Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 3: Tal y como se esperaba, una absurda solicitud.




Manual




Mizuki: “De ninguna manera. ¿En serio ...”

Reiji: “Sí. Existe la posibilidad.”

 

Después de que Reiji atrapo a Mizuki, ella fue puesta al día con situación actual. Al principio estaba bastante confundida también, pero al no estar sola aquí sin duda trabajó a favor. Con el apoyo de sus dos amigos, ella lo aceptó después de poco tiempo. Aun así, ella digna alabanza por tener nervios de acero ya que ella no se escapó de la realidad.

 

Mizuki: “Está bien, lo entiendo.”

Suimei: “Tú, lo aceptaste bastante rápido”

Mizuki: “Ustedes dos están bastante tranquilos también. Sería embarazoso caer en pánico yo sola. Además, ahora que estamos aquí, sólo podemos tomar las cosas como vienen.”

 

Mizuki adoptó una actitud decidida. Ella tenía el pelo largo, negro y un aspecto suave con una apariencia que la hacía parecer un poco frágil y aislada. Además, poseía un corazón suave, pero sorprendentemente fuerte e imperturbable. Reiji sonrió a ella.

 

Reiji: “Eres fuerte, Mizuki.”

Mizuki: “S- sí.”

 

Ella terminó con su cara al rojo vivo por esa sonrisa. Eso no era nada nuevo, pero tampoco era por la habilidad de donjuán inconsciente de Reiji.

Un estado de ánimo lleno de vapor totalmente inapropiado llenó la habitación y Suimei preguntó a Mizuki, como para salpicar agua sobre ella.

 

Suimei: “Entonces, Mizuki, hay algo que quiero preguntarte.”

Mizuki: “¿Eh? Claro”.

Suimei “Si esto es como aquella novela, entonces viene a continuación ...”

Mizuki: “S- Sí, algunas personas importantes de este mundo aparearan. O de lo contrario ...”

 

La primera parte fue como el mismo lo esperaba por la novela, pero ella añadió algo más, así que debe haber un desarrollo diferente también.

Reiji preguntó acerca de que después de una breve pausa.

 

Reiji: “¿Hay algo más?”

Mizuki: “En alguna otra novela, el destino, en otras palabras, este lugar, era el castillo del señor demonio.”

Reiji: “... Uwah. Esa no es buena.”

 

Sí, en la mayoría de las novelas, el MC convocado solamente se enfrentaría contra el señor de los demonios al final de la historia después de muchas idas y vueltas. Sin embargo. Cuando se trataba de una trama inesperada como la que Mizuki había mencionado, entonces esto sería el punto focal de el clímax, la última batalla.

Eso no era muy divertido. Sólo un peligro para sus vidas. Tal angustia era muy redundante. Después, Reiji preguntó Mizuki con un tono tranquilo.

 

Reiji: “Si no recuerdo mal, la novela de la otra vez era del tipo, donde el MC derrotó al señor demonio y regresó triunfante a la provincia del otro mundo como un héroe, ¿verdad?”

“Sí. Entonces apareció otro enemigo fuerte y más tarde el MC fue arrastrado a una guerra civil ...”

 

Mizuki comenzó a explicar, cuando Suimei, mejorando su audiencia con la magia, oyó el ruido de fuera de la habitación.

 

Suimei: “Escuchen, los dos.”

Mizuki: “Mh?”

Reiji: “Ya lo sé. Mizuki, alguien se acerca, son muchos.”

 

Al parecer Reiji los había oído también. Su propia mejora no era solo para presumir. Justo después de dar una explicación sencilla a ella, él desvió la mirada hacia el origen del ruido, el paso detrás de la puerta, y se puso de protección frente a Mizuki.

Ella se encogió con ansiedad. Y Suimei tomó una postura como la de Reiji también.

 

Suimei: “Ahora vamos a ver lo que aparece...”

Reiji: “Sólo espero que sea la gente importante que nos convocó.”

Suimei: “No digas tonterías. Si de verdad esperas algo que sean nuestro de clase cargando con un letrero que duce ‘cayeron’.”

Reiji: “...”

 

Reiji no respondió a la pequeña broma de Suimei. Ya sea que se debía a que los pasos se acercaban a la puerta o simplemente creyeron que era realmente mejor que algunas personas importantes de este mundo aparecieran, no era evidente. ¿Quién de todos modos exactamente llegó y estaba a punto de entrar en la habitación?

 

Suimei miró a un lado, Reiji estaba todo se tensó, listo para saltar hacia adelante en cualquier momento, y Mizuki retrocedió como para no ser un obstáculo para él.

En cuanto a Suimei, en lugar de ponerse rudo en una situación desconocida, estaba entusiasmado y su corazón latía por esta situación impredecible. Su corazón de mago, por supuesto.

 

Luego comprobó en silencio sus pertenencias. Se le trajo aquí sin ninguna preparación, por lo que llevaba nada más que cosas mundanas con él. Eran-

 

(Lo que tengo es, un accesorio con una cadena, un frasco con mercurio, una tarjeta, una chaqueta, un guante sin par y un poco de la panacea de los Yakagi... Para ser honesto, eso no es muy útil. Pero-)

 

Si algo ocurría, él tenía que actuar. Todos ellos habían vivido en Japón, por lo que Suimei era muy probablemente el único con experiencia de combate, ya que pertenecía a la parte oculta del mundo. A él le gustaría mantener el hecho que es un mago oculto, pero no a cambio de las vidas de sus amigos. En el peor de los casos, podía borrar sus recuerdos, incluso si se sentía mal por ello.

 

El tres de ellos estaban tensos por sus respectivas preocupaciones. A continuación, los pasos finalmente se detuvieron frente a la puerta.

Una breve pausa que pareció una eternidad que estrecho sus estómagos se produjo. En poco tiempo, la puerta se abrió con un ruido de algo pesado arrastrado.

 

Reiji: “-”

“Firmus-”

Suimei: (Mi solida-)

 

Mientras Reiji estaba distraído, Suimei preparó una magia defensa. No se puede descartar que iban a atacar de inmediato. Y no hubo más mal en su preparación.

-Y Entonces, un grupo vestido con armaduras apareció en la entrada. Se veían como seres humanos armados. Era relajante que no fueran monstruos, diablos o demonios.

Los soldados se acercaron a ellos con cautela en una formación ordenada.

¿Qué pasará? Suimei aún se conserva su magia ya preparada, pero el grupo se separó, dando paso a una niña con el pelo largo y azul, vestida con un elegante vestido blanco, y una mujer, que llevaba una bata blanca como una perla pulida.

 

Y entonces

 

“Eh ...?”

“Mh?”

 

Las dos hicieron una expresión de desconcierto, como si se encontraran un desarrollo inesperado. Se acurrucaron juntas y en voz baja hablaron en secreto.

 

“¿Flama Blanca-dono, no debiera estar ahí uno solo héroe convocado?”

“Sí, exactamente.”

“Pero veo tres personas aquí ...”

“Mi conjetura sería que dos de ellos fueron tragados en la convocatoria del héroe”.

“Ajá ...”

 

Estaban susurrando, pero con los oídos mejorados, Suimei podía oírlas, él se sorprendió ya que podía entender su lengua. Era una lengua extraña que no era japonés, ni ninguna otra lengua de la tierra. Aunque no conocía el idioma, lo entendia.

Una posible explicación era que se colocó un hechizo para entender la lengua durante la invocación. Qué conveniente.

 

Al oír las palabras “Héroe” e “Invocación”, Suimei decidió que no era necesario estar alerta y en secreto canceló su magia. Reiji también relajo su postura.

Entonces Suimei se acercó a ellos y le preguntó a Mizuki.

 

Suimei: “... Parecen sorprendidos ... Decir, Mizuki, ¿sabes de alguna plantilla de esta manera?”

Mizuki: “Sí. Hay historias, donde los amigos del héroe convocado son arrastrados con él, pero ...”

 

De repente Mizuki dejó de hablar e inclinó su cabeza hacia un lado. ¿Que hay con esta duda?

 

Mizuki: “...?”

Suimei: “Mizuki, algo te molesta?”

Mizuki: “Uhm, en dicha plantilla, el amigo del héroe convocado, en nuestro caso, ya sea Suimei-kun o yo, haríamos un contrato con un dios maligno y se volvería en contra del héroe.”

Suimei: “¿Qué? ¿Por qué un dios maligno de todas las cosas?”

Mizuki-. “No estoy segura...”

 

Mizuki se ofusco por la ansiedad. Para ser honesto, incluso Suimei sentía como si fuera a perder la calma. Un contrato con un dios maligno, ¿qué clase de mierda es esa?

Sólo podía imaginar un destino trágico, donde la invocación acabara a miles de personas e incluso sobreviviese, un avatar peligroso que gastaba toda la suerte de su vida, le esperaba para obligarlo a pagar una indemnización.

Suimei sintió que un sudor frío corría por la espalda, mientras que Reiji preguntó a Mizuki.

 

Reiji “Se vuelve contra el héroe ... ¿Por qué de repente pelearía conmigo?”

Suimei: “Porque, en esa plantilla, o Suimei-kun o yo en realidad te odiamos, o haremos un contrato para combatir al héroe.”

Reiji: “Eh ...?”

 

Reiji se volvió muy pálido en sus palabras y quedo confundido, por Mizuki lo negó rápidamente.

 

Mizuki: “... O- Por supuesto que no te odio, Reiji-kun. Y- En todo caso, - a mor - a- ...”

 

Como le daba vergüenza decirlo a la cara, sus palabras se convirtieron poco a poco más tranquilo y al final no se podían oír más, pero el color de la cara de Reiji tomaron un giro para mejor y se enfrentaron con torpeza Suimei.

 

Reiji: “A- ¿Y, Suimei?”

Suimei: “Nah. Yo no habría estado con ustedes durante seis años si te odiara. Sólo piensa un poco en ello.”

“Q-que bien ...”

 

Al escuchar sus respuestas, Reiji dejo salir un suspiro de alivio. Para ser honesto, no había manera de que Suimei pudiera llegar a odiar un buen tipo.

Mientras que los tres mantenían una conversación como esa, la chica con el pelo largo y azul los llamo a ellos.

 

“Perdón por interrumpir su conversación, pero ¿tiene un momento?”

Reiji: “Ah, sí.”

 

Cuando Reiji dio su consentimiento, la chica de pelo azul con elegancia corrigió su postura y dejó caer una reverencia, luego habló.

 

“Perdóname por haberlos traído aquí, soy la segunda hija del rey Almadias Astel, el rey del reino de Astel, Titania Raíz Astel Y esta es la persona que hizo el esfuerzo para convocarlos aquí ...”

 

Cuando la princesa Titania se movió un poco hacia un lado para preséntala y señalo hacia ella, la persona en cuestión, la mujer de la túnica blanca dio un paso adelante.

 

Felmenia: “Mi nombre es Felmenia Stingray, un mago de la corte. Encantado de conocerlos.”

 

La mujer se fue llamada Flama blanca por la princesa antes. Ella se había llamado a sí misma como un mago y su cuerpo estaba en efecto, rodeado por la fluidez de maná. Ella parecía ser una asidua practicante de la magia.

Después de sus presentaciones, Reiji dio un paso adelante y comenzó a presentarse cortésmente.

 

Reiji: “Gracias por su considerada presentación. Mi nombre es Shana Reiji. Si ustedes están más familiarizados a colocar el apellido al final, entonces, por favor llámeme Reiji Shana. Estos dos son mis amigos. Mizuki Anou a mi derecha y Suimei Yakagi a mi izquierda.”

 

Reiji los presentó de es amanera, con lo cual los guardias hicieron un alboroto y la princesa Titania, así como el mago Felmenia hicieron una expresión impresionada. El comportamiento digno de felicitación y los buenos modales que Reiji mostro deben haberlos impresionado.

Después, Mizuki fue al frente y se presentó ante ellos.

 

Mizuki: “Encantado de conocerlos. Mi nombre es Mizuki Anou ...”

 

Y, por último, Suimei también dio un paso adelante, imitando Mizuki.

Suimei: “Soy ... Suimei Yakagi.”

 

Su presentación termino simplemente indicando su nombre. No tenía nada más que decir, ni tampoco es una situación para usar su boca sin cuidado.

Entonces Titania dejó que su mirada vagara sobre estos tres y cerró los ojos como pensando en algo.

 

“Reiji-sama, Mizuki-sama, Suimei-sama entonces. La razón por la que los llamamos aquí es porque tenemos que pedir un favor de ... uno de ustedes a toda costa.”

“Y qué es eso?”

“Sí, en la actualidad el líder de los demonios, del señor demonio [Nakushatora] amenaza la paz de nuestro mundo y me gustaría que lo exterminaran”.

 

... En el mismo momento de la princesa Titania pronunció esta, Suimei, Reiji y Mizuki tenían toda la misma reacción en sus corazones: ¡así que es así después de todo! Sólo Suimei puso la mano en su barbilla y miró hacia el techo.