Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 62: Escapando de las sombras.




Manual




La Capital Imperial Filas Philia fue originalmente construida para funcionar como una ciudad fortaleza. Debido a eso, su estructura es bastante compleja. La ciudad está dividida en distritos utilizando el concepto de compartimentación, a primera vista parece una ciudad muy bien organizada. Aunque en realidad, es más un laberinto de calles y callejones sin salida en toda la ciudad. Sin una comprensión firme de su estructura, no era fácil llevar a cabo un asalto. Las antiguas trampas, los callejones sin salida que no tenían en cuenta las casas cercanas, las antiguas vías acuáticas, muchos lugares peligrosos fueron olvidados durante mucho tiempo.

 

Eran instalaciones que inquietaban tanto a los extranjeros como a los locales. Las murallas que rodeaban la ciudad eran altas y las salidas se encontraban en el extremo norte y sur. El paso dentro y fuera de la ciudad estaba severamente restringido por la noche. Todos y cada uno de los distritos albergaban una estación para la policía militar, mirándolo desde otra perspectiva, se podía decir también que todas eran cárceles.

 

Esto también fue problemático para la niña que se había visto obligada a escapar sin un final a la vista.

¿Cuánto tiempo pasó desde que se puso su túnica negra y se ocultó de los ojos de los ciudadanos de la Capital Imperial? Gracias a los carteles de búsqueda colocados para que la identidad del sospechoso se extendiera, Liliana siguió escapándose sin importar si era de día o de noche a través de las inquietas calles de Filas Philia. Estaba viviendo en estos días impredecibles sin descansar lo suficiente e ignoraba el poder mágico que le quedaba.

 

Para navegar por el laberinto de callejones antes mencionado, es necesario elegir cuidadosamente la ruta.

 

Sería inaceptable si ella descuidadamente salía por las grandes calles principales. No era solo la policía militar y una parte de los soldados quienes se movían, incluso los ciudadanos estaban hablando y vigilándola.

 

Si ella escuchaba atentamente a lo largo de las calles, podía oírlos decir cosas como: “El arma humana es la culpable de los incidentes de coma”, “Está corriendo dentro de la Capital Imperial” y “Puede estar haciendo estragos en medio de la ciudad”, en todas partes. Mientras sus características fueran conocidas, el manto no era suficiente para esconderse.

 

Liliana: “.........”

 

Liliana recordó lo que había sucedido hasta ahora mientras miraba el cielo nublado. Sobre cómo atacó a los nobles que pretendían derrocar a Rogue, sobre cómo luchó con Suimei Yakagi, y sobre cómo obedeció las palabras de la sombra esa noche

 

... ¿Fue esa la decisión correcta? Debido al temor de ser atrapada y la ansiedad de no lograr sus objetivos, rechazo la bondad de Suimei Yakagi y escapó.

 

Ciertamente, Liliana tenía algo que debía lograr. Ella tenía que eliminar la amenaza que acechaba a la persona más querida para ella. Sin embargo, si en ese momento, admitía sus crímenes, desechaba su magia oscura y se hacía amiga de él, era posible que hubiera podido regresar al camino correcto. Tal visión flotó en su cabeza.

 

Esa noche, él le preguntó si estaba realmente bien continuar usando su magia oscura. Él era una persona que quería liberarla de ese camino. Ellos ni siquiera habían hablado muchas veces. Cada vez que lo hicieron, ella lo rechazó por su propio bien. Y luego fue golpeado por la magia oscura. Cuando pensó en ello, hasta ahora, nunca antes hubo una persona así. Incluso cuando el poder oscuro se volvió loco, ignoró su propio cuerpo para salvarla y le mostró una sonrisa de alivio.

 

Esa fue la primera vez que recibió una sonrisa de alguien. Es por eso que, al recordar esa mano que se extendió hacia ella, un pánico indescriptible se apoderó de ella cuando sintió una nostalgia que le arrancó el corazón. Esa fue probablemente la última vez. Esa era la última vez que le mostraría amabilidad.

 

Liliana: “Suimei Yakagi ...”

 

Sin saberlo, su nombre salió de su boca. Pudo haber sido que ella estaba rezando para que apareciera, esos eran sus verdaderos sentimientos. Sabía que este anhelo que llegó demasiado tarde era arrepentimiento. Sin embargo, ella oró una vez más...

 

-- “Lucha, Liliana. Si lo haces, dependiendo de las circunstancias, serás necesaria después de todo.”

 

Liliana: “Uu ... Uu ...”

 

Esas palabras que una vez escuchó de la sombra torturaron y condenaron su corazón. Lucha. Si no lo hacía, perdería su lugar en el mundo. Nadie la necesitaría. No había significado para su vida más que lastimar a otros. Ella tenía que ser fuerte.

 

Ella no pudo sacudirse esa voz. En cuclillas y apoyada contra la pared de piedra de un edificio, en poco tiempo, el vaivén de su corazón se detuvo. El anhelo y el dolor que agarraba su corazón hasta ahora desaparecieron en algún lado.

 

Liliana: “Yo, existo ... por el bien del coronel.”

 

Ella debe luchar. Es justo como dijo la sombra. Aquella que posee el poder de la oscuridad nunca será aceptada por nadie.

Eso es correcto, desde el momento en que nació, ella había sido condenada al aislamiento por todos. Esto no solo se limitaba a la gente de la aldea en la que vivía. Incluso su padre y su madre siempre la miraban como si fuera algo repulsivo.

 

Después de llegar a la Capital Imperial, nada había cambiado. No importa en qué calle caminara, las miradas que la señalaron con odio no cambiaron.

 

Si es así, esa persona, Suimei Yakagi también debe ser igual. El acto de extender su mano hacia ella tuvo que haber sido un acto para hacerla bajar su guardia. Después de todo, esa persona se estaba moviendo para atrapar al culpable detrás de los incidentes de coma.

 

Por eso, ella debe luchar. Por el bien de proteger el único lugar al que ella pertenecía, Rogue ...

 

……Todavía no había señales de la sombra tratando de contactarse con ella. Después de instarla a escapar, ella no recibió ninguna comunicación de ella. Probablemente la habían descartado. Sin embargo, cuando ese pensamiento pasó por su mente, ya no pudo parar.

 

Liliana: “¿¡!?”

 

Mientras estaba pensando en tales cosas, de repente sus hombros se sobresaltaron. Era un sentido dominado por alguien a quien los demás temían. La presencia de alguien estaba detrás de ella. Sería malo si la encontraran. Ella tuvo que esconderse rápidamente.

 

Después de un momento, no había voz ni presencia apuntando hacia ella. Ella no había sido descubierta. Ella tímidamente echó un vistazo y observó dónde acababa de estar de pie. Lo que ella vio no fue ni la policía militar ni los soldados.

 

“¡Papá, mamá, date prisa, vamos ~!”

 

Lo que entró en su vista, era una familia que caminaba armoniosamente. Un padre, una madre y su pequeño hijo. Mientras el niño los apresuraba a seguir hacia donde iban, el padre lo alcanzó mientras decía “Lo tengo, lo tengo”, y lo tomó de la mano. La madre señaló con una mirada amable hacia ellos mientras los perseguía desde atrás mientras decía: “Es peligroso si no miras hacia adelante correctamente mientras caminas”.

 

Todos ellos compartieron una sonrisa. Incluso en la capital imperial atrapada por una crisis, todos se reían como si se estuvieran divirtiendo.

 

“Pronto sería el desfile del héroe. ¿A dónde deberíamos ir hoy? Hay artistas callejeros en la calle principal.” Escuchó voces discutiendo estas cosas.

 

“Oye, papá, quiero comer algunos dulces.”

“¿Acaso no comiste algo en casa ...?”

“Quiero dulces”.

“Hmmmm... pero”

“Oye, no puedes decir cosas tan egoístas.”

“Pero…”

“No se puede evitar. Cuando volvamos a la calle, ¿buscaremos algo?

 

El niño lanzó sus brazos al aire con deleite. La madre que estaba mirando esto dejó escapar un suspiro de exasperación, pero definitivamente no mostró ningún disgusto en su rostro.

 

“...!”

 

Liliana quería huir. Este tipo de escena estaba tan lejos de ella. Mientras se alejaba, las voces de la familia feliz detrás de ella despertaron su corazón. Ella quería alejarse de aquí lo más rápido posible. Si no lo hacía, esa apariencia de una familia feliz que uno podría encontrar en cualquier lugar despertaría algo oscuro que acechaba dentro de ella.

 

Estaba huyendo con todas sus fuerzas, y antes de darse cuenta, salió a la calle principal. Fue un acto demasiado descuidado teniendo en cuenta el hecho de que estaba siendo buscada, sin embargo, con esto, la paz en su corazón se restableció.

 

Ella dejó escapar un suspiro de alivio. Esa familia no estaba aquí. La voz feliz del niño, la voz encantada del padre que movió su corazón y la voz risueña de la madre que los cuidaba gentilmente. Con los muchos pasos y la mezcla de muchos sonidos debido al ajetreo y el bullicio, ya no podía escucharlos.

 

Su corazón finalmente estaba en paz. Sin embargo, eso no continuó por mucho tiempo.

 

“-Oi, el de la túnica negra allí”.

“¿¡!?”

 

Mientras se volvía hacia la voz, lo que apareció a la vista fueron varios policías militares ... Fue descubierta. Cuando dejó escapar un gemido en su mente, uno de los policías militares que parecía ser el oficial al mando dio un paso al frente.

 

“Toda la ciudad está actualmente en vigía. Su estatura es similar a la que estamos buscando. Retire su la capucha.”

“...”

“¿Qué pasa? ¿No te la quitarás ...? ¡No puede ser, tú!”

 

Como ella no cumplió con su orden, los otros policías militares se acercaron furtivamente. Liliana retrocedió reflexivamente. El oficial de la policía militar juzgó que se trataba de un intento de fuga, y ordenó a la otra policía militar.

 

“¡Captúrenlo!”

 

Combinando esas palabras, un silbido mágico sonó en el aire. En poco tiempo, los policías militares que lo escucharon comenzaron a llegar desde todas partes de la calle. Justo en el medio de la calle, Liliana fue rodeada en un instante. Incluso repentinamente, el tráfico en el área se convirtió en un alboroto. Con Liliana en el centro, la policía militar la había cercado por completo y los ciudadanos los rodeaban.

 

La policía militar era cautelosa de su magia y vaciló en acercarse. Sin embargo, después de ver que Liliana no estaba usando magia sin importar cuánto esperaban, prepararon sus bastones y cargaron. Liliana lo evadió con un movimiento de pies. Ella no usaría la magia tan a la ligera. Su maná se había agotado en gran medida por lo que no podía usarla de forma descuidada. Sin embargo, a este ritmo, con las cartas que podía jugar siendo limitadas, las acciones que podía tomar eran todas pobres. Mientras pensaba en esto, la impaciencia comenzó a calentarse dentro de su cuerpo. Esto fue malo. Estas fueron las únicas palabras que flotaron en su mente. Tal vez porque estaba atrapada por esos pensamientos, se encontró con el impacto de uno de los bastones.

 

Liliana: “¡Kya!”

 

Cuando la enviaron a volar, se le había caído la capucha. Cuando su cara fue revelada, pudo escuchar a los policías militares que la vieron jadear.

 

“… Lo sabía.”

 

Emparejando el gemido del oficial al mando, pudo oír a la multitud rodeando a los policías militares que se agitaban a través de las grietas en su formación. Podía escuchar voces temerosas, “Oi, esa es la que están buscando ...” “El arma humana ...” “Es el culpable de los incidentes”. Incluso la policía militar a su alrededor la miraba con ojos como si estuvieran viendo a un demonio o monstruo.

 

Mientras miraba a su alrededor, ese tipo de mirada se acercaba desde todos los ángulos.

 

Liliana: “Uu ...”

 

¿Por qué todos siempre la miran con ese tipo de ojos? Esos ojos que parecían estar viendo algo repulsivo. A pesar de que ella ni siquiera había hecho nada. Aunque ella no nació con este poder porque lo quería. Aunque nunca deseó la infelicidad de los demás.

 

“Hii- !?”

 

Junto con esa voz temblorosa, la gente en los alrededores se puso pálida. Por alguna razón, todos habían sido atrapados por el miedo en un instante. Y luego, antes de que Liliana pudiera determinar la razón por la que todos tenían esa expresión, la respuesta llegó desde los alrededores.

 

“¿Qué hay, con ese ojo ...?

“M-monstruo! ¡Es un ojo de monstruo! “

 

De repente, los gritos llenaron el aire. Se dio cuenta de que el parche que ocultaba su ojo derecho había caído al suelo. El impacto de ser golpeada por un bastón había roto la cuerda del parche. Debido a eso, se reveló el repulsivo ojo derecho alterado por el poder de la oscuridad. Liliana reflexivamente miró a su alrededor. Todos los humanos a la vista la miraban asustados y sorprendidos.

 

--Estos eran las mismas miradas que la gente de su aldea le mostraba cuando le temían como si fuera una calamidad y la excluían. Llenos de emociones oscuras, esos ojos, ojos, ojos, ojos, ojos-

 

Liliana: “A-AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!”

 

Desde lo más profundo de su corazón, los recuerdos de su pasado que ella había empujado hacia la oscuridad debido a un trauma emocional irrumpieron y comenzaron a desbordarse. Eran los recuerdos de esa época que nunca más quería recordar. Esa vez ella estaba decidida a ser la fuente de toda la desgracia de la humanidad, esa malicia.

 

“¡Espera!”

“¡No dejes que se vaya!”

 

Liliana comenzó a correr. La aguda voz detrás de ella la persiguió. Muchos pasos la perseguían. La razón por la que pudo escapar fue porque fueron sorprendidos por su ojo derecho. Ella se zambulló en un callejón y corrió con todas sus fuerzas.

 

Liliana: “Haa, haa ...”

 

……Liliana no tenía idea de dónde o cómo estaba huyendo. Después de un rato se detuvo en un callejón para recuperar el aliento que se había acabado. Ella de alguna manera logró escabullirse. No…

 

Liliana: (Todavía hay alguien ahí ...)

 

Había una presencia detrás de ella. ¿Uno de los policías militares la alcanzó? Sin embargo, contrariamente a esa predicción, la presencia era extremadamente delgada. Este tipo de habilidad para esconderse no era algo que la policía militar poseía.

 

Cuando se dio vuelta, a la sombra de un edificio, una sombra se extendía. Y luego, esa sombra se extendió aún más como si se estuviera escapando de la sombra del edificio. En poco tiempo, después de que la sombra se había extendido por completo, lo que apareció fue ...

 

Rogue: “-Entonces estabas aquí, Liliana”.

Liliana: “¿C-Coronel ...?”

 

Era su padre adoptivo y oficial superior, Rogue Zandark. Al ver esa figura, estaba llena de emociones. Tal vez había venido a buscarla después de que ella no había regresado a casa.

 

Pero, ¿por qué estaba desenvainando la espada en su cintura?

 

Rogue: “Liliana, ¿has tomado tu determinación, cierto?”

Liliana: “¿Eh ...?”

 

Una voz desconcertada se deslizó de su boca. Ella no podía entender lo que estaba pasando en absoluto.

 

Rogue: “Liliana.”

Liliana: “Por favor espera. ¿Qué quieres decir ... determinación?”

 

¿Qué tipo de resolución tenía que tomar con alguien que supuestamente iba a recibirla? A pesar de que venía a salvarla, ¿por qué estaba haciendo una expresión tan tensa? No importa cuánto esperara, no recibió respuesta. Todo lo que vino, fueron los pasos fríos y rígidos acercándose.

 

Liliana: “Cor...onel ... Qué suce ...”

Rogue: “¿No es obvio? He venido a asumir la responsabilidad de lo que debo cumplir. Por el bien de castigar a quien han cometido crímenes “.

Liliana: “¿Por qué ... Coronel, por qué ...”

 

¿Estás haciendo eso? Ella quería preguntar. A pesar de que Liliana corrió alrededor realizando esos crímenes solo para proteger a la que estaba frente a ella. A pesar de eso, ¿por qué tenía que recibir un castigo?

 

Liliana: “¡Coronel! ¡Yo, por el bien del Coronel!

Rogue: “No quiero escuchar tus excusas. Si también eres un soldado del Imperio, ten en cuenta tu propia responsabilidad.”

Liliana: “N-no ... Eso no puede ... Coronel ...”

 

La hoja desnuda se acercó cuando Liliana se encogió y apunto hacia ella. ¿Estaba a punto de ser asesinada? Cuando este pensamiento vino a su mente, el cuerpo de Liliana se movió por sí mismo.

 

-No quiero morir.

 

Ese apego a la vida corría en su propio cuerpo. Antes de que ella lo notara, ella evadió la espada de Rogue.

 

Rogue: “... Liliana.”

 

Rogue murmuró su nombre. Su expresión se había convertido en una sombra y ya no era visible. No, ella no quería verlo. Si incluso esa cara la miraba como algo repulsivo, su corazón ciertamente se rompería después de todo. Los movimientos perezosos y compuestos de Rogue aparecieron en su vista.

 

Una vez más, la luz parpadeó en su espada. Siguiendo la luz que atravesó sus ojos, la punta de la espada se inclinó hacia adelante ... A este paso, ella morirá. Por el hombre al que ella llamaba Coronel, al que ella idolatraba como padre. Por la persona que ella más quería en el mundo.

 

Liliana: “No ... NooOOOOOOOOOOOOOO!”

Rogue: “¿¡!?”

 

La estocada de Rogue atravesó la pared justo al lado de ella. Sin detenerse a pensar que el suceso frente a ella era de hecho una oportunidad, Liliana una vez más comenzó a correr.