Death March Volumen 10 Intermedio SS: La vida diaria de los Exploradores [Espada Plateada de Hormiga Alada]




Manual




“Sup ~, está el jefe aquí?”

“¡Sumina, todavía estás viva!”

 

El propietario de la tienda de armas celebro mi regreso seguro mientras lloraba. Para ser franca, no pensé que él recordaría a alguien pobre como yo. Aunque los he frecuentado por 10 años, no soy un buen cliente en lo más mínimo. Sólo he comprado seis armas durante estos 10 años. Todo empezó cuando compré mi primera lanza, no tenía suficiente dinero, así que tuve que compensarlo trabajando en la forja durante medio mes. No sabía cómo arle mantenimiento a mis armas, así que regularmente venía aquí, probablemente se acuerda de mí debido a eso.

 

Propietario: “Oh, justo cuando me estoy preguntando quién es, es la pequeña niña tortuga mordedora”.

Sumina: “No puedo ser llamada pequeña más a mi edad sabes, ya estoy en una edad en la que se dice que una mujer ha perdido su oportunidad de casarse.”

 

Corregí al jefe que salió de la parte trasera diciendo un apodo grosero. Se hundió en mí que ya tengo 27, así que sé que he perdido mi oportunidad. Me pregunto si Kuro-sama me convertiría en su amante.

 

Propietario: “¿Qué ha pasado hoy? No estás aquí para reportar tu penoso regreso seguro, ¿verdad?”

 

El jefe es grosero como siempre, pero tiene razón en lo que dijo.

 

Sumina: “Jejeje, el jefe sabe todo, ¿verdad?”

Propietario: “No lo sé todo.”

 

No luzcas tan tímido, eres ya un hombre de 50 años.

 

Sumina: “Sobre esto, quiero que me enseñes a darle mantenimiento a esta espada.”

 

Saqué la espada de mi cintura y la mostré al jefe. Esta es la espada mágica que obtuve de Kuro-sama, la [Espada Plateada de Hormiga Alada]. Es una espada de plata transparente que puede volverse muy filosa cuando la lleno con poder mágico. Incluso comparada con la espada de hierro negro que compre del jefe antes, es muchas veces más filosa. Quiero decir, incluso puede cortar fácilmente la concha de esa hormiga excesivamente dura.

 

Propietario: “Oy, Sumina, ¿de dónde sacaste esta espada?”

 

El jefe está mirando fijamente la espada de plata con una cara tan seria que da miedo.

 

Sumina: “¿Qué sucede?”

Propietario: “Sólo responde.”

 

Me pregunto por qué, su voz es más tensa que cuando está trabajando. No es como si estuviera tratando de esconderlo, así que respondí honestamente: “Lo conseguí de Kuro-sama”.

 

Propietario: “¿Ese tipo hizo esa espada?”

Sumina: “No sé quién la hizo.”

Propietario: “Ya veo…”

Sumina: “¿Qué no el jefe hizo una antes?”

Propietario: “La espada que hice fue una [Espada Plateada de Hormiga Alada], ¿pero no fue la [Espada Plateada de Hormiga Alada] verdad?”

 

El jefe hizo una pregunta dudosa y dio una respuesta dudosa.

Se ha vuelo senil, ¿no?

 

Sumina: “¿El color no era tan hermoso como el de esta verdad?”

Propietario: “Así es. La [Espada Plateada de Hormiga Alada] es cara, pero la forma de hacerla es bien conocida, hay 10 tiendas que pueden hacerla solo en esta Ciudad Laberinto, es algo que es relativamente amplio para una espada mágica “.

 

Me lo imagino.

 

Propietario: “Sin embargo, todas esas son espadas grises, ninguna es tan hermosa como esta espada de plata.”

Sumina: ¿Hum?

Propietario: “El control de la temperatura es lo más importante para la fabricación de la [Espada Plateada de Hormiga Alada]. Si la temperatura se pasa incluso por varios grados durante la inmersión de la espada en la formula líquida hasta que se adhiere, se vuelve negra e inútil. Hace mucho tiempo, la espada de plata hecha por el sabio-sama que enseñó el camino para hacer esta espada mágica era de color plata transparente.”

 

La charla de la gente anciana es realmente larga.

 

Sumina: “Ya veo. Quiero decir que la espada era nueva cuando la obtuve, pero ni siquiera hay un rasguño ahora.”

 

Ahora hay un leve raspón. El laberinto de hormigas sin furas uh.

 

Propietario: “En serio?... Sumina, te importa vender esta espada? Te pagaré 100 monedas de oro, te dejaré usar la gran espada de la mantis que he hecho.”

 

¿Geh? 100 monedas de oro? Por otra parte, no es esa gran espada la obra maestra del jefe que se jactaba diciendo que no vendería, no importa que cuanto le ofrecieran.

 

Sumina: “Lo siento jefe, esa espada es algo que recibí de mi respetado benefactor, no cederé, aunque sea la petición del jefe”.

 

No podré estar frente a Kuro-sama si vendo esta espada.

 

Propietario: “Kuh, no puede evitarse si esa es la historia, sin embargo, absolutamente tienes que venir a esta tienda cuando necesites reparar esta espada, voy a repararla con cuidado con mis propias manos, por supuesto, es gratis.”

 

Oh, increíble.

 

Sumina: “Gracias, jefe, pero necesitaré darle mantenimiento después de luchar en el laberinto, así que ¿me enseñarías como dar la atención mínima?”

Propietario: “Seguro, te enseñaré estrictamente hasta mañana, no pienses que podrás dormir esta noche.”

 

Tomé la [Espada Plateada de Hormiga Alada] del jefe que la sostenía como un tesoro, y fui a la parte de atrás de la tienda. Realmente no fue hasta la mañana que el jefe aprobó mi manera de darle mantenimiento a la espada.

 

Me convertiré en un explorador que no deshonrará esta espada de plata que obtuve de Kuro-sama.

No pienso apuntar a un objetivo tan tonto como la placa de Mithril, pero al menos a la Placa de Acero Rojo, lo suficiente como para que Kuro-sama no se arrepienta de haberme dado la espada de plata. Quiero convertirme en un explorador.

 

Lo jure a mi querida espada brillando en el sol de la mañana.

Como si contestara mi pensamiento, la espada de plata resplandeció brillantemente por un instante.