Death March Volumen 11 Intermedio: Brochetas de carne de primera y Pendragon




Manual




“Tío, danos cinco de las mejores brochetas de carne”.

“Awright, te comportas como todo un jefe que ordena la mejor carne. ¿Acaso ustedes cazaron algo grande?”

“Sí, ¡cazamos al ‘Twin Head Lizard’ al que apuntamos!”

“Eso es bastante impresionante.”

 

Mientras lo admira, el tendero comienza a asar la carne de grado superior que el niño ha pedido.

Las mejores brochetas de carne no se venden constantemente a diferencia de las brochetas normales, por lo que no tiene ninguna que ya esté cocinada.

 

El comerciante está hablando con un niño de la tribu de los conejos que acaba de entrar en edad, aunque no se sabrá que es un explorador por su apariencia. Sus amigos son niños y niñas que tienen más o menos la misma edad que él.

Probablemente sean personas llenas de talento ya que fueron capaces de derrotar al ‘Twin Head Lizard’ que reside en las profundidades del laberinto. Incluso podrían convertirse en exploradores con una placa de Hierro Rojo en el futuro.

 

“Jaja, aún somos inexpertos.”

“Los auténticos ventureros que cuentan con una placa de Hierro Rojo son todos monstruos, ¿sabes?”

“Le diré a Pochi-san y Tama-san”.

“¡Ah, no, no te atrevas Rabibi! Me matarían los otros chicos de Pendora si hago llorar a esas dos”.

 

El tendero recordó el rumor sobre ellos cuando escuchó su conversación.

 

Apareciendo como un cometa en la Ciudad Laberinto, las personas conectadas con Pendragon se elevaron a la cima de los exploradores en un abrir y cerrar de ojos.

Son los graduados de la escuela de entrenamiento que ha establecido el líder de la casa Pendragon como labor de caridad.

Se dice que esos graduados llevan mantos a juego dibujados con un dragón sosteniendo un bolígrafo.

 

“Entonces ustedes son los famosos Pendora ¿eh?”

“Ehe, eso es correcto.”

 

El chico Conejo parece avergonzado mientras se frota la nariz.

Sus orejas se levantan orgullosamente.

 

“¿Son esos tipos Pendragon tan increíbles como dicen?”

“¡No son simplemente increíbles!”

 

El tendero al que le gusta chismear les dio a los niños [Pendora] algunas brochetas regulares para ayudarlos a masticar hasta que las mejores brochetas de carne estén listas para asar.

Estas brochetas regulares son la compensación por los chismes. Si aumenta su repertorio de chismes aquí, podría recuperar el costo de las brochetas con las personas borrachas que le invitarían un trago en el bar.

 

“El ataque de Pochi-san puede romper el plastrón de un Soldado Mantis fácilmente ¿sabes?”

“Tama-san también, ella exterminó a los Goblins asesinos como si fueran insectos que van camino a la llama.”

“La magia de Mia-sama también es sorprendente. Su magia curativa te cura sin dejar cicatriz.”

 

Los niños y niñas no dejan de alardear de los Pendragon incluso después de que el olor a grasa para asar de la carne superior comienza a extenderse.

 

“Creo que también es gracias al poder defensivo de Nana-san, ¿sabes? Ella nunca ha sufrido ninguna lesión incluso después de haber sido atacada muchas veces. Como portador de un escudo, la diferencia es tan grande que ni siquiera sé por dónde empezar para ser como ella.”

“Es lo mismo que yo, que está a cargo de atacar. Liza-san me enseñó acerca de la vanguardia, pero no puedo imaginar llegar a su nivel”.

“Sí, esa persona es extraordinaria ...”

 

A pesar de que asumió el papel de un oyente de forma agradable, el tendero no pudo evitar interesarse y les hizo una pregunta.

 

“¿Qué tan extraordinaria?”

“¿Conoces ‘Filo Mágico’?”

“Es un arte secreto utilizado por personas como las Ocho Espadas de Shiga. Yo también era un explorador cuando era joven. Después de entrenar durante tres años por fin conseguí una [Ant Wing Silver Sword], pero no sentía que pudiera lograrlo en absoluto.”

“Hee, el tío también era un explorador eh”.

“Me detuve en la placa de Bronce”.

 

Hay muchas personas que se dieron por vencidas y cambiaron su profesión desde el trabajo peligroso de explorador como el comerciante de aquí.

Es difícil medir la fuerza de los exploradores solo por su apariencia, hay algunos tenderos en esta Ciudad Laberinto que son tan fuertes como un caballero aquí y allá.

 

Por lo tanto, rara vez hay vagabundos que se atrevan a robar en los puestos de comida.

Porque el riesgo es demasiado grande.

 

“Entonces, ¿qué pasa con el Filo Mágico?”

“Liza-san puede usarlo”.

“Filo Mágico, Entonces hay alguien más que los Cuatro Devas Rojos que pueden usarlo en esta Ciudad Laberinto.”

 

Solo hay cuatro usuarios conocidos de Filo Mágico en esta Ciudad Laberinto.

[Crimson Young Noble], [Red Fang Lion] [Blood Sword Wolf], [Scarlet Flame Witch], las cuatro personas que tienen una palabra asociada con el color rojo en su segundo nombre son conocidos como los [Cuatro Devas Rojas] en la Ciudad Laberinto.

 

[Black Spear Liza] es famosa por ser la quinta persona que se iguala a ellos, pero hay otras tres personas en Pendragon que pueden usarla, y todas esas chicas pueden usar la técnica superior [Cañón de Filo Mágico], pero ese hecho no se conoce.

 

El tendero arroja hábilmente las brochetas superiores de carne que han cambiado de color.

Los niños y niñas que deben tener sus estómagos calmados por las brochetas regulares no pueden esperar más después de oler ese aroma.

 

“Ah, claro, ¿qué clase de persona es el Joven Maestro?”

“¡Amable!”

“¡Trajo muchos deliciosos pasteles cuando visitó la escuela de entrenamiento!”

“Es popular entre las chicas”.

“Pero él no parece muy feliz a pesar de que es popular”.

“Eso es porque a Chevalier-sama le gustan los pechos grandes ...”

 

Sus palabras coinciden con los rumores en la ciudad.

La gente en general lo evalúa como un [Noble libertino de buen corazón] y [Joven Maestro]. No es una burla, los rumores sobre él tienen un ligero toque asombro y elogios mezclados.

 

“¿Todavía no está lista?”

“Los aficionados deben callarse, permítanme mostrarles mi habilidad aquí.”

 

El tendero miro las parrillas y escucho atentamente los sonidos de la carne.

Este es el secreto de [Asar deliciosas brochetas] que le fue enseñado por la sirvienta del joven maestro a quien conoció en el mercado.

Por haber enseñado un método secreto a alguien que acaba de conocer, el tendero cree que es realmente propio alguien que sirve bajo el bondadoso Joven Maestro.

 

El tendero que aprovecha el mejor momento saca rápidamente los pinchos de la malla de alambre y se los da a los niños y niñas que lo han estado esperando.

 

“¡Eei, he estado esperando esto!”

“Luce realmente bien.”

“¡Kuh, he esperado por esto!”

 

Los niños y niñas que babean en la boca muerden los pinchos calientes.

 

Sus colmillos rompen los fragantes pinchos a la parrilla.

Sus lenguas disfrutan completamente del jugo de carne cargado de sabor que sale entre sus colmillos y la carne.

 

Con el sabor completamente delicioso que se transmite en sus lenguas, se asienten el uno al otro en silencio.

 

“Delishhh”

“Como se puede esperar de un platillo que cuesta una sola moneda de cobre por brocheta.”

 

Los niños y niñas lo alaban cuando hacen una pausa después de un bocado.

Lamen el aceite que se les cae en las manos de los pinchos. No hace falta decir que no pueden dejar que este delicioso sabor se desperdicie.

 

“Aah, es muy delicioso.”

“Me pregunto si podemos comer esto todos los días cuando nos convertimos en exploradores de Hierro Rojo.”

“¡Seguro que lo haremos! Quiero decir que Pochi-san y Tama-san dicen que la comida casera de Chevalier-sama es aún más deliciosa.”

“No puedo imaginar algo más delicioso que esto.”

 

Las chicas que finalmente terminaron de tragarse la carne en la boca participan elogiando las brochetas de carne.

Sin embargo, comer las brochetas de carne después de que se enfriara habría sido un desperdicio, por lo que no continuaron con los elogios por mucho tiempo y comenzaron a mordisquearlo nuevamente.

 

“Ara, son Usasa y los demás. Están comiendo algo que se ve realmente delicioso.”

“Yo, Arisa. Esto es extremadamente sabroso, ¿sabes?”

“Arisa-chan, hola. Las brochetas de aquí son deliciosas.”

“Es el puesto que recomienda Lulu no es así. Todavía hay tiempo antes de la cena, también pediré uno, por favor.”

“¡Ya viene! Sin embargo, es una gran moneda de cobre, ¿está bien con usted?”

“Puedo pagar.”

 

En el caso de los niños que usan buena ropa, ellos pueden ser algunos niños nobles que han venido vagando sin su asistente, anhelando ser un explorador. A menudo sucede que no pueden pagar el dinero ellos mismos, por lo que es importante preguntar por adelantado.

 

El tendero nunca se dio cuenta de que esta niña que estaba hablando con los niños y niñas es de los [Pendragon] de quienes han estado chismorreando hasta ahora.