Death March Volumen 10 Intermedio: El viaje de escuadrón de Zena 3.




Manual




- un Dragón.

 

Algo que los seres humanos nunca podrán derrotar.

La existencia que incluso los caballeros santos movilizados desde la capital real apenas podían repeler.

Parece ser un dragón menor a juzgar por el tamaño de su cuerpo, pero no hay punto en tal clasificación. Si luchamos definitivamente perderemos - no, ni siquiera será una pelea, sino un simple pisoteo de un solo lado.

 

Eso apareció desde más allá de la neblina, mirándonos fijamente.

El dragón solo está haciendo eso, pero es suficiente para hacernos olvidar respirar y congelar nuestro cuerpo, no podemos tomar ninguna acción.

El tiempo que paso debió ser solo un momento pero siento que es el lapso de tiempo más largo que he sentido en mi vida.

Como si perdiera su interés, el dragón cambio su línea de visión de nosotros al cuerpo de la arpía, y luego movió su cabeza hacia la neblina una vez más.

Casi caí por la sensación de alivio, pero incluso un ligero sonido podría atraer la atención del dragón. Apreté los dientes y lo soporte.

 

El dragón iba a girar su cuerpo, en ese momento -

 

- Aparecio un nuevo intruso.

 

“Heya, heya! ¡Soy el alabado caballero del Reino de Shiga, el cuarto asiento de las Ocho Espadas de Shiga, Trell el [ Gale]! ¡Desafío a dragón-dono a un encuentro!”

 

Él ha comenzado a presentarse ante el dragón mientras vuela por el cielo montado en un Wyvern

Las Ocho Espadas de Shiga son los guerreros más fuertes del Reino de Shiga. Parece que hay un arma mágica que es incluso más larga que una lanza en la mano de Sir Trell que está montando el Wyvern.

 

Sin embargo, su oponente es demasiado para él.

Es lo suficientemente poderoso como para combatir al gran demonio que apareció en la ciudad de Seryuu. Si el héroe de la máscara de plata no hubiera aparecido en ese momento, ninguno de nosotros habría podido sobrevivir.

El dragón reunió su poder y en un instante salto al cielo, volando sin siquiera hacer esfuerzo.

Los ojos que vi cuando salto que brillaban como un niño travieso, debe haber sido mi imaginación.

 

Jon: “Oy, Lilio, tienes que correr, ¡ahora! Eso va para el líder del pelotón también.”

 

Mi brazo fue atrapado y tirado por detrás.

Era Jon-san que apareció de la nada vistiendo una armadura de cuero.

Detrás de él, estaba la mujer llamada Mito con ropa casual como si dijera: “voy a salir a comprar algo”, ella agito ligeramente la mano cuando nuestros ojos se encontraron. Como excepción ella usa botas de viaje, pero es increíble cómo ella lleva esa ropa a un lugar como este.

 

Jon: “Oy, líder-san ?!”

Sena: “¡Oh, todos los miembros no se dispersen, vallan detrás de la roca!”

 

Volví a mis sentidos de las palabras perplejas de Jon-san, y luego ordene a todo el mundo.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

En el cielo, el dragón está luchando contra Sir Trell como si estuviera jugando. Es como un un gato jugando con un ratón.

Durante esa oportunidad evacuamos con éxito a la grieta en el acantilado rocoso del Valle Withered que nos mostró Jon-san.

 

Jon: “Sheesh, no había ningún dragón cuando vine aquí antes saben?”

Mito: “Ara, ¿no hay rumores sobre un dragón en toda la ciudad?”

Jon: “Eso es solo el sub-dragón que le gusta las naranjas que está por encima del paso de la montaña.”

Mito: “Por lo tanto, debemos asumir que ese dragón expulso al sub-dragón al camino por encima del paso.”

 

Jon-san y Mito-san están hablando casualmente delante de nosotros, pero mi mente no se ha recuperado lo suficiente como para participar. En realidad, incluso Lilio sólo está viendo la conversación entre los dos mientras luce disgustada, ya que ella no está en el estado para unirse a ellos.

 

Parece que el dragón se cansó de perseguirlos, golpeo al Wyvern hasta mandarlo al suelo.

El Wyvern golpeado está rodando en la tierra hacia nosotros mientras arrasa con los árboles marchitos.

 

Jon: “Oy oy, vienen aquí.”

Mito: “Ara ara, ese Wyvern no puede volar más, creo?”

 

Justo como dijo Mito-san, el brazo del Wyvern que sostiene el ala se rompió hasta la parte media, está en un estado horrible.

Probablemente ya no podrá volar a menos que sea sanado con magia curativa avanzada.

El Wyvern parecía haber absorbido el impacto ya que sir Trell que había sido lanzado desde esa altura todavía era capaz de mantener firmemente su lanza mientras derramaba sangre.

 

Trell: “O Dragón! ¡Yo pongo toda mi vida en esta lanza! ¡Guerreros, entreguen mi obra!”

 

Luz roja brillo en la lanza de sir Trell, y luego la punta de la lanza comenzó a emitir luz.

Tal vez eso es--

 

Mito: “Filo Mágico eh”

Jon: “Eso es...”

 

Jon-san contuvo la respiración y permaneció en silencio después de oír a Mito-san.

Filo Mágico es una técnica secreta que sólo dos personas pueden utilizar incluso en el condado de Seryuu.

 

Trell: “¡Ahora! ¡Ven! ¡Filo Mágico, Impacto de Ruptura!”

 

Sir Trell cargo hacia el dragón mientras conducía la lanza como una bala de cañón. La tierra sobre la que pisaba es arrancada, arrojando el polvo detrás.

Mientras deja el resplandor rojo en la niebla blanca, la lanza apuñalo al dragón como si fuera chupada en él.

 

Con esa técnica, debe ser capaz de perforar a través de las escamas del dragón, sin duda!

 

La punta de la lanza creo chispas intensas en la superficie del dragón. Sin embargo, la punta de la lanza ni siquiera alcanzo las escamas del dragón. Fue bloqueada por una membrana defensiva de luz que actúa como una armadura, apareciendo frente la escama del dragón antes de que yo la supiera.

 

Trell: “Todavía no-!”

 

Respondiendo al grito de sir Trell, la luz roja que cubría la superficie de la lanza se agolpó en la punta y rompió con éxito la membrana de defensa del dragón.

 

Jon: “Increíble.”

Mito: “Muy bien viejo.”

 

A mi lado, Mito-san está aplaudiendo ligeramente. Me pregunto por qué esta persona es tan despreocupada.

 

Dragón: “GROUUU?”

 

El dragón inclinó su cuello hacia un lado, y quitó la lanza que se había detenido en su descamas como alguien que retira un insecto que lo acaba de morder. Sir Trell, distraído por la súbita desaparición de la lanza, fue lanzado por la mano del dragón.

Al igual que el Wyvern anterior, Sir Trell rodó en el suelo y luego perdió su conciencia. Su nivel debería haber sido más de 40, sin embargo, alguien así fue tratado como un niño a tal grado...

 

El dragón se acercó a sir Trell, y lo empujo con el dedo para ver su reacción.

 

Mito: “Zena-tan, ¿puedes usar magia curativa?”

Zena: “Sí, sí, puedo si se trata de algo sencillo.”

 

Me preocupa un poco la forma extraña de Mito-san de llamarme, pero no es el momento para eso ahora.

 

Mito: “¿Qué tal algo como la magia avanzada [Cure Stream]”?”

Zena: “Lo siento, sólo estoy en el rango medio ...”

Mito: “Ya veo, entonces curar la fractura no es posible”.

 

Mito-san no parece desilusionada por mis palabras, y luego, después de contemplar un poco, dijo unas palabras inesperadas con una sonrisa alegre y se alejó.

 

Mito: “Entonces, no se puede evitar, todo el mundo escóndase aquí.”

Jon: “Oy, abuela Mito, la indiscreción de las personas viejas es un poco...”

Mito: “¿De quien es esa boca grosera ~?”

Jon: “... joven y hermosa Onee-san, fue un desliz.”

 

Jon-san iba a seguir a Mito-san, que se había ido sin cuidado de nuestro escondite, pero Lilio-san tomó rápidamente su brazo y lo abrazó en su pecho. También traté de detener a Mito-san en voz baja, pero ella me dijo: “Está bien, sólo mira”, con una sonrisa.

 

Mito: “El dragón-kun de allá arriba. El juego terminó de cuerdo?  El viejo no puede luchar más, así que puedes regresar a las montañas de Fujisan?”

Dragón: “ZUGOOOUN”

Mito: “Ara, ¿realmente no sirve?”

 

Sacó una vara de un agujero negro que había aparecido a su lado.

¿Es una varita? O tal vez un mayal?

 

Mito: “No se puede evitar, entonces seré tu oponente para la segunda ronda.”

 

Ella creo espadas transparentes y escudos alrededor de ella que parecen ser algo creado con magia de la naturaleza. Son como escudos que la protegen, como lanzas que eliminan enemigos extranjeros, y como seres vivientes que le siguen cada movimiento.

 

Es como la magia avanzada de ofensiva y defensiva del antiguo Rey-sama de las leyendas, ¿magia? Pensando en ello, ¿cuándo cantó el hechizo?

 

Mito: “¡Vamos a alejarnos un poco!”

 

Una lluvia invisible de balas mágicas que Mito-san ha disparado golpearon la superficie del dragón y fue repelido. El dragón que estaba de pie cuando luchó contra Sir Trell justo ahora parecía que fue herido por este ataque y voló al cielo, huyendo.

 

¿Un dragón huye?

 

Mito: “Entonces, me voy.”

 

Ella fue a desafiar al dragón saltando a través del cielo, como si hubiera andamios invisibles en el aire. Esta podría ser la primera vez que veo a alguien más ágil que Satou-san.

Ya no supe los detalles de la lucha de Mito-san y el dragón debido a que se fueron allá de la neblina del valle marchito.

Sin embargo, de los gritos del dragón, y la risa llena de alegría que se podía oír de vez en cuando, debió ser una batalla unilateral.

Si la gente se entera de esta historia no podrán creerla, de seguro pensaran que es una broma.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Después de que terminamos de dar tratamiento de emergencia a Sir Trell, el área alrededor de aquí quedo en silencio, ya que el campo de batalla se movió más allá del valle marchito.

 

Lilio: “Oye, ¿quién es esa persona realmente?”

Jon: “Dije que no lo sé, que estaba durmiendo más allá de la puerta oculta en lo más profundo de la ruina.”

Lilio: “¿Tal vez estaba viviendo en el interior de la ruina?”

Iona: “Eso no puede ser cierto.”

Zena: “En lugar de eso, podrías quedarte quieta por un momento?”

 

Cerré la boca a las palabras de Iona-san y escuche atentamente… puedo oír sonidos de aleteos alas de más allá de la neblina. Así que me pregunto si el dragón ganó al final.

 

Mito: “Oy, se acabó.”

 

Era la figura de Mito-san que agitaba la mano en la parte de arriba del dragón. Su otra mano sostenía una cadena hecha con magia que se conecta a la cabeza del dragón como si se trata de una rienda de caballo.

 

Mito: “Voy a devolver a este niño a Ten-chan en las montañas Fujisan, así que esta es la despedida Jon-kun, fue corto pero divertido! Si me echas de menos, probablemente me podrás encontrar en la capital real.”

Jon: “¡No te echaré de menos, o más bien, llévame contigo!”

Mito: “Lo siento, no puedo llevar a otras personas a la tierra sagrada de los dragones celestiales.”

 

Después de que Mito-san hablo mientras agitaba su mano enérgicamente, voló lejos en el cielo montando al dragón. Su figura era como la del Antiguo Rey-sama y el Caballero Dragón-sama que aparecen en las leyendas del reino.

 

••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••••

 

Al final, decidimos separarnos de Jon-san y del valle marchito, e interrumpimos nuestra misión para llevar a Sir Trell de regreso a la ciudad de Fau.

 

Acerca de Sir Trell, parece que iba a retirarse de las Ocho Espadas de Shiga debido a su vejez, por lo que aparentemente estaba buscando un oponente apropiado para su retiro. Durante esa ocasión, escuchó el rumor sobre el dragón, por lo que pensó que sería apto para ser su último oponente antes de retirarse, o eso dijo.

 

Parece que nunca pensó que iba a sobrevivir en primer lugar, murmuró, “No he podido morir” al mirar el cielo vacío mientras el día se desvanecía en el crepúsculo. Él debe estar orando por la paz del Wyvern que ha muerto.

 

Acerca de la búsqueda del atajos, fue interrumpida, no necesitamos reanudarla.

 

Unos días después de esto, el sub-dragón fue eliminado.

He oído decir quien subyugó al sub-dragón no fueron los Caballeros Reales que enviaron, sino el Héroe-sama de pelo violeta que manejaba la espada sagrada para la defensa del reino Claiomh Solais.

 

Tal vez... La identidad de Héroe-sama podría ser Mito-san.

 

Así terminó el asunto del dragón, y pudimos reanudar nuestro viaje hacia la Ciudad Laberinto una vez más después de que adquirimos provisiones de un amable mercader.

 

Después de muchos casos misteriosos, finalmente llegamos a la puerta de la Ciudad Laberinto. Las dos enormes estatuas de piedra a ambos lados de la puerta son deslumbrantes como si fueran los porteros.

 

Esta es la ciudad del laberinto, Selbira.

 

Te voy a ver pronto.

Satou-san!