Haken no Kouki Altina Epílogo: Guerra, guerra, guerra




Manual




Vio un mar de sangre en su sueño.

 

Él sentía que nunca debía dejar estas manos. Pero, ¿de quién eran esas manos?

Los delgados dedos eran blancos como la nieve. Los dedos de una chica.

Tenía que protegerla sin importar qué, pero no podía ejercer fuerza con su brazo. Ahora recordaba que su nombre era...

En el instante en que recordó, aquella muchacha se hundió en el mar de sangre. Sólo soñaba con susurros en sus oídos:

¿Por qué lo dejaste ir?

 

"¡¡Elise!!" "¿Hyaaa ~~?"

Frente a Bastian quien de repente se sentó, estaba el rostro de una chica al borde de las lágrimas.

 

Esta era una habitación de algún sitio.

 

Luz tan suave como el sol de la mañana brillaba a través de la ventana.

 

Bastian se acostó en la cama cubierto de vendajes blancos, manchas de sangre que se volvieron negras después de secarse estaban en él por todas partes.

 

"Esto es…"

 

"Erm, bueno, Bastian... ¿Estás todavía... vivo?"

 

"... Elise, tú... estás aquí... ¿Es este el cielo?" "¡Maravilloso, realmente es Bastian!" "¡Elise!"

Bastian abrazó a Elise de repente. "¿¡Hyaaa!?"

Sintió que el cuerpo se retorcía. Cuerpo blando.

Y su corazón latiendo.

 

"¡Estupendo! ¡Estás viva! ¿¡Estás viva cierto!? ¿¡No te hundiste cierto!? ¿¡Yo... no... te dejé ir cierto!?"

 

"Deja, déjame ir Bastian... Ah, no... tonto... ¡Ella puede vernos!" "¿Eh?"

Bastian levantó la cabeza y cambió su mirada.

 

Había una joven con gafas que se ruborizaba en la habitación con ellos. "Uwah…"

Vestida como una sirvienta, tenía una cabeza de cabello rojo que sin duda sería comparada con la del emperador si estuviera en Belgaria.

 

Parecía estar sobre la edad de Bastian.

 

El rostro de la chica se puso aún más rojo y evitó su rostro después de ajustar sus gafas.

 

"¡Yo, no he visto nada, por favor, continúen!"

 

"No... ¿Continuar qué...?"

 

"¡Baka-tian! ¡Qué cosas desvergonzadas piensas hacer!" (Baka = tonto) Elise agitó los brazos frenéticamente.

Oh, estoy abrazándola ahora mismo.

 

Bastian la soltó a regañadientes.

 

"Creo que me llamaron con un nombre increíble en este momento."

 

"¡Ese nombre te queda bien! ¡Haciendo esas cosas desvergonzadas en el momento en que te levantas! ¡Mi corazón casi se detuvo de la vergüenza! Estaba pensando que yo, yo finalmente tuve la oportunidad de ayudarte."

 

De repente, su rostro se puso completamente rojo.

 

Las dos chicas se sonrojaron tanto que el humo casi salía desde sus rostros. "... ¿Qué está pasando?"

Bastian se rascó la cabeza, confundido por todo esto. La sirvienta de los lentes le sirvió un poco de agua. "Por favor tome esta."

"¡Gracias!"

 

"Puedes llamarme Shia. He estado sirviendo en la casa de Tiraso Laverde desde que tenía diez años, ahora tengo diecisiete años.

 

"Ahh, entonces eres un año mayor que nosotros. Soy Bastian un estudiante de intercambio de Belg..."

 

Elise lo interrumpió.

 

"Permíteme hacer la introducción, Bastian es el tercer hijo de una casa de Conde en Belgaria, y está aquí en High Britannia como un estudiante. Sin embargo, fuimos atacados por bandidos mientras estábamos en la ciudad de Puente Gris."

 

"Ah, ya veo."

 

"Es un poco tarde, permítame presentarme, soy Elise Archibald. Para asistir a un funeral en mi familia, salimos de la academia privada de Applewood, y de camino a casa... Un viaje con sólo chicos es peligroso".

 

Está mintiendo sin cerrar un ojo—Bastian pensó.

 

Shia quien parecía una chica honesta no sospechaba nada y escuchaba con interés. Bastian preguntó:

"Ah, recuerdo haber caído en un río, gracias por salvarme." Elise se volvió enojada de inmediato.

"¿¡No saltaste pensando que morirías cierto!?" "Ah, erm, no hay tal cosa..."

Para ser franco, estaría bien mientras Elise estuviera a salvo... Pensó de esa manera, pero si lo decía en voz alta, Elise se enfadaría definitivamente.

 

"Nos zambullimos en el río y nos encontramos con una corriente fuerte. Afortunadamente no nos lastimamos, pero Bastian perdió el conocimiento y bebió mucha agua. Era realmente peligroso, de verdad tuvimos suerte."

 

"¿Por qué?"

 

El transporte de la familia Tiraso Laverde pasó con un médico a bordo. Gracias a sus acciones rápidas, nos salvamos."

 

"Haaah..."

 

Había pocos nobles, y menos médicos expertos, tuve mucha suerte. Bastian estaba agradecido por su gran suerte.

 

"Si el corte en tu abdomen hubiera sido más profundo, habría sido grave." "Ahh, ¿es así? Tengo ese libro para agradecer por eso."

"Está bien."

 

Bastian comprobó su abdomen, aparte de la tela blanca envuelta alrededor de él, no había nada más.

 

"¿¡Huh!? ¿¡Dónde está mi libro!? ¡Mi futura obra maestra!" "Si, si quieres decir eso..."

Elise miró hacia algún lado.

 

En la silla al lado de la cama había un libro... O algo que debería ser un libro.

 

La mayoría de las páginas se habían caído y las páginas estaban deformadas. Había sido traspasado por algún tipo de hoja, se desmenuzó después de empaparse en agua y se tiñó de sangre.

 

La boca de Bastian temblaba.

 

"¡Aw, impresionante! ¿No parece maldecido? ¿¡No es eso genial!?" "Tu personalidad es desesperante."

"¡Ah, pero es genial! Ah, ¿pero qué te parece?"

 

"... Sí... Está completamente empapado, la mitad de las páginas se han manchado, ni siquiera se puede llamar un libro."

 

"Es verdad."

 

Desde que saltó al río, no se podía hacer nada si el libro se convirtiera en esto. Elise bajó la cabeza.

"Lo siento... es mi culpa..."

 

"Es sólo un poco de agua, está bien." "Pero…"

"Todavía estoy vivo-- lo que significa que mi obra maestra puede ser escrita de nuevo. ¡Pensé en algunas nuevas ideas, así que definitivamente escribiré un libro mejor!"

 

¡Yosh!* Bastian gritó animadamente. *(Ya saben, es como gritar ¡Bien!) Elise tenía los ojos llorosos.

"Cuando hayas terminado, por favor... Déjame leerlo..." "¡Sí!"

"No importa lo aburrido que sea."

 

"¡No digas eso mientras lloras! ¿¡No quiero que sea malo y aburrido sabes!?

¿¡Tienes que decirlo de esa manera!?"

 

"Ustedes dos son tan cercanos. ¿Recuerdo que ella es tu prometida?" "...!?"

Bastian no pensó y miró a Elise inmediatamente. Después de parecer sorprendida, Elise giró la cara.

Podía decir que su cara se sonrojaba, incluso sus oídos estaban rojos.

 

-- ¡No lo digas si te avergonzarás!

 

Sin embargo, este entorno era más aceptable para explicar su viaje con un noble Belgaro.

 

Eso fue lo que le dijo al conductor barbudo entonces.

 

Shia dijo que este lugar estaba relacionado tanto con Belgaria como con Britannia.

 

"La familia principal de Tiraso Laverde es un noble de Belgaria. Sin embargo, eran originalmente de una nación pequeña al sur, y sus propiedades fueron confiscadas en una guerra que estalló. A pesar de eso, crearon una familia secundaria aquí en High Britannia hace cincuenta años.

 

"Hmmm, ¿eso significa que la familia principal está en Belgaria y la familia secundaria está en High Brittania?"

 

"Es como has dicho, están involucrados en negocios con estas dos naciones, y en este momento hay una gran oportunidad para hacer negocios, eso es lo que dijo el maestro".

 

"Ahh, todavía tengo que saludar a tu maestro."

 

"Todavía no puedes levantarte. Yo haré el saludo, Bastian, solo descansa aquí y recupérate."

 

"¿Es así? Bueno, okay."

 

Saludarlo mientras que estaba empapado en sangre ganaría su ira de todos modos. Shia se puso de pie.

"Al ver que eres tan enérgico, puedes comer ¿cierto? El médico dijo que si eres capaz, debes comer más. ¿Quieres que te traiga algo?"

 

"Gracias, eso será de gran ayuda." "El gusto es mío."

Con eso, Shia salió de la habitación.

 

Esta debía ser la mansión de la familia Tiraso Laverde. Las huellas del pasillo se alejaron aún más. Bastian apretó el puño.

 

Lo siento, Elise.

 

"No hay nada por lo que pedir disculpas, Bastian."

 

 

"¡Pero! ¿¡Qué día es!? ¿¡Dónde está este lugar!?"

 

"Hoy es 24, esta es la mansión de la familia Tiraso Laverde, situada en la colina Smiles, que está al sur de Puente Gris".

 

"... Estuve fuera tanto tiempo."

 

"Es un milagro que sobrevivieras a pesar de esas heridas pesadas. Deberías estar sufriendo ahora mismo."

 

"Esto no es nada."

 

"Si tus heridas sanan, cualquier otra cosa no importa". Elise era amable.

¿Por qué no podía cumplir sus sueños?

 

Bastian sufrió el primer revés desde su nacimiento. Fracasó y fue inútil. "... Yo debería haberte... escoltado... a la capital real."

"No se puede evitar." "¡Pero, tú trabajaste tanto!"

"Fracasamos porque sugerí que fuéramos a Puente Gris, debería decir eso sobre ti, Bastian... Trabajaste tan duro para ayudarme... Los caballeros también..."

 

La voz de Elise temblaba.

 

Sus lágrimas estaban cayendo.

 

"Yo, yo... yo fui... preguntada por su majestad... incluso perdí ese anillo..." "¡Yo!"

"Woooo... Yo... hice todo lo posible... Hice mi mejor esfuerzo... Ahhh... ¡Nada! ¡¡No hice nada ahhhh!!"

 

Bastian abrazó a  Elise. Y Elise abrazó a Bastian.

Los dos se abrazaron indefensos, y lloraron como niños. "Lo siento Elise..."

"Wahhh... No... eso es... yo.... Wahhh..." "Es porque... perdí con él..."

¿Y si él hubiera ganado contra Oswald durante el duelo?

 

¿Y si él hubiera entendido mejor la situación en High Britannia?

 

¿Y si hubiera hecho más investigación antes de ir a Puente Gris? Su sentimiento de pesar continuaba creciendo.

Elise también se culpaba a sí misma.

 

Ella sólo tenía un deseo, pero dejó a mucha gente y perdió tantas cosas, Ambos fracasaron.

 

Después de que Elise finalmente se calmó, la puerta fue golpeada. "Shia está aquí."

¿Estuvo esperando todo el rato en el pasillo?

 

Bastian se secó las lágrimas e hizo lo posible para hablar en voz baja: "... Por favor, por favor entra."

Shia entró mientras sostenía una bandeja.

 

Una fragancia salada llenó la habitación.

 

"Mr Bastian, te traje un poco de pollo estofado y patatas rellenas, por favor disfruta. Ah, la parte de Elise está aquí también."

 

"... Gra... Gracias."

 

"No lo menciones, por favor alégrate." En la bandeja había un periódico.

Bastian lo recogió. "¿Esto es?"

"Ah, has dormido durante cuatro días, así que probablemente querías leer esto, eso es lo que dijo el maestro."

 

"Es así. Gracias."

 

Él podía imaginar que las noticias no eran algo que se complacería en saber. Aun así, tenía que confirmarlo.

 

Elise se apoyó en su hombro.

 

Bastian abrió el periódico y lo leyeron juntos.

 

"¡La coronación de la nueva reina, Margaret Steelart!" Steelart año 42, 23 de abril.

¡El senador anunció durante el "Amanecer de la Declaración" la coronación de Su Majestad Margaret Steelart!

 

En el discurso de Su Majestad, ella dijo: "Por el bien de la estabilidad y prosperidad de la nación, prometo enfocar los asuntos diplomáticos extranjeros".

 

Bastian no soltó el periódico incluso después de leerlo. Todavía no podía aceptar este hecho.

 

Se oían pisadas acercándose.

 

Sin llamar ni siquiera, una sirvienta abrió la puerta con fuerza. "¡Shia, malas noticias!"

"¿¡Cuál es el problema!?"

 

"¡Es la guerra! Mira, los hombres se están moviendo." Cuando oyó eso, Shia abrió las ventanas.

Fuera de la ventana había un gran patio.

 

Todos los mayordomos, jardineros y obreros estaban todos reunidos y bulliciosos. Todos llevaban una fina pieza de noticia.

 

"¡Es guerra! ¡La guerra está empezando!"

 

"¡Ah, finalmente, le hemos declarado la guerra al Imperio de Belgaria!" "¡La guerra se acerca!"

 

Steelart año 42, 23 de abril.

 

High Britannia declaró la guerra contra el Imperio Belgaro.

 

En la misma mañana, abrieron fuego en el puerto de Chaineboule, situado en el ducado de Trouin.

En respuesta, el Imperio belgaro desplegó al 2do ejército para interceptarlos. La primera batalla terrestre entre las dos naciones, 'la batalla de Chaineboule,

mostró al mundo el poder del nuevo modelo de rifles y cañones de High Britannia.

 

La batalla entre High Britannia y el Imperio belgaro se convirtió en una guerra total.