Haken no Kouki Altina Capítulo 13: Duelo bajo la luna




Manual




La capital imperial Versalles era una ciudad sin muros.

Situada en una cuenca ligeramente elevada, había amplias y hermosas calles. Mirando hacia abajo desde la cima de la colina, se podía ver todo el hermoso paisaje sin obstáculos.

 

En el corazón de la ciudad estaba el Palacio Imperial Le Brane.

 

Desde la vista de arriba, el diseño del palacio era dibujado por una gran cruz con rutas bien organizadas, dividiéndolo en cuatro esquinas con cuatro patios pequeños al norte, sur, este y oeste y un jardín en el centro.

 

El palacio era no sólo la residencia para la realeza, sino que también era la jefatura donde los asuntos militares y domésticos eran manejados.

 

Alrededor del palacio se encontraban las haciendas privadas de los nobles, sin importar aquellos que tenían territorios cercanos o aquellos situados lejos.

 

Como no había muros o puertas para separar el distrito, se podían ver centinelas por todas partes. Si algún plebeyo estuviera a menos de 10 pasos de los límites, sería detenido por los guardias armados e interrogado.

 

En el camino frente al palacio, los Caballeros de los Lobos Blancos avanzaban lentamente por una calle.

 

Las calles estaban llenas de gente.

 

La capital estaba llena de un ambiente de fiesta, ya que mañana sería el aniversario de la fundación del Imperio. El festival comenzó desde la mañana tal y como las tiendas se establecieron a lo largo de las calles

 

Sin embargo, había mucha gente. Regis miró a su alrededor.

 

“... ¿Por qué hay tanta gente?”

“Se reunieron porque querían echarle un vistazo a la princesa Marie Quatre, algunos también se reunieron para mirar a Latreille. Después de todo, hoy es un día especial”.

“Cierto, la princesa dejó la capital el año pasado en esta fecha.”

“Si bien eso es cierto, la razón principal es porque la joven princesa tomó el famoso e inexpugnable Fuerte Volks, eso obviamente despertó los intereses del pueblo”.

“Ahhh... ya veo.”

 

En la capital, había muchas familias ricas, pero el número de personas que llegaban debido a la admiración a la realeza o los nobles no eran la minoría.

Con la joven y hermosa princesa convirtiéndose en un héroe, no era extraño que la gente se reuniera.

Al ver la situación, Regis comprendió por qué Latreille querría poner a Altina a su lado.

Regis sacó la cabeza por la ventana, mirando a Altina quien estaba delante.

 

Altina, quien avanzaba lentamente mientras montaba el caballo, mantenía una cara recta mientras era rodeada de seguidores de sus enemigos políticos.

Debido a esto, la gente podía sentir un aura majestuosa a su alrededor.

Sin embargo, a lo largo del camino, había algunos niños que seguían gritando “Princesa Marie Quatre” mientras agitaban las manos.

Regis temía que Altina mostrara su disgusto abiertamente o formulara comentarios desagradables, pero ese miedo parecía ser injustificado.

A medida que los civiles se reunían, la atmósfera aumentaba en tensión.

De repente, Altina, quien mantenía una cara recta sonrió y saludó a los civiles. Al ver esto, la multitud comenzó a animar.

 

“¡Larga vida a Marie Quatre!”

“¡Viva el Emperador!”

 

Alguien empezó a tocar música y la multitud comenzó a cantar canciones alabando al Imperio.

 

Viendo la sonrisa de Altina, Regis sintió que era la primera vez que la veía así. Mientras viajaban, una voz femenina llegó a los oídos de Regis.

 

“¿¡Regis!?”

“¿Eh?”

 

Regis se giró y miró

 

El carro avanzaba lentamente, aun así, podía sentir la velocidad, Regis se giró y miró a la multitud

 

Entre la gente, vio a una mujer familiar. Aunque quería llamar su nombre,

Pero el carruaje ya se movía, causando que Regis la perdiera. Regis se dio la vuelta y miró hacia atrás.

 

-- Ha pasado tanto tiempo desde la última vez que nos vimos, te ves bien, Carol.

 

En este momento, Regis sintió que realmente había regresado a la capital.

Se abrió la magnífica puerta, permitiendo que el carruaje avanzara hacia el palacio Le Brane

Los Caballeros de los Lobos Blancos que seguían el carruaje no pasaron por la puerta.

Del mismo modo, Abidal Evra y el resto que viajaban juntos desde el Fuerte Volks se detuvieron en la puerta. Eric fue el único guardia que acompañó a Altina.

 

El carruaje avanzó lentamente hacia la plaza del palacio y se detuvo allí.

 

En el lado de Latreille, Latreille, Germain y los caballeros eran 6 en total, mientras que en el lado de Altina, había 4 personas, Regis, Altina, Clarisse y Eric.

 

Esta fue la primera vez que Regis vio el interior del palacio. Sintió que era un lugar maravilloso y miró a su alrededor.

 

Los azulejos de color crema de la plaza estaban grabados con detalles exquisitos.

Los detalles de los azulejos eran en realidad guardias imperiales sosteniendo mosquetes usando una sola mano.

Regis sólo había oído hablar de ellos en historias; esta fue la primera vez que los veía.

 

“... Que increíble…”

“Haa ~ finalmente llegamos.”

 

Altina, quien nació y creció aquí, estaba más relajada que cuando estaba rodeada de gente.

Dejando a un lado el atuendo de Altina, la forma en que ella desmontó fue suficiente para que el caballo se estremeciera.

 

“Te lo agradezco, Latreille... ya sea por el caballo o la bienvenida. De hecho, si todavía estuviera montando en el carro, podría ser imposible avanzar bajo los ojos del público, podríamos incluso ser objetivo de burlas infames por tal razón”.

 

Latreille luego desmontó de su caballo.

 

“Bueno, me alegro de que estés satisfecha con esto.”

“Sin embargo--”

 

Altina miró a Latrille.

 

“--No confío en ti.”

“Oh, ¿eso es así? Supongo que no se le puede hacer nada, aunque hice algunas cosas, sé que un caballo no es suficiente como compensación. Entonces, te veré más tarde durante la cena.”

 

Latreille agitaba y mostraba una sonrisa solitaria mientras se movía hacia las escaleras, cuando giró la cabeza hacia atrás, reveló una mirada de desprecio.

 

“Definitivamente hay algo malo.”

“... ¿Está bien, Su Alteza?”

“Esos ojos, definitivamente está planeando algo.”

“Eso es evidente, él puede estar parado contra enemigos políticos fuertes, así que la manera en la que actúa es normal.”

“Sé más valiente, Regis, es absolutamente necesario que hagas algo.”

“A partir de mañana es el aniversario de la fundación del Imperio de 3 días de largo, si nada sucede durante este período de tiempo, mi papel será de simplemente disfrutar de estos 3 días”.

“¿Por qué parece que has encontrado una rana en mi bolso?”

 “... Si realmente hay una rana, espero que esté viva.”

 

El personal del palacio apareció y procedió a quitar el equipaje del carruaje. Finalmente, podrían tomar un descanso.

Altina, quien recibió un apoyo frío en el palacio, fue a su habitación a descansar después de prepararse.

 

Siguiendo a Altina que pasó por la entrada estaba Clarisse, incluso Eric, como se esperaba del hijo de Blanchard, tenía una mirada honesta.

Sin embargo, Regis se sentía como si no se suponía que estuviera aquí, siguiéndolo cuidadosamente.

 

El palacio era como un museo de arte ya que había muchas piezas de arte, incluso el palacio en sí parecía una pieza de arte. Por otra parte, había muchas escenas que aparecieron solamente en historias que se podían ver aquí.

 

--Oh ~ ¿No fue este el pilar que se describe “Love Thief of the Imperial Court”? Ese corredor debería estar donde ocurrió la “pelea uno a uno” mencionada en la “Legend of the hero Alfred”.

 

“... Qué maravilloso... ¿Podría ser este el paraíso?”

 

Dentro del palacio, aparte de algunos empleados, la mayoría eran nobles. Los nobles levantaron la frente cuando vieron a Altina.

Altina pensó que los nobles le dirían algo desagradable, pero parece que nadie se atrevió a hacerlo.

 

Lo que los dejaba sin palabras no era sólo la Grand Tonnerre Quatre, que Altina llevaba sin ningún problema.

Más bien, no sólo se rumoreaba que esta princesa había derrotado al héroe Jerome, sino que también había pacificado a los bárbaros y capturado el impenetrable fuerte Volks. Ella era el comandante que logró estas proezas imposibles.

 

Aparte de todos estos rumores...

 

Los nobles de la capital imperial reconocieron que no podían mirar hacia abajo a los soldados.

 

“Parece que hay algo más que agradecerle a Latreille.”

“¿Qué ocurre, Su Alteza?”

“Después de que me uní al ejército, el palacio se hizo más tranquilo.”

“Ya veo.”

 

Sin embargo, esto hizo que los pensamientos maliciosos dirigidos a ella aumentaran.

 

Incluso sin palabras, Regis pudo decir que los nobles los miraban como si fueran demonios. Regis estiró un poco la espalda y pensó...

 

-- Así que este fue el ambiente en el que Altina creció.

 

Cuando se enteró por primera vez de esto de Altina, Regis pensó que era increíble. Sin embargo, después de ver esto, entendió lo que Altina quería decir.

 

Como miembro de la realeza, Altina no estaba satisfecha con el sistema actual de Belgaria. Preocuparse por la gente era una buena cosa, pero ¿este sentimiento sólo se produjo debido a que su madre era una plebeya? Regis no podía evitar pensar en esto de vez en cuando.

 

Pero ahora, Regis entendió lo que Altina pensaba.

Este sentimiento que los nobles dirigen hacia los civiles, fuerte y descarado, irrazonable, insultante y odio, era el mejor reflejo de lo que los nobles eran actualmente.

 

“¿No sienten que algo anda mal?”

 

Albergando este sentimiento, Altina comenzó a dudar del sistema de la nobleza. También mostró interés por la política y comenzó a simpatizar con los civiles que habían sufrido. Esta debe ser la forma en que el objetivo de Altina se formó, pensó Regis.

 

Al notar algo extraño con Regis, Altina le preguntó,

 

“¿Viste algo interesante?”

“... ... Eh, erm... Así que aquí fue donde la princesa creció.”

“Sí.”

“... Si pregunto en el palacio, tal vez podría averiguar cosas relacionadas con la princesa.”

 

Altina se sonrojó de repente.

 

“De qué estás hablando, realmente... pero esto también está bien.”

“¿Eh?”

 

De repente, susurró en los oídos de Regis

 

“Eso... Yo, yo debo presentarte a mi padre.”

“Cálmate, Altina. Aunque no entiendo, pero si yo, un civil, accidentalmente ofendo al Emperador, podría ser despedido.”

 

La voz de Regis era lo suficientemente fuerte para que Altina la oyera. La habitación de Altina estaba situada en el centro del lado norte.

La habitación junto a Altina debía ser la habitación de Clarisse...

 

“Es inconveniente si la distancia es demasiado larga, Regis y Eric, se quedarán en la habitación contigua a esta. Clarisse, no te importa quedarte en mi habitación, ¿verdad?”

“Como desee, Su Alteza.”

“Como su guardaespaldas, estoy muy agradecido por su decisión.”

 

Eric también aprobó esta idea.

Durante el viaje, Regis y Eric durmieron juntos con Abidal Evra. Si compartían una habitación, no habría necesidad de preocuparse por la falta de mantas, por lo tanto, no tenían ninguna razón para objetar.

El cielo seguía brillando cuando Altina y el resto llegaron a la casa--

Regis y el resto llegaron al comedor, el personal entonces les dijo que estaban preparando sus comidas.

Sin embargo, Altina sugirió ir a las calles.

 

“¡Vamos a echar un vistazo a la locomotora de vapor!”

 

Mientras Regis y Eric estaban fuera, Clarisse utilizó el tiempo para limpiar la habitación que no había sido utilizada durante mucho tiempo.

 

Altina usó un paño para cubrirse el pelo y salió.

 

Este año, el Imperio de Belgaria estaba construyendo su primer ferrocarril. La locomotora de vapor era de High Britannia, el carril comenzaba desde la capital a la ciudad próxima de Sanc Juhel, una distancia corta como ensayo preliminar.

 

High Britannia era una nación gobernada por una reina. En el pasado, era famosa por su té y cultura. En los últimos años, han comenzado a enfocarse en el avance tecnológico.

Con la gran compra de hojas de té, los dos países cooperaron en el desarrollo de nuevas tecnologías que vinieron desde el este.

High Britannia, una nación mucho más pequeña que Belgaria, sonaba las campanas de advertencia de los sabios que residían dentro del imperio.

 

Con el fin de aprender más sobre el avance tecnológico, los académicos de Belgaria han ido a High Britannia como estudiantes de intercambio. Aun así, ¿era posible incluso ponerse al día?

Regis también sentía que uno debía ser cuidadoso de High Britannia, este sentimiento se intensificó después de que vieron la locomotora de vapor.

Altina tenía una mirada inocente como de costumbre.

 

“¡Qué maravilloso, Regis, esta enorme locomotora negra hace un sonido tan fuerte!”

“... De verdad”

“Quiero intentar montarla una vez.”

“... Tal vez la próxima vez, después de que regreses, puedes sentarte para tantos viajes como quieras.”

 

Esta locomotora nunca antes vista hizo el aniversario uno sin precedentes.

Después de esto, Regis fue a la librería que solía patrocinar y saludó a la dueña de la tienda, Carol.

Más tarde esa noche, Regis y el resto fueron a cenar a La Taverne que Regis frecuentaba en el pasado. Sin embargo, el lugar era realmente uno donde la política era discutida pesadamente.

Empresarios, profesores, académicos se reunían aquí para discutir las noticias recientes.

 

“¡Las reservas nacionales han ido más allá de la línea de fondo, y ni hablemos del dinero requerido para llevar a cabo el matrimonio para las seis concubinas! Antes de eso fue la fiesta de cumpleaños de una concubina y todavía hay un aniversario mañana, qué desperdicio de dinero”.

 

“¡Los impuestos de los plebeyos se usan para pagar los banquetes de los nobles! ¿¡Cómo podemos permitir esto!?”

“¡Esta debe ser una nación libre e igual para todos!”

 

Gritó el joven enérgico mientras apretaba el puño.

Al ver esto, tomó todo el esfuerzo de Regis y el resto estar en la entrada de la tienda. Altina, quien estaba usando un paño para cubrirse el pelo, reveló una mirada de inquietud.

 

Sería problemático si la identidad de Altina se revelara aquí.

 

“Aunque hay una bonita tienda por delante... Creo que es mejor comer en el palacio.”

 

Regis le dijo a Altina y a Eric que regresaran al palacio. Cuando el sol se puso lentamente, regresaron al palacio.

En el noreste del palacio, la escena en la que el personal se preparaba para la cena y el banquete de mañana eran como si fuera un campo de batalla.

A pesar de que los guardias de la puerta vieron a Altina con túnica, no los detuvieron cuando Regis y Eric llevaban su uniforme militar.

 

Dejando las ruidosas calles, pasaron por el jardín real mientras avanzaban hacia el vestíbulo.

Pronto llegaron a una casa en el lado norte.

El marco de la cama era hermoso, las tallas artísticas en la pared y la lámpara con joyas como accesorios colgaban de ella.

Ver esto les impresionó.

Aunque esta habitación fuera la habitación más modesta del palacio.

Altina se quitó la manta, revelando el vestido debajo y el pelo cubierto por la tela. Incluso con su traje anterior, los guardias no la habrían detenido.

Saliendo del pasillo lleno de obras de arte, se dirigieron hacia el centro del palacio.

 

“Mis disculpas, Su Alteza, debido a que te mostré los alrededores, las cosas se pusieron de esta manera...”

“Está bien, esto sucede a menudo cuando salgo. Eric, deberías estar más o menos acostumbrado.”

“Por supuesto. Aun así, estoy un poco nervioso.”

 

Recordando la escena de antes, Eric no pudo evitar temblar.

 

“¿Eh? ¿Ese es? ...”

 

Mirando al frente del pasillo, la mano de Altina llegó hasta su cintura, pero no había nada allí.

 

La Grand Tonnerre Quatre era demasiado grande, por lo que una espada larga usualmente estaba equipada. Sin embargo, sería demasiado sorprendente si la llevaba a las calles, por lo tanto, Altina no tenía nada con ella.

 

Al ver a Altina detener su acción, Eric agarró la empuñadura de su espada, dando un paso adelante para cubrir a Regis y Altina con su cuerpo.

 

“¿Eh? ¿Ese tipo es...?”

 

Acercándose desde el otro lado estaba un hombre de pelo plateado.

Su cuerpo era lo suficientemente delgado como para hacer que la gente sintiera que era una mujer.

Su altura era casi la misma que la de Regis.

Llevaba un uniforme militar sin ninguna medalla decorativa, con él había una decente espada larga con una joya en la empuñadura.

Altina gritó,

 

“¡Auguste!”

 

Al oír su nombre, el joven de pelo negro junto al joven de pelo plateado reaccionó primero.

 

“¿No es esta la princesa Argentina?”

“Ah, ¿Eddie también está aquí? Está bien si me llamas como antes.”

“Eso será genial, no estoy acostumbrado a las conversaciones formales.”

 

Llevaba un uniforme militar negro, en la cintura había una espada larga roja con el nombre completo de Eddie grabado en la empuñadura. De esa manera, Regis sabía quién era.

 

-- Duque Eddie Fabio de Balzac

 

La casa Balzac era conocida por su esgrima, la cabeza de familia de la primera generación era el brazo derecho del Emperador de la Llama. Como prueba de su prestigio, una de las siete espadas fue otorgada al clan.

No había ningún error, la espada en su cintura era la Defendre Sept.

Su abuelo Baltasar era el mentor de Altina en la esgrima. Eddie quería aliviar el estado de ánimo, pero no podía cambiar el hecho de que los dos eran enemigos políticos.

Aun sabiendo que Altina y Auguste eran enemigos políticos, por qué Eddie y Auguste tenían que estar juntos.

Altina puso su mano en el hombro de Regis y dijo:

 

“Déjame presentarlo, este es Regis, mi estratega.”

“Ah... Encantado de conocerte, soy Regis Auric, oficial administrativo de 5to grado.”

“¡Ahhh, he oído hablar de ti! Encantado de conocerte, Regis, puedes llamarme Eddie.”

 

Finalizando sus palabras, alargó la mano para darle un apretón de manos.

 

-- ¿Un duque y un civil dando un apretón de manos?

 

Había un rumor de que el duque era tranquilo, parece que era la verdad.

Por lo tanto, se dieron la mano. Sus manos entreabiertas temblaron un poco.

 

“... Encantado de conocerte.”

“Ah, ¿no me digas que tienes miedo de mí?”

 

El hombre de pelo plateado le dio un codazo a Eddie.

 

“Por supuesto, estúpido.”

“Muy bien, lo siento.”

“Altina... Ha pasado un tiempo.”

“Erm, ¿Eres Auguste?”

“Claro que soy yo.”

 

El primer príncipe, Carlos Liam Auguste de Belgaria, respondió desganadamente. Altina no mostró ningún remordimiento en absoluto.

 

“¿No te has vuelto más pequeño?”

“¿C, cómo es eso posible? Qué irrazonable.”

“Además, tu voz parece más aguda.”

“¿¡Argh!?”

 

Eddie respondió esto por Auguste.

 

“Bueno, Argentina... Después de que Auguste se hubo enfermado, pasaron muchas cosas”.

“Ah, ¿es así? No importa, preguntaré la próxima vez, pero ¿por qué estás junto con él?”

 

Altina señaló el pecho de Eddie con el dedo y dijo. Eddie evitó mirar sus ojos incómodamente.

 

“Actualmente estoy trabajando como guardia de Auguste, ¿no lo sabes?”

“Nunca he oído hablar de esto.”

 

Esta fue la primera vez que Regis oyó hablar de ello también. Había cierta carencia de información en las fronteras, sin embargo, la noticia sobre la quema de la hacienda llegó a ellos.

 

“... Eso me recuerda, ¿te han atacado bandidos?”

 

Regis preguntó y cambió el tema.

Auguste respondió sin vacilar,

 

“Nn, esos tipos fueron contratados por Latreille. El cerebro fue el general de división Baudouin, pero desgraciadamente no se encontró ninguna prueba.”

 

Eddie quedó atónito cuando Auguste dijo eso con confianza. Parecía que la noticia era verdad.

Eddie reveló una cara intrigada y dijo.

 

“Latreille también, despertando tantos problemas realmente me preocupa. No te preocupes, nunca pensé en enviar a un asesino detrás de ti, Argentina.”

“Siento que esto no sucedería mientras estuviéramos en el palacio, así que no te preocupes por eso. En cambio, Eddie, ¿eres capaz de herir a alguien? ¿Has superado tu miedo a la sangre?”

“Ahh, eso, no, matar a alguien no es mi fuerte... ¿No es lo mismo para ti también, Argentina?”

“Yo, lo haré si es necesario.”

 

Regis observó el entorno.

Los nobles que pasaban tenían una mirada curiosa al mirar hacia aquí.

Por un lado, estaba el encerrado Auguste, y por otro lado estaba Altina quien regresaba de las fronteras. La conversación entre los dos era un espectáculo extraño para ellos.

Si tales palabras extremas fueran usadas, podría ser problemático. Si alguien usara las palabras que Auguste dijo en su contra, las cosas podrían ponerse feas.

 

“Su Alteza... La cena está casi lista.”

“Nn, en verdad, me retiraré primero.”

 

Altina también era consciente de la situación.

 

“Hermano mayor, te veré más tarde durante la cena.”

“Nn, ten cuidado.”

 

Auguste asintió con la cabeza.

Los dos lados se pasaron uno al otro.

Eric miró la parte de atrás de Auguste por un rato antes de que él persiguiera a Regis y Altina.

 

“Mis disculpas.”

“... ¿Sucedió algo?”

“Ah, no, sólo... Nada en absoluto.”

 

Altina fue a cenar.

Como el banquete no había comenzado todavía, los nobles todavía llevaban su traje habitual, que era una capa flotante con un fajín atado a la cintura.

La cena de Regis, Clarisse y Eric fue traída a la habitación por el personal, ya que tenían la intención de terminar su comida antes de que Altina regresara.

Regis fue sorprendido incluso con los aperitivos que se servían era carne de lujo.

 

“Esto... Está bien comer esto, ¿verdad?”

“Dejando de lado a Regis, tú eres un noble, Eric, ¿por qué estás diciendo eso?”

 

Fue lo que contestó Clarisse.

¿Hm? Regis sintió que el estado de ánimo de Clarisse había cambiado. Cuando había otros alrededor, Clarisse tiende a permanecer en silencio...

Tal vez debido a trabajar juntos durante bastante tiempo, Clarisse parecía haberse abierto a Eric.

Eric, quien había sido reprendido, se puso rojo.

 

“La casa del Barón Blanchard tiene poco poder en el palacio.”

“... Como subordinada de la princesa, ¿cómo puedes actuar así? Para las personas con un estatus más bajo, no serán servidos tales platos de lujo.”

 

Hablando de eso, estos platos eran obviamente platillos finos.

Como tecnologías marinas avanzadas en los últimos años, la pimienta que era un bien de lujo fue generosamente utilizada.

Después de eso, silenciosamente disfrutaron de su comida. De repente, llamaron a la puerta.

 

“¿Quién está ahí? ¿No me digas que todavía hay más?”

 

Al mismo tiempo que Regis hablaba, Clarisse fue a abrir la puerta, mientras Eric agarró la empuñadura de su espada.

Altina entró corriendo después de que la puerta se abrió.

 

“¡Regis!”

“¿¡Eh, su Alteza!?”

“¡Está bien si me hablas como siempre!”

 

Regis casi se cayó de su silla mientras Altina le golpeaba ligeramente el hombro. Altina entonces procedió a sentarse en la parte vacía del asiento.

Regis y Altina compartían una silla.

 

“¿S, sí?”

“Ah ~ ¿Qué, no te gusta?”

“Erm, no se trata de eso...... su Alteza”

“¡No está bien! ¿No lo hiciste con Eric también? ¿Entonces, por qué no puedes hacerlo conmigo?”

 

Eric se confundió cuando se mencionó su nombre. No hizo nada malo, así que debía haber alguna razón para esto.

Parece que tratar de ocultar su relación con Altina era imposible.

 

“Ha... Eso... El hecho es que sería preocupante si Eric lo malentiende...”

“¡No estoy acostumbrada a las conversaciones formales! Por lo tanto, debes llamarme como de costumbre, Regis.”

“... Afectará la moral del ejército si los rumores de esto se extienden, por lo tanto, hay una necesidad de ser formal. También es mi deber como estratega ser formal al hablar con Su Alteza”.

“¡Realmente! ¡¡Te ordeno que te me dirijas como antes ~! ~!”

“Argh... Eso... Al, Altina.”

“Ehehe”

 

El rostro de Altina se sonrojó en un instante.

La expresión de Eric cambió instantáneamente y reveló una mirada de shock.

 

“Es, eso significa... Regis y la princesa... Así que esto es lo que ellos llaman amor que trasciende el estatus social.”

“No es eso.”

 

Regis respondió sin ninguna vacilación, Altina luego apretó lentamente a Regis fuera de la silla con su trasero.

 

“... ¿Qué sucede, Altina?”

“Pienso que la silla es muy cómoda, ¿por qué no te sientas en el balcón y disfrutas del viento refrescante?”

“... Si es posible, me gustaría terminar mi comida en la habitación. El clima sigue siendo frío, no me interesan las aficiones de los nobles.”

 

¿Por qué de repente se enojó? Regis sacudió su cerebro por la razón. Regis no tuvo más remedio que encontrar otra silla para sentarse.

 

Clarisse procedió a limpiar los utensilios utilizados por Regis y preparó un nuevo conjunto de utensilios para Altina.

 

“Su Alteza, esto es inevitable ya que estamos hablando de Regis aquí”

“¡Tienes razón! ¡Realmente, todo es culpa de Regis!”

“... Erm, ¿hice algo mal?”

 

Eric estaba riéndose secretamente a un lado. Su expresión de antes era diferente como si él viera el infierno, pero ahora su cara mostró una sonrisa genuina.

 

“Esto se siente como una relación de hermanos, estoy aliviado.”

“La relación entre Altina y yo sólo puede ser la de un comandante y su estratega... En cualquier caso, será problemático si se extienden rumores extraños, así que espero que puedas mantener esto en secreto”.

“Nn, lo entiendo. Lo juro por mi honor.”

 

Eric sacó su espada mientras decía eso, y la envainó después. Esto era un juramento de caballero.

 

“Gracias-- De regreso al tema, Altina, ¿por qué volviste tan rápido? ¿No has cenado?”

 

Se suponía que era una cena de reunión para la realeza.

 

“¡Es cierto! ¡Escúchame, Regis!”

“¿Has oído alguna noticia?”

“¡¡Padre se casó con otra concubina!!”

“... Parece que la ceremonia de bodas fue cuando estábamos sitiando el Fuerte Volks... Oí que la sexta concubina tiene sólo 15 años”.

 

Significaba que la 6ª concubina, despreciando al primer príncipe y segundo príncipe, era más joven que el tercer príncipe Bastian y tenía aproximadamente la misma edad que Altina.

 

Las esposas que eran más jóvenes que los hijos eran comunes entre los nobles y la realeza.

 

“¡Esa 6ta concubina estaba sentada al lado de Padre durante la cena! Ella está actuando como si fuera la esposa principal.”

“Esto es problemático... la sexta concubina es una princesa de Estaburg, lo que significa que ella es la princesa del país vecino. Con tal estatus, puede ser más presumida que las hijas de los nobles.”

“¡Hay rumores de que la nueva concubina es muy fría hacia los demás! La relación entre la reina y ella no parece buena.”

“Esto realmente parece serio...”

“¡Es por eso! Antes del aperitivo, salí con una excusa de querer beber jugo, así que me escabullí.”

“¡Qué insociable!”

“¡No no no! Absolutamente no volveré allí, no quiero ser testigo de esa situación”

“... No puedo evitarlo... Sin embargo, debes asistir al banquete de mañana.”

¡No ~!

“... Altina, Abidal Evra y el resto terminaron su trabajo como guardias. Ahora, también deberías cumplir con tu deber.”

“Ah, nn, entiendo, solo estaba bromeando ahora... ¡Seré responsable de mis cosas hasta el final, pero no hoy!”

“... El espectáculo comienza mañana, así que descansa bien esta noche. Después de todo, el largo viaje ha afectado al cuerpo.”

“Es cierto.”

 

Altina tomo sus cubiertos.

 

“Ha ~, no sé por qué, pero siento hambre después de sentirme aliviada. Ah ~ La comida parece sabrosa.”

“... Comamos juntos entonces.”

 

Clarisse y Eric asintieron de acuerdo con Regis.

Después de la cena, Altina y Clarisse regresaron a su habitación.

Aunque aún era demasiado pronto para dormir, se sentían cansadas después del largo viaje.

 

Después de algún tiempo –

 

Alguien llamó a la puerta.

Parece que hubo muchos invitados esta noche. Esta vez. Fue Eric quien fue a abrir la puerta.

 

“¿Puedo preguntar quién es?”

“Soy Clarisse, el té está listo.”

“Ah, perdóname.”

 

Eric abrió la puerta, permitiendo a Clarisse entrar. Clarisse entonces puso el té sobre la mesa.

Regis estaba leyendo con ropa de dormir. Cuando vio que Clarisse le traía el té, él asintió con la cabeza para darle las gracias.

 

“Gracias, Clarisse, me sentía algo sediento.”

“De nada, el té sabe mejor cuando todo el mundo está alrededor”.

“Ya veo... ¿Dónde está Altina? ¿Vendrá más tarde o se habrá dormido?”

“Su Alteza no está en la habitación.”

“¿Eh? ¿Qué pasó?”

“Justo ahora, Latreille le envió un mensaje a Altina. Después de leerlo, salió a toda prisa después de arreglar su ropa.”

“... ¡¿¡¿Qué?!?!”

“¿S, sabes a dónde fue?”

 

No sólo Regis, incluso Eric estaba horrorizado después de escuchar esto.

 

“Llevaba un abrigo, así que supongo que fue al palacio.”

“¡¡Por qué dejaste...!!

 

El agitado Eric tragó las palabras que casi salieron.

 

Clarisse no era una ayudante ni un guardia, sino una sirvienta. Sin embargo, le contó el secreto de su amo a los demás. Esto debería ser una desgracia como sirvienta, pero ella todavía vino aquí.

 

Regis posó su libro sobre la mesa y se puso de pie.

 

“Gracias, Clarisse.”

“No hay necesidad de dar las gracias, la princesa no dijo que no podía contarle a los demás.”

 

Originalmente, uno debería haber guardado silencio sobre ello, Clarisse estaba sólo usando una excusa para decírnoslo.

Eric caminó hacia la puerta después de escuchar.

 

“En cualquier caso, yo iré y comprobaré primero.”

 

Su fuerte sentido de responsabilidad lo hizo mostrar una cara determinada.

 

“Cálmate, Eric. Aunque encontrar a Altina es importante, no se puede ser imprudente en el palacio. Si causas problemas aquí, la posición de la princesa se verá afectada.”

“Ah… entiendo.”

 

Se arregló la ropa y salió después de saludar.

Regis también cambió rápidamente su uniforme militar.

Aunque había una mujer en la habitación, él no tenía el lujo de preocuparse por ello durante una situación así.

 

“... ¿Altina llevó su espada consigo?”

“Sí.”

“Si ese es el caso, ella debería destacar... A menos que fuera hacia algún lugar antes de que la gente la notara... y ese lugar estuviera desierto.”

“¿Conoces un lugar así, Regis?”

“... Bueno, de los muchos registros de los acontecimientos en el palacio, uno de ellos se desvía ampliamente de la distribución real del lugar y fue ampliamente criticado. Hay muchos detalles del palacio escrito en los libros, escritos por los nobles que visitaron el palacio numerosas veces.”

“Estoy muy preocupada ahora...”

“Tengo una idea de lo que está sucediendo. Estate tranquila, no traicionaste a Altina. Ella no te impidió hablar con los demás.”

“Estoy muy preocupada”.

“... Eso es cierto, a pesar de que Latreille actúa como un caballero, Altina podría estar en peligro sin ningún guardia.”

“No, no hay necesidad de preocuparse por la princesa.”

“¿Huh?”

“Me preocupa que no pueda protegerte si vas a buscarla.”

“... Ah, erm, debería estar bien si gritara pidiendo ayuda.”

“Así es, en ese caso, la princesa podrá ir a salvarte.”

“Ja, jaja... estoy aliviado.”

 

Debido a que Regis entro en pánico, su mente no estaba funcionando. Sin embargo, gracias a Clarisse, logró calmarse.

A diferencia de Eric que fue entrenado, Regis sólo sería una carga si entrara en pánico.

Por lo tanto, era una necesidad para él calmarse. Regis buscó en el estante de su cerebro.

 

“... Una situación similar fue escrita en ‘Un beso en la oscuridad’, escrito por el Barón Vigeville.”

“Qué libro tan lascivo.”

“E, e, eso no es lo que crees que es ¿¡sabes!?”

 

Regis soltó las palabras sin darse cuenta de que estaba un poco vergonzoso.

De hecho, el libro contenía muchas escenas de citas, pero el género era de misterio.

Si no fuera por la última escena del palacio flotando en el cielo, habría sido una obra maestra. Eso fue lo que Regis pensó cuando lo leyó.

 

“Me voy ahora”

“Regis, la princesa no perderá contra nadie mientras sostenga su espada. Sin embargo, ella es ingenua e inocente, por lo que es fácilmente engañada. A menos que los pensamientos maliciosos sean obvios, la princesa no se dará cuenta.”

“... Es verdad.”

“Por eso es bueno mentirle de vez en cuando.”

“¿¡Tú!?”

“Estoy bromeando, pero alguien por ahí podría hacer eso, así que necesitas protegerla.”

“... Nn... Tal vez la primera persona a tener cuidado deberías ser tú.”

“Jeje, estoy deseando que llegue”.

“Eres muy difícil de manejar.”

 

Regis salió de la habitación después de saludar a Clarisse.

El palacio era más grande que las calles, por lo que la posibilidad de encontrar a Altina era baja si buscaba al azar.

 

Latreille seleccionaría algún lugar que estuviera desierto cuidadosamente. Si eso es así, las obras de literatura entretenida que representan la vida en el palacio serían una buena referencia.

 

Regis abrió silenciosamente una pequeña abertura de la puerta de la habitación de Prometheus.

 

La construcción del palacio era una serie de edificios que se extienden en las cuatro direcciones, formando una cruz. La habitación de Altina estaba situada en el centro norte mientras que la de Auguste estaba cerca del frente del palacio. La puerta al exterior era la salida común utilizada en el día situado en la parte noreste del palacio.

 

La habitación estaba situada en la parte norte, pero daba al patio en el noroeste.

 

Había un jardín en el patio, que estaba a la sombra de un bosque. Por lo tanto, estaba desierto durante el invierno debido a la temperatura fría, sólo durante el verano alguien lo usaría. En este momento todavía era el comienzo del frío de la primavera, la gente no vendría aquí normalmente, por lo tanto, era el mejor lugar para una reunión secreta.

 

La gran ventana del patio estaba abierta.

Las cortinas de encaje se balanceaban en el viento.

Una muchacha pelirroja que llevaba un uniforme verde y que llevaba una espada enorme estaba parada allí.

 

--Como esperaba

 

Regis agradeció desde el fondo de su corazón

 

-- ¡¡Estoy muy agradecido a ti, Baron Vigeville!! ¡Definitivamente voy a comprar tu próximo trabajo, incluso si la capital fuera a flotar en el cielo! No, lo compraré sin importar que es lo que flote en el cielo.

En cualquier caso, sería problemático si los guardias que patrullaban me atraparan escuchando mientras permanezco en este corredor.

 

Regis entró a hurtadillas en la habitación sin llamar la atención.

 

Soy muy ágil para un ratón de biblioteca que lee en la cama todo el día, pensó Regis.

 

Regis se pegó a la pared de la habitación oscura, estirando los oídos para escuchar la conversación.

 

Sería bueno si fuera sólo una charla ociosa...

 

Regis escuchó la conversación entre Altina y Latreille.

 

“Bueno... También hay este tipo de cosa.”

“Bueno... Parece que has cambiado.”

“En ese caso, tú también... Por ejemplo, lo que acabas de decir suena como un anciano”.

“¿¿¡Anciano!??... Para convertirme en el próximo emperador, me entrené con esmero...”

“¡No suena como eso! De regreso al tema, ¿de qué quieres hablar con la excusa de recordar nuestro pasado?”

“Nn, ya estás en la edad para entender tales asuntos...”

“Por supuesto, pronto cumpliré quince años.”

“Mi meta no es solo obtener esta nación. ¿Ahora mismo, nuestra nación podrá conseguir la victoria si una guerra estalla? Los civiles que están oprimidos están a punto de colapsar, si eso ocurre, el frente de guerra se verá afectado”.

“¿De verdad?”

 

Altina gritó sorprendida.

 

“¿Hay algo mal?”

“Para que Latreille comprendiera los dolores de los ciudadanos, eso me sorprendió.”

“No soy tan tonto, si sólo apoyo a los nobles, más y más gente querrá rebelarse. Eventualmente, esta nación se derrumbará. Aunque tenemos cientos de miles de soldados, los civiles son mucho más numerosos que ellos”.

“¡Eso es cierto! La paciencia de los civiles es limitada, debemos detener la opresión de los nobles”.

“El derroche está estrictamente prohibido.”

 

Latreille asintió con la cabeza bajo la luz de la luna. El rostro de Altina se iluminó al ver esta situación.

No había nada mejor que si los ideales de Latreille estuvieran alineados con ella.

Si no fuera por ese incidente de envenenamiento, Latreille sería el más cercano a convertirse en el emperador.

 

“¡Yo también lo creo! Los nobles deben detener sus comportamientos extravagantes y detener la guerra protegiendo lugares vulnerables a los ataques”.

“Es imposible detener la guerra.”

“¿Eh? ¿Por qué?”

“¿Sabes cuántas personas quedarán sin trabajo si la guerra se detiene?... No serán sólo soldados, instructores, oficiales de transporte, fabricantes de armas, así como obreros... Es necesario mantener la escala de la guerra en todo el imperio de manera uniforme. Es por eso que se harán más frentes de guerra”.

“¡C, ¡cómo puede ser esto!”

 

La agitada Altina gritó.

Latreille examinó los alrededores.

La noche antes del aniversario, las calles y el palacio estaban llenos de risas y música, por lo tanto, nadie se preocuparía por esta pequeña conmoción.

 

“Latreille, ¿no te parece extraño?”

“La economía y la guerra de esta nación son inseparables. Si los nobles dejan de comportarse extravagantemente ahora, los civiles comenzarán a relajarse. Eso significará que los fondos para la guerra serán limitados, pero la guerra no se detendrá, ¿entiendes?”

“¡Pero la guerra hará que mueran muchas personas!”

“¿Entonces está bien tener más de 300 mil personas desempleadas?”

“Cómo puede ser esto…”

“Escúchame Altina, nuestra nación no puede sobrevivir por mucho tiempo así. En este momento crítico, necesitamos trabajar juntos. No soy capaz de contener a los nobles, aunque tengo el control de los militares, perdí el apoyo del vasallo más cercano del Emperador. Muy pronto, podría ser reemplazado.”

“¿El vasallo más cercano de padre? ¿El primer ministro?”

“Así es. El gran chambelán sería el siguiente, especialmente aquellos seniles grandes nobles amigos de él sin posición, pero frecuentemente aparecen en los acontecimientos. Mis partidarios dijeron que, si el emperador cambia de opinión, fácilmente perdería mi posición.”

“Incluso padre no haría ese tipo de cosas ¿no? Por otra parte, Latreille, ¿no eres tú el Comandante del ejército? ¿Quién te reemplazará para dirigir al ejército?”

“Hay muchos que codician mi posición. Si obtuvieran el puesto de comandante en jefe, pueden obtener los derechos de herencia mediante el matrimonio.”

“¿Eh? ¿Eso es así?”

“...”

 

Regis también sabía esto.

Si la familia real sólo llevaba princesas, aparte de ser emperatriz...

Normalmente, el hombre más destacado era elegido -- el de más alto rango en el ejército como su yerno, hubo casos en que se convirtieron en el emperador también.

 

El primer comandante del ejército que no era el comandante en jefe fue elegido en ese tiempo.

 

Después de eso, cuando su hijo tenía quince años y recibía los derechos de herencia. Al tener linaje real inyectado en su familia con la mayoría de edad de su hijo, el yerno gobernó a la nación como regente en el lugar del emperador.

 

No importa qué, Auguste se enfermaba fácilmente. Si esa persona reemplaza a Latreille como el comandante, tiene una alta probabilidad de heredar el trono.

 

“Al final, mi autoridad para mandar al ejército es justamente solo eso.”

 

¿Cómo es que la autoridad para mandar un ejército que se numera en cien mil no es suficiente? Pensó Regis... Sin embargo, era cierto que el simple mando del ejército no era suficiente para contener a los nobles ni era suficiente para cambiar la nación.

 

El único que podía hacer esto era el emperador. Altina pareció comprender algo y habló.

 

“Entonces, ¿quién es el que se casará? ¿¡Soy yo!?”

“Por supuesto, eres la hija mayor del emperador, después de todo, Altina.”

“Argh...”

 

Incluso como la reina, con alguien que era militarista y con hambre de poder como emperador, será imposible detener la guerra. Al final, es un futuro que Altina no quería que ocurriría.

 

“La hermana de Auguste podría unirse a este juego de tronos más tarde. Tiene una constitución más débil que su hermano mayor y parece estar bajo tratamiento médico en la casa de sus padres”.

“¿Felicia? De alguna manera, no la recuerdo en absoluto, porque no jugaba ni me asociaba mucho con ella.”

“...... Eso es porque para entonces ella tenía la fuerza de un niño normal. Para ella jugar en algo como montar toros era imposible.”

“Si ese es el criterio, sólo Bastian podría unirse a este juego. Puedo perseguir a los ‘toros’ en su pluma sin ningún problema entonces.”

 

De repente, Altina se ahogó en sus pensamientos.

 

“Felicia... Felicia... Pelo plateado... ¿¡No puede ser!?”

 

Latreille de repente entrecerró los ojos.

 

“Esta nación, si queremos cambiar la dirección a la que se está dirigiendo, necesito ser el emperador”.

“Bueno, hermano mayor, puedo entender tu manera de pensar.”

“... ¿Huh?”

“¿Hm? ¿Qué pasa?”

“Ah, no, nada en absoluto. Es que hace mucho que no te me habías dirigido de esa manera.”

“¿Hmm? Oh, ¿no estamos recordando el pasado? Se hizo así sin que me diera cuenta. Llamarte Latreille es suficiente, sí, Latreille es suficiente.”

 

Bleh ~ Altina sacó la lengua.

Sólo Altina era lo suficientemente audaz para tener este tipo de actitud hacia el segundo príncipe de esta nación, que también era el comandante del ejército.

 

“Ahh... Las palabras que se deben decir a la princesa Argentina... La situación ahora es diferente de hace medio año. Hay dos facciones en este momento, una apoyando a Auguste mientras que la otra me apoya, ¿sabes esto?”

“Para decidir al nuevo emperador con esto, ¿cómo es eso posible?”

“¿Estás pensando en dejar que alguien sin apoyo se convierta en el emperador?”

“Ambos lados no son confiables de todos modos.”

 

Latreille oyó eso y asintió con la cabeza.

Altina parecía no entender completamente las facciones, pero Regis lo entendió. Sin embargo, no estaba seguro de la situación reciente.

 

“Ya sea en el ejército o entre los nobles, hay algunos que son neutrales. Entre ellos, están empezando a formar una tercera facción, sólo que aún no lo han declarado.”

“¿¡Huh!?”

“Auguste es enfermizo mientras hay rumores poco favorables sobre mí... Aparte de esos, no hay noticias sobre otra facción.”

“¿Qué hay de Bastian?”

“Hace unos tres meses, en el año nuevo, fue a High Britannia como estudiante de intercambio”.

“Arg... Él escapó.”

“Porque la lucha por la herencia puede ser aterradora. Tiene miedo de estar envuelto. ¿Ese hermano salvaje e ignorante, estar en una nación vecina que es estricta en la etiqueta no le causa ningún malestar?”

“Creo que siente que estará a salvo mientras no esté involucrado en la lucha por el poder. De esa manera, cree que puede volver vivo”.

“... ¿Es así?”

“Solía decir que trataría de evitar cosas como esta”.

 

La gente normalmente tomaba eso como una broma. Se puede utilizar para conversaciones libres. Con una mirada seria, Latreille dijo.

 

“En cualquier caso, la tercera facción no puede ser ignorada, Argentina, si te unes a mis partidarios, debería ser suficiente para decidir quién heredará el trono. Después de todo, tengo a la mayoría de los seguidores del emperador a mi lado.”

“¿Así que?”

“Sé mi esposa, Argentina.” “

... ... ... ... ¡¿¡¿Huh?!?!”

 

Altina mantuvo una mirada sorprendida después de escucharlo.

Incluso Regis casi quería gritar por la sorpresa, pero él usó su mano para taparse la boca con fuerza.

La propuesta de Latreille fue realmente inesperada.

Antes de esto, Regis alguna vez pensó en hacer que Altina se casara con el enfermizo Auguste para lograr su objetivo y cambiar la nación, pero la idea fue descartada.

Por lo tanto, no debería sorprenderse de haber pensado en esto.

 

-- Así que la razón para colocar a Altina de su lado fue por esto.

 

Eso significaba obtener el poder de la tercera facción a través de Altina

 

Altina haciéndose famosa también fue debido a las acciones de la facción de Latreille.

 

El renombre de Altina no debía de haberse levantado tan rápidamente incluso teniendo en cuenta que ella tomó el inexpugnable Fuerte Volks. Regis ahora sabía la razón de la disonancia que sentía.

 

Además, el Fuerte Volks no era tan importante para Belgaria estratégicamente. Si el Fuerte Volks era un punto estratégico para los enemigos que podrían poner en peligro a la nación, Belgaria usaría de 100 a 200 mil hombres para capturarlo.

 

Todo este incidente es dejar que la gente neutral se reúna bajo el estandarte de Altina para que Latreille pueda hacer uso de ella, no hay ningún error al respecto.

 

Era lo que pensaba Regis.

Bastian quien fue al extranjero como un estudiante de intercambio se fue para escapar.

 

Se suponía que Altina caería en un intento fallido de capturar el Fuerte Volks. Eso haría que los neutrales no tuvieran otra opción más que él.

El primer príncipe no tenía ninguna posición en primer lugar... No importa cuán indeciso era el Emperador, él todavía pasaría el trono a Latreille sin ninguna vacilación.

 

Sin embargo, calculó mal ya que tanto Auguste como Altina no salieron del escenario.

 

Tal vez Latreille estaba muy ansioso ahora mismo.

 

No había tiempo suficiente para eliminar a sus enemigos políticos. Si el Emperador muriera antes de poder obtener los derechos de herencia, Auguste sería coronado como el siguiente emperador según la orden de sucesión.

 

Sin embargo, el emperador actual era todavía lo bastante sano como para casarse con otra concubina. Normalmente, no sería extraño que sucumbiera a su vejez.

 

El equipo de Latreille no tomó los resultados inesperados de Altina como un fracaso, sino que lo convirtieron en una oportunidad para ellos.

Si Argentina aceptara esta propuesta, todo habría terminado. Regis quiso intervenir cuando una risa le impidió hacerlo.

 

“¡Ajajajajaja! ¿Qué estás diciendo, Latreille?”

“...... ¿Huh?”

“Ajaja, suena como una broma de Clarisse.”

“Aunque no sé quién es Clarisse... Pero lo que dije no era una broma. Ambos estamos a favor de esta propuesta”.

“¿Una situación de ganar-ganar? ¿Es esto lo que se debe decir en una propuesta de matrimonio?”

“Aunque es raro tener un matrimonio entre hermanos, no habrá problemas si tenemos el consentimiento de la Iglesia”.

“¿Eso significa que hablas en serio?”

“Por supuesto.”

“Es aún más dudoso si es verdad”.

 

Altina se levantó del asiento y se acercó a Latreille por un momento. Al mismo tiempo, buscó su Grand Tonnerre Quatre.

Removiendo su espada del gancho, Altina lentamente quitó la espada de la vaina y la sostuvo frente a ella verticalmente.

Después de sacar la espada, tiró la vaina y apuntó con la espada a Latreille.

 

“¿Qué estás haciendo?”

“¡No te creo! Diciendo que la guerra es esencial, eso contradice lo que dijo Regis.”

“¿Confías en ese estratega más que en mí?...... Como príncipe, tu hermano y un comandante, ¿estoy incluso más abajo que un simple oficial civil? ¿Es así? Lo que escogiste no es una elección inteligente...”

“Bueno, incluso si Regis no parece confiable...” 

 

Al oír esto, Regis sintió alivio y gratitud hacia ella. El tono de Altina se intensificó gradualmente.

 

“-- ¡Pero él nunca me mentirá! ¡Ni tampoco dirá que hacer la guerra es por el bien de la nación!”

 

Esto era algo que Regis le dijo a Altina cuando todavía estaban en el carro de caballos.

 

Así que siempre has confiado en mí...

 

Latreille bajó su volumen y adoptó un tono para niños y dijo:

 

“No sabe la situación en la que estamos porque no está involucrado en la gestión de la economía, de lo contrario, su opinión cambiaría”.

“¡No me tomes por tonta! ¡Si tú te conviertes en el emperador, no importa lo que tenga en mente, no podré llevarlo a cabo! ¡Siempre confié en Regis, si no fuera por él, todavía estaría confinada en el Fuerte Sierck, no, incluso podría haber caído mientras atacaba el Fuerte Volks!”

“Ese fue mi error, me disculpo... Sin embargo, por la nación, ¿me apoyarías?”

“Si juras que no harás ninguna guerra.”

“No haré ninguna guerra que no tenga beneficios”.

“¿No puedes simplemente retirar las líneas de frente a posiciones más defendibles?”

“... Eso es posible, pero necesitaré tiempo.”

“Entonces, en el banquete de mañana, ¿jurarás eso delante del emperador y de los nobles? Sólo confiaré en ti si puedes hacer eso.”

 

Altina lo miró en duda.

Latreille parecía estar sumido en sus pensamientos.

 

“... ... Hay muchas posibilidades de hacerlo, mi querida hermana, no tiene que ser mañana.”

 

Altina bajó lentamente la espada.

 

“... ... Desde el principio, me has estado mirando como una niña... ¡Tú siempre, siempre me tomas como una tonta!”

 

La espada de Altina se balanceó de repente.

 

¡No esperaba que atacaras de verdad! Regis estaba tan sorprendido que su corazón casi se detuvo.

 

Latreille estaba preparado, su expresión seguía siendo la misma que cuando todavía estaba hablando.

 

Repentinamente-- Él desapareció.

En el punto de vista de Regis, la figura de Latreille pareció aparecer bajo la luz de la luna. Su velocidad no era algo que los humanos pudieran obtener.

 

Incluso más rápido que Altina, él también aprovechó la oportunidad.

 

“Realmente lo hiciste... ¿No sientes que eres un poco imprudente, Argentina?”

“¡Terminemos todo aquí! ¡¡Todavía es demasiado pronto para esas palabras!!”

“Qué tonta.”

“Aun así, si tú, quien no detendrá la guerra, aunque la gente muera, ¿¡no sientes nada en absoluto!? ¡¡¡Si te vuelves el emperador, no pararás la guerra en absoluto, asesino!!!”

“Esto es para proteger a la nación... Necesitas entender esto, Argentina.”

“Deberías sólo caer aquí, protegeré a la nación en tu lugar.”

 

Altina sacó la espada después de terminar las palabras.

La espada afilada no sólo rompió las rocas, sino también la barandilla del balcón.

Estaba tomando todo el esfuerzo de Altina para sostener su espada debido a que su muñeca izquierda estaba fracturada.

Los ataques de Altina fueron aún más rápidos y pesados en comparación con el duelo con Jerome. Latreille retrocedió hasta el punto en que su espalda casi tocó la barandilla.

 

Éste era el segundo piso -- comparado a los edificios normales, su altura estaba cerca de tres pisos, era posible escaparse saltando abajo.

 

“No seas irracional...”

 

Dijo Latreille suavemente.

Contra el ataque siguiente, Latreille desenvainó su espada. Se oyeron sonidos de metal colisionando.

Latreille fue capaz de detener el ataque de Altina usando su espada.

 

¿Esa espada es Arme Victoire Volonte?

 

No, no sólo la detuvo, sino que también la reflejó.

 

“Te hiciste más fuerte, Argentina.”

“Urg...”

“Parece que heredaste las habilidades de Baltasar, sin embargo... Esta época tiene sus propios espadachines, aquel hombre tiene habilidades apenas adecuadas para ser el instructor del palacio del sur.”

“¡En una pelea, lo más importante es conocer los defectos de tu oponente!”

 

Terminando sus palabras, Altina dio una patada después de presionar con la espada.

Por otro lado, Latreille usó su rodilla para bloquear la patada. Latreille caminó hacia Altina, quien había perdido el equilibrio.

 

“No es que tenga la intención de insultar a la casa Balzac que más han contribuido a la nación... Sin embargo, la espada progresa con el tiempo. Dar una patada tan pronto podría ser un mal movimiento en estos días.”

“¡¡Hay una apertura!!”

 

Incluso cuando Altina perdió el equilibrio, todavía le dio una patada. Totalmente desprevenido, Latreille recibió una patada en el abdomen.

Sin embargo, el uniforme militar para altos oficiales y generales tiene áreas de refuerzo de cuero que cubrían las partes vitales. La patada que se hizo al perder el equilibrio no tuvo el efecto que Altina esperaba.

 

Mientras que su oponente todavía estaba fuera de guardia, Altina se reposicionó.

 

“¡No he terminado aún!”

“Qué hermana molesta.”

 

Entre los ataques de Altina, Latreille aprovechó la oportunidad y desapareció ante ella.

 

“¿¡¿¡!?!?”

“Hmph... nunca había visto este tipo de juego de piernas antes, ¿sabes?”

 

Él balanceó la espada mientras decía sus palabras.

 

La espada se balanceó tan rápido que los ojos ni siquiera pudieron seguirla. Se oyeron de nuevo sonidos de metal colisionando.

Altina agitó la espada hacia arriba para bloquear el golpe, pero sus ojos no pudieron mantener el ritmo. Al momento siguiente, sintió un ataque alrededor de su cuerpo inferior.

 

Su vestido estaba dañado.

 

“¿¡¿¡Kya!?!?”

“Esto debería haber terminado cuando recibiste el golpe al mover tu espada hacia arriba... Cuando un ataque es dirigido a la cabeza, uno reaccionará rápidamente a ello. Sin embargo, tu visión será bloqueada por tus manos y espada, por lo que serás incapaz de determinar el próximo movimiento de los oponentes.”

“¡Tú!”

 

Altina continuó balanceando su espada. Una vez más, Latreille logró evitarla.

 

“La esgrima de la casa de Balzac estaba destinada originalmente a ser usada con una armadura pesada para recibir golpes. Sin embargo, debido a eso, las piernas no son tan ágiles.”

 

Latreille saltó sobre la barandilla del balcón. La barandilla chirrió.

Después de eso, él comenzó una serie de ataques intensos. Altina apenas logró bloquearlos.

 

Esta vez, el mismo ataque vino desde atrás. Cuando Altina lo notó, ya era demasiado tarde para lanzar su espada.

 

“¡Ha!”

 

Altina usó la empuñadura de la espada para bloquear el ataque.

 

“Hmph... ¿También aprendiste esto de Baltasar?”

“¡¡¡Maldita sea!!!”

 

Altina utilizó todas sus fuerzas para balancear su espada. Sin embargo, Latreille empujó su espada, haciendo el ataque ineficaz.

 

“Si quieres golpear a alguien, no hay necesidad de movimientos tan grandes... Observa los movimientos de tus enemigos, golpea el lugar donde tu oponente tenga la intención de atacar. De esta manera, serás capaz de lesionar y hacer que sangren, una vez que sangren lo suficiente, va a morir debido a la pérdida de sangre.”

“Arghhh...”

 

Altina gimió.

Regis tragó saliva, con la espalda llena de sudor frío.

 

-- ¿Así que esta es la fuerza del comandante encargado de cientos de miles de soldados?

 

Regis sentía una tensión de asfixia

Sin embargo, ahora no era el momento de estar ocioso. Regis caminó hacia ellos con fuertes pisadas.

 

“...... S, su Alteza.”

“¿Huh?”

 

Altina abrió los ojos y la boca en estado de shock.

Por otro lado, Latreille no pareció sorprenderse en absoluto.

Su sabía o no que Regis los escuchó... eso no fue revelado en su expresión.

 

“He estado buscándola, Su Alteza... El viento se está volviendo frío esta noche, príncipe Latreille, ¿su conversación ha acabado?”

“Erm, eso, yo...”

“Mis disculpas, príncipe Latreille, perdóneme por decirlo, pero la princesa está cansada por el largo viaje. Mañana es el importante aniversario... Terminemos aquí las cosas, ya que no es bueno si la princesa no descansa bien.”

 

Latreille movió la boca por un momento y cubrió su espada

 

“Hmm, que así sea, nuestra conversación se ha alargado un poco.”

 

Regis entonces saludó en silencio.

Altina también recogió la vaina que estaba en el balcón. Mordiéndose los labios con los ojos desgarrados.

 

“Argh...”

 

Latreille luego regresó a la habitación.

 

“Aunque es imposible ahora, pero consideraré tu petición y te daré una respuesta adecuada, Argentina.”

“Hmph... No creas que has ganado, Latreille.”

 

Estas palabras salieron de la boca de Altina.

Al acompañar a Altina de vuelta, Altina había dicho más de 30 veces “qué molesto”.

 

Tal como sospechaba, Latreille no sabía que Altina estaba herida.

 

Regis golpeó la mesa cuando Altina se sentó.

 

“¿Lo entiendes? ¡Coraje e imprudencia no es lo mismo! ¡Tú yo de ahora fue voluntariosa e impaciente!”

“P, pero él reaccionó...”

“... No está mal cruzar espadas, sin embargo, tú reaccionaste a su provocación primero. Si Latreille quisiera seguir con esto, podrías estar en prisión ahora.”

“¿¡De verdad!?”

“Tu popularidad como la cuarta princesa que podría ser utilizada como un medio político muestra cuán maestro es Latreille... Sin embargo, no tengo una medida en su contra ahora. Altina, en el palacio, hay muchas cosas que la espada no puede resolver, por favor recuerda eso... Por favor, sé más consciente de tu posición.”

“¿Quieres decir que soy débil?”

“No, pero digamos que mataste a Latreille con éxito, seremos perseguidos por los guardias.”

“¿De verdad sucedería eso?”

“... Escúchame, balancear tu espada sólo por la justicia no te hace diferente a los bandidos. ¿Es tu objetivo el asesinar a tu hermano? ¿O es convertirte en alguien que salve a la gente?”

 

Altina apretó las manos que estaban sobre su rodilla.

 

“Yo... quiero ser el escudo de los ciudadanos.”

“... Creo en tus palabras, si eres consciente de ello, no importa qué tipo de oponentes te enfrentes, no fallarás. Si no es por los intereses de la nación, no saques tu espada. Un gobernante que ignora la opinión pública es el comienzo de una nación tiránica.”

“Entiendo.”

 

Está orgullosa muchacha de 14 años estaba soportando la pesada lucha política.

¿Incluso es posible que ella piense antes de actuar? Ese carácter franco de ella empezaba a mostrar algunos defectos.

 

“También es mi culpa en este asunto, lo siento.”

“¿¡Eh!? ¡No hiciste nada malo!”

“... Hay más cosas que puedo hacer ahora debido a la situación... Necesito trabajar más duro, tú también, Altina, como princesa, tienes que tener cuidado de tus acciones.”

“Nn.”

“Por favor tenlo en cuenta.”

“Eso... Regis,”

“¿Sí?”

“... Perdón por hacer que te preocuparas.”

“A, aah... Debes decirle esto a Eric en vez de a mí.”

 

Después de algún tiempo, el pálido Eric regresó empapado en sudor. Altina le dio las gracias.

Al ver a Altina indemne, Eric se sintió aliviado.

El té rojo que fue preparado por Clarisse fue servido.

 

Regis se decidió a ver a las dos personas que querían proteger a Altina. Poco a poco, se podía ver la luna emergiendo por la ventana.

Esta vez fue una derrota, sin embargo...

 

“... Ya es hora de atacar de nuevo.”