Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 9: Mi deber es…




Manual




Pocos días después de los acontecimientos en White Garden, Felmenia Stingray fue convocada a la sala de audiencias por el rey Almadius. La razón era, por supuesto, escuchar sobre el progreso del héroe Reiji con la magia. Quería oírlo de la maestra misma.

 

El rey también lo escucho de otras personas, pero los detalles eran como “es una masa de talento”, “un genio en la magia”, “el mejor del mundo”, y otras descripciones vagas. Los detalles no estaban claros. Puede ser que su fuerza este más allá de la comprensión. De todos modos, como la persona que lo envió, él tenía la responsabilidad de conocer los detalles.

 

Quería que la profesora del héroe, Felmenia, informara personalmente. Felmenia, vestida con una bata blanca y arrodillada ante él, iba a evaluar al héroe Reiji y a Mizuki Anou.

 

En resumen, el talento del héroe Reiji era extraordinario. Su poder mágico por sí solo era 10 veces más fuerte que el un Mago de la Corte. Todavía había algunos problemas con su control y técnica, pero pensó que su velocidad de comprensión cuando aprendía magia era extraña. Acerca de Mizuki Anou, a pesar de que no tenía mucho poder en comparación con el héroe Reiji, tenía una capacidad similar. En cuanto a su habilidad para comprender y expresar la magia, probablemente estaba a la altura del héroe sin tener la bendición del héroe.

 

Felmenia: “Eso es todo. Estoy impresionada por el progreso del héroe Reiji y Mizuki Anou. Algún día estarán a la par con los magos superiores de otros países también.”

 

Por último, para terminar el cumplido de Felmenia, el rey le hizo una broma.

 

Rey: “¿Te sobrepasarán?”

Felmenia: “Si es Reiji-dono, tal vez.”

Rey: “Es eso así. Me siento aliviado. Si el talento de Reiji-dono es tan grande, entonces no tengo preocupaciones.”

Felmenia: “Sí. También estoy sorprendida. Solo han pasado dos semanas desde que experimentó la magia por primera vez, y ya está a la altura de un mago de nivel intermedio. “El héroe que fue elegido por el mundo” no es sólo un título. Como mago, yo misma debo admitir que estoy celosa.”

 

Dijo Felmenia en silencio. Ella dejó caer su cara un poco. A pesar de que ella no lo expresó claramente, ya que honestamente tenía envidia, se mostró un poco en la superficie. No es de sorprenderse. De acuerdo con lo que ella dijo, el crecimiento del héroe Reiji no podía ser puesto en palabras. Haber hecho que Felmenia, quien es conocida como un genio, dijera tales palabras, era probablemente algo cruel.

 

Rey. “Ya veo, pero si no tiene al menos tal poder...”

Felmenia: “Estoy de acuerdo con Su Alteza, el señor demonio no podrá ser derrotado.”

Rey: “Fumu.”

 

El rey asintió con la cabeza. Habiendo escuchado el progreso del héroe, quiso dar las gracias a Felmenia quien le había ayudado hasta ahora.

 

Rey: “Mago, Felmenia Stingray, he oído las circunstancias. Faltan tres días hasta la salida del héroe Reiji. Hasta entonces, enséñale lo mejor.”

Felmenia: “Como desee. Entonces, me retiro...”

 

Después de que Felmenia le diera sus respetos, ella trató de salir...

Pero no pudo escuchar el acuerdo del rey. En cambio, el rey abrió la boca como si todavía hubiera algo más ...

 

Rey: “Felmenia, hay alguien de quien quiero preguntarte, ¿está bien?”

Felmenia: “S-Sí.”

Rey: “Sobre ese chico, el amigo de Reiji-dono, Suimei-dono.”

 

Allí, el rey mencionó el nombre de Suimei.

 

Eso es cierto, aparte del informe de Felmenia; El rey también estaba interesado en Suimei. El usó magia dentro del castillo mientras paseaba. Pero el rey le temía más a la confrontación de Felmenia y Suimei. Habían pasado unos días desde esa conversación. Quería preguntar si había pasado algo...

 

Felmenia: “Su-Suimei-dono?”

 

Como si no esperase tal pregunta, Felmenia entró en pánico. Aunque no tenía la intención de soltar una voz tan pequeña, le preguntó el rey.

 

Rey: “Así es. Antes me dijiste que el chico estaba en movimiento. ¿Siempre lo observaste cierto?”

Felmenia: “E-Eso es ...”

Rey: “Felmenia?”

 

Pero, de alguna manera, Felmenia trató de evitar la mirada del rey y no podía hablar con claridad. Era diferente de la conversación sobre el héroe, el rey no podía entender que sucedía.

De todos modos, la situación era extraña. Ella siempre respondía fríamente. No importa la situación o el enemigo, ella siempre estaba tranquila. Ella buscaría encontrarse directamente con el enemigo. Pero ahora, no había nada como eso.

 

Felmenia: “Ah ... Uh ...”

Rey: “¿Qué pasa? No me digas, ¿algo pasó?”

Felmenia: “N-No, es sólo que ...”

 

A pesar de que el rey preguntó dos veces, ella actuó como si estuviera soportando algo y dijo cosas extrañas. Cuando se dio cuenta, estaba sudando. Ahora, preguntó seriamente.

 

Rey: “Respóndeme, Felmenia. Si permaneces en silencio, la conversación no irá a ninguna parte, ¿sabes? Dime qué pasó y qué viste.”

 

Pero, en lugar de contestar, bajó la cabeza.

 

Felmenia: “¡Y-Su Alteza! ¡Por favor, de alguna manera, perdóname, cualquier cosa menos eso!”

Rey: “¿Estás diciendo que no puedes hablar de ello?”

Felmenia: “Sí ... Desafortunadamente, es como su alteza dijo ...”

Rey: “¿Por qué?”

Felmenia: “Eso también, no puedo hablar de ello, ruego su perdón.”

Rey: “Mu ...”

 

Al ver esa actitud persistente, sólo podía gemir.

Felmenia declinó mientras protestaba. Ella nunca había sido así. Pero, ¿por qué lo estaba escondiendo en esa medida? No, ¿por qué ahora? Si algo sucedió, a ella no le gustaría hablar de ello. Si fue algo malo, habría un castigo. Ella probablemente pensó eso.

Eso significaba que era su defensa propia del castigo. Entonces, todo estaba claro.

 

Rey: “Te dije que no hicieras nada, Felmenia. Pero, parece que le hiciste algo, ¿me equivoco?”

 

Cuando se le preguntó con un tono más fuerte, Felmenia se convirtió en un pequeño animal, temblando y asustado. La sabia Felmenia se avergonzaba de no esperar que esto sucediera. Pero, por muy asustada que estuviera, un castigo es un castigo. En primer lugar, comprender la situación, entonces, si ella lo explicaba en detalle...

Entonces…

 

Rey: “Habla. No te puedo dar el castigo apropiado si no hablas.”

Felmenia: “P-Por favor, Su Alteza, yo-yo pido perdón.”

Rey: “No hay necesidad de ser tan obstinada. Ya espero cosas que pueden incluso poner en peligro mi vida. Habla.”

Felmenia: “Y-Su Alteza ...”

Rey: “Es pesado, ¿sabes? Felmenia?”

 

Cuando se dio cuenta, ella estaba congelada como por la eternidad, y las lágrimas brotaron en sus ojos. Se preguntó cuándo fue la última vez que la vio llorar. Cuando entró por primera vez en una fiesta por la noche, ella se perdió. Se separó de su padre, el conde Stingray y su madre. Estaba confundida y no sabía a dónde ir. Probablemente fue la última vez.

Esto fue raro. Era como si estuviera siendo extorsionando algo de ella.

 

Rey: “... ¿Por qué no puedes hablar?”

Felmenia: “............”

 

Felmenia no respondió, sólo bajó la cabeza.

El rey Almadius estaba pensando en por qué se negaba a hablar.

Como no recibió una respuesta, decidió cambiar la pregunta ...

 

Rey: “Felmenia. Te haré otra pregunta ahora.”

Felmenia: “Pero, Su Alteza ...”

Rey: “Oye, Felmenia. Si la respuesta es ‘correcta’, quédate en silencio. Si la respuesta es ‘incorrecta’, sacude la cabeza. ¿Entendiste?”

 

Ella sólo podía permanecer en silencio ...

Entonces, el rey preguntó.

 

Rey: “En los últimos días, ¿sucedió algo con Suimei-dono?”

Felmenia: “......”

 

Silencio ... sus ojos estaban inyectados en sangre. Pero, todavía estaba dentro de sus predicciones.

 

Rey: “¿Fue una conversación?”

 

Esta vez, Felmenia sacudió la cabeza.

 

Rey: “¿Hubo uso de la fuerza?”

Felmenia: “............”

 

Justo en el blanco. Si estaba utilizando la fuerza, las acciones debieron haber sido alguna especie de coerción con magia.

Felmenia debería haberlo sabido. Pero, podría estar equivocado.

 

Rey: “¿Le hiciste daño a Suimei-dono?”

 

Pero ella negó con la cabeza.

 

Rey: “Espera. ¿Intentaste hacerle daño?”

Felmenia: “...............”

 

Felmenia permaneció en silencio. Ahora esto es sorprendente. Según ella, utilizó la fuerza. Ella debió de haber jugado con él, pero, aunque ella es la mejor maga del país, ni siquiera pudo hacerle daño. Lo que significa…

 

El Rey decidió volver a preguntarle.

 

Rey: “¿Perdiste?”

Felmenia: “..........”

 

Sólo había silencio. Ahora es cierto. Felmenia se enfrentó a Suimei sola, y el resultado fue que ella fue derrotada miserablemente.

 

Rey: “Entonces, en ese momento, de alguna Suimei termino sujetando una de tus debilidades, y como resultado, ¿no puedes hablar ahora?”

Felmenia: “...............”

 

Rey: (Justo en el blanco... Entonces, ella no puede hablar por su debilidad. A pesar de que la persona que la restringió no está aquí, ella todavía está cumpliendo con el contrato. Pero Felmenia y Suimei son ambos seres que residen en el reino del Abismo Mágico. Para mí quien sólo tiene un conocimiento limitado, es difícil adivinar el contenido del contrato.)

 

Felmenia: “S-Su Alteza. Lo siento. No sólo rompí su orden, he mostrado deslealtad. Esta Felmenia aceptará cualquier tipo de castigo.”

Rey: “Está bien. Ya recibiste el castigo de Suimei-dono. No te voy a castigar.”

Felmenia: “S-Su Alteza ...”

 

Lamentando sus errores, Felmenia estaba extremadamente desalentada. La pelea con Suimei le había dejado un gran impacto.

 

Rey: (Si es así, ya no necesita ser castigada. Siendo así, su orgullo habrá desaparecido ya. Tengo una cosa menos que preocuparme. Pero, no puedo permitirme estar tranquilo. Ya que a cambio, recibí otra cosa de qué preocuparme.)

Rey: “Felmenia. No puedo permitirme pasar por alto esto. Estoy pensando en llamar a Suimei-dono aquí.”

Felmenia: “Su Alteza, llamara a Suimei-dono, para qué ...”

 

Felmenia estaba muy avergonzada, la respuesta era obvia.

 

Rey: “¿No es obvio? Le preguntaré las cosas que no puedo oír de ti. Si se trata de la sala de invocación o tu debilidad, no puedo pasar por alto esta discordia.”

Felmenia: “¡No se debe hacer! ¡Usted no puede-A-a-Argh !!!”

 

De repente, ella presiono su mano contra su pecho y empezó a gritar.

 

Rey: “Felmenia!? ¿¡Que sucede? Felmenia !?”

El rey estaba en el trono viendo este evento inusual. No sólo su sufrimiento era inusual, sino que se retorcía en el suelo y lloraba. Afortunadamente, no duró mucho, y luego volvió a inclinar la cabeza.

 

Felmenia: “Ah ... Ah ... lo siento ... por mostrar ... algo tan vergonzoso ...”

Rey: “¿Lo que acaba de suceder? ¿Es una enfermedad?”

Felmenia: “No ...”

 

Ella lo negó. Pero, ciertamente había algo raro. Ella sudaba y se acurrucaba, su rostro estaba pálido como el de un muerto. Por supuesto, se podía pensar que era una enfermedad. Pero, nunca había oído que ella tuviera una enfermedad antes. Reevaluó la situación. Le dolía el pecho. Probablemente era su corazón. Estaba en medio de la conversación. Cuando ella objetó, y habló de Suimei.

Eso significaría ...

 

Rey: “Puede ser, ¿se trata de esa debilidad?”

Felmenia: “.........”

Rey: “¿Magia?”

Felmenia: “...........”

 

Felmenia no respondió. No, ella no podía responder a eso. De su rostro distorsionado, se podía ver que ella estaba llena de pesar, condenando su propia estupidez.

Parece que ya no puede preguntar.

Entonces dijo…

 

Rey: “Entiendo. Felmenia. Déjamelo todo a mí.”

Felmenia: “¿Su Alteza?”

Rey: “Justo como dije antes, voy a llamar a Suimei-dono.”

Felmenia: “¡Pero ...!”

Rey: “Está bien. Tomaré toda la culpa. Tú...”

 

Después de eso, el rey Almadius envió un mensajero al mago que colocó la maldición.