Death March Capítulo 293: Paseo en la Capital Real, arco del centro de la ciudad (1)




Manual




Aquí Satou. Por alguna razón [los grupos que desfilan y distribuyen volantes] que algunas veces aparecían en los mangas ambientados en el siglo pasado permanece en mi memoria. Recuerdo el amargo recuerdo de haber sido regañado severamente por el consejo estudiantil cuando intenté hacer lo mismo para invitar a personas a nuestro círculo durante mi año universitario.

Limpiar los volantes y el confeti fue duro ...

 

•••••••••••••••

 

Dormí bien después de mucho tiempo.

 

La luz del sol de la mañana se asoma por la cortina del dosel.

Parece que tuve un sueño muy profundo, no me di cuenta cuando Lulu abrió la cortina ni que las niñas que se han deslizado en la cama se me han pegado.

 

... O, mejor dicho, debería haber sido el único que duerme en la mansión de la capital real para vigilar al demonio verde, ¿por qué están todas aquí?

 

No deberían haber podido teletransportarse a la Capital Real con el poder mágico de Arisa, así que probablemente Aze-san las envió.

 

Lulu: “Buenos días, Maestro”.

Satou: “Ah, buenos días”.

 

Lulu, que está abriendo la cortina, me saluda con una voz refrescante cuando se da cuenta de que me desperté.

 

Tama: “Unyu ~”

Pochi: “Dwiaas-nanoresu”.

 

Pochi y Tama que se habían despertado por mi voz, rodaron sobre mi estómago, pusieron sus barbillas en mi pecho y saludaron también.

 

Nana: “Maestro, buenos días, así que saludo”.

Shiro: “Buenos días, Masita”.

Crow: “Masita, días.”

 

Nana, que está durmiendo con Shiro y Crow en el borde de la cama, saludó.

Shiro, que está medio dormido, parece haber tirado de la manga de la camisa de Nana, el encanto de la camisa estirada de Nana está en plena vigencia.

 

Mia: “Mwu”.

 

Mia, que está tirando de mi oreja, me hace resistir el efecto del hechizo, me suelta cuando la miro.

 

Mia: “Días.”

Satou: “Buenos días Mia. Y también, Arisa--”

 

Golpeé la cabeza de Arisa que está tratando de entrar en mi camisa.

 

Satou: “- No tendrás desayuno si no detienes el acoso sexual ahora”.

Arisa: “Estoy baja en niveles de Maestrenium. Por favor, dame una reposición”.

 

Arisa que se había despertado hizo un seiza delante de mí y dijo algo estúpido.

 

Tama: “Tama también, baja ~”

Pochi: “Pochi esta baja de Maestrenium también-nanodesu”.

Mia: “N, bajo”.

 

Los tres jóvenes se alinean junto a Arisa, haciendo seiza.

 

Lulu: “U-um, yo también, um ... estoy baja de Maestrenium”.

 

Lulu también preguntó tímidamente, las cuatro apelaron mientras hacían seiza.

No he estado mucho con ellas desde el año nuevo, así que parece que han estado solas.

 

Abrazo a todas por turno para suministrar Maestrenium o lo que sea, eso también sirvió como una disculpa.

 

Mia: “Mwu, injusto”.

Arisa: “Los tiempos fueron diferentes en orden del tamaño de los senos”.

Satou: “- Es solo tu imaginación”.

 

Notaron la diferencia en fracciones de segundo, como se espera de exploradores de Mithril.

 

•••••••••••••••

 

Zena: “Buenos días, Satou-sama”.

 

Zena-san, que lleva un elegante uniforme militar, me saluda con un gesto educado.

Las crestas del Condado de Seryuu están bordadas en el pecho y el hombro de su uniforme.

 

Todos se sorprenden al ver a Zena, quien fue llevada a la sala de estar por el mayordomo, con ropa inusual.

En lo que a mí respecta, me molesta más el hecho de que ella me llamara con ese honorifico.

 

Satou: “Buenos días, Zena-san.”

 

Nuestras chicas que vinieron después de mí la saludaron por unanimidad.

 

Arisa: “¿Qué pasa con Zena-san?”

 

Arisa me jalo de la ropa y me preguntó cerca de la oreja.

Les cuento a todos sobre el almuerzo con el Conde Seryuu mientras caminamos hacia el comedor.

 

Arisa: “Entonces el Conde Seryuu es un atacante ~. Es como si estuviera tratando de pelearse con el Conde Muno”.

Satou: “Probablemente hará un acuerdo para darle prioridad al suministro de núcleos mágicos para el territorio de Muno, ¿no?”

Arisa: “Ah, eso podría ser posible. Incluso en el Reino de Kubooku, el primer ministro a menudo se quejaba de que la refinería de la mina no funcionaría sin el suministro de núcleos mágicos”.

 

Llegamos a la mesa mientras converso con Arisa.

Por alguna razón, Zena está de pie cerca de la puerta, parecía que no se va a sentar, así que la llamo.

 

Satou: “¿Hay algo mal?”

Zena: “No es nada, ya desayuné en la mansión del Conde Seryuu, así que haré guardia aquí”.

 

Desde que el Conde Seryuu le ordenó que actuara como mi asistente, Zena-san responde como un soldado.

La respeto por ser fiel a su misión, pero para ser honesto es incómodo cuando ella es tan seria.

 

Satou: “Entonces vamos a preparar un poco de té para ti.”

Zena: “P- pero...”

Satou: “Está bien. Incluso si un demonio se entromete en esta habitación aquí y ahora, podemos contraatacar mientras estamos sentados”.

 

Antes Liza interceptó el bombardeo con un cuchillo de comida después de todo, y las otras chicas no pierden contra Liza en velocidad de reacción, por lo que debería estar bien.

 

Satou: “Además, es difícil hablar contigo a esta distancia”.

Zena: “Sí, entonces discúlpeme”.

 

Zena-san se sienta en un asiento vacío, y luego una doncella le pone un poco de té y pasteles de té delante de ella. Como siempre, las criadas aquí son hábiles.

 

•••••••••••••••

 

Satou: “Estoy pensando en recorrer el centro de la ciudad hoy”.

 

Durante el desayuno, les dije eso, y todas aplaudieron.

 

Arisa: “Pero la subasta comienza hoy, ¿está bien? No necesitas preparar varias cosas”.

Satou: “No hay problema, mi negocio es sólo el tercer día”.

Arisa: “Ya veo, las necesidades masculinas están en el tercer día, después de todo, cierto”.

 

.... ¿Qué estás diciendo Arisa?

 

Tama: “Escuela ~?”

Pochi: “¡Ah! ... Eso es correcto-nanodesu. Hay clase-nodesu”.

Satou: “Pueden faltar un día”.

 

De todos modos, solo son estudiantes temporales, por lo que no hay problema en tomar una licencia por un día.

 

Pochi: “¡¿E-está bien-nodesu ?!”

Satou: “Sí, lo permito como tu tutor, así que está bien”.

Tama: “Wa ~ i”

Pochi: “¡Nanodesu!”

 

Por si acaso, les dije que cualquiera que quisiera ir a la escuela podría ir, pero no había nadie que eligiera eso.

 

•••••••••••••••

 

Arisa: “Uwaah, qué multitud ~”

 

Después de bajarse del carro, Arisa murmuró mientras se veía estupefacta.

Hoy Arisa está usando ropa típica de una niña de pueblo.

 

Mia: “Mwu, lleno.”

 

Mia, que está deprimida, tiene ropa a juego con Arisa, de diferentes colores.

 

Tama: “Buen olor ~”

Pochi: “Un montón de sabrosos olores-nanodesu”.

Liza: “Hay mucho olor a soba no es así”.

 

Tama y Pochi, que visten camisas y bombachos, olfatean alrededor mientras cierran los ojos y son llevadas bajo los brazos de Liza, que lleva uniforme militar.

 

Lulu: “Huele un poco sabroso, así que parece que también hay algunos puestos con obleas”.

 

La moda de niña de pueblo le queda muy bien a Lulu.

Su ternura habría mantenido los destellos hasta el final si estuviera en un programa de cosplay.

 

Nana: “Estoy deseando que llegue así que informo”.

Shiro: “Huele bien, vedad Crow”.

Crow: “Shiro, no separes tu mano de la de Nana-sama, de acuerdo.”

Shiro: “Bueno.”

 

Nana, que está vestida como una joven esposa, tiene de las manos a Shiro y Crow, que están en camisas y bombachos como Pochi y Tama.

 

Según la sugerencia de Arisa, hoy estamos todos en ropa común.

Por cierto, estoy usando túnica y pantalones comunes.

 

Solo las cuatro personas del escuadrón de Zena que nos acompañan están armadas, Liza solo tiene un bastón de bronce que le pusieron en la cintura y todos los demás están con las manos vacías.

Las cuatro personas del escuadrón de Zena miran alrededor vigilantes.

 

Satou: “El gran edificio que puedes ver más allá es la segunda sala de la subasta”.

Arisa: “Eh ~, ¿así que ahí es donde se muestran los objetos dejados por los Jefes de Piso?

Satou. “No, los artículos caros están en la primera sala dentro del castillo real. Los que están aquí deben ser cosas que se muestran para los plebeyos”.

 

Hay poco menos de 1000 puestos destinados a los invitados que van a la sala de subastas en la calle donde estamos.

La mayoría de los puestos son solo lonas tendidas con desperdicios en ellas, pero también hay algunos que venden pociones mágicas, ungüentos e incluso equipos hechos con partes de monstruos.

 

Es realmente rico en variaciones, no me canso de verlos.

 

Pochi: “Este oyaki es sabroso nodesu. Pochi compartirá con el Maestro un bocado también nodesu”.

Tama: “Este katayaki también es sabroso ~”

Lulu: “Ooh, esta oblea falsa es bastante buena”.

Mia: “Caqui seco”.

Liza: “Los pinchos en la capital real son blandos, ¿no? No hay suficiente para masticar”.

Arisa: “Maestro, ¿conoces los ingredientes secretos para el sabor de este Tsutsumi-Yaki? Parece una salsa de soya, pero es un poco caliente, y, sin embargo, también tiene un ligero sabor dulce”.

Nana: “Existe la posibilidad de que ese organismo joven sea un niño perdido. Me parece adecuado protegerlo. Maestro, permiso para recolectar”.

 

Nuestras chicas priorizan las compras y la comida, compran varios bocadillos que llevan en ambos brazos, caminando alrededor de los puestos llenos de gente.

Por supuesto que rechacé la petición de Nana.

 

Tama: “Vroo ~?”

Pochi: “Es increíble nodesu. La llama está saliendo de la boca nanodesu”.

 

Hay algunas personas que están haciendo presentaciones callejeras entre los puestos, así que lanzo un poco de dinero para las personas que nos divierten.

 

Arisa: “Hay acrobacias de conejo por allí”.

Mia: “Nn, cuento heroico”.

 

Las acrobacias de conejo es donde una persona de la tribu de los conejos que monta un monstruo de tipo conejo domesticado del tamaño de un caballo hace algunas técnicas.

Están encerrados dentro de las cercas, ya que será peligroso si el monstruo se desenfrena.

 

Tama: “No nyoronyoro ~?”

Pochi: “No hay nodesu persona serpiente”.

 

- ¿Persona serpiente?

 

Arisa: “Ahora que lo pienso, aunque vimos muchos de ellos durante nuestro paseo de año nuevo, ahora ni siquiera hay uno”.

Nana: “Las serpientes empleadas podrían haber sido devoradas por los monstruos durante el disturbio de antes, así que supongo”.

 

Nana le dice a Arisa quien mira a su alrededor preguntándose.

 

Ah, los encantadores de serpientes eh--

 

Intenté buscar en el mapa, pero no pude encontrar ni un [Encantador de serpientes].

Me pregunto si son atracciones de temporada como la danza del león.

 

•••••••••••••••

 

Mia y Arisa parecen estar cansadas de caminar, así que encontramos un espacio abierto para tomar un breve descanso.

 

Satou: “Zena-san y los demás también, deberían descansar un poco”.

Zena: “No, estamos de servicio”.

 

--Son bastante tercas.

 

Sin embargo, es comprensible ya que ha habido puntos luminosos rojos que aparecen regularmente en el radar.

Me sentiría mal si los detengo a la fuerza, así que distribuyo bebidas frías de agua de manzana con miel a las cuatro.

 

Además, tan pronto como encuentro a alguien que tiene intenciones maliciosas hacia nosotros, los capturo con [Mano mágica] que está siempre activada y las arrojo al callejón trasero, así que no hay ningún daño real.

 

Arisa: “Aa-----------!!”

 

Arisa grita mientras aplasta el caqui seco que recibió de Mia en su mano.

 

Satou: “Arisa. Deja de gritar de repente.”

Arisa: “¡Eso! Mira eso.”

 

Arisa, que ignoró mi regaño, me toma del hombro y salta.

 

--¿Qué es?

 

Bajé la cintura y coincido con su línea de visión, ella me habla en voz baja sin hacer ningún tipo de acoso sexual de manera inusualmente suficiente.

 

Arisa: “¡Ese de pelo gris! Mira el título de ese niño”.

 

Veo el lugar donde apunta Arisa.

Como he esperado de alguna manera, el chico Shin que está trabajando para recoger los desechos está ahí.

 

Satou: “Ah, no te lo dije.”

Arisa: “¿Ya... lo sabías? O, mejor dicho, el título no estaba allí cuando lo conocí en la escuela, ¿sabes? Yo ... ¿es tal vez una persona reencarnada?”

Satou: “Su color de cabello no debería ser así si él es uno, ¿verdad?”

Arisa: “Ah, eso es correcto. Eso es correcto, ¿no?”

 

Le cuento rápidamente a Arisa que se ha calmado un poco sobre el héroe Shin.

Estamos hablando en voz baja entre la ruidosa multitud y la música de los artistas callejeros, así que no hay que preocuparse por que Zena-san y sus amigos la escuchen.

 

Arisa: “Hm ~ m, un héroe local que perdió su memoria eh ...”

 

Después de meditar mientras se cruza un poco por los brazos, Arisa pregunta con sus ojos violetas brillando hacia mí.

 

Arisa: “Oye, ¿vas a criar a ese niño lo suficiente para luchar contra los señores demonio?”

Satou: “No, ya está Hayato y los otros héroes convocados para ese trabajo, estoy pensando en dejar que Julberg críe al chico Shin”.

Arisa: “Ya veo, no es una chica después de todo ~”

 

Arisa asiente como si entendiera.

 

.... No no, no decidí si criarlo o no por su género, ¿sabes?

 

•••••••••••••••

 

“Déjame ir--”

 

Escuche la voz de un niño pequeño con la habilidad de Oído Atento justo cuando me sentía agotado por el comentario imprudente de Arisa.

Parece que la fuente del grito proviene de la mochila de un hombre sospechoso que va a desaparecer en el callejón de atrás.

 

Cuando muevo mi línea de visión, veo que Pochi y Tama ya están tomando posturas para salir corriendo.

Los dos cuerpos están girados hacia el niño que grita, solo sus ojos están fijos en mí.

Al parecer, están esperando mi orden.

 

Satou: “¡Ve! ¡Pochi!”

Pochi: “Si nanodesu!”

Tama: “A ~ ye--”

 

En un instante, Pochi y Tama desaparecen con Movimiento Instantáneo.

Los dos aparecen frente al hombre como en un anime con una baja cantidad de cuadros.

 

Tama, quien se ha dado cuenta de que solo le ordené a Pochi regresa a donde estaba antes, en un instante, vuelve a adoptar su postura cortésmente, y vuelve su rostro hacia mí.

 

Tama: “-. ¿Tama es innecesaria ~?”

Satou: “Nada de eso, en absoluto”.

 

Apunto con mi dedo a otro lugar donde está sucediendo otro crimen hacia Tama, que me mira con los ojos húmedos.

Hubo dos escenas del crimen.

 

Satou: “Tama va por allí”.

Tama: “Aye aye señor ~, nyan”

 

Mientras deja una imagen vivaz y alegre, Tama va a atrapar al otro secuestrador.

También le pido a Liza y Nana que vayan como apoyo.

 

Zena: “¿E-eh? Um, ¿qué está pasando?”

Lilio: “Zena-cchi, eso!”

 

Lilio señala a Zena, que está confundida porque no puede entender la situación, al hombre que Pochi ha arrestado.

Las otras dos del escuadrón de Zena, la señorita Iona y Ruu, parecen estar en alerta contra las personas malas que se arriesgarán durante el alboroto.

 

Satou: “Es un secuestro. Zena-san, lo siento, pero ¿podrías traer al guardia aquí?”

Zena: “S-sí--”

Iona: “Yo iré con Ruu. Zena-san y Lilio, por favor protejan al vizconde-sama”.

 

Después de detener a Zena-san que iba a correr, la señorita Iona y Ruu corriron hacia la estación de guardia temporal frente a la calle.

 

Pochi: “Atrape al chico malo-nodesu”.

Tama: “Tama también atrapó a uno ~?”

Nana: “Maestro, salvaguardé a la víctima, así que informo”.

Liza: “También los he salvaguardado”.

 

Pochi y Tama trajeron a los hombres desmayados y los rodaron bajo mis pies.

Nana y Liza trajeron a las víctimas.

 

Los que fueron salvados de las mochilas son niñas de alrededor de la edad de un niño de escuela primaria que no parecen ser ricas, mirando su ropa.

Ambas niñas tienen una tela blanca envuelta en sus brazos, no sé si es una tendencia o algo así.

 

“¡Oye, tú! ¡Suelta a Sina y Olna!”

Sina: “Shin-nii”.

Olna: “Shin-niichan”.

 

Parece que son conocidas del chico Shin.

Las niñas que han visto al chico saltan hacia el chico Shin mientras lloran.

 

Al revisar el AR, entiendo que las niñas son del mismo orfanato que el chico Shin.

 

Satou: “¿Conoces a estas niñas?”

Shin: “Sí, eso es correcto”.

 

El chico Shin se coloca delante de mí para proteger a las niñas.

 

Satou: “Entonces dejaré a estas niñas contigo. Voy a interrogar a estos chicos”.

Shin: “¿S-salvaste a estas niñas?”

Tama: “Offucou ~ rse”

Pochi: “Eso es correcto-nanodesu”.

Shin: “G-gracias. Lo siento por dudar de ti. Oy, ustedes también, den las gracias a ellos”.

Sina: “Gracias por salvarme.”

Olna: “Gracias.”

 

Instados por el chico Shin, las niñas agradecieron a Pochi y Tama.

 

Shin: “¿No les dije que no vinieran porque las multitudes son peligrosas?”

 

Cuestiono a los hombres mientras el chico Shin regaña a las niñas que fueron casi secuestrados como música de fondo.

 

Sina: “Sin embargo, el director-sensei dijo que podríamos ir”.

Shin: “¿El director hizo?”

Olna: “Un, el director nos envolvió en esta tela blanca”.

Sina: “Dijo que era para que nos encontraran incluso si nos perdíamos en el festival”.

Shin: “¿Ese tacaño director hizo eso?”

 

Ahora que lo pienso, el director del orfanato del chico Shin fue sospechoso de comercio de esclavos eh.

 

Satou: “Ahora, criminal-kun. Hay dos cosas que quiero preguntarte--”

 

Estos dos no son personas de gremios criminales, sino personas de los barrios pobres, por lo que confesaron fácilmente después de que los amenacé un poco.

 

“Es ... es cierto. Sólo nos dijeron que secuestráramos a los niños con una tela blanca envuelta en sus brazos”.

 

--Culpable eh.

 

Parece que el director del orfanato es el autor intelectual, o tal vez participa en el plan del autor intelectual.

 

“Dijeron que nos darían una gran moneda de cobre si llevábamos a los niños al lugar del hombre más allá del callejón ...”

 

Secuestrar niños por una cantidad tan pequeña, espera, no lo es para la gente de los barrios bajos eh.

 

Obtuve mucho dinero del asunto relacionado con la subasta, así que tal vez establezca una oficina pública de empleo o algo así.

Planear los detalles es molesto, se lo dejare a los ejecutivos de la firma Echigoya.

Dos personas serán libres una vez que finalice la subasta, así que es justo.

 

Corrijo mi pensamiento un poco extraviado y continúo interrogando a los hombres.

 

Satou: “¿Recuerdas algo del hombre que te ordenó que hicieras el secuestro?”

“Sí. No pude ver la cara porque llevaba una capucha negra, pero la voz era la de un hombre joven”.

 

Fumu, supongo que esto es todo lo que puedo escuchar de personas contratadas con dinero.

 

Nana: “Maestro, arresté a los malos en el lugar que testificó este hombre, y salvaguardé el organismo joven, así que informo”.

 

Nana, sostiene a un joven cuyo brazo está envuelto en una tela amarilla debajo de su brazo, regresa mientras arrastra a un secuestrador.

Como se esperaba, la atención del público se reúne aquí, es incómodo.

 

Parece que este niño pertenece a un orfanato diferente al del chico Shin.

Aparentemente, no hay solo un director malvado inmiscuido con los secuestradores.

 

Ahora, tendré que enviar invitaciones a la prisión a esos directores malvados ...