Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 51: Confrontación con la magia obscura.




Manual




 

Traducción ingles español por Kmelo0821.

 


Cada miembro del grupo de Suimei se separó para terminar su propia tarea. A diferencia del grupo de Elliot, ellos se están quedando rezagados. No sólo no tienen ninguna pista, sino que también tuvieron un comienzo tardío. Por esa razón, Suimei fue a donde pudo haber visto algo sospechoso.

 

Liliana le enseñó cómo llegar a la biblioteca el otro día. No muy lejos de allí se encontró con una persona con capucha y túnica negra usando magia oscura para perseguir a un noble dentro de una falsa barrera. Ese tipo es probablemente el responsable de los incidentes de coma.

 

Suimei: “Pensando en eso, ese tipo era bastante pequeño.”

 

Esa sombría figura era muy delgada, del tamaño de un estudiante de secundaria. Incluso los movimientos de esa persona sólo pueden ser vistos como pertenecientes a un niño. Esa idea da a Suimei sentimientos complejos. Que es lo que está pasando...

 

Suimei no puede ver qué motivaría a un niño a atacar a los ciudadanos y ponerlos en coma, cubriendo la Capital Imperial con miedo, e interrumpiendo la paz. Él camina por la calle con esos pensamientos en mente cuando se encuentra con una multitud de personas.

 

Suimei. “Que dem...”

 

El fuerte rugido creado por todos hablando entre sí crece aún más fuerte a medida que más personas se unen. Ver tantas personas con opiniones diferentes reunidas despertó la curiosidad de Suimei. Él está dando vueltas al borde de la multitud cuando sintió un repentino oleaje de poder mágico.

 

Suimei: “...Eso es.”

 

 

 

Suimei reconoció la longitud de onda del poder mágico. La última vez que lo sintió fue sólo hace unos días. Esta oleada de poder mágico pertenece a Liliana Zandark.

 

Suimei recoge algunos fragmentos de conversación. “¿Qué está pasando?”, “Es el arma humana...”, “Luchando contra el Gremio de magos”. Uno de esos fragmentos mencionó el alias de Liliana.

 

Suimei se disculpó mientras forzaba su camino a través de la masa de gente. Pronto llego al centro y, como esperaba, encontró a Liliana. Una mirada fría sale de los ojos de la joven chica. Arrastrándose en el suelo ante ella están los dos magos del otro día. A diferencia de la pelea de antes, ellos vinieron llenos de poder mágico y lo agotaron, pero fue todo por nada. Ella los dejó en un lamentable estado cubiertos de quemaduras y con sus túnicas andrajosas. Ella debe haber superado sus defensas con una combinación de magia de fuego y viento.

 

Liliana: “Aprendan la lección y dejen de molestarme con esto.”

“Maldición...”

 

El hombre vulgar miro a Liliana mientras trataba de levantarse, pero ella se negó a tolerarlo. Ella volvió a liberar su poder mágico y estableció un dominio de 10 metros de diámetro. La densidad de su poder mágico rezuma con su intención de matar. Su resolución maliciosa está abierta para que todos la sientan.

 

Los dos magos y los que observan probablemente tienen sus pelos erizados. La hostilidad de Liliana ata su poder mágico, transformándolo en un veneno que penetra en la piel. Todos los presentes están indefensos y completamente expuestos a su malicia.

 

Tanto el hombre vulgar como el hombre educado están indefensos sin poder mágico. Ellos se desmayaron en el lugar mientras sale espuma de sus bocas. Liliana los observo por un momento para asegurarse de que la pelea ha terminado antes de bajar su poder mágico.

 

Suimei discierne que la gente circundante tiene una actitud severa hacia Liliana. Su abrumadora victoria les impregno el miedo. Esa ansiedad colectiva se arremolina alrededor y se transforma en odio y disgusto.

 

Esos dos deben haber ido tras ella otra vez. Dudo que haya hecho algo malo. Verla siendo tratada de esta manera a pesar de solo defenderse a sí misma entristece a Suimei. Como tal, le lanzo un salvavidas.

 

Suimei: “¡Hey!”

 

Liliana se giró cuando reconoció su voz.

 

Liliana: “... ¿Tu otra vez? Parece que a menudo, apareces donde quiera que yo voy.”

Suimei: “Pensé lo mismo. ¿Tal vez podríamos decir que uno de nosotros está siguiendo al otro? Así que--”

 

Suimei dio a los dos sujetos lamentables, quienes serían los malos, una mirada.

 

Suimei: “¿Te estaban molestando otra vez?”

Liliana: “Así es. Ellos fallaron en aprender y me desafiaron. Como adultos, son irremediables. Verdaderamente tonto.”

Suimei: “...realmente es un desastre.”

 

Suimei miro a los espectadores con sorpresa. ¿Ni siquiera diciéndoles indirectamente lo que pasó ayuda? A pesar de lo que esperaba, las miradas circundantes no se suavizaron ni un poco. A pesar de que la gente en la primera fila llegó antes que él y vio todo el asunto, todavía dicen, “El arma humana golpeó a los dos del gremio de magos.”, “Qué niña tan espeluznante.”, y “¿Cómo puede tal peligroso demonio ser libre de vagar?”

 

Ridículo. Eso no es lo que la gente normalmente dice cuando oyen la verdad. Más bien, en lugar de atacar a una niña pequeña, deberían estar condenando a los dos adultos que la atacaron. ¿Por qué la convierten en un chivo expiatorio? ¿Es así como todos en la Capital Imperial ven a Liliana?

 

Mientras Suimei queda estupefacto por la malicia, Liliana avanzo.

 

Liliana: “Váyanse. Yo no soy un espectáculo.”

 

Liliana miro a la multitud. Todo el mundo se dispersó con una expresión rígida ya que nadie quiere cruzar los ojos con ella. Se mueven como caballos entrenados siendo guiados lejos cuando alguien murmura un comentario molesto,

 

“...Monstruo.”

Suimei: “... ¡Hey!”

Liliana: “Silencio, todo está bien. Ellos se habrán ido pronto...”

Suimei: “Pronto... ¿Crees que ese es el problema? ¿No entiendes lo que está pasando?”

 

Liliana hablo mientras miraba hacia abajo. Su tono está lleno de determinación, pero también sin emoción. Ese “Está bien.” mezclado en algún lugar dentro de sus palabras viene una sensación de resignación.

 

Suimei: “... ¿Está realmente bien?”

 

Un matiz de soledad ata las palabras de Liliana. Su voz es la de una persona que ha perdido la esperanza.

 

Liliana: “Sí, esto es normal. La misteriosa magia que ejerzo es detestable. Dentro del Imperio… no, es así donde quiera que vaya. Mi posición es especial. Ya que es una posición fácil de odiar en primer lugar, mi asignación allí es conveniente.”

 

Suimei está de acuerdo en que hay posiciones especiales dentro del ejército y que las personas que las ocupan pueden ser odiadas. La gente de allí hace que los objetivos sean fáciles, ya que las quejas de dentro y fuera de la organización empeoran. Quienquiera que esté allí tomará la peor parte de esa malicia. ¿Está ella recibiendo todo eso por sí misma?

 

Suimei reviso su entorno y descubrió a la gente observando a Liliana como si fuera una bestia feroz. Algunos la espían y susurran entre sí desde detrás de las puertas de las tiendas. Otros la miran desde las sombras de los edificios. El desprecio arde en los ojos de todos. La gente no debería mirar a los niños así.

 

Los espectadores pronto se dispersaron. Liliana, habiendo soportado esas miradas, también se va.

 

Suimei: “Espera un segundo.”

Liliana: “¿Qué sucede?”

Suimei: “Estás herida.”

 

Hay una pequeña marca roja en la parte posterior del cuello de Liliana, probablemente de un hechizo de esos dos hombres. Suimei, temiendo que pudiera ser una quemadura, o algo, camina hacia ella y puso su mano sobre la herida.

 

Liliana: “Qué estas…”

Suimei: “Quédate quieta un momento.”

 

Su mano emitió una luz verde pálida mientras lanza magia curativa. La piel irritada volvió instantáneamente a la normalidad.

Liliana acaricia la piel donde fue quemada en asombro.

 

Liliana: “... ¿Por qué?”

Suimei: “¿Hmm?”

Liliana: “¿Por qué eres tan amable conmigo?”

Suimei: “Esto es sólo mi propia intromisión caprichosa. ¿Te molesta?”

Liliana: “Sí, mucho.”

 

La afirmación de Liliana fue seguida con una emoción similar a la ira.

 

Liliana: “Todo estaría bien si actúas como ellos.”

 

La expresión en su rostro muestra la compasión de Suimei.

 

Suimei: “¿Quieres que te desprecie? ¿Qué te odie como ellos lo hacen?”

Liliana: “Eso es correcto.”

Suimei: “¿Es eso realmente lo que quieres?”

Liliana: “Eso es...”

Suimei: “Eso no puede ser, ¿verdad?”

Liliana: “……...”

 

Liliana se quedó en silencio. Su cabeza cayo mientras la fuerza se desvanece de sus hombros.

 

Suimei: “¿Puedes regresar por tu cuenta?”

Liliana: “--P- Por favor abstente de tratarme como a un niño!”

Suimei: “¿Estás segura? Entonces, eso es genial. También tengo que ocuparme de algunos asuntos. ¿Está bien si me voy?”

 

Con esas palabras, Suimei fue a donde se encontró con el criminal responsable de los incidentes de coma.

 

“…...Haz lo que quieras.” Suimei pensó haber escuchado esas palabras ser murmuradas detrás de sí mismo.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

La oscuridad los rodea. A primera vista, sus túnicas negras los hacen indistinguibles de su entorno. Una mirada más cercana revelo a dos sombras, una pequeña, la otra alta. El par son como la oscuridad estando dentro la oscuridad mientras saltan a través de la ciudad durmiente. Con poco rastro de ellos mismos dejado atrás, se mueven como cazadores que se acercan a su presa.

 

La pequeña sombra hizo una abrupta parada a medio salto. La brusquedad fue casi como si la sombra chocara contra una fuerza opuesta. Sin un sonido, la sombra cayó sobre el camino de ladrillos.

 

La sombra alta descendió al lado de la pequeña sombra y pregunto:

 

 “... ¿Algo está mal?”

“No, nada.”

 

Esa respuesta podría o no ser una mentira. La pequeña sombra se detuvo debido a un pequeño animal en la valla delante de ellos. No, al contrario. El pequeño animal se detuvo debido a ellos, pero tal razón no puede ser dicha en voz alta.

 

El animal los observa. Sus ojos grandes brillan con luz mientras se posa en el punto más alto dentro de la zona. Es un gato. Uno de los gatos callejeros de la Capital Imperial los mira con sus dos ojos ámbar.

 

“Nyaaa.”

 

Maullaba. ¿Podría haber hecho algo más?

El gato se levantó y se fue sin hacer un solo sonido.

La sombra alta puso una mano en el hombro de la pequeña sombra y dice, “Vamos.”

“...Entendido.” La pequeña sombra tiene un objetivo que cumplir mientras sigue a la sombra alta. De acuerdo con la sombra alta, su objetivo debería estar pasando actualmente por el borde del distrito de clase alta.

 

La sombra alta siempre trae información aterradoramente precisa. Todas sus misiones giran en torno a esa información, incluso la actual. La red de información de esa persona incluso podría ser mejor que la del Departamento de Inteligencia del Imperio.

La interferencia de una persona no relacionada dejo que este objetivo escapara la última vez.

 

“Él está por aquí. Prepara la red.”

 

La pequeña sombra asintió sin decir una palabra. Con una técnica ágil, comenzó a cantar cuando…

 

“Nyaaa.”

“--!?”

 

La pequeña sombra salto en su lugar ante el grito inesperado. La sombra se dio la vuelta y descubre a un gato sentado. ¿Me siguió furtivamente? El gato observa desde lo alto de la pared de un edificio cercano al igual que el anterior. Los está observando. Escudriña cada uno de sus movimientos.

Un pedazo oscuro de tela se envuelve alrededor de su brazo. ¿Es la mascota de alguien?

 

La pequeña sombra detuvo su magia y dio un paso hacia el gato. El gato no se movió. Sólo continúa observándolos con sus grandes ojos. Cuando la pequeña sombra dio un segundo paso, el gato se levantó. Bosteza y corre lejos. ¿Se sintió amenazado?

 

“………”

 

¿Que acaba de suceder? La sombra, insegura de lo que el gato quería, se enfocó en tejer su magia oscura. Es un hechizo de mantas de luz que debilita la visión. Excepto en raras ocasiones, escapar del área designada es imposible.

 

El objetivo llego antes de tiempo. ¿Bebió hasta no poder soportarlo? Caminando con paso inestable, se volvió consciente de la oscuridad que lo rodea. Esta vez será fácil. La pequeña sombra libero un hechizo, seguro de que el borracho no será capaz de resistir.

La sombra alta debe tener pensamientos similares, ya que también arroja magia oscura sobre el hombre.

La tarea termino pronto con el detestable aristócrata cayendo inconsciente sobre el suelo de ladrillo.

 

(……...Y esa es una preocupación más cortada de raíz. Unas cuantos más, sólo necesito hacer esto unas cuantas veces más. Entonces, esa persona será capaz de caminar a través de la ciudad sin obstáculos.)

 

La pequeña sombra inconscientemente suspiro en alivio mientras gira.

 

“Como era de esperar, te diste la vuelta demasiado tarde.”

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

“……...”

 

La pequeña sombra se giró al oír la voz y encontró a un hombre joven de complexión promedio en su adolescencia. Su atuendo es extraño, pero no es algo que hará que las cabezas den vueltas.

 

“¿Por qué?” La presencia de ese hombre desconcertó a la pequeña sombra. ¿Por qué está aquí ahora mismo?

 

Suimei Yakagi. La primera vez que se encontraron fue dentro de la oficina de la aduana. La segunda vez que se toparon el uno al otro fue cuando deambulaba perdido dentro de la Capital Imperial.

 

“Es como si viniera aquí a propósito” La pequeña sombra llego a esa conclusión demasiado tarde. Suimei puso una sonrisa torcida que confirma que esa era su intención.

 

Él apareció de la oscuridad del mismo modo que las dos sombras. Hay dos personas con él. La persona pequeña es reconocida por la pequeña sombra. La segunda es una chica mayor con un cabello largo y plateado. Son intrusos inesperados.

 

La pequeña sombra no conoce sus motivos, pero es seguro que han venido a arrestarlos. Sin embargo, no hay razón alguna para que ellos permanezcan allí. Estar de pie frente a ellos no les será ventajoso tampoco.

La sombra alta dijo después de un tiempo:

 

“...Yo asumiré la responsabilidad. ¿Puedes manejar esto?”

“Sí.”

 

Felmenia: “¡Espera!”

 

La chica de pelo plateado levanto la voz al notar que la sombra alta está tratando de escapar. Ella intercambio miradas con Suimei Yakagi quien luego de ver a la sombra alta fundiéndose en la oscuridad hacia el sin preocuparse ya del inconsciente noble.

 

Suimei dice, “Adelante. Dejaré al tipo mayor a ambas, pero no lo persigan demasiado lejos.”

 

Ante esas palabras,

 

Felmenia: “¡P- Por supuesto!”

Ella y la pequeña chica se precipitaron hacia la sombra alta.

 

Suimei: “--Bueno entonces, ¿podrías ser tú el responsable de los incidentes de coma?”

“……...”

Suimei: “¿Debo tomar tu silencio como una confesión?”

 

La pequeña sombra no tiene intención de responder. Ella y Suimei Yakagi son conocidos. Sin importar cuanto disfrace su voz con magia, no será suficiente. Un hechizo que también podría disfrazar el espíritu de la voz sería una historia diferente, pero ahora no es el momento para pensamientos tontos.

 

Suimei Yakagi casualmente levanto su brazo en preparación para chasquear sus dedos. “Ese es el hechizo que usó para destrozar a los sujetos del personal del gremio de magos.” El chasquido de sus dedos desencadeno una explosión de magia de viento. El hechizo es simple a pesar del alto nivel del canto y de las palabras de activación. A pesar de ello, el tiempo necesario para la construcción y la implementación fue fenomenalmente corto. Es un terrible hechizo desarrollado para el combate.

 

El método relajado de Suimei Yakagi de levantar su brazo es una astuta artimaña para desorientar a sus oponentes. De hecho, puede lanzar ese hechizo en menos de un segundo. Cualquiera incapaz de anticiparlo no tendrá más elección que confiar en su intuición para evitarlo.

 

**clack**

 

“...Tch.” La pequeña sombra salto al lado al mismo tiempo que el chasquido con la esperanza de evitar la explosión. Para su buena fortuna, el ataque sólo puede moverse en línea recta para golpear lo que está siendo apuntando. La sombra habría sido abrumada por el ataque si no lo hubiera visto antes. Ahora no es el momento de distraerse.

 

Suimei Yakagi había anticipado este resultado y se lanzó hacia adelante. Incluso sin fortalecerse con magia, él es rápido.

 

“Permutatio. Coagulatio. Vis Cane.” [Alteración. Solidificación. Proeficiencia.]” Suimei Yakagi canto en medio de su avance. En el momento en murmuro, “Alma Mercurius”, la punta de su varita plateada se dividió en dos. Emite un sonido silbante mientras se arremolina alrededor y arremete hacia la pequeña sombra con la punta de una espada.

 

Suimei Yakagi se apresuró hacia la pequeña sombra sin una nube de duda. Él tiene experiencia en la lucha contra magos.

 

La pequeña sombra desato su magia oscura.

 

“¡Oscuridad! Tú que eres separada de los cielos por un delgado velo, envuelve a mis enemigos, golpéalos, rómpelos, aplástalos y devuélvelos a la suciedad. Darkness Punisher. [Cuando alguien se arrodilla ante mí, todo es aplastado por la oscuridad.]”

 

Una oscuridad diferente a la oscuridad de la noche se extiende a través del cielo. Se expande como un manto hecho para aplastar todo por debajo. Justo cuando Suimei Yakagi estaba a punto de ser detenido, salto a un lado. Se desliza más allá del hechizo con sólo un rasguño.

 

Aunque ese hombre parece haber bordeado el hechizo, algo así como una mano invisible gigante, lo lanzo de vuelta hacia la oscuridad. Entonces, rompiendo de alguna manera las leyes de la naturaleza, él se liberó.

Suimei Yakagi, aunque su postura está rota, es segura. La sorpresa es clara en su rostro.

 

Suimei: “Oye, ¿qué clase de hechizo fue ese?”

 

La pequeña sombra, naturalmente, no respondió. Detrás de él, la chica de cabello plateado dice.

 

Felmenia: “Suimei-dono, ¡eso fue magia oscura! ¡Es muy poderosa!”

 

“¿Es este el primer encuentro de Suimei Yakagi con magia oscura?” La pequeña sombra tenia duda al principio, pero sus siguientes palabras confirman sus sospechas.

 

Suimei: “¿Magia... oscura?”

 

Su ignorancia es mi oportunidad.

Él comenzó a hablar en medio de esos pensamientos.

 

Suimei: “Et factus est invisibilis. Instar venti.” [Mi espada es invisible, su filo de acero se hundirá en la sangre de mi enemigo.]

 

Un círculo mágico se formó debajo de los pies de Suimei Yakagi. Un ruido aplastante resonó al mismo tiempo. Es diferente del ruido silbante creado por su varita plateada. Este sonido es como el filo de una larga espada que se funde en el frío del aire nocturno. La pequeña sombra no puede ver nada sin importar cuanto lo intente, pero hay una espada perdida en la oscuridad.

 

(Si no puedo verlo, tendré que sentirlo.)

 

La sombra pequeña disperso finos hilos en su entorno y lo evadió. “¿Esta es una espada?” Es como esquivar una flecha. Un corte apareció en el suelo detrás de la sombra. Más aparecen a medida que el ataque continúa.

Mientras que la pequeña sombra está en medio de sus maniobras, Suimei Yakagi continuo.

 

Suimei: “Flamma est lego vis wizard. [Reúnanse llamas, clamando como el resentimiento de un mago.]”

 

(Nunca he oído tal canto antes. Sin embargo, puedo hacer lo mismo. ‘¡Oscuridad, tus dulces tentaciones de misterio conduce a todos a la locura! ¡Tú serpiente negra seduce, llevando todo a la ruina!’ ¡Mano de frenesí! ¡Oscuridad abruma y conduce a la desesperación’)

 

Este hechizo oscuro lanzado por la pequeña sombra es especial. Es un hechizo original que utiliza las propiedades de la oscuridad para desestabilizar el hechizo del oponente. Cualquier hechizo que el oponente logre crear será inestable, llevando a un fenómeno en el que regresará al lanzador. Si algunos ajustes más son aplicados en ese paso, entonces una grave lesión también puede ser producida.

 

Eso es lo que debería haber sucedido--

 

Suimei: “Tch- ¡Resonatur! ¡Illi qui flagitant Discordia et lost in ventum!” [¡Resonancia! ¡El eco que rompe la paz en caos, se transforma en viento y desaparece!]”

 

Suimei Yakagi interrumpió su hechizo original para insertar un nuevo canto. “¡Harmonies aeolian! [¡Armonías eólicas!]”

 

Harmonies aeolian, como sugieren esas palabras, el hechizo es transformado en viento.

 

“Qu...!?”

 

Una serpiente enroscada hecha de oscuridad salió del círculo mágico. La serpiente resplandece mientras flota hacia arriba donde se rompe en granos de luz similares a cuentas de confeti. El propio Suimei Yakagi está ileso. “Imposible, para que eso suceda significaría que su defensa es impecable.”

 

(Toda magia se carga con una brecha debido a la incorporación del elemento. Esa brecha impide que los conjuradores puedan intervenir activamente con una sección de su canto debido a que esa brecha les impide tener un completo control sobre su canto. Mi hechizo se aprovecha de esa brecha, pero fracasó. Para que esto suceda significa que tiene un control muy preciso sobre cada parte de su hechizo. Es decir, él no incorpora los elementos en su magia.)

 

Mientras la pequeña sombra está perdida por la conmoción, Suimei Yakagi sacudió la energía mágica residual de su brazo. Una vez que su mano derecha está limpia,

 

Suimei: “...Phenomena Mixer. [Mezclador de fenómenos]”

“……?”

Suimei: “Esa es la ley de la magia que acabas de invocar. No era perfecta pro... dios, eso estuvo bastante bien a pesar de no conocer los fundamentos de la magia.”

 

Ese método desagradable de hablar es su forma de alabar.

Una frialdad cae sobre el área. El resplandor de los ojos de Suimei Yakagi es abrumador.

 

(¿Me considera como su enemigo?)

 

La pequeña sombra lo ha mantenido en gran estima desde que derrotó al miembro del gremio de conjuradores. El nivel de maestría que alcanza a su joven edad incluso le permite robar el control sobre el hechizo de su oponente. En términos de habilidad, él podría incluso rivalizar con los 12 sabios, pero esa no es una historia que no se debe desarrollar.

 

Suimei Yakagi camino hacia la pequeña sombra. Él comenzó con un ritmo tranquilo, pero luego, posiblemente percibiendo la intención de la pequeña sombra, acelero a una velocidad imposible.

 

La pequeña sombra rápidamente canto un hechizo. “El combate de corta distancia no es mi especialidad”. Suimei Yakagi va a chasquear los dedos, pero se detuvo al reconocer el peligro. No hubo vacilación en su decisión.

 

“Qué rápido.” La pequeña sombra acababa de empezar su hechizo. ¿Dónde desarrolló tal habilidad? Es casi como si pudiera ver el futuro.

Mientras tenia esos pensamientos, el destello en los ojos de Suimei Yakagi le dijeron que él ya tiene una contramedida. Un círculo mágico se materializa en medio del aire.

 

(Un –No, esto está mal. Doble hechizo. No, eso es…)

Suimei: “¡Ad viginti transcription. Invocatio Augoeides!” [Ceremonia radiante. ¡Límite de 20 transcripciones, ejecutar!]

“¡Keh!”

 

Lanzas de luz de cualidad ligera cayeron desde el cielo.

 

(¿Cambió su ataque aumentando la cantidad de poder mágico? No sólo eso, el hechizo fue lanzado simultáneamente varias veces. ¿Es un monstruo?)

 

La pequeña sombra sólo logró esquivar la lluvia de luz escapando hacia un lado. “Necesito contraatacar” Por el bien de esa persona, voy a superar todos los obstáculos no importa lo que le ocurra a mi cuerpo.

 

La pequeña sombra ignoro todo el peligro para sí misma y se precipito hacia adelante, pateando terrones de polvo mineral hacia arriba desde el camino de ladrillos. Suimei Yakagi ve a través de la apuesta desesperada, y antes de que pueda notarlo, transformo su varita de metal en una espada.

 

La pequeña sombra golpeo el centro de la espada con su varita de ébano. Confía en su habilidad porque siempre mira a esa persona, ese incomparable maestro de espadas dentro del Imperio. Sin embargo, la esgrima de Suimei Yakagi es una excepción. Él no pierde su arma por el ataque. En cambio, con un fluido arco, retiene el control de su espada. Él entonces detiene el segundo ataque sacudiendo la punta de su varita hacia arriba. El filo de la espada brilla mientras continúa la revolución y traza un círculo en el aire.

 

Un círculo mágico. La formación que aparece brilla escarlata. Llamas.

 

El círculo mágico está completo y la punta de la espada de Suimei Yakagi se reflejó en los ojos de la pequeña sombra antes de que lo notara. La pequeña sombra vio que la espada está apuntando a su hombro a tiempo para esquivarla. El hechizo es un problema diferente. “No puedo defenderme de eso. ¿Qué hago?”

 

La pequeña sombra sintió calor del círculo mágico. Magia de fuego, el más poderoso de los elementos y también el contraataque más eficaz contra la magia oscura después de la luz.

 

“--¡¡Tch!!” La pequeña sombra se lanzó sobre el suelo de ladrillo. La técnica de caída apropiada le permitió impactar el suelo ligeramente. En anticipación al abrasador calor que devastará su cuerpo, apretó sus dientes. “Ahora!” Las llamas rozaron sus túnicas, pero no la alcanzaron.

 

La pequeña sombra libero un hechizo improvisado que debilitó el hechizo de fuego en varios niveles. Además, su pequeño e inmaduro cuerpo le permitió hacer giros veloces para evitar las llamas.

 

Felmenia: “Barrera mágica...”

Suimei: “Sí, más importante, dejaré al tipo mayor y Lefille y a ti. Mantente alerta a la magia que está manipulando tu entorno. Permanece discreta y amplía tu conciencia.”

 

La chica de pelo plateado miro a su alrededor. Ella parpadeo y luego sus ojos se abrieron cuando descubrió que el negro que los rodea es diferente de la oscuridad de la noche. Están envueltos dentro de una niebla de oscuridad. Hay un defecto en el hechizo. Tiñe la luna en una perla negra.

 

Felmenia: “Esto es...”

 

“Suimei Yakagi lo notó?” La pequeña sombra estaba tratando de sumergirlo en la oscuridad antes de que pudiera darse cuenta, pero esto es lo que se puede esperar de alguien que puede robar la magia de sus enemigos. Sin embargo, para hacer eso, parece que el conocimiento del atributo de la magia es necesario.

 

Suimei Yakagi asintió a la chica de pelo plateado cuando ella se dio cuenta de los fenómenos que la rodean.

La pequeña sombra teje otro hechizo de magia oscura.

 

“¡Oscuridad! ¡Arrástrate fuera del caos que oculta tu cuerpo! ¡Ven y demuestra tu poder! ¡No voy a tomar represalias! ¡No me enojaré! Por lo tanto”

 

La pequeña sombra dio poder a la magia oscura cantando palabras prohibidas,

 

“Argo, Lukla, Lagua, Skiot, Raphael, Babylon… Retaliation Hatred. [Confío mi ira a la oscuridad.]”

Suimei: “Primum ex Quartum excipio!” [Desde el primero al cuarto, ¡Defensa de toda el área!]

 

Suimei Yakagi expandió un círculo mágico hemisférico dorado múltiples veces. El círculo mágico giro mientras la oscuridad chocaba contra la luz. Chispas luminiscentes se dispersan con un grito estridente mientras innumerables bandas de oscuridad son repelidas.

 

“¡Gu--!” Un pequeño grito de angustia escapo de Suimei Yakagi. La oscuridad se filtró a través de su defensa dorada y se reunió alrededor de su brazo izquierdo. El sudor frío reuniéndose en el puente de su nariz es prueba de que está en peligro.

 

(Finalmente tuve éxito conectando un golpe.)

 

Suimei Yakagi fue sacudido, pero no colapso. Sin embargo, basta con sólo recibir magia oscura. El dolor intenso debe propagarse desde el área afectada como un enjambre de insectos rastreros. La fatiga aparecerá mientras los nervios son asaltados. Entonces, la abrumadora desesperación encrespará el rostro con angustia y gemidos de dolor sonarán.

 

Sin embargo, Suimei Yakagi tiene ambos pies plantados en el suelo y mira fijamente a la pequeña sombra.

 

Suimei: “Tú...”

 

¿El odio hacia su enemigo lo obligo a hablar?

Sin embargo, las palabras que él pronunció eran otras,

 

Suimei: “¿Eres realmente tu quien está detrás de todo...?”

 

Sus palabras son una torpe mezcla de ira, compasión y duda.

 

(... ¿Qué está tratando de decir? La magia que uso es la oscuridad. Manipulo esta magia que erosiona mi cuerpo para eliminar todos los obstáculos del camino de esa persona. Eso que hago tan personalmente es sólo natural. Todo lo que hago es por el bien de proteger a esa persona)

 

“--!?”

 

La pequeña sombra se dio cuenta de algo. Se acercó a un límite que nunca debe cruzar.

 

(¿Quién es este? Este hombre no es un noble que amenace a esa persona. ¿Por qué está diciendo eso después de recibir mi hechizo? Suimei Yakagi, un hombre que se niega a acobardarse sin importar cuanto lo coaccione o revele mi lado horrible. Una persona que habla con una amable voz mientras se preocupa por mi aislamiento. Contra tal humano, ¿estaba realmente desencadenando una traicionera magia oscura que fácilmente es capaz de arrebatarle la vida a una persona?)

 

Suimei: “¡Oye, ¡Espera!”

 

Para cuando la pequeña sombra se dio cuenta, ya estaba corriendo en la dirección opuesta.