Haken no Kouki Altina Capítulo 18: Heinrich Trois Bastian de Belgaria (Prologo 2)




Manual




El territorio del imperio de Belgaria se extiende hasta la parte noroeste del continente.

 

Hacia la costa oeste y al otro lado del mar, existe una nación insular. El reino de High Britannia.

El ambiente era áspero pues la zona del norte estaba cubierta en nieve, solamente las patatas y zanahorias podrían ser cultivadas. Dejando a un lado la cría de animales, incluso las llanuras eran raras.

 

Debido a sus minerales de hierro, la nación progresó a medida que comerciaba con otros países a través del mar.

 

Ellos valoran sus tradiciones, pero también asimilan activamente las culturas y tecnologías extranjeras, convirtiéndose en el primero de sus países vecinos en utilizar tecnología de motores de vapor y rifles.

 

Applewood era una ciudad situada en el este de High Britannia. Rodeada de bosques se encontraba una academia construida sobre un antiguo castillo.

 

Se conocía como Academia Independiente de Saint Edward, que era la academia más antigua de la nación. Los estudiantes eran en su mayoría niños nobles que tenían entre 12 y 16 años de edad.

 

El tercer príncipe de Belgaria, Heinrich Trois Bastian de Belgaria, estudiaba aquí desde principios de año.

 

Ocultaba su identidad, ya que no quería recibir ningún trato especial. Así que utilizó un nombre falso, Bastian de Madeleine.

Incidentalmente, era común entre los nobles el nombre de los príncipes para tomar prestado su prestigio.

 

En Belgaria, "Bastian" era un nombre común entre los nobles que tenían 15 años y menos.

 

Habían transcurrido 16 días desde que llegó la noticia del choque del ejército de Marie Quatre con el Gran Ducado de Varden, que coincidió con el aniversario de fundación de Belgaria.

En la Academia de San Eduardo. La torre del reloj resonó.

La figura del maestro como eclesiástico desapareció lentamente del aula.

Los estudiantes comenzaron a empacar sus artículos. La mayoría de ellos iban para sus actividades de clubes escolares.

Bastian se preparaba para volver a su dormitorio ya que no tenía actividades de un club.

 

De repente, unos cuantos altos nobles británicos entraron. Liderando a 2 personas estaba la nariz pecosa Dick Ayrton.

 

"¡Oi, Bastian, parece que tu país está invadiendo a otros de nuevo!"

"¿Huh...? ¿A qué país te refieres?

"¡Deja de actuar como un tonto, me refiero obviamente a Belgaria!"

 

No es sólo mi país de origen, sino que es gobernado por mi padre—Él no podía decir algo así.

 

Su identidad como príncipe estaba escondida aquí.

Ser un estudiante de intercambio de Belgaria era inesperadamente molesto.

Los mocosos discutieron ruidosamente las noticias de Belgaria desde los chismes que escuchaban.

Ellos no estaban interesados en la política, pero sólo querían criticarla.

Bastian empacó sus cosas mientras sentía que sería una pérdida de tiempo discutir con ellos.

 

 

Pasó por el hombro de Dick. (El nombrecito xd)

 

"¡Aún no he terminado, Galian!"

 

A menudo llamaban a la gente de Belgaria de esa manera. Había un nombre oficial llamado Belgaro y esa forma de abordar a Bastian era humillante. Pero no había manera de que pudiera corregir a todos los que usaban ese término…

 

"¿Qué... no ves que estoy ocupado?"

"¿Ah? ¡No has oído mis palabras, Galian invasor!"

"No soy yo quien está invadiendo de todos modos."

"Ah, ¿¡pero no es tu país!?"

 

Si lo colocas de esa manera, me gustaría ver que dijeras todos los errores de High Britannia.

 

No era raro que las personas afirmaran que estaban en lo justo con una lógica retorcida.

 

Incluso recurrirían a la violencia para acentuar su justicia si los refutaban. Más importante--

 

"No me interesa la política de todos modos."

"¡Ha! Parece que los Galians son un montón de gente perezosa. No sólo no te interesa la música y la danza, sino que parece que a los galianos tampoco les interesa la política, qué lamentable".

"Bueno, es un hecho."

 

Se escapó a esta academia precisamente para evitar la lucha hereditaria en Belgaria.

Bastian no deseaba involucrarse profundamente en la política.

No era que tampoco estuviera totalmente interesado en la música y la danza. Los dos seguidores respaldaron a su líder.

 

"No se puede hacer nada Dick, un hijo culto de un político como tú piensa de manera diferente a esos Galianos bárbaros".

"¡Exactamente! Aquellos galianos todavía están usando lanzas, aunque sea la era de rifles y cañones".

"¡Ha! Qué obsoleto, me gustaría que pudieran ser más cultos. Ajajaja”

 

Dick y sus seguidores empezaron a reír.

No importa en qué país, esos mocosos sonarían siempre iguales. Bastian apretó su puño.

Un anillo de plata estaba en el dedo medio de su mano derecha. Era su acuerdo con su abuelo--

Si una pelea sucediera, regresa inmediatamente a Belgaria.

Como el emperador de Belgaria era viejo, la lucha de herencia era cada vez más feroz como el día en que el emperador abdicando se acercaba.

 

El actual emperador Liam Fernandi de Belgaria era viejo.

 

El sucesor más favorecido debería ser el segundo príncipe Latreille--- pensó Bastian.

El primer príncipe Auguste también tenía una oportunidad, pero se estaba recuperando de su enfermedad en una villa.

 

Incluso cuando Bastian fue a visitar a Auguste antes de irse a estudiar en High Britannia, Auguste sólo podía acostarse en la cama y decir algunas palabras.

 

No importaba cómo se viera, parece que va a morir antes que el emperador.

 

No sólo Bastian, nadie pensó que las cosas iban a suceder de esa manera. En el reciente aniversario de la fundación, debido a un cierto estratega, la reputación de Latreille golpeó fondo mientras que Auguste perdía sus derechos de herencia. Su hermana Argentina se volvió una candidata y se involucró en la lucha hereditaria...

 

Aun así, Bastian no estaba involucrado en la lucha entre facciones. Cosas como la autoridad no era necesaria.

Debilitar a millones de vidas no era una broma. Por lo tanto, él escapó.

Entendiendo el deseo de Bastian, su abuelo materno lo apoyó para estudiar en el extranjero

En verdad, las posibilidades de que él fuera el próximo emperador eran bajas, pero aun así era candidato para ser el próximo emperador.

Sin embargo, su abuelo le dijo.

 

"¡Qué! ¿De verdad quieres ir al extranjero? ¡Qué espléndido! ¡Ah, no, qué lástima! ¡Bueno, comparado con que hagas algo estúpido en el imperio, es mejor que vayas al pequeño país vecino......... ya veo, aunque tengas el calibre de un emperador, si eres tan insistente en ello, incluso si yo estoy sobrecogido con dolor, sólo puedo aceptarlo!"

 

Aunque hubo algunos problemas, él fue capaz de ir al extranjero a estudiar. Precisamente por eso, tenía que cumplir su promesa.

Bastian murmuró.

 

"... ... No pelees... ... No expongas mi identidad... ... No te involucres en la política y la religión de otros países".

"¡Hey! ¡Qué estás murmurando, Bastian!"

"Nada, sólo un pequeño canto."

"¿Ahh? Ey, ¿qué es eso?"

 

Dick sacó un libro desde el bolso lleno.

Una cubierta negra con bordes de oro. El título y el nombre del autor no fueron escritos.

Bastian casi reveló su verdadero yo, usando su mano izquierda para suprimir su mano derecha en un apuro.

 

"... ... Por favor... devuélvelo."

 

Qué fracaso.

Dick parecía que había encontrado algo interesante.

 

"¡Ha! ¡Este tipo de seguro es extraño! ¿Tal vez lo que se escribió en el interior son los secretos de los Galianos? Parece que hay una necesidad de comprobar esto." (Ya entiérrale un combo en el hocico al pedazo de mierda por favor…)

 

"Espera, eso es un diario normal."

"¿Oh? ¡Entonces, vamos a comprobar si esto es realmente un diario o no!"

 

Qué tipo de mal gusto.

 

Bastian apretó los dientes. Estiró el puño derecho.

 

El anillo de plata en su dedo medio destelló por un momento.

 

Le prometí al abuelo. Cálmate y haz un juicio tranquilo.

 

"...... si entierro a estos chicos, la lucha no será expuesta ¿¡cierto!?"

 

¿Debería hacerlo? ¿Debería?

 

Dick sonrió y abrió el libro.

 

"¡Uhyahyahya!"

"Deténganse, idiotas."

 

Una fría voz femenina se interpuso sin que otros la sintieran grosera.

Una mano pequeña desde el lado rescató el libro negro que fue abierto lentamente por los muchachos traviesos.

Incluso se podían ver los dientes de Dick y sus dos seguidores con una mirada sorprendida.

 

"¡Qué quieres, Archibald!"

"Esa es mi línea, idiotas. Arrebatar las propiedades de otros es algo que sólo alguien que carece de moral, intelectual y humanidad haría, lo que es peor que un animal. ¿No te sientes avergonzado de ti mismo?"

 

Un parloteo sin parar.

Esta chica era compañera de clase de Bastian. Tenía 16 años, la misma edad que Bastian.

Elise Archibald

Cabellera dorada que llegaba hasta las rodillas, cejas y ojos agudos.

Ella era encantadora cuando sonreía. Sin embargo, cada vez que su lado áspero salía, ella era ridiculizada como "cañón encendido".

 

Bien educada, perfecta y es una belleza... ... El único defecto era su tamaño de pecho.

Incluso si el diseño del uniforme cambiara con el tiempo, el pecho de Elisa se mantendría plano.

La cinta se agitó.

 

"¿Y? ¿Todavía no sabes cómo mostrar tu valor en este mundo?"

"Argh... ... ¿¡Tienes que llevarlo tan lejos!?"

"Tengo. ¿Todavía no está claro? Es una tontería tratar de salvarlos. Porque no eres consciente de que eres estúpido."

"¡Hey! ¡Archibald! ¡Mi padre es un político! ¡Además, a mi casa se le dio el título de marqués!"

"Tu padre es realmente un político sobresaliente, aunque es incompetente como educador. Él pasó 16 años enseñándote, pero fue incapaz de enseñarte el sentido común. Qué lamentable."

"Q, ¿¡qué dijiste!?"

"Si no deseas que se te digan esas cosas, entonces no traigas vergüenza a tu familia controlando tus actos vergonzosos".

"¡¡Uu!! ¡Cómo te atreves!"

 

Dick levantó el puño.

Bastian que se sorprendió por el ataque verbal de Elisa le hizo apretar el puño por reflejo.

El anillo en el dedo medio de su mano derecha crujió. Elisa no tenía miedo.

 

"¿Qué? ¿Quieres la marca de ser expulsado de la escuela en tu vida sin incidentes? Eres un tonto hasta el final. Si realmente quieres golpearme, estoy bien con mi cara un poco torcida, mientras te quedarás en casa abrazando tus rodillas y diciendo 'el mundo no gira en torno a mí'."

"... ... Ella realmente se atrevió a provocarlo para golpearlo."

 

 Bastian murmuró.

 

Si Dick realmente intenta golpearla, no lo dejaré nadar en el aire.

 

Uno de los seguidores de Dick tiró de su manga.

 

"Hey, Dick. Deberíamos irnos ahora. A quién le importa el Galiano y la chica cañón, la pesca es más interesante que ellos".

"Ahh... ... Entonces... ... No se puede hacer nada, voy a terminar aquí hoy."

 

Los seguidores elogiaron a Dick como "qué generoso de ti" y "te convertirás en alguien genial" mientras caminaban fuera del aula.

 

En el camino de regreso al dormitorio de la escuela.

Algunas de las viejas paredes de ladrillo aquí fueron dañadas en la guerra la última vez. Una guerra civil ocurrió hace cientos de años.

 

Había algunos estudiantes en el camino de regreso. Bastian y la muchacha caminaron juntos.

 

"Me has salvado allí, Elise."

"No es nada, Bastian."

 

Su mano derecha estaba sosteniendo el libro que había sacado de Dick.

 

"Esta potencial obra maestra estaba a punto de ser enterrada en la oscuridad por esos tontos."

"Entonces no es un diario."

"¡Eso no es un diario, ese libro, es una historia que estoy escribiendo!"

 

Ella abrió el libro.

Las cuerdas de palabras escritas por Bastian entraron en sus ojos.

 

"El texto es realmente descuidado."

"¿¡Guh!? ¡Está bien! cuando se publique, se revisará".

 

Las impresoras de esta época preparan un gran número de piezas móviles para cada letra. Las letras se juntan para formar un tablero de impresión, la tinta negra se aplica antes de que se presione sobre el papel.

Para usar un ejemplo, es un sello de tinta personalizable. Esto se conocía como impresión de tipo móvil.

Elise se encogió de hombros.

 

"Estoy deseando saber si el técnico será capaz de descifrar tu código. Además, la ortografía de 'estúpido' está mal aquí. No es 'estupedo', sino 'estúpido'. Esto parece estúpido, ¿es intencional?"

"¡E, es a propósito!"

"¿Hay razones para comenzar con palabras sombrías como 'oscuridad' y 'muerte'?"

"Bueno, una obra maestra tiene que empezar con un impacto. Este tipo de sentimiento, no hay manera que un principiante entienda. "

"Para hacerla más como la literatura, es mejor evitar repetir palabras en 2 líneas consecutivas."

"¿¡Eh, de verdad!?"

 

Bastian era totalmente inconsciente de tal regla. Luego miró su propio trabajo.

 

"No importa qué, se puede llamar una obra mientras se complete, ya sea una obra maestra o garabatos al azar."

 

Tengo que empezar desde arriba-- Pensó Bastian, tal como dijo.

 

"Oh, oh... ... entiendo, voy a terminar de escribirlo. Oye, cuando haya terminado,

¿lo leerás?"

"La adulación no es mi fuerte."

"Está bien, es mejor que lo critiques con honestidad."

"En otras palabras, ¿eres un masoquista?"

 

Silenciosamente, Elise ensanchó la distancia.

Bastian agitó la mano exageradamente para negarlo.

 

"¡Eso no es así! E, eso... ... Aunque es duro cuando mi trabajo es criticado... ... pero porque quiero ser alguien que pueda escribir una obra maestra, escuchar tu crítica es necesario para mejorarme."

"Qué chico raro."

"Jaja... Tú eres igual también."

 

Elise también era extraña.

Al ser un estudiante de intercambio de Belgaria, Bastian tuvo dificultades para llevarse bien con sus compañeros de clase. Sin embargo, sólo esta chica lo aceptó amablemente.

 

"Hu, lo entiendo. Aunque podría ser un fastidio, lo leeré porque soy parcialmente responsable de hacer que lo hagas."

"¡Hn, es una promesa!"

"Sí, aunque mis ojos se pudran."

"¡No está tan mal! ¡Tú puedes ser conmovida hasta las lágrimas! Después de todo, soy alguien que va a escribir una obra maestra.”

"Tu sueño parece tan grandioso."

"¡Huhuhu... ¡Quiero escribir el mejor trabajo de la historia! Entonces, todas las bibliotecas del mundo tendrán mi trabajo. Todo el mundo leerá mi trabajo fanáticamente."

"Sólo la santa Biblia y de su tipo tendrán ese tipo de fanáticos."

"Entonces, mi primer objetivo es superar a la santa biblia."

"El primero… ... "

 

Esta vez, Elise miró fijamente la cara de Bastian --

 

¿Hay algo en mi cara?

 

Bastian quien pensó esto se limpió la cara. Elise suspiró.

 

"¡Oh Dios mío, Bastian!"

"¿Qué, finalmente te di cuenta de lo grande que es mi trabajo?"

"¿Qué estás diciendo? ¡Ah, un toro se dirige hacia aquí!... ..."

"¿Hn?"

 

En un momento un toro, que se escapó de un rancho, invadió la escuela.

Un toro rojo oscuro estaba cargando en la pequeña calle que estaba rodeada de murallas.

Se veía un polvo de nubes.

Aunque el dueño estaba persiguiéndolo detrás, él no podría alcanzarlo. Los estudiantes gritaron mientras se escapaban hacia la pared.

 

"¡Tenemos que apresurarnos y correr también, Bastian!"

"No, el dueño también debería estar preocupado. Además, no se puede subir la pared. Deberías retroceder un poco."

"¿¡Qué estás diciendo!? ¡El toro te matará!"

"Estará bien si es sólo esto."

"¿¡E, eres un idiota!?"

"Bueno, en cualquier caso, déjame esto."

 

El toro grande se estaba acercando.

Dejando rastros de polvo detrás.

 

"...... Ahh, mirando hacia el frente, parece más grande de lo esperado…"

“¡Eres realmente un idiota!"

"¿Qué estás diciendo? ¡Soy alguien que va a escribir una obra maestra!"

 

Bastian utilizó su cuerpo para tomar el ataque del toro. El cuerno del toro se dirigía hacia el pecho de Bastian,

¡Cogido!

Bastian agarró los dos cuernos al mismo tiempo.

Normalmente, cuando se enfrentaban a una fuerza tan abrumadora, los humanos eran como un trozo de papel.

Las piernas de Bastian estaban incrustadas en el suelo. Los cascos del toro también se detuvieron.

Debía quedar claro quién fue el vencedor al comparar la fuerza entre la pierna de dos humanos y cuatro cascos de hierro.

Bastian de repente gritó.

 

"¡Se obediente y álzate! ¡¡Ve!! ¡Y come! ¡¡Tu hierba!!"

 

Él derramó fuerza en sus dos manos que estaban agarrando los cuernos. De eso se oyó un sonido.

El toro también gemía vagamente. Bastian apretó los cuernos.

 

"¡¡Toryaa!!"

 

Las piernas delanteras se deslizaron. El suelo tembló.

 

"......... Esto no puede ser real."

 

Elise se puso pálida al ver esto.

La barbilla del toro estaba presionada contra el suelo, como un gato o un perro acostado... El toro que era varias veces el tamaño de un humano estaba agotado.

 

"Ha, hace mucho tiempo que no experimento este tipo de cosas. Ahora me duelen las palmas de las manos."

"Espera... ... Bastian, ¿estás herido?"

"Ahh, porque estoy escribiendo una obra maestra, mis dedos están bien, así que no te preocupes."

"... ... Qué chocante... ... Incluso si lo veo con mis ojos... ... todavía soy incapaz de creerlo."

"¿Estás diciendo sobre mi trabajo? Ah, lo siento por eso."

"Debes ser un idiota."

 

El dueño del toro vino y le agradeció.

 

"¡Ah, lo siento de verdad! ¿¡Estás bien!?"

"Sí."

 

Elise asintió.

 

"¡Eso es genial! Será malo si los hijos de los nobles fueran heridos. Ah, para que se agite después de ser picado por una abeja. Es una suerte que se detuviera en el momento crítico".

 

"Es realmente normal si uno piensa de esa manera."

 

Elise suspiró de nuevo.

Los estudiantes en ese lugar tenían un aspecto de "es una suerte que el toro se detuvo".

Bastian guardó silencio y no dijo nada.

El dueño tiró de las riendas del toro y lo llevó lejos.

 

Justo cuando estaba mirando hacia su figura alejándose—

 

"¿¡Ahh!?"

 

La conmoción atrajo a una gran multitud. El libro negro de Bastian tenía muchas huellas de pisadas en él.

Lágrimas cayeron.

 

"Uuh... ... Mi futura obra maestra... ..."

"¿E, eso, Bastian?"

"¿Qué? Lo diré primero, pero todavía estoy practicando el autógrafo."

"... Ah... ... No es nada."

"Como he dicho, ¿qué es?"

"Eres un idiota, un idiota, un idiota más allá de la esperanza."

"¿¡Tienes que decirlo 3 veces!? Soy tan desafortunado hoy, siendo blanco en la clase, mi libro fue aplastado por el toro, e incluso fui llamado un idiota 3 veces... ..."

"Tal vez eso es realmente cierto...... Fufu."

 

La mejilla de la chica se enrojeció mientras miraba al chico que estaba a su lado. A la mañana siguiente.

Elise Archibald desapareció de la escuela. Sin despedirse de nadie.