Death March Capítulo 238: Cita(2)




Manual




Aquí Satou. No recuerdo completamente el estudio de campo de mi época escolar, pero recuerdo bien el estudio de campo en la fábrica de cerveza y la fábrica de semiconductores durante el tiempo en que era un adulto trabajador.

La profundidad de la fascinación es realmente diferente para las cosas que te interesan.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Después de terminar de comer, por deseo de Zena-san, fuimos a mirar alrededor de las tiendas especializadas para los exploradores.

Pedí al conductor del carruaje que esperé a la entrada de la calle, y luego fuimos allí a pie.

 

Muchos artesanos están haciendo mazas y martillos hechos de materiales de monstruo en el establecimiento conjunto situado al lado de la tienda de armas.

Aunque es probablemente por el bien de la eficiencia, por favor, deje de amontonar los materiales sin procesar en lugares que se pueden ver desde la calle.

 

Zena: “¿No son estos cadáveres de monstruos?”

Satou: “Sin embargo, creo que sería mejor llamarlo materiales en lugar de cadáveres.”

 

Como sentí que el aire entre los artesanos se ponía inquietante con la palabra indiferente de Zena-san, la estoy corrigiendo en voz baja.

 

Zena-san que se dio cuenta de que tuvo un resbalón verbal se disculpó hacia los artesanos mientras bajaba la cabeza.

Es muy de Zena-san actuar como una dama, pero parece que los artesanos no esperaban que ella bajara su cabeza hacia ellos, después de ser sorprendidos, aceptaron la disculpa, diciendo [no importa] bruscamente

 

Hay un montón de armas hechas de materiales de monstruos que se procesan sin cambios alrededor de esta área.

Las tiendas que producen espadas pseudo-mágicas con la alquimia están haciendo sus obras en el interior o en su patio para evitar que las personas roben la técnica.

He guiado a Zena-san a una tienda que se ocupa de esas espadas pseudo-mágicas.

 

Zena: “Las tiendas aquí parecen grandiosas.”

Satou: “Eso es porque son las principales tiendas de armas y herramientas mágicas están juntas en la ciudad del laberinto.”

 

Las armas que se venden aquí cuestan 10 monedas de oro las más baratas, por lo que los exploradores promedio no vienen a las tiendas de lujo aquí.

Sin embargo, en cuanto a calidad, son sin duda las mejores en la Ciudad Laberinto, así que estoy pensando en hacer que Zena-san sea conocida por los tenderos.

Aunque probablemente va a pasar un tiempo antes de que pueda comprar aquí, pero como las tropas de la ciudad de Seryuu son excelentes, no debería pasar mucho tiempo antes de que vengan aquí para realizar transacciones.

 

Cuando entre en la tienda mientras escoltaba a Zena-san, varios comerciantes sociables nos saludan enérgicamente, “Bienvenidos”, juntos a la vez.

Exhorte a Zena-san que los saludaba de vuelta después de ser atraídos por su vigor, y fuimos a comprobar las armas y armaduras mostradas.

 

Hay alrededor de 10 expositores en el interior de la tienda excesivamente amplia, cada uno de los stands tienen a dos tenderos sin excepción.

Esas mujeres son ex exploradoras, y parece que no sólo están aquí para ser ayudantes de tienda, sino también como guardias de la mercancía.

He visto muchas veces el caso en el que un cliente trató de tocar el trasero de alguna empleada sólo para que ella terminara torciendo su muñeca mientras sonreía brillantemente.

 

Dejando a un lado eso, camine guiando a Zena-san hacia uno de los puestos de exhibición.

 

Tendera: “Esta es una daga hecha con el cuerno de cristal de la Bestia Dread, Daga de Cristal.”

Zena: “Es bonita.”

 

Zena-san, que vio la daga de cristal mostrada por el tendero, emitió un suspiro de admiración.

Esta es un arma hecha de cuerno del monstruo que lucía como un triceratops que vi cuando estaba exterminando a los ladrones perdidos.

Puede producir electricidad que paraliza a los enemigos como una pistola paralizante si la llena con poder mágico.

Zena-san probablemente está encantada por su apariencia de joya.

 

Zena: “Si eso interesa a un invitado de honor, intenta sujetarla si quieres.”

 

Alentada por la comerciante, Zena-san tomo tímidamente la daga.

Zena-san sostiene la daga mientras luce un poco excitada, pero luego parece notar algo y pone la daga de nuevo en el estrado mientras se veía pálida.

¿Hm?

 

Satou: “¿Ha algo mal?”

Zena: “E-el precio.”

 

Zena-san susurro a mi oído en voz baja.

Mientras me siento ligeramente cosquilloso, mire la daga en el stand, tiene el precio de [120 monedas de oro].

No era así antes.

Además, eso es tres veces el precio de mercado.

 

Cuando le pregunté a la comerciante, resulta que no es una súbita subida de precios, sino que tiene un precio para ser vendido a los comerciantes que vienen de fuera de la ciudad.

El precio es claramente exorbitante, pero a veces hay comerciantes que todavía lo compran a este precio.

 

“Si no es Chevalier Pendragon-sama, bienvenido a nuestra humilde tienda.”

 

El gerente de la tienda de mediana edad salió de la parte de atrás y me saluda mientras saluda a sus otros clientes regulares.

Él ha sido una persona sociable desde que me fue presentado por Baronet Dyukeli, pero la razón por la que dio una gran bienvenida es porque le di una mano en la reproducción de la forma para hacer esta daga de cristal.

Por supuesto, no le di directamente el proceso de fabricación, pero pretendí dar la indirecta por coincidencia.

 

Dejando eso a un lado, como he querido, hacer conocer el rostro de Zena-san, la traigo a recorrer los talleres, y que los artesanos le enseñen la manera de obtener materiales de monstruos para venderlos.

Mientras espero a Zena-san que está escribiendo un memorándum sobre la manera de quitar los materiales con cara seria, voy a ver al gerente que está de pie junto a otro artesano haciendo una hoja de espada pseudo-mágica hecha de materiales del [Soldado Mantis]

 

Gerente: “Salió bien, Chevalier-sama, ¿le gustaría probarla?”

Satou: “Sí, si me lo permites.”

 

Tome del encargado la espada que me ha presentado.

El mango no se ha hecho todavía, pero no hay ningún problema en sostenerla, ya que no voy a cortar algo con ella.

 

Puse poder mágico en la hoja.

Parece que no está bien, siento un poco de resistencia cuando estoy poniendo poder mágico en la espada. Siento que se quedó atrapado a medio camino.

 

Me concentro en el lugar donde el poder mágico está atrapado, y luego use mi poder mágico como aguja y opere para abrirme camino.

Normalmente tomaría mucho tiempo para que el usuario se familiarice, pero supongo que está bien, ya que no es algo que otras personas puedan notar.

 

Estoy teniendo cuidado ya que la hoja se romperá y el borde mágico se generará si pongo demasiado poder mágico en él.

Después de 10 segundos, aparece una débil luz roja en la superficie de la cuchilla.

 

Gerente: “Como se esperaba de Chevalier-sama, ¡pudo infundir poder mágico en una espada mágica que ha sostenido por primera vez!”

 

Gerente-san me halaga, pero ¿cualquiera debería ser capaz de hacer esto, cierto?

Todos nuestros miembros en la vanguardia pueden hacerlo comúnmente, incluso Lulu y Mia pueden hacerlo después de usar algo de tiempo.

 

Zena-san levanto la cara cuando escucho la alabanza de la voz de la gerente-san, y filtra un sonido sorprendido cuando vio la cuchilla revestida de magia.

 

Zena: “Satou-san. ¿Es eso posiblemente [Filo Mágico]?!”

Satou: “No, no lo es.”

 

Aunque parece que ella no ha entendido bien, así que lo corrijo.

 

Satou: “No es [Filo Mágico], pero puedes hacer que luz roja aparezca en la hoja de una espada mágica hecha con materiales monstruosos si colocas poder mágico en ella”

Zena: “Se ve hermoso.”

Satou: “Sí, sin embargo, no es sólo apariencia, cuando esta así, puede dañar a los monstruos sin cuerpo físico, y no será dañada por ataques de monstruos que utilizan ácido o la respiración de descomposición. Es bastante útil cuando se participa en una serie de batallas dentro del laberinto.”

 

Yo lo expliqué con una mirada de todo conocimiento hacia Zena-san, pero oí esta trivialidad de Koshin.

Sin la habilidad [Caja de objetos] y las bolsas mágicas, traer varias armas al laberinto es demasiado ineficiente, así que la gente valora esta capacidad más que el poder ofensivo simple.

 

Retiré el poder mágico de la hoja y la devolví al administrador.

Por alguna razón, él me elogió, “Como se esperaba de un explorador con la Placa de Mithril”, pero he escuchado esto de Koshin-shi, un poseedor de Placa de Bronce.

 

Dado que el artesano parece que quiere discutir de la hoja con gerente, leí el estado de ánimo y dejamos la tienda detrás.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Dejamos la calle de las tiendas de armas, y fuimos a la calle donde los objetos de alquimia y artículos mágicos están alineados.

Hay un montón de pequeñas tiendas que venden bienes de consumo aquí, por lo que hay un montón de exploradores aquí en comparación con la calle de tiendas de armas de antes.

 

Hago que la cara de Zena-san se conocida a los tenderos mientras le enseño el precio de mercado de mercancías tales como pociones y ungüentos mágicos, y artículos de cada tienda.

Conozco a muchos comerciantes aquí ya que me fueron presentados por el Baronet Dyukeli durante el banquete, así que mi objetivo es hacerles entender que ella es mi conocida, reduciendo el riesgo de que ellos le vendan algún artículo extraño.

 

Zena: “Es lindo. ¿Qué es este accesorio?”

Satou: “Bueno y ahora, ¿me pregunto qué será?”

 

Zena-san está sosteniendo un objeto mágico del tamaño de una bola en una tienda de artículos de lujo. Como el color lo indica, es una herramienta lasciva, así que convenientemente esquive la pregunta.

 

La comerciante se acercó a Zena-san, quien iba a devolver la herramienta a la estantería, y luego le susurró al oído la clase de herramienta que era.

Zena-san que se volvió roja, rápidamente devolvió la herramienta a la estantería como si estuviera hecha de hierro caliente.

Entonces ella tomo mi brazo y salimos corriendo de la tienda lo más rápido que pudo.

 

Aun así, no sabía que había ese tipo de herramientas mágicas.

Parece que la gente todavía hace lo que hace incluso cuando el mundo cambia.

 

Estamos caminando por la calle hasta que Zena-san se calmó, ella finalmente lo hace después de que nos detuvimos y bebamos un poco de té cerca del gremio del oeste.

Esta tienda tiene pastel dulce horneado y té azul.

Me han recomendado esta tienda por el personal femenino del gremio del oeste.

 

Hoy parece que no colocaron el paño para proteger la luz del sol en la terraza abierta ya que la luz del sol es débil hoy.

No hay arena en el viento, ya que está soplando hacia el desierto, así que estamos tomando algo de té en la terraza abierta.

 

Zena: “El agua de fruta de antes era buena, pero este té azul también es agradable.”

Satou: “Eso es porque, según el personal del gremio, esta parece ser la tienda que sirve el mejor té azul en la Ciudad Laberinto.”

 

Algunas voces nos interrumpieron cuando teníamos tales conversaciones.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Pochi: “Realmente era el olor del maestro nodesu!”

Tama: “También está Zena ~”

 

Pochi y Tama que apoyan su cuerpo en la cerca de la terraza abierta del café se atraen mientras balancean su cola.

Liza viene detrás de ellos y luego las levanta.

 

Liza: “Maestro, Zena-sama, por favor disculpen por molestarlos.”

Satou: “Esta bien.”

 

Le di los dulces al horno que quedaban en el plato pequeño a los dos que se están siendo llevadas bajo los brazos de Liza.

 

Satou: “Pochi, Tama, un ~ n”.

Tama: “¿A ~ n?”

Pochi: “¡Nanodesu!”

 

Decido actuar como si no hubiera visto a Zena-san abrir la boca un poco cuando me volví hacia ella.

Alimentar a las dos niñas es una cosa, pero hacerlo con Zena-san, que luce como una estudiante de preparatoria en público es un obstáculo demasiado alto.

 

Satou: “¿Han terminado con la exploración del laberinto por hoy?”

Liza: “No, hemos terminado el trabajo en el Área 13, así que nos retiramos para tomar un descanso”.

 

Parece que están trabajando duro.

Mientras suben de nivel a la señorita Karina y las demás, Liza estaba marcando la despoblada área 13.

Estará completado después de crear zonas de seguridad y eliminar a los monstruos peligrosos que pueden poner en peligro sus presas de caza.

Por el momento, los chicos de [Pendora] los están acabado, probablemente usarán ese lugar para los chicos de la Escuela de Entrenamiento después de que el número de monstruos haya disminuido un poco más.

No es que haya una puerta que prohíba la intrusión, sólo van a decir la ruta segura al Área 13 y distribuir el mapa de las zonas de seguridad allí.

 

No veo a nadie junto a las tres chicas bestia, así que lo confirme con Liza mientras acariciaba el cabello de Pochi y Tama.

 

Liza: “Karina-sama y las demás están descansando en la enfermería del grupo de exploradores, ya que sus náuseas eran malas, deberían estar bien, ya que Nana está con ellos”.

Zena: “Es la persona de ayer, ¿cierto? Si sus náuseas continuaron hasta el día siguiente, tal vez es mejor si el sacerdote la revisa ...”

Liza: “Zena-sama, eso no es correcto, Karina-sama y las demás se han regresado de subir de nivel durante la exploración de hoy”.

 

Vi la cara de sorpresa de Zena-san mientras jugaba [Mira a ese lugar] con Pochi y Tama.

Mis ojos están persiguiendo sus dos dedos ya que nuestro juego [Mira a ese lugar] tiene la regla de la casa que dice que perderás si no pudieras seguir el dedo.

 

Zena: “Q, ¿qué clase de ejercicio hicieron?”

Liza: “Sólo hicimos unas docenas de batallas, sólo derrotamos un poco menos de 100 monstruos, por lo que no es suficiente para ser llamado un ejercicio”.

Zena: “¿C-cien?”

Cena: “Si Zena-sama está interesada, ¿qué tal si entrena con nosotras una vez? ¿Está bien Maestro?”

 

Liza sugirió a Zena-san que estaba sin palabras.

Pensando en la meta del grupo de Zena-san, su nivel de potencia probablemente le ayudará a garantizar su seguridad.

Después de confirmar si Zena-san sería un obstáculo para ellas, lo aprobé porque los niveles de la señorita Karina y sus camaradas son más bajos que los de Zena-san.

 

Zena-san dudó un poco, pero parece que decidió ir junto a Liza y las demás al laberinto.

Le presté el carruaje a Zena-san para regresar a posada y tomar su equipo.

 

Iba a prestar la armadura de cuero de nutria de Lulu ya que su armadura debió estar destruida antes, pero ella declinó y dijo que iba a pedir prestada la armadura de cuero de su compañero de trabajo.

Están con Nana hoy, ella debe estar bien incluso con una armadura común.

 

Hasta que ella regrese, continúo acompañando el juego de Pochi y Tama [Mira a ese lugar] que han acelerado a la velocidad a una en la que una persona promedio no podrá mantenerse al día.