras le hablaba al hombre una vez más.

 

Hatsumi: “... ¿Averiguaste algo?”

Suimei: “Sí. En serio, pensé que los chicos de este mundo no podían hacerlo, pero parece que hay una excepción. Hay una parte de la cual siento curiosidad, pero ... Bueno, dejaré eso de lado.”

 

El hombre estaba hablando como si fuera capaz de lidiar con la técnica de Vuishta de una manera u otra. ¿Podría ser que no se trataba de un farol y él realmente lo descubrió? No, eso era absolutamente imposible.

 

Vuishta: “... no sé de qué estás hablando”.

 

Cuando Vuishta dijo esto con voz grave, el hombre hizo una expresión de aburrimiento y comenzó a hablar de forma taciturna.

 

Suimei: “Entonces, ¿debería simplemente explicarlo? La razón por la que los ataques no conectan contigo, no es porque tu existencia física se haya vuelto ambigua, sino porque el lugar que estás ocupando se ha vuelto ambiguo, ¿verdad?”

Vuishta: “......”

Suimei: “Parece que tu cuerpo se vuelve brumoso, así que al principio solo pensé que te estabas convirtiendo en vapor o que tu existencia física era ambigua... Pero por Dios, pensar que tenías ese tipo de cuerpo desde el principio, es asombroso. Bueno, eres un demonio después de todo, todo vale, supongo.”

Vuishta: “... Estás completamente fuera de lugar”.

Suimei. “Dejar de intentar mentir en este punto del juego. He peleado con un tipo que usó una técnica similar a la que estás usando en este momento. Bueno, desde el principio, la técnica de ese tipo estaba varios niveles por encima de la tuya, sin embargo.”

 

El hombre estaba seguro de que su conjetura era correcta. Vuishta no pudo engañarlo.

 

Vuishta: “... Bien entonces. Estás en lo correcto. Te elogiaré por haberlo visto. Sin embargo, esta técnica no puede ser derrotada por nadie.”

Suimei: “Ese no es el caso en absoluto. Hay innumerables formas de lidiar con eso.”

 

La cara del hombre mientras decía esto, estaba sonriendo. Era como si acabara de escuchar una suposición completamente incorrecta. Esa actitud que parecía burlarse de Vuishta avivó su cólera.

 

Vuishta: “Ese tipo de técnica no ...”

Suimei: “Estoy diciendo que sí, ¿me oyes? Solo pretender estar informado realmente no es genial, ¿sabes?”

Vuishta: “-Qu! ¿Qué estás ... ¿Con ese tipo de engaño?”

Suimei: “Fuu, si es un farol o no, ¿lo probaremos ahora no?”

 

La boca del hombre se dobló hacia arriba en una sonrisa de manera inquietante. ¿Tan seguro estaba de sí mismo?

 

En el caso de que lo que dice sea cierto, él también debe moverse. No es posible saber qué es lo que el hombre intenta hacer, pero es nefario empezara moverse.

 

Mientras mantiene sus ojos fijos en el hombre viendo como su boca comienza abrirse, el empieza a colocar poder mágico en su mano.

 

Vuishta: “Haaaaaaaa”

 

Vuishta reunió el poder en su mano una vez más, y tomo en la forma de una mano gigantesca. Mientras la balanceaba con todas sus fuerzas, el suelo se volcó junto con una gran onda de choque y voló hacia ese hombre.

 

Las defensas del hombre no llegarían a tiempo. Incluso para el héroe, cuando ella reaccionara, ya sería demasiado tarde.

 

Sin embargo, incluso esa jugada solapada parecía haber sido anticipada. En el instante en que su ataque se estrelló contra ellos, la figura del hombre se desvaneció, y cuando se dio cuenta, tanto él como el héroe estaban ahora en un lugar diferente.

 

... ¿Qué hicieron? Vuishta no pudo leer cuando ese hombre había usado una técnica. Por otro lado, incluso el héroe, que era su compañero, estaba desconcertado por su movimiento instantáneo y estaba mirando a su alrededor incesantemente.

 

Y luego, ese hombre silenciosamente cerró sus ojos, y comenzó a recitar palabras de memoria como si estuviera cantando.

 

Suimei: “— Atman. Eye of those with wisdom, in all cases it is within the fools, some with light dismiss all the ignorance. Sophisticated soul Jnanachakusya. It is drawn on my feet as Pinyin (Aquel que revela la verdad. Abre las puertas del conocimiento, el tercer ojo sostenido por el idiota, y devuelve toda la ignorancia al destino de la Tierra. El alma purificada de Jnanachakusya. Transcribe los noventa y seis rayos revelados por ellos como dos esferas y semicírculos, y dibujarlos en mis pies).”

*Nota: El verso esta originalmente escrito en ingles con una traducción al japonés entre paréntesis, al comparar ambas me hace pensar que a nuestro autor le hacen falta algunas clases de inglés.

 

El canto del hombre resonó en el aire. Su poder mágico estaba agitado, y coincidiendo con eso, se derramó en la atmósfera que lo rodeaba. El viento feroz creado por su poder mágico estaba hiriendo sistemáticamente a la tierra y, finalmente, el hombre abrió los ojos.

 

Suimei: “— Open, Eye of Danguma. And Dase illuminate the truth (Frente a el ojo abierto de Danguma, borra todas las falsedades)”. *Nota: Sip aqui también.

 

En ese momento apareció un resplandor que ilumino todo bajo los pies del hombre.

Cualquier cosa y todo en el área se ahogó en una luz deslumbrante que parecía estar reflejándose en una superficie de agua. Sin embargo, esa luz inmediatamente se calmó, y al igual que antes, la oscuridad del oscuro bosque iluminado por la luna creciente regresó.

 

Vuishta no podía decir en absoluto qué efecto tenía la luz en ese momento, nada sobre su cuerpo había cambiado. El héroe también pareció haberse dado cuenta de esto, y miró al hombre con una expresión perpleja.

 

Hatsumi: “¿Yakagi ...? ¿Qué fue esa magia de ahora?”

Suimei: “Está hecho.”

 

El hombre le transmitió que la magia había terminado. Como Vuishta pensó, era solo un farol hecho en desesperación.

 

Vuishta: “¡Fu, fu, fuHAHAHAHA! ¿¡Que es eso!? Es tal y como pensé, ¿no era solo un farol? ¡Pensé que estabas haciendo algo exagerado, pero nada sucedió en absoluto! ¡Todo es lo mismo que antes!”

Suimei: “No, eso no es cierto. Mira, esto aquí es diferente ¿no?”

 

Cuando el hombre declaró esto, golpeó el suelo con la suela de su zapato. En el suelo, había varios círculos dibujados allí con un brillo pálido que parecía imitar varios ojos.

 

Vuishta: “¿Y qué se supone que haga esa imagen?”

Suimei: “¿Hm? Me llevará un tiempo explicar ¿sabes? Los símbolos budistas, Danguma y Ajunya. Tendría que comenzar a explicarlo desde la magia occidental nacida del budismo indio.”

Vuishta: “Solo dices cosas incomprensibles...”

 

Estaba rebosante de compostura, pero no era como si hubiera ningún cambio. Esa imagen a sus pies era simplemente un círculo mágico.

No había nada de qué preocuparse.

 

Hatsumi: “E-espera un segundo! Después de estar rebosarte de confianza, ¡nada cambió, ¿no? ¿¡Qué estás haciendo!?”

Suimei: “... ¿Incluso tú vas a decir tonterías como esa? Está fuera de tu área de especialización así que solo guarda silencio.”

Hatsumi: “Pero...”

Suimei: “Mira, ¿qué tal esto?”

 

En el momento en que el hombre habló, una luz fría salió de repente.

Fue la magia del hombre. A pesar de saber que no funcionaría, que solo repetiría el mismo evento, era peor que un idiota que solo sabía cómo hacer una cosa.

No golpearía. Absolutamente, o no debería haberlo hecho.

 

Vuishta: “Guuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu ¿Q-qué ...?”

 

Traicionando todas sus expectativas, esa luz atravesó el hombro de Vuishta. El impacto de ser golpeado por la magia y un dolor agudo corrió por su hombro.

 

Suimei: “¿Lo ves? Golpeó ¿no?”

Hatsumi: “Estás bromeando ... ¿Entonces esa magia fue antes para esto?”

Vuishta: “B-bastardo, ¿qué hiciste ...”

Suimei: “General demonio Vuishta, falsificaste la ubicación que estabas ocupando. Sin embargo, mientras este ojo de Danguma esté abierto en el mundo físico, no podrás falsificar dónde estás de nuevo. Ya sea la visión de tu cuerpo que vemos aquí o la que está en otra fase se desvanecerá, y todo estará simplemente expuesto aquí mismo.”

Vuishta: “¡Ridículo! ¡Solo por algo como esa imagen, mi verdadero cuerpo no puede ser golpeado por la magia! ¡Mi cuerpo ya está siempre en el reino de los muertos!”

Suimei: “¿Ah? ¿Siempre en el reino de los muertos? No vayas por ahí diciendo tonterías, maldito idiota. Simplemente existes en la línea fronteriza de las diferentes fases y haces que tu existencia sea ambigua ¿verdad? A pesar de que esta usando es a técnica, ¿ni siquiera lo sabe? No es como si tu cuerpo estuviera en un lugar lejano.”

Vuishta: “Un ataque desde aquí no podría ...”

Suimei: “Sí, no puede. Realmente no te puede alcanzar. Sin embargo, tu comprensión de la técnica aún no está clara. Cada vez que atacas o defiendes, tu condición actual solo coincide con estar aquí o allá. La habilidad sobrenatural de poder atacar desde una distancia en diferentes fases es algo que solo alguien como Kudrack podría hacer. En resumen, solo estás escondiendo tu cuerpo solo un poco.”

Vuishta: “¿Qué ...?”

 

Fue un gran impacto. Ese hombre podía ver a través de partes de la técnica que Vuishta no sabía nada.

 

Vuishta: “S-sin embargo, ¡solo porque hayas roto esta técnica no significa que he perdido!”

Suimei: “Pero, el hecho de que ahora puedas ser cortado por mí, es bastante cierto ¿no?”

 

El héroe que había estado callada hasta ahora declaró esto mientras dejaba salir su sed de sangre. Al igual que cuando comenzó la lucha, no, ella se desbordaba con aún más espíritu que antes.

 

Vuishta: “¡Cállate, niña estúpida!”

 

Cuando Vuishta reunió su poder maligno y disparó una bala mágica, el hombre actuó en respuesta y lanzó su magia de luz. Las dos magias se cruzaron en el espacio entre Vuishta y el héroe.

 

Usando su malvada aura, Vuishta desplegó su muro defensivo, y la magia del hombre fue bloqueada y desapareció.  Por otro lado, el hombre también bloqueó su ataque con una pared mágica. Un círculo mágico dorado flotando en el cielo fue desplegado ante él como un escudo.

 

De repente, el héroe apuntó su mirada hacia ese hombre.

 

Hatsumi: “Yakagi”.

Suimei: “¿Qué? ¿Vas a decir que no era asunto mío?”

Hatsumi: “Um, eso no es, pero ...”

 

Pareciendo haber captado sus sentimientos después de que ella había dudado en hablar, el hombre dejó escapar un suspiro como si se estuviera resignando.

 

Suimei: “Como quieras. La Espada Fantasma del Kurikara Dharani es una espada que reduce el mal que acecha al mundo. Adelante, demuéstrale a ese tipo esas técnicas de espada que se han pulido durante quinientos años.”

 

Después de su intrépida declaración, el héroe resueltamente asintió. Luego apuntó con su espada hacia Vuishta, y se lanzó a atacar con un gran golpe.

 

Hatsumi: “¡HAAAAAAAA!”

Vuishta: “¡No subestimes!”

 

En el momento en que pensó que la había atrapado en su vista, de repente desapareció, y un corte horizontal apareció de su costado. Ella estaba luchando mientras permanecía fuera de su campo de visión. También estaba claro que sus movimientos eran mucho más agudos que antes.

 

Sin embargo...

 

Vuishta: “¡Todo lo que eso significa es que ahora tengo que evadir! ¡Ya he visto a través de tu espada!”

 

Incluso si su espada ya no era indecisa, incluso si ahora estaba perfectamente clara, no había forma de que su espada lo golpeara.

 

Vuishta había visto a través de la espada del héroe. Su técnica era clara para él. Cada vez que ella lo atacaba, la espada de mithril brillaba con bastante claridad después de todo.

 

Incluso si el propio héroe desaparecía de su campo de visión, la luz proyectada por su espada al trazar una línea en el aire le indicó exactamente de dónde venían sus ataques. Al igual que cuando comenzó la lucha, todo lo que tenía que hacer era esquivarlo. Nada más.

 

El héroe no parecía haberse dado cuenta de esto. Pero Vuishta simplemente continuó enviando su espada volando hacia él. Y al igual que antes, todo lo que tenía que hacer era juguetear con ella hasta que su poder se desvaneciera.

 

Hatsumi: “Ku, no puedo golpearlo ...”

Vuishta: “¡Así es! Incluso si no puedo usar mi técnica para hacer que tus golpes de espada pasen a través de mí, ¡no puedes golpearme! ¡Nunca serás capaz de hacerlo!”

Hatsumi: “...”

 

Al ver que el héroe se quedaba en silencio, la alegría de Vuishta se filtró.

Ver a su enemigo que se había calentado con la pasión mordida en sus labios debido a su impotencia le trajo niveles de alegría insoportables.

 

Vuishta: “¡Fu, fuha, FUHAHAHAHAHA! Después de que derrotar a esta estúpida niña, ¡el siguiente eres tú, maldito mocoso!”

 

Después el héroe sería ese hombre vestido de negro. No había manera de que dejara que el hombre que había visto a través de su técnica y tuviera el poder para lastimarlo escapara con vida.

 

Vuishta comprendió completamente por la magia que disparó antes que la magia del hombre era incapaz de atravesar sus defensas. Después de que lo trato de una manera tan engreída, Vuishta tuvo que devolverle adecuadamente el favor asesinándolo.

 

Por otro lado, algo andaba mal con el héroe, en completo contraste a cómo ella se estaba moviendo sin parar mientras lo atacaba en ese momento, se quedó quieta con su espada en posición. Su espada apuntaba directamente a sus ojos y la empuñadura de su espada estaba un poco más abajo que su pecho.

 

Vuishta no sabía lo que ella estaba planeando. Sin embargo, la luz que brillaba en su espada le mostraba cuáles serían sus próximas acciones.

Ya le habló de la realidad detrás de la espada.  La luz de la luna que se reflejaba en su espada.

 

La luz de la luna...

 

Vuishta: “Ah-?”

 

Se ha ido. El destello que se suponía que le mostraría su próximo movimiento, la luz que se suponía que debía estar allí, desapareció abruptamente.

 

Y justo cuando perdió de vista su espada, pudo escuchar la voz de una mujer frente a él.

 

Hatsumi: “-La Espada Fantasma de Kurikara Dharani, Cruz de Niebla.”

 

Mientras la voz imponente del héroe resonaba en sus tímpanos, el cuerpo de Vuishta yacía boca abajo en el suelo.

En la oscuridad, Vuishta volvió el cuello. Antes de darse cuenta, su cuerpo fue dividido en cuatro partes.

Antes de que pudiera expresar su angustia, su duda salió vertiendo de su boca.

 

Vuishta: “C-cómo ...”

 

¿Cómo hizo ella esto? Qué demonios es lo que había sucedido-

 

Suimei: “-En la noche de luna nueva, nunca luches contra un espadachín. Dios mío, como se podría esperar de padre. Realmente necesito quitarme el sombrero.”

 

El hombre vestido de negro levantó la vista hacia el cielo mientras el viento de la noche soplaba contra él.

 

Habló como si estuviera leyendo los pensamientos de Vuishta. Su voz sostenía vagamente un tono algo nostálgico pero feliz.

 

Sin embargo, luego miró a Vuishta con una sonrisa. Esa sonrisa era como la que el Señor Demonio Nakshatra haría, como si todo solo pudiera haber sucedido como lo deseó y todo estuviera en la palma de su mano.

 

Vuishta: “Ridículo ... La luz de luna es delgada, pero ciertamente debería estar brillando en el cielo ...”

Suimei: “¿Es eso así?”

 

Debido a la forma en que su voz lo ridiculizaba, Vuishta miró hacia el cielo. Sin embargo, la brillante luna creciente ...

 

Vuishta: “¿No está allí ...?”

 

Como si la luna creciente nunca existiera, el cielo nocturno estaba completamente negro, ni siquiera una sola estrella brillaba en el cielo.

 

Cazar a la luna.

 

Suimei: “- Square of the moon. La luna es un espejo que refleja toda la verdad en el sistema solar. Todo lo que está bajo la luz de la luna queda claro por su brillo, y todo lo que está debajo de esa luz se vuelve honesto. Por lo tanto, me encargue de cazarla desde el cielo” *Nota: De nuevo con el inglés del autor.

 

Vuishta no podía entender lo que ese hombre estaba diciendo cuando su voz sonó como si estuviera recitando un poema. Sin embargo, ese hombre vestido de negro se encogió de hombros como si ridiculizara el desconcierto de Vuishta.

 

Suimei: “Bueno, lo dije de una manera bastante exagerada, pero este ni siquiera es el mismo sistema solar que la Tierra, y ni siquiera sé si hay un espectro de noventa grados aquí. Lo dije así, pero es solo por mera consolación o consuelo, sin embargo-”

 

—Para ti, fue un solo consuelo fatal, ¿no?

 

Esos ojos rojos brillantes con los que miró a Vuishta eran más siniestros que incluso los del Señor Demonio Nakshatra mientras hablaba con una voz fría que le hizo estremecerse. Aunque era demasiado tarde, se dio cuenta de que este hombre era un dios de la muerte.

 

Vuishta: “Bastardo... Sabías que había capturado la luz que se reflejaba en su espada”.

Suimei: “Dijiste que lo viste todo. Y así, tus ojos siempre se centraron en la espada de Hatsumi. Pensé que ese sería el caso, eso es todo. Bueno, si la espada no estuviera hecha de Mithril y estuviera hecha de Orichalco que es naturalmente más brillante, sería una historia diferente.”

 

‘Bueno, después de todo, es tu derrota por ser cautivado por su instinto asesino de esa manera.’

 

Sus palabras resonaron sin piedad en el bosque nocturno. Y luego, el hombre una vez más golpeó el suelo con su zapato negro. Mientras lo hacía, Vuishta se dio cuenta de que algo estaba fuera de lugar. Si la luna no estuviera brillando sobre ellos, entonces el entorno estaría completamente oscuro, y él no podría ver. Sin embargo, su entorno era claramente visible porque la imagen de los ojos a los pies del hombre estaba llena de una luz pálida.

 

Suimei: “Simplemente significa que la deslumbrante luz que revela la verdad también puede ocultar una mentira. Eso es todo.”

Vuishta: “Si... solo tú, si solo tú no hubieras estado aquí ...”

Suimei: “Bueno, en realidad me pregunto sobre eso. Podría haber otras técnicas que podrían captar tu cuerpo real y Hatsumi podría haber hecho algo al respecto en el último momento. También fuiste cortado por esa espada porque no mediste correctamente la distancia ¿no? Podrías haber sido cortado antes incluso de que te dieras cuenta.”

 

El hombre se jactó de que la probabilidad de victoria de Vuishta era básicamente inexistente en primer lugar.

 

Suimei: “Bueno, si fueras al menos tan fuerte como Rajas, es posible que nos hayas derrotado, pero parece que eres muy inadecuado cuando se trata de los fundamentos”.

 

Mientras el hombre hablaba como si estuviera recordando algo, un escalofrío imposible pasó por el cuerpo de Vuishta.

 

Vuishta: “Bastardo, no podría ser que tu...”

 

Y luego, el hombre hizo una expresión como un mocoso jugando una broma que acaba de ser descubierta, y dejó escapar una risa ligera.

 

... Entonces este hombre fue quien derribó al General Demonio que fue elegido para dar el primer paso como la vanguardia entre todos los generales.

 

Suimei: “Reiji fue quien derrotó a Rajas. Dejémoslo así, y tan solo muere tranquilamente aqui.”

 

La voz del hombre mientras intentaba crear una cortina de humo de sus acciones, era lo último que el General Demonio Vuishta pudo escuchar.