Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 41: La feroz batalla termina delante de los truenos.




Manual




Mizuki: “Todo el mundo…”

 

Mizuki, quien se quedó atrás de Reiji y todos los demás durante la batalla contra Rajas, apretó los dientes.

 

Reiji y Titania están en el borde de la tierra que se desmorona circundante al ataque de gran alcance del Demonio. Incluso el noble que uso a Suimei y la princesa imperial están allí. Ella solo llegó hasta aquí a través de la protección de un caballero. No pude lograr nada. Todo lo que podía hacer es mirar. Mizuki se vuelve más pequeña detrás de la espalda de Luka mientras se reprende.

 

Una vez, en el otro mundo, cuando estaba en problemas, Reiji y Suimei vinieron a rescatarla. Ahora, aunque sus amigos están en peligro, este aterrador Demonio la deja demasiado asustada para moverse. La culpa de su debilidad afecta su corazón y su conciencia.

 

Mizuki: “Puedo hacer algo?”

 

Oyó que Suimei estaba en peligro, pero sólo podía temblar de miedo y refugiarse detrás de la espalda de Luka. Mientras Reiji y todos los demás luchan, todo lo que puede hacer es esperar a que todo termine.

 

¿No ha sido siempre así? ¿Hacer amistad con personas fuertes para que pudieran protegerla? En este momento, tal persona se encuentra ante ella después de haber sido obligado a una difícil batalla contra un gran Demonio. Nada ha cambiado. Esos pensamientos empeoran cuanto más Mizuki piensa sobre ellos.

 

No ... detente ... Tal cosa...

 

Así es, tales pensamientos son inútiles. Sus responsabilidades actuales no le permiten el auto desprecio. No puede renunciar a sí misma, no al lado de Reiji.

También está la otra chica, la princesa Titania de Aster. Su resolución en el campo de batalla no es sólo para Reiji. Es para todos, incluso para completos extraños.

 

¿No hay algo que pueda hacer? Tiene que, tiene que haber algo para ella. Ahora no puede hacer nada, pero el futuro tiene que ser diferente. Ella no se convertirá en una carga que sólo necesita ser protegida. Necesita ser más fuerte. De ahora en adelante, ella pondrá todo su esfuerzo en ello. Eso es lo que puede hacer.

 

En cuanto a lo que tiene ahora, es correcto, lo que tiene es magia. Es lo único que ha podido aprender desde que vino a este mundo. Esa es la única cosa con la que podrá ayudar en el campo de batalla. Sin embargo, la magia normal no lo dañara. Necesita magia más fuerte que la de Graziela si quiere ayudar contra los Demonios como Rajas.

 

La magia que puedo usar ...

 

-Un soplo de fuego es suficiente para acabar con este infierno congelado ...

 

Mizuki: “Ah ...”

 

Una voz llena de convicción resonó en su cabeza sin previo aviso. Con ella, apareció una imagen clara. Su intuición le dice que eso es lo que necesita para derrotar a sus enemigos. Pero, ¿por qué está pensando esto ahora? Ese pensamiento la llevo a recordar algo que Titania y Felmenia le han dicho. La magia a veces desciende y aparece dentro de la cabeza. Ella oyó que tal cosa sucedió la primera vez que Reiji también usó magia. Esto debe ser lo mismo.

 

Ella tiene que ponerlo en uso. Ella no llegará al mismo lugar en el que todos estén, a menos que tenga el coraje de pararse por sí misma. La verdadera pregunta es si puede o no sacar ese coraje. Ella salto de su caballo con ese pensamiento en mente.

 

Luka: “¿¡Mi- Mizuki-dono!? ¡Espere!

Reiji: “Mizuki !?”

 

Luka y Reiji la llamaron al darse cuenta de que se está poniendo en peligro.

 

Mizuki no se detuvo. Ella está haciendo esto por sí misma, por el derecho a estar junto a él, y por sus amigos. Ella paso a través de la mitad del campo de batalla y se detuvo a la espalda de Rajas. Ella nunca se dio cuenta cuando se enfrentó a los soldados, pero ella puede lanzar magia contra una espalda desprotegida -

 

Rajas: “¿Qué es esto ... ¿Una niña pequeña?”

Mizuki: “Uh, ah ...”.

 

Rajas la miro por encima del hombro antes de que pudiera lanzar su hechizo. Simplemente caer bajo la mirada del Demonio es suficiente para que se congele. Ni siquiera puede mover un solo dedo. ¿Todo el mundo estaba luchando contra esto? ¿Cómo puede alguien luchar contra un monstruo así? Mizuki se preguntó si puede admirar algo más que violencia.

 

Titania: “¿Qué estás haciendo? ¡Mizuki, regresa!”

Rajas: “Hmm, una niña se puso detrás de mi...”

 

Las voces de Titania y Rajas rebotan en la cabeza de Mizuki. Ella no está en posición de separarlos. Todo lo que puede ver es el enorme brazo de Rajas. Podría fácilmente rasgar su cuerpo, pero el Demonio lo mueve como si fuera una pluma. Ella está inmóvil. Su mente se llena de la ilusión de que el brazo de Rajas es como un tronco.

 

Su esfuerzo fue inútil. Ella tenía una buena idea, pero su coraje se secó.

 

Reja: “¡Estás en el camino!”

 

Las palabras de Rajas son frías. Ella no es más que un insecto para ese arrogante Demonio.

 

Mizuki: “No viene ...”

 

Ella apenas se las arregló para dejar salir una pequeña y débil voz como la de un insecto. Ella no puede oírlo, pero incluso si es inaudible para ella, todavía puede conceder su deseo. Esta situación-

 

Rajas: “¡Guaahhhhhhh!”

 

Mientras Mizuki está plantada en su lugar por su miedo, Rajas dio el primer paso adelante sólo para ser superado por el dolor. El Demonio rugió al cielo en angustia mientras agarra su pecho. No, esa es la fuente de su dolor. Algo se está sacudiendo dentro de su cuerpo. Pronto, serpientes como relámpagos pálidos se filtraron de las heridas y las articulaciones de Rajas.

 

Rajas: “¡Uh, ah, gahhh! ¡Bastardo, no lo haré, no sucumbiré a esto!”

 

¿Está Rajas gritando al relámpago, o está dirigiéndolo hacia alguien? Es algo que nadie jamás conocerá. El trueno crepita mientras el relámpago pálido se transforma en una víbora y devora el interior del cuerpo de Rajas. Es el mismo sonido creado cuando algo toca una línea eléctrica expuesta. Rajas no puede hacer nada mientras sus chirridos fríos se mezclan con el sonido.

 

Reiji salto de los brazos de Titania y, en un instante, llego al pecho de Rajas. ¿Ya se recuperó su cuerpo? De cualquier manera, esta es una oportunidad que no se perderá. Ahí es cuando una banda de fuego envolvió el cuerpo de Reiji. Sin que nadie se diera cuenta, utilizó la magia de fortalecimiento.

Del mismo modo, el brazo de Rajas todavía está restringido por el rayo. La espada Orichalcum dejo salir un corte hacia arriba mientras el Demonio lucha por mover sus brazos.

 

Reiji: “¡Haaaaaaaaaaa!”

 

El rugido de Reiji sacudió el aire mientras empujaba su espada de Orichalcum en el pecho de Rajas.

 

Rajas: “Gu…. Ah ... Imposible, esto, esto, no puede suceder...”

 

El espasmo no le permitió al Demonio notar que Reiji está dando el golpe final. En todo caso, parece actuar como si su corazón fuera pinchado por una aguja.

 

Reiji, habiendo apuñalado su espada, callo. A pesar de que su hoja fue detenida, la empujo hacia adelante. Poco a poco, la punta de su espada se hundió en el cuerpo de Rajas. Ahí es cuando una sacudida de relámpago corrió a través de la hoja y lo rechazo.

 

Rajas: “Gu, uuu .... Si sólo ese hombre, si ese bastardo no se hubiera puesto en mi camino.”

Reiji: “¿La persona responsable de este desastre?”

Rajas: “¡Él! ¡Ese hombre de negro uso una magia extraña para aniquilar las fuerzas bajo mi mano! ¡Sí sólo, si ese tipo no existiera! ¡Ustedes serían los que estarían acabados”

 

Rajas reunió su fuerza restante sólo para que se dispersara con un grito. No era la espada de Reiji o el relámpago lo que impidió que el Demonio enloqueciera, sino una maldición.

Ahí es cuando Felmenia dio unos pasos adelante para hacer frente a Rajas.

 

Rajas: “Qué quieres…. mujer…?”

 

La hermosa maga vestida con su túnica blanca contrasta con las sibilancias pesadas de Rajas. Su presencia es casi como una imagen para compensar la fealdad de Rajas. Felmenia, con un tono tranquilo, dice:

 

Felmenia: “Demonio, hay algo que quiero preguntarte.”

Rajas: “¿Qué quieres preguntar?”

Felmenia: “Es sobre el hombre de negro que mencionaste antes.”

Rajas: “¿Qué ...?”

 

El rostro sudoroso de Rajas cambia a uno de sospecha.

Felmenia cerró los ojos para acomodar sus pensamientos y pregunto;

 

Felmenia: “Demonio, ¿el hombre de negro se refería a sí mismo como un Hechicero?”

Rajas: “-Mujer!! ¿Tú conoces a ese bastardooooo?”

 

La pregunta molestó a Rajas tanto que el Demonio paso por un cambio abrupto al oírlo. El conocimiento del odioso enemigo del Demonio es suficiente para que se desvíe de su rencor con una voz bestial. Pronto se convirtió en un jadeo cuando la maldición que se extiende lo hace demasiado doloroso.

 

La misericordia pasa por los ojos ámbar de Felmenia mientras ella simpatiza ante el destino del Demonio. ¿Por qué está liberando tales sentimientos?

 

Felmenia: “…Ya veo. Entonces, podemos decir que tuviste un desafortunado encuentro con él.”

Rajas: “Dime…. Quién ... Quién es ese...”

Felmenia: “¿No se llamó a sí mismo un Hechicero? Si es así, entonces no puedo decir nada más.”

Rajas: “Si, si ese hombre no existiera .... Yo, yo no habría perdido ante estos debiluchos...”

 

¿Si ese hombre no estuviera allí? Lo que el Demonio llamado Rajas decía a un puñado de sus enemigos era verdad, este resultado habría sido diferente. Si no fuera por el agotamiento de su feroz batalla o el pálido relámpago devorando sus entrañas, ellos habrían perdido. Habrían sido aplastados por la violencia abrumadora que su duro cuerpo lleva.

 

Pronto, Rajas brillo de color azul pálido como el relámpago que enloquecida dentro de su cuerpo y comenzaba a desbordarse. El Demonio grito el nombre de alguien, pero las palabras fueron tragadas por un estremecimiento provocado por una sacudida eléctrica. Su cuerpo supero el límite de energía que puede soportar y se desintegro con un broche de trueno.

 

La espada Orichalcum perforada dentro del pecho de Rajas cayo hacia el suelo. El ruido de la espada de Reiji hace que golpee la tierra quemada significa el final de la batalla.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Titania: “Mizuki!”

 

Titania grito y corrió a la chica inmediatamente después de que Rajas quedo frito y vaporizado por el rayo.

Mizuki todavía está aterrorizada. Ese poder que Rajas exhibía era un veneno que la dejaba inmóvil. Sus manos temblorosas son una clara señal del daño infligido a su corazón.

Reiji también fue a su lado para preguntar lo que estaba tratando de hacer.

 

Reiji: “Mizuki! Eso fue imprudente...”

Mizuki: “Lo siento. Todo lo que he hecho hasta ahora es ver, es por eso que tenía que hacer algo ... “.

 

Mizuki miro el rostro pálido de Reiji mientras explica la inspiración que la superó. Entonces se dio cuenta de que sus manos están temblando mientras piensa en todo lo que sucedió.

Titania se agacho para colocarse dentro de la línea de visión de Mizuki.

 

Titania. “Pero Rajas te habría matado si hubieras cometido un solo error.”

Mizuki: “Cuando ese hechizo apareció dentro de mi cabeza ... pensé que sería capaz de hacer algo sobre ese gran Demonio. Por eso…… Estaba tratando de ayudar.”

 

Reiji suspiro aliviado y la abrazo mientras se disculpa una vez más.

 

Reiji: “Estoy feliz de que no te lastimaras.”

Mizuki: “…Sí.”

 

Hadrias pronto reorganizo a sus soldados y los puso a patrullar el área. Titania se volvió hacia Felmenia;

 

Titania: “Flama blanca-dono, hay algo que me gustaría preguntarle si eso está bien.”

 

Felmenia dice, “¿Sí?” En reconocimiento a la amable solicitud de Titania.

 

Todo el mundo trago saliva en anticipación a la pregunta de Titania girando alrededor, “Eso”.

 

Titania: “Flama blanca-dono, sobre la pregunta que le hiciste a Rajas después de que fue empujado contra un muro, ¿sabes quién es el responsable de la situación actual?”

 

Felmenia guardo silencio, mientras hace conjeturas acerca de cuántas personas la están mirando.

 

Graziela: “¿Qué clase de hombre es? ¿Cuál es su nombre? “

 

Graziela es quien se adelantó a preguntar. ¿Está interesada? No, ¿por qué no le interesaría? Graziela emite una atmósfera opresiva con su pregunta, pero Felmenia ni si quiera vacilo o rompe su silencio.

 

Felmenia: “Lo siento, no puedo responder a eso.”

Graziela: “… ¿Qué fue eso?”

Felmenia: “Esta es información confidencial para mi país. No estoy en condiciones de responder a una persona tan influyente de un país extranjero como usted, Su Alteza, la Princesa Graziela.”

Graziela: “¿Rajas dijo que esa persona aniquiló todas sus fuerzas? ¿Eres realmente tan tonta para no comprender la seriedad de este asunto? ¡Responde a mi pregunta, perra!”

 

Graziela exigió a la obstinada Felmenia que responda. Una atmósfera de tensión se establece en que ella blande tanto su fuerza militar y el poder mágico en respuesta a su creciente irritación. Lo que le impide tragarse a Felmenia entera podría desmoronarse en cualquier momento.

Sin embargo, Felmenia se negó a ceder.

 

Felmenia: “La gravedad de la situación es irrelevante, confidencial significa confidencial. Esto se aplica independientemente de si es un país aliado, incluso si existe una red de información compartida con respecto a los Demonios. Esta cuestión no una de la que pueda hablar.”

Graziela: “...”

 

Las cejas de Graziela se volvieron hacia adentro mientras su rostro se agita y ella tronaba su lengua. La situación se está saliendo de las manos, pero Felmenia declaró el asunto como un secreto nacional. Ni Titania ni Hadrias, individuos de alto rango en el Reino de Aster, permitirán a Graziela obtenga información a través de la fuerza. Se asegurarán que Graziela se comporte.

Entonces Titania dijo:

 

Titania: “¿No puedes ni siquiera decirme esto?”

Felmenia: “Lamentablemente no.”

 

Mientras Felmenia bajo la cabeza con respeto, Hadrias avanzo.

 

Hadrias: “Stingray-dono, ¿es una orden imperial de su Majestad, a tal punto que ni siquiera eres capaz de responder a Titania-dono?”

Felmenia: “No soy capaz de dar una respuesta a ese asunto.”

Hadrias: “Ya veo…”

 

No negar implica admitir. Pero, ¿qué significa realmente?

 

Reiji frunció el ceño ante la sospecha. Una persona tan poderosa no debería haber estado en el Reino de Aster. Podría ser posible que él y su grupo no hayan aprendido sobre esa persona todavía, pero que Titania y Hadrias también sean ignorantes es extraño.

 

Mientras Reiji tiene esos pensamientos, Hadrias hizo sus propias conclusiones. Sus ojos se mueven hacia la derecha al considerar el asunto. Una vez terminado, hizo una afirmación escandalosa.

 

Hadrias: “Lo que ocurrió aquí es cuestión de seguridad nacional. Por lo tanto, no debería haber un problema si decimos que el Héroe-dono es el responsable de esta victoria.”

Reiji: “¿Qué- !?”

 

El propio Héroe, Reiji, es el más sorprendido por la declaración.

Hadrias se sorprendió a la reacción de Reiji y curioso, pregunto:

 

Hadrias: “¿Por qué tiene esa expresión?”

Reiji: “P-Por supuesto que estoy sorprendido. No hice nada.”

Hadrias: “Eso puede ser cierto. Sin embargo, ¿entiendes lo mucho que tienes que ganar tomando crédito por esta hazaña?”

Reiji: “Eso es ...”

 

Reiji vacilo en refutar las palabras de Hadrias.

Todavía hay una persona más que necesita ser silenciada, Su Alteza Graziela.

 

Graziela: “Duque Hadrias, ¿crees que yo aprobare tal acción? También luchamos contra las fuerzas de los Demonios aquí.”

 

Graziela entiende que lo que ella dice no servirá. A pesar de lo mucho que se queje, no hará nada para obstaculizar los logros de Reiji. Hadrias, sin embargo, tiene una respuesta lista para pacificarla.

 

Hadrias: “Su Alteza, la Princesa Graziela, permítanos pasar por alto el asunto de que usted invadió el territorio de Aster. Nos comprometemos a no plantear una sola objeción.”

Graziela: “¿Invadir?”

Hadrias: “¿Me equivoco? ¿Su Alteza no llevó una fuerza militar al territorio de Aster?”

Graziela: “Bastardo…”

Hadrias: “Su Alteza, debería preocuparse más por los rumores que empañan su reputación. Estamos haciendo un gran favor al pasar por alto este asunto.”

Graziela: “... Bien, haz lo que quieras.”

 

Graziela, en respuesta a la manipulación de Hadrias, se volvió hosca mientras se prepara para enfrentar el futuro. Titania se volvió hacia Hadrias para que pueda expresar sus preocupaciones y dudas sobre el asunto, pero Hadrias se alejó como el viento y comenzó a dirigir a sus subordinados.