Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 13: Pelea en la recepción.




Manual




Bañado en miradas asesinas, Suimei se encontró en una situación incómoda.

 

La recepcionista que anteriormente era cálida ahora lo miraba con frialdad mientras que el corpulento hombre delante de él se enojó tanto que su cuerpo se sacudió incontrolablemente.

Los otros miembros del personal del gremio, aparentemente ofendidos, se reunieron alrededor. Una densa presión amenazante envolvió a Suimei, este visitante de otro mundo.

 

Suimei: “Uwaaa, esto se ve mal ...”

 

Suimei gimió por dentro. Su elección de ropa había sido un terrible error. Si tuviera que ser reprendido por sus acciones hace un momento, entonces no tendría más opción que aceptarlo. Después de todo, estaba en una organización de personas que se ganan el sustento diario con sus espadas, que alguien vestido como él tratara de unirse a sus filas era de hecho ridículo. No sólo su cuerpo luce completamente normal, sino que su ropa también es lo mismo. No importa qué aspecto de su apariencia se evaluará, sólo se vería a alguien sin experiencia en combate. Si se añade su cuerpo más pequeño característico de un asiático era natural que los demás lo verían como nada más que un niño tonto que no conocía a sus propios límites.

 

Sin embargo, en el mundo de donde había venido - suponiendo que una organización como el Gremio existiera allí - su aspecto actual no habría creado la situación en la que ahora se encontraba. En un mundo que era el hogar de un sinnúmero de técnicas, habilidades y armas, incluso si era de baja estatura, aunque tuviera una apariencia completamente normal, incluso si no era más que un niño o una persona de edad avanzada, siempre había algo más, como que posiblemente escondieran armas de fuego increíblemente peligrosas, otro tipo de armas, supiera usar artes marciales o magia, cuando se trataba de cosas peligrosas, las opciones eran innumerables.

 

Aunque hay que decir que un físico robusto y un aspecto feroz era una especie de ventaja, era apenas un factor decisivo a la hora de un combate real, y juzgar a un enemigo por su apariencia había llevado a muchos combatientes a la muerte. Esto era doblemente cierto tratándose de los magos - infinitamente más aterradores que sus oponentes, que, exteriormente, lucen más peligrosos – quienes toman en consideración el poder de la magia o las cartas de triunfo que tenían, esas eran mucho más importantes.

 

Suimei había hecho sus decisiones, mientras se adhería inconscientemente a las normas de su propio mundo, actuando con lo que, para él, era sólo el “sentido común”. Esto se había convertido en un punto ciego.

 

Sin embargo, no había ninguna razón para que la gente de este mundo no actuara de esta manera, por lo que la equivocación en esta ocasión fue totalmente culpa de Suimei. A pesar de ello, él no iba a permitir que un error tan pequeño como este evitara que se uniera al gremio... el registro como miembro aquí era algo que tenía que hacer para después pasar otra parte, todavía tenía que buscar un lugar para alojarse, no podía permitirse el lujo de perder más tiempo aquí.

 

Pero no podía solo comprar una espada y volver. Su aspecto ya había sido grabado a fuego en la memoria del personal por esta terrible primera impresión, cambiarse de ropa ahora no cambiaría nada. Sólo le daría una patada hacia afuera una vez más.

Cuando Suimei pensaba arduamente en busca de una salida a la situación actual, los ojos del hombre se estrecharon con rabia, y hablo.

 

Aventurero: “... Oye, mequetrefe. Pareces bastante seguro de ti mismo, ¿verdad?”

Suimei: “Se podría decir. Ya lo he dicho antes, si no estuviera seguro de mí mismo, no hubiera venido aquí en primer lugar.”

 

“¿En serio? Bien entonces, vamos a ver lo que tienes ...” el hombre gruñó amenazadoramente, mientras alcanzaba la espada en su espalda.

Presa del pánico, la recepcionista se precipitó a detenerlo.

 

Recepcionista: “E-espera! No importa lo que ha hecho, esto sigue siendo ...”

Aventurero: “Debería estar bien. Ese tipo parece estar hablando en serio.”

Recepcionista: “¡R-regulaciones, las regulaciones del gremio prohíben estrictamente los actos de violencia contra una persona normal!”

Aventurero: “Esto no es un ‘acto de violencia’. Además, esa regla aplica solo contra una ‘persona normal’. Este mocoso quiere unirse al gremio, ¿verdad? Entonces él no es una persona normal. Eso significa que ponerle una pequeña prueba debe estar bien”.

Recepcionista: “Pero ... incluso si usted dice eso ...”

 

Ante el hombre que no se movía, la recepcionista sólo pudo balbucear una refutación. Haciendo caso omiso de ella por completo, el hombre empujó Suimei con una pregunta.

 

Aventurero: “Es en serio, ¿verdad? ¿Así que esto está bien?”

Suimei. “Más o menos.”

 

Suimei aceptó la provocación de ese hombre, pero no pudo contener el suspiro que salió de su boca. Es lamentable que la situación haya tomado este giro, pero dada la atmósfera sanguinaria en la habitación, la necesidad de demostrar un poco de fuerza estaba del todo dentro de lo esperado.

Por lo que comenzó a planear su siguiente movimiento

 

Suimei: (Bueno, al menos esto no es nuestro mundo. Esos bastardos de la Iglesia no están aquí, y este es un mundo donde la magia vive a la intemperie. Creo que no necesito  molestarme tanto en ocultarlo...)

 

A decir verdad, los pensamientos de Suimei sobre la forma en que debía acercarse a la vida de este mundo habían cambiado drásticamente en los últimos días. Al principio, él había planeado en mantener sus poderes en secreto como lo había hecho en su propio mundo. Sin embargo, para las personas de este mundo, la magia era parte de la vida diaria. Si él se encontrará con otro oponente que practicaba la magia, entonces, la magia era la medida más apropiada para actuar. Que una situación se produjera en un entorno sin una sola persona presente era increíblemente improbable. Mientras viviera en este mundo, era imposible considerar ocultar su magia permanente.

 

Por otra parte, la magia aquí era vista como un milagro, una bendición de los dioses, los únicos que veían a la magia como una herejía que debía ser destruida - La Iglesia – no estaban por ningún lado, las razones que pudiera haber tenido para ocultar su magia se debilitaron considerablemente. Su otra preocupación; que su magia pudiera ser descifrada y robada, era igualmente algo por lo que no tenía que preocuparse en este mundo. Dado el lamentable estado de la magia en este mundo, a excepción de él mismo se podía decir que nadie poseía la capacidad de entender su magia, a menos que el mismo fuera a exponer sus secretos.

 

En pocas palabras, usar su magia aquí, deben de ser bastante seguro. De todos modos, si se convirtiera exitosamente en un miembro del gremio, su secreto habría salido a la luz tarde o temprano. En ese caso, revelarlo ahora, en lugar de más tarde, no hacia ninguna diferencia.

 

A pesar de que, dentro de su corazón hubiera preferido mantener las cosas en secreto el mayor tiempo posible, al considerar las circunstancias, también es cierto que la situación actual proporciona una oportunidad sin precedentes para que él demuestre que tiene la fuerza necesaria para unirse al gremio. Él iba a terminar esta situación con una audiencia como sus testigos.

Como Suimei ponderó sus opciones en silencio, el hombre perdió la calma y gritó.

 

Aventurero: “Estas haciéndote el tonto o algo? ¿No puedes ver el peligro en el que estás?”

 

“Bueno, para que eso ocurra, tendría que estar en peligro en primer lugar, ¿no?” Suimei respondió con calma.

 

Por el contrario, no se le ocurría otra manera de reaccionar. Con calma expresaba que no ve ninguna necesidad de preocuparse no fue un acto.

Aunque el ambiente puede ser bastante tenso, una presión de este grado no era nada para sentirse preocupado. Como había dicho de las batallas de vida o muerte antes, Suimei ya las había experimentado en más de una ocasión. Era un veterano del combate.

 

La sensación de presión que viene del hombre no estaba en el mismo nivel de lo que había experimentado en su mundo. Yendo más lejos aún, si se compara con la furia rabiosa pura exhibida por los que creen en Dios contra los magos, entonces, la ‘hostilidad abierta’ de este nivel prácticamente podría considerarse buena voluntad. Y eso ni siquiera incluye la sensación de estar rodeado por unidades militares armadas con lo último en armamento moderno, ni tampoco se acerca siquiera a la amenaza presentada por esas existencias extrañas llamadas monstruos, y la que las fuerzas de la naturaleza ejercían.

 

En comparación con todo eso, la amenaza que sentía desde el hombre era una broma. Dicho esto, Suimei reconoció que simplemente se había acostumbrado demasiado a horribles experiencias, y que era por eso que no sentía el más leve indicio de peligro.

 

“¿Me pregunto qué es lo que piensa de mí?” Tal vez vio en Suimei un mocoso inmaduro que no conocía sus propias limitaciones, un idiota que no podía leer la atmósfera de la habitación, o un idiota terco que no sabía cuándo era tiempo de dar marcha atrás. Como era una práctica estándar para los magos de su mundo ocultar por completo su maná como una forma de ocultar sus identidades, era probable que ni siquiera pudiera decir que él podía usar la magia.

 

El hombre resopló.

 

Aventurero: “Hum. ... Voy a empezar. Tu deberías bloquear o esquivar esto-”

 

Eso anuncio el comienzo del combate. Fue sólo en ese momento que los demás en la sala se dieron cuenta de que Suimei tenía seriamente la intención de seguir adelante con esto.

Si esto fuera sólo una demostración de fuerza, ¿qué necesidad habría habido en anunciarlo? Parecía que las cosas se habían vuelto inesperadamente graves.

Aunque todavía en conflicto hacia el interior, Suimei se centró sí mismo.

 

La postura del hombre mostró que estaba a punto de sacar su espada y balancearla hacia él. Mientras observaba, decidió que sería trivial identificar el momento en que dejaría su vaina y rastrear su trayectoria.

Tomando la orientación de la empuñadura de la espada como la clave de la victoria, eligió el uso óptimo de su mana. Como si casualmente espantara un insecto, chasqueó los dedos.

 

Aventurero. “Guhooo!?”

 

En un instante, el estruendo de una explosión y un trágico - por no mencionar terriblemente feo – grito resonó.  El impacto de la explosión de aire comprimido arrojó el cuerpo masivo del hombre al aire sólo para que se viniera abajo poco después sobre su espada, la empuñadura que había sido la meta de Suimei, fue separada de sus manos y voló por el aire.

El sonido de la pesada espada cayendo en el suelo sonó al mismo tiempo que el hombre soltó un gemido de dolor.

 

Aventurero: “U ... ¿Cuándo fue que... m-mierda! ¿Q- que es lo que ha pasado...?”

 

Incapaz de discernir la verdadera forma del ataque que le había golpeado, el hombre miró a su alrededor con impotencia en la confusión.

 

Recepcionista: “¿Qué ...?”

 

La mujer recepcionista, de pie detrás de él, dio voz a su confusión.  Si estaba sorprendida por la disparidad entre la verdadera fuerza de Suimei y su imagen de él, o porque estaba completamente en una pérdida de palabras para explicar lo que acababa de ocurrir era poco claro.

Los espectadores del encuentro se sorprendieron de manera similar, con los ojos abiertos en estado de shock.

 

Recepcionista: “¿Perdóneme, pero podría preguntar lo que acaba de pasar?”

Suimei: “He utilizado magia.”

 

Suimei respondió con indiferencia a la pregunta planteada por la temerosa recepcionista.

La otra parte parecía haberse calmado, y el hombre se acercó con la mano presionando firmemente su cabeza.

 

Aventurero: “Magia ...? ¿Pero nunca oí un encantamiento o una palabra clave ...?”

Suimei: “Eso es correcto.”

Aventurero: “Tienes que estar bromeando que has ...”

Suimei: “Yo no hice nada más aparte de eso.”

 

La respuesta de Suimei se dio sin una pizca de modestia.

 

Teniendo en cuenta la reacción que acababa de ver, la sorpresa anterior de Felmenia tenía mucho sentido. Activar la magia sin ningún encantamiento o palabra clave de activación era algo que no tenía sentido para la gente de este mundo.

 

Magia Ceremonial. Dependiendo de la ocasión, se conocía ya sea como magia ceremonial o ritual mágico. Una de las formas de las artes mágicas, aunque se clasificó como magia, era, en realidad, diferente de otras técnicas ocultas como la astrología, u otros tipos de técnicas de los sistemas mágicos. Su uso conlleva el canto de frases, y requiere una reproducción exacta de los movimientos y conjuros antes de que se active. Cuando es descrito por los magos modernos, esta forma de magia es conocida como magia manual de prescritos.

 

La magia que actúa de acuerdo con acciones predeterminadas y encantamientos era un sistema de magia muy común en la magia moderna. Hacer uso de esa descripción para la magia fue quizás el mejor ejemplo, y que era probable que toda la magia de este mundo cayera en esta categoría.

 

Lo que acababa de usar Suimei, sin embargo, era una magia de un sistema totalmente diferente. El chasquido de sus dedos había sido el detonante de esta magia. El cumplimiento de los requisitos de activación era todo lo que se necesitaba para ponerla en práctica.

Simple y común, una vez que la magia se había sistematizado, era muy cómoda de usar.

Usar magia sin necesidad de un encantamiento o palabras clave para su activación no era nada para los magos de su mundo.

 

Aventurero: “Entonces, eres ...”

Suimei: “Ah, sí. Me disculpo por no decir esto antes, pero soy... algo así como un mago.”

 

En su explicación retardada, una conmoción estalló a su alrededor.

 

“Un mago... vestido así?”

“Nunca he oído hablar de una magia que no necesite de un conjuro o una palabra clave...”

“Oi, no me digan que este tipo es en realidad un mago increíble ...?”

 

... había ido demasiado lejos. Pero, aun así, todo lo que había hecho era chasquear sus dedos. Desde la perspectiva de la magia moderna, la activación de un hechizo con una acción predeterminada no era nada especial. La magia que utilizaba un cantó mientras apuntaba al blanco mientras hacía grandes movimientos existía dentro de su repertorio, pero Suimei no había querido utilizar algo tan llamativo, aunque la explicación de lo que en realidad había hecho en sí parecía bastante difícil. Él decidió hacer caso omiso de sus preguntas. Después de haber llegado a una conclusión, todo resultó bien.

Frente a la mirada coloreada de sorpresa de la recepcionista, Suimei se encogió de hombros.

 

Suimei: “¿Me crees ahora?”

Decepciona: “N-no del todo. Ciertamente es innegable que usaste magia, pero no entiendo por qué un mago no lleva una túnica o un bastón. ¿No son esos elementos indispensables para un mago?”

 

...?

 

Suimei: ““Hmm? ¿Son esas cosas realmente necesarias para los magos?”

Recepcionista: “... Bueno, no. En realidad, no, pero casi todos los magos los utilizan.”

Suimei: “Entonces, ¿a quién le importa? No soy alguien que siga las tradiciones sólo porque si”.

Recepcionista: “...”

 

Su respuesta había sido tan inesperada que la recepcionista no sabía qué decir, tenía la boca abierta, pero las palabras no salían.

Y después continuo...

 

Recepcionista: “E-esto no es una cuestión de ‘sólo porque si’! Se necesitan esas cosas para el preciso control de la magia o para protegerse de otras magias, ¿sabes?”

Suimei: “Bueno, tengo algo equivalente a una túnica de mago, pero no tengo ninguna necesidad de algo semejante a una vara mágica. Ahora, cuando se usa algo particularmente complejo, entonces, por supuesto, se necesitan herramientas complementarias. Pero cuando se trata de a algo tan simple como el control del propio poder mágico, solo los magos de tercera categoría necesitarían algo para ayudar con eso.”

Recepcionista: “Haaah ...”

 

La declaración decisiva de Suimei dejó a la recepcionista casi sin habla.

 

¿Es realmente el sentido común aquí que los magos siempre tienen batas y un bastón? Ya que Felmenia no utilizaba uno Suimei no había notado esto último.

 

El quid de la cuestión era que, desde las edades antiguas y ahora, un cetro mágico se considera un instrumento de importancia absoluta. De acuerdo con los registros dejados atrás, esto era una práctica que se originó en el antiguo Egipto, cuando se veían las varitas mágicas sostenidas por sus dioses se convirtieron en un símbolo de su autoridad. Entre los innumerables ejemplos, y tal vez los más conocidos fueron los druidas celtas. Incluso en los tiempos modernos, hay ejemplos como Mathers y su Vara de loto.

 

Por las diferencias entre los diferentes sistemas de magia, el cetro mágico era una ayuda inestimable para los magos de todo tipo, siendo especialmente frecuente entre los profesionales de los sistemas contra incendios.

Dicho esto, que el hecho de que Suimei no tuviera uno, el razonamiento detrás de esto puede ser dejado para una discusión posterior.

Cuando se trataba de la necesidad de la túnica de mago, lo elementos que impulsan las capacidades defensivas de un portador de magia, este mundo y su mundo anterior no fueron acordados.

 

En la Sociedad de Magos, la ropa formal occidental había sustituido a la bata. La capacidad de defenderse contra la magia, era algo que ya se había preparado de antemano. En caso de que la ocasión lo requiriera, estaba listo para materializar ese traje de color blanco y negro y una capa en cualquier momento.

 

... La túnica y el cetro de un mago.

 

No los evitaba porque pensara que eran anticuados ni tenía nada en contra de la imagen antigua de un mago de la cual era un integrante. Si bien es cierto que los elementos de una historia tan larga no parecían del todo apropiados para un mago moderno, esa era apenas una razón para descartarlos.

No, había habido otros acontecimientos modernos que les hayan llevado a abandonar la capa y el cetro.

 

Pero a pesar de que perseguían un solo propósito detrás de los misterios del mundo como magos, un ideal que corría directamente en dirección opuesto a la del mundo que dominaba la ciencia donde vivían, habían sido influenciados por esa misma sociedad. Las nuevas herramientas mágicas habían sido desarrolladas para tomar el lugar de las antiguas. Recorrer el camino de la magia defendido por el jefe de la Sociedad había llevado Suimei a donde estaba hoy.

 

El cetro mágico se había convertido en un arma mágica, y el manto se había convertido en un traje occidental. Las tradiciones imperecederas eran importantes, pero la búsqueda de maneras de mejorar esas tradiciones y forjarlas de nuevo era también importante.

Sin embargo, que esto había creado una confusión considerable era innegable.

 

Suimei: “Me disculpo. No me había dado cuenta de que mi elección de ropa importaría tanto.”

 

Su actitud humilde mientras se disculpaba llevó al hombre a hacer una respuesta frenética.

 

Aventurero: “N-no del todo. Fue mi error juzgar con demasiada prisa. Lo siento mucho.”

 

Suimei: “Aprecio esas palabras. ... Con eso establecido, ¿está bien que me una al gremio ahora?”

Aventurero: “Ah, sí. Eres un mago así que no tengo nada de que quejarme. Ella te va a ayudar con el resto”.

 

El hombre se acercó y señaló a la recepcionista.

Siguiendo su ejemplo, “¿Está bien?” Suimei preguntó a la recepcionista.

 

Recepcionista: “S-sí. Por parte del gremio está muy bien. Me disculpo por mis modales groseros de antes.”

 

“Mm. No se preocupe por ello. No es la gran cosa ...”, respondió a la joven que tenía la cabeza inclinada por vergüenza, y su tono la traicionaba por la confusión.

 

Recepcionista: “No, realmente me disculpo.”

 

El cambio de 180° que actitud había tomado era un poco inquietante, pero era comprensible.

En este momento, los transeúntes que lo habían criticado rodearon a Suimei antes de regresar a sus asientos, uno por uno. A partir de la situación, parecía claro que el asunto había sido resuelto. El hombre se disculpó de nuevo y se marchó.

 

Recepcionista: “... Estos son los documentos que es necesario llenar. Por favor, introduzca la información requerida.”

Suimei: “Entendido.”

 

El papel que la recepcionista le entregó pedía un poco de información básica, como su nombre y edad.

A medida que el formulario no solicitaba nada que valga la pena ocultar, Suimei tomó la pluma y la botella con tinta que le habían entregado y lo llenó en antes de regresarlo.

La recepcionista dio un rápido vistazo a la hoja.

 

Recepcionista: “Por lo tanto, Yakagi Suimei-san. ... Me disculpo por mis malos modales, pero este es un nombre único, ¿verdad?”

Suimei: “Lo sé, ¿verdad? La gente siempre me dice lo mismo.”

 

Suimei sonrió irónicamente a su observación, su nombre es japonés, después de todo, y este mundo era más o menos equivalente a la Europa medieval; tal sentimiento era de esperar.

 

Dicho esto, es cierto que esto era algo que había oído bastante a menudo. Incluso en Japón, “Suimei” era un nombre poco frecuente, y se habían burlado de él más de una vez por tener un nombre tan “brillante”. Sin importa a dónde fuera, era un nombre extraño ... pero que no valía la pena pensar en ello en este momento.

*(Nota: el nombre Suimei se forma con el Kanji de Agua-水 y el Kanji de Luz-明)

 

“No se ha incluido una dirección. ¿Puedo preguntar por qué?” La joven le preguntó mientras miraba por encima del formulario.

 

Tal como ella había dicho, el espacio para la dirección había sido dejado en blanco.

Esto no quiere decir que tuviera la intención de quedarse sin hogar, sino más bien que él había planeado buscar una vivienda después de esto.

 

Suimei: “Tenía la intención de buscar un lugar para alojarme después de esto, así que lo dejé en blanco por ahora.”

Recepcionista: “Si lo desea, el gremio le puede proporcionar alojamiento.”

 

A pesar de que apreciaba la oferta, ya había hecho planes, por lo que negó con la cabeza.

 

Suimei: “Gracias, pero tengo la intención de dirigirme hacia el Imperio Nelferian. No voy a estar en Mehter mucho tiempo.”

 

“Ya veo ...”, la mujer respondió con un tono de pesar.

 

No estaba seguro de porque ella sentía pesar, pero la vivienda era de hecho algo que tenía que ser atendido. Suimei tenía que encargarse de eso después.

 

Suimei: “¿Hay algo mal?”

Recepcionista: “No, no es nada. Es sólo que el gremio tiene que saber cómo se encuentran sus miembros, por lo que una vez que encuentre una residencia permanente, por favor háganoslo saber.”

Suimei: “Lo haré.”

Recepcionista: “Está bien, Suimei-san sólo para confirmar, usted desea ser catalogado bajo la ocupación de mago, ¿correcto?”

Suimei: “Correcto.”

recepcionista: “La siguiente pregunta, entonces. ¿Puedo preguntar cuál es su propiedad elemental?”

 

La pregunta ocasional de la recepcionista dejó Suimei con cierta perplejidad.

 

Suimei: “... ¿Es un problema si no lo especifico?”

Recepcionista: “Es una regulación del gremio No se preocupe, no vamos a hacer pública dicha información personal.”

Suimei: “Ya veo, gestión de recursos humanos ...”

Recepcionista: “¿Hay algo mal?”

 

La joven levantó la cabeza, desconcertada por la mirada en la cara de Suimei. Esta pregunta era de sentido común en este mundo. De hecho, de vuelta en el palacio, sobreexcitados por haber aprendido magia, Reiji y Mizuki había mencionado algo sobre cómo sus afinidades mágicas se decidieron. Sin embargo, después de haber escuchado esto de dos que eran aparentemente capaces de utilizar todos los tipos de magia, no estaba seguro de qué tan confiable es la información. ¿Tal vez esto se relaciona con eso?

 

Desde el punto de vista del gremio, saber el sector de especialización de sus miembros era natural.

Por fin, Suimei, con una expresión extraña en su rostro, murmuró una respuesta.

 

Suimei: “Bueno, soy un poco mejor con la magia de fuego ...”

Recepcionista: “Fuego, ¿verdad? Pero lo que utilizó hace un momento definitivamente no fue magia de fuego...”

Suimei: “Uh, um ... Puedo usar magia de viento también.”

Recepcionista: “Ya veo. Así que tiene propiedades duales.”

Suimei: “Sí... Algo por el estilo.”

 

Suimei sólo pudo dar una respuesta ambigua. Parecía que estaba bien para este mundo, sin embargo.

Tal como había dicho, era de hecho mejor con la magia del fuego. Pero eso fue sólo de una manera muy general de hablar. A diferencia de las restricciones a las afinidades que Reiji y Mizuki habían descrito, él no tenía problemas con el uso de otros tipos de magia.

 

Pero no era como si lo que había dicho estuviera completamente sin fundamento. En su mundo, ya que los magos estudiaban diferentes sistemas de magia, de hecho, había tipos de magia que algunos eran incapaces de usar.

 

Sin embargo, esos eran una excepción. Suimei era un practicante de la numerología hebrea, o más específicamente, el Cábala, lo cual implica que representa a toda la creación con la enumeración (Sefirá) y las fórmulas, y el uso de combinaciones numéricas para dar a luz a la magia. Magia de fuego, magia de agua, magia de electricidad... incluso la reproducción de una transición de fase tal como la solidificación de líquidos era posible. Mientras el procedimiento adecuado se siguiera y se utilizara una cantidad apropiada de poder mágico, entonces, todos los fenómenos podrían ser reproducidos por su magia.

 

Sin embargo-

 

Suimei: (Propiedades, eh ...)

 

Sólo ahora empieza a darse cuenta de la importancia de este concepto para la magia de este mundo. Es cierto que, incluso desde el punto de vista de la magia moderna, la doctrina de los cuatro (o cinco) elementos y las cinco fases era extremadamente importante, y era considerado como los conceptos básicos que sustentan el mundo.

 

A pesar de ello, la noción de “propiedades” no era más que un indicador aproximado del elemento al que pertenecía una magia. A modo de ejemplo, a pesar de que la magia de fuego y agua estaban fuertemente correlacionados, simplemente porque no se podía utilizar la magia del fuego no quería decir que no se podía usar la magia del agua.

 

La idea de que las afinidades elementales eran innatas era un concepto bastante básico. Aunque, técnicamente hablando, todo el mundo tenía la posibilidad de utilizar todas las propiedades mágicas, todavía existían personas para quienes era considerablemente más difícil utilizar determinado elemento. No era difícil imaginar que habría algunos que estaban fuera del alcance del todo.

 

Si tomamos el encender un fuego como ejemplo, aunque técnicamente las personas son capaces de aprender a utilizar todas las herramientas, sin duda hay algunos que pueden comenzar un fuego con un fósforo, pero que no sabrían cómo hacerlo con un pedernal. Tal persona puede ser descrita como alguien que tiene “afinidad” para usar los fósforos, mientras que es “débil” en el uso de pedernales.

 

Cuando esto es expresado en términos de magia, fósforos y pedernales puede ser vistos como diferentes sistemas de magia. Un incendio podría ser creado por tomar los poderes de dioses y demonios de la Sefirá para traer la existencia del fuego, como Suimei, quien puede hacerlo a través de métodos tales como la adivinación astrología o el tarot, o el uso de runas o onmyoudou. etc. Todo podría lograr el mismo resultado, pero el método se empleará era una cuestión de afinidades y no hay fenómenos que no se puedan dejar de producir cuando se trabaja con un sistema de magia con él se es particularmente débil.

 

Por lo tanto, si se es capaz de utilizar otros sistemas mágicos, entonces, ser capaz de utilizar otras propiedades mágicas se convirtió en una posibilidad. No era como si fuera una certeza que uno sería capaz de utilizar todas las propiedades mágicas, pero para Suimei, un mago moderno que se había encontrado con muchos, muchos sistemas mágicos, la idea de que era “imposible” utilizar todas las propiedades mágicas era realmente sólo un problema de esta naturaleza.

 

Había oído de magos modernos que se centraron únicamente en una sola propiedad y por ello no podían utilizar otras. Pensando en ese sentido, era fácil entender por qué los magos de este mundo estaban limitados en su capacidad de utilizar ciertas propiedades y no otras. Era probable que la “magia” de este mundo estuviera dominada por el mismo sistema de magia que Reiji y Felmenia practicaban. Incluso si hubiera otros, no parecen ser lo suficientemente grandes como para afectar algo.

 

Recepcionista: “Por cierto, ¿puedo preguntar si Suimei-san puede usar magia de restauración?”

Suimei: “Hmm? ¿Magia de restauración?”

 

Suimei levantó la cabeza ante la pregunta abrupta.

Una mirada insondable apareció en su rostro.

 

Recepcionista: “No me diga que no sabe lo que es la magia de restauración?”

Suimei: “No del todo. Si bien no es que no sepa nada al respecto ...”

 

Al oír un término de nuevo, Suimei consideró que era algo diferente de la expresión que conocía. ¿Tal vez era sólo una diferencia en la frase y no había realmente una diferencia semántica? De todos modos, cuando se trataba de magia de restauración:

 

Parecía como si fuera un término que abarca todas las magias relacionadas con la magia de recuperación.

La magia de recuperación era un poder vital necesario. La capacidad de curarse a sí mismo y a otros después del combate era esencial, algo más o menos evidente. De vuelta a su mundo original, la crónica falta de un número suficiente de magos que practicaran la magia de recuperación había plagado a la sociedad a lo largo de la historia.

Él no estaba preocupado por revelar nada a este respecto.

 

Suimei: “... En cuanto a la magia de curación, puedo usar la energía de sanación, alquimia, y magia de reconstrucción.”

Recepcionista: “¿Eh? ... Energía de curación? ¿Alquimia?”

Suimei: “Sí. Así es ...”

 

Había revelado la magia que podía utilizar por el momento, pero la recepcionista parecía confundida. ¿Tal vez había no entendía la terminología que había usado?

 

Recepcionista: “Um ... Lo siento, pero no soy tan versada en la magia, así que no entendí muy bien lo que acaba de decir.”

 

... cierto.

 

Suimei: “Jajaja ...”

 

“Por supuesto. Por supuesto, esto ha ocurrido de nuevo.” Suimei parecía que no sabía que debía decir.

 

La Energía de Curación era una técnica para la curación de heridas con la magia. A veces se conoce como curación mágica o cirugía espiritual y su capacidad de curar las lesiones se extendía más allá del cuerpo físico a la mente. Era capaz incluso de curar enfermedades graves y volver a conectar miembros amputados. Las magias curativas eran todas de este tipo, mientras que la magia de reconstrucción - como su nombre lo sugiere - era para la restauración de objetos rotos a su estado original y estaba destinada a ser utilizada en las cosas inorgánicas, pero en un grado limitado, podría ser utilizado para la curación.

 

... La recepcionista decidió dejar a un lado la cuestión de esta magia de la que nunca había oído hablar, y pregunto otra cosa en su lugar.

 

Recepcionista: “Um, ¿qué tiene que ver la magia de restauración con la refinación de metales?”

Suimei: “Debido a que las pociones mágicas se producen a través de la alquimia.”

Suimei: “Hay pociones metálicas?”

 

“¿Qué clase de poción es esa?!” Suimei replicó en su mente antes de continuar en voz alta,

 

Suimei: “... Lo siento, no estoy tan familiarizado con lo que entienden por ‘alquimia’ en este lugar', ¿le importaría explicármelo?”

Recepcionista: “Oh, bueno, está bien. La alquimia es, como su nombre indica, el control de metales a través del medio de la magia de la tierra. Se suele utilizar en la creación de objetos metálicos, la transformación de oricalco, o la creación de la más alta calidad de golems. Las pociones mágicas que acaba de mencionar Suimei-san, pertenecen a una disciplina diferente de la magia, la farmacología mágica ...”

Suimei: “...”

Recepcionista; “... Suimei-san?”

Suimei: “Lo siento, no es nada.”

 

La Alquimia de su mundo se había originado en el antiguo Egipto y Grecia. Combina la metalurgia, la medicina, la fabricación de vidrio, y las técnicas de química de la época en un enorme cuerpo de conocimientos. Con el desarrollo de una medicina que tiene el conceder la inmortalidad como su mayor objetivo, se dice que ha acumulado la suma total de todo el conocimiento humano hasta el momento bajo una misma disciplina.

 

Después, bajo la influencia de las enseñanzas de Hermes y el legendario alquimista Paracelso, la alquimia había cambiado gradualmente. En su nueva forma, la medicina de la inmortalidad se había convertido en sinónimo de la piedra filosofal, y sus objetivos principales se habían convertido en el refinamiento de metales preciosos y metales para la creación de homúnculos y la reproducción de la materia. Es comprensible que se convirtiera en una de las principales escuelas de magia. Debido a que este mundo nunca había tenido un Trismegisto, un Hermes o un Paracelso, era obvio que la alquimia de este mundo sería diferente de la de su mundo.

 

La metalurgia y la creación de golems podría, a lo sumo, describirse como un corolario de la alquimia de su mundo. Quedo, sin embargo, interesado en esta “farmacología médica” que aparentemente no estaba relacionada con la alquimia de este mundo. De cualquier manera, estaba claro que la alquimia de este mundo era diferente de la que estaba familiarizado. Si no tenía cuidado cuando hablaba, podría causar algunas complicaciones.

 

Recepcionista: “... C, Cierto. Pues bien, ¿está bien si coloco como capaz de usar magia de restauración?”

Suimei: “Sí.”

 

Después de una ligera inclinación con la cabeza, la recepcionista escribió la información pertinente en el formulario de registro. A continuación, aclarando su garganta con una tos, continuó en un tono de tipo empresarial.

 

Recepcionista: “Ahem. Disculpe. A continuación, vamos a explicar sobre el gremio de aventureros, Pabellón del Crepúsculo, y llevar a cabo una evaluación de clasificación. Los detalles de esto último se explicarán más adelante por el personal correspondiente. Ahora voy a hablar sobre el Pabellón del Crepúsculo en primer lugar.”

 

Suimei asintió, y la joven comenzó su explicación.

 

Recepcionista: “El Gremio de Aventureros, Pabellón del Crepúsculo, es la rama del gremio de aventureros que opera principalmente dentro de los límites del Reino de Aster, el Imperio Nelferian, y los territorios de los Estados Autónomos de Sadias. Los servicios que prestamos son necesariamente tan variados como las misiones que aceptamos, pero la gran mayoría cae entre una de las misiones siguientes: Escolta para los que se reúnen las hierbas en zonas peligrosas, atacar antiguas mazmorras, exploración de las regiones fronterizas, y la eliminación de los monstruos, ¿Alguna pregunta?”

 

El silencio de Suimei provocó una pregunta de confirmación por parte de la recepcionista. Hasta este punto, todo lo que había oído refleja lo que había leído en la biblioteca de Camelia.

 

El gremio de aventureros, Pabellón del Crepúsculo, era un gremio especial con la capacidad de operar libremente dentro de las fronteras de los tres reinos. Sus oficinas centrales se encuentran en los territorios de los Estados Autónomos de Sadias, tiene ramas Masivas tanto en Aster y Nelferia. Esta era una organización con la autoridad para aceptar las solicitudes emitidas por el propio gobierno.

Siguiendo la conversación hasta el momento, Suimei asintió, señalando a la recepcionista para continuar.

 

Recepcionista: “Entonces voy a seguir con la explicación, ¿de acuerdo? Ahora, aunque antes había dicho que operamos ‘principalmente’ dentro de las fronteras de los tres reinos, pero estrictamente hablando, a los miembros del Pabellón del Crepúsculo no se les permite operar fuera de los tres reinos. ¿sabe por qué?”

 

La repentina pregunta fue inesperada, pero no es difícil de contestar, por lo Suimei le respondió directamente.

 

Suimei: “Debido a que otros reinos son ya sea abiertamente hostiles a los tres reinos o de otra manera los ven como enemigos, ¿verdad? De tal manera que los miembros del Pabellón del Crepúsculo no pueden entrar fácilmente a otros países, y, por otra parte, no pueden utilizar su estatus como miembros del gremio. Si lo hicieran así, daría lugar a circunstancias peligrosas. Algo por el estilo.”

Recepcionista: “Eso es correcto. Es por eso que cuando salga de los tres reinos, es necesario tener mucho cuidado. Si no va a través de los canales adecuados, entonces es muy posible que usted sea arrestado bajo sospecha de ser un espía. Aunque la relación entre naciones ha mejorado mucho desde que los demonios han atacado, sigue siendo mejor que tener cuidado.”

Suimei: “Entendido.”

 

Que algo así sucediera era más que posible, así que Suimei expresó su comprensión a la recepcionista que tenía una expresión seria mientras le recordaba el peligro.

 

Recepcionista: “Cambiando de tema, nuestro gremio utiliza un sistema de calificación para registrar la información sobre nuestros miembros. Las clasificaciones van desde rango E hasta Rango S, los miembros reciben las comisiones en función de su clasificación. Más específicamente, los miembros de rango E son incapaces de aceptar comisiones de rango D. Si desea tomar comisiones de mayor rango, es necesario completar muchas tareas para mejorar su evaluación y permitir una promoción hacia arriba. “

 

Suimei: “Y en que está basada la evaluación?”

Recepcionista: “Si bien hay muchos factores, los logros alcanzados al completar las comisiones son el criterio principal. Esto es, después de todo, el tipo de organización de que se trata. Esto es algo que se debe esperar.”

 

Suimei asintió en respuesta.

 

Como era de esperar, la evaluación de los miembros del gremio depende de la experiencia laboral. Había comisiones para cosas como la caza de monstruos o bandas de delincuentes, y así algo como eso era lo justo. Suimei sólo había planeado aceptar comisiones adecuadas de todos modos, así que esto no era un problema para él.

 

Recepcionista: “Además, las solicitudes, en su mayor parte, son anunciadas por nosotros, los miembros del personal del gremio. No dude en mirar por encima de la placa de solicitudes por algún puesto de trabajo que le gustaría hacer, y luego lo trae a uno de nosotros. En ese punto, vamos a investigar y determinar la idoneidad de la comisión sobre la base de su rango, así que por favor tenga esto en cuenta.”

 

A mitad de su explicación, Suimei notó algo.

 

Suimei: “En su mayor parte?, ¿significa que hay ocasiones en que las comisiones son dadas por asignación? “

Recepcionista: “Buen trabajo en darse cuenta de eso. Sí. Comisiones a gran escala que los miembros normales son incapaces de soportar y comisiones de extrema dificultad se manejan de esta manera. Como corresponde a la solicitud en cuestión, vamos a reunir a los miembros del gremio y emitir las asignaciones a las personas adecuadas para que el asunto sea atendido. Sin embargo, los elegidos son o bien miembros de alto rango o aquellos que poseen habilidades especiales. Esto no tiene nada que ver con usted en este momento.”

 

“Tal vez” Suimei respondió vagamente.

 

A pesar de que incluso si hubiera querido tomar una solicitud de este tipo, dado que actualmente no tenía logros de que hablar, y, al contrario, tenía que ganarse la confianza del gremio, era cierto que estas solicitudes no eran algo por lo que tuviera debe preocuparse.

 

Recepcionista: “Lo último se refiere a la tarjeta de miembros del gremio. Después de esto, se le dará una tarjeta que sirve como prueba de su identidad como miembro del gremio, así como su identificación personal. No la pierda. Si fuera a caer en manos equivocadas, mucha cosa mala se podría hacer con ella. Por favor, asegúrese de eso. Si el mal uso de sus tarjetas causa daño a la reputación del gremio, será castigado. Por favor, tenga cuidado.”

Suimei: “Lo haré.”

Recepcionista: “Una nota final. El diseño de la tarjeta de miembro cambia en función de su rango, por lo que cuando se está evaluando o ha cambiado su rango, se necesitará una nueva tarjeta. Nos disculpamos por cualquier inconveniente que esto pueda causar.”

 

Acabado con su explicación, la recepcionista respiró profundamente.

 

“Eso es todo con respecto a la introducción del gremio, a continuación, se tiene que tomar la evaluación de clasificación. Por favor, tome asiento más allá de esa puerta de allí y espera su examen,” dijo ella, indicando la puerta de que se trate con la mano.

 

Como se indicó, Suimei se acercó a la puerta interior.