The New Gate Volumen 12

Última modificación: 
Domingo, Abril 14, 2019 - 21:03

Con los asuntos surgidos en la batalla en Castle of the Depths con Ishkar y con varios otros asuntos pendientes Shin y su grupo deciden arreglar primero las cosas con los merpeople y los hombres pez para continuar con sui viaje sin imaginarse que una dura prueba se acerca para Shin y Schnee.

Proyecto: 

The New Gate Capítulo 43




Manual




El grupo de Shin se aventuró en el área marina de Kuwain para buscar el segundo barco de asalto Celciutos, una de las casas del gremio Rokuten.

 

El grupo logró encontrar la casa del gremio, pero descubrió que el miasma había transformado los mares circundantes en un área extremadamente peligrosa.

 

El grupo de Shin descubrió que la causa estaba en la mazmorra submarina “Castle of the Depths”. Al entrar en la mazmorra lucharon contra el Rey del Mar, Ishkar, corrompido por el miasma, logrando finalmente la victoria ...

 

 

 

Después de la batalla contra Ishkar, el grupo regresó a la entrada de la mazmorra. La aventura del grupo había experimentado varios eventos inesperados, por lo que, tan pronto como materializaron su nave y abordaron, decidieron tomar un descanso.

 

Tal vez la adrenalina también existía en el nuevo mundo: cuando el grupo abandonó “Castle of the Depths”, su tensión fue reemplazada por fatiga.

 

Después de que cada miembro había tomado una ducha, se retiraron a sus respectivos cuartos para descansar un poco: decidieron dejar que el asunto de Kuwain avanzara a su propio ritmo.

 

Shin: “Nh ... nnh ... nnhg ..?”

 

¿Cuánto tiempo había estado durmiendo?

 

Shin se despertó, desconcertado por la sensación de que alguien lo abrazaba.

 

Shin: “Ah, Yuzuha”.

 

Mirando al techo, Shin recordó que a veces Yuzuha venía a dormir con él. Ella solía acostarse encima de él, tal vez para mirar su cara dormida.

 

Él murmuró “¿otra vez?”, Y luego trató de alejar a Yuzuha. Entonces se dio cuenta.

 

La presencia de algo terriblemente suave presionando su estómago.

 

Shin: “………”

 

No, no se trata de Yuzuha. Esta fue la conclusión de Shin en el silencio absoluto de la habitación.

 

Sus sentidos recordaban el peso de su compañero. Yuzuha había crecido, pero aún debería tener características infantiles. Los sentidos de Shin le dijeron que el cuerpo ahora en él era diferente al de Yuzuha. Llevaba un chándal tipo pijama, así que era fácil de decir.

 

En términos más concretos, los suaves montículos gemelos que cambian de forma y que claramente hacían sentir su presencia contra el cuerpo de Shin definitivamente no eran los de Yuzuha.

 

Shin: “¿Hnn?”

 

Shin giró su cuello, tratando de levantar su cabeza lo más posible. Miró hacia la parte inferior de su cuerpo y pudo ver la cabeza de la persona que ahora estaba encima de él.

 

La habitación estaba oscura, pero gracias a [Night Vision] pudo distinguir claramente el color del cabello de su “invitado”.

 

Cabello plateado de aspecto mullido, orejas puntiagudas de zorro. Hombros que sobresalen sin pelaje. Los primeros dos eran las características de Yuzuha, como Shin recordó.

 

 

—— [Yuzuha Nivel 871 Cola Elemental]

 

 

Shin: “Espera un segundo, ¿cuánta energía absorbiste...?”

 

Antes de luchar contra Ishkar, Yuzuha todavía estaba por debajo del nivel 700. Sin embargo, ahora estaba cerca del nivel 900.

 

Shin no sabía exactamente cuánto poder había tomado Yuzuha de Ishkar, pero tenía que ser una cantidad considerable.

 

Shin: “Has crecido incluso más que la última vez”.

 

Su apariencia había cambiado de la de una estudiante de 6º a 8º grado a un estudiante de preparatoria. Shin no podía ver toda su silueta todavía, pero su peso actual lo hacía pensar que sí.

 

Miró el reloj: había dormido unas dos horas, ya que eran casi la 1 de la tarde.

 

No se sentía físicamente cansado, por lo que Shin decidió que podía levantarse de la cama y tratar de despertar a Yuzuha.

 

Shin: “Oye, Yuzuha. Despierta.”

Yuzuha: “Mmh ...”

Shin: “Oye, me escuchaste”.

Yuzuha: “Cinco minutos más ...”

 

Shin sacudió el cuerpo de Yuzuha a través de las sábanas, solo para escuchar una respuesta clásica.

 

Shin: “Si estás cansada, puedes descansar un poco más, pero déjame salir primero”.

Yuzuha: “Solo cinco minutos más ... déjame disfrutar esto ...”

Shin: “¿Disfrutar de qué!? Estás despierta, ¿verdad?”

 

Yuzuha sorprendió a Shin con una línea completamente inesperada. Miró a Yuzuha frotando su cabeza en su pecho, reflejando que su personalidad debía haber cambiado de nuevo.

 

Yuzuha: “…me descubriste.”

Shin: “Por supuesto.”

 

Probablemente se dio cuenta de que no podía continuar así. Yuzuha se levantó y la manta se cayó, revelando su cuerpo.

 

Era completamente diferente de hace dos horas. Shin cubrió sus ojos para no ver sus curvas muy femeninas.

 

Shin: “Ponte algo, ahora.”

Yuzuha: “¿Quieres disfrutar?”

Shin: “No.”

 

Todavía completamente desnuda, Yuzuha le hizo esa pregunta a Shin mientras estaba sentado cerca de sus muslos.

 

Aunque estaba inexpresiva como antes, eso se debía a su incapacidad para expresar emociones. Sin embargo, ahora ella pertenecía a la categoría de un personaje completamente relajado.

 

Shin miró a Yuzuha entre sus dedos y la vio allí, sin tratar de cubrir su cuerpo desnudo, inclinando su cabeza hacia él. Ella no parecía tener ningún sentido de vergüenza.

 

Shin: “Otra personalidad extraña ... ¿cómo te volviste así?”

Shin: “Siempre ha habido varios patrones de personalidad dentro de mí... la personalidad que todos ustedes conocen es la suma total de las personalidades alojadas dentro de mí. Incluso ahora, todavía soy un lado del ser conocido como Yuzuha. En última instancia, no he tomado mi forma completa, sabes”.

 

Yuzuha dijo todo esto con un tono perezoso, luego volvió a caer sobre Shin.

 

Shin detuvo su caída tan bien como pudo, y los pechos en ciernes de Yuzuha terminaron justo frente a sus ojos. A pesar de su voluntad, terminó en un abrazo con Yuzuha.

 

Shin: “¿Por qué caíste encima de mí otra vez ...”

Yuzuha: “Me canso si hablo mucho”.

 

Esa fue probablemente verdad. Su tono de voz mostraba claramente lo cansada que estaba.

 

Shin: “Esa es una razón sorprendente... de todos modos, dejando eso de lado, quítate de encima. Y ponte algo ya”.

 

Cualquiera podría malinterpretar fácilmente la situación, por lo que Shin la empujó con más fuerza.

 

No podía decir cómo reaccionaría ella, ya que su personalidad había cambiado, pero si ella persistía, tendría que moverla por la fuerza.

 

Yuzuha: “…eso no es agradable.”

Shin: “Cállate.”

 

Yuzuha probablemente adivinó lo que Shin estaba pensando, porque finalmente se bajó de él.

 

Mientras levantaba su cuerpo, Yuzuha fue a un rincón de la habitación y encendió el dispositivo de luz.

 

Shin: “Ponte algo primero”.

 

Shin cubrió sus ojos otra vez y regañó a Yuzuha. Incluso con la habitación completamente iluminada, no hizo ningún intento por ocultar su cuerpo. Cada parte era completamente visible.

 

Yuzuha: “Si se trata de Shin, no me importa”.

 

Yuzuha se puso de pie con orgullo, inflando su pecho sin restricciones. Shin podría jurar que escuchó un ruido de rebote.

 

Shin: “¿Por qué estás actuando tan presumida?”

 

Shin, asegurándose de no mirarla, tomo una tarjeta de objeto cerca de la cama.

 

Shin: “Aquí, tu ropa habitual.”

Yuzuha: “Eso está bien, pero algo más sexy también estaría bien, ¿no?”

 

Yuzuha respondió con la ropa de sacerdotisa que Shin le dio en la mano.

 

Shin: “Deja de decir tonterías”.

Yuzuha: “Aw”

 

Shin, asegurándose de mirar solo la cara de Yuzuha, le dio un ligero golpe en la cabeza y salió de la habitación.

 

Había ropa de sacerdotisa con más exposición de piel, tal y como Yuzuha había insinuado, pero Shin no tenía ninguna intención de que ella usara algo así.

 

En términos de estadísticas, había muchas opciones. Pero con las estadísticas de Yuzuha, siempre y cuando no tuviera que enfrentar a un enemigo de la clase de Ishkar por sí misma, generalmente no tendría ningún problema.

 

La situación era diferente a la de Tiera, que tenía que usar ciertos atuendos para mejorar sus estadísticas.

 

Si él hacía que Yuzuha usara un atuendo de sacerdotisa, Shin sabía que Schnee y los demás lo mirarían de una manera que no podría soportar por mucho tiempo.

 

El pensamiento de Shin llegó a este punto y él suspiró de nuevo.

 

Yuzuha: “Perdón por la espera.”

Shin: “Bien, lo llevabas puesto”.

 

Shin expresó su sorpresa, ya que no esperaba que Yuzuha usara el atuendo correctamente, lo que provocó una pregunta de Yuzuha.

 

Yuzuha: “... ¿Debería usarlo más libremente?”

 

La mano de Yuzuha se dirigió hacia el área de su pecho, con toda naturalidad, pero Shin la detuvo a la mitad. Era bastante fácil adivinar qué iba a hacer ella.

 

Shin: “En absoluto... más que eso, recuerdas lo que sucedió antes, ¿verdad? Los otros también deben estar arriba, vamos a la cocina. Si aún te sientes cansada, puedes volver a dormir”.

Yuzuha: “Mi cuerpo se acostumbrará pronto”.

 

Su fuerza había regresado, pero al parecer su cuerpo todavía no se había adaptado. Su fatiga, sin embargo, había desaparecido en su mayoría. Por un instante, Shin pensó en preguntarle por qué dijo que estaba cansada hace unos momentos.

 

Shin: “De todos modos, no actúes así cuando Schnee y los demás estén cerca”.

Yuzuha: “No te preocupes. Mis servicios son solo para Shin”.

Shin: “... ¿Qué hice para merecer esto ...”

 

Shin suspiró una vez más debido al cambio radical de Yuzuha.

 

Podía decir por sus presencias que Schnee y los demás ya habían comenzado a moverse dentro de la embarcación. Shin advirtió a Yuzuha de nuevo, luego comenzó a caminar.

 

Filma: “Oh, Shin, te estábamos esperando... ¿quién es?”

 

Shin y Yuzuha entraron a la habitación y Filma los saludó, aunque se detuvo cuando vio a Yuzuha.

 

Shin: “Es Yuzuha, ella tomo el poder de Ishkar y creció”.

Yuzuha: “…Hola.”

Filma: “Hola. Sentí la presencia de Yuzuha, pero ella cambió mucho. Me sorprendió.”

 

Yuzuha había cambiado bastante, así que Shin entendió bien lo que Filma quería decir.

 

Shibaid: “Shin, estás despierto. Hm Oh, es Yuzuha. Seguro que te has vuelto más grande”.

 

Shibaid, quien estaba ayudando a poner la mesa, se acercó. Pudo decir que era Yuzuha de inmediato y actuaba como un tío.

 

Shin: “Lo entendiste rápido”.

Shibaid: “Para mí, los niños Humanos y Bestias, al igual que Yuzuha aquí, crecen muy rápido. Así que mis ojos se han vuelto muy agudos en eso. Bueno, estoy acostumbrado a eso”.

Filma: “Adquiriste una nueva e ingeniosa habilidad mientras dormía”.

 

Shibaid lo dijo como si no fuera nada, lo que provocó una reacción de asombro por parte de Filma, quien luego se volvió hacia Yuzuha.

 

Filma: “Tu ambiente también ha cambiado mucho, ¿eh?”

 

Yuzuha: “¿Del tipo relajado, supongo? Sin embargo, volveré al modo de zorro pequeño más tarde”.

Filma: “¿Oh enserio?”

Yuzuha: “Así que Shin no me regañará incluso si me aferro a él”.

Filma: “Bueno, eres honesta, ¿no?”

 

Filma sonrió ante las palabras claras y concisas de Yuzuha. Una sonrisa que seguramente ocultaba repugnantes planes.

 

Shin: “Así que solo Tiera sigue dormida”.

Shibaid: “De hecho, no sabemos que tan extenúate puede ser la purificación de miasma. Solo preparamos la comida. En su lugar, ¿no deberías detenerlas?”

 

Shin intentó fingir que no oía de qué hablaban Filma y Yuzuha, pero Shibaid lo señaló.

 

Shin: “Incluso si están tramando algo, no se detendrán incluso si digo algo ...”

Shibaid: “Yuzuha parece haber cambiado mucho, pero siempre les has gustado, Shin”.

Shin: “No lo negaré, pero no creo que lo que ella siente es lo que llamamos amor por alguien del sexo opuesto ...”

 

Gracias a la existencia de Marino, Shin sentía la diferencia en lo que Yuzuha expresó hacia él.

 

Cuando parecía una niña, estaba bien solo decir que estaba apegada a él, pero eso ya no funcionaba. Aun así, era diferente del afecto que Marino o Schnee le habían mostrado.

 

Shin: “¿Cómo puedo explicarlo? Es como una mezcla de afecto hacia un padre y un amigo. Así es como lo veo al menos”.

Shibaid: “Hmm, si es así, hay un afecto no romántico dentro. Las Cola Elemental que vi en el pasado probaron, entrenaron y trataban a los humanos con afecto”.

Shin: “Si, tienes razón.”

 

Shin recordó los Cola Elemental en la era del juego y asintió.

 

La personalidad cambia con el crecimiento. Tenía que decidir cómo manejarla.

 

Shin: “Bueno, supongo que esperaré y veré por ahora”.

 

Como Shin termino de hablar, Tiera y Kagerou entraron en la habitación.

 

Tiera: “¿Oh, soy la última?”

Filma: “Oh, estás despierta. Acabamos de terminar de preparar la comida”.

 

El momento era justo, así que el grupo comenzó a comer.

 

Schnee: “Por cierto, Shin. ¿Qué vas a hacer con Celciutos, ya que ahora los merfolk lo están utilizando como su hogar?”

 

Después de la comida, Schnee mencionó una duda que reapareció en su mente.

 

Esa nave mágica no era la casa de clan de Shin, pero en la actualidad el único miembro de Rokuten en el nuevo mundo era Shin. La expresión de Schnee indicaba que él debería ser el dueño del barco.

 

Shin: “No podemos dejarlo así ... personalmente, se lo confiaría a Zazie y a los demás”.

 

Celciutos era de su maestro, la casa de gremio de Cook, así que a Shin le gustaría que ellos lo manejaran.

 

Shin: “No sería difícil establecer un punto de teletransportación de Shigureya a Celciutos. Para los merfolk, podríamos establecer una barrera y una vivienda para sustituirlo”.

Schnee: “¿Lo aceptarían?”

Shin: “Tendrán que hacerlo. No será fácil para ellos estar de acuerdo, ya que han vivido allí durante mucho tiempo, pero es demasiado peligroso tratarlo como un lugar seguro para vivir. Vamos a echar un vistazo rápido para ver si no hay problemas inmediatos, pero luego planeo que hacer llegar a Raster”.

 

Celciutos ya se había utilizado durante más de 500 años, sin ningún tipo de mantenimiento. Los residentes solo usaban las secciones no dañadas, pero sí de alguna manera accedieron a la armería o al almacén, podría haber problemas.

 

Celciutos, al igual que la tercera base móvil de Reed, ‘Miraltrea’, y la sexta, ‘Sky Castle Rashugum’, de Cashmere, era una casa de gremio diseñada para el combate. Si funciona mal, podría causar daños inimaginables.

 

Esa fue una razón más por la que Shin no quería dejar las cosas como estaban.

 

Yuzuha: “¿Es eso tan peligroso?”

Shin: “Las armas de fantasía a veces son incluso más letales que las reales... más que eso, me está costando pilotar, así que ¿te importaría salir de mi regazo?”

 

Shin movió a la pequeña Yuzuha en modo zorro a su hombro y volvió a mirar a la distancia.

 

Los acorazados en el mundo real no podían disparar municiones explosivas de armas de fuego rápido como las ametralladoras, ni tenían barreras equipadas. Tampoco podrían neutralizar los torpedos por sí mismos.

 

Gracias a la tecnología proporcionada por el poder sobrenatural llamado magia, solo podían llamarse armas sobrenaturales.

 

Filma: “El barco que estamos abordando ahora también podría ser bastante peligroso con el equipo adecuado. Vamos, Yuzuha, aquí. O los truenos de Schnee van a atacar pronto”.

Yuzuha: “Kuu? …que vergüenza.”

Schnee: “Filma? ¿Quién crees que soy?”

 

Filma y Yuzuha se alejaron de Shin, para escapar de la mirada de Schnee. De repente se habían vuelto muy amigables, por razones desconocidas.

 

Schnee: “Así que ella es ...”

 

Schnee le susurró una pregunta a Shin.

 

Shin: “...ha cambiado, ¿verdad?”

Schnee: “Bueno, creo que ella acaba de aprender a mostrar afecto”.

Shin “Eso es bastante diferente de lo que dijeron Filma y Shibaid”.

 

Schnee pareció entender cómo se sentía Yuzuha.

 

Schnee; “Estamos en la misma situación, eso es todo. Sin embargo, todo lo que puedo decir es lo que te preocupa”.

Shin: “Yo-ya veo”.

 

Shin tartamudeó en respuesta a la confiada respuesta de Schnee. Todavía no estaba completamente decidido acerca de muchas cosas, por lo que casi envidiaba la confianza de Schnee.

 

Mientras hablaban, el entorno del barco se fue haciendo cada vez más brillante: estaban más cerca de la superficie del mar. A medida que avanzaban hacia arriba, los Merpeople y los hombres pez se reunieron alrededor del barco. Entre ellos también se encontraba la recepcionista del gremio de aventureros, la sirena Arno.

 

El grupo de Shin la saludó con una sonrisa y ella le devolvió el saludo, aliviada.

 

Arno: “¡Me alegra ver que has regresado a salvo!”

Shin: “Gracias. Me gustaría contarte lo que sucedió, ¿podrías llamar a Lierno y a los demás en la sala en la que hablamos antes?”

Arno: “Entendido, haré preparativos de inmediato”.

 

El grupo bajó de la nave y se dirigió a Celciutos, rodeado de muchas personas merpeople y hombres pez, que probablemente habían estado esperando que el grupo regresara. Zazie y los demás se unieron rápidamente a ellos.

 

El grupo llegó a la sala al mismo tiempo que Lierno y las otras personas involucradas en la toma de decisiones para los merpeople y los hombres pez.

 

“Bueno, informemos los resultados de nuestra exploración del Santuario del fondo marino ... que en realidad era ‘Castle of the Depths’”.

Lierno: “…Por favor.”

 

Shin escuchó el sonido de alguien tragando su aliento. Algunos parecían expectantes, otros dudosos, otros de nuevo inquietos: todo tipo de expresiones decoraban los rostros de las personas presentes.

 

Shin: “Ishkar había sido corrompido por el miasma. Sin embargo, lo hemos purificado, y ahora todo debería haber regresado a la normalidad casi en su totalidad. También nos han asegurado que las Tres bestias marinas deberían calmarse. Creo que los monstruos también se calmarán”.

Lierno: “Oh, ¿es eso verdad?”

Shin: “Sí, Ishkar nos lo dijo a nosotros mismos, por lo que no debería haber ningún error”.

Arno: “Oh my... ¿has hablado con Ishkar directamente?”

 

La mayoría de los miembros parecían terriblemente sorprendidos de que Shin lograra intercambiar palabras con una bestia divina. Para los habitantes de este mundo, las bestias divinas eran seres verdaderamente especiales.

 

Lierno: “Nunca olvidaremos la gratitud que te debemos. Si alguna vez necesita de nuestra ayuda, por favor dígalo en cualquier momento”.

Shin: “Bueno... sobre eso, tenemos una solicitud ahora, algo que nos gustaría que hicieras, en realidad”.

 

Cuando Lierno y los demás alzaron la cabeza, Shin explicó sobre mudarse de Celciutos, establecer otra barrera y mudarse a un nuevo asentamiento.

 

Lierno y los demás parecían confundidos y temerosos al principio, pero mientras Shin seguía hablando, se sorprendieron por el hecho de que iría tan lejos por ellos.

 

Shin: “Les estoy pidiendo que salgan después de todo, así que lo menos que puedo hacer es proporcionarles un nuevo lugar para vivir”.

Lierno: “No, hemos estado tomando prestado este lugar después de todo ... mientras los mares estén a salvo, podemos vivir incluso sin Celciutos. Será más que suficiente si solo pudieras establecer una barrera”.

 

Originalmente, los hombres pez y los merpeople no construían casas, sino que vivían en cuevas, un estilo de vida adecuado para las criaturas submarinas.

 

Los habitantes del mar aquí, sin embargo, habían vivido en Celciutos desde que nacieron: probablemente estaban muy apegados a él.

 

Shin estaba pensando que, ya que les estaba pidiendo que abandonaran un lugar, debería dar todo el apoyo que pudiera.

 

Lierno parecía extremadamente arrepentido mientras escuchaba la propuesta de Shin. Tras unos momentos de silencio, asintió.

 

Lierno: “…entendido. Si dice que va a hacer tanto por nosotros, no podemos rechazar su amabilidad. Como dices, para mí y para todos los que nacimos aquí, Celciutos es un lugar de seguridad garantizada, el pilar de nuestros corazones”.

 

En este mundo, vivir junto a los monstruos trajo consigo un peligro siempre presente. Incluso en las ciudades o pueblos, nunca se sabía cuándo iba a haber un ataque de monstruos, y los asentamientos submarinos no eran una excepción. Esa fue la razón por la cual Celciutos, equipado con una barrera que incluso los monstruos de alto nivel no podían atravesar, fue atesorado por todos los que vivían en él.

 

Lierno: “Estaba preocupado por lo que podría pasar mientras nos mudábamos a Barbatos, pero gracias a usted no hay nada de qué preocuparse, señor Shin”.

Shin: “¿Se moverán, entonces?”

Lierno: “Sí. Nuestros números han disminuido, sabes. Si empezamos a movernos en números pequeños, no creo que haya ningún riesgo de que surja una fricción innecesaria”.

 

Si bien la decisión no pareció ser definitiva, los otros miembros no expresaron ninguna objeción.

 

También se propuso erigir un monumento conmemorativo en el lugar donde Shin crearía la barrera. Lierno agregó que se ocuparán de todos los detalles después de que termine la ceremonia fúnebre de Jesta.

 

 

◆◆◆◆

 

Shin: “Por ahora, planeo moverlo a algún lugar donde no se destaque y hacer que Raster realice el mantenimiento”.

 

Después de cambiar de ubicación, Shin habló con Zazie y su grupo sobre lo que planeaba hacer con Celciutos. No habían discutido este tema durante la conversación con Lierno y los otros líderes.

 

Zazie: “Sir Shin, sé que esta es una petición difícil, pero permítame preguntarle. Quisiera que nos deje a Celciutos”.

 

Zazie mencionó el asunto de administrar Celciutos antes de que Shin lo mencionara. En términos de jerarquía de administración, Shin estaba por encima de Zazie y los otros personajes de apoyo anteriores. Si Shin no lo permitía, ni siquiera podían mover Celciutos.

 

De pie detrás de Zazie, los otros personajes de apoyo, Lapwing, Bell y Shell, miraron a Shin con una expresión de súplica.

 

Shin: “Descansa tranquilo, planeé dejarte esto desde el principio. Esta es la casa de gremio de Cook, después de todo, y estoy seguro de que no harías nada raro con él”.

Zazie: “Muchas gracias.”

 

Zazie bajó la cabeza, su expresión seria todavía estaba en su cara. Lapwing y los otros dos siguieron su ejemplo.

 

Con la autorización de Shin, ahora podrían pilotear a Celciutos. Primero que todo, querían que fuera posible ir y venir entre Shigureya y Celciutos, así que los cuatro fueron a la sala de operaciones.

 

Shin: “Está bien, voy a hacerle un chequeo general a Celciutos. ¿Qué va a hacer, todo el mundo?”

Shibaid: “No poseo ninguna habilidad sobre dicha tecnología o mantenimiento, por lo que iré a ayudar con los preparativos para el funeral de Jesta”.

Filma: “Igual que Shibaid, simplemente no soy bueno con las habilidades de creación”.

 

Shibaid y Filma respondieron de manera similar a la pregunta de Shin.

 

Girard también era el mismo: los personajes de apoyo de la línea delantera de Shin estaban especializados en combate, por lo que no habían adquirido suficientes técnicas relacionadas con la creación de cosas para ser útiles.

 

Debido a sus trabajos, podían realizar desmontajes simples y cocinar, pero no podían hacer nada en términos de mantenimiento de una nave grande como Celciutos.

 

Tiera: “Iré a ayudar con el funeral también”.

 

Tiera también dijo que iría con Shibaid y Filma. Sus habilidades como sacerdotisa habían regresado, por lo que probablemente podría ser útil allí, dijo.

 

Schnee: “Me quedaré y ayudaré a Shin”.

 

Schnee ayudaría a Shin en su lugar, utilizando su conocimiento de alquimia.

 

Yuzuha: “Kuu, yo quiero ver.”

 

Todavía en modo zorro, Yuzuha montó en el hombro de Shin.

 

Shin: “Está bien, está decidido entonces”.

 

Shin se dirigió a la sala de máquinas de Celciutos, con Schnee y Yuzuha. Si quería mover Celciutos, esa era la primera ubicación para verificar.

 

La sala de máquinas del barco se construyó con una combinación de herrería, alquimia y magia. Shin y Hecate lo habían creado juntos, por lo que sabía cómo funcionaba y cómo realizar el mantenimiento.

 

Shin: “Es tan increíble como lo recordaba”.

Yuzuha: “Kuu, tanto poder mágico”.

 

El grupo de Shin pasó por varias habitaciones y finalmente llegó a la sala más allá de la sala de máquinas de Celciutos, donde se encontraba la fuente de energía del barco.

 

El contenedor redondo transparente de 3 mel de ancho en la habitación estaba apoyado arriba y abajo por cuatro brazos mecánicos. Dentro del contenedor había una luz blanquecina, que a veces mostraba destellos de luces de aurora.

 

Shin: “No hay cambios en el color, y tampoco se ve dañado”.

 

Basándose en todos sus conocimientos del juego, Shin inspeccionó cada parte de la sala. La sala de máquinas de la casa del gremio normalmente no requería mantenimiento, pero después de 500 años de abandono, algo podría haber salido mal. Shin le dijo a Schnee que le dejara saber si ella encontraba algo en relación, y luego reanudó su inspección.

 

Yuzuha: “Luz extraña.”

Shin: “Usamos una ‘Drop of Erathem’ bastante grande. Creó un motor semipermanente, o al menos así es como lo llamamos. Aunque no lo hemos probado en realidad”.

 

La luz emitida por la fuente de energía brillaba suavemente y no hacía daño a los ojos, incluso si se miraba directamente. Además, debido a las luces de siete colores que a veces aparecían en su interior, nadie habría adivinado que era la fuente de energía de Celciutos.

 

Yuzuha parecía haberse encariñado con eso, y lo observó atentamente, llena de una expresión maravillada e infantil.

Shin: “Ok, no hay problema aquí. El siguiente, vamos Yuzuha “.

 

Confirmando que no había irregularidades, Shin terminó rápidamente el chequeo de cada parte de la habitación. Algunas partes necesitaban cambios o mantenimiento: se encargaba de las partes donde se necesitaban conocimientos o técnicas especializadas y dejaba que Schnee se encargara del resto.

 

Después de completar el mantenimiento, Shin volvió a salir. En un espacio abierto de forma cuadrada, encontró una pila de troncos de madera de 2mels de largo apilados uno encima del otro para formar una estructura en forma de hexágono. Primero le recordó a una fogata, pero luego vio arpones y adornos alrededor de la estructura y se dio cuenta de que era algún tipo de ritual.

 

Shin le preguntó al hombre pez Marshill, que estaba cerca, sobre la estructura. La estructura de madera se quemaría junto con el difunto, para devolver el alma a los cielos y el cuerpo al mar. Era lo mismo que el ritual de Barbatos, del que Zazie había hablado.

 

Marshill: “El funeral se celebrará mañana. Si hay algo que quieras quemar con el difunto, házmelo saber”.

 

Las cosas queridas por los difuntos o las que les gustaban, siempre que fueran inflamables, serían quemadas con el cuerpo para enviarlas juntas.

 

Shin respondió que Zazie o Lapwing sabrían más sobre eso que él, y Marshill contestó que ya les había dicho sobre eso.

 

Al día siguiente, bajo un cielo azul claro, la ceremonia fúnebre comenzó en un tono muy serio y formal.

 

Frente a las llamas que ardían vívidamente, Lierno y Arno, vistiendo lo que parecía ser ropa tribal, cantaron palabras que el grupo de Shin no pudo entender. No podían entender el significado, pero de alguna manera podían sentir que el canto oraba por aquellos que pasaban al otro mundo.

 

Quizás el tiempo había sido calculado, pero, tan pronto como Lierno y Arno terminaron de cantar, los troncos en llamas se desmoronaron. Tiera, que había estado de pie junto a ellos, salpicó agua sobre las brasas.

 

El fuego se apagó, produciendo oleadas de humo blanco, que todos los presentes miraron mientras se elevaba hacia el cielo.

 

Después de un rato, el humo desapareció y Lierno y Arno lanzaron un hechizo. El agua creada por su magia rodeó los restos y los transportó al mar.

 

Cuando las cenizas se derritieron en el agua de mar, los troncos carbonizados se hundieron hasta el fondo.

 

Con unas últimas palabras de Lierno, se concluyó la ceremonia fúnebre.

 

 

◆◆◆◆

 

 

Shin: “Voy a mover Celciutos, luego construiré un asentamiento en su espacio anterior, ¿de acuerdo?”

 

Después del funeral de Jesta, Shin fue a mover a Celciutos de inmediato.

 

Como Shin proporcionaría una nueva barrera y un nuevo asentamiento, casi no hubo objeciones acerca de tomar Celciutos de sus habitantes.

 

Shin: “Sin embargo, esperaba que más personas protestaran”.

Arno: “Nadie aquí se atrevería a protestar a las palabras de un Humano Superior. Todos saben que Marshill apenas podría luchar contra ti también”.

Shin: “Ah ... ¿tal vez fui demasiado violento?”

Schnee: “En absoluto, creo que fue bueno que todos hayan sido testigos de tu fuerza. Marshill es, con mucho, el más fuerte de nuestra tribu: al verlo abrumado de esa manera, todos tendrán que aceptar la realidad. No importa cuán apegados estén a Celciutos, seguramente comprendieron lo aterrador que sería tener a su legítimo propietario como enemigo”.

Shin: “Hmm? Haces que parezca que los estoy amenazando ... “

 

Shin no tenía tal intención, pero por la forma en que Arno hablaba, parecía que intentaba armar a Celciutos con ellos. En su primer encuentro con Marshill, el ambiente se había vuelto bastante tenso, por lo que sería difícil negarlo por completo.

 

Arno: “Esa es la mejor manera de convencer a quienes se opondrían sin una razón real. Celciutos era algo que habíamos tomado prestado. En efecto, hemos estado disfrutando de todas las ventajas que ofrece de manera unilateral. Sin embargo, muchos han olvidado esto, así que creo que recordatorio, aun uno severo podría, ser necesario. Si el propietario les dice que lo devuelvan, debe hacerlo. El peligro inmediato al que nos hemos enfrentado también se ha resuelto: ¡devolver la amabilidad con rencor sería simplemente impensable!”

 

Arno sostuvo que la situación estaba mejorando desde antes: no había riesgo de que los merpeople y los hombres pez perdieran todo una vez dejaran Celciutos. Como Marshill había dicho antes, Shin ofreció crear una nueva barrera y un acuerdo, entonces, ¿con qué estaban realmente descontentos? Arno frunció el ceño.

 

También estaba el hecho de que los hombres pez y los merpeople, en efecto, no podían hacer nada con Celciutos. Incluso si Jesta se los había confiado, solo podían “vigilarlo” en lugar de “hacer uso” de la nave.

 

La barrera en sí era alimentada por el poder mágico de Celciutos. En caso de que se rompiera la barrera, Celciutos fue configurado para escapar.

 

La barrera se había conservado sin problemas hasta ahora, por lo que incluso si Jesta no hubiera conocido a los merpeople, dejando a la nave desierta, probablemente habría logrado contener el miasma hasta que el grupo de Shin la encontrara.

 

Shin: “Bueno, incluso si lo entienden en sus cabezas, sus corazones podrían llevarlos a protestar por el cambio de todos modos”.

 

No importa lo razonable que pueda sonar algo, las emociones no se resuelven tan fácilmente: Shin lo había experimentado él mismo, por lo que pensó que era algo inevitable.

 

En el puente, Shin cambió el motor del modo actual de baja salida, que mantenía la barrera, los sistemas de auto-purificación y algunas otras funciones, al modo de alta salida para la navegación.

 

El casco de Celciutos tembló ligeramente antes de iniciar su primer viaje en 500 años.

 

Después de asegurarse de que no hubiera ningún merpeople u  hombre pez en los alrededores, Shin movió a Celciutos.

 

Como el barco había sido anclado a las rocas y el coral circundantes, Shin tiró del ancla, levitó a Celciutos y avanzó lentamente hacia el mar abierto. En los escenarios marinos, los barcos a menudo se atoraban en los arrecifes de coral, por lo que los barcos de la era del juego, tanto grandes como pequeños, estaban equipados con funciones de levitación de corta duración.

 

Un barco de la calidad de Ceciutos podría viajar, levitando sobre tierra, durante aproximadamente una hora. Dicen que algunos jugadores, después de presenciar esta hazaña, intentaron construir una aeronave.

 

Shin: “OK entonces, haré el acuerdo primero”.

 

Shin usó sus habilidades de arquitecto para comenzar a construir casas prefabricadas en el espacio despejado después de mover Celciutos. Podría haber creado viviendas más cómodas, pero, según Lierno, era más que suficiente. Los hombres pez y los merpeople, aunque lenta y gradualmente, pronto comenzarían a mudarse a Barbatos después de todo.

 

Los antiguos residentes de Celciutos se sorprendieron al ver las casas listas en menos de 30 minutos, pero nadie expresó su descontento. La razón fue a lo mejor porque generalmente vivían en el agua y se movían con frecuencia. Se mudaron a las casas temporales con una velocidad que dejó a Shin sorprendido también; Luego fue a buscar un lugar para esconder a Celciutos.

 

Shin: “Parece que puede navegar muy bien, al menos por ahora. Menos mal que solo los cañones parecen tener problemas”.

 

Shin murmuró para sí mismo mientras miraba un mapa del área de Kuwain y sus alrededores en el puente del barco.

 

Dado que Shin y su grupo estaban presentes, no era un problema, incluso si el equipo ofensivo de Celciutos no funcionaba: habría sido mucho peor si hubiera problemas con el motor o la fuente de alimentación. Jesta había elegido mantener el miasma sellado porque no sabía si el reducido poder ofensivo de Celciutos era suficiente para repeler a los monstruos corrompidos por miasma, o eso es lo que Shin adivinó.

 

Celciutos era un arma poderosa, pero, salvo raras excepciones, solo se usaba de manera ofensiva en batallas entre gremios.

 

En la era del juego, no era posible luchar contra monstruos de la clase jefe de las mazmorras como Ishkar con una casa de gremio.

 

Ahora, sin embargo, las cosas eran diferentes.

 

Por ejemplo, cuando Shin se enfrentó al Lord Skullface en Wraith Plains, era posible que las mazmorras que se suponía que estaban bajo tierra emergieran. La posibilidad de que los jefes de las mazmorras aparecieran por encima del suelo no era, por lo tanto, cero.

 

Si se usa de manera efectiva, Celciutos podría incluso destruir a Ishkar sin darle la oportunidad de tomar represalias; en la actualidad, su artillería principal (cañones principales, submarinos, etcétera) no funcionaba, por lo que en el peor de los casos podría incluso hundirse.

 

Jesta probablemente consideró todo esto cuando decidió sellarse en el miasma.

 

Shin: “En esta área, podríamos esconder Celciutos ... aquí, supongo”.

 

Shin encontró una ubicación adecuada en el mapa guardado en la base de datos. Había un lugar con enormes rocas que sobresalían de la superficie del mar. Si los datos eran correctos, eran lo suficientemente grandes como para ocultar a Celciutos.

 

Cuando llegaron al lugar, efectivamente encontraron un grupo de grandes rocas que se elevaban sobre el mar. Con una combinación de habilidades de construcción y de Tierra, Shin talló las rocas, las reforzó y luego escondió a los Celciutos entre ellas.

 

Shin también adjuntó piedras de cristal, una barrera y una habilidad de ilusión que camuflaba la barrera con el entorno que la rodeaba, ocultando así las rocas. En caso de que alguien se acercara peligrosamente a él, Shin también colocó una Piedra de Cristal con un accesorio mágico que alejaba tanto a los monstruos como a las personas.

 

Con Celciutos como su fuente de energía, los objetos mágicos podrían durar semipermanentemente.

 

Zazie: “Sir Shin, ha adquirido muchas habilidades relacionadas con la producción además de las de herrería, pero ¿nunca ha pensado en dominarlas?”

 

La pregunta de Zazie surgió después de que se completaron los preparativos para el ocultamiento de Celciutos. Tal como ella dijo, Shin podría haber elevado una o dos habilidades más, como construir o cultivar, tan alto como la herrería.

 

Shin: “Si dominas la herrería, las habilidades relacionadas como la alquimia también están en niveles bastante altos también. No es como si nunca lo hubiéramos discutido, pero en general nunca tocamos las habilidades en las que otros miembros estaban especializados. Excepto si era necesario para perfeccionar nuestra propia especialización”.

 

Ser capaz de manejar cualquier cosa relacionada con la producción era una perspectiva atractiva, pero hacer lo mismo que los demás no lo era en absoluto.

 

Fue una coincidencia que todos los miembros de Rokuten se dirigieran en diferentes direcciones con sus especializaciones, y que todos compartieran una aversión por hacer lo mismo que los demás.

 

Los miembros de Rokuten a veces habían hablado entre ellos en un tono informal.

 

Shin: “Todos también se sentían de manera diferente en cuanto a en qué medida perfeccionarían sus habilidades. Dado que está relacionado con la herrería, hice mucha alquimia en mi época, aunque era la especialidad de Hécate. Sin embargo, sobre la agricultura de Cook o la fabricación de muñecas de Reed, podría saber algo al respecto, pero mis habilidades son para principiantes en el mejor de los casos”.

 

El nivel de habilidad agrícola de Shin, por ejemplo, era solo II.

 

Shin: “¿Por qué preguntas eso, de todos modos?”

Zazie: “Me preguntaba si los miembros de Rokuten no aspiraban a cubrir todos los aspectos de la creación, cooperando entre sí. Nunca podría preguntarle a mi maestro, sabe”.

Shin: “…Ya veo.”

 

Shin pensó que Zazie seguramente habría querido preguntarle a Cook sobre algo así.

 

En el juego, ella no podía expresar su propia voluntad. Para un personaje de apoyo, una mejor comprensión de su maestro era seguramente un sueño.

 

Así pensaba Shin, que ahora podía pasar tiempo con sus personajes de apoyo, como Schnee y Girard.

 

Después de esconder a Celciutos y establecer el punto de teletransportación, el grupo de Shin montó en un barco mágico y regresó a Barbatos.

 

Le habían dicho a Zigma que no sabían cuándo volverían, por lo que usaron [Hide] en el barco cerca del puerto, luego nadaron para aterrizar, con el barco guardado de forma segura en la caja de objetos de Shin.

 

Habían ocultado sus presencias cuando llegaron a tierra, por lo que no había riesgo de que alguien los viera y los encontrara sospechosos.

 

Su primer destino fue Shigureya.

 

Shin: “¿Dónde quieres que lo instale?”

Lapwing: “Hay algunas habitaciones para el personal en la parte de atrás. Preparemos una sala dedicada”.

 

Guiado por Lapwing, Shin llegó a una habitación en la parte trasera del restaurante, que también se usaba como espacio vital. Shin estableció el punto de teletransporte y lo conectó con el que está en Celciutos: ahora era posible moverse libremente entre Shigureya y la nave.

 

Shin: “Finalmente, coloquemos un candado mágico en la puerta ... allí”.

 

Shin cerró la habitación con la llave única que también usó para el almacén de Tsuki no Hokora, configurándola de modo que solo el propio Shin y los personajes de apoyo de los miembros de Rokuten pudieran abrirla. Nadie más podría entrar en la habitación de esta manera.

 

Lapwing: “Gracias por hacer tanto por nosotros”.

Shin: “No es nada, en serio. Además, ahora tengo un peso menos sobre mis hombros”.

 

Encontrar y asegurar una casa de gremio perdida había sido una casualidad afortunada. El grupo de Shin también habría tenido problemas para administrar Celciutos durante sus viajes, por lo que tener a Lapwing y los demás ocupándose de ello fue otro golpe de suerte.

 

El grupo no tenía intención de ir a ningún lado ese día, por supuesto, así que cenaron en Shigureya y se quedaron en la posada que habían usado antes de partir.

 

Al día siguiente, el grupo de Shin se separó para hacer sus propias cosas.

 

Shin tuvo que visitar el gremio e informar sobre sus acciones en el área de Kuwain, pero los otros miembros no tenían asuntos urgentes que atender.

 

Se suponía que Arno ya había regresado al gremio: Shin ya había acordado con ella informarle que no habían hecho ningún descubrimiento significativo.

 

Shin: “Si ocurre algo urgente, simplemente envíe un mensaje a través de Mind Chat”.

Schnee: “Entendido.”

 

Shin salió de la posada y se dirigió hacia el gremio, acompañado por Yuzuha, que estaba medio dormitando sobre su hombro.

 

Pensó que Schnee también habría querido ir, pero inesperadamente dijo que quería ir a buscar comida para el viaje.

 

Los otros tres, Shibaid, Filma y Tiera, dijeron que irían a entrenar a Celciutos. Shibaid y Filma actuarían como instructores para el entrenamiento de combate de Tiera. La pobre elfo probablemente será presionada al extremo.

 

Shin: “Ha pasado un tiempo desde que salí solo”.

 

Shin se dio cuenta de que últimamente siempre había alguien más con él. Yuzuha estaba con él, pero los monstruos compañeros eran considerados como uno con su maestro, por lo que sintió que estaba actuando por su cuenta.

 

Shin: “Entonces, la señorita Arno.”

 

Shin llegó al gremio y buscó a Arno en la recepción.

 

Shin: “... no está por aquí”.

 

Pensó que ella usó el teletransportador para regresar, pero inesperadamente Arno no estaba detrás del mostrador de recepción. Habría sido un fastidio volver más tarde, así que Shin fue al mostrador abierto más cercano que vio. Si su memoria era correcta, detrás del mostrador estaba la trabajadora que estaba al lado de Arno cuando visitó el gremio por primera vez. Las orejas parecidas a animales asomaban de su cabello castaño casi largo, por lo que era muy probable que fuera una bestia.

 

Shin: “Disculpe, fui al área de Kuwain, así que me gustaría hacer mi informe”.

“El área de Kuwain? Oh, debes ser del grupo del que Arno estaba a cargo. Ella está de permiso hoy, así que manejaré su informe en su lugar”.

 

Shin siguió a la recepcionista a una habitación privada y dio su informe según lo planeado.

 

“Ya veo, has estado en la parte poco profunda del área de Kuwain. Puedo entender que haya regresado sano y salvo. ¿No notaste nada más en particular?”

 

La recepcionista asintió. La chica, que dijo que su nombre era Mizet, se había unido al gremio al mismo tiempo que Arno y aparentemente era buena amiga de ella.

 

Shin: “No, nada en particular. La lluvia, el viento y las olas eran mucho más feroces de lo esperado, por lo que era imposible viajar más lejos. No tendría sentido perder nuestras vidas solo por el riesgo de eso, así que regresamos”.

Mizet: “Una buena decisión. Por cierto, me disculpo por cambiar el tema, pero ¿le pasó algo a Arno?”

 

Shin le preguntó a qué se refería: al parecer, Arno había estado extrañamente inquieta después de revisar el barco de Shin. Algunos recepcionistas se sentían atraídos por aventureros de aspecto peligroso, por lo que les preocupaba que a Arno le ocurriera lo mismo.

 

Shin dijo que no había pasado nada en particular, y Mizet lo miró por varios segundos. Ella probablemente se dio cuenta de que él estaba escondiendo algo. Shin estaba pensando en cómo salir de la situación, cuando Yuzuha lloró.

 

Yuzuha: “(Tengo hambre)”

Mizet: “Lamento aburrir a tu pequeño amigo. No tenemos mucha información sobre el área de Kuwain, por lo que, si recuerda algo, le agradeceríamos que nos informara nuevamente. Si alguna vez va a otra expedición, deberá enviar la solicitud nuevamente, así que tenga cuidado. Si no lo hace, las patrullas lo detendrán”.

 

Solo Shin podía escuchar las palabras de Yuzuha: Mizet probablemente tomó su llanto para hacer que Shin se apresurara. Probablemente pensó que Yuzuha era el pequeño monstruo tipo zorro que a menudo se mantenía como mascota.

 

Mizet: “Solo una cosa más. No relacionado con la expedición del área de Kuwain, hay una solicitud para usted de Zigma”.

Shin: “Una petición para mí?”

 

Shin echó un vistazo al formulario de solicitud, preguntándose por qué era necesario pasar por todo el trabajo de presentar una solicitud específicamente para él. La solicitud fue para la cooperación de Shin en la construcción de un nuevo barco.

 

No había ninguna mención de naves mágicas en el interior. Como el gremio no conocía las circunstancias, probablemente fue visto como una solicitud para que el aventurero busque las piezas necesarias.

 

Sin embargo, Shin conocía a Zigma e inmediatamente comprendió que se le estaba pidiendo algo más.

 

Mizet: “Sir Zigma aparentemente insistió con vehemencia en que esta solicitud sea recibida cuando usted venga. ¿Me pregunto qué pasó con él?”

Shin: “Zigma ...”

 

Shin intentó no mostrarlo, pero mentalmente se preguntó qué había pasado con el astillero.

 

Shin: “De todos modos, planeé ir al astillero más tarde, así que le preguntaré directamente. Entonces decidiré si aceptar la solicitud o no”.

Mizet: “Muy bien, por favor llévate el formulario de solicitud. Eso es todo, gracias por tu tiempo “.

Shin: “Me retiro, entonces.”

 

Shin asintió a Mizet y abandonó el gremio. Pensando que podría encontrar a Schnee, decidió pasar por el mercado de regreso.

 

 

◆◆◆◆

 

 

Mientras Shin hablaba en el gremio, Schnee estaba comprando sola en el mercado. Ella estaba usando su habitual habilidad de ilusión, por lo que nadie podía descubrir su verdadera identidad, pero la gente se giraba y la miraba con bastante frecuencia. Schnee recordó que Shin una vez le dijo que era hermosa incluso cuando se transformaba, y una pequeña sonrisa apareció en sus labios.

 

Esa sonrisa, sin embargo, no duró mucho.

 

Schnee: “……suspiro”

 

Un suspiro escapó de su boca. Ella había hecho todo lo posible por no mostrarlo frente a Shin. Por eso, cada vez que estaba sola se sentía deprimida. Había ocurrido antes, aunque muy raramente. Últimamente, o para ser precisos, desde el día anterior, sucedió con mucha más frecuencia. La razón era clara: la barrera que la había detenido durante la lucha contra Ishkar.

 

Tiera, Kagerou y Yuzuha pudieron ir a ayudar a Shin: Schnee no pudo romper la barrera hasta que Ishkar fue derrotado.

 

Era como intentar atravesar la tierra misma, una barrera tan resistente que era imposible siquiera pensar que podría romperse. Schnee no pudo hacer nada.

 

No había manera de que ella pudiera hacer algo contra una barrera que fácilmente repelía las habilidades marciales de rango Shiden. También había una gran posibilidad de que barreras similares la separaran de Shin nuevamente. En tal caso, ella no sería incluida entre los miembros que podrían ayudar a Shin.

 

Schnee: “………”

 

Schnee hizo sus compras en silencio, colocando los artículos en la caja de objetos sin ser vista. Ella siguió pensando durante todo el proceso. Sin embargo, su tren de pensamiento estaba en otra parte. También había otras cosas por las que no podía evitar preocuparse.

 

Esas fueron las palabras de Ishkar sobre un “retorno no deseado”. Señalaron el regreso de Shin al mundo real, ¿no es así?

 

Shin debe haberse dado cuenta de esa posibilidad también.

 

Cuando se reunió con él nuevamente en Wraith Plains, Shin respondió a Schnee: “¿Volverías a tu mundo si pudieras?” Con un sí.

 

No confiar demasiado en las palabras de Ishkar, pero si encontraban una forma segura para que Shin volviera a su mundo, ¿qué elegiría hacer?

 

Schnee: “Shin tiene razones para regresar”.

 

Las últimas palabras de Marino. La familia y los amigos que dejo, todas las demás personas conectadas con él.

 

El otro lado es la tierra de Shin, el lugar al que pertenece. Schnee entendió que su presencia en este mundo era una irregularidad.

 

Schnee: “¿Tiene razones para quedarse aquí ...?”

 

…sí.

 

Es lo que ella estaba tratando de decir.

 

Shin tiene razones para quedarse en este mundo. Algo lo suficientemente importante como para compararlo con el otro mundo.

 

Seré esa razón. Es lo que ella quería decir.

 

La boca de Schnee, sin embargo, no pudo pronunciar esas palabras. Solo los suspiros escaparon de sus labios.

 

Schnee: “Yo ... Shin, yo ...”

 

Mucho.

 

Puedo decir con confianza que te amo.

 

¿Pero qué hay de ti?

 

¿Qué piensas de mí?

 

Schnee expresó sus emociones claramente, pero por otro lado Shin rara vez expresó tales cosas en palabras. Desafortunadamente, a menudo solo se reía disculpándose.

 

—- Todo lo que puedes hacer es hacerlo caer lo suficientemente fuerte como para que no tenga ganas de volver más.

 

Las palabras de Filma preocuparon a Schnee.

 

Su apariencia fue decidida por Shin. A juzgar por su reacción inicial, estaba claro que era exactamente como él idealizaba a una mujer. Su mirada constante al área de su pecho tampoco podía ser su imaginación. Que le muestre afecto no debería ser desagradable para él.

 

La estrategia que Filma había propuesto, medio bromeando, acercarse a él pidiéndole que la llevara, también podría tener éxito. Incluso si lo hiciera, ¿sería suficiente para hacer caer a Shin?

 

En la era del juego, las interacciones físicas con su amante, Marino, estaban limitadas por el sistema. Sin embargo, a los ojos de Schnee, realmente se amaban.

 

La apariencia del cuerpo físico llamado avatar podría cambiar, aparentemente. No era algo en lo que pudieras confiar para decidir si abrir tu corazón o no.

 

Lo que los conectaba, sin embargo, no era el cuerpo sino el corazón. Un lugar profundo que no se podía tocar fácilmente, allí era donde realmente se buscaban.

 

Incluso si ella le ofrecía su cuerpo, incluso si su rostro era de su agrado, su cuerpo era mejor, Schnee no creía que fuera suficiente para retener a Shin.

 

Schnee: “Yo ... yo soy ...”

 

Que quiero hacer

 

¿Qué quiero que haga Shin?

 

Tengo más que suficientes deseos.

 

Deseo que sea feliz.

 

Deseo ver su sonrisa.

 

Deseo que él me abrase.

 

Deseo que me bese.

 

Deseo que él me mire a mí y solo a mí.

 

Que me quiera a mí y solo a mí.

 

Tal vez eran más peticiones que deseos. Pero eran los verdaderos sentimientos de Schnee.

 

Tal vez porque se sentía incómoda, el deseo de tener a su ser querido solo para ella se hizo más fuerte. Al mismo tiempo, le recordó a la amante de Shin, Marino.

 

Ella quería ser como ella. Eso es lo que Marino fue para Schnee.

 

Schnee pensó en Marino, quien se convirtió en el amante de Shin. Ella pensó, pensó más duro, finalmente lo entendió.

 

La persona más cercana a Marino era Tiera.

 

Schnee: “……….”

 

Tal vez Shin también se había dado cuenta de que, en algún lugar dentro de Tiera, la sombra de Marino estaba presente.

 

El beso en ‘Black Priestess Shrine’, la barrera que fue pasada por alto durante la lucha de Ishkar. También podría haber ocurrido algo más que Schnee no sabía. Probablemente lo hubo.

 

Si Marino cooperaba con Tiera, el corazón de Shin podría ser llevado a ella. Mirando a Tiera, estaba claro que no le disgustaba Shin, con o sin Marino.

 

Sea consciente de ello o no, la mirada de Tiera se dirigió hacia Shin con tanta frecuencia como la de Schnee.

 

Schnee era lo suficientemente consciente de su entorno como para notarlo.

 

Schnee: “... ¿en qué estoy pensando ahora?”

 

Su tren de pensamientos había descarrilado completamente, sus pensamientos estaban dispersos. Schnee se dio cuenta y suspiró de nuevo.

 

Probablemente había estado caminando absorta en sus pensamientos: antes de darse cuenta, había llegado a la cima de una colina que dominaba la ciudad de Barbatos. Probablemente estaba destinada a ser un lugar para disfrutar la vista: había algunos juegos para niños y bancos.

 

Schnee: “Nadie más está por aquí”.

 

Un lugar con una vista tan bonita, desierto antes de la hora del almuerzo.

 

Era la primera vez que Schnee estaba allí, por lo que no podía estar completamente segura, pero era extraño que nadie más estuviera allí a esta hora del día. Mientras se preguntaba por la situación sospechosa, captó una presencia que se dirigía hacia la colina. Alguien caminando tranquilamente. Schnee miró en esa dirección.

 

Schnee: “¿Estoy siendo observada?”

 

La persona probablemente estaba usando [Through Sight]. Schnee claramente sintió la mirada del desconocido invisible en ella.

 

Schnee usó [Through Sight] y miró al misterioso observador.

 

Schnee: “¡No puede ser ... !?”

 

Schnee se sorprendió al ver quién estaba caminando por la colina.

 

Ropa de caballero con decoraciones deslumbrantes, cabello blanco con un sombrero de seda con borde dorado. Guantes blancos sosteniendo un bastón, la apariencia de un verdadero caballero.

 

Una cara de aspecto apuesto con una sonrisa inocente y juvenil. Schnee notó, sin embargo, cómo sus ojos castaños claros no sonreían en absoluto.

 

Sin disfrazarse ni prestar atención a los alrededores, el criminal buscado en todo el continente, Hameln paseaba tranquilamente por la colina.

 

Tan pronto como Schnee se dio cuenta de la identidad del hombre, envió un Mind Chat a Shin y al resto del grupo.

 

Schnee: “(Vi a Hameln. Nos pondremos en contacto pronto.)”

 

Schnee también transmitió la ubicación al grupo sorprendido. No había monstruos alrededor, por lo que ella podía ver. Si es posible, ella quería derribarlo allí.

 

Sin embargo, a ella le preocupaba la razón por la que él se presentaría ante ella de esa manera, a la mitad del día.

 

Se dijo que los trabajos de espionaje como Hunters y Ninjas poseen una gran afinidad con las habilidades de detección visual. Los jugadores incluso habían realizado varias pruebas para ver si no había estadísticas ocultas basadas en la raza y el trabajo.

 

Usar [Through Sight] sin otras contramedidas en una Kunoichi, la versión femenina de la Ninja como Schnee, fue como mostrar públicamente su ubicación.

 

Hameln seguramente se dio cuenta de eso: debe haber estado tramando algo definitivamente.

 

Hameln: “Oh my, gentilmente me esperaste. Sorprendente. Estaba seguro de que me emboscarías, ¿Sabes?”

 

Hameln afectó a la sorpresa con todo su cuerpo.

 

Viendo a través del disfraz de Schnee como si nada se esperara de un exjugador como Shin.

 

Schnee: “Sabes bien que sería inútil, ya que he capturado tu posición. Te preguntaré por si acaso, ¿cuál es tu objetivo?”

 

Schnee conversó con Hameln para ganar tiempo hasta que Shin y los demás llegaron. Shibaid y Filma probablemente tomarían algún tiempo, pero Shin debería llegar en unos minutos.

 

Hameln: “Mi objetivo, dices. Supongo que serías tú.”

Schnee: “¿Yo?”

Hameln: “Sí, tú también viniste a este mundo después de todo. Estaba pensando en probar algo que me estaba molestando, ¿sabes?”

 

Frente a la vara de Hameln empuñando la mano izquierda, una tarjeta apareció en su mano derecha previamente vacía.

 

Tan pronto como lo vio, Schnee agarró la empuñadura de Aoi Tsuki y puso más distancia entre ellos.

 

Aparte de las cartas de objetos, también había cartas ofensivas que sellaban hechizos mágicos.

 

“Por favor, no tengas miedo de mí, no hay necesidad de preocuparse. Esto es solo un pequeño truco, no tengo intención de lastimarte. Eso no tendría ‘sentido’”

 

La sospecha de Schnee hizo que la sonrisa de Hameln se profundizara. Apuntó la tarjeta hacia Schnee.

 

Mientras lo hacía, la tarjeta desapareció y el cuerpo de Schnee comenzó a brillar.

 

Schnee: “!?”

 

Schnee notó el repentino resplandor de su cuerpo y comenzó a moverse incluso antes de pensar. Instantáneamente corrió al lado de Hameln y giró su Aoi Tsuki sin dudarlo.

 

Hameln: “Mi, oh my, tu velocidad ha mejorado enormemente. Tu arma también ha sido reforzada”.

 

Hameln, quien había escapado de la mayor parte del ataque de Schnee, retrocedió unos pasos mientras se aferraba al lugar donde solía estar su brazo izquierdo. El baston que había intentado usar para defenderse estaba en el suelo, cortado por la mitad.

 

Hameln: “Si el artículo no hubiera mostrado su efecto, ya estaría fuera de combate. Supongo que te he subestimado. Voy a reflexionar sobre ello para el futuro”.

 

Hameln habló en un tono que no encajaba con alguien que acababa de perder un brazo.

 

En la era del juego, debido a la libertad de movimiento y al rendimiento de la IA, probablemente era superior. Sin embargo, a partir de este intercambio, Schnee se dio cuenta de que podía derrotarlo ahora. Eso fue, sin embargo, más allá de lo que podía hacer en su condición actual.

 

Schnee: “Qué me has hecho…!”

 

Schnee sintió que su fuerza abandonaba su cuerpo. No solo eso, ella también podía sentir algo diferente, como si algo insustituible hubiera desaparecido. Algo que no podía poner en palabras. Ella tampoco podía ignorarlo.

 

Más que Hameln, esta sensación desconocida que envolvía todo su cuerpo era mucho más aterradora.

 

Hameln: “Sólo los jugadores podrían decir qué es esto, más o menos. No tengo intención de guardar secretos, así que déjame decirte lo que está sucediendo. Tal vez lo haya experimentado una vez, pero este es un objeto que restablece a cero el nivel de afecto de los personajes de apoyo. En el juego, solo afectó a los personajes de apoyo, pero parece que la restricción ya no existe en este mundo”.

 

Schnee nunca había oído hablar del objeto mencionado por Hameln. Ella comprendió instintivamente, sin embargo, cómo sería una debilidad fatal para ella.

 

Schnee: “Kh ... aah ...”

 

Su cuerpo brilló por varios segundos. Sin embargo, ella no podía decir otra palabra.

 

La mano de Schnee soltó a Aoi Tsuki.

 

Antes de que el sonido de la hoja golpeando algunas piedras pudiera llamar su atención, sintió un golpe sordo detrás de su cabeza. Entonces se dio cuenta de que se había derrumbado en el suelo.

 

Hameln: “Bueno, bueno, misión completa. Oh, sí, debería ... eso también. ——- efecto sobre los otros ——— personajes...”

 

Atrapó fragmentos de las palabras de Hameln.

 

Su conciencia se estaba desvaneciendo. Sus ojos no se mantendrían abiertos.

 

Shin: “¡¡¡SCHNEEEEEEE !!!”

 

Justo antes de perder completamente la conciencia, escuchó la voz de alguien.

 

 

◆◆◆◆

 

Algún tiempo antes del encuentro de Schnee con Hameln, Shin y Yuzuha habían ido al mercado, después de terminar su negocio en el gremio.

 

Todo tipo de personas y especies llenaban el mercado: una chica humana estaba negociando los precios con un vendedor, un pescador inspeccionaba los productos, una sirena estaba llamando a la multitud que pasaba, una Bestia frunciendo el ceño por el olor acre de los peces.

 

Shin miró a su alrededor sin rumbo, reconociendo los peces que conocía de la era del juego y otros que nunca había visto antes. La gran variedad de productos alimenticios en exhibición también incluía algas marinas, mariscos, alimentos secos: una colección de productos marinos típicos empacados en los estantes, un verdadero festín para los ojos.

 

Shin: “(Todos se ven, muy sabrosos)”

Yuzuha: “(También hay algunas cosas que se ven increíbles. ¿Realmente puedes comer eso?)”

 

En este mundo, había muchas criaturas con apariencias que apenas igualaban su sabor, especialmente si provenían del mar. Sin embargo, si estaban a la venta, seguramente eran comestibles.

 

Yuzuha: “(Tengo hambre)”

Shin: “(Todavía es un poco pronto para el almuerzo. Se paciente.)”

Yuzuha: “(Kuu ...)”

 

Yuzuha, mayormente agotada de toda su energía, yacía impotente sobre la cabeza de Shin. Sus patas delanteras cubrían sus ojos, así que Shin la agarró suavemente por la cintura y la movió hacia su hombro derecho.

 

Shin: “Nos tomamos un tiempo en el gremio, ¿supongo que Schnee ya se ha ido?”

 

Shin miró el mapa mientras caminaba por una calle cerca del centro del mercado. Si Schnee estuviera cerca, vería su nombre cerca de su marcador. Todos los marcadores que podía ver, sin embargo, estaban coloreados de verde, como en, neutral. No hay señales de Schnee.

 

Probablemente podría encontrarla si expandía el rango del mapa, pero si ella no estaba en el mercado, probablemente estaba de regreso en Shigureya, por lo que Shin no siguió buscando.

 

Sin embargo, aquí y allá, Shin escuchó a los hombres comentar cosas como “¡Acabo de ver a una hermosa rubia en este momento” o “¡Ese era un cuerpo explosivo!”.

 

No podía estar 100% seguro, pero Shin estaba seguro de que estaban hablando de la forma camuflada de Schnee. A pesar de siempre esforzarse al máximo para no mirar el pecho de Schnee, Shin no podía evitar echar un vistazo de vez en cuando. Según Filma, ella había crecido aún más desde la era del juego. No era algo que Shin pudiera olvidar o ignorar.

 

Shin: “... ¿En qué diablos estoy pensando, de todos modos?”

 

Los pensamientos impuros propios de un hombre probablemente lo habían afectado. Shin negó firmemente con la cabeza para alejar tales delirios.

 

El abrazo en ‘Black Priestess Shrine’, el beso en Fuji, su figura en traje de baño en ‘Castle of the Depths’.

 

Shin también era un hombre, después de todo: pensando en la suavidad del cuerpo femenino y en la voluptuosa figura en traje de baño que vio en la mazmorra, no podía mantener la calma.

 

Yuzuha; “(Kuu, Shin, pervertido.)”

Shin: “¿¡Qué!? Yu, Yuzuha, ¿¡qué acabas de ...!?”

 

Era como si Yuzuha hubiera leído los pensamientos de Shin: sorprendido, se olvidó de Mind Chat y reaccionó en voz alta.

 

Yuzuha; “(Schnee es hermosa. Sólo tómala.)”

Shin: “Eso... no es tan simple”.

 

No había nada que no le gustara de Schnee. Su objetivo, sin embargo, era regresar a su mundo anterior: sentía que no estaba bien ponerle las manos encima.

 

Sabía que era cruel de su parte dejar que ella tuviera esperanzas sobre él. Aun así, no rechazó las demostraciones directas de afecto de Schnee.

 

Por otro lado, si renunciara a regresar y se estableciera en este mundo, el dilema con Schnee se resolvería.

 

En su situación actual, sin embargo, ni siquiera estaba claro por qué había sido transportado al mundo actual. Si se rendía y luego era transportado de alguna manera al mundo anterior, sería simplemente insoportable.

 

Yuzuha; “(¿Shin, te gusta Schnee?)”

Shin: “Por supu...”

 

Shin estaba a punto de decir “por supuesto”, cuando notó varios pares de ojos que lo miraban como si fuera extraño. Desde el punto de vista de otras personas, parecía que estaba caminando mientras murmuraba para sí mismo.

 

Shin: “(... por supuesto que sí. Pero ya sabes, en el juego había una cosa llamada nivel de afecto... si eso sigue influyendo en los sentimientos de Schnee, puedes decir que es como si tuviera control mental ...)”

 

Shin cambió de nuevo a Mind Chat y continuó hablando.

 

Lo mismo podría decirse de Shibaid, Filma y los otros personajes de apoyo. En el momento de su creación, los personajes de apoyo solo tienen el nivel mínimo de lealtad.

 

Eso no sería un problema si el jugador solo quisiera que actuaran como empleados, pero si pelearan junto al jugador, como lo hacían los personajes de apoyo de Shin, las cosas eran muy diferentes.

 

Si el nivel de afecto era bajo, el rango de comandos disponibles era limitado.

 

Actuar juntos y usar objetos para elevar el nivel de afecto eliminó gradualmente tales limitaciones.

 

Cuando el nivel de afecto estaba al máximo, como prueba de tales vínculos, el jugador obtiene un fragmento de [Drop of Erathem]. Uno por personaje de apoyo para un máximo de cinco, por lo que hay un total de cinco personajes de apoyo.

 

Cuando se juntaron, todavía no eran suficientes para forjar un arma de Grado Antiguo, pero aún eran objetos muy raros. Algunos jugadores los convirtieron en aretes o anillos y se los dieron a sus personajes de apoyo.

 

Shin: “(¿Podría estar retorciendo los sentimientos de Schnee? ... es lo que pienso, a veces.)”

 

En el pasado, le había dado grandes cantidades de objetos para aumentar el afecto a la vez, para aumentarla rápidamente.

 

En el juego, solo era una estadística que subía, así que no había nada de qué preocuparse. Para eliminar las limitaciones de rango de los comandos, para ganar objetos raros. Todo fue por sí mismo.

 

Pero este mundo era real. Si Schnee fue influenciada por sus acciones durante la era del juego o desde el juego ...

 

Mirando a Schnee, Shin estaba empezando a tener dudas.

 

Yuzuha: “(A Schnee le gusta Shin. Ella no está siendo controlada.)”

Shin: “(Bueno, eso espero.)”

 

Shin respondió a Yuzuha sin mucha convicción con sus hombros cayendo. Si regresaba a su mundo o no, quería dejarlo claro.

 

Yuzuha: “(Pase lo que pase, Yuzuha está con Shin.)”

Shin: “(No puedes estar segura de eso. Si vuelvo a la realidad, no podrás ...)”

Yuzuha: “(Sí. Iré contigo.)”

 

Shin se opuso, declarando algo que pensó que era obvio, pero Yuzuha lo interrumpió, completamente confiado.

 

Yuzuha: “(Yuzuha quiere estar con Shin. No es por ningún objeto. ¡Kuu!)”

 

Yuzuha envolvió sus colas alrededor del cuello de Shin y besó sus mejillas con sus patas delanteras. Sus golpes ligeros y acolchados lo golpearon repetidamente.

 

Yuzuha expresó que no estaba con Shin porque estaba manipulada.

 

Shin: “(... bueno, haz lo que quieras. No es que tenga pruebas ni nada.)”

 

No había manera de averiguar si alguien estaba influenciado o no por el nivel de afecto.

 

Schnee dijo que incluso recordó el primer día que Shin ingresó en THE NEW GATE.

 

Si es así, no sería extraño que a ella realmente le gustara. Existía la posibilidad de que su nivel de afecto actual fuera verdadero afecto.

 

Era un problema que no podía resolverse, sin importar cuánto lo pensara.

 

Shin: “Bueno, basta de deambular. Es hora de volver, supongo”.

 

No hay señales de Schnee. Tan pronto como Shin se dio la vuelta, hacia Shigureya, recibió un mensaje de Mind Chat de ella.

 

Schnee: “(Vi a Hameln. Nos pondremos en contacto pronto.)”

 

La voz de Schnee hizo eco desde lejos. Fue una transmisión masiva, un mensaje enviado a todos los usuarios registrados.

 

Shin: “¿Hameln? Él no puede estar tratando de desatar una estampida de monstruos aquí, ¿¡cierto!?”

 

Shin se deslizó en un callejón cercano, activó [Hide] y pateó el suelo con fuerza. Saltando directamente por encima de los edificios, amplió el mapa, confirmó en qué dirección estaba Schnee y comenzó a correr.

 

Al contrario de sus predicciones, Schnee estaba en la cima de una colina cerca de la ciudad. Cerca de ella solo había un marcador más, de color verde neutro. Tenía que ser Hameln.

 

Shin: “Hay presencias de monstruos alrededor de Barbatos, pero no es una cantidad lo suficientemente grande como para atacar la ciudad. ¿Así que supongo que esta vez no es su objetivo?”

 

Shin corrió, cortando el viento.

 

Intentó adivinar qué intentaría hacer Hameln, pero al final Shin no tenía suficiente información sobre él. En el juego, Shin había exterminado a los monstruos y le había dado el golpe final, pero hasta el final no supo exactamente qué era lo que Hameln quería hacer.

 

Unos segundos antes de que Shin alcanzara la colina, el marcador de Hameln cambió a rojo.

 

Shin: “¿Qué está pasando ahora?”

 

El mapa no pudo mostrar el comportamiento de los marcadores en detalle. Lo que estaba claro es que Schnee había rozado justo al lado de Hameln, y luego se detuvo.

 

Schnee y Hameln estaban en una colina de altura moderada. Pensando que sería una pérdida de tiempo dar vueltas, Shin saltó desde el techo, luego pateó el suelo de nuevo para levantarse, lo suficientemente fuerte como para dejar una grieta.

 

Lo que Shin vio en la colina fue el colapso de Schnee y Hameln sin un brazo.

 

Shin: “Schneeeeeeeeeeeeeeee!”

 

Tan pronto como la vio, Shin se encontró gritando.

 

Su llamada desesperada logró alcanzarla apenas antes de que cayera.

 

Suavemente, el cuerpo de Schnee se levantó de nuevo, y sin un sonido se movió detrás de Hameln. Sus manos se aferraron a Aoi Tsuki, el arma que había dejado caer momentos antes.

 

Shin: “!?”

 

Hameln se había distraído con el grito de Shin y notó que Schnee se acercaba solo en el último momento, alejándose instintivamente.

 

Al parecer, había sido lo suficientemente dañado como para causar que se derrumbara. El ataque de Schnee carecía de agudeza: solo logró herir el pecho de Hameln.

 

Hameln, ahora a cierta distancia de Schnee, vio cómo su abrigo se rasgaba por la mitad. Sin embargo, no había sangre: el corte probablemente no alcanzó su cuerpo.

 

Shin: “Schnee!! ¿¡Estás bien!?”

Schnee: “Si no hay problema.”

 

Shin verificó la condición de Schnee, mientras miraba a Hameln. Ella no apareció herida en ninguna parte. Su nivel y estatus eran los mismos de siempre.

 

Hameln: “Llegaste bastante rápido, mi amigo. Sin embargo, debo decir que no pensé que nos volveríamos a encontrar”.

 

Hameln le habló a Shin en tono alegre.

 

Shin: “No podría importarme menos. ¿Qué le hiciste a Schnee?”

Hameln: “Oh, en realidad no es algo que valga la pena mencionar. Acabo de usar un artículo de reajuste de afecto. Hablando honestamente, dudaba que realmente funcionara, ya sabes. Pensé que ya lo habrías restablecido durante ese evento, para recolectar objetos. Como sabes, solo funciona una vez.”

Shin: “... [Cursed Tag of Crippling]!”

Hameln: “Sí exactamente.”

 

La sonrisa de Hameln se amplió y Shin materializó a Moonless. Estaba preocupado por la condición de Schnee, pero hubiera sido mucho más problemático dejar ir a Hameln.

 

Shin: “¿Dónde lo obtuviste? Debería ser imposible para los jugadores crearlos”.

 

Hameln: “El gremio Kishimi, ¿cierto? Ellos también están en este mundo, sabes. El objeto que utilicé es algo que encontré en su asentamiento, después de eliminarlos. Oh, no te preocupes: el que usé en Schnee fue el último que tuve. No tengo otros objetos para restablecer el nivel de afecto”.

 

Hameln continuó hablando en un tono caprichoso, pero Shin no dudó y lo atacó con “Sin Luna”.

 

Él no lo mataría, ya que había información que tenía que ser extraída.

 

Antes de que Shin pudiera atacar, sin embargo, una sombra apareció entre ellos.

 

Shin: “Tch!”

 

Shin chasqueó la lengua mientras bajaba a Moonless y cortaba la sombra intrusa en dos. Sin embargo, debido a la inesperada masa del objetivo, el corte de la espada de Shin no tenía su velocidad habitual.

 

La identidad de la sombra era un monstruo con capacidades para reducir daños, Mad Shadow.

 

Como su nombre lo indica, su capacidad de reducción de daño le permitía disminuir el daño que recibió a un tercio, y trabajó tanto en ataques físicos como mágicos. Además, también podría envolverse alrededor de espadas y lanzas para que sea más difícil luchar.

 

Como le sucedió a Shin, el monstruo también podría ralentizar la velocidad de ataque: era odiado por los jugadores, especialmente cuando se encontraban en eventos de ataque de tiempo.

 

Su nivel se fijó era de 100 y no tenía ninguna capacidad ofensiva: por otro lado, se decía que su VIT era más de 800.

 

Mad Shadow no logró envolver completamente a Moonless de Shin, pero reducir la velocidad de ataque de Shin le permitió a Hameln alejarse de su rango de ataque.

 

Hameln: “Probablemente me querías capturar y extraer información de mí, pero no tenía intención de ocultar nada desde el principio, así que supongo que te daré mi opinión y me iré. Es posible hacer artículos para devolver el nivel de afecto a lo que era. Si el artículo funciona o no, sin embargo, todo depende de la suerte. De todas las veces que lo he probado con personajes de apoyo hasta ahora, funcionó aproximadamente la mitad de las veces. Otras opciones serían los jefes de eventos que no están confirmados para existir aquí también, pero supongo que siempre se podría intentar buscarlos”.

Shin: “... ¿por qué me dices todo esto?”

 

Hameln: “¿Qué efecto tendría sobre los personajes de apoyo de un Humano Superior? ¿Realmente volverá? Eso es lo que me gustaría ver. No tenía ni la más mínima idea de querer eliminar a Lady Schnee. El intercambio de ahora me tomó por sorpresa, pero hubiera sido aburrido continuar. ¿Estoy seguro de que entenderás que estoy diciendo la verdad, querido Shin?”

 

Tal como dijo, Hameln probablemente solo quería ver los resultados del uso del objeto. Sus palabras y acciones parecían exactamente las mismas que eran durante el juego.

 

Para bien o para mal, a Hameln no parecía importarle especialmente nada más que sus propios objetivos.

 

Con frecuencia actuaba como MPK (Asesino de Monstruos) porque disfrutaba viendo la lucha de las personas: si sus objetivos sobrevivían o morían como resultado, no le preocupaba.

 

Teniendo en cuenta su pasado, no parecía que estuviera mintiendo.

 

Hameln: “Bien entonces, me voy a ir ahora. Espero con ansias la próxima vez que nos veamos”.

 

Hameln había estado hablando detrás de una gran cantidad de Mad Shadows que había convocado como una barrera, pero su presencia ahora desaparecía. Su forma de desaparecer no hacía parecer que había usado movimientos de alta velocidad o [Hide]: probablemente había usado la teletransportación. Sin un marcador, no había manera de rastrear un objetivo teletransportado.

 

Shin se hizo cargo de los Mad Shadows restantes, luego habló con Schnee.

 

Shin: “¿Qué pasó exactamente aquí?”

Schnee: “No sé nada más que lo que dijo Hameln. Dijo que usó [Cursed Tag], pero no siento nada malo con mi condición “.

 

Schnee respondió con naturalidad a la pregunta de Shin. Ella no parecía estar en una condición seria, ni estar resistiendo algo. Probablemente era cierto que no había nada malo en ella.

 

Su comportamiento de hecho, sin embargo, fue un marcado contraste con el Schnee habitual. Ella era demasiado inexpresiva cuando hablaba de su condición.

 

Shin: “… ¿Me recuerdas?”

Schnee: “Recuerdo que eres mi creador y el señor a quien debo servir”.

Shin: “… ¿Solo eso?”

Schnee: “Ha pasado menos de una hora desde que aparecí en este lugar y comencé mis actividades, así que diría que no hay nada más que agregar”.

 

Schnee respondió la pregunta algo molesta de Shin sin cambiar su expresión un poco.

 

Su mirada ya no tenía el calor habitual: era simplemente observar el ser conocido como Shin. Shin sintió que su sangre se enfriaba.

 

Shin: “Algo como que te dejé a cargo de Tsuki no Hokora durante todo ese tiempo”.

Schnee: “¿Te refieres a la base?”

Shin: “Fuimos a Falnido, Hinomoto, muchos otros lugares también, ¿no?”

Schnee: “No recuerdo eso...”

Shin: “... incluso Filma y Shibaid?”

Schnee: “¿Quiénes son ellos?”

 

Las expresiones de Schnee se nublaron después de las numerosas preguntas de Shin. No era un acto, ella realmente no lo sabía.

 

Shin: “En serio…?”

 

Finalmente, Shin suspiró.

 

A juzgar por sus palabras, parecía que Schnee había regresado al escenario justo después de que se había creado un personaje de apoyo, sus recuerdos se restablecieron. Ella podría usar su equipo sin problemas, por lo que su nivel y estadísticas no deben cambiar.

 

El nivel de afecto aumentaba poco a poco a medida que el jugador se mantiene conectado: si los personajes de apoyo actuaban junto al jugador o se usan ciertos objetos, puede aumentar en grandes cantidades.

 

Si se restablece el nivel de afecto, las memorias relacionadas y los recuerdos experimentados cuando el nivel de afecto fue alto probablemente se borrarán junto con él.

 

Schnee fue el primer personaje de apoyo de Shin. Estuvieron juntos la mayor parte del tiempo desde que comenzó a jugar, por lo que su nivel de afecto estaba en constante crecimiento.

 

Probablemente, la cosa hubiera sido diferente si él la hubiera dirigido a la tienda, pero era probable que para Schnee restablecer el nivel de afecto también significara borrar todos sus recuerdos.

 

Schnee: “¿Alguna otra pregunta?”

Shin: “Bueno, esperemos a que Filma y los demás lleguen primero. Déjame decirte primero que Filma es un personaje de apoyo, como Shibaid”.

Schnee: “¿Personajes de apoyo además de mí? Se supone que soy la primera en orden de creación”.

 

Schnee pareció desconcertada saber de repente que se crearon otros personajes de apoyo.

 

Con la recuperación de sus recuerdos, no era de extrañar que no recordara sobre los personajes de apoyo creados después de ella.

 

Para Schnee, el tiempo pasado en ese mundo era casi cero. Probablemente le pareció extraño que existieran múltiples personajes de apoyo.

 

Shin: “No sé si me creerás, pero en realidad has perdido tus recuerdos. Una vez que Filma y los demás se enteren, es probable que te hagan las mismas preguntas que acabo de hacer, pero por favor, acéptalo”.

Schnee: “Entendido. Estaré en espera, entonces”.

 

Schnee no dijo nada más y se quedó en completo silencio. Parecía que no tenía intención de participar activamente en la conversación.

 

Se puso de pie, con las manos ligeramente apoyadas en su falda, no con el movimiento más pequeño. Si no parpadeara, podría confundírsele por una muñeca muy bien hecha.

 

Yuzuha; “Kuun ...”

 

Yuzuha, a quien Schnee no le había prestado la más mínima atención, emitió un gruñido solitario.

 

Yuzuha: (Los recuerdos desaparecen, eh.)

 

Shin podría haber hecho más preguntas para comprender la situación actual de Schnee, pero no pudo hacerlo. Se sorprendió más de lo esperado al escuchar que Schnee lo llamaba “señor” con ese tono y expresión en blanco.

 

Podía sentir una especie de respeto por parte de ella, pero nada más. La sonrisa que tenía apenas unas horas antes no estaba a la vista.

 

Shin:   ([Cursed Tag of Crippling]. Para revertir sus efectos, necesito [Blessed Tag of Bonding], si la memoria me sirve bien).

 

El objeto que restablece el nivel de afecto, oficialmente denominada [Cursed Tag of Crippling], se implementó en el juego durante el evento [Depths of Oblivion].

 

Fue utilizado por enemigos que se apuntaban no a los jugadores, sino a los personajes de apoyo, obligando a que sus niveles de afecto regresen a cero.

 

En términos más precisos, sin embargo, sus recuerdos no se perdían, sino que solo se quitaron.

 

Durante este evento, junto con [Blessed Tag of Bonding], también se implementó un ítem llamado [Blessed Tag of Bonding]. Usándolo restablecería el nivel de afecto perdido.

 

Si algo desaparece, no puede ser devuelto. Pero si se lo quitan, se lo puede devolver y también se recuperarán los recuerdos... o eso dice la descripción del evento.

 

Además de usar [Blessed Tag of Bonding], la forma de restaurar los recuerdos era derrotar al dios malvado que el clan Kishimi veneraba, el jefe del evento. En el juego, los [Cursed Tag] tenían una tasa de éxito del 100%, pero si Hameln había estado diciendo la verdad, ahora era una apuesta.

 

Durante este evento, muchos jugadores restablecen los niveles de afecto de sus personajes de apoyo a propósito, para luego volver a elevarlos y obtener más [Drops of Erathem]. Las [Cursed Tag] pueden restablecer los niveles de afecto solo una vez por personaje. Teniendo en cuenta la recompensa, no era una gran pérdida.

 

Shin tampoco era diferente: había restablecido los niveles de afecto de todos sus personajes de apoyo desde el número 2, Filma, en adelante. Schnee, sin embargo, era diferente.

 

Completar el evento con un personaje de apoyo no afectado por el [Cursed Tag] otorgaba una recompensa especial. Shin así lo hizo con Schnee, su personaje de apoyo más fuerte en ese momento.

 

Shin: (¡¡Mierda! ¡¿Cómo podría haber esperado esto?!)

 

Schnee, el único entre los personajes de apoyo de Shin que podría verse afectado por la [Cursed Tag], se encontró con Hameln y este uso [Cursed Tag] en ella. Shin nunca podría haber anticipado tal posibilidad.

 

Shin sabía qué materiales se necesitaban para crear la [Blessed Tag], pero la [Cursed Tag] no era algo que los jugadores pudieran crear. Shin se rascó la cabeza, tratando desesperadamente de recordar cualquier información útil. Sin embargo, no pudo llegar a nada, y eventualmente llegaron Filma y los demás.

 

Incluso después de mirar a Shibaid y Filma, personajes de apoyo como ella, o Tiera, con quien solía manejar a Tsuki no Hokora, el comportamiento de Schnee no cambió en absoluto.

 

Filma: “... Realmente parece que te olvidaste de nosotros”.

Schnee: “Así parece. Todo lo que tengo es la impresión de conocerlos a todos por primera vez”.

Filma: “Parece que actúas y hablas un poco diferente también”.

 

Desde que Shin llegó a este mundo, Schnee siempre tuvo un ambiente cálido, por lo que, como dijo Filma, su personalidad también podría haber cambiado.

 

Tiera: “Maestra…”

Schnee: “No tengo ningún recuerdo de haber tomado discípulos alguna vez”.

Tiera: “Simplemente lo olvidaste. ¡Por favor recuérdalo!”

 

Tiera siguió presionando, con lágrimas en los ojos, pero Schnee estaba simplemente confundida.

 

Si Schnee no la hubiera salvado, Tiera no sería quien es ahora. Habiendo vivido tanto tiempo juntos, fue un verdadero shock que se olvidara de ella.

 

Shin: “Tranquilízate, Tiera. No es que no haya manera de que Schnee vuelva a ser como era”.

 

Shin les contó a los demás la información que recibió de Hameln. La fuente era un enemigo, pero con respecto a [Blessed Tag], Shin también la había usado durante el evento, por lo que no hubo error.

 

El problema era que incluso con el uso de [Blessed Tag], había solo un 50% de posibilidades de que funcionara.

 

En caso de que fallara, tendrían que buscar al jefe del evento, que ni siquiera estaban seguros de que existiera.

 

Schnee: “¿Es realmente cierto que he perdido mis recuerdos?”

Shin: “Sí. Según tu memoria, acabas de despertarte en este mundo y peleaste con Hameln, ¿verdad? Si es así, sería extraño que tus habilidades no orientadas al combate también aumentaran de nivel. Tu habilidad para cocinar a llegado a IX, ¿no es así?”

Schnee: “… De hecho, poseo muchas habilidades de las que no tengo recuerdo de haber entrenado. Así que es cierto que perdí la memoria”.

 

Schnee comprobó su estado y asintió, convencida.

 

Su expresión apenas cambió, como antes, así que Shin no estaba seguro de si estaba realmente convencida o no. Al mismo tiempo, se preguntaba si ella siempre era tan inexpresiva.

 

Filma le hizo una pregunta.

 

Filma: “Entonces, ¿tienes el objeto que podría recuperar su memoria?”

Shin: “... No tengo todos los materiales. Me falta algo llamado [White Scent Nectar], ¿alguien ha oído hablar de eso?”

 

Shin marcó su caja de artículos, luego respondió a la pregunta de Filma.

 

Los materiales de los objetos del evento normalmente no se pueden usar para hacer otros objetos, por lo que no tenía sentido reunirlos en grandes cantidades. Quedaba algo de lo que sobro cuando hizo los [Blessed Tags] para Filma y los demás, pero no habia suficiente para hacer otro.

 

Shibaid: “¿Por qué no intentas ponerte en contacto con Berett de [Golden Company], primero? Supongo que esa es nuestra mejor oportunidad para encontrarlo”.

Shin: “Sí es cierto. Preguntaré a cualquier persona que pueda contactar primero. Los jugadores como Hibineko podrían llevar algunos también. Filma, chicos, nunca habéis oído hablar de este objeto, ¿verdad?”

Filma: “No”.

Shibaid: “Ni yo tampoco”

Tiera: “Ya lo habría dicho si lo hubiera escuchado”.

 

Filma, Tiera y Shibaid tampoco parecían saberlo.

 

Filma y Shibaid, sin embargo, parecían recordar el evento, por lo que sabían qué tipo de artículo era.

 

Tiera: “En Tsuki no Hokora... ¿hay una máquina que crea materiales? ¿No podría haber algunos allí?”

Shin: “Eso no crea materiales que solo aparecen en eventos. Sin embargo, revisar el almacén es una buena idea. Echemos un vistazo a las casas de Celciutos y Rashugum también”.

 

Gracias a la mención de Tiera del dispositivo de creación de materiales, Shin decidió a qué harían a continuación. Solo iría a visitar Zigma más tarde.

 

Optaron por explicar lo que les pasó a Zazie y los demás, diciendo que se irían por el momento.

 

Primero, fueron a revisar Celciutos, usando una piedra de teletransporte preparada por ellos mismos, diferente de la que se encuentra en Shigureya. El grupo llegó a la nave y se dirigió rápidamente a su almacén.

 

Shin abrió la puerta de 5mels, que se deslizó sin esfuerzo hacia un lado.

 

El almacén contenía objetos en tarjetas y en formas materializadas. Algunos objetos se mantuvieron en forma materializada simplemente porque mantener pilas de tarjetas en un almacén tan grande le daría un ambiente sombrío: una razón bastante sin sentido, honestamente.

 

Mantener los objetos en forma de tarjeta permitía almacenarlos de manera más eficiente: en cada una de las secciones de la sala, una para cada miembro, se apilaron pilas de tarjetas.

 

Una de las funciones del almacén evitó que las pilas colapsaran, ya que todas las tarjetas guardadas allí eran objetos y partes raras.

 

A pesar de la aparente falta de cuidado en la forma en que se apilaban las cartas, en realidad eran pilas y pilas de tesoros.

 

Schnee: “Esto es impresionante... incluso si todos están en forma de tarjeta, me siento un poco abrumado”.

 

Schnee, quien carecía de memoria, comentó después de mirar alrededor del almacén.

 

Si cualquier persona experta en detectar el poder mágico, que no sea un jugador o alguien relacionado con uno, entrara en una sala como esta, quedaría completamente encantada o huiría tan rápido como pudiera.

 

Tiera: “El almacén en Tsuki no Hokora también era increíble. Incluso tenía armas malditas en exhibición, así de simple”.

Schnee: “¿No es eso peligroso?”

 

Tiera comentó con un suspiro, pero Schnee le respondió con seriedad.

 

Shin: “Está bien, siempre y cuando no los toques. Todos los accesorios que pueden crear interferencias mentales están bloqueados para que no hagan nada. Si cualquier arma se vuelve demasiado peligroso, simplemente la derrito y la envío a la fragua”.

 

Shin claramente declaró que no había nada de qué preocuparse, como había hecho con Kuchinashi en Hinomoto, cuando le mostró su almacén.

 

Schnee: “Ya veo, nuestro señor está bien familiarizado con el uso de armas”.

Shin: “Er ... no solo armas, herrería en general. Cuero, hilos ... También he mejorado mis habilidades en el manejo de materiales que no sean metales.”

 

Shin se encontró momentáneamente sin palabras debido al comentario impresionado de Schnee. Sus palabras y expresiones mostraron que simplemente estaba diciendo lo que pensaba.

 

Cuando comenzó a jugar, Shin moldeo el hierro y Schnee vertió su poder mágico en él, para forjar espadas. Aunque no recordaba su experiencia ahora.

 

Shin: “Lo siento, pero tendré que revisar la lista”.

 

Shin regresó a la misión y, después de revisar las tarjetas de artículos en su sección, pidió “permiso” y comenzó a revisar la lista de artículos almacenados de los otros miembros de Rokuten.

 

Recorrió la larga lista de nombres de elementos, buscando [White Scent Nectar]. Comprobó cada lista dos veces, para asegurarse de no perderse.

 

Primero, revisó las listas de Hecate y Cook, ricas en ingredientes relacionados con los vegetales. Luego fue a las otras secciones en orden de la más cercana: Caín, Cachemira y Reed.

 

Sin embargo, contrariamente a sus expectativas, Shin no pudo encontrar el [White Scent Nectar] en ninguna parte.

 

Shin: “No esperaba mucho, pero ni siquiera encontrar uno ... me pregunto si tendremos más suerte en los otros lugares”.

Shibaid: “Sin embargo, no tenemos más remedio que hacer un intento”.

Shin: “Sí, a Rashugum entonces”.

 

Shin asintió a Shibaid y anunció su próximo destino. La forma más rápida sería teletransportarse directamente desde Celciutos, pero como sucedió cuando lo intentaron desde Tsuki no Hokora, no fue posible.

 

Shibaid: “¿Dónde está Rashugum ahora, por cierto?”

Shin: “Tendremos que consultar con Vizzy al respecto. Le pediré a ella que prepare el transporte también. Si los Elder Dragons que usamos antes todavía están disponibles, tampoco es necesario que Rashugum baje”.

 

Rashugum siempre estaba volando en el aire, por lo que, si no era posible volar o teletransportarse allí, sería necesario aterrizar y comenzar desde el piso más bajo.

 

No era imposible para Shin, pero gracias a Vizzy y los Dragones Ancianos pudieron evitar un método tan problemático.

 

Shin: “Enviaré un mensaje a Vizzy y le preguntaré dónde están. Intentaré que venga aquí o con Barbatos, el que esté más cerca”.

 

Schnee: “Como usted, mi señor, es el único Humano Superior, dudo que ella rechace sus órdenes”.

 

Schnee continuó, diciendo que incluso si un miembro de Rokuten que no fuera Shin hubiera venido a este mundo, seguramente obedecería.

 

Vizzy y Berett colaboraron con Shin porque tal vez compartieron los sentimientos de Schnee.

 

Shin: “Estoy tratando de no forzar a la gente aquí. Y puedes llamarme Shin “.

Schnee: “No puedo dirigirme a mi señor de esa manera”.

Shin: “Antes de perder tu memoria, me llamabas Shin, ¿sabes?”

Schnee: “No tengo tal recuerdo”.

 

Schnee se mantuvo firme. Ella quería trazar claramente la línea en su relación de amo-sirviente.

 

Incluso cuando dejaron Barbatos, Schnee reprochó a Filma por su forma demasiado familiar de hablar con Shin.

 

Filma: “Schnee era bastante terca en este período, eh”.

Shin: “Sin embargo, no creo que ella fuera tan rígida”.

Filma: “¿Qué hay de mí?”

 

Shin y Filma respondieron la mirada inexpresiva de Schnee, riéndose y diciendo que no era nada.

 

Schnee: “Por cierto, mi señor, ¿pasaremos la noche aquí?”

Shin: “Depende de lo que Vizzy y Berett nos digan. Estaba pensando en pensarlo después del almuerzo”.

 

Todavía no había elegido dónde comer. Schnee dijo que le gustaría que materializara a Tsuki no Hokora.

 

Schnee: “Voy a seguir adelante y preparar el almuerzo, entonces”.

Shin: “Ok, lo tengo.”

 

Apresurado por Schnee, quien estaba ansiosa por hacer el trabajo de la casa, Shin materializó a Tsuki no Hokora en un espacio abierto. Tiera se dio cuenta y dijo que ayudaría, así que siguió a Schnee al interior.

 

Shin fue a su habitación para escribir mensajes para los personajes de apoyo Vizzy y Berett, así como para los exjugadores Hibineko y Shadow. Después, fue a la cocina para ver cómo estaba Schnee.

 

Shin: “Incluso sin sus recuerdos, creo que sus habilidades están intactas”.

 

Schnee y Tiera estaban haciendo preparativos para la comida.

 

Schnee le había enseñado a Tiera no solo cómo luchar, sino también habilidades útiles para la vida, como la alquimia básica y la cocina.

 

Probablemente debido a que vivieron juntas por un largo tiempo, Schnee y Tiera trabajaron juntas de manera rápida y eficiente, sin tropezar o incomodarse mutuamente.

 

Tiera: “Maestra, una vez dijo que lo importante es la técnica de cocina y los sentimientos”.

 

Tiera, sin darse cuenta de la presencia de Shin, comenzó a hablar con Schnee.

 

Schnee: “Puedo entender por qué la técnica lo haría, pero ... ¿los sentimientos ...?”

Tiera: “Sí. Me dijiste que los platos preparados con sentimientos por alguien y los platos preparados con una técnica tenían un sabor diferente”.

Schnee: “¿Hay algún ingrediente desconocido que agregar ...?”

Tiera: “No, esa no es en absoluto la forma de pensarlo ...”

 

Schnee reflexionó seriamente ... en la dirección equivocada, y Tiera la detuvo, decepcionada.

 

Shin también asintió, escondido a la sombra del pasillo.

 

Tiera: “Maestra... no, Schnee, lo que pusiste en tu cocina fueron tus sentimientos por Shin”.

 

Tiera detuvo sus manos por un momento y habló mientras miraba a Schnee. En su rostro tenía un ligero ceño fruncido, como si estuviera soportando algo doloroso.

 

Schnee: “¿Mis sentimientos por mi señor?”

Shin: “Sí. Shin desapareció, e incluso si te decían que ya no regresaría, continuaste esperándolo. Desde que regresó, siempre lo has estado mirando. Estoy segura de que muchas cosas de las que no estoy enterada también sucedieron entre ustedes”.

 

Tiera continuó, francamente.

 

Pensando en ello, Shin y Schnee estaban solos juntos bastante a menudo. Tiera probablemente también lo había notado.

 

Tiera: “Antes, en mi pueblo, a menudo me decían que era lenta cuando se trataba de un romance ... pero incluso yo podía decir cómo te sentías con respecto a Shin. Eso es lo importante que es para ti”.

Schnee: “Eso está más allá de lo que yo... No me parece increíble que pueda albergar sentimientos por mi señor, pero nuestra diferencia de estatus es demasiado grande. Soy un simple sirviente, ¿me miraría mi señor alguna vez de esa manera?”

 

Schnee cerró los ojos y habló con las manos apoyadas en su pecho.

 

Era simplemente absurdo: sugería el comportamiento de Schnee.

 

Tiera: “Oh, eras bastante abierta en mostrarle tu cariño. A pesar de......... lo que otros pudieran sentir”.

 

Tiera pensó en hablar de una manera ligera e informal, pero probablemente ya no podía contenerse más, y soltó una queja. Lo había dicho casi en un susurro, pero había llegado a los oídos de Schnee.

 

Schnee: “Es eso así. No me siento así a partir de ahora, pero ... ¿es lo mismo para ti?”

Tiera: “Ah! Er, yo ……. sí…”

 

Tiera se quedó estancada en una larga pausa después de la pregunta de Schnee, pero finalmente respondió con un tono de voz muy débil.

 

Después de escuchar su respuesta, Schnee dejó la sartén que sostenía y, con una pequeña sonrisa en su rostro vacío, abrazó a Tiera.

 

Schnee: “Eres muy amable.”

Tiera: “… ¿Eh? Er, yo ...”

 

Schnee abrazó a Tiera con la fuerza suficiente para poder liberarse en cualquier momento que quisiera y luego siguió hablando en voz baja.

 

Schnee: “Después de hablar con Filma y Shibaid, llegué a la conclusión de que yo era... aunque no sé si esta es la forma adecuada de decirlo ... amada por mi señor. Si le tienes cariño a mi señor, esta pérdida de memoria sería la oportunidad perfecta para que expreses tus sentimientos y lo atraigas hacia ti. A pesar de esto, estás tratando de traerme de vuelta, a tu manera ... tal vez porque eres este tipo de persona la yo del pasado fue salvada”.

Tiera: “No, er, no pensé en ir tan lejos ...”

 

Sin saber qué hacer, Tiera se retorcía en los brazos de Schnee.

 

Schnee: “Lo siento, mi cuerpo se movió por sí solo. Incluso si lo olvido, parece que mi cuerpo lo recuerda”.

Tiera: “¡No tienes que disculparte! Soy quien tiene una gran deuda de gratitud hacia ti, maes... ¡Schnee!”

Schnee: “Puedes llamarme Maestra si quieres. Debemos haber vivido juntos el tiempo suficiente para que me llames así instintivamente, ¿correcto?”

Tiera: “Sí, sí. Muchas gracias.”

 

Las últimas palabras de Tiera temblaron.

 

Shin no sabía cómo se conocieron Schnee y Tiera. Como dijo Tiera, no solo respetaba a Schnee, sino que también se sentía en deuda con ella.

 

Después de que Tiera se calmó, los preparativos de comida continuaron sin problemas. Las habilidades de Schnee no habían disminuido en lo más mínimo, por lo que no hubo demora.

 

Shin, sin embargo, había perdido el tiempo para irse. Sólo quería comprobar como estaban, pero se encontró con un desarrollo inesperado.

 

Shibaid: “El menú es carne de hamburguesa, ¿verdad?”

Filma: “De hecho, es un buen olor”.

 

Tal vez atraídos por el olor de la carne cocinada, Shibaid y Filma también llegaron y se unieron a Shin para mirar a la cocina de Schnee y Tiera.

 

Shin: “Ahora que lo pienso, el día que volví a encontrarme con Schnee, comimos un bistec de hamburguesa para la cena”.

 

Shin murmuró en voz baja.

 

Filma: “Hmm, ¿podría ser esta la propuesta de Tiera?”

Shin: “No lo sé, pero ella también estaba con nosotros, por lo que podría ser”.

Filma: “Comida preparada para una ocasión especial... me pregunto si desencadenará sus recuerdos”.

 

Los tres continuaron observando al equipo de cocina mientras hablaban.

 

No estaba claro si Schnee y Tiera los notaron o no, ya que continuaron trabajando en silencio.

 

Poco después, Shin recibió las respuestas a sus mensajes enviados anteriormente.

 

Shin: “Chicos, me voy por un momento”

 

Los exjugadores, Hibineko y los demás, no habían estado muy interesados ​​en el evento “Depths of Oblivion” y no participaron en él. Añadieron que lo investigarían por su cuenta.

 

Berett dijo que no vendían [White Scent Nectar], pero que lo buscaría.

 

Vizzy estaba de regreso en Rashugum.

 

Por cierto, le habían dado a Wilhelm un cristal de teletransporte para la ubicación cerca de Bayreuth donde se encontraba Tsuki no Hokora. Después de traer de vuelta a Hermie, aparentemente lo había usado para regresar a Bayreuth.

 

Vizzy y Rashugum volaban sobre el centro del continente: en su respuesta, ella le preguntó si debía dirigirse hacia su ubicación de inmediato.

 

Si lo hacía, llegaría tarde por la noche. Volar con dragones era peligroso cuando estaba oscuro, así que Shin le pidió que saliera a la mañana siguiente, mientras se movía con Rashugum. Vizzy no podía ver a través de las habilidades de ocultación de Shin, por lo que agregó que debería ponerse en contacto con él de nuevo cuando estuviera cerca.

 

Justo en ese momento, los filetes de hamburguesa fueron cocinados y listos para comer.

 

Tiera: “Está bien, voy a llamar a Shin y ... ¿qué estás haciendo?”

 

Casi completa la comida, Tiera comenzó a caminar para ir a llamar a los demás, pero luego se encontró cara a cara con Filma y Shibaid.

 

Filma y Shibaid se asomaban dentro de las sombras del corredor, mientras Shin, detrás de ellas, también se daba la vuelta.

 

Tiera, con el delantal en las manos, los miró y suspiró.

 

Shin: “Nos preguntábamos cómo iban las cosas. Filete de hamburguesa, ¿cierto?”

 

Pensando que sería más raro quedarse callado, Shin intentó preguntar sobre el menú.

 

Tiera: “Sí, también me dejó una impresión, así que pensé que tal vez podría provocar alguna respuesta. Bueno, mi cocina no se puede comparar con lo que hace la Maestra cuando pone su corazón en eso”.

 

Debido a la pérdida de memoria, la destreza culinaria de Schnee había disminuido un poco. Aun así, ella seguía siendo una oponente más allá de la liga de Tiera.

 

Shin y el grupo pensaron que la posibilidad de que Schnee recuperara sus recuerdos a través de la comida eran pocas, pero aún sostenían este pequeño rayo de esperanza mientras se sentaban.

 

Shin: “Vamos a comer, entonces, todos.”

Tiera: “Sí.”

 

Shin pensó que Schnee podría haberse olvidado de su costumbre, pero siguió con todo el mundo sin dudarlo.

 

Cuando lo señaló, Schnee lo miró desconcertado.

 

Schnee: “No estoy segura, pero ... lo hice sin pensarlo”.

 

Esto hizo que Shin pensara que en realidad no olvido cada pequeño recuerdo.

 

Schnee: “¿Cómo está el sabor, maestro?”

Shin: “Bastante bien, diría yo. No hay problema.”

 

Filma y Shibaid también comentaron sobre la delicia del filete de Hamburgo.

 

Era realmente delicioso, pero a Shin le parecía que faltaba algo. Tiera también compartió su opinión.

 

Había pasado un tiempo desde la última vez que comieron el filete de hamburguesa de Schnee, por lo que podría ser su imaginación. Aun así, sintieron que faltaba algo en ello.

 

Tiera: “¿Puedes recordar algo?”

Schnee: “... Lo siento, no especialmente”.

Tiera: “Ya veo... bueno, supongo que eso es normal. ¡Si pudiera regresar tan fácilmente, no necesitaríamos ningún objeto!”

 

Tiera estaba claramente fingiendo un tono alegre.

 

Shin entonces decidió comentar en broma.

 

Shin: “Si regresara así, ¡tendría que enviar mensajes a todos de nuevo!”

 

Shin luego cambió a temas más ligeros, lo que implica que esa conversación había terminado.

 

Todos los demás lo siguieron también, evitando con éxito que la comida continuara en silencio.

 

Shin: “Gracias por la comida.”

 

Después de comer, Shin y su grupo se prepararon para el día siguiente. Sin embargo, acababan de terminar un almuerzo tardío, por lo que aún era demasiado temprano para dormir: todos los miembros pasaban el día libremente.

 

Shin dejó a los demás y se dirigió a la sala de alquimia, ubicada al lado de la herrería, para comprobar si había otros objetos que pudieran sustituir a [White Scent Nectar].

 

Eligió objetos que parecían similares y que fueron recolectados en el mismo lugar, luego probó el método de creación de [Blessed Tag of Bonding] con ellos. Se detuvo solo una vez para cenar, pero estuvo encerrado en la habitación por el resto del día.

 

Schnee: “¿Mi señor? ¿Sigue despierto?”

Shin: “Hm?”

 

Shin escuchó una voz vacilante que lo llamaba mientras dibujaba las esencias que necesitaba de los artículos. Se dio la vuelta y vio a Schnee, con un vestido sobre el pijama.

 

Shin: “¿Qué pasa? ¿Paso algo?”

Schnee: “No, pero es bastante tarde, así que pensé que era hora de que descansara...”

 

Shin pensó que no paso mucho tiempo desde que comenzó a trabajar de nuevo, pero ya era pasada la medianoche.

 

Fue igual que cuando lo llamaron a cenar, cuando se concentraba en algo el tiempo realmente pasó volando.

 

Shin: “No me di cuenta en absoluto. Por eso Yuzuha dijo que se iba a dormir”.

 

Yuzuha había estado vigilando el trabajo de Shin, pero luego dijo que tenía sueño y que se iría a la cama... como Shin acaba de recordar.

 

Shin: “Por favor, no te esfuerces demasiado. Piensa en ti mismo antes de pensar en mí”.

Shin: “Eso no lo puedo hacer”.

 

Shin respondió de inmediato al ligero reproche de Schnee. Él no se comprometería en esto.

 

Schnee: “Eso no es bueno. Por favor descansa”.

Shin: “Lo haré, después de un par de pruebas más”.

Schnee: “... Si es así, me quedaré contigo”.

 

Si ella lo dejara así, quién sabe cuánto tiempo continuará. Schnee se dio cuenta de esto y se sentó en una silla en un rincón de la habitación.

 

Ella planeó no moverse una pulgada hasta que confirmara que Shin dejó de trabajar.

 

Shin: “Puedes ir a dormir primero, ¿sabes?”

Schnee: “Es impensable que me vaya a dormir frente a mi señor”.

 

No importa cuánto protestó Shin, Schnee no se movió de su silla. Finalmente se rindió.

 

Schnee: “A tu habitación, entonces. Yo te acompañaré.”

Shin: “Espera, puedo ir a mi habitación solo”.

Schnee: “No, de seguro regresaras a esta sala de alquimia”.

Shin: “No voy a…”

 

Las palabras de Shin no eran muy creíbles después de que se olvidó del tiempo, perdido en sus experimentos.

 

Schnee: “Soy solo uno de tus personajes de apoyo. La salud de mi señor debe ser priorizada. No soy nada para ser ...”

Shin: “¡¡Eso no es cierto!!”

 

El tono de Shin se hizo más fuerte.

 

No habló en voz alta, considerando el tiempo, pero la voluntad contenida en sus palabras no le permitió a Schnee replicar.

 

Shin: “Incluso si no recuerdas, incluso si has olvidado todo, recuerdo los sentimientos que expresaste hacia mí. Lo que sentiste mientras me esperabas. Solo quiero responder a esos sentimientos. Simplemente no puedo hacer nada. Por ti, ¡no me importa cuánto me esforzaré! ¡Para mí, tu eres la prioridad más alta!”

 

Schnee también tenía razón en cierto modo, pero Shin no podía soportarlo.

 

Sabía que era unilateral, pero la sostuvo por los hombros y confesó sus sentimientos.

 

Tal vez porque no había nadie más alrededor, o porque, cansado del trabajo, su sensación de moderación se había debilitado. No estaba seguro de por qué, pero dijo exactamente lo que sentía.

 

Schnee estaba en un rincón de la habitación y no podía retroceder. La tenía acorralada de manera efectiva, como si no quisiera darle una oportunidad de escapar.

 

A una distancia lo suficientemente cercana para que él pudiera haberle robado los labios si quisiera, después de este tipo de confesión, incluso Schnee no podía mantener su rostro inexpresivo.

 

Schnee: “Yo, yo... entiendo ... estás ... muy cerca ...”

Shin: “Ah ... yo ... lo siento. Perdí el control allí ...”

 

Schnee se sonrojó y susurró, mirando hacia abajo. Shin rápidamente puso más distancia entre ellos.

 

Schnee: “…Ejem. Mi señor, creo que he comprendido completamente cómo se siente hacia mi yo pasado. Y debido a eso, le insto a que se cuide primero. Si el yo antes de la pérdida de la memoria supiera que te presionaste demasiado por ella, seguramente se culparía a sí misma”.

Shin: “Si, tienes razón. No me esforzaré demasiado”.

Schnee: “Por favor, hazlo. Pues bien, buenas noches.

 

Schnee hizo una ligera reverencia y regresó a su habitación. Ella parecía haber renunciado a llevar a Shin de regreso a sus habitaciones.

 

Shin la miró rápidamente alejándose, luego se dirigió a su habitación él mismo.

 

 

Schnee: “... hah”.

 

Schnee dejó a Shin y regresó a su habitación. Después de cerrar la puerta, se apoyó en ella y lentamente se deslizó hasta sentarse.

 

Schnee: “Como pensé ... los recuerdos no... han desaparecido del todo”.

 

Ella apenas logró completar la oración. Sostuvo su mano derecha sobre su pecho, donde estaba el corazón, y trató de calmar su respiración.

 

La presente Schnee no sintió ningún afecto particular hacia Shin. Como él era su creador, ella lo respetaba y no tenía dudas sobre obedecerlo, pero no tenía ningún sentimiento romántico.

 

Schnee: “Sentirme así incluso sin recuerdos ... ¿qué tan perdida estuve por él antes ...?”

 

Schnee se río un poco de sí misma. No podía saber cómo era antes de la pérdida de memoria, pero si su cuerpo estaba tan afectado, no tenía más remedio que creer.

 

Cuando Shin se acercó a ella, su corazón comenzó a latir rápido como nunca. La sorpresa y la alegría se hincharon en su pecho, lo suficientemente grande como para dificultar la respiración.

 

¿Qué tan felices te hicieron esas palabras? Su pecho se había vuelto tan ardiente que casi quiso hacerle esta pregunta al pasado.

 

Y por eso, pensó.

 

El presente yo no debería acercarse a Shin más de lo estrictamente necesario.

 

Schnee: “La Schnee que debería estar al lado de mi señor es la que era antes de la pérdida de memoria”.

 

La presente ella era una especie de espejismo. Ella eventualmente desaparecería. Si es así, ella será una sirvienta leal, obedeciendo a su señor, hasta el final.

 

Schnee: “Vuelve pronto.”

 

Schnee habló con la otra ella.

 

Parecía que tomaría un tiempo antes de que su cuerpo se enfriara.

 

Proyecto: 
Peso: 
0

The New Gate Capítulo 44




Manual




A la mañana siguiente, Shin se despertó antes de que Yuzuha, a pesar de irse a la cama más tarde que ella, se lavó la cara y se dirigió a la sala de estar.

 

Schnee y Tiera ya estaban despiertas y casi habían terminado de preparar el desayuno.

 

Schnee: “…Buenos días.”

Shin: “Buenos días.”

 

Schnee saludó a Shin con una expresión en blanco en su rostro, como si nada hubiera pasado el día anterior. Shin trató de responder lo más natural que pudo.

 

Schnee: “………”

Shin: “………”

 

Debido a su falta de expresión, parecía que Schnee estaba presionando a Shin, lo que no le permitió saber qué decir.

 

Tiera: “Er ... ¿sucedió algo?”

 

Tiera miró, desconcertada, a las dos personas que se miraban en silencio.

 

En el momento en que todos los miembros se despertaron y habían terminado de desayunar, Shin recibió un mensaje de Vizzy, indicando que había llegado cerca de su posición.

 

Shin: “Vizzy está casi aquí, iré a encontrarla”.

Filma: “Bueno, no hay nada que hacer aquí, así que también voy a ir”.

Shibaid: “Me uniré a ti también”.

 

Después de una palabra a Schnee y Tiera, quienes estaban lavando los platos, Shin, Filma y Shibaid salieron. El mapa mostraba el marcador de Vizzy, por lo que Shin eliminó temporalmente la función de camuflaje de Celciutos.

 

Vizzy parecía haber visto a Celciutos, ya que su marcador pasó de moverse en círculos a acelerar en dirección a Shin. Menos de 5 minutos después, Vizzy y los Elder Dragons llegaron frente a Tsuki no Hokora. Al igual que la vez anterior, Vizzy había traído 5 Elder Dragons de diferentes colores.

 

Vizzy: “Hola, ~~ parece que estás en un buen momento, ¿verdad ~~?”

Shin: “¿No suena como si realmente pensaras así?”

 

Shin respondió con una risa irónica a la forma de hablar “suave” sin cambios de Vizzy.

 

Shin: “Pero gracias por venir tan rápido”.

Vizzy: “No es nada, estaba libre ~~. Entonces ~~, vamos ¿no ~~?”

 

Rashugum se dirigía hacia la ubicación de Shin. A pesar de que el viento no estaba a su favor, todavía los alcanzaría por la tarde.

 

El grupo de Shin no tenía nada más que hacer en Celciutos, así que decidieron ir a Rashugum. Después de regresar a Tsuki no Hokora a su forma de colgante, todos abordaron a los Elder Dragons

 

Shin, Filma y Shibaid montaron un Elder Dragon cada uno, mientras que Schnee y Tiera se subieron al mismo. Al aprender de su experiencia pasada, Tiera llevaba un abrigo para protegerse contra el frío.

 

Vizzy: “¡Nos vamos ~~!”

 

Los Elder Dragons, obedeciendo la orden de Vizzy, batieron sus grandes alas. Después de un breve acercamiento, todos volaron en el cielo.

 

El encubrimiento de Celciutos había sido restaurado justo después de que Vizzy llegara. Si alguien hubiera estado mirando en la dirección de la nave, habrían visto aparecer al grupo de Shin de la nada.

 

Vizzy: “Iremos ~~ directamente a Rashu ~~ gum, está bien ~~”

Shin: “¡Si, vamos!”

 

Los vientos aullantes normalmente harían imposible hablar, pero gracias a una combinación de magia del viento y [Silent Domain], el grupo de Shin podía conversar normalmente.

 

La incapacidad para hablar había sido un inconveniente cuando volaron de Bayreuth a Sigurd, por lo que Shin había ideado este método después de probar varias combinaciones de habilidades.

 

Pasaron llanuras, montañas y áreas forestales, encontrando monstruos voladores en su camino. La mayoría de ellos evitó al grupo, temiendo a los Elder Dragons, pero algunos monstruos atacaron en manada... solo para ser arrastrados por Shin. No le importaba derrotarlos, así que solo creó un camino con magia del viento y voló directamente a través de él.

 

Shin había adjuntado hechizos a los Elder Dragons: no se verían afectados incluso si los monstruos trataran de atacarlos. El hechizo de viento causó que algunos monstruos cayeran al suelo, pero el grupo de Shin tenía prisa y no se molestó en recuperar los objetos que tiraron.

 

Durante el viaje, el grupo aterrizó una vez para almorzar, pero comenzó a volar nuevamente de inmediato: sin desvíos. Se centraron en la velocidad más que en cualquier otra cosa, por lo que lograron llegar a Rashugum al atardecer.

 

Tiera: “Un castillo flotante ...”

 

Tiera susurró sus pensamientos mientras miraba a Rashugum desconcertada.

 

Ella había oído hablar de eso antes, pero en realidad presenciar una visión tan extraña le produjo una sensación de asombro completamente diferente. Sí, no intimidante, sino bizarro.

 

Shin ya estaba acostumbrado a verlo, pero cuando se completó, él también se regocijó como un niño pequeño.

 

Rashugum flotaba en el aire como si un castillo, junto con el terreno circundante, hubiera sido recogido de un jarrón y colocado allí. El castillo en el centro era alto e imponente como un rascacielos.

 

Alrededor del castillo, aparte de una serie de cañones, también había muchos objetos sobresalientes y flotantes, con un propósito desconocido a primera vista.

 

Originalmente, el terreno debajo del castillo tenía la forma de una montaña invertida. Parecía que podía derrumbarse incluso con el shock más pequeño, pero en realidad estaba debidamente cubierto con Quimeradita.

 

También estaba equipado con armamento que podía hacer llover ataques desde arriba. Apodada la “fortaleza flotante”, el 6to Castillo del Cielo Rashugum era una súper arma imposible en la realidad.

 

Tiera: “Oye, ¿no es un poco ruidoso aquí? Y ... hay una enorme manada de dragones allí ...”

 

Tiera señaló en dirección a un grupo de docenas de dragones, luchando con ataques de aliento y magia. Parecía que había al menos dos grupos opuestos en desacuerdo.

 

Algunos dragones volaron sin inmutarse por la barrera protectora de Rashugum, mientras que otros se mantuvieron fuera de ella.

 

El primer grupo, que podía pasar a través de la barrera y, a pesar de tener números inferiores, estaba hecho de dragones más grandes y parecía estar en ventaja, estaba compuesto por Elder Dragons.

 

El último grupo, que no pudo penetrar la barrera y vio que su número disminuía gradualmente debido a los Elder Dragons, estaba formado por criaturas llamadas Wyverns, un tipo de dragón que tenía sus patas delanteras y alas fusionadas.

 

Shin: “Parece que no están en peligro, pero ¿deberíamos ayudar por si acaso?”

Vizzy: “No es necesario ~~ todo terminara pronto de todos modos ~~ aterricemos detrás del castillo para que no nos atrapen en la lucha, de acuerdo ~~”

 

Según Vizzy, de vez en cuando, grupos de monstruos voladores atacaban a Rashugum con la esperanza de llegar a su territorio.

 

Los monstruos salvajes no podían entrar en Rashugum: un castillo lleno de magia y protegido por una barrera robusta, parecía ser muy atractivo a los ojos de los monstruos, especialmente de los dragones; así que a menudo aparecían para probar sus defensas.

 

Tiera: “No tienen ninguna posibilidad, ¿verdad?”

Vizzy: “Exactamente ~~ además, no solo tenemos a Elder Dragons de nuestro lado ~~”

 

Incluso descontando la barrera, sería un suicidio para los monstruos atacar un nido de Elder Dragons de alto nivel. Justo ahora, el aliento combinado de 3 Wyverns había sido aniquilado por el aliento de un solo Elder Dragon.

 

Los Wyvern estaban entre el nivel 400 y 500, mientras que los Elder Dragons estaban entre 600 y 700. Si hubiera ejemplares únicos como Kagerou, podrían ser incluso más fuertes.

 

Normalmente, si los atacantes no venían en un número mucho mayor, no tendrían ninguna posibilidad. Las palabras de Vizzy sugirieron que también había monstruos más poderosos en Rashugum. Shin comenzó a sentirse un poco comprensivo hacia los Wyverns.

 

Tiera: “Whoa ... ¿qué es eso?”

 

Tiera, que había seguido mirando la batalla de los dragones, habló con una mezcla de sorpresa e incredulidad. Ella fue testigo de un rayo dorado, disparado desde el mismo Rashugum, destruyendo los Wyverns.

 

Shin: “Hay un Dragón Superior también ...?”

 

Un aliento dorado solo podía ser desencadenado por dragones de tipo antiguo o superior.

 

Los dragones antiguos eran “al menos” de nivel 800.

 

Para los Wyverns, era una diferencia fatal.

 

Shin: “Es incluso más peligroso que la última vez que vinimos aquí”.

 

Shin se dijo a sí mismo cuando pasaron la barrera y aterrizaron en Rashugum.

 

◆◆◆◆

 

Shin: “Dado que siempre hay un experto aquí, veo que todo se mantiene en orden”

 

Shin bajó del Elder Dragon y se susurró a sí mismo mientras miraba los alrededores.

 

En Palmirack y Celciutos, la falta de mantenimiento no había causado problemas graves, pero en Rashugum, la parte aérea se había conservado perfectamente.

 

El hecho de que la temperatura no era demasiado baja y no era difícil respirar, a pesar de la altitud, era una prueba de que el sistema de control de la atmósfera estaba funcionando. Los dragones que habitan aquí seguramente también lo encontraron muy agradable.

 

Vizzy: “Por aquí ~~”

 

El grupo siguió a Vizzy al frente del castillo.

 

Shin trató de concentrarse en su audición mientras caminaban, pero no pudo escuchar ningún sonido de pelea. Los atacantes habían sido expulsados ​​o aniquilados. Shin revisó el mapa y, como se esperaba, no encontró rastro de los Wyverns.

 

Tiera: “Oye, eso ... no puede ser ...”

 

Mientras el grupo se dirigía hacia la entrada principal, Tiera notó algo.

 

Shin miró en la dirección que Tiera señalaba; El área plana de Rashugum, que se había agregado porque sentían la necesidad de algo de naturaleza, y la masa de criaturas coloridas que se arrastraban y se retorcían en ella.

 

Shin: “Wow, eso es impresionante”.

 

Shin recordó el apodo de Rashugum y lo entendió. Lo que estaban viendo era un grupo de monstruos tipo dragón, de todo tipo y nivel.

 

Dragones de estilo oriental con largos torsos, varios de tipos occidental con extremidades poderosas y todo tipo de cosas intermedias: era como una exhibición de dragones.

 

Mirando más de cerca, también había wyverns, pero diferentes de los que acababan de atacar el castillo.

 

Tiera: “E-ellos no atacarán, ¿verdad?”

Vizzy: “No lo harán, no te preocupes. Son unos buenos chicos y chicas”.

 

Tiera estaba nerviosa, pero Vizzy respondió en su tono habitual.

 

Algunos dragones notaron al grupo y levantaron la cabeza para mirar. Como Vizzy estaba con ellos, los dragones probablemente entendieron que no eran enemigos. La mayoría de los dragones se fueron a dormir o comenzaron a volar de nuevo.

 

Filma: “Ya podrías enfrentarte a ellos, ¿verdad, Tiera?”

Shibaid: “De hecho, ella podría derribar a algunos de ellos por su cuenta”.

Tiera: “Podría ser, pero ... todavía dan miedo”.

 

Incluso si sus estadísticas habían aumentado, Tiera solo se había vuelto más fuerte recientemente, por lo que los dragones todavía parecían enemigos temibles.

 

Al ver a tantos dragones que marchaban pastando libremente de esa manera, no podía evitar preocuparse.

 

Tiera: “Oye, ¿ese se acerca más ...?”

 

Tiera, que estaba mirando a los dragones con una expresión rígida, dejó de caminar.

 

Shin también miró y vio que “algo” cubierto de pelaje gris ceniza emergía de la mochila y se dirigía hacia ellos.

 

Vizzy: “Oh mi ~~”

 

Vizzy lo vio y expresó su sorpresa. Sin embargo, ella no lo detuvo, por lo que no debería ser peligroso.

 

Mirando mejor a la criatura, el grupo se dio cuenta de que también era un dragón. Incluso con su cola, todavía era muy pequeña, aproximadamente del tamaño de un cachorro.

 

El mini dragón se tambaleó a izquierda y derecha, inestable sobre sus pies, pero directamente hacia Schnee. Luego, a pesar de la confusión de Schnee, procedió a frotarse la cara con los pies.

 

Schnee: “Er ...?”

Vizzy: “Oh ~~ Esto es raro ~~ Los Bebes de Dragones Ilusorio rara vez se acercan a las personas ~~”

Schnee: “¿Por qué vendría a mí?”

Schnee: “En realidad, los padres de este bebé fueron encontrados y rescatados por ti, Schnee ~~. Sin embargo, no sé por qué su hijo se alegraría contigo...”

 

Al parecer, los padres del bebé tenían una conexión con Schnee. Durante una misión de recolección de materiales, Schnee había derrotado a algunos monstruos y había encontrado a los jóvenes Dragones Ilusorios cerca.

 

Los Dragones Ilusorios tenían temperamentos pacíficos, por lo que Schnee los curó y luego le conto a Vizzy: esa es la razón por la que fueron llevados a Rashugum.

 

Los dragones padres pensaban que Schnee era su salvador, por lo que le tenían mucho cariño.

 

Vizzy: “Ya que ha llegado así, ¿por qué no lo acaricias un poco ~~”

Schnee: “Sin embargo, ¿no deberíamos apresurarnos?”

Shin: “Nosotros iremos primero. No es que necesitemos mucha gente para lo que tenemos que hacer de todos modos”.

 

Schnee no estaba segura de qué hacer, pero Shin le dijo que podía darle prioridad al bebé dragón. Siguiendo el consejo de Vizzy, Schnee intentó tímidamente tocar el dragón. Entonces el bebé comenzó a frotar su cabeza contra ella.

 

Shin: “Los Bebes de Dragon Ilusorio son muy diferentes de sus padres ...”

 

Shin expresó su sorpresa al ver con qué facilidad se había acercado el bebé dragón a Schnee.

 

Vizzy: “También me sorprendió la primera vez ~~”

 

Como oponentes, los Dragones Ilusorios eran imposibles de tocar incluso si no estuvieran domesticados: eran monstruos formados por humo o niebla en forma de dragón.

 

Schnee: “Ehm, ¿qué debo hacer con este bebé?”

 

El bebé de Dragon Ilusorio jugaba tocando sus patas delanteras en las manos de Schnee. Fue una escena muy pacífica, pero Shin y su grupo tenían cosas que hacer. Schnee probablemente pensó que no podía quedarse allí.

 

Shin: “Mantén un ojo en el niño hasta que los padres regresen”.

Schnee: “Pero…”

Shin: “La búsqueda no llevó mucho en Celciutos tampoco, ¿verdad? Esta es una ocasión rara también, ¿por qué no simplemente te relajas de vez en cuando?”

Schnee: “Bueno, admito que sería difícil irme...”

 

El bebé dragón lloraba tristemente cada vez que Schnee intentaba irse, haciéndola sentir culpable. Shin no necesitaba mucha ayuda, después de todo, así que le pidió a Vizzy que se quedara también, para cuando regresaran los padres. Yuzuha, aparentemente intrigada por el mini dragón también, saltó del hombro de Shin.

 

Shin la dejó a Schnee y se alejó. No necesitaba una guía para saber qué era dónde en Rashugum.

 

Shin: “Oh, aquí viene Raster”.

 

Shin sintió una presencia proveniente del interior del castillo y se detuvo. En la actualidad, Vizzy y Raster eran los únicos presentes en Rashugum, por lo que tenía que ser él.

 

El mapa mostraba dos puntos de luz superpuestos: probablemente estaba montando una de sus monturas. Al cabo de un rato, apareció un joven montando un pequeño dragón.

 

Raster Zay, sirviente de ‘Blue Trickster’, Cain, uno de los miembros de Rokuten.

 

Caracterizado por sus ojos plateados, cubiertos por un pañuelo y piel de color cobre, Raster era un Lord Superior en sus veinte años.

 

Él también era de raza superior, pero sus estadísticas estaban casi todas concentradas en DEX, lo que hacía que la lucha directa no fuera su fuerte. Por otro lado, era un maestro en el uso de objetos y en el apoyo a sus aliados.

 

Vizzy: “Vamos ~~, llegas tarde ~~”

Raster: “Vaya, lo siento, lo siento. El huevo del Dragón Ilusorio eclosionó, pero el bebé desapareció en alguna parte. Sabía que el grupo de lord Shin había llegado, pero tenía que buscarlo ...”

Shin: “¿El bebé?”

 

Después de escuchar las palabras de Raster que se disculpaban, el grupo de Shin dirigió sus ojos hacia Schnee y al bebé de Dragón Ilusorio que estaba sosteniendo.

 

Junto a ella, Yuzuha, ahora un zorro de aproximadamente 1mel de tamaño, miraba con curiosidad al dragón bebé.

 

Raster: “Miré por todas partes, y ahí estás ... estaba preocupado, sabes”.

 

Raster siguió la mirada del grupo de Shin, luego suspiró aliviado.

 

Shin: “Bueno, problema resuelto entonces”.

 

Shin trató de animar a Raster, que estaba claramente cansado y preocupado. Shin sabía cómo se sentía: accidentes como este podían tratarse si ocurrían uno por uno, pero por alguna razón tendían a ocurrir en múltiplos.

 

Raster: “¡Eso es exactamente! Además de que los padres también estaban preocupados, tuve que ir a dar la bienvenida al grupo de Lord Shin, pero no pude evitar preocuparme ...”

 

Shin le dijo a Raster que se disculpaba que no se preocupara.

 

Vizzy: “Está bien entonces, les dejo descansar a ustedes, chicos. Si Vizzy está aquí, los padres no te atacarán... aunque Schnee no tendrá problemas con ellos”.

Raster: “Eso está fuera de lugar. En caso de que algo suceda, me centraré en la defensa”.

 

Según Raster, los dragones padres estaban al borde de un ataque de nervios debido a su hijo desaparecido. Normalmente, sería posible detectar al bebé a través de su presencia, pero había demasiados dragones en Rashugum, por lo que su presencia era delgada y difícil de encontrar. Sin embargo, no había desaparecido por completo, por lo que los padres seguramente volverían pronto, o eso dijo Raster.

 

Raster: “Vizzy y yo hemos sacado recursos y cosas del almacén, pero nunca pusimos una mano en los objetos de los miembros de Rokuten”.

 

Las secciones de cada miembro y los materiales para conservar Rashugum se almacenaron por separado, por los objetos de Shin y los otros miembros no corrían el riesgo de ser utilizados como material. Algunos materiales, sin embargo, fueron difíciles de encontrar y se estaban agotando.

 

Shin: “Volveré a llenar las existencias con el material de repuesto de nuestro generador más tarde. Déjame revisar las listas primero”.

 

Raster: “¡¡Seguro!! Es lo suficientemente amable como para rellenar nuestras acciones. ¡¡Estoy muy agradecido!!”

 

Raster hizo una nueva reverencia.

 

Los materiales de mantenimiento generalmente se compraban a Berett o se reunían con la ayuda de los dragones. Los objetos de clase más alta, como los [Drops of Erathem] y la Quimeradita, siempre fueron necesarios, aunque en cantidades muy pequeñas, pero eran imposibles de encontrar.

 

Podrían ser reemplazados por otros objetos, pero reducir la calidad también disminuía el resultado general, por lo que Raster y Vizzy estaban bastante preocupados.

 

Shin: “Oh, sí, ¿no has aprendido [Generate] todavía?”

Raster: “Solo necesito un poco más de habilidad, pero como sabes, a este nivel necesitas meterte con materiales de muy alta calificación para ganar puntos... pero no tenemos suficiente, así que no puedo usarlos para practicar.”

 

De hecho, la capacidad de Raster estaba a solo unos pasos de adquirir [Generate]. Al practicar para aumentar su competencia, no era infrecuente que los materiales quedaran inutilizables, lo que impedía que Raster avanzara.

 

Implica el uso de metales raros como el Quimeradita, Mithril y el Oricalco para crear cosas después de todo. Todos ellos eran muy valiosos en este mundo: usarlos en grandes cantidades solo para aumentar su nivel de competencia sonaba como algo salido de un videojuego.

 

Shin: “Está bien, te daré algunos materiales para practicar después de que haya rellenado tu inventario. Nuestro generador ha estado trabajando lo suficientemente duro, por lo que no se agotará pronto. ¿Cuánto necesitas?”

 

Los artículos simplemente se acumularon, por lo que Shin hizo esta propuesta a Raster pensando en darles un buen uso.

 

Raster: “De, de, ¿¡de verdad!?! Como se esperaba de un noble Humano Superior, ¡como el señor Caín! ¡¡No puedo agradecerte lo suficiente!! ¡¡Revisaré los artículos y te contaré más tarde!!”

 

Después de calmar a Raster, Shin y el grupo llegaron al almacén y revisaron las listas de artículos.

 

Verificaron todas las secciones dos veces, como hicieron en Celciutos, pero no pudieron encontrar el artículo que estaban buscando.

 

Shin: “Nada aquí tampoco ...”

Tiera: “Shin…”

 

Tiera estaba preocupada, pero Shin se río.

 

Todavía no habían revisado el almacén en Palmirack. Pero como apenas encontraron objetos relacionados con eventos en Celciutos y Rashugum, la probabilidad de que sucediera lo mismo en Palmirack era alta.

 

Al igual que Shin y Tsuki no Hokora, los miembros de Rokuten tenían otras casas además de sus casas de gremio. Sin embargo, no pudo verificarlos: a diferencia de él, los otros miembros de Rokuten no materializaron sus hogares a menos que fuera absolutamente necesario.

 

La casa de Cook, Shigureya, permaneció intacta, pero según Zazie, el artículo que buscaban no estaba allí. Cook nunca mantuvo objetos que no estuvieran relacionados con la cocina, así que no había nada que hacer al respecto.

 

Shin: “... entonces, ¿qué pasa con Garden?”

Tiera: “¿Garden?”

Shin: “Es una casa de gremio centrada en el cultivo de hierbas medicinales, con también muchas estructuras para crear todo tipo de catalizadores. Un Humano Superior llamado Hecate estaba a cargo de ello. Sin embargo, parece que ahora está en un área relativamente peligrosa”.

 

Durante su explicación a Tiera, Shin reflexionó.

 

[White Scent Nectar] se extrae de una planta llamada [Lily Orchid]. La posibilidad de que materiales relacionados con vegetales se almacenen en Garden es considerable. Más alto que en las otras casas de gremio al menos.

 

Después de todo, había sido abandonado por ellos, por lo que también era una buena oportunidad para verificarlo.

 

Shin: “Esta es la oportunidad correcta. Vayamos primero a ver Palmirack”.

 

Shin y su grupo ya lo habían visitado una vez, así que podían teletransportarse a Palmirack directamente desde Rashugum. Shin también estaba registrado como maestro de Palmirack, por lo que podían ir directamente a su almacén.

 

Dejando a Tiera y los demás atrás, Shin se teletransportó desde Rashugum hasta el punto de teletransporte de Palmirack, y luego al almacén.

 

Varios minutos después ...

 

Shin: “……...”

Tiera: “Puedo imaginar lo que vas a decir, pero ... ¿encontraste algo?”

 

Tiera adivinó mientras miraba la expresión de Shin. Filma, Shibaid y Raster también podían decir algo, así que esperaron en silencio a que Shin hablara.

 

Shin: “Encontré el artículo en cuestión, pero... todavía no es suficiente para hacer un [Blessed Tag]”.

 

Shin en realidad había encontrado [White Scent Nectar] en Palmirack, pero era solo una carta de objeto. Además de lo que ya tenía, necesitaría al menos 2 más.

 

Desde el fondo de su corazón, Shin esperaba que su búsqueda terminara aquí.

 

Tiera: “¿Sabes dónde está Garden?”

Shin: “Sí, conozco el lugar”.

 

Shin respondió la pregunta de Tiera.

 

Una gran área forestal al este del centro del continente de Eltnia. Aparentemente, Garden, oficialmente llamado “5th Daze Garden Romenun”, estaba en su centro.

 

Raster: “De hecho, fui allí una vez para comprobarlo. Fue una gran fiesta, plantas venenosas y monstruos por todas partes. Los monstruos sin resistencia al veneno ni siquiera podrían acercarse a él. Incluso los monstruos con veneno tenían que ser bastante fuertes para acercarse”.

 

Montando un dragón, Raster había salido de reconocimiento desde el cielo. Los alrededores de Romenun estaban cubiertos por una espesa niebla venenosa, e incluso el Elder Dragon de Raster se negaba a acercarse.

 

El propio Romenun no parecía afectado ni dañado, al menos desde fuera.

 

Shin: “No podemos ponernos en contacto con Oxygen e Hydro, ¿verdad?”

Raster: “Correcto. Pero bueno, teniendo en cuenta la ubicación, creo que ambos están bien”.

 

Raster quiso decir que los dos estaban tan centrados en su investigación que no dieron un pie afuera. Al menos, no intentarían dejar a Romenun ahora que estaba rodeado de nieblas tóxicas. La estructura era autosuficiente, por lo que no se arriesgarían a morir de hambre.

 

En THE NEW GATE, en caso de falla al crear o desarrollar artículos, los materiales utilizados normalmente se convierten en basura. En raras ocasiones, sin embargo, ocurrían resultados inesperados: objetos peligrosos llamados “fallas”.

 

Tales artículos a menudo tenían “Algo como un ...” o “Falso ...” en sus nombres y se generaban más fácilmente cuanto más valiosos eran los materiales utilizados.

 

Algunos explotaban cuando se usaban, otros invocaban monstruos, otros extraños cambiaron el traje de los jugadores circundantes en trajes de baño cuando se materializaron, etc.

 

Eran artículos peligrosos: nadie sabía cuándo se activarían o qué efectos podrían tener. Cuanto más se profundizará en los trabajos de creación, más se encontrarían. Naturalmente, Shin no era la excepción.

 

Shin: “Bueno, al menos parece que no pueden convertirse en objetos de muerte instantánea”.

 

Los objetos de falla podrían tener todo tipo de efectos, pero se había declarado oficialmente que nunca exhibirían efectos de muerte instantánea. Shin no podía estar seguro de que esto se aplicara también al mundo actual; además, Oxygen e Hydro probablemente eran lo suficientemente racionales como para no usar elementos de falla sin pensar.

 

Confiando en esto, Shin decidió dejar de pensar en ello por el momento.

 

Shin: “Raster, ¿el nombre [White Scent Nectar] te dice algo?”

Raster: “Realmente lo siento señor, pero nada. Aunque hay alguien aquí que podría saberlo”.

Shin: “¿Aquí?”

 

Por “aquí” Raster se refirió a Rashugum, por supuesto. Shin pensó que solo se suponía que Raster y Vizzy vivirían allí, pero entonces una idea surgió en su mente.

 

Shin: “¿El Dragón Antiguo?”

Raster: “Sí señor. Aquí hay uno que es como el jefe de todos los otros dragones. Lleva bastante tiempo viviendo, así que sabe todo tipo de cosas”.

 

También había monstruos que podían hablar el lenguaje humano en la era del juego. Los dragones eran bastante famosos por eso, pero aparte de ellos, los Cola Elemental como Yuzuha y Kagutsuchi de Fuji también pertenecían a esta categoría.

 

Era bastante común que los dragones se comunicaran con los humanos en las novelas y los cómics que Shin leía, así que recordó aceptar fácilmente la idea en el juego.

 

Shin: “Rashugum seguro se convirtió en un lugar increíble, eh”.

Raster: “Te lo digo, desde que Vizzy trajo a los dragones a vivir aquí, las cosas se volvieron bastante extrañas. El Dragón Antiguo notó que muchos dragones comenzaron a morar aquí y apareció de repente... eso fue un gran shock. Ah, el nombre del Dragón Antiguo es Tzaobath”.

Shin: “¡Oh, Tzaob ... espera, en serio !?”

 

Raster mencionó el nombre del dragón muy casualmente, pero al escucharlo, Shin se detuvo en seco. Filma y Shibaid hicieron lo mismo.

 

Sólo Tiera no entendió por qué todos se detuvieron y los miraron confundidos.

 

Dragón antiguo Tzaobath ... Shin buscó en sus recuerdos el monstruo correspondiente y se sintió abrumado por la sorpresa.

 

Era un dragón plateado, similar a los que aparecen en las leyendas occidentales. Según las circunstancias en las que se mostró, muchos jugadores lo llamaron “Silver Moon Tzaobath”.

 

Su nivel era el máximo en el juego, 1000. Al igual que el Cola Elemental, era un monstruo famoso, poderoso y popular.

 

Raster: “Sé que es sorprendente, pero es cierto, señor”.

 

Raster probablemente entendió cómo se sentía Shin, ya que su sonrisa parecía ser más seca que antes.

 

Tzaobath aparecía en campos al aire libre al azar cuando la luna estaba fuera. Su silueta, descendiendo de los cielos con la luna brillante como telón de fondo, era tan hermosa como poderosa.

 

Algunos jugadores incluso recorrían los campos por la noche con la esperanza de tomar una captura de pantalla de Tzaobath.

 

Shin: “Bueno, en este mundo puedes hablar con un Cola Elemental, así que no es extraño que también sea posible hablar con Tzaobath ... pero ¿por qué vendría a vivir aquí?”

Raster: “La misma razón por la que los otros dragones siguen tratando de invadir. Aparentemente es muy cómodo para ellos estar aquí, tomando sol todo el tiempo”.

Shin: “Uno de los monstruos más poderosos ... tomando siestas al sol, eh ...”

 

Shin también había visto a Tzaobath en la era del juego. Similar a los dragones occidentales, tenía brazos poderosos, con un cuerpo similar al de un humano. Estaba cubierto de escamas de platino; De su parte posterior brotaban dos juegos de alas, una física y otra formada por una luz azul pálida. Bajo el cuerno transparente con aspecto de cristal en su frente, brillaban ojos azules que expresaban claramente su inteligencia, como si juzgara a quien se atreviera a pararse ante el monstruo.

 

Shin luchó contra eso cuando sus estadísticas apenas superaban los 800: encantado por la silueta de Tzaobath que descendía a la luz de la luna, había experimentado un mundo de dolor ... o eso recordaba.

 

Shibaid: “Ver a Yuzuha durmiendo a tu lado hace que todo sea más convincente”.

 

Cuando dormía, Yuzuha casi siempre tomaba la forma de un pequeño zorro. Shibaid a menudo compartía la habitación con Shin cuando pasaban la noche en posadas, por lo que probablemente la había visto entonces.

 

Shin asintió ante su razonamiento.

 

Shin: “Es verdad. Sin embargo, sería un verdadero problema si empezara a hacer un alboroto en Rashugum”.

Filma: “Eso sería una pesadilla”.

 

Filma, que sabía perfectamente lo poderoso que era Tzaobath, frunció el ceño ante el comentario de Shin.

 

Raster: “Ahí es donde el sistema de defensa que configuras hace su trabajo, señor Shin. Sin embargo, todavía no se ha activado. Ahora puedo decir que estaríamos bien incluso sin eso, pero al principio estaba bastante asustado. También porque Vizzy no le temía en absoluto ...”

 

Cuando Raster vio a Tzaobath por primera vez, estaba realmente tenso, pensando que tendrían que luchar. Podían usar las armas para luchar contra los gremios, por lo que sabía que podían ganar, pero con un monstruo de nivel 1000 como oponente, era imposible no estar nervioso.

 

Sin embargo, nunca hubo peleas, y el dragón simplemente comenzó a vivir en Rashugum, completamente en paz. Vizzy, sobrecalentada por la emoción, había cargado a ciegas hacia el monstruo, pero Raster la detuvo, sin saber qué estaba tratando de hacer.

 

Raster: “Dicen que los sirvientes se parecen a sus amos, y eso es totalmente cierto para Vizzy. Ir y abrazar a un monstruo de nivel 1000 no es lo que haría una persona normal ...”

Shin: “Aah ... sí, eso es lo que Cashmere hubiera hecho ...”

 

Shin recordó las rabietas de Cashmere durante la era del juego, acerca de por qué los monstruos de la clase más alta no podían ser domesticados, y se reían con ironía.

 

El grupo salió por un momento y Raster dio un paso adelante.

 

Al final resultó que, el lugar al lado de donde había aterrizado el grupo de Shin era el lugar favorito de Tzaobath: si todavía estaban allí, el grupo recogería a Schnee y los demás en el camino y se dirigirían allí.

 

Después de caminar, vieron a Schnee y al bebé de Dragón Ilusorio.

 

Los padres del bebé también estaban allí. Sus siluetas grises claramente formaron formas de dragón, similares a los dragones de estilo oriental.

 

Shin: “Se ven igual que en el juego después de crecer, eh”.

 

Los dragones progenitores eran de nivel 629: entre los Dragones Ilusorios, tenían una fuerza bastante promedio. Se habían dado cuenta del grupo de Shin, pero como Raster estaba con ellos, solo giraron sus cabezas como huesos de dragón un momento y luego se giraron de nuevo hacia Schnee.

 

Raster: “Nunca he visto a un dragón bebé apegarse a alguien tan rápido. Los dragones tampoco suelen acercarse tanto”.

 

Raster estaba mirando a Schnee abrazando suavemente al bebé dragón y Vizzy sonriéndoles.

 

El dragón bebé estaba en el brazo izquierdo de Schnee, boca arriba. Cuando el brazo derecho de Schnee se acercó, el bebé extendió sus patas y trató de tocarlo. Los padres también parecían querer la atención de Schnee y frotaron sus cabezas contra ella.

 

Schnee se dio cuenta y les frotó la cabeza: los padres temblaban un poco y su cuerpo se volvía de color melocotón.

 

Raster: “Se vuelven de ese color cuando están felices”.

 

Shin miró a su alrededor mientras escuchaba a Raster. Aparte de los Dragones Ilusorios, muchos otros tipos de dragones se reunían alrededor de Schnee.

 

Elder Dragons, Wyverns, el Dragón Veight de dos cabezas de escamas verdes, Zeranoira, una bestia que parece un rinoceronte más brutal, un Aquoillya, o agua en forma de dragón, y otros dragones grandes.

 

También había especies más pequeñas como los Dragones Hada, tan grandes como el brazo de una persona, y Drunes, con pelos como lunares.

 

Shin: “Eso es algo increíble ...”

Raster: “Schnee ya vino aquí muchas veces, pero entonces le tenían miedo. Ella siempre se veía tranquila en la superficie, pero tenía una especie de tensión en su interior ... los dragones son muy sensibles, por lo que sintieron esto y temían acercarse a ella”.

 

Sería diferente si ella fuera una persona normal, pero contra alguien tan poderoso como Schnee, probablemente se sentirían en peligro.

 

Raster: “Schnee es realmente tranquila ahora. Estoy bastante seguro de que lo estaría incluso si no hubiera perdido sus recuerdos”.

Shin: “¿Eso crees?”

Raster: “Por supuesto que sí. Antes siempre estaba tensa porque todavía no había regresado, señor Shin”.

Shin: “Ah en serio. Bueno, lo siento.”

 

Al descubrir que él era el motivo, Shin se disculpó honestamente.

 

Raster: “Nada de qué disculparse, señor. Schnee tampoco cazaría a los dragones aquí sin una razón, así que”.

 

Shin respondió que era obvio que no lo haría, luego se dirigió hacia Schnee. Ella había notado su llegada: después de devolver el bebé a sus padres, Schnee caminó hacia él también.

 

Schnee: “¿Como estuvo?”

Shin: “Encontré algunos, pero aún no lo suficiente”.

 

La expresión de Schnee se nubló.

 

Shin: “Raster dijo que podríamos preguntarle al Dragón Antiguo que vive aquí, Tzaobath, así que vamos allí ahora”.

Schnee: “Si es así, te acompañaré”.

 

Schnee agregó que ella estuvo con los dragones el tiempo suficiente y que no había más razón para que ella no se fuera. Yuzuha ya había saltado al hombro de Shin.

 

Raster: “Está bien, yo te llevaré allí entonces. Vizzy, el resto depende de ti aquí”.

Vizzy: “Está bien, nos vemos ~~ más tarde ~~”.

 

Vizzy saludó mientras sostenía al bebé de Dragón Ilusorio. El bebé no se resistió en absoluto, debió haberse unido a ella mientras el grupo de Shin estaba ausente.

 

Schnee: “Tzaobath, ¿verdad? ¿No será peligroso?”

 

Schnee expresó sus preocupaciones.

 

Raster: “No, está bien. Sé que su nivel es muy alto y da un poco de miedo, pero intente hablar con él y encontrará que es realmente un buen tipo, no espere, un buen dragón”.

 

También ayudó a defender a Rashugum: el ataque de aliento que vio el grupo de Shin cuando llegaron fue de Tzaobath.

 

Shin y los demás siguieron a Raster a través de la sala de los dragones hasta un gran claro. Allí encontraron a Tzaobath, su gran cuerpo de platino descansando en el suelo, con los ojos cerrados. Era la primera vez que Shin veía a Tzaobath durante el día, y comprendió al instante por qué el dragón solo aparecería por la noche.

 

Shibaid: “Esto es casi cegador”.

 

Filma y Raster asintieron al comentario de Shibaid.

 

Filma: “Sí, esto es otra cosa”.

Raster: “Sí, estoy de acuerdo también”.

 

Todos los miembros compartieron la misma opinión.

 

Yuzuha: “Ojos duelen.”

Shin: “Cúbrete con eso un rato”.

 

El cuerpo de color platino de Tzaobath reflejaba la luz del sol. Era más que simplemente brillante o deslumbrante, pero Shin no podía encontrar las palabras más adecuadas. También le resultaba difícil mirar directamente al dragón.

 

Raster: “¡Señor Tzaobath! ¿Le importaría bajar un poco la luz, señor?”

Tzaobath: “Hm? Raster Un momento.”

 

Una voz profundamente resonante respondió a la súplica de Raster. Tal como lo dijo, la luz disminuyó gradualmente.

 

Cuando Shin miró a Tzaobath otra vez, las escamas dejaron de reflejar la luz del sol. Parecían que se habían vuelto un tono más opaco de plata.

 

Tzaobath: “¿Que tal así?”

Raster: “¡Gracias Señor! Lamento irrumpir tan repentinamente, pero estas personas tienen algo que preguntarte”.

Tzaobath: “Hmm?”

 

Tzaobath levantó la cabeza y miró al grupo de Shin. Su boca era lo suficientemente grande como para tragar a Shin y su séquito de un trago.

 

Shin: “Mi nombre es Shin. He venido aquí con la esperanza de tomar prestada su sabiduría”.

 

Hablaba con un dragón que había vivido durante muchos años: incluso si Shin era probablemente más fuerte, sentía que debía ser especialmente respetuoso, por lo que también se inclinó ante el dragón.

 

Tzaobath: “Oh, este poder mágico ... un Humano Superior. ¡Recuerdo, te recuerdo a ti! ¡Has crecido mucho desde la última vez que peleamos!”

 

La voz de Tzaobath era como un trueno, pero sin embargo fácil de entender. El dragón parecía recordar a Shin, incluso si solo habían luchado una vez. Su retumbante tono parecía alegre de alguna manera.

 

Tzaobath: “Esta es nuestra primera reunión en tanto tiempo, es apropiado que yo también diga mi nombre. ¡Soy Tzaobath! ¡El dragón errante que una vez se puso el nombre de Silver Moon!”

 

Tzaobath se levantó y dijo su nombre con un rugido de trueno. Su presencia intimidante, o aura majestuosa, creó una ráfaga de viento que hizo temblar a los árboles circundantes. Shin se sintió instintivamente preparado para la batalla, pero lo reprimió mediante la fuerza de voluntad.

 

Tzaobath: “Es bastante inusual que un Humano Superior lo visite junto con un Cola Elemental. Hola, Cola Elemental, ¿te acuerdas de mí?”

Yuzuha: “Kuu? Creo que sí ... ¿o sí?”

Tzaobath: “¡Se claro!”

Yuzuha: “Recuerdo tu nombre y personalidad”.

 

Yuzuha todavía no estaba en su forma completa, por lo que todavía le faltaban grandes trozos de sus recuerdos. Ella solo recordaba algunos detalles sobre Tzaobath también.

 

Tzaobath gritó, decepcionado, en respuesta.

 

Tzaobath: “Quería regocijarme por esta reunión tan esperada, pero eso no ayuda. La conversación también se ha descarrilado. ¿Qué quieres preguntarme, entonces?”

Shin: “Estoy buscando un artículo llamado [White Scent Nectar]. Sé que se puede extraer de la flor [Lily Orchid], pero ¿sabrías dónde puedo encontrarla?”

Tzaobath: “Lily Orchid… ingrediente para [Blessed Tag], ¿no es así? Ya veo, esa jovencita se vio afectada por [Cursed Tag], ¿verdad?”

 

Tzaobath se dio cuenta de lo que había pasado por la petición de Shin. Miró en dirección a Schnee.

 

Schnee: “Eso es correcto, aunque no tengo tal recuerdo”.

 

Tzaobath: “Hmm, sí, lo sé. También se donde se ubica la tribu que cultiva esas flores”.

 

Lily Orchids creció cerca de los asentamientos de una tribu llamada Tsumugi. Al igual que la [Cursed Tag] y [Blessed Tag] eran opuestas, las tribus Tsumugi y Kishimi siempre estaban en desacuerdo, y la primera cooperaba con los jugadores.

 

Tzaobath dijo que sabía dónde estaban ubicados, y agregó que era un lugar donde Shin tenía una conexión.

 

Shin: “¿Qué quieres decir?”

Tzaobath: “No hay duda de que eres un Humano Superior, así te lo diré. El protector de la tribu Tsumugi es la Hada Superior que está a tus órdenes. Su nombre es... Sety, así era”.

Shin: “... ¿eh?”

 

Shin, junto con Filma y Shibaid, no pudieron ocultar su sorpresa ante el repentino nombre.

 

Nunca hubieran esperado que el nombre del último personaje de apoyo, actualmente en paradero desconocido, aparezca ahora de todos los tiempos.

 

Shin: “¿Ella está protegiendo a la tribu Tsumugi?”

Tzaobath: “Ellos nacen originalmente de los espíritus. Para las Hadas Superiores, contratistas de espíritus, proteger a una tribu así no es extraño en lo más mínimo, ¿verdad?”

 

Shin asintió a las palabras de Tzaobath. Las tribus Tsumugi y Kishimi provenían de espíritus que gobernaban las emociones humanas. Las Hadas, como los Elfos, eran una raza que se hizo amiga de los espíritus. La explicación de Tzaobath fue así convincente.

 

Shin: “¿Dónde están ellos, entonces?”

Tzaobath: “Un poco al sur del centro del continente, cerca del país al que llaman Kilmont. En un espacio donde nada se suponía debería estar, sentí una presencia similar a la tuya. Descendí, por curiosidad, y allí se escondieron”.

 

Probablemente se estaban escondiendo del mundo exterior con la capacidad de un Hada para crear [Faerie Villages]. Según Tzaobath, ese era probablemente un lugar especial. Si no era así, no era posible que un Hada Superior mantuviera un espacio separado por sí sola, que normalmente requería al menos a 100.

 

Tzaobath: “Ella se jactó mucho de ti. Una chica bastante alegre, eso fue”.

Shin: “... ¿Podría ser que supieras que vendría aquí si regresaba y me esperaste a propósito?”

 

Esta hipótesis surgió en la cabeza de Shin cuando miró a Tzaobath felizmente hablando del personaje de apoyo de Shin. Tal vez porque los ojos de Tzaobath, que se suponían eran los ojos violentos de un monstruo, brillaban con una luz de aspecto suave.

 

Tzaobath: “No, este es simplemente un lugar cómodo para estar. Sin embargo, di un gran susto a los cuidadores aquí. De todos modos, muchos se dirigirán allí ahora, ¿supongo?”

Shin: “Sí, ese es el plan”.

Tzaobath: “Ponte en mi espalda entonces. Te llevaré allí.

Shin: “Eh?”

 

No solo Shin, sino que todos los miembros del grupo se sorprendieron al escuchar la propuesta de Tzaobath.

 

El uso de uno de los monstruos más poderosos del mundo como medio de transporte nunca había pasado por sus mentes.

 

Shin: “Er, podríamos tomar prestados algunos otros dragones de Vizzy para ir allí ...”

Tzaobath: “Tu solo no podrías encontrar la Aldea de las Hadas. Bueno, tal vez Shin podría ser el maestro, pero no quieres perder el tiempo, ¿verdad? Además, puedo volar mucho más rápido que cualquier otro dragón”.

 

Shin sintió que tenía que haber algo detrás de la inesperada ayuda de Tzaobath. Los otros miembros probablemente también se sintieron así: era demasiado conveniente.

 

Shin: “¿Por qué harías tanto por nosotros?”

Tzaobath: “¿Sospechas de mis intenciones?”

Shin: “No quiero dudar de tus palabras. Sin embargo, honestamente hablando, me pregunto por qué nos ayudarías en tal medida”.

Tzaobath: “Hmm, voy a responder entonces. No hay nada que esconder.”

 

Tzaobath asintió fácilmente ante la pregunta de Shin, tan fácilmente que el grupo se sorprendió de nuevo.

 

Tzaobath: “¿Cuánto sabes acerca de la tribu Kishimi?”

Shin: “Solo que veneran una deidad malvada. Ofrecen los recuerdos robados a su dios, si no recuerdo mal”.

 

Shin mencionó lo que sabía del evento. También agregó que Hameln había usado un [Cursed Tag] esta vez, que había robado de la tribu Kishimi.

 

Tzaobath: “Ya veo, así que ya han sido exterminados”.

 

Tzaobath luego cerró sus ojos por un breve tiempo. Más que aliviado, parecía sentirse desanimado.

 

Tzaobath: “Una vez tuve un amigo. Una humana. Este humano no me temía ni sostenía un respeto excesivo, simplemente estaba a mi lado. Tenía un amigo así”.

 

Tzaobath miró hacia el cielo y continuó hablando.

 

Tzaobath: “La tribu Kishimi ... esos idiotas usaron su [Cursed Tag] en mi amigo, de todas las personas. Mi amigo, sus recuerdos pasados, no recordaba nada de mí. Mi amigo comenzó a verme como cualquier otro monstruo. Incluso si supiera que un [Blessed Tag] devolvería los recuerdos perdidos de mi amigo y conocía de los materiales necesarios, no tenía las habilidades para crearlos”.

 

El tono de Tzaobath tenía un tinte de tristeza.

 

Tzaobath: “Busqué a alguien con la capacidad de crear un [Blessed Tag], pero no pude encontrar a nadie antes de que falleciera mi amigo sin pronunciar mi nombre ni una sola vez hasta el final. Nunca me he sentido más impotente”.

 

Tzaobath probablemente recordó lo que sintió entonces: la ira que se filtró desde adentro estaba haciendo temblar el suelo.

 

Tzaobath: “Después de eso, durante 10 años, busqué y aplasté a los miembros de las tribus Kishimi. Pero no podría aniquilarlos completamente, eso parece. Prestarte mi fuerza es una especie de disculpa por no poder destruirlos a todos”.

Shin: “... No creo que haya algo de lo que debas sentirte responsable”.

 

Cualquiera podía entender que no se debía culpar a Tzaobath. El dragón, sin embargo, simplemente miró a Shin.

 

Shin: “…Entendido. Por favor, préstanos tu ayuda”.

 

Shin no pudo ganar contra su mirada. No sabían la ubicación exacta y también podían reunirse con Sety. No había razón para negarse en primer lugar.

 

Tzaobath: “Partamos enseguida, entonces. ¿O hay algo que tengas que hacer aquí primero?”

Shin: “No, ya hicimos lo que teníamos que hacer”.

 

Shin podría darle a Raster los artículos prometidos más tarde: podrían irse en cualquier momento.

 

Tzaobath: “Vamos, entonces. Sube a mi espalda”.

 

Tzaobath se acostó de nuevo y el grupo de Shin subió a su cuerpo, que era lo suficientemente grande como para que tuvieran mucho espacio de sobra. La falta de riendas o una silla de montar era un poco preocupante, pero tenían que arreglárselas con sus habilidades y el poder de Tzaobath.

 

Raster: “No serviría de nada si fuera, así que me quedaré aquí”.

 

Si [Blessed Tag] no funcionaba, tendrían que ir a buscar a la deidad malvada y derrotarla. Las estadísticas de Raster estaban en su mayoría por debajo de las de Tiera, por lo que se quedaría en Rashugum.

 

Shin: “Entendido. Este lugar está en tus manos, como antes”.

Raster: “Entendido señor! ¡Cuídate!

 

Raster saludó mientras Tzaobath se elevaba en lo alto del cielo. Tal vez debido a alguna habilidad particular que poseía, el dragón solo necesitaba batir sus alas varias veces para que su gran cuerpo se elevara en el aire. Una vez en el aire, solo un golpe de ala incrementó enormemente la velocidad de vuelo.

 

Si el grupo miraba hacia abajo, podían ver las montañas que habían admirado hasta hace unos momentos, notando que ya habían subido a una altura considerable.

 

Schnee: “No poder tocar el suelo con los pies te hace sentir muy incómodo”.

 

Gracias a una habilidad de viento, todos pudieron escuchar claramente las palabras de Schnee. Estaba sentada justo detrás de Shin, para que él pudiera escuchar incluso si ella se susurrara algo para sí misma. No estaba seguro de si ella estaba hablando con él o consigo misma, pero como su voz era diferente a la habitual, decidió responder.

 

Shin: “Es la primera vez que vuelas en tu actual estado, ¿no es así? No es raro sentirse incómodo después de volar tan alto de repente”.

 

No había monturas ni riendas, a diferencia de los Elder Dragons de Vizzy, así que Shin entendió que era normal estar tenso al volar de esta manera. Iban tan alto como los aviones en el mundo real, después de todo. La velocidad era mucho más alta que la de un Elder Dragon también. Si no estuvieran protegidos por sus habilidades, probablemente hubieran tenido que agarrarse desesperadamente del cuerpo del dragón para no caer.

 

Schnee: “Mis disculpas.”

Shin: “Habla si es demasiado duro. Tzaobath probablemente ajustará la altura si se lo decimos”.

 

Shin se dio la vuelta y respondió.

 

Miró en dirección a la cabeza de Tzaobath y se dio cuenta de que probablemente los había escuchado, mientras la cabeza del dragón se sacudía verticalmente, para expresar su asentimiento.

 

Schnee: “Entonces, ¿podría por favor ... sostener tu ropa?”

 

Schnee se inclinó hacia adelante y preguntó. Debido a la diferencia en altura y su postura, ella estaba mirando a Shin. Su mirada suplicante, ocultando el espíritu orgulloso que tenía antes de perder la memoria, hizo que el corazón de Shin diera un vuelco.

 

Shin: “Oh, ah, sí, claro, agárrate fuerte, quiero decir, agárrate rápido”.

 

Shin respondió de una manera exagerada, para evitar que sus emociones se mostraran. Miró hacia adelante, pensando que podría estar sonrojándose.

 

En realidad, debido a la habilidad [Riding], no había riesgo inmediato de que alguien cayera. En el caso remoto de que sucediera, Tzaobath seguramente los recuperaría rápidamente, pero eso era algo totalmente diferente.

 

Schnee: “Permíteme, entonces ...”

 

Después de sus palabras, Shin sintió que Schnee se movía. Sin embargo, después de unos 10 segundos, no la sintió agarrar su ropa, así que se dio la vuelta. En ese momento, las manos de Schnee abrazaron el estómago de Shin, sosteniendo así todo su cuerpo contra el suyo.

 

Shin: “Eh!? ¿¡Sh, Schnee!?

 

Shin no pudo evitar expresar su sorpresa ante el repentino abrazo de Schnee. Estaba tan cerca que Shin sintió algo muy suave contra su espalda. Forzando su atención a no concentrarse en esas presencias masivas, Shin le preguntó qué sucedió.

 

Schnee: “¿Te estoy molestando?”

Shin: “No, en absoluto, me sorprendió ...”

 

Antes de perder sus recuerdos, Schnee... sin considerar que había otros presentes... probablemente lo habría abrazado así. La actual Schnee, aunque fuera leal, no se suponía que se sintiera atraída románticamente por Shin. Por lo tanto, era antinatural que ella lo abrazara con tanta fuerza y ​​apoyara la cabeza en su hombro.

 

Schnee: “Yo no... me entiendo. Pero si no hago esto, me siento muy incómoda...”

 

La voz que llegaba a los oídos de Shin no parecía estar bromeando en absoluto. Shin tocó los brazos de Schnee, los envolvió alrededor de su cintura y notó que estaban temblando.

 

Filma: “Schnee, estás siendo muy atrevida, no es ... hey, ¡estás muy pálida!”

 

Filma comenzó a burlarse de Schnee, pero su tono cambió completamente a la mitad.

 

Shin no podía ver bien a Schnee, ya que ella estaba directamente detrás de él, pero la situación parecía peor de lo esperado.

 

Shin: “Vamos a aterrizar por un momento. Tzaoba ...”

Schnee: “Estoy bien. Continúa por favor.”

Shin: “No te sobre exijas, si te sientes mal, solo dilo”.

Schnee: “Estoy realmente bien. Me calmaré si me quedo así”.

 

Shin sintió que los brazos de Schnee sujetaban su cintura con más fuerza, por lo que no podía simplemente detenerla y dejarlo así: decidió ponerse en contacto con Filma a través de Mind Chat.

 

Shin: “(No puedo ver a Schnee desde aquí, solo puedo sentir sus brazos temblando. ¿Cómo la ves?)”

Filma: “(No puedo decir si está temblando, pero se ve muy enferma. Siempre ha sido pálida, pero ahora no se ve nada saludable)”.

 

Su estado no mostró ninguna anomalía, por lo que Shin decidió creerle y seguir adelante.

 

Sostuvo sus manos envueltas alrededor de su cintura, y su temblor se detuvo.

 

Shin: “Llegaremos pronto”.

 

Después de menos de 30 minutos de vuelo llegó el anuncio de Tzaobath. Schnee, tal como había dicho, se había calmado después de abrazar la espalda de Shin. Shin miró hacia el continente mientras descendían.

 

Podía ver ciudades que había visitado anteriormente: el Reino de Bayreuth, la capital de la Alianza de Falnido, la ciudad fortificada de Balmel y otros. Al este de Falnido estaba el Imperio Dragón de Kilmont, donde vivía Shibaid.

 

Shin: “Hmm? ¿Qué es ese árbol increíblemente grande ...?”

 

Shin vio un árbol muy grande ubicado en el centro del continente, rodeado de árboles de altura normal.

 

Shin: “No se suponía que debería de haber algo allí”.

 

Shin recordó que en el mapa que Schnee le había mostrado anteriormente, no había nada marcado en esa área. Tal vez era un lugar que normalmente no era visible.

 

Shin hizo una nota mental para ir a comprobarlo cuando tuvieran el tiempo y miró dónde aterrizaría Tzaobath.

 

Shin: “Hmm? He sentido esto en algún lugar antes ...”

 

A primera vista no había nada que ver, pero, sin embargo, Shin pudo sentir algo que le dio un sentimiento nostálgico proveniente de esa ubicación aparentemente desierta, lo que lo hizo inclinar la cabeza hacia un lado, intentando identificar el origen de esa sensación.

 

No podía decir dónde, pero su intuición le dijo que lo había sentido antes.

 

A medida que descendían, la ubicación oculta por el espejismo gradualmente se hizo visible. Tzaobath se dirigía directamente hacia allí, así que tenía que ser su destino.

 

Tzaobath: “Shin, ¿reconoces eso?”

Shin: “No ... es esa la entrada? Hay una presencia a la que no puedo discernir”.

Tzaobath: “Hmm, algo podría haber cambiado aquí después de que se creó el pueblo de hadas. Sin embargo, me habían dicho que lo entenderías”.

 

Tzaobath le hizo esta pregunta a Shin y luego sostuvo su barbilla, sumido en sus pensamientos. Parece que incluso los dragones hacen ese gesto cuando piensan.

 

Había sido Sety quien dijo que Shin seguramente lo entendería, aparentemente.

 

Muy pronto, llegaron unos pocos metros del suelo. Tzaobath finalmente agitó sus alas con gracia y realizó un aterrizaje muy suave. Shin y su grupo bajaron de su espalda justo después.

 

Tzaobath: “El pueblo de hadas que conozco está allí”.

 

Tzaobath señaló el lugar donde estaba deformado el paisaje que habían visto desde arriba. Era lo suficientemente grande para que Tzaobath lo atravesara, si se agachaba, pero no parecía tener ninguna profundidad.

 

Shin: “Eso es bastante diferente de cómo recuerdo las entradas de los pueblos de hadas...”

 

Shin recordó los anillos de luz que aparecían solo cuando se usaba el objeto que otorgaba permiso para entrar.

 

El otro lado era otro mundo: eso probablemente no había cambiado, sin embargo. La diferencia con sus recuerdos de la era del juego, sin embargo, todavía le daba a Shin un sentimiento extraño.

 

Shin: “Por cierto, no tenemos el objeto de permiso de entrada, ¿podemos pasar?”

Tzaobath: “Mientras estés conmigo. Me han dicho que Shin y sus “personajes de apoyo” no serán detenidos”.

 

Probablemente no había ninguna razón para bloquear a Shin, el maestro de Sety, y sus compañeros de pasar.

 

Shin: “Se ve diferente a lo usual, pero vamos a verlo de inmediato”.

 

Shin estaba un poco preocupado, pero decidió reunir su coraje y seguir adelante. Tan pronto como entró en el espacio distorsionado, el escenario cambió instantáneamente.

 

Shin: “Esto es…”

 

El escenario recién aparecido dejó a Shin sin palabras.

 

La cálida luz del sol, una brisa tranquila. Una pequeña colina salpicada de árboles. Miró a la derecha y vio que el punto de teletransporte aumentaba, como recordaba. Era todo como una vista que había visto antes.

 

Shin no podía creerlo y miró un área utilizada como un campo de flores. Allí notó una sola lápida, de pie entre flores multicolores. Tan pronto como vio la lápida, Shin corrió hacia ella.

 

Yuzuha: “¿¡Kuu!?”

Schnee: “¿¡Mi señor!?”

Tiera: “Eh? ¿¡Shin!?”

 

Yuzuha se agarró a su hombro, tratando de no caerse; Schnee y Tiera, que habían entrado después de él, se sorprendieron. Shin no notó nada de eso, sin embargo.

 

Corrió junto a la lápida y miró el nombre grabado en él. No hubo error, decía “Marino”.

 

De hecho, era el área privada que Shin había adquirido como recompensa durante un evento, que había usado para enterrar al avatar de Marino.

 

Shin: “Así que aún quedaba ...”

 

La lápida de Marino todavía estaba en esa área privada. Shin había perdido la compostura cuando la vio, pero gracias a la suave y cálida luz del sol que brillaba sobre ella y las flores a su alrededor, se calmó rápidamente.

 

Yuzuha: “¿Es esta la tumba de alguien?”

Shin: “Sí ... la persona que amé”.

 

Shin respondió con naturalidad a la pregunta de Yuzuha. Su tono incluía tristeza y nostalgia. Después de escuchar la respuesta, Yuzuha saltó del hombro de Shin y miró la lápida por un rato.

 

Schnee: “¡¡Mi señor!!”

 

Schnee, quien estaba sorprendida por la repentina carrera de Shin, lo había seguido. Como se esperaba de una Kunoichi, incluso mientras se apresuraba, no pisó las flores alrededor de la tumba, como lo hizo Shin.

 

Shin: “Lo siento, perdí la calma”.

Schnee: “¿Qué sucedió?”

Shin: “Esto es, un área privada que ... quiero decir, ¿un lugar en particular? ¿Quién hubiera adivinado que Sety estaba aquí ...?”

Schnee: : “Es eso así. Empezaste a correr con una expresión de preocupación en tu rostro, así que pensé que algo grave había sucedido”.

 

Schnee estaba sinceramente preocupada, así que suspiró aliviada.

 

Un poco más tarde, Tiera llegó corriendo, pero le costó mucho evitar las flores.

 

Shin: “No hay necesidad de apurarse. Lamento sorprenderte”.

Tiera: “Oh enserio. Pero ¿por qué te escapaste así?

 

Después de que Shin se tranquilizó, Tiera se calmó y se acercó a ellos mientras caminaba lentamente alrededor de las flores. Al igual que Schnee, ella le preguntó a Shin qué le había sucedido.

 

Shin: “Te hablé de mi pasado y de Marino, ¿verdad? Aquí es donde enterré el avatar de Marino, y esta es su tumba”.

 

Tiera miró en la misma dirección que Shin estaba mirando.

 

Tiera: “…Ya veo. Ahora entiendo por qué pusiste esa cara”.

 

Shin se dio cuenta de que debía de parecer desesperado y lo lamentó. Sin embargo, fue una sorpresa demasiado repentina, por lo que perdió momentáneamente la compostura.

 

Todas las flores que rodeaban la tumba tenían colores suaves, que calmaban el corazón con solo mirarlas.

 

Shin había pensado en este lugar después de llegar a este mundo. Dado que la geografía del mundo había cambiado, pensó que incluso si todavía existiera, habría sido difícil de encontrar. Había considerado pedirle a Berett que lo buscara, pero al estar relacionado con Marino, era un tema demasiado emotivo para Shin. Pensó que no estaría bien molestarlo con algo como esto, así que tampoco le dijo nada a los otros miembros.

 

Schnee: “Mi señor, ¿quién es Marino?”

Shin: “Supongo que también la olvidaste. Marino era mi amante, y esta es su tumba. Pensé que tal vez ella no se sentiría sola aquí”.

Schnee: “Amante……!?”

Shin: “Schnee?”

 

Después de escuchar acerca de Marino, Schnee frunció el ceño, sosteniendo sus sienes. Ella tropezó como si estuviera afectada por el vértigo, por lo que Tiera la apoyó.

 

Tiera: “M-Maestra!?”

 

Tiera se sorprendió por su repentino cambio.

 

Filma: “Oye, ¿por qué ustedes tres corrieron ahe ... hey Schnee, ¿qué pasa?”

 

Filma y Shibaid habían perdido de vista a Shin y los demás, ya que habían corrido a la lápida antes de que pudieran pasar el portal, por lo que solo alcanzaron su posición ahora. Sorprendida de ver a Tiera sosteniendo a Schnee, Filma corrió hacia ella, luego Shibaid le hizo una pregunta.

 

Shibaid: “No sentí ninguna presencia enemiga, pero ¿qué pasó?”

Shin: “Sí, solo estábamos hablando cuando ella comenzó a sostener sus sienes de esa manera”.

 

Shin explicó lo que sucedió mientras veía a Tzaobath entrar en el pueblo de hadas también.

 

Schnee se recuperó bastante rápido, pero decidieron dejarla descansar por un tiempo, por si acaso. Mientras tanto, Shin habló con Filma.

 

Filma: “La tumba de Marino, ya veo. Entiendo por qué te sacudiste, pero la reacción de Schnee fue bastante sorprendente”.

Shin: “¿Sorprendente?”

Filma: “Sí. Quiero decir, es un poco extraño decirlo, pero Marino ya no está con nosotros. Incluso si ella pudiera estimular los recuerdos de Schnee, no pensé que reaccionaría tan excesivamente como lo hizo”.

 

Su tumba estaba aquí ... estaba enterrada aquí, así que no había riesgo de que ella pudiera llevarse a Shin, o eso pensaba Filma.

 

Tzaobath: “¿Por qué están todos reunidos aquí?”

 

Tzaobath llegó al grupo después de que finalmente logró pasar por la entrada con su cuerpo gigantesco. Todavía estaba a cierta distancia del grupo, ya que no quería correr el riesgo de pisotear el campo de flores.

 

Tzaobath: “¿Pasó algo antes de que yo viniera?”

 

Tzaobath era lo suficientemente grande como para no tener que acercarse para mirar al grupo de Shin, por lo que se dio cuenta de que Schnee no se sentía bien: reaccionó como Filma y Shibaid, por lo que Shin le dio una breve explicación.

 

Tzaobath: “Ya veo. De hecho, parece una reacción particular cuando la memoria de alguien es estimulada”.

 

Tzabath observó que, según su experiencia, después de haber sido afectado por un [Cursed Tag], el amigo de Tzaobath nunca mostró ninguna reacción a que Tzaobath contara sus recuerdos juntos o mostrara objetos relacionados con ellos.

 

Tzaobath: “Sin embargo, hay muchas diferencias entre una mujer que es un Elfo Superior y mi amiga, que era humana. No creo que sea prudente tratar sus casos de la misma manera”.

 

Tzaobath agregó que nunca había visto una reacción como la de Schnee, pero nadie sabía qué podía significar en ese momento.

 

Tzaobath: “No hay necesidad de atormentar nuestros cerebros sobre esto más lejos. Creo que deberíamos seguir adelante y crear la [Blessed Tag]”.

Shin: “Cierto. Dijiste que Sety estaba aquí, ¿está ella allí?

 

Shin recordó que solo había un edificio en su área privada, una especie de santuario. Sin embargo, una casa de troncos estaba de pie junto a ella ahora.

 

El campo de detección de Shin captó una respuesta nostálgica: dentro de la casa de troncos, sintió una presencia que solo podía ser Sety. Shin notó que muchos otros pequeños marcadores giraban alrededor de él: probablemente eran de la tribu Tsumugi, como Tzaobath había mencionado.

 

Schnee ya se había recuperado, por lo que el grupo decidió dirigirse hacia la casa de troncos: en ese mismo momento, la puerta se abrió y se escucharon voces ruidosas.

 

“¡¡Oye!! ¿Para qué estás haciendo un alboroto? ¡Sé que Tzaobath trajo gente aquí! ¡¡Mira el fuego!! ¡Dejé el fuego encendido! ¡¡Dije que no me pongas la ropa!! ¡¡O mi pelo!!

 

Desde la casa de troncos apareció una niña que llevaba una sartén, emocionada hasta el punto de derramar su contenido por todas partes, tirada por criaturas voladoras.

 

Con las colas gemelas rubias sobresaliendo de su sombrero puntiagudo que se tiraba alrededor, las lágrimas se estaban formando en los ojos de color rojo oscuro de la joven. Tal entrada casi hizo que todos olvidaran que en realidad era una maga poderosa, el quinto personaje de apoyo de Shin, Sety Lumiere.

 

Aunque era bastante bonita, tenía menos de 160 cemels de altura, parecía una estudiante de primer año de secundaria o una estudiante de secundaria de aspecto maduro. En comparación con Schnee y Filma, que claramente tenían una apariencia adulta, Sety parecía bastante infantil.

 

Sety: “¡Sigue así y hoy no hay cena para ti! ¡¡Hoy, espera!! ¡Dije que te detengas!”

 

Incluso su manto de bruja y su falda estaban siendo arrastrados: Sety, irritada, comenzó a amenazar con no darles a comer a las pequeñas criaturas.

 

Las pequeñas criaturas - miembros de la tribu Tsumugi se detuvieron por un instante, pero luego comenzaron a tirar de ella nuevamente. La tribu Tsumugi se veía bastante elegante: versiones lindas y deformadas de la mitad superior del cuerpo humano. Gracias a su hermosa apariencia, su falta de dedos y piel oscura no parecían espeluznantes. En la era del juego, muchas jugadoras y algunos jugadores masculinos habían solicitado poder usarlas como mascotas y llevarlas a sus casas o casas de gremio.

 

De acuerdo con la configuración del juego, todos compartieron sus recuerdos y no tenían nombres individuales. Debido a eso, usar [Analyze] en cualquier miembro de la tribu Tsumugi mostraría el mismo nombre, Tsumugin. Era bien sabido entre los jugadores que cuando se reveló este nombre, se abrió un hilo en el tablero de anuncios del juego: “Hablemos sobre el sentido de nombramiento de los desarrolladores”.

 

Shin: “Siento que toda mi fuerza se está esfumando...”

Tzaobath: “Son mucho más activos de lo normal, supongo que han sentido los efectos de [Cursed Tag], es por eso qué llevan a Sety con nosotros”.

 

Shin había sido sorprendido por la inesperada entrada de Sety, pero Tzaobath le aseguró que no siempre eran así.

 

La tribu Tsumugi era muy sensible al aura de la tribu Kishimi, y viceversa. Como dijo Tzaobath, esa fue probablemente la razón por la que estaban tirando de esa manera a Sety.

 

Shin: “Vamos, no podemos dejarla así”.

 

El grupo asintió y siguió a Shin hacia la casa de troncos: mientras lo hacían, los Tsumugi dejaron ir a Sety.

 

Sety: “Caray, que sucede con ustedes, de verdad. Sé que la casa no se quemará solo porque el fuego está encendido, pero ... ¿eh?”

 

Sety se estaba arreglando el cabello con un cepillo, sosteniendo la sartén con la otra mano, cuando sus ojos vieron al grupo de Shin caminando cerca de las piernas de Tzaobath. Cuando Shin se dio cuenta, la saludó muy casualmente.

 

Shin: “Oye, ha pasado un tiempo”.

Sety: “... hmm? …. ???”

 

Sety no lo había notado de inmediato, pero pronto reconoció a Shin. Su rostro de puchero se convirtió en una expresión de absoluta sorpresa. Ella se congeló en su lugar, mientras que el contenido de su sartén comenzó a deslizarse y caer. El líquido que caía de la sartén salpicaba sus piernas.

 

Sety: “¡¡Ay!! ¡¡Quema!! No, espera, ¿¡mi señor!? Oucchhh !!

Filma: “Sí... es Sety”.

Shibaid: “Sí... seguro que sí.”

 

Viendo a Sety atrapada entre la sorpresa y el calor, Filma y Shibaid asintieron pensativamente, como si fueran golpeadas por una ola de nostalgia.

 

Tiera: “¿Siempre fue así?”

Shin: “¿Eh, ella no?”

 

Tiera estaba confundida por las diferentes reacciones a la pregunta de Shin.

 

Shin: “Entiendo la sorpresa, pero ¿puedes calmarte un poco?”

Sety: “Es culpa de estos pequeños muchachos, de sacarme cuando estaba cocinando. ¿Por qué está aquí de todos modos, mi señor? ¿Nos abandonaste durante 500 años, por qué volviste ahora?”

 

Alentada por Tzaobath, Sety habló con Shin después de un momento, como si su confusión previa no hubiera ocurrido en absoluto. Su cara y orejas rojas claramente mostraban su vergüenza.

 

Sus palabras, sin embargo, tenían algunas espinas para ellos.

 

Shin: “Bueno, no hay nada que pueda decir si lo pones de esa manera. ¿Podrías por lo menos escuchar lo que tengo que decir?”

Sety: “Hmph. Si dices eso, supongo que podría dedicar un minuto o dos”.

 

Shin esperaba que ella protestara más, pero Sety solo lo miró y se burló, aceptando a regañadientes. Estaba actuando mandona, pero la sartén que goteaba le privaba de toda dignidad.

 

Schnee: “Shin, ¿quién es ella?”

 

Schnee, ahora completamente recuperadq, preguntó por Sety, así que Shin le dio una breve explicación.

 

Shin: “Ella es mi último personaje de apoyo, Sety Lumiere. Fue creada un poco más tarde que tú, por lo que es como una hermana pequeña.”

 

Shin también explicó sobre las criaturas de la tribu Tsumugi flotando alrededor de Schnee.

 

Schnee: “Ya veo, así que estas pequeñas criaturas se reunieron a mi alrededor porque la etiqueta maldita se usó en mí. Ahora entiendo.”

 

Los Tsumugi habían dejado a Sety y se habían reunido alrededor de Schnee, a veces frotando sus cuerpos contra sus brazos.

 

Sety: “¡Oye, no me ignores de esa manera! ¡Y tú, hermana mayor, no hables como si me vieras por primera vez! ¡Eres horrible!”

Schnee: “¿Hermana mayor?”

 

Schnee estaba desconcertada por cómo la protesta Sety se dirigió a ella.

 

Al crear a Sety, Shin había jugado un poco, haciéndola llamar a Schnee, Shibaid y la otra hermana o hermano. Al parecer esos ajustes seguían siendo efectivos.

 

Sety: “Eh, no lo has olvidado, ¿verdad? “Nuestro señor” aquí me dijo que te llamara Hermana Mayor, pero eso es muy embarazoso, así que lo cambié a sis, ¿no te acuerdas?”

Shin: “Lo siento, Sety. En realidad, hay una explicación para esto”.

 

Sety comenzó a mirar a la extraña Schnee con sospecha, así que Shin explicó lo que pasó.

 

Al principio, Sety escuchaba en voz baja, pero cuando escuchó que el objeto de reajuste del afecto también eliminaba los recuerdos, se puso furiosa.

 

Sety: “¿Qué?” ¿Esa criatura sabe cómo se sintió mi hermana mayor todos estos años esperando al maestro? ¡¡Imperdonable!! ¡Cuando lo encontremos, lo voy a quemar, congelarlo, romperlo en pedazos!”

 

Sety se puso tan emocionada que usó el nombre de “hermana mayor”, a pesar de lo vergonzosa que dijo que era. Su actitud de confrontación se desvaneció, Sety no trató de ocultar su ira, mostrando claramente cuánto adoraba a Schnee. Schnee, sin embargo, no pudo soportar mirarla así y la detuvo.

 

Schnee: “Cálmate.”

Sety: “De ninguna manera puedo hacerlo!! ¡¡Le voy a enseñar a ese Hameln que se metió con la persona equivocada!!

 

Sety, sin embargo, había ido demasiado lejos, así que las palabras de Schnee simplemente vertieron más combustible en el fuego de su furia.

 

Pensando que tenía que detener a Sety, Schnee se colocó delante de ella, la acercó más y la abrazó con fuerza.

 

Sety: “Nmgh!?”

Schnee: “Cálmate. Nuestro señor y los demás han venido aquí para devolver mis recuerdos. Estoy feliz de que estés enojada por mí, pero por favor escucha a nuestro señor”.

 

Schnee acarició suavemente la cabeza de Sety mientras calmaba su espíritu violento.

 

El repentino abrazo hizo que Sety se congelara, luego se estremeció. Un poco más tarde, sus brazos y piernas se relajaron.

 

Schnee: “¿Qué sucedió?”

Filma: “Siempre has sido demasiado amable con Sety, Schnee”.

 

Shin se sintió aliviado de que el alboroto se hubiera calmado y Filma agregó un comentario. Tal vez porque era la hermana pequeña del grupo, Schnee había dicho que siempre tenía ganas de abrazarla.

 

“Ahora que lo pienso, también me abrazaron ...” pensó Shin mientras recordaba lo que había sucedido en Falnido y Balmel. Al mismo tiempo, recordó la suavidad del pecho de Schnee, por lo que se apresuró a sacudir la cabeza para disipar tales pensamientos.

 

Shibaid: “Estoy de acuerdo en que es bueno que las cosas se calmen, pero ¿puedes simplemente dejarlas así? Siento que esto también sucedió antes ... “

Shin: “Eh?”

 

Siguiendo la pregunta de Shibaid, Shin miró a Schnee y Sety. Sintió un poco de envidia de Sety, que estaba acunado por los pechos de Schnee, pero sabía que no podía hacer nada al respecto esta vez.

 

Tierra: “Oye, ¿no es Sety quien está tocando a la maestra?”

Shin: “... hm? Ahora que lo mencionas, se ve así”.

 

Shin miró a los dos de nuevo después del comentario de Tiera, dándose cuenta de que los movimientos de Sety parecían extraños, como un luchador tratando de hacer tapping. Pensándolo bien, había pasado un buen rato desde que Schnee había empezado a abrazarla.

 

Sin embargo, era un misterio por qué los Tsumugin también estaban tocando el cuerpo de Sety.

 

En marcado contraste con su lucha desesperada, las pequeñas criaturas realizaron movimientos y sonidos completamente suaves.

 

Filma: “Oh, sí, Schnee no pudo controlar su fuerza en su configuración inicial. Hola Schnee, se va a asfixiar si no la dejas ir”.

Schnee: “¿Asfixiar? Ah ...”

 

Schnee dejó que Sety se fuera después de que Filma le dijera que lo hiciera, y la Hada jadeó pesadamente, su cara completamente roja sobre el pecho de Schnee. Ella había probado el cielo y el infierno al mismo tiempo, como Shin lo había hecho antes.

 

Sety: “Hah ... hah ... yo ... pensé ... hah ... estaba ... hah ... voy a ... morir ...”

Schnee: “Lo siento, ¿estás bien?”

Sety: “P-por supuesto, yo ... sibilancias”.

 

Sety estaba desesperadq por recuperar el aliento, pero no culpó a Schnee de ninguna manera. Ella sabía que el abrazo de Schnee expresaba su gratitud.

 

Tzaobath: “¿Sucede esto todo el tiempo?”

Yuzuha: “…¿algunas veces?”

 

Tzaobath miró al grupo de Shin con un suspiro, y Yuzuha solo pudo darle una breve respuesta.

 

“Así que, mi señor, viniste a buscar [White Scent Nectar], ¿verdad?”

 

Después de recuperar el aliento, Sety, todavía roja por la vergüenza a la que estaba sometida, fue a revisar sus existencias. Una vez más, actuó como si nada hubiera pasado.

 

Lily Orchids, las plantas necesarias para crear [White Scent Nectar], crecieron en lugares donde las emociones positivas eran fuertes o donde fluían corrientes de agua pura. Los Tsumugins también lo cultivaron en otros lugares. Ellos también respondieron fuertemente a las emociones positivas y tuvieron el poder de suprimir las negativas.

 

De la manera opuesta, la tribu Kishimi podría amplificar las emociones negativas y suprimir las positivas.

 

Tales habilidades no tenían ningún efecto en los jugadores en la era del juego, pero en este mundo las cosas eran obviamente diferentes: Shin hizo una nota mental de esto mientras escuchaba a Sety.

 

Shin: “Exactamente. Sin embargo, según la persona que proporcionó la información, solo hay un 50% de probabilidad de éxito”.

Sety: “¿Solo el 50%? ¿No funciona todo el tiempo?”

Shin: “Oye, no lo decidí yo. De todos modos, tienes [White Scent Nectar], ¿verdad?

Sety: “Por supuesto que sí. O, mejor dicho, con los Tsumugins alrededor no hay manera de que no puedas encontrar algunos”.

 

El tono de Sety sugirió que no tenía sentido preguntar cosas tan obvias. Su actitud, sin embargo, fue mal recibida por cierta persona.

 

Schnee: “Sety. Esto ha estado en mi mente desde antes, pero ¿no son tus modales hacia nuestro señor Shin una falta de respeto?”

Sety: “Eh!?! Pero la hermana mayor Filma tampoco le habla cortésmente ... hermana mayor, eres bastante diferente que antes ...”

 

Sety, desconfiando de la diferente atmósfera de Schnee que cuando la abrazaba, retrocedió instintivamente.

 

Schnee: “Filma tiene permiso de hacerlo. Nuevamente, estoy feliz de que estés enojada por mi bien, pero eso no tiene nada que ver con tu actitud hacia nuestro señor. No permitiré ningún comportamiento amistoso excesivo sin permiso”.

Sety: “Eek !! ¡¡Lo siento!!”

 

A pesar de su sonrisa, el aura de Schnee era legítimamente aterradora, por lo que Sety alzó instantáneamente la bandera blanca. Incluso si Schnee había perdido sus recuerdos, la jerarquía era la misma.

 

Shin: “No me importa en absoluto, y por favor llámame Shin”.

 

Shin extendió una mano de ayuda, a lo que Sety asintió mientras robaba miradas rápidas a Schnee.

 

Sety: “E-está bien entonces ... permiso! ¡Tengo permiso ahora!”

 

Sety hizo alarde de su permiso recién obtenido bajo la mirada severa de Schnee.

 

Schnee: “De todos modos, nuestra primera prioridad es [White Scent Nectar], ¿Dónde está?”

 

Sety respondió golpeando su pecho con su mano izquierda, su derecha todavía sosteniendo la sartén, con una expresión de suficiencia perfecta en su rostro.

 

Sety: “Dentro de mi caja de objetos! Jeje, es hora de mostrarme tu más profundo agradecimiento por proteger a los Tsumugins y ... ¡lo siento mucho!”

 

Sety fue derribada a mitad por la mirada de Schnee y se disculpó rápidamente.

 

Shin: “Er ... de todos modos, eres un salvavidas. Estoy muy agradecido”.

 

Shin calmó a Schnee, quien estaba comenzando a hacer que el estado de ánimo se tensara nuevamente, y honestamente le dio las gracias a Sety. Que haya almacenado [White Scent Nectar] fue de gran ayuda.

 

Sety: “¡Aquí está [White Scent Nectar]! ...... ¡mi señor!”

 

Sety materializó las cartas de objeto, con prudencia. Botellas transparentes que contenían un líquido semitransparente aparecieron en sus manos.

 

Sety: “¡Regresa a la hermana mayor ahora! ... por favor.”

Shin: “Solo habla como quieras. A Schnee tampoco le importa, mira”.

 

Shin tomó el [White Scent Nectar] de Sety, materializó a Tsuki no Hokora y fue directo a la sala de alquimia. Unos minutos después, Shin regresó con varias tarjetas blancas de borde azul con dibujos en ellas.

 

“Así que esta es [Blessed Tag of Bonding]”.

Shin: “Sí, el uso de estos debe devolver sus recuerdos”.

 

Con la probabilidad de éxito de 50%, era doloroso no poder decir que las etiquetas definitivamente funcionarán. Shin no perdió el tiempo y decidió usar las etiquetas de inmediato. Pensó en usarlo y lo sostuvo cerca de Schnee: la etiqueta bendecida se encendió con una luz blanca.

 

Schnee se quedó quieta, con los ojos cerrados. La luz que emanaba de la etiqueta bendecida viajaba lentamente por el aire hacia ella, envolviendo su cuerpo. Unos momentos más tarde, apareció sin sonido y desapareció. Unos momentos más, y Schnee abrió los ojos.

 

Shin: “… ¿Cómo te sientes?”

Schnee: “Parece que no funcionó. Siento que casi puedo recordar algo, pero solo meros fragmentos de la memoria”.

 

Schnee sacudió ligeramente la cabeza mientras hablaba. Hubo un ligero efecto, pero en general el experimento había fracasado aparentemente.

 

Shin: “No está bien, eh ... ¿sucederá algo si intentamos usarlo una vez más?”

 

Shin estaba decepcionado, pero rápidamente pensó que podrían intentar usar más [Blessed Tag], ya que de todos modos tenían repuestos.

 

Sety: “Nunca lo intenté, así que no puedo decirlo. Espera un momento, déjame preguntarles primero”.

 

Sety luego habló a los Tsumugins. Algunas de las criaturas flotantes asintieron con la cabeza a Sety. Shin no podía decirlo, pero aparentemente podía comunicarse con ellos.

 

Al cabo de un rato, los Tsumugins sacudieron la cabeza.

 

Sety: “Parece que no va a funcionar. Según los Tsumugins, las fuerzas negativas presentes ahora son más fuertes, por lo que si falla una vez ya no funcionará más”.

Shin: “Lo que significa que, ¿la única otra manera es vencer a la deidad maligna?”

Tiera: “¿Existe realmente esta ‘deidad maligna’?”

 

A Tiera le fue difícil creer que tal ser existiera realmente.

 

En este mundo había monstruos que actuaban como dioses, pero normalmente nunca fueron vistos. En el período del juego, los jugadores se aventurarían en áreas remotas y peligrosas para obtener objetos o fama. Ahora, sin embargo, las personas eran mucho menos propensas a realizar actividades tan peligrosas, por lo que tales aventureros y áreas eran actualmente partes de cuentos y leyendas ...

 

Shin: “Sí, se llama Adetropos. Se ve ... bueno, realmente espeluznante”.

 

Shin recordó a Adetropos e hizo una mueca. Adetropos tenía su mitad superior como un humano y la mitad inferior de su cuerpo era el de una serpiente.

 

Su rostro calvo y sin orejas estaba cubierto por una máscara, blanca con tres agujeros, que se destacaba por sus ojos y boca. Los agujeros eran completamente negros, por lo que era imposible decir dónde se encontraba.

 

Su brazo derecho era extremadamente corto desde el hombro hasta el codo y el codo hasta la muñeca, mientras que los dedos eran 10 veces más largos. Su brazo izquierdo estaba dividido en dos desde el codo, con múltiples ojos humanos cubriéndolo.

 

La mitad superior de su cuerpo también estaba cubierta por tatuajes que parecían que podían usarse para rituales mágicos.

 

La mitad inferior era simplemente de serpiente, pero con escamas erectas; de los huecos entre ellas crecieron patas de insectos y crustáceos, lo que le permitía moverse a gran velocidad.

 

Era un monstruo famoso por hacer que los jugadores primerizos, tanto hombres como mujeres, se congelaran por lo repugnante que se veía.

 

Shin: “Como jefe no es tan fuerte, pero se hace más fuerte cuanto más absorbe los recuerdos. No sé cuánto ha absorbido ahora, por lo que debemos esforzarnos desde el principio para derrotarlo”.

 

La fuerza de la deidad malvada de Adetropos dependía de los recuerdos que había acumulado.

 

En la era del juego, había acumulado más de 100 o 200 recuerdos, por lo que su poder fue fuertemente reforzado. Con el nivel actual de Shin, no debería ser un problema encargarse de él. Bajar la guardia era un riesgo, pero difícilmente sería una pelea difícil.

 

Sety: “También están diciendo que la hermana mayor es parte del problema”.

Schnee: “¿Yo soy?”

 

Sety, después de hablar con los Tsumugins, agregó esta declaración en tono de disculpa.

 

La situación fue causada por el ataque de Hameln, nada de eso fue culpa de Schnee. Nadie, incluida ella misma, tenía idea de cómo podía ser parte del problema.

 

Shin: “¿Que se supone que significa eso?”

Sety: “Los Tsumugins vieron la [Blessed Tag] y los poderes de [Cursed Tag] chocaron cuando la usaste. Sin embargo, al final, fue algo más que [Cursed Tag] ... el propio poder de la hermana mayor repelió el efecto de [Blessed Tag]. Es por eso qué falló”.

 

Los Tsumugins también dijeron que la [Blessed Tag] hubiera funcionado, de no haber sido por eso.

 

Schnee: “Entonces, yo misma he repelido el efecto de la [Blessed Tag]. Aunque no recuerdo haber hecho nada”.

Sety: “Dijeron que solo sentían eso, pero no pueden determinar la razón por la que sucedió”.

 

Schnee no debería haber tenido ninguna razón para resistirse. Sety miró a los Tsumugins, con la esperanza de que pudieran proporcionar más información. Sin embargo, la mayoría de ellos estaban acariciando el cabello de Schnee, adherido a sus hombros y brazos, aparentemente tratando de consolarla. Shin entendió que no había nada que ganar al cuestionarlos más.

 

Shin: “Bueno, supongo que todo lo que podemos hacer es reunir toda la información que tengamos y empezar a buscar en todas partes, ¿eh? No tengo idea de dónde los Kishimi podrían haber consagrado a la deidad malvada en este mundo, después de todo”.

 

Si la geografía fuera igual al mundo del juego, Shin tendría una idea, pero eso ya no se aplicaba. Si la tribu Kishimi estaba apuntando al grupo de Shin, podrían esperar a que los golpearan y sacarles la información, pero Hameln declaró que había destruido su asentamiento.

 

No tenía ninguna razón para mentir, así que probablemente esa era la verdad.

 

Incluso si estaba mintiendo, no tenía ninguna razón para entrar en contacto con el grupo de Shin en primer lugar. Incluso si esperaban, la solución no vendría.

 

Sety: “Puedo decir si nos acercamos, pero no tengo idea de cuánto tiempo tomara, incluso solo en este continente”.

Shin: “¿Puedes reconocer la presencia de la deidad malvada?”

Sety: “Me enseñaron a hacerlo. Mantener este lugar es difícil, pero perder el tiempo sería aburrido, ¿no?”

 

Sety había aprendido eso gracias a su capacidad de comunicarse con los Tsumugins. Ahora su capacidad de detección había crecido lo suficiente como para estar en su nivel, al parecer.

 

Tiera: “¿Es esa presencia diferente del miasma?”

 

Tiera hizo una pregunta tímidamente. Si el miasma estaba involucrado, ella probablemente podría ser de alguna ayuda.

 

Sety: “La deidad malvada se lleva todos los recuerdos, tanto felices como tristes. No hay razón para eso, ni malas ni buenas intenciones en sus acciones. Entonces su presencia no es necesariamente mala, como el miasma. También sé cómo se siente el miasma, y ​​estoy seguro de que son completamente diferentes”.

 

Sety dijo que ella pudo decir después de haber vivido mucho tiempo con los Tsumugins.

 

Sety: “En los viejos tiempos, las personas con recuerdos terriblemente tristes se las ofrecían a la deidad para que ya no ser torturadas por ellos. Sin embargo, eso cambió gradualmente con el tiempo. Según los Tsumugins, la deidad malvada venerada no era realmente malvada desde el principio”.

Shin: “Es la primera vez que escucho eso. Así que había una historia de fondo de la que no sabíamos, eh”.

 

El evento presentó a los Kishimi como una tribu malvada, su deidad un enemigo para ser derrotado. Había una historia detrás, pero al final, la deidad malvada era solo un monstruo, sin una historia que explicara el proceso detrás de su nacimiento.

 

Shin: “¿Eso significa que no será suficiente solo para derrotarlo entonces?”

Sety: “No, parece que está bien hacer eso. Después de todo, ya no se trata solo de “regresar”.

 

Sety respondió a la pregunta de Shin sin ninguna vacilación. Los Tsumugins ya le habían explicado los detalles.

 

Shin: “Es útil que podamos seguir adelante y derrotarlo sin reservas, pero primero tenemos que encontrarlo. El santuario donde se veneraba la deidad malvada tampoco era un lugar grande... si solo pudiéramos restringir un poco el rango”.

 

El santuario era probablemente tan grande como Tsuki no Hokora: incluso si pedían ayuda a Tzaobath y los Dragones Antiguos y buscaban desde el cielo, no había manera de saber cuánto tiempo llevaría. Si se hubiera hundido bajo tierra, por ejemplo, sería imposible encontrarlo desde arriba.

 

Shin estaba pensando en el siguiente movimiento, cuando Tzaobath le habló.

 

Tzaobath: “Oh Shin, tengo una idea de dónde podría estar el asentamiento de la aniquilada tribu Kishimi. No puedo decir con absoluta certeza, pero pueden quedar algunas pistas”.

 

Tzaobath no recordaba las ubicaciones de todos los asentamientos de Kishimi, pero en una situación en la que no tenían idea de dónde ir, la información por sí sola era muy útil.

 

Shin: “Eso es definitivamente mejor que buscar sin rumbo. ¿Podrías guiarnos allí?”

Tzaobath: “No vine aquí sin intención de hacer nada. Déjamelo a mí.”

 

Las ubicaciones, cuatro en total, no estaban dispersas en todo el continente, sino que se concentraban en la región superior, al oeste de Est. No había otros asentamientos en los alrededores, por lo que Tzaobath los había destruido desde el aire con ataques de aliento.

 

Shin: “Eso me hace pensar que cualquier pista podría haber sido arrastrada también ...”

Tzaobath: “Mis disculpas, no esperaba que algo así sucediera”.

Shin: “No, valdrá la pena ir. ¿Podemos irnos mañana por la mañana?”

Tzaobath: “Ciertamente. Prepárate para la batalla y descansa bien”.

 

Viajar a Rashugum y luego a su ubicación actual ya había consumido mucho tiempo. La velocidad de Tzaobath habría permitido al grupo llegar a su destino antes de la noche, pero sería peligroso pasar la noche donde podría estar residiendo la deidad maligna.

 

Shin: “Eso está decidido entonces. ¿Cuáles son tus planes para la cena? Hay un montón de ingredientes, por lo que es más que bienvenido a unirse a nosotros”.

Tzaobath: “¿Quieres alimentarme? Consumo tanto como muchos humanos”.

 

Tzaobath probablemente lo dijo como una broma, ya que sonrió mientras lo decía, pero Shin respondió con una sonrisa.

 

Shin: “Tenemos suficiente comida para un siglo”.

 

Gracias a que el generador produjo materiales a lo largo del tiempo, tenían más que suficientes alimentos en la tienda. El grupo de Shin los usó para cocinar, pero la cantidad era tan grande que no había riesgo de que se agotara pronto.

 

Tzaobath: “…eso es impresionante. Me pregunto por qué tendrías tanto, pero no nos permitas más información. Entonces, me gustaría comer un monstruo marino por primera vez en mucho tiempo”.

Shin: “¿Qué hay de la carne de leviatán, entonces? El volumen y la cantidad deberían ser suficientes, creo.”

Tzaobath: “¿Ese dragón gigante de mar? Aunque no es tan impresionante como yo, he oído que se supone que es bastante poderoso. ¿Es delicioso?”

Shin: “Te lo garantizo. Es un ingrediente muy valioso después de todo: es bueno a la parrilla, hervido, incluso crudo.”

Tzaobath: “Hmm, entonces por favor sírveme un poco. Necesitaría tanto como esto”.

 

Tzaobath dibujó un círculo en el aire, probablemente suficiente cantidad para alimentar a miles de personas.

 

Sin embargo, el generador había estado activo durante 500 años: incluso utilizar tanta comida no afectaría el inventario de Shin.

 

La carne de leviatán se convertiría en carne grande que pesaría cientos de Kilos cuando se materializara, por lo que la solicitud de Tzaobath se satisfaría fácilmente.

 

Filma: “Hmm, comer solos sería algo extraño, ¿por qué no hacemos una barbacoa hoy? Con los Tsumugins también”.

Sety: “¡Buena idea, hermana Filma!”

 

Sety aceptó felizmente la propuesta de Filma, tal vez también porque habría sido un fastidio cocinar de nuevo, considerando que había derramado la comida de su sartén. Nadie se opuso a la propuesta de Filma, por lo que la cena sería una barbacoa frente a la casa de troncos.

 

Shin preparó las herramientas, con la cocina de Schnee, ayudada por Tiera y Sety.

 

Sety había entrenado su habilidad para cocinar hasta cierto punto, pero se había detenido hasta el punto de poder cocinar satisfactoriamente. Cuando escuchó que la habilidad de cocina de Schnee era de nivel IX, rápidamente dijo que la ayudaría.

 

Sety: “Por cierto, la hermana Filma siempre es la misma, ¿eh?”

Shibaid: “De hecho, su cocina es comestible ... pero eso es todo”.

Shin: “¿De qué están hablando?”

 

Sety y Shibaid conversaron mientras miraban a Filma, así que Shin se preguntó qué estaban diciendo, aunque podía adivinar más o menos.

 

Filma: “Estoy a cargo de comer, de todos modos”.

Sety: “Estoy seguro de que sería mejor si aprendieras, aunque sea un poco, ¿sabes? De todos modos, voy a ir a ayudar”.

 

Sety se dirigió a Filma y se fue a ayudar a Schnee y Tiera.

 

Filma: “Después de unirnos a Schnee y al resto, la comida siempre ha sido muy buena, así que ...”

Shin: “Estoy de acuerdo, pero no hay nada de malo en aprender”.

Filma: “¿Qué hay de ustedes dos, entonces? ¿Vas a decir que debo aprender a cocinar porque soy mujer?”

 

El comentario de Shin debe haber irritado a Filma, mientras se giraba hacia sus dos compañeros masculinos y los miraba.

 

Shin: “Mientras no sean cosas complicadas, puedo cocinar, en realidad. Solía ​​vivir solo, después de todo”.

Shibaid: “Yo mismo fui el líder de mi tribu, así que tengo algo de experiencia”.

Filma: “Kh, ¿por qué ambos tienen este lado femenino ahora ...?”

 

Tanto Shin como Shibaid se vieron obligados a aprender por circunstancias externas. Shin también fue ayudado por otras habilidades, pero aún en comparación con Sety o Schnee, su cocina era prácticamente nada.

 

Pensando que no deberían molestarla demasiado, Shin cambió de tema y le preguntó a Shibaid y Filma qué hicieron después de [Dusk of Majesty].

 

Filma: “Ah, estoy oliendo algo realmente bueno, ¿supongo que la comida está casi lista?”

 

No solo Filma, sino también Shin y Shibaid fueron atrapados por el delicioso olor, a mitad de la conversación, y miraron hacia su origen. Se oía el chisporroteo de las brochetas de verduras, carne y pescado que se cocinaban a la parrilla.

 

Sety y Tiera estaban a cargo de ellos, mientras que Schnee había ensartado la carne de Leviatán que Shin le había dado y la estaba asando con el hechizo [Fire].

 

La nariz de Tzaobath se contrajo ante la vista. Incluso los monstruos más poderosos eran vulnerables a la buena comida, al parecer.

 

Yuzuha había estado sentada tranquilamente en el hombro de Shin, pero su paciencia estaba ahora en sus límites: comenzó a tirar de su ropa con sus patas delanteras.

 

Yuzuha: “¡Shin! ¡¡Shin!!”

Shin; “Lo sé, lo sé.”

 

Shin asintió y caminó hacia Tiera y Sety.

 

Filma: “Hmm ~~ sí, es mejor para mí dejar que Schnee cocine, después de todo ~~”

Shibaid: “Filma, esa es la postura más conveniente, ¿no es así?”

 

Shibaid reprendió a Filma, que no había perdido tiempo en llenar su boca.

 

Fingiendo no oír, Filma se escondió rápidamente detrás de la espalda de Tiera.

 

Shin: “Bueno, déjala por hoy. Vamos a comer también”.

 

Shin agradeció a Tiera y a Sety por la comida, y luego comenzó a recoger pinchos también.

 

El sabor jugoso de la carne se extendió por su boca después del primer bocado, mezclado con la salsa agridulce en la que se había sumergido, lo que la hace aún más deliciosa.

 

Schnee: “No hay necesidad de contenerse, Yuzuha, todavía queda mucho”

Yuzuha: “Kuu”

 

Estar en modo de zorro pequeño probablemente hacía que fuera difícil comer: Yuzuha tomo su forma humana y devoró la comida, sosteniendo tantos pinchos como pudo. Shin pensó que, en forma humana, sus miradas y acciones contrastantes producían una impresión discordante.

 

Tzaobath: “Delicioso, por cierto.”

 

Un poco lejos de ellos, Tzaobath tragó la carne de leviatán que Schnee cocinaba. Si bien no parecía que pudiera saborearlo mientras comía, el dragón parecía muy satisfecho. La masa montañosa de carne cocida desapareció a una velocidad increíble.

 

Shin: “Me encantaría ayudar también, pero hay una diferencia demasiado grande en el nivel de habilidad entre Schnee y yo ...”

 

Shin también podía cocinar carne, pero con efectos de habilidad, incluso si el producto final se veía igual, el sabor sería completamente diferente.

 

Después de probar la carne de Schnee, la cocina de Shin seguramente sabría sin sabor.

 

Sety: “¡La cocina de la hermana mayor puede incluso complacer a los monstruos más fuertes!”

 

Sety miró con orgullo los resultados de cocina de Schnee. Junto a ella, Tiera agregó nuevos ingredientes en los pinchos, con una expresión preocupada en su rostro.

 

Shin: “¿Qué pasa, Tiera?”

Tiera: “Ya lo sabía, pero ... la diferencia en el nivel de habilidad, eh ...”

 

Antes de servir a Tzaobath, Schnee había cocinado algunos pinchos. Tiera los había probado, pero habiendo ayudado a Schnee desde sus días de Tsuki no Hokora, la diferencia en el sabor casi la hacía sentir avergonzada.

 

Shin decidió probar la carne y las verduras cocinadas por Tiera. El sabor y la textura podrían haber sido inferiores a los de Schnee, pero a pesar de su falta de habilidad, eran muy deliciosos.

 

Shin: “... sí, el sabor no es tan bueno, pero creo que todavía son bastante buenos”.

Tiera: “No hay necesidad de cumplidos. Me limitaré a cortar los ingredientes”.

Shin: “No quise decir eso de verdad. Filma, chicos, ustedes también deberían probarlos”.

 

Shin le pidió a Filma, Shibaid y Yuzuha que probaran también los pinchos de Tiera.

 

Tiera: “No, para, ¡me deprimiré más ~!”

 

La súplica de Tiera cayó en oídos sordos: Shin no estaba de humor para bromear, después de todo.

 

Ella no había asado muchos pinchos, así que compartieron los ingredientes entre ellos. Después de un breve silencio, Yuzuha fue la primera en hablar.

 

Yuzuha: “No es mejor que el de Schnee”.

Tiera: “¡Gah!”

 

El comentario despiadado infligió daños a la confianza de Tiera.

 

Yuzuha: “Sin embargo, es tan bueno como el de Sety”.

Sety: “Eeh !?”

 

Era el turno de Sety de sorprenderse ahora.

 

Sety: “Tengo la habilidad de cocinar, sin embargo ... ¿y dices que es el mismo nivel que el mío?”

Tiera: “Eso no puede ser, no he adquirido esa habilidad después de todo”.

 

La evaluación de Yuzuha confundió tanto a Sety como a Tiera. Filma y Shibaid, sin embargo, estuvieron de acuerdo con ella.

 

Shibaid: “Eso es una sorpresa. ¿Significa que Tiera es lo suficientemente buena como para rivalizar con alguien con la habilidad real?”

Filma: “¿Eso puede suceder?”

 

Tiera y Sety probaron los pinchos y tuvieron que aceptar que lo que Shin había dicho era verdad, pero aún quedaban dudas.

 

Shin: “¿Podría ser que Tiera realmente conoce la habilidad? Ella cocinó en Tsuki no Hokora también, después de todo, y después de unirse a nuestros viajes, ha usado todo tipo de ingredientes”.

Sety: “¿Es incluso posible aprender habilidades sin darse cuenta de esa manera?”

 

Sety respondió a la hipótesis de Shin con una pregunta. Las habilidades recién adquiridas tenían “NUEVO” al lado de ellas en el menú, por lo que sería difícil no darse cuenta.

 

Shin: “Tiera era una persona normal al principio... bueno, no estoy seguro de si es la mejor manera de decirlo, pero no pude ver su menú. Sin embargo, ahora es posible, ¿por qué no lo comprobamos?”

Sety: “Eso es correcto, sólo un segundo”.

 

El control del menú era un hábito de los jugadores y personajes de apoyo, que vivían en la era del juego, y los Elegidos, seres similares a los jugadores.

 

Tiera no pertenecía a tales categorías, por lo que no estaba acostumbrada a hacerlo. En su pueblo natal, ella había aprendido que poseía el trabajo de Sacerdotisa solo porque había alguien con [Analyze].

 

Tiera: “... eh?”

 

Tiera comprobó sus habilidades, solo para hacer parecer que había visto algo absurdo. Miró a izquierda y derecha, probablemente porque estaba mirando la lista.

 

Shin: “¿Cómo está ahora?”

 

Se suponía que Tiera tenía solo unas pocas habilidades: Shin pensó que le estaba tomando demasiado tiempo revisar su lista supuestamente corta, por lo que él le preguntó.

 

Tiera: “Esto es raro. Mi habilidad para cocinar está en IV, también hay algunas habilidades de látigo que nunca usé, y habilidades de daga también aumentaron de nivel. También puedo ver habilidades mágicas que nunca he usado antes”.

Shin: “¿Que?”

 

Shin no pudo evitar sorprenderse por el hecho de que Tiera había aprendido tantas habilidades de las que no tenía memoria. Shibaid y Filma también, por supuesto.

 

Era una situación bastante extraña, así que decidieron hablar de ello después de la comida.

 

Tzaobath: “Hmm, esta doncella Elfa, ¿no es ella una heredera?”

Shin: “¿Un heredero?”

 

El grupo explicó la situación a Schnee y Tzaobath también, y el dragón mencionó un término que Shin no había escuchado antes. Parecía compartir el mismo significado que Elegido.

 

Tzaobath: “Me han dicho que aquellos a quienes llamas ‘Elegido’ tienen aptitudes para aprender habilidades. ¿Tal vez las habilidades de las que no tiene memoria estuvieron en su poder todo el tiempo?”

Tiera: “No, cuando Shin me enseñó [Analyze] revisé mis habilidades y no tenía tantas. Tampoco los he usado durante nuestros viajes”.

 

Lo que hizo que todo fuera más confuso era la presencia de habilidades difíciles de aprender naturalmente, como las habilidades Latigo.

 

Shin: “Entonces, si los escribimos todos, es así ... ¿hmm?”

Schnee: “¿Hay algo mal?”

 

Shin intentó escribir las habilidades y notó algo que provocó su exclamación. Schnee preguntó por eso, pero negó con la cabeza, dando a entender que no era nada. Necesitaba estar seguro antes de hacer una declaración.

 

Shin: “Simplemente no entiendo. Tiera, eras sacerdotisa del Árbol del Mundo, o algo así, ¿verdad? ¿Tal vez eso está relacionado de alguna manera?”

Tiera: “No lo creo... después de todo, no uso magia ni armas a menudo para ese trabajo”.

 

Todos los miembros trataron de presentar teorías probables, pero no pudieron llegar a una conclusión. Tiera intentó usar las habilidades, y se activaron normalmente. No se mostraron erróneamente, debido a errores o fallas, como podría haber ocurrido en el juego.

 

Shin: “Lo que queda como posibilidad, es eso, supongo”.

Tiera: “¿Eso?”

 

Shin sacó un fragmento de [Drop of Erathem] donde Filma había sido sellada durante cientos de años.

 

Shin: “Oh sí, no le dijimos a Sety todavía. Cuando rescatamos a Filma, una parte de esto entró en los cuerpos de Tiera y de los demás. Esa vez, sus estadísticas también mejoraron, parece…”

 

Justo cuando Shin terminó de hablar, el fragmento materializado se convirtió en la luz y entró en el cuerpo de Sety. Sety trató de evitarlo por reflejo, pero por alguna razón los Tsumugins se pusieron para detenerla. El cuerpo de Sety brillaba en luz dorada y plateada.

 

Sety: “... Mis estadísticas subieron. Incluso podría tener un combate cuerpo a cuerpo ahora. ¿No es esto, como, hacer trampa?”

 

Sety se sintió confundida por el repentino evento, luego verificó su estado y frunció el ceño ante sus estadísticas aumentadas. En el juego, fue un impulso comparable a dos bonos de resurrección.

 

Según los Tsumugins, la luz era algo que ayudaría a Sety. Sin embargo, no sabían exactamente qué era, por lo que no podían explicar de dónde venía.

 

Por lo que Sety podía decir, sin embargo, no había adquirido nuevas habilidades.

 

Shin hizo que Schnee y los demás también lo comprobaran, por si acaso, pero tampoco habían adquirido nuevas habilidades.

 

Filma: “Es molesto no saberlo con seguridad, pero Tiera se fortaleció después de todo, ¿no es eso algo bueno?”

 

Tiera estaba preocupada, pero Filma trató de tomar la situación bajo una luz positiva.

 

Tiera: “Todo está sucediendo sin que yo lo sepa, así que da un poco de miedo”.

Shin: “Bueno, los Tsumugins dijeron que no es algo malo, así que no te preocupes demasiado. Mejor usarlos en su beneficio en su lugar”.

 

Shin también trató de aliviar los temores de Tiera. Si lo que había notado al mirar la lista era cierto, Tiera seguramente se beneficiaría de las habilidades.

 

Al cabo de un rato, el grupo se dispersó.

 

Sety luego dijo que en tiempos como estos necesitaban un cambio de ritmo. Tiera le preguntó qué quería decir, y Sety respondió que debían tomar un baño.

 

Sety: “Justo detrás de esta casa de troncos hay un baño al aire libre, en realidad. No es una fuente termal, pero se siente bien”.

Filma: “Eso suena bien. ¡Vamos entonces!”

Sety: “Pero espera, todavía no hemos limpiado ...”

 

Tiera protestó que todavía tenían trabajo que hacer, pero Sety y Filma la alejaron a la fuerza. Shin y Shibaid acordaron limpiar, para que las chicas pudieran ir a bañarse juntas.

 

Shin: “Tú también Schnee, adelante.”

Schnee: “Pero…”

Shin: “Podemos al menos limpiar aquí. Cuida de Tiera”.

Schnee: “…entendido.”

 

Ella no estaba tan entusiasmada, pero Schnee siguió a Tiera y los demás.

 

Shin: “Tú también, Yuzuha.”

Yuzuha: “Kuu, voy con Shin”.

Shin: “Ve con Schnee y los demás”.

Yuzuha: “Boo ~~”

Shin: “Sin abucheos”.

Yuzuha: “Kuu?”

Shin: “Sin quejas tampoco”.

Yuzuha: “Hmph!”

 

Schnee y las otras chicas parecían dolidas cuando Shin había dejado que Yuzuha en forma de niña entrara al baño con él. Si la dejaba crecer, seguramente se vería castigado más tarde.

 

Después de que Yuzuha se había ido, Tzaobath habló con Shin.

 

Tzaobath: “Parece muy apegada ... muy diferente de los Cola Elemental que conozco”.

Shin: “La salvé cuando estaba en problemas, tal vez esa sea la razón”.

 

Shin se río irónicamente mientras lavaba la parrilla.

 

Tzaobath: “Dudo que esa sea la única razón”.

Shin: “Bueno, supongo que lo sabré una vez que llegue a su forma completa. Normalmente ella es como tú, un ser superior a nosotros, los jugadores y ...”

 

Los Cola Elemental se programaron originalmente para no seguir a los jugadores. Cuando recuperara sus recuerdos y su poder, probablemente dejaría el lado de Shin. Sin embargo, cuando Shin mencionó esta posibilidad, tanto Shibaid como Tzaobath se negaron a considerarlo.

 

Shibaid: “Puede que sea extraño para mí decir esto, ya que me uní más tarde, pero dudo que eso suceda”.

Tzaobath: “Y estoy de acuerdo.”

 

Ambas miradas parecían significar “¿qué diablos estás diciendo, hombre?”

 

Shin: “Vamos, es vergonzoso pensar que ella podría tener sentimientos por mí”.

Tzaobath: “Puedo saberlo. Esa es la cara de una mujer que te desea”.

Shin: “¿Qué pasa con tu elección de palabras?” “

 

Shin no pudo evitar reaccionar ante la tan honesta evaluación de Tzaobath.

 

Esa noche, tanto hombres como mujeres profundizaron sus lasos personales.

Proyecto: 
Peso: 
0

The New Gate Capítulo 45




Manual




“Nunca pensé que vendría aquí otra vez”.

 

El sol se había puesto y la luna estaba en lo alto del cielo. Shin, solo, estaba parado frente a la tumba de Marino. Los otros probablemente ya estaban dormidos.

 

Desde el cielo despejado y sin nubes, la luna brillaba silenciosamente sobre la tumba, las flores que la rodeaban y Shin.

 

Shin: “Oye, Marino. ¿Tiera está conectada de alguna manera contigo?”

 

Shin no esperaba una respuesta, pero no pudo evitar preguntar. Las habilidades que Tiera había aprendido eran aquellas que Shin conocía bien. Las había visto a menudo, ya que eran las habilidades de Marino.

 

Ella había consultado con él muchas veces antes de aprender algunas de ellas. Sería una situación diferente si las habilidades que Tiera conocía fueran una o dos... pero, por lo que podía recordar, Tiera tenía todas las habilidades de Marino. Era demasiado para ser una mera coincidencia.

 

“…correcto. Estoy dentro de esa chica”.

Shin: “!?”

 

Shin se dio la vuelta sorprendido. Incluso si estaba en un área privada, debería haber sido imposible que alguien apareciera de repente sin que Shin se diera cuenta.

 

Shin: “Tiera... no, Marino?”

Marino: “Sí. Ha sido un tiempo.”

 

Los ojos de Shin vieron la silueta de Marino superpuesta a la de Tiera. Tiera, o más bien, su cuerpo anfitrión miraba a la distancia con una mirada hueca.

 

Marino: “No te preocupes, se lo he explicado todo a ella”.

 

Marino entendió que Shin debía estar preocupado por Tiera y lo tranquilizó.

 

Shin: “¿Es Tiera tu reencarnación?”

Marino: “¿Me pregunto? Estoy dentro de ella. Sin embargo, solo pude entenderlo completamente después de besarnos”.

 

Probablemente se estaba refiriendo a lo que sucedió en Hinomoto. Shin pensó que Tiera había invocado el alma de Marino, pero eso al parecer había provocado el despertar del alma de Marino en su interior.

 

Hasta entonces su conciencia había estado borrosa, como si estuviera soñando. Eso también había comenzado cuando Tiera se convirtió en una sacerdotisa del Árbol del Mundo.

 

Marino: “Esta chica parece ser capaz de comunicarse con muchas cosas. Ella puede crear conexiones con cosas que no se pueden alcanzar normalmente. Esa podría ser la razón por la que terminé dentro de ella”.

Shin: “Es por eso qué ella se convirtió en la sacerdotisa del Árbol del Mundo... o así fue una vez?”

Marino: “Sí. Pero fue solo una coincidencia que ella naciera así. Lo mismo ocurre con la maldición. Sin embargo, eso no se puede decir de su reunión contigo”.

 

Marino habló mientras miraba directamente a Shin.

 

Marino: “Después de su exilio, fue encontrada por Schnee porque yo la guie. Pensé que ella podría estar segura en Tsuki no Hokora. Mi conciencia aún era confusa, entonces tuve mucha suerte de que mi voz la alcanzara”.

 

Marino dijo que, dado que su conciencia aún estaba borrosa, no podía dar más ayuda concreta en ese momento. Sin embargo, Marino fue la razón por la que Tiera se había salvado. Shin le dijo que debería estar orgullosa de eso.

 

Marino: “Gracias. Pero la ayudé porque también tenía mis razones”.

Shin: “¿Marino?”

 

Estando dentro de Tiera, Marino también moriría si Tiera moría. La expresión de Tiera, sin embargo, mostró que Marino quería decir algo más.

 

Marino: “Es cierto que quería ayudarla. Pero pensé que, con sus poderes, tal vez podría hablar contigo otra vez. Podría decirte lo que no pude antes, los sentimientos que quedan dentro de mí”.

Shin: “¿Sentimientos...?”

 

Su triste expresión le recordó a Shin las últimas palabras de Marino. Marino había muerto diciendo “Volvamos”. Shin no podía decir cuáles podrían ser sus “esos sentimientos”.

 

Marino: “Las palabras que dije esa vez… te están atando. Mirándote desde dentro, pensé que te había dejado con las palabras equivocadas”.

Shin: “Eso no es…!!”

 

Shin quiso protestar, pero Marino selló sus labios con un dedo.

 

Marino: “Esa vez, solo estaba pensando en mí misma. Ni siquiera pensé por un momento que mis palabras podrían atarte. Por eso quiero decir algo de nuevo, ahora”.

 

Débil pero gentil, tal era la sonrisa de Marino mientras hablaba.

 

Marino: “Ya no tienes que trabajar tan duro. Cumpliste tu promesa. Has salvado a todos. Entonces, no dejes que mis palabras te aten más. Solo haz lo que quieras”.

 

Marino, usando el cuerpo de Tiera, abrazó en silencio a Shin y le contó sus sentimientos. Incluso cuando la persona que lo abrazaba era Tiera, sentía una sensación muy nostálgica.

 

Marino: “...Si tengo que decir toda la verdad, no creo que me pueda quedar mucho tiempo”.

 

Después de unos minutos, Marino declaró esto con toda naturalidad. Sin embargo, Shin no podía simplemente dejarlo ir.

 

Shin: “¿Qué se supone que significa eso?”

Marino: “¿Cómo puedo decirlo? Soy como los restos de una conciencia muerta ahora. Ahora estoy plenamente consciente y recuerdo la mayor parte del tiempo que pasamos juntos. Puedo existir aquí gracias a Tiera, pero siento que mis recuerdos se están volviendo borrosos gradualmente. No creo que pueda mantener este estado durante más de 10 minutos”.

 

Su propia existencia fue desapareciendo gradualmente, o así lo decía Marino con calma. Probablemente ya lo había aceptado: después de haber disipado sus últimos lamentos, no había rastro de tristeza en ella.

 

Shin: “¿Quieres decir que vas a.… desaparecer?”

Marino: “Probablemente sea más correcto decir que me fusionaré con ella. Tiera, originalmente, podría haber sido elegida con la intención de heredar mi fuerza... pero como me quedé, ella no pudo heredar mis estadísticas y habilidades, convirtiéndose en una persona normal sin poderes especiales, excepto el trabajo de Sacerdotisa”.

 

Marino agregó que, si se hubiera ido desde el principio, tal vez Tiera no habría sido exiliada de su aldea.

 

Shin: “Quién sabe, tal vez sea todo como dijiste. Pero pensándolo en términos del juego, si Tiera hubiera sido más fuerte, habría sido atacada por monstruos más fuertes. Hubiera habido aún más daño, ¿no crees?”

 

Los monstruos convocados por [Cursed Gift] dependían de las estadísticas del objetivo que fue maldecido. Si bien había un límite, cuanto más fuerte era el objetivo, más fuertes se volverían los monstruos.

 

El avatar de Marino no tenía estadísticas excepcionalmente altas, pero aún eran mucho más altos que las de un ciudadano promedio de este mundo. Los monstruos convocados en tal caso serían muy superiores a las bestias de nivel 200 que Tiera mencionó. También en la aldea de Tiera, probablemente hubo quienes hicieron pelear a las de su profesión. Sin embargo, gracias a la ausencia de las estadísticas de Marino, la aldea probablemente se salvó de una gran destrucción.

 

Marino: “¿Es eso así?”

Shin: “Probablemente, sí”.

Marino: “Ahí es donde dices ‘definitivamente’, ¿sabes?”.

Shin: “No puedo estar seguro, pero no creo que esté mal”.

Marino: “Como siempre, te vuelves realista en los momentos más extraños...”

 

Marino suspiró ante la poca convincente respuesta de Shin. Su expresión se volvió completamente seria.

 

Marino: “Oye, Shin. ¿Quieres volver al nuestro mundo?”

Shin: “Me pregunto. Hablando honestamente, en este momento, la mitad de mí lo quiere, mientras que la otra mitad quiere quedarse”.

Marino; “Hubiera esperado que fuera más desequilibrado. Este mundo debería ser mucho más fácil para ti vivir, después de todo”.

Shin: “Al principio, quería volver mucho más de lo que quiero quedarme. Pero, supongo que después de vivir aquí por un tiempo... no puedo abandonar todo tan fácilmente ahora”.

 

Un mundo que te deja vivir libremente. Eso era muy atractivo, por supuesto. Lo que era importante para Shin, sin embargo, no era eso.

 

Shin: “Amigos, familia, amor. Personas importantes, un lugar a donde regresar, todo es importante. Ahora tengo esas cosas en ambos mundos”.

 

Ambos mundos contenían cosas y personas importantes para Shin. Elegir cualquiera de los dos se había vuelto cada vez más difícil.

 

Marino: “Sin embargo, tu amor en el mundo real ya no existe”.

Shin: “Aun así. Prometí ir a verte, ¿verdad?”

Marino: “.... Ah, por el amor de Dios”.

 

La expresión seria de Marino se derrumbó, dando paso a una mezcla de molestia y felicidad.

 

Marino: “Si sigues así, Schnee y Tie-mghmgh”

Shin: “¿Qué pasa?”

 

Después de decir el nombre de Schnee, Marino de repente comenzó a hablar tonterías. El rostro antes inexpresivo de Tiera pareció sonrojarse un poco.

 

Marino: “Fui atacada por Tiera... de todos modos. Schnee te quiere mucho, así que también podrías responder a sus sentimientos, ¿no?”

 

Marino intentó actuar como si la interrupción de Tiera en este momento nunca hubiera ocurrido y continuar con la conversación. Su expresión era seria otra vez.

 

Shin: “Schnee es un personaje de apoyo que creé con la configuración que yo quería. Desde que estuviste en Tiera, tal vez ya lo sabes, pero usé objetos del juego para aumentar su nivel de afecto hacia mí. En cierto modo, es como si le hubiera lavado el cerebro”.

 

Shin no pensó que todo se debía a los objetos que uso, pero de vez en cuando se le recordaría su influencia.

 

Marino: “Aah... ¿por qué los hombres son así? No, supongo que solo se trata de ti, Shin”.

Shin: “¿Eh...? ¿Dije algo tonto ahora?

Marino: “Mirando a la antigua Schnee, no habría esperado que empezaras a hablar sobre el lavado de cerebro de entre todas las cosas. Esos son sus verdaderos sentimientos, date cuenta ya”.

Shin: “Pero ella podría verse afectada, ¿no?”

Marino: “No. Eso es cien por ciento imposible. Deberías entender al menos eso”.

Shin: “Eso no tiene sentido...”

 

Siendo una mujer, ella podría decirlo, o eso supuso. Shin no tenía idea de por qué Marino podía decir eso con tanta confianza.

 

Marino: “Quiero que seas feliz, Shin. No sé qué es lo mejor para ti, entre quedarte aquí o volver, pero te diré todo lo que sé”.

Shin: “¿Todo lo que sabes?”

Marino: “Después de todo, de repente te lanzaron a este mundo. A pesar de que dices que la mitad de ti quiere volver al mundo anterior, crees que hay pocas posibilidades de poder hacerlo, ¿no?”

Shin: “Bueno, sí, no tenía idea de lo que pasó, y todavía no lo tengo”.

 

Se suponía que el juego de la muerte terminaría, así que lo que sucedió después fue completamente inesperado. Incluso si quería volver, ¿qué se suponía que debía hacer? Él no tenía ninguna pista real.

 

La existencia del monstruo guardián ‘Origin’ y los lugares sagrados, y otros elementos desconocidos, podrían ser clave para regresar. Especialmente el Guardián Origin, que era muy diferente de otros monstruos.

 

Marino: “Sobre eso, probablemente hay una manera de volver”.

Shin: “¿De verdad?”

Marino: “Sin embargo, depende principalmente de los poderes de Tiera. Como estas ahora, es como si tuvieras dos contenedores. Uno es tu cuerpo en este mundo, en términos de juego el avatar, y el otro...”

Shin: “... es mi cuerpo real”.

Marino: “Exactamente. Ese es el resultado de mí y de mi conocimiento del antiguo mundo y la vinculación con Tiera y sus poderes. Creo que hay una manera de regresar, tal vez tu alma o espíritu... Si podemos separarlo, deberías poder regresar.”

 

Según Marino, el cuerpo material de Shin en el mundo real probablemente estaba tirando del espíritu de Shin con más fuerza.

 

Shin: “¿Significa que volvería al mundo anterior si muriera aquí?”

Marino: “Es posible, pero ni siquiera pienses en intentarlo, ¿de acuerdo? Si fallas, solo harás que todos estén tristes”.

Shin: “Solo estaba pensando en voz alta, de ninguna manera voy a intentarlo”.

 

No era una situación en la que se tenía que apostar en algo como eso. El equipo de Shin también tenía la capacidad de resucitar a su portador una vez: sin embargo, no lo probaría, por lo que no estaba seguro de que se activara.

 

Marino: “De todos modos, lo que quise decir es que no tienes que sentirte pesimista sobre las posibilidades de volver al mundo real”.

Shin: “En realidad, tener más posibilidades es más problemático. Si no fuera posible, sería más fácil darse por vencido”.

Marino: “Podría haber simplemente no haber dicho nada”.

Shin: “¿Quizás estás disfrutando verme en conflicto?”

Marino: “Por supuesto no. Pero no sería justo, ¿verdad? Hay gente esperándote allí, después de todo”.

 

Shin miró a Marino, medio en broma, pero ella respondió con un tono suave pero estricto. Sus padres, hermanos y amigos estaban allí.

 

Shin era importante para Schnee y sus otros compañeros en este mundo, pero también lo era para la gente que esperaba su regreso en el otro mundo.

 

Probablemente estaban preocupados, esperando que él despertara pronto. ¿Cómo podría alguna vez decir que eran menos importantes que Schnee y los demás?

 

Shin: “Al final, si me voy o me quedo, todo depende de mí”.

Marino: “Bueno, sí. Con esto, dije todo lo que tenía que hacer. Ahora solo tienes que elegir lo que te deje con menos remordimientos”.

Shin: “Deberías decir ‘no hay remordimientos’ allí, ¿no?”

Marino: “Cualquier elección te dejaría con algunos remordimientos. Es por eso qué estás tan en conflicto”.

 

Marino podía ver a través de los pensamientos de Shin.

 

Marino: “Bien, es hora de que desaparezca. El simple hecho de estar aquí de esta manera es una carga para Tiera, después de todo”.

Shin: “Oye, no vas a desaparecer así nada más, ¿verdad?”

 

La pregunta de Shin fue muy seria: podía decir que la expresión de Marino tenía un poco de tristeza.

 

Marino: “…Tú lo descubriste.”

 

Marino probablemente quiso ocultarlo: ella se rio tímidamente.

 

Marino: “Cuando viniste aquí, Tiera había aprendido habilidades que no conocía antes, ¿verdad? Tal como adivinaste, esas son mis habilidades”.

 

Eso era una prueba de que Marino estaba a punto de convertirse en uno con Tiera, al parecer. Su existencia era vaga e inestable desde el principio, por lo que podría haberse desvanecido en cualquier momento.

 

Shin: “¿Así que esto es un adiós?”

Marino: “Honestamente hablando, no lo sé. Pero no puedo estar segura de que nos volveremos a encontrar. Así que lo diré ahora... adiós”.

 

La sonrisa de Marino era demasiado brillante para Shin. Ella había aceptado que desaparecería, por lo que Shin no tenía manera de quedarse con ella.

 

Shin: “Marino...”

 

No te vayas. No desaparezcas.

 

Las palabras de Shin se detuvieron en su garganta, luego se desvanecieron en el aire ante la sonrisa de Marino. Estiró las manos, pero solo pudo tocar el cuerpo de Tiera. No importaba lo que hiciera, no podía retener a Marino en este mundo. Incluso un Humano Superior era impotente ahora.

 

Tenía que decir algo, pero nada salía.

 

No estaba escrito en piedra que esta era la última vez.

 

O tal vez podría ser.

 

El pecho de Shin se apretó. Había Dolor.

 

Marino: “Entonces adiós. Mi amado.”

 

Con estas últimas palabras, la silueta de Marino se superpuso a la de Tiera y comenzó a brillar.

 

La luz fue absorbida gradualmente por el pecho de Tiera, en el lado de su corazón.

 

Shin: “Marino...”

“……”

 

Marino no respondió, simplemente sonreía serenamente. Justo antes de que ella desapareciera, Shin logró escabullir un débil “adiós”.

 

 

◆◆◆◆

 

 

“... .hn”.

 

Después de que la luz desapareciera por completo, la cara de Tiera recuperó su expresión normal. Como Marino había dicho, ella estaba agotada: se habría derrumbado si Shin no la hubiera levantado. Luego la ayudó a sentarse lentamente en el suelo.

 

Shin: “Gracias por prestarnos sus poderes”.

Tiera: “…Por supuesto.”

 

La respuesta de Tiera fue bastante débil también.

 

Tiera había interferido en la conversación una vez, así que Shin sabía que su conciencia estaba consciente durante toda la posesión. Ella también tenía que haber oído su conversación.

 

Tiera: “Oye, Shin, tu........... No, olvídalo”.

 

Tiera comenzó a decir algo, pero se detuvo a medio camino. Se sentó mirando hacia abajo, para que Shin no pudiera ver su expresión. Aun así, él podía saber lo que ella iba a preguntar.

 

Shin: “Volvamos y tomemos un descanso. ¿Puedes caminar?”

 

Shin no respondió la pregunta a medias de Tiera y le ofreció una mano. Gracias a Marino, se sintió más optimista sobre la posibilidad de volver al mundo anterior, lo que lo hizo vacilar aún más.

 

Tiera: “Lo siento, no puedo mantenerme por mi cuenta todavía. ¿Podrías llevarme a mi habitación, por favor?

 

El viento de la noche era lo suficientemente frío como para correr el riesgo de contraer un resfriado si se quedaba fuera demasiado tiempo. Definitivamente sería mejor para ella descansar en su habitación, también.

 

Shin obedeció la petición de Tiera y la llevó a su habitación. Gracias a sus estadísticas, ella no era una carga en absoluto. Tiera a lo mejor estaba realmente agotada, ya que confió su cuerpo a Shin completamente, y se adhirió bastante a su espalda. Tras haber dicho adiós a Marino, Shin pensó que podía ignorar esa sensación.

 

Sin embargo, debido a su espíritu debilitado, Shin se dio cuenta de que, a diferencia de su mente consciente, su cuerpo sentía plenamente el calor del cuerpo de Tiera. Sabía por qué: quería volver a sentir la sensación de abrazar a Marino, que había sentido hacía unos minutos.

 

Tiera: “Shin, tu espalda...”

 

Después de dejar el campo de flores con la tumba de Marino en el centro, Tiera rompió bruscamente su silencio. Su respiración hacía cosquillas en las orejas de Shin. Tal vez debido a la fatiga, su voz era como un susurro también.

 

Shin había estado resistiendo silenciosamente sus impulsos, por lo que el repentino susurro de Tiera hizo que su corazón diera un vuelco.

 

Shin: “¿Mi espalda? ¿Qué sucede con ella?”

Tiera: “Estaba pensando que es más grande de lo que imaginaba”.

Shin: “¿De verdad? Yo no lo puedo decir...”

 

Shin respondió tan normalmente como pudo, tratando de ocultar su lucha y resistiendo la respiración que hacía cosquillas en sus oídos. Tiera continuó, su cabeza en el hombro de Shin.

 

Tiera: “¿Todas las espaldas de los hombres son así? ¿O tal vez la tuya es especial?”

Marino: “¿Qué quieres decir?”

Tiera: “Me siento tan tranquila ahora... solo por estar aquí, siento que todas mis preocupaciones desaparecen. O, mejor dicho, debería decir que me siento realmente reconfortada”.

 

La voz de Tiera era cálida, serena. Estaba claro que ella estaba expresando sus verdaderos sentimientos.

 

Tiera: “Termino pensando que... me gustaría quedarme así para siempre”.

Shin: “Eso sería problemático, para los dos también”.

 

Shin intentó hacer una broma, pero Tiera no respondió. Eso le preocupaba un poco, pero él podía escucharla respirar regularmente, por lo que probablemente se había quedado dormida.

 

Shin: “Mierda, ¿cómo voy a abrir la puerta ahora?”

 

Shin llegó frente a la puerta de la habitación de Tiera y se dio cuenta de que no podía abrirla mientras la cargaba, así que cambió un poco su postura y logró empujarla para abrirla.

 

La habitación de Tiera era simple, como la de Shin: en un espacio de aproximadamente 13 metros cuadrados de ancho había una cama y no mucho más.

 

Shin: “Oye, despierta, estamos en tu habitación”.

Tiera: “...... mhm”.

 

Tiera todavía estaba soñolienta, por lo que su respuesta fue un murmullo.

 

Tiera: “Oye, Shin, ¿vas a volver a tu mundo anterior?”

Shin: “No lo sé, no puedo decidir”.

Tiera: “Si puedes volver, entonces deberías hacerlo”.

Shin: “… ¿Tiera?”

 

La pregunta de Shin no encontró respuesta. Estaba sentada en su cama, bastante inestable, por lo que no podía decir si estaba realmente despierta o no.

 

Tiera: “Tu padre, tu madre, están esperando, ¿verdad? Naciste allí, ¿verdad? Si tienes un lugar al que volver, deberías”.

Shin: “Pero eso es…”

Tiera: “Y, si no lo haces, yo ...”

Shin: “Tiera? Oye, Ti.… se quedó dormida...”

 

Tiera se derrumbó en la cama y se quedó profundamente dormida antes de completar su frase bastante intrigante.

 

Shin quería saber más, pero no tenía ganas de despertarla. Le quitó los zapatos, le puso una manta y salió de la habitación. Se dirigió a su habitación y encontró a Schnee frente a la puerta, con un vestido sobre el pijama.

 

Ella parecía saber que él no estaba dentro y había decidido esperarlo fuera de su habitación.

 

Shin: “¿Qué pasa? Es bastante tarde”.

Schnee: “Estaba pensando que me gustaría hablar un poco. Sin embargo, vendré en otro momento si deseas dormir”.

 

Era bastante tarde en la noche, apenas la hora de visitar las habitaciones de otras personas. Shin ya había notado que Schnee estaba esperando, cuando revisó el mapa mientras llevaba a Tiera de regreso a su habitación. Probablemente ella estaba esperando mientras Shin también estaba hablando con Marino.

 

Shin: “Bueno, algunas cosas sucedieron, pero eso está bien. Adelante.”

 

Shin abrió la puerta de su habitación y dejó que Schnee entrara. Se cambió a su chándal, su equipo habitual de broma, también.

 

Schnee: “Parece que estabas hablando con Tiera, pero ¿sucedió algo? Ella se veía diferente de lo normal cuando se fue, así que estaba un poco preocupada”.

Shin: “Es probable que también hayas olvidado esto, pero Tiera es una Sacerdotisa del Árbol del Mundo, un ser bastante raro en este mundo también. Gracias a sus poderes, puede recordar las almas de los muertos y dejar que la posean”.

Schnee: “¿Las almas de los muertos? ¿Lo que significa que estabas hablando con alguien que no era Tiera?”

Shin: “Algo así. Esta vez, no fue solo una simple posesión”.

 

El asentimiento de Shin volvió la expresión de Schnee agridulce.

 

Schnee: “¿Con quién estabas hablando, entonces?”

Shin: “Marino. Te hablé de ella, ¿verdad? Ella era mi novia”.

Schnee: “Sí, recuerdo que la mencionaste. Entonces tuve un dolor de cabeza repentino, me sorprendió mucho”.

Shin: “Igual a mí. O más bien, me sorprendió aún más”.

 

Schnee se había aferrado a la cabeza con dolor en el instante en que escuchó la palabra novia. Shin también se sorprendió, preguntándose qué le había pasado.

 

Schnee: “Entonces, ¿qué hablaste con esa Marino?”

Shin: “Bueno, sobre... muchas cosas”.

 

Pensando en los sentimientos de Schnee, tal vez era mejor esconderlo. Mantener las cosas ocultas, sin embargo, a veces puede suceder en el peor de los tiempos. En tales casos, la situación se vuelve aún peor de lo esperado.

 

Tales cosas suceden con tiempos terriblemente precisos en la ficción y serían catastróficos en la realidad.

 

Shin: “... después de decirte que no ocultes nada, no puedo ser yo quien lo haga, ¿cierto?”

 

Cuando Schnee se había mantenido en silencio sobre el asunto de PK, Shin le había dicho que ya no guardara secretos. Así, pensó que tampoco debía guardar secretos, así que le contó todo sobre su conversación con Marino, después de reorganizarlo mentalmente.

 

Marino se había vuelto uno con Tiera.

 

Debido a esto, era posible que la conciencia de Marino desapareciera.

 

Tiera había heredado las habilidades de Marino.

 

Había una gran posibilidad de que Shin pudiera regresar a su mundo.

 

Schnee: “Es eso así…”

 

Después de escuchar a Shin, Schnee miró hacia abajo, con una mano cubriendo su boca. Era muy posible que su amo se fuera para siempre. No podría ser una perspectiva agradable para ella.

 

Shin no sabía qué decir. Schnee probablemente se tranquilizaría si le dijera que iba a permanecer en ese mundo, pero su corazón no estaba puesto. No podía decir nada a la ligera.

 

Schnee: “Mi señor…”

 

Sin dejar de mirar hacia abajo, Schnee agarró el chándal de Shin y hundió la cabeza en su pecho.

 

Schnee: “Quiero que te quedes. Para nosotros... para mí, no hay nadie más que tú”.

 

Las palabras de Schnee apenas podían ser escuchadas. Le temblaba la espalda ligeramente.

 

Shin: “Schnee...”

Schnee: “Sé que es muy egoísta decir algo como eso. Pero, aun así, quiero que te quedes aquí, Shin”.

 

Shin se sorprendió.

 

Habían pasado unos días desde que Schnee perdió sus recuerdos. Su reacción ahora, sin embargo, era demasiado similar a su yo anterior. Tal vez fue debido a la etiqueta bendecida, o los efectos de la etiqueta maldita fueron disminuyendo. Todavía no estaba claramente visible, pero Schnee estaba volviendo a la normalidad.

 

Shin simplemente esperó, en silencio. Schnee soltó su chándal y lo miró. Algo brillaba en sus ojos.

 

Schnee: “…Me disculpo. Perdí el control por un momento”.

Shin: “Es mi culpa por no haber podido encontrar una respuesta todavía. No tienes que preocuparte por eso”.

Schnee: “No, para un mero sirviente como yo, limitar las acciones de mi señor es el colmo de la arrogancia”.

Schnee: “No necesitas ir tan lejos, ¿de acuerdo? Oh, sí, ¿no tenías algo de lo que hablarme?”

 

Sería inútil decirle que no se preocupe más, así que Shin decidió cambiar de tema.

 

Schnee: “He reaccionado varias veces ante las palabras que al original yo deberían preocupar profundamente, ¿no es así? Cuando usaste la etiqueta bendecida, he recuperado algunos recuerdos, aunque muy poco, así que pensé que si hablaba contigo podría recordar más”.

 

Probablemente se estaba refiriendo a cuando había experimentado dolores de cabeza repentinos o se había sentido repentinamente enferma.

 

Shin: “Ya veo. Cuánto has recordado... es difícil de poner en palabras, supongo. Por ejemplo, ¿qué tipo de cosas recordaste?”

 

Shin trató de preguntar con diferentes palabras.

 

Schnee: “Principalmente pequeñas cosas que pasaron antes de tu regreso. Pero las cosas que más recordé son mis sentimientos hacia ti, mi señor... no, Shin.”

Shin: “¿Tus sentimientos por mí?”

 

Ella era como la antigua Schnee ahora. Shin estaba feliz de saber que recordaba lo que sentía por él.

 

Schnee: “Como soy ahora... está la Schnee que es tu sirviente y la Schnee que te ama, juntos en el mismo cuerpo, debería decir. Solo por estar contigo así, estoy llena de una alegría indescriptible. Todavía…”

 

Las palabras de Schnee se detuvieron a media frase.

 

En silencio, sus manos se estiraron para tocar las mejillas de Shin. Lentamente, como si estuviera tocando algo peligroso, sus dedos recorrieron sus mejillas, como para asegurarse de que él realmente estuviera allí.

 

Schnee: “Una parte de mí piensa que, si realmente te atesoro, debería dejarte ir. Una parte que piensa que debería desechar esta felicidad”.

 

Estoy confundida, en conflicto. Así continuó Schnee.

 

Schnee: “Solo tocarte de esta manera es algo así como un milagro, pero me encuentro deseando más. Me encuentro deseando ser amada”.

 

El vestido de Schnee cayó de sus hombros. Su camisón semitransparente, que Shin nunca había visto antes, fue revelado. La luz de la luna desde la ventana era suficiente para que Shin pudiera ver a Schnee claramente. Había captado su interés desde que estaban fuera de la habitación, pero ahora que la silueta de Schnee estaba tan claramente ante él, Shin no pudo evitar tragar su aliento.

 

Schnee: “¿Estás excitado?”

 

La cara de Schnee estaba cerca. La voz que se suponía que estaba acostumbrado a escuchar ahora tenía un tinte sensual.

 

Shin: “Que estas…”

Schnee: “¿Estás diciendo que no lo entiendes?”

 

La mirada de Schnee expresaba claramente que ella nunca creería eso.

 

Ella puso sus brazos alrededor de Shin y sostuvo su cuerpo contra el de él. El confundido Shin fácilmente cayó bajo su peso. Su rostro estaba cerca, podía sentir su cálido aliento. La gravedad puso su brillante cabello plateado en la cara de Shin, obligándolo a ver nada más que a Schnee.

 

Sin embargo, eso no fue todo: el pecho de Schnee también se presionó contra el de Shin. Esa suavidad, junto con el gemido de alegría que Schnee emitió cuando cayeron juntos, atacó fuertemente la capacidad de pensamiento racional de Shin.

 

Shin: “Schnee, ¿qué está pasando contigo realmente?”

 

Shin logró no dejarse llevar por el estado de ánimo y sacó a Schnee de él. Después de una breve oposición, sus brazos también se soltaron.

 

Schnee todavía estaba encima de él, pero la atmósfera peligrosa fue rechazada con éxito. El cambio de Schnee, sin embargo, fue más preocupante para Shin.

 

Shin: “Schnee? ¿Hey, qué pasa?”

 

En el instante en que Shin se sintió aliviado de alejar su cuerpo del suyo, Schnee sostuvo su cabeza con las manos, aparentemente con un dolor terrible. Esa fue probablemente la razón por la que dejó de resistirse: a juzgar por su ceño fruncido, era algo que Schnee tampoco esperaba.

 

Schnee: “Estoy bien, desaparecerá pronto”.

Shin: “¿Podría ser que, esto sucedió antes sin que lo supiéramos también?”

 

Shin lo había presenciado solo unas pocas veces. Existía la posibilidad de que Schnee lo ocultara, para no preocuparlos.

 

Schnee: “Estoy bien ahora”.

 

Después de menos de 5 minutos, el dolor en la expresión de Schnee disminuyó. Por lo menos, ella no parecía estar mintiendo. En tal situación, sin embargo, ella no podía simplemente continuar desde donde lo dejaron. Schnee parecía todavía sentir dolor: Shin le tocó la mejilla y lo encontró muy caliente.

 

Shin: “¿Hiciste algo así a pesar de estar enferma?”

Schnee: “No representa un obstáculo para ms actividades. La fiebre desaparecerá pronto también. Esto es más importante ahora”.

Shin: “Eso no es bueno. Sólo ve a descansar. No me... iré a ningún lado pronto. Podemos hablar en otro momento.”

 

Después de un poco de dificultad para encontrar las palabras correctas, Shin se sentó y puso sus brazos detrás de la espalda y las rodillas de Schnee. Tal vez debido a la fiebre, ella apenas resistió ser levantada así.

 

Schnee: “Lo siento de verdad. Parece que me faltó el juicio adecuado”.

Shin: “Bueno... sí, eso fue demasiado proactivo para la habitual Schnee”.

Schnee: “Pensar en usar mi cuerpo para atraparte era simplemente demasiado superficial. Entiendo lo tonto que fue ahora, pero antes parecía la única manera”.

 

Débilmente, Schnee agregó que no sabía por qué hizo eso.

 

Shin: “Tal vez tus recuerdos medio devueltos están teniendo efectos extraños en ti. Lo siento, solo un poco más de paciencia. Vamos a noquear a ese dios malvado en ningún momento”.

 

Shin lamentó un poco haber confiado en un 50% de probabilidad y no haber cazado a la deidad malvada de inmediato. Sin embargo, habría sido difícil hacerlo cuando Schnee perdió sus recuerdos.

 

Si no hubieran ido a Rashugum a buscar los ingredientes para la etiqueta bendecida, no habrían obtenido la ayuda de Tzaobath o Sety, después de todo.

 

Shin: “De todos modos, nos vemos mañana...”

Schnee: “¡Por favor espera!”

 

Shin había acostado a Schnee en su cama y estaba a punto de irse, cuando ella lo llamó. Se dio la vuelta y se arrodilló junto a la cama. La mano derecha de Schnee asomó de sus mantas.

 

Schnee: “¿Podrías por favor... tomar mi mano, hasta que me quede dormida?”

 

Dijo Schnee, con la mitad de su rostro hundido en las mantas, su agresividad de hace unos momentos desapareció por completo en algún lugar, las orejas sobresalían de su cabello ardiendo de rojo.

 

Shin: “... está bien, esa es una petición fácil”.

 

La mano de Shin cubrió a Schnee. Tal vez debido a la fiebre, sintió su mano caliente hasta las puntas de los dedos.

 

Schnee: “¿Estoy siendo... infantil?”

Shin: “¿Bueno, no está eso bien? Me refiero a actuar un poco consentida en momentos como estos”.

Schnee: “Correcto... cuando haya regresado... ¿puedo...... de nuevo...?”

Shin: “Claro, lo prometo.”

 

Shin juntó los fragmentos de la pregunta de Schnee y lo prometió. Schnee se sintió aliviada, o tal vez estaba demasiado agotada: se quedó dormida casi de inmediato. Pensando que sería extraño quedarse allí mirándola, Shin salió de la habitación, con cierto pesar.

 

Shin: “Incluso en un estado como ese, ella piensa en mí...”

 

Quedarse o irse. Sabiendo que ambos eran posibles, Shin se perdió como nunca. Sin embargo, también era cierto que las palabras de Marino inclinaban la balanza.

 

No pudo responder a la pregunta de Schnee porque no estaba listo para cortar ninguna de las posibilidades. Porque no podía estar seguro de que los sentimientos de Schnee fueran ciertos.

 

Shin: “Pero supongo que eso es sólo una excusa”.

 

Como Marino había afirmado con firmeza, pensar que los sentimientos de Schnee se debían a que el aumento de afecto era similar a insultarla.

 

Shin podría haber estado buscando inconscientemente una razón para volver a su mundo anterior.

 

Shin: “Poner las cosas en palabras es muy difícil...”

 

Lo que pasó hasta ahora, lo que pasará en el futuro. Si él comenzaba a pensar otra vez, no tenía fin. Finalmente, Shin llegó a la conclusión de que pensó que no dejaría ningún arrepentimiento. O más bien ya lo había alcanzado.

 

Cuando le dijo buenas noches a Schnee, se detuvo por un momento porque ya estaba pensando en decirlo, pero al final no pudo.

 

Las palabras que cortarían sus conexiones murieron en su garganta.

 

Shin: “Tengo que decírselo correctamente una vez que ella regrese.”

 

Cuando Shin pensó cuál sería la decisión que le traería menos remordimientos, lo primero que apareció en su mente fueron las palabras de Schnee cuando se encontraron de nuevo: “Bienvenido”.

 

La sensación de “haber vuelto a casa” lo sintió entonces. La respuesta probablemente había aparecido entonces y allí.

 

Shin: “Lo siento, Schnee. Dame solo una noche más”.

 

Así que susurró a Shin mientras miraba en dirección a la habitación de Schnee.

 

Sin embargo, a la mañana siguiente se enteró de que no le quedaba tiempo para hacerlo.

 

 

◆◆◆◆

 

 

“Esto es…”

 

Después de quedarse dormido sosteniendo la mano de Shin, Schnee se despertó en un campo de flores. En una pequeña colina a la luz del sol, vio flores que parecía recordar, arrulladas por el viento.

 

Ella supo rápidamente dónde estaba. Lo había visitado por primera vez, pero la expresión de asombro y las acciones de Shin la impresionaron profundamente.

 

Era el lugar donde descansaba la amante de Shin.

 

—Sí, el lugar que te recuerda a la mujer que sigue viviendo en tu corazón.

 

Schnee: “¡Mi cuerpo…!”

 

Podía girar la cabeza lo suficiente como para mirar los alrededores. Su cuerpo, sin embargo, estaba tendido en el suelo y no se movía. No se movió ni un centímetro, sin importar cuánto lo intentara, como si estuviera atada al suelo.

 

Incluso si ella había sido afectada por una habilidad de restricción, Schnee, en su estado actual, podría salir de ella fácilmente, incluso si tuviera que mover el suelo por sí misma. Sin embargo, ella no podía mover sus brazos en absoluto.

 

“¿Qué estás haciendo ahí?”

Schnee: “… ¿mi señor?”

 

Mientras luchaba por recuperar su libertad, Schnee escuchó la voz de su amado maestro, Shin.

 

Yuzuha estaba sobre su hombro, Tiera a su lado.

 

Shin: “Te dejaré atrás si no te mueves”.

 

Diciendo eso, Shin pasó a su lado, dirigiéndose a la cima de la colina. No parecía importarle la situación de Schnee en absoluto.

 

Tiera caminaba justo a su lado. Tras una inspección más cercana, la sombra de alguien parecía estar superponiéndose a su silueta.

 

Schnee: “¡Kh!”

 

No, ese es mi lugar. Esas fueron las palabras que surgieron en el corazón de Schnee mientras las observaba. Schnee intentó desesperadamente ponerse de pie, pero sus extremidades no se movían, como si estuviera paralizada.

 

—- Dentro de esa elfo, habita el ser querido de tu señor. Naturalmente, ella camina a su lado.

 

Schnee: “¡Mi señor!”

 

Shin no reaccionó al grito de Schnee. Habló con Tiera, sonriendo, mientras subían la colina. En la cima de la colina, apareció una vista que Schnee nunca había visto antes.

 

Schnee: “Eso es…”

 

Ella había oído hablar de eso.

 

Una gran construcción humana, tan grande que casi no se podía imaginar que realmente existiera, un rascacielos.

 

Una estructura compleja soportada por acero y alimentada por electricidad, algo que ni siquiera la magia podría replicar.

 

Ropa que nunca había visto antes.

 

Carros de metal que se movían sin caballos.

 

Puentes que atraviesan la ciudad, gente que camina sobre ellos.

 

Un mundo sin magia ni monstruos. Un mundo que, a pesar de esto, creó armas que podrían matar a millones a la vez. Ese era el “mundo real” del que hablaron los Humanos Superiores como Shin. El lugar hacia donde Shin y Tiera caminaban.

 

—Es un lugar que no puedes alcanzar. Te quedarás atrás

 

Schnee: “¡¡Espere!!”

 

Schnee gritó. Shin estaba regresando a su mundo anterior. Tengo que ir a él.

 

Mientras lo pensaba, las ataduras que ataban sus brazos y piernas desaparecieron. Incluso antes de que ella pudiera pensar, Schnee corrió.

 

Shin y Tiera caminaban unas cuantas docenas de metros más adelante: con su velocidad, Schnee los habría alcanzado en segundos. Sin embargo, la distancia entre ellos no se redujo: al contrario, se hizo cada vez más amplia.

 

Schnee: “¿¡Por qué!?”

 

¿Por qué no puedo alcanzarlos?

 

No importa lo duro que pise el suelo, el paisaje no cambia. No importa cuánto estire mis brazos, no alcanzarán a Shin. Frustración, irritación creciente. Puedo verlos, pero no puedo alcanzarlos.

 

—Nunca lo alcanzarás. Nunca te acercarás. No perteneces ahí.

 

Schnee: “¡No te vayas!”

 

Schnee no pudo contener su grito.

 

Tengo que detenerlo, aunque sea un poco.

 

Sus súplicas, sin embargo, ni siquiera llegaron a Shin.

 

Schnee: “¡Ah!?!”

 

Su cuerpo dejó de responder de nuevo. Ella se derrumbó en la tierra y el barro del suelo.

 

Como si se burlaran de sus esfuerzos por arrastrarse, lo que Schnee vio, cuando finalmente logró levantar la cabeza, fue que Shin y Tiera se adentraban en el otro mundo. Fueron tragados por la luz ante ella.

 

Schnee: “No…”

 

Ella no fue elegida. Él no se quedó. Era uno de los peores futuros que podía imaginar.

 

Schnee: “Noooooooooo!!!!”

 

Schnee grito, sus manos sostenían la luz. Ella no lo alcanzo. Fue muy tarde.

 

La luz ante ella se volvió borrosa a causa de las lágrimas. Al instante siguiente, ella se despertó.

 

Schnee: “…S. S…”

 

Por un segundo, no podía recordar dónde estaba.

 

Usando [Night Sight], pudo ver su mano estirada y el techo sobre ella.

 

Después de que su corazón latía rápidamente y su respiración entrecortada se calmara, Schnee se incorporó.

 

Schnee: “¿Estaba soñando…?”

 

Después de un momento de alivio, Schnee recordó el contenido del sueño y miró a su alrededor. No había nadie más en la habitación. Shin tampoco estaba allí, naturalmente.

 

Schnee: “Eso... no puede haber sucedido, ¿verdad...?”

 

Schnee susurró mientras sostenía la mano derecha que Shin había sostenido hasta que se quedó dormida.

 

Su miedo no desaparecería. Ella pensó que escuchó palabras muy ominosas.

 

Schnee: “Tan frío…”

 

Su mano derecha no conservaba nada del calor anterior. Sus propias manos parecían haberse convertido en hielo.

 

Schnee: “Shin”

 

Schnee llamó el nombre de su amado. No como su creador o su maestro.

 

Esa sensación era la prueba de sus sentimientos, como una persona, como una mujer.

 

O al menos, se suponía que lo eran.

 

Schnee: “Oh…”

 

Ella no podía estar segura de sus sentimientos. Probablemente debido a la etiqueta maldita, retuvo poco de sus recuerdos y sentimientos.

 

Cuando llamó al nombre de Shin, en parte sintió que estaba siendo irrespetuosa. Ese era su sentimiento de sirviente, no algo que formaba parte de su ser original.

 

Su yo original llamó a Shin con cariño. No había sentido del deber en eso.

 

Schnee: “Shin... Shin...”

 

Schnee se levantó de la cama, salió de su habitación y se dirigió a la casa de Shin.

 

Su conciencia se fue volviendo cada vez más turbia, sus sentidos embotados, su cuerpo inestable. Tan frío. Congelación.

 

—- Si no puedes dejarlo ir, solo hazlo tuyo—

 

La voz de alguien llega a sus oídos. Ella lo había oído antes.

 

¿Pero dónde?

 

Schnee no lo sabía.

 

Schnee: “Hacerlo... mío...”

 

Se suponía que Schnee iba a ir a la habitación de Shin, pero de repente se encontró fuera de la casa de troncos. Su cuerpo la llevaba a la salida de la aldea de hadas.

 

— Si lo haces, el que tanto deseas para siempre estará a tu lado —

Schnee: “Por siempre a mi lado…”

 

Para Schnee, esas palabras eran una tentación demasiado dulce. Ella no quería ni siquiera pensar en estar separada de él. Ella no quería ni siquiera imaginar que él podría haberse ido para siempre. Ella quería que él la tocara. Para amarla.

 

—Incluso si se trata de un cadáver silencioso—

 

Las palabras pronunciadas por la misteriosa voz ya no llegaron a Schnee.

 

Su corazón estaba sumido en tal caos y confusión que ya no podía decir lo que estaba sintiendo. Incluso en tal estado, sus piernas se movían con firmeza, como si tuvieran una mente propia.

 

Envuelta en su seductor camisón, Schnee desapareció de la aldea de hadas.

 

 

◆◆◆◆

 

 

Schnee había desaparecido. Con crueldad, el primero en descubrirlo fue Shin, que quería decirle las palabras que no había pronunciado la noche anterior.

 

Filma: “¿Schnee se ha ido? ¿¡En serio!?”

Shibaid: “Cálmate, Filma, ya lo has escuchado también”.

 

Después de asegurarse de que Schnee se había ido realmente, Shin transmitió la información al resto a través de Mind Chat. Aun así, ella no pudo evitar preguntar.

 

Para Filma, Schnee era alguien muy especial.

 

Shin: “No hay respuesta en el pueblo de hadas. Creo que... ella salió”.

Filma: “¿Pero por qué? ¡No había ninguna señal de nada de esto la última noche...!”

 

Filma no dejó a Shin fuera de su vista. Estaba segura de que, si Schnee hacia algo inesperado, debía estar conectado con él de alguna manera.

 

Shibaid: “Shin. ¿Le pasó algo a Schnee después de la cena?”

 

La pregunta de Shibaid puso los pensamientos de todos en palabras.

 

Incluso Tzaobath, quien era el menos involucrado en el grupo, había percibido que Shin y Schnee compartían una relación particular.

 

Filma: “Oye, Shin, ¿sucedió algo después de eso...?”

Shin: “…sí es cierto. No quiero dedicar demasiado tiempo a esto, así que te daré la idea general”.

 

Shin les contó a todos sobre la posesión de Tiera por Marino y su conversación con Schnee más tarde.

 

Filma: “Por qué…”

 

Filma susurró, su cuerpo temblando. Al instante siguiente, presionó a Shin para que respondiera.

 

Filma: “¿Por qué no pudiste decirle que te quedarás?”

Shibaid: “¡Filma!”

 

Shibaid detuvo a Filma de sostener a Shin y levantarlo. Él era físicamente más fuerte, pero ella no lo soltó. Ambos ejercieron su poder sin reservas.

 

Filma: “¿¡Por qué me detienes, Shibaid!?”

Shibaid: “Quedarse aquí significa hacer un lado a su tierra natal. ¡Eso no es algo que puedas decidir tan fácilmente!”

 

Shibaid había dejado su país por lealtad a Shin. Todavía podía regresar, pero había elegido a Shin sobre su país y les había dicho a algunos de sus seguidores más cercanos que existía la posibilidad de que fueran enemigos en el futuro.

 

Debido a esto, él podía entender la lucha de Shin hasta cierto punto.

 

Filma dejó caer sus brazos después de escuchar las palabras de Shibaid.

 

Filma: “Eso es... eso también es cierto, pero...”

Tzaobath: “Todos, hay algo que deberían estar haciendo ahora en lugar pelear entre ustedes, ¿no es así?”

 

Tzaobath habló a continuación. El grupo estaba en la terraza de la casa de troncos, por lo que Tzaobath también podía participar en la conversación.

 

Shin y los demás sabían que buscar a Schnee era más importante que quedarse allí hablando: probablemente Filma no podría contenerse.

 

Filma: “Volveremos a hablar una vez que regresemos”.

 

Filma respiró hondo para calmarse, luego aplaudió sus propias mejillas.

 

Sety: “Vamos a buscar a la Schnee-onechan entonces. Primero necesitaremos un transporte... ¿puedes ayudarnos, Tzaobath?”

 

Sety le pidió a Tzaobath que los llevara, tan casualmente como si le estuviera pidiendo ayuda con las compras. Ocurrió cuando llegaron por primera vez al pueblo de hadas, así que aparentemente compartieron ese tipo de relación.

 

Tzaobath: “La deidad malvada está involucrada, por lo que no podría ignorar esto. Yo te ayudaré”.

Shin: “¿Transporte? ¿Ya tienes una idea de dónde podría estar ella?”

 

Por lo que Shin podía recordar, Sety nunca aprendió ninguna habilidad de sigilo como [Tracking]. Habría requerido un esfuerzo largo y extenuante para entrenarlo a niveles utilizables, pero teniendo en cuenta el tiempo que Shin estuvo ausente, no era imposible.

 

Sety: “Por supuesto que sí. Le pregunté a los Tsumugins y me dijeron que la presencia de la etiqueta maldita abandonó el pueblo. También dijeron que nos mostrarán el camino”.

Shin: “Ya veo. Intentaremos ubicar a Schnee con nuestras habilidades también, si ambas apuntan de la misma dirección, no habrá ningún error”.

 

Schnee era el personaje de apoyo de Shin, por lo que podía encontrar su posición o al menos la dirección general que tenía en su mapa. Lo mismo podría decirse para los otros personajes de apoyo, pero los mensajes no se pudieron enviar hasta que Shin realmente los encontró.

 

Shin: “¿Podemos irnos de inmediato?”

 

Shin le pidió confirmación a Tzaobath y este último asintió.

 

Tzaobath: “Estoy listo en cualquier momento. No necesitas dirigirse a mí tan cortésmente tampoco. Vamos a ser compañeros de armas a partir de ahora. No me sentaría bien que me tratara así con alguien a quien le he confiado mi espalda “.

Shin: “Entendido... no, lo tengo. Entonces haré lo que dices. Sety, ¿estás lista?”

 

Shin aceptó la propuesta de Tzaobath, luego verificó a Sety.

 

Sety: “Puedo ir en cualquier momento también. ¡Para volverla a la normalidad, estoy lista para hacer casi cualquier cosa!”

 

Sety se golpeó el pecho mientras hacía su declaración con orgullo. Los otros compartieron sus mismos sentimientos, incluso si no los pusieron en palabras. Filma estaba especialmente llena de intenciones asesinas hacia la deidad malvada.

 

Tzaobath: “Si bien sus recuerdos pueden ser defectuosos, la chica sigue siendo una Elfo Superior. Para poder manipularla, el enemigo seguramente es la misma deidad malvada. ¿Has pensado en algunas contramedidas todavía?

Shin: “Por favor espera. Déjame ver lo que recuerdo”.

 

Animado por la advertencia de Tzaobath, Shin reunió lo que recordaba sobre la deidad malvada Adetropos.

 

Lo primero que recordó es que Adetropos utilizó ataques que causaron anomalías en el estado mental. [Confusion], [High Confusion], [Charm] y [Brainwash]: la característica más grande y peligrosa del monstruo era su tendencia a disparar las barreras de tales hechizos. Incluso fue capaz de generar campos que reducían los efectos de las habilidades y el equipo de prevención del efecto de estado en una etapa.

 

Muchos se quejaron del evento Adetropos, ya que era más probable que fuera derrotado por sus propios aliados que por el propio jefe.

 

Shin: “Denme sus accesorios, los actualizaré”.

 

Shin hizo esta solicitud después de explicar su estrategia contra Adetropos. Shibaid y Filma tenían equipados [Age of Gods Earrings] que, por lo general, evitaban las enfermedades de estado, se reducirían a solo aumentar las defensas contra ellos cuando se enfrentaran a Adetropos: no serían suficientes para evitar los estados negativos.

 

En el juego había un límite en el número de accesorios que se podían equipar, por lo que los jugadores se centraban en fortalecer las defensas o en prevenir solo ciertos efectos de estado. Dividirían los estados entre los miembros del grupo, para evitar el peligro de que todos los miembros se vean afectados al mismo tiempo.

 

Sin embargo, en el mundo actual, los accesorios se podrían encender más que en la era del juego y ya no había límite de equipamiento: podían tomar contramedidas más extensas.

 

Shin: “Filma, Shibaid y Sety pueden equipar múltiples [Age of Gods Earrings]. Con ellos no se verán afectados por enfermedades de estado a menos que suceda algo realmente inesperado. Tiera, no te puedes equipar con [Age of Gods Earrings] debido a tus estadísticas, pero lo cubriremos con números”.

 

Shin pensó en las contramedidas para Tiera mientras actualizaba [Age of Gods Earrings]. Si ella no podía contar con la calidad, tenían que depender de la cantidad.

 

Pendientes, collares, anillos, brazaletes, horquillas, etc. Shin le haría usar más accesorios, siempre y cuando no le hicieran más difícil luchar. Intentó colocar algunos anillos en una cadena, convirtiéndolos así en un collar, y todos conservaron sus efectos, por lo que también usó ese método. Shin también agregó una protección a la moneda Geyl que Tiera usó como collar, para un seguro adicional.

 

Shin: “Está bien, Tiera debería estar bien ahora. Así que solo quedan Yuzuha y Kagerou. Tampoco pueden usar los aretes, así que...”

Yuzuha: “Kuu, yo puedo. Quiero la cosa del oído”.

Shin: “¿Puedes?”

 

Yuzuha, desde el hombro de Shin, señaló los pendientes de Filma.

 

Ella había usado equipo cuando entraron a la cueva submarina para salvar a Hermie, pero ese era un equipo hecho para los monstruos compañeros.

 

Los [Age of Gods Earrings] se hicieron para jugadores y personajes de apoyo, por lo que Shin no los había considerado en el equipo que Yuzuha podía usar. Además, por lo que Shin recordaba, las Bestias Divinas no se veían afectadas por las habilidades que causan efectos en el estado mental. En cierto modo, eran enemigos naturales de la deidad malvada.

 

Yuzuha todavía no había recuperado su forma completa, sin embargo, Shin decidió darle el objeto, por si acaso. Le dio los [Age of Gods Earrings] y otro artículo para fortalecer las defensas contra los efectos del estado negativo. Yuzuha tomo forma humana y los usó.

 

Shin: “Ya veo, puedes usarlos así”.

Yuzuha: “Kuu, perfecto”.

 

Yuzuha hinchó su pecho con orgullo, luego volvió al modo zorro. Los aretes cubrían parte de sus orejas, y otros objetos también se transformaron de manera que no interfirieran en sus movimientos. En su mayoría estaban cubiertos por su pelaje y no eran visibles, pero Shin podía decir que Yuzuha todavía los estaba equipando.

 

Shin: “El siguiente es Kagerou. No puedes hacer lo mismo que hizo Yuzuha, así que solo usaremos un collar”.

 

Era un método bastante clásico para los monstruos de cuatro patas. Otros tipos incluían la fijación de accesorios a sus patas o colas. Kagerou no se resistió en absoluto ya que Shin equipó los accesorios. Luego, hizo unos pequeños saltos y corrió un poco, para comprobar si incomodaban sus movimientos.

 

Shin: “Lo preguntaré por si acaso, pero ¿necesitas algo, Tzaobath? Aunque no estoy seguro de si podrías equipar mis objetos”.

Tzaobath: “¿Los objetos hechos por el hombre tienen un efecto en mí?”

Shin: “¿Quién sabe? Pero parece que funcionan en Yuzuha y Kagerou, así que creo que la posibilidad no es cero”.

Tzaobath: “Hmm. Entonces solicitaré los mismos artículos de protección mental que le diste al Cola Elemental. Ser manipulado por eso sería una humillación peor que ser derrotado”.

 

Tzaobath habló con chispas de fuego ardiendo en su aliento. Por lo general, era tranquilamente imponente, pero cuando se trataba de la deidad maligna, incluso el dragón perdería su genio.

 

Shin: “Pendientes... no funcionaría, supongo. ¿Podrías intentar usar brazaletes o anillos?”

 

Pensando que un collar estaría fuera de discusión, Shin ni siquiera mencionó la posibilidad.

 

El tamaño de los objetos se podía ajustar, por lo que se suponía que iban a crecer más o menos automáticamente, pero nada sucedió cuando Shin se los dio a Tzaobath.

 

Tzaobath: “Hmm, no hay reacción?”

 

Shin: “No hay ningún monstruo compañero de tu tamaño después de todo. ¿Me pregunto si el rango de ajuste de tamaño tiene límites? Si es así, no hay mucho que yo... ¡ah!”

 

Shin le devolvió el objeto a Tzaobath y sacó otra tarjeta de objeto.

 

Tzaobath “¿Qué es eso?”

Shin: “Un accesorio tipo pintura. Dibujar un patrón en la superficie del cuerpo aplica un encantamiento mágico”.

 

En la era del juego, se usaba como un artículo de moda. Se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo y no interfiere con otros equipos. Sin embargo, los tipos de pintura también usaban una ranura para accesorios, por lo que la mayoría de los jugadores usaban aretes, brazaletes o adornos para el pelo más efectivos.

 

Tzaobath: “Ya veo, se aplica en la piel, por lo que el tamaño no es una preocupación. Vamos a intentarlo entonces”.

 

Tzaobath tomó la tarjeta con sus garras y la materializó. Una vez que el patrón que apareció en el aire se colocó en cualquier parte del cuerpo, el artículo fue equipado.

 

Tzaobath: “Esto parece estar funcionando... siento algo que cubre todo mi cuerpo. ¿Puedes saberlo?”

Shin: “Si puedo. Así que los de pintura funcionan bien con criaturas de gran tamaño... lo tendré en cuenta”.

 

Los de tipo pintura eran menos efectivos que otros accesorios, pero no había posibilidad de que fueran destruidos. Incluso si se le corta el brazo en el que se colocó el patrón, los objetos o habilidades Divinas podrían restaurar tanto el brazo como el patrón. Sin embargo, esto no funcionaría con anillos o brazaletes: si son destruidos, serían casi imposibles de restaurar a la mitad de la batalla, salvo en el caso de habilidades muy altas de auto restauración.

 

Para un seguro adicional, Shin también agregó accesorios de pintura al resto del grupo.

 

Shin: “Colóquelos donde deseen, y el efecto se activará”.

 

Shin luego agregó un tipo de pintura justo arriba del lado izquierdo de su pecho. Cuando lo hizo, el patrón pintado pasó a través de su ropa y se adhirió a su piel. Él eligió aplicarlo a su pecho ya que, a diferencia de los brazos o piernas, era una parte menos propensa a perderse. Como Shin, Filma y los demás también aplicaron los patrones en su pecho.

 

Shin, Shibaid y Sety tenían poca piel expuesta, por lo que no se podían ver los patrones, pero los pechos de Filma y Tiera eran más visibles, por lo que los patrones floridos eran en parte visibles.

 

Yuzuha tomo forma humana de nuevo para aplicar los patrones, luego volvió al modo de zorro. Esa forma era más cómoda para ella al parecer.

 

Kagerou se recostó sobre su espalda mientras Tiera aplicaba el patrón.

 

Shin: “Está bien, ahora todos los preparativos están hechos. Vamos.”

 

El grupo desayunó rápidamente la comida que Shin tenía preparada, luego subió a la espalda de Tzaobath. El pueblo de hadas, sin que Sety lo mantuviera, probablemente desaparecería poco después de que ella se fuera. Sin embargo, también era el área privada de Shin, por lo que era posible convertirla en una tarjeta y cargarla. Cuando lo hizo, tal vez porque convirtió el área en una tarjeta, o tal vez era el dueño original, la carga de la preservación cambió en Shin.

 

Shin: “¿Cuál es la dirección?”

Sety: “Por ese lugar, directamente de norte a noroeste”.

 

Sety preguntó a los Tsumugins, luego señaló hacia un punto en el cielo. [Tracing] Shin de Shin mostró la misma dirección.

 

Shin: “¡Espéranos, Schnee, llegaremos en poco tiempo!”

 

Shin susurró mientras miraba la dirección en que se pensaba que era la deidad maligna.

Proyecto: 
Peso: 
0

The New Gate Capítulo 46




Manual




El dragón se elevó instantáneamente hacia el cielo, despejando las nubes a su paso, alcanzando finalmente una altura que otros monstruos voladores rara vez alcanzaban. El grupo montaba a Tzaobath en el siguiente orden: Sety primero, como guía, Shin detrás de ella, ya que también podía decir qué dirección tomar, seguido de Tiera, Filma y, por último, Shibaid.

 

Shin: “Nadie cayó, ¿verdad?”

 

Shin ya había revisado el mapa, pero se dio la vuelta para ver por si acaso. Sabía que montar en Tzaobath sin ningún tipo de protección era arriesgado, por lo que había establecido una barrera para proteger a todos los pasajeros del viento y cualquier colisión de aves o insectos. Incluso así, aceleraron por el aire a una velocidad increíble.

 

Tzaobath se había elevado tan rápido que durante su ascenso muchas aves e insectos habían sido golpeadas por la barrera. Si Shin no hubiera levantado la barrera, a los altos miembros de STR como él, Filma y Shibaid hubieran estado bien, pero Tiera habría sido arrojada fuera del dragón fácilmente. En términos de STR, Sety, que es un mago, también habría estado en peligro.

 

Tiera: “... parece que estamos en un mundo diferente”.

 

Tiera abrió lentamente los ojos para mirar hacia abajo, con una mezcla de emoción y sorpresa más una racha de terror. El paisaje que se extendía ante ella era seguramente muy diferente en comparación con todo lo que había experimentado antes. El suelo, que generalmente la sostenía firmemente ya no estaba y más de la mitad de su campo de visión ahora era de color azul. La tierra estaba tan lejos que casi no podía creer que había estado allí unos momentos antes.

 

Tiera había montado Dragones antes, pero la velocidad y la altura que alcanzaba Tzaobath eran una experiencia completamente diferente. Shin sintió que ahora estaban volando en un lugar donde muy pocos organismos voladores podían, lo que seguramente lo hacía parecer un mundo completamente nuevo.

 

Shin: “Es raro poder mirar hacia abajo a la tierra desde esta altura. Los monstruos normales no pueden volar tan alto, después de todo”.

 

Los ojos de Shin se estrecharon.

 

Había montado en monstruos voladores varias veces durante los eventos, pero su velocidad y altura actuales superaban con creces todo lo que había experimentado. Su búsqueda llevaría mucho menos tiempo del esperado.

 

Tiera: “Esto se siente tan irreal. Ni siquiera puedo imaginar lo que pasaría si me cayera”.

 

La situación actual parecía superar los límites de la imaginación de Tiera. Fue una respuesta normal para alguien sin experiencia en montar monstruos voladores. Cuando se encuentra con situaciones que van más allá de la comprensión, las personas normales pueden tener dificultades para pensar.

 

Shin: “Si te sientes enferma, solo dilo, ¿de acuerdo?”

 

Aunque no en el mismo grado que Tiera, Filma y Shibaid también parecían algo tensos.

 

Shin había volado en aviones en su mundo, por lo que no se vio tan afectado, pero la situación actual podría ser estresante para los habitantes de este mundo.

 

Si cayeran desde esta altura, ni siquiera los personajes de apoyo de Shin resultarían ilesos.

 

Algunas personas suelen sentirse enfermas cuando vuelan en un avión, incluso si no tenían miedo a los lugares altos, así que Shin advirtió a sus compañeros antes de que sucediera algo.

 

Sety: “Realmente vamos rápido. ¿No llegaremos en poco tiempo a este ritmo?”

 

Sety murmuró mientras miraba hacia adelante, los Tsumugins se aferraban a ella.

 

Shin: “¿Puedes saber la distancia?”

Sety: “Eso dijeron los Tsumugins. Además, si vamos tan rápido, podríamos cruzar todo el continente en un día”.

 

La velocidad de vuelo de Tzaobath no solo provenía de sus alas: también se vio fortalecida por los efectos de magia y las habilidades, como se podría esperar en un mundo de fantasía. Las habilidades únicas de Tzaobath, sin embargo, no eran la preocupación más importante para Shin en este momento.

 

Mientras pudiera llegar a la ubicación de Schnee lo antes posible, no le importaba si estaba montando un monstruo, un jet o cualquier otra cosa.

 

Sety: “Si seguimos así llegaremos en ... unos 20 minutos”.

 

Sety habló después de confirmar el tiempo con los Tsumugins. La distancia exacta seguía siendo un poco vaga. Sin embargo, como ella dijo, llegarían a su destino en aproximadamente 20 minutos: el marcador de Schnee apareció en el rango de detección de Shin.

 

Shin: “¡Está allá en esa zona rodeada de montañas!”

 

Shin señaló al norte de la mitad del continente Eltnia. Era una zona llana rodeada de montañas bastante altas, aunque no había suficientes montañas para formar una cadena. Era un área con vegetación espesa y árboles altos, pero un lugar parecía haber sido tallado por algo. Como la flora también era diferente, ese podría haber sido el lugar que Tzaobath había destruido previamente. Tal vez debido a la presencia de la deidad malvada, nubes pesadas colgaban sobre las montañas, haciendo que los lugares se vean mucho más oscuros que sus alrededores.

 

Tzaobath: “Así que este es el lugar”.

Shin: “¿Recuerdas algo?”

Tzaobath: “Sí, entre los lugares que destruí, este tenía el mayor número de miembros de la tribu Kishimi. Nuca hubiera pensado que el origen de todo estaba aquí... soy el culpable de no haber terminado todo en ese entonces”.

 

El tono de Tzaobath estaba lleno de ira. Las escamas que cubrían su cuerpo de dragón comenzaron a brillar en respuesta a su creciente excitación.

 

Shin: “Entiendo tus sentimientos lo suficientemente bien, pero espera hasta que hayamos rescatado a Schnee. Puedes hacer lo que quieras después de eso”.

Tzaobath: “Mis disculpas, he dejado que mis sentimientos tomen el control por un momento. Descenderé ahora, pero cualquier cosa podría pasar. Mantengan la guardia alta”.

 

Tzaobath instó al grupo a tener cuidado mientras se enfocaba en su destino. Habían logrado llegar en menos de una hora gracias a Tzaobath. Sin importar cuán altas fueran las estadísticas de Schnee, teniendo en cuenta cuánto tiempo había pasado desde que había dejado a Shin, se había movido una distancia demasiado grande para sus habilidades. Shin no sabía si había domesticado a un monstruo volador o fue teletransportada, pero la posibilidad de que la deidad maligna estuviera en espera era muy alta.

 

Shin: “En cualquier caso... realmente no hay nada aquí”.

 

Pequeños árboles crecían aquí y allá, pero literalmente no había nada más. Cualquier edificio probablemente había sido destruido, ni siquiera habían quedado escombros.

 

Shin: “La presencia de Schnee... está por allí”.

Sety: “Los Tsumugins están diciendo lo mismo”.

 

La dirección hacia donde Shin y los Tsumugins apuntaban era el centro del cráter.

El grupo decidió aterrizar a cierta distancia, por si acaso.

 

Filma: “Sin embargo, no parece que haya nada allí”.

Shibaid: “Está escondido, o bajo tierra”.

 

Filma y Shibaid hablaron mientras observaban el cráter.

 

Shin miró en su dirección también. Activó la habilidad [See Through] para neutralizar cualquier efecto de ocultamiento o camuflaje, pero nada cambió en su campo de visión. No había nada escondido allí, aparentemente.

 

Shin luego redujo su campo de detección, aumentando así su precisión.

 

Shin: “Parece que realmente hay algo bajo tierra. No puedo decir qué tan ancho es, pero parece ser bastante profundo”.

 

La presencia de Schnee vino desde un lugar bastante profundo. No parecía estar moviéndose. Shin no podía decir si no se movía o si no podía moverse, pero no había ningún error en que estaba allí.

 

Shin: “Entonces, incluso cuando la superficie fue destruida, las estructuras subterráneas se mantuvieron. No tenemos más remedio que hacer que Tzaobath espere aquí entonces”.

Tzaobath: “Ngh... no puedo reducir el tamaño de mi cuerpo, después de todo. No se puede evitar ... Me quedaré aquí y observaré los alrededores. Hazme saber si pasa algo”.

 

Al no poder cambiar el tamaño de su cuerpo, Tzaobath no podía explorar el subsuelo con facilidad, ya que no podía atravesar los corredores.

 

Después de calmar la furia de Tzaobath por la contramedida de la deidad malvada, Shin y el grupo se dirigieron hacia el centro del cráter.

 

Sety: “Debe estar aquí. Está enterrado, pero la respuesta de [Magic Sonar] es diferente”.

 

Sety había cerrado los ojos para concentrarse en el suelo, y luego anunció su descubrimiento con confianza. Shin también examinó la ubicación y descubrió que era realmente diferente del resto del área.

 

Shin: “Sería una pérdida de tiempo cavar un hoyo, ¿deberíamos hacerlo volar?”

Sety: “¿¡Qué!? ¿Te das cuenta de lo peligroso que suena? ¡Puedo eliminar toda esta tierra en un instante, solo retrocede!”

 

Shin estaba listo para liberar su magia, pero Sety lo detuvo. Después de la desaparición de Schnee, tal vez estaba actuando un poco diferente a lo habitual.

 

Sety: “Crearé una entrada, entonces.”

 

Sety sostuvo sus manos sobre el suelo que supuestamente cubría la entrada, que comenzó a moverse por sí misma, como si gigantescos brazos la barrieran, y gradualmente formó una pequeña colina junto a la entrada.

 

Shin: “¿Esto es magia?”

Sety: “Solo una variación de [Earth Wall]. Desde Dusk of Majesty, ha sido posible modificar los hechizos y aplicarlos a varias situaciones”.

 

Según Sety, este cambio no solo se aplicaba a la magia: también era posible cambiar las habilidades marciales, reducir la carga del usuario o darles diferentes efectos.

 

Sety: “Vamos.”

 

La cavidad recién formada que conducía bajo tierra tenía aproximadamente 3mels de altura y 2mels de ancho. No era exactamente grande, pero Shin entró sin dudarlo. La luz solar iluminó la entrada solo un poco, pero gracias [Night Vision] Shin pudo proceder con confianza.

 

Shin: “Ya veo, así que esta es una mazmorra secreta”.

 

Shin vio la respuesta hostil en el mapa y recordó el conocimiento sobre la existencia de tal mazmorra. Se había compartido información al respecto en el tablero de anuncios del juego, pero había ciertas condiciones para que apareciera, por lo que Shin la estaba viendo por primera vez.

 

Shin: “Bueno, no importa. Voy a tomar la iniciativa. Filma, Tiera, Sety y Shibaid, síganme en ese orden”.

 

Shin puso énfasis en la retaguardia, colocando a Shibaid como la última línea de defensa. No creían que su grupo procediera fácilmente sin encontrar ningún obstáculo, por lo que no fueron sacudidos en lo más mínimo. Gracias a su aprendizaje gradual de las habilidades de Marino, ahora Tiera también podía usar [Night Vision], como el resto del grupo: ningún miembro no podía ver en la oscuridad.

 

Filma: “No había nada como esto cuando fuimos juntos, cierto”.

Shin: “Eso es correcto, Filma. En tu caso, derrotar a los Kishimis convertidos en monstruos fue todo”.

Filma: “... Hey, Shin. ¿No has estado actuando un poco raro desde que llegamos aquí?”

Shin: “…Soy consciente.”

 

Shin respondió con un suspiro al comentario contundente de Filma. Sus palabras fueron ásperas, al igual que su comportamiento.

 

No era así cuando salieron de la Aldea de las Hadas, pero era consciente de que estaba inquieto porque había detectado la presencia de Schnee, y eso se demostró.

 

El nombre de Schnee se mostraba en el mapa, aún como miembro del grupo, por lo menos él sabía a ciencia cierta que ella no estaba muerta.

 

Aun así, sintió la necesidad de correr a su lado lo antes posible. Incluso si ella estaba físicamente segura, ¿quién sabía cuál era su estado mental? Para empezar, ya estaba desequilibrada, así que no había tiempo que perder.

 

Caminó mientras prestaba atención a lo que lo rodeaba, pero si Filma y los demás no hubieran estado allí, probablemente habría corrido tan rápido como podía, confiando en sus estadísticas y en su equipo para protegerse.

 

Ahora que Shin estaba consciente de sus sentimientos, después de hablar con Schnee la noche anterior, se dio cuenta de lo aterrado que estaba de perderla.

 

Sety: “Si has luchado contra este jefe antes, creo que todo irá bien, pero si algo te sucede, Schnee-onechan estará muy triste, ¿lo entiendes?”

Shin: “Lo sé, seré cuidadoso”.

 

Después de Filma, Sety también señaló la inquietud de Shin, por lo que se calmó un poco. Aun cuando no dijeron nada, sintió que Tiera, Yuzuha y Shibaid lo observaban. Incluso sin mirarlos, podía decir que estaban preocupados.

 

Shin: “Hmph!”

 

Shin respiró hondo y luego se abofeteó en las mejillas. Tener prisa es inútil, se dijo, tratando de calmarse.

 

Filma: “Oye, Shin, ¿no sabes nada acerca de esta mazmorra?”

Shin: “Escuche fragmentos de ello antes. Aunque sé la ruta para seguir gracias [Magic Sonar]. Las trampas serán el problema”.

 

A pesar del hecho de que el propio jefe usaba varias habilidades de tipo mental, la mazmorra en sí contenía todo tipo de trampas de ataque mágico a gran escala, o eso había oído Shin.

 

Simplemente recordó a otros jugadores quejándose de ellos en el tablero de anuncios, pero si fuera cierto sería un fastidio, ya que eran muy difícil de defenderse de los ataques.

 

Algunas trampas causaron explosiones a través de magia de fuego cuando el grupo llegó al centro de una habitación. Había muchas otras trampas lo suficientemente peligrosas en el juego que ahora serían absolutamente letales.

 

Shin: “Bueno, solo déjame eso a mí. He explorado las mazmorras en solitario muchas veces, mis habilidades de detección de trampas han sido debidamente entrenadas”.

 

En el juego, algunas trampas podrían perforar fácilmente la resistencia a los efectos de estado promedio. Rara vez mataron al jugador directamente, simplemente ralentizaban su progreso. Tal vez debido a la malicia de los desarrolladores, estas trampas siempre se establecieron en rutas de monstruos.

 

Ser atacado hasta morir impotente debido a [Paralysis] o [Petrification] o ser emboscados mientras son atacados por los aliados debido a [Confusion] o [High Confusion], hubo todo tipo de disparadores que podrían causar la destrucción del grupo.

 

Las trampas en las mazmorras, sin importar dónde, eran todas desagradables. Este fue un sentimiento compartido por todos los jugadores.

 

Shin: “Alto. Hablando del demonio…”

 

Shin hizo una señal a Filma y a los demás para que se detuvieran y tomo una piedra en el medio del corredor. Luego, tan pronto como lo lanzó, activó la habilidad Divina [Twin Branch Purification].

 

Una barrera semitransparente, parecida a un vidrio, apareció frente a Shin. Momentos después, el guijarro que arrojó cayó al suelo. En ese mismo momento, una luz naranja brilló, seguida inmediatamente por una gran explosión, lo suficientemente grande como para engullir completamente el grupo de Shin.

 

Fue la misma trampa que Shin mencionó antes, la que causó una explosión con el grupo en su centro. Esta vez, la trampa traicionera había sido completamente sellada por la barrera de [Twin Branch Purification], lanzada a través del corredor.

 

Comparada con la habilidad de [One Leaf Absolution] Shin que Shin había usado en Wraith Plains, esta barrera era aún más resistente a los ataques físicos y mágicos y su resistencia también era más fuerte: no solo bloqueaba las llamas, sino que no permitía que el calor de la explosión ola bien

 

A pesar de que Tiera había oído hablar de la trampa, no pudo ocultar su sorpresa.

 

Tiera: “Puedo ver lo aterrador que puede ser ahora... desencadenar eso sin saber nada sería una pesadilla”.

Shin: “Necesitas al menos dos tipos de habilidades de detección al máximo para notarla. Tener habilidades al máximo como condición es algo que generalmente nadie considera, lo que hace que la trampa sea aún más desagradable. A pesar de esto, incluso puedes encontrarlos en las mazmorras normales a veces”.

Tiera: “Es como si quisieran que cayeras en uno ...”

Shin: “Eso es por lo que la gente dijo que las trampas de las mazmorras fueron hechas por personas con intenciones maliciosas. De todos modos, está bastante tranquilo aquí”.

 

Shin hablaba con Tiera mientras miraba alrededor. Habían pasado unos 10 minutos desde que entraron en la mazmorra, pero todo lo que encontraron fue solo una trampa, lo que parecía extraño. El grupo continuó construyendo el mapa del calabozo a través de [Magic Sonar], dirigiéndose hacia la ubicación de Schnee, la parte más profunda del calabozo, a través de la ruta más corta posible.

 

La falta de encuentros con monstruos y escasez de trampas hicieron su progreso mucho más rápido que en un calabozo normal. Si bien no podían simplemente ir hacia abajo, ya habían cubierto aproximadamente una quinta parte de la mazmorra. El grupo no sabía mucho sobre esta mazmorra secreta, pero era claramente extraño que el mapa y las habilidades de detección no mostraran signos de presencia de monstruos.

 

Había mazmorras llenas de trampas sin monstruos dentro, pero había muy pocas trampas aquí para que ese fuera el caso.

 

Antes de entrar en la mazmorra, [Magic Sonar] de Shin también había mostrado claramente la respuesta de monstruos.

 

Filma: “Tal vez nos están cercando. En algunas mazmorras, los monstruos aparecen en masa después de que has pasado un cierto punto, ¿verdad?”

                            

Filma se refería a las mazmorras de tipo ataque de tiempo, donde los jugadores tenían que deshacerse del jefe rápidamente y teletransportarse, para que no fueran aplastados por multitudes de monstruos.

 

Shin: “Si, tienes razón. Pero incluso en mazmorras como esa, era normal encontrarse con algunos monstruos en el camino, se hizo así para que nadie se diera cuenta de que estaban en una de esas mazmorras”.

 

Las mazmorras completamente desprovistas de monstruos eran una señal demasiado clara de que había algún truco para ellos. En el juego, incluso si los monstruos estuvieran allí solo con propósitos de camuflaje, habría algunos merodeando, pero aquí el campo de detección de Shin no detectó ni una sola respuesta.

 

Shin preguntó a Shibaid por la retaguardia, pero tampoco había señales de nada que se les acercara por detrás.

 

Sety: “Con las cosas tan tranquilas, me pregunto si Onechan... ¿estará bien?”

“…….”

 

Nadie respondió al susurro de Sety. Todos pensaban lo mismo, especialmente Shin.

 

Sety: “Oye, Shin, ¿tú ...?”

Shin: “Espera.”

 

Al no recibir respuesta, Sety estaba a punto de decir algo más, pero Shin la interrumpió.

Un marcador rojo apareció en el mapa. Fue la presencia de monstruos.

 

Shin: “¿Es esto una prueba o algo así? Cinco unidades desde el frente”.

 

Después de las palabras de Shin, Filma agarró la empuñadura de Akai Tsuki y Tiera preparo una flecha.

 

El grupo camnio por un pasillo de aproximadamente cuatro metros de ancho: durante al menos 20mels más, no había horquillas en el camino. Los movimientos de los íconos en el mapa dejaron en claro que no eran monstruos con habilidades de eliminación de paredes, como fantasmas o cola elemental.

 

Había pocos obstáculos en el camino. Shin activó [Far Sight], para descubrir la identidad de los monstruos lo más rápido posible. Mientras lo hacía, notó algo antinatural.

 

Shin: “Incluso con [Night Sight], activada, el corredor adelante está oscuro... hay un Dark Summoner. ¡Sety!”

Sety: “¡Déjamelo a mí!”

 

Impulsado por Shin, Sety lanzó un hechizo. El bastón que sostenía era tan alto como ella y se extendía como para rodear un cristal de ocho caras. El arma exclusiva de Sety, “Dusk Moon”, respondió a la voluntad de su propietario y comenzó a brillar. El cristal de arco iris en la punta del bastón emitió un globo de luz.

 

El primer globo fue seguido por dos y tres más, que en última instancia crearon 30 bolas de luz que iluminaron el camino por delante del grupo.

 

Sety: “Allí están.”

 

Frente a Shin, monstruos humanoides vestidos con capas destrozadas se retiraban, intimidados por los globos de luz.

 

Los monstruos, que llevan la oscuridad capaz de ignorar [Night Sight] y [Far Sight] eran Dark Summoners.

 

Aparecían humanoides, pero sus ropas destrozadas no contenían nada más que oscuridad y no sufrían daños cuando eran atacados. Su cuerpo real era un objeto parecido a una vela que llevaban, que ardía con una llama oscura.

 

Shin: “Tiera, apunta a la vela que están sosteniendo! Ese es su cuerpo real. Filma, elimina a los Shadow Stalkers detrás de ellos. Shibaid, vigila la retaguardia. Sety, observas toda la situación y brinda apoyo cuando sea necesario. Yuzuha, Kagerou, protejan la parte trasera”.

 

Shin dio órdenes al grupo, luego se unió a Filma en la lucha en las líneas del frente.

 

Cuando los Dark Summoners son engendrados, siempre están acompañados por monstruos llamados Shadow Stalkers, que tienen la capacidad de “nadar” en las sombras, como si estas sombras fueran cuerpos de agua. Los Shadow Stalkers por lo tanto tenían la capacidad de moverse libremente a través de la oscuridad creada por los Dark Summoners, de la cual también recibían mejoras de estadísticas.

 

Eran una combinación molesta para combatir, ya que, sin una estrategia adecuada o estadísticas suficientes, llevaría mucho tiempo derrotarlos.

 

Shin: “También hay algo enorme”.

 

Después de cortar a un Shadow Stalker, con la forma de un pájaro sin alas fusionado con las guadañas de una mantis religiosa, Shin notó una especie de charco negro oscuro de tinieblas, mucho más grande que los otros monstruos. Era una indicación de que un Shadow Stalker estaba a la espera: el tamaño de la sombra se correlacionaba directamente con su fuerza. Mientras que tales charcos normalmente tenían alrededor de 60 centímetros de diámetro, el que Shin descubrió tenía fácilmente más de 1mel de ancho.

 

Shin: “Un Dark Stalker, eh”.

 

Dos luces rojas brillaban en el charco de oscuridad. Esos eran los ojos rojos de un Dark Stalker. En frente del grupo de Shin, la oscuridad dentro del círculo se hinchó y tomó forma.

 

La parte superior del cuerpo del Dark Stalker se levantó de la piscina de oscuridad. Aunque tenía la forma de un Shadow Stalker, su cuerpo estaba cubierto por una especie de exoesqueleto metálico negro y tenía cuatro brazos, cada uno con forma de cuchillas afiladas. A diferencia de los Shadow Stalkers, que siempre atacaban desde las sombras, los Dark Stalkers eran lo suficientemente poderosos para enfrentar a los jugadores frontales.

                                                                                                    

[Dark Stalker Nivel 649]

 

A juzgar por el hecho de que los monstruos contra los que luchaba el grupo estaban alrededor del nivel 200, este nuevo enemigo era una amenaza significativamente mayor.

 

Las cuchillas del Dark Stalker brillaron bajo los globos de luz, mientras el monstruo observaba su presa. Sin embargo, no tuvo tiempo de intentar siquiera mover sus armas. No importaba cuánto más fuerte era el Dark Stalker en comparación con los Shadow Stalkers, aún era muy inferior a Shin y su grupo.

 

Shin: “…fuera del camino.”

 

La Katana de Shin, Moonles trazó un arco en el aire, que sin esfuerzo dividió al Dark Stalker en dos. Luego retiró la hoja, cortando la cabeza del monstruo en el proceso, y su HP llegó a cero.

 

Shibaid: “¡Shin! ¡Parece que la deidad malvada se está poniendo seria!”

Shin: “Así parece.”

 

Shin miró las velas de los Dark Summoners siendo destrozadas por las flechas de Tiera, luego más allá de los monstruos, Shibaid lo llamó.

 

Un gran número de iconos de monstruos aparecieron tanto en el mapa de Shin como en su rango de detección. Más y más puntos rojos llenaron un área previamente vacía. Frente a Shin, aparecieron muchos Invocadores Oscuros. En la oscuridad que los rodeaba, los ojos carmesíes de los Dark Stalkers y los Shadow Stalkers brillaban amenazadoramente.

 

Tiera: “Wow ... ¿qué es eso ...?”

 

Tiera también notó el gran grupo de monstruos que merodeaban en una esquina donde la luz de los globos no llegaba. La oscuridad se extendió sobre el piso, las paredes, el techo en la totalidad del corredor. Los Dark Stalkers dentro de él también salpicaban cada parte del corredor.

 

Shin: “Parece que hemos encontrado su nido”.

 

Mirando el mapa, Shin detectó que una reunión similar también estaba presente detrás de Shibaid. No estaba claro si los monstruos estaban bajo el mando de la deidad malvada, pero era obvio que estaban apuntando al grupo de Shin. Si es así, la respuesta del grupo también fue obvia.

 

Shin: “Shibaid, ¡no dejes que los que están detrás de nosotros se acerquen más! ¡Sety, mantén los globos encendidos y apoya la línea del frente con Tiera! ¡Yuzuha, Kagerou, sigan vigilando a Tiera y a los demás!”

 

Filma: “¿Oh? ¿Qué hay de mí?”

Shin: “No necesitas que te lo diga, ¿verdad?”

 

Después de que Tiera y los demás respondieron a las órdenes de Shin, Filma también preguntó por sus órdenes, inclinando su cabeza a propósito. Shin la miró y respondió con un suspiro.

 

Shin: “Vamos a tomar al grupo de enfrente! ¡Después de mí!”

Filma: “¡Jeje, alto y claro!”

 

Shin dio un paso adelante después de asegurarse de que Shibaid estaba atrayendo el grupo mixto detrás de ellos. Los globos de luz de Sety cancelaron la oscuridad de los Dark Summoners, lo que causó que los monstruos vacilaran, solo para ser cortados por Filma y Shin.

 

Shin: “Continuaremos y limpiaremos la habitación. ¡Deshazte de cualquier rezagado y ponte al día!”

 

Shin y Filma se precipitaron más allá del área iluminada por las luces de Sety, en un claro más grande formado por varios corredores que se unen.

 

Tiera: “¿¡Qué!? Hey, Shin!!

 

Tiera les gritó a los dos cuando se lanzaron de cabeza al peligro. Sin embargo, antes de que ella pudiera terminar su oración, ya habían llegado al pasillo.

 

Shin: “Voy a ir a la derecha, toma la izquierda, Filma”.

Filma: “Entendido!”

 

Incluso en completa oscuridad, el intercambio de Shin y Filma fue muy informal. Sus ataques, por otro lado, eran simplemente feroces.

 

Shin se movió primero, empujando su mano izquierda desarmada hacia adelante para activar una habilidad.

 

Habilidad mágica tipo luz [Sunlight Embrace].

 

Una bola de luz de 10 cemel de ancho, con una atmósfera diferente a la creada por Sety, formada frente a la palma de la mano de Shin emitía una luz cálida y suave. Era una habilidad que elevaba el LUC de los aliados, que a menudo aprendían los sacerdotes.

 

En el momento en que Shin activó esta habilidad, aparentemente sin cualidades ofensivas, los monstruos que lo rodeaban lanzaron gritos aterrorizados. Los Dark Summoners y los Dark Stalkers iluminados por la luz quemada hasta convertirse en cenizas, como si fueran consumidos por el fuego.

 

Sería una vista desconcertante para cualquiera que no esté familiarizado con la habilidad.

 

Para los monstruos especializados en el elemento Oscuro, como los Dark Summoners, la luz del mundo ardía con más dureza que cualquier llama. Con Shin como su lanzador, el rango de [Sunlight Embrace] también fue mucho más amplio de lo normal. Shin le había dicho a Filma que se ocuparía del lado derecho del pasillo, pero incluso algunos monstruos del lado izquierdo se vieron afectados y se derritieron.

 

Filma: “¡Parece que no me quedará mucho por hacer!”

 

No dispuesta a dejar que Shin robe la escena por completo, Filma también activó rápidamente una habilidad.

 

Habilidad combinada de Espada y Llama [Scorching Flames – Wildfire]

 

Llamas doradas brotaron de Akai Tsuki de Filma, tan altas como el techo de la sala, purificando las llamas capaces de disipar la oscuridad y quemar los monstruos de sombras para convertirlos en cenizas. Aunque era una habilidad de tipo Llama, era similar al elemento Luz. Solo con tocar una de las chispas de la habilidad, los Dark Stalkers y monstruos similares se incendiarán y desaparecerán instantáneamente.

 

Akai Tsuki de Filma, ahora transformada en una espada de fuego gigante, barrió los monstruos en el lado izquierdo de la sala. Las llamas doradas que brotaban de la espada corrían por el suelo y las paredes, convirtiendo en cenizas a todos los Dark Summoners y Dark Stalkers que encontraban.

 

Siendo no muertos, los Dark Summoners recibieron tanto daño como con el [Sunlight Embrace] de Shin.

 

Filma: “¿Eso es todo, supongo?”

Shin: “Sin embargo, parece que hay más y más por venir”.

 

Los monstruos en el pasillo habían sido eliminados, pero Shin y Filma detectaron que grandes enjambres de monstruos aún permanecían fuera del rango de alcance de sus habilidades. El área detrás del grupo, mantenida bajo control por Shibaid, también estaba llena de puntos rojos.

 

Filma: “Sin embargo, siempre es el mismo tipo de monstruos. ¿Es porque los Kishimi están involucrados?”

 

También en el evento del juego, los únicos monstruos presentes fueron Dark Summoners, Shadow Stalkers y Dark Stalkers. El juego había establecido estos tres tipos de monstruos como los que Kishimi podría transformar.

 

Shin: “Quién sabe, eso no es importante en este momento”.

 

Shin también se preguntaba lo mismo que Filma, pero tenía otras cosas en que pensar en ese momento.

 

Shin: “Vamos a llenar el agujero primero”.

 

Shin luego creó varios globos de luz de [Sunlight Embrace]. Shin tomó los globos, cada uno de ellos capaz de borrar más de la mitad de los Dark Summoners en el pasillo, y los lanzó como pelotas de béisbol al corredor. Los gritos de angustia de los monstruos, que probablemente habían estado allí, resonaron en el pasillo.

 

Los globos seguirían brillando hasta que la magia concentrada en ellos se agotara, por lo que los monstruos no podrían acercarse a la sala por un buen rato.

 

Tiera y el resto del grupo se encontraron con Shin y Filma.

 

Tiera: “... Me siento tonta por preocuparme ahora”.

Shin: “¿Qué pasa contigo, de repente?”

Tiera: “Irrumpieron en un lugar sin visibilidad y lleno de monstruos... nos preocupamos y nos apresuramos aquí, ¿pero ya ha terminado?”

 

Junto a Tiera, suspirando por sus preocupaciones desperdiciadas, Sety se echó a reír.

 

Sety: “Shin, Fil, no han cambiado un poco”.

 

Durante las salidas del grupo en la era del juego, Shibaid reunía a los enemigos en un solo lugar para que Shin, Filma y Girard los destruyeran físicamente o Shin, Schnee y Sety los destruyeran con magia. Shin, por supuesto, nunca dejó de ser parte de ninguno de los grupos.

 

Shin: “Una vez que conoces su debilidad, estos tipos no son nada especial”.

 

El problema eran sus números, pero el grupo de Shin podía hacerlo de alguna manera. Incluso si su ataque parecía imprudente, nada de lo que Tiera temía pudo haber ocurrido.

 

Shibaid: “¿Has esperado mucho?”

Shin: “No, no mucho. Sigamos adelante”.

 

Shin lanzó un ataque en el pasillo que Shibaid también había vigilado. Ningún monstruo podría seguirlos por un tiempo.

 

El grupo avanzó y profundizó, encontrando resistencia una y otra vez, pero siempre por los mismos 3 tipos de monstruos.

 

Filma: “¿No hay otros monstruos?”

Shibaid: “Es difícil seguir estando tan tenso”.

 

Los monstruos nunca cambiaron: sus niveles sí lo hicieron, pero las estrategias del grupo siguieron siendo las mismas. Era fácil proceder así, pero si la deidad maligna se había ganado los recuerdos de Schnee, debía saber que el nivel de oposición no podía agotar al grupo de Shin.

 

Shin; “Oh, ¿vienen ahora?”

Tiera: “¿Shin? ¿Qué estas, wahh?

 

De repente, chispas volaron sobre la cabeza de Tiera.

 

Shin y Filma se habían movido al mismo tiempo, girándose y balanceando sus armas para repeler la hoja apuntando a Tiera.

 

Shibaid: “Hn!”

 

Shibaid también se había movido al mismo tiempo: después de confirmar que Shin y Filma bloquearon el ataque dirigido a Tiera, hizo girar su Placid Moon hacia la fuente del ataque.

 

Shibaid: “¿Esquivó eso?”

 

Sin embargo, no había nada donde Shibaid arrojo su alabarda. En el momento en que había detenido su ataque, había saltado, casi sin peso, poniendo distancia entre sí y el grupo de Shin.

 

Filma: “Eso fue…”

Shin: “La deidad malvada, ¿verdad? ¡Esperaba que sucediera algo así, pero en realidad verlo es realmente irritante!”

 

Los ojos de Shin se entrecerraron al ver al atacante. Junto a él, Filma gruñó.

 

La razón era que el culpable del intento de ataque a Tiera tenía la apariencia de Schnee.

 

Sety: “Fil, cálmate”.

Shibaid: “Sin embargo, no parece que tenga las mismas habilidades que ella”.

Shin: “Una sombra del deseo, eh”.

 

[Analyze] de Shin había revelado la verdadera naturaleza del agresor. Era un monstruo creado por la deidad malvada, una copia de jugadores o personajes de apoyo. En la era del juego, se generó al azar a partir de los recuerdos robados por la deidad malvada, pero esta vez fue, obviamente, solo Schnee.

 

El monstruo generado no era una copia perfecta en cuanto a apariencia, solo parecía una sombra sólida. La silueta, sin embargo, era sin duda la de Schnee.

 

El monstruo que tuvo su ataque detenido por Shin y Filma usó un arma con la forma de Aoi Tsuki. El arma se desvaneció después de ser bloqueada, ya que probablemente no podría soportar más daño.

 

Shin: “Como se esperaba... no fue solo uno”.

 

Después del ataque sorpresa fallido, muchas otras Sombras se levantaron del suelo. Los nuevos monstruos, 6 en total, apuntaron sus armas a Tiera, Filma, Shibaid, Sety, Yuzuha y Kagerou respectivamente.

 

Shin: “¿Nadie quiere enfrentarme?”

 

Las Sombras estaban listas para atacar, pero por alguna razón ninguno intentó apuntar a Shin: se enfocaron en los otros miembros del grupo, casi como si no pudieran verlo. Nadie en el grupo resultó herido, pero al ser copias de Schnee, las Sombras no podían ser derrotadas fácilmente.

 

Sin embargo, no prestar atención a Shin, significaba que estaban completamente abiertos a sus ataques.

 

Las dos Sombras que intentaron usar las paredes como trampolín para atacar a Sety y Tiera desde arriba fueron perforadas por la habilidad Mágica del tipo Llama de Shin, [Flare Arrow].

 

Shin: “Si que tienes agallas para ignorarme”.

 

Incluso si fue golpeado por Shin, la Sombra no mostró ninguna reacción en particular: el área de 1mel de diámetro alrededor del punto golpeado por la [Flare Arrow] de Shin desapareció, pero los miembros de las sombras restantes se fundieron de nuevo en las sombras.

 

Shin: “¿Que está pasando aquí?”

Filma: “Si estas cosas nacen de Schnee, ¡tiene sentido que no puedan atacarte!”

 

Filma respondió la pregunta de Shin mientras cortaba una Sombra.

 

Filma: “La Sombras del Deseo ... encarnan los deseos ocultos de la fuente, ¿no es así?”

Shin: “Sin embargo, se supone que los deseos originales son retorcidos por la deidad maligna”.

 

Shin recordó la descripción del evento y la explicó. Cualquier deseo terminó corrompido, de manera ofensiva o negativa.

 

Sety: “Para Schnee-Onechan ... ¿estamos en el camino?”

 

Sety habló con un tono triste, considerando que todos los miembros, excepto Shin, estaban siendo atacados. Incluso si su deseo se corrompió, las acciones de las Sombras sugirieron que Schnee no consideraba necesaria a nadie más que a Shin.

 

Tiera: “No creo que sea eso”.

 

Tiera expresó su disidencia mientras disparaba a la última Sombra restante.

 

Tiera: “Creo que la maestra simplemente quería estar sola junto con Shin. Se separaron tan pronto como se encontraron de nuevo, y después de que se reunieron nunca estuvieron solos”.

 

La hipótesis de Tiera fue extrañamente convincente. Nadie pudo encontrar ninguna objeción. Era cierto que Shin rara vez actuaba solo con Schnee. A veces iban de compras y lo hacían solos, pero nunca duraba más de un día. En Hinomoto, Schnee se había unido a él antes que los demás, pero aun así no estuvieron solos.

 

Shibaid: “Ese sentimiento también se deformó negativamente ...”

 

Shibaid gruñó, irritado, mirando las sombras que emergían del suelo y las paredes.

 

“Quiero estar con la persona que me gusta”: un sentimiento que cualquiera podría compartir. Si esa era su base, solo el hecho de que las Sombras trataran de lastimar a alguien sería doloroso para Schnee.

 

Shibaid: “Shin, si estas cosas no intentan atacarte, ¿por qué no te adelantas primero?”

Shin: “¿Yo solo?”

Shibaid: “No seremos derrotados por monstruos de este nivel. También dudo que pierdas ante la deidad malvada”

 

Shibaid habló con claridad, sin importarle que las Sombras que los rodeaban gradualmente.

 

Filma: “Eso es correcto, si te dejan pasar, entonces haz uso de su amabilidad. ¡Ya vete y tráela de vuelta!”

Sety: “Sí, sólo déjame el resto a mí. ¡No puedo decir que soy un sirviente tuyo si dejo que debiluchos como estos me ganen!”

 

Filma y Sety también estuvieron de acuerdo con Shibaid e instaron a Shin a irse.

 

Sus palabras implicaban “si no vas, ¿quién lo hará?”. No estaban preocupados por la disminución del poder de combate causado por la ausencia de Shin.

 

Yuzuha: “Kuu, esto es algo que Shin debe hacer”.

 

Yuzuha, que había tomado un tamaño de 2mel para luchar más fácilmente, miró a Shin y habló. Kagerou también gruñó al unísono.

 

Tiera no habló, pero asintió con la cabeza.

 

Shin: “... entiendo, voy a ir primero. ¡Será mejor que me alcancen pronto!”

 

Shin agarró con más firmeza a [Moonless], le dio la espalda a Filma y los demás y comenzó a correr. Las Sombras, ignorándolo, continuaron atacando al resto del grupo.

 

Shin: “¡Ya voy, Schnee!”

 

Shin eliminó completamente LIMIT y pateó el suelo con fuerza, causando una gran grieta en el suelo y aumentando su velocidad a su vez.

 

Los Dark Stalker apuntaron a Shin, pero simplemente fueron impotentes para evitar que él se apresurara hacia Schnee. Sin disminuir su velocidad un segundo, Shin activó una habilidad.

 

Shin: “¡Fuera de mi camino!”

 

Los Dark Stalkers que obstruían el camino de Shin fueron destruidos. Sus guadañas y exoesqueletos fueron destrozados, así como sus cuerpos. Shin no los había atacado, sino que simplemente había corrido. La única diferencia de antes era la luz dorada que cubría su cuerpo.

 

Habilidad compuesta de tres elementos [Thunder God Cloth].

 

La habilidad creó una barrera que envolvió el cuerpo del usuario, repeliendo los ataques físicos, estaba cubierta por electricidad de alto rendimiento. La habilidad combinaba de habilidades a Manos Desnudas, Magia Divina y Magia de tipo Eléctrica.

 

La apariencia de la habilidad hacía que algunos jugadores la llamaran Modo Súper o Modo Hiper, por otro motivo era lo suficientemente dañino como para merecer esos nombres.

 

La fuerza de la barrera física y la resistencia dependían de las estadísticas del usuario, lo que impedía que las guadañas de los Dark Stalker se acercaran, mientras que la luz emitida por el cuerpo de Shin aniquilaba a los Dark Summoners. Los monstruos no eran más que aire para Shin.

 

Shin: “Las Sombras no saldrán, eh”.

 

Shin no sabía lo que eso significaba. Manteniendo [Thunder God Cloth], se adentró más en el calabozo. Revisó el camino con [Magic Sonar], elimino a todos los monstruos y aplastó todas las trampas que encontró en la ruta más corta hacia su destino.

 

Finalmente, llegó a lo más profundo de la mazmorra, frente a la habitación donde se suponía que estaba la deidad maligna.

 

Shin: “……...”

 

Desconfiando de cualquier ataque desde adentro, Shin abrió la puerta lentamente. A pesar de las pesadas decoraciones en las puertas, se abrieron fácilmente con solo un toque. Lo que Shin encontró en el interior al principio no era más que oscuridad. A continuación, vio llamas de plata. Las velas a ambos lados de la cámara del jefe se encendieron solas.

 

En la parte más remota de la sala, esperaba.

 

Deidad del Mal, Adetropos.

 

Una máscara sobre su rostro, ojos vacíos que miran hacia el vacío, extremidades irregulares, cuerpo cubierto por tatuajes y una parte inferior similar a una serpiente: su aspecto era el mismo que el de la era del juego.

 

En lugar de su cabeza sin pelo, sin embargo, fluía cabello plateado. De sus manos crecieron garras de hielo. La mayor diferencia, sin embargo, era el cristal azul claro en su pecho, con Schnee atrapada dentro.

 

Shin: “!?!”

 

En el momento en que lo vio, Shin se precipitó hacia adelante.

 

Un asalto directo con todos sus limitadores eliminados. Shin no tenía ni el tiempo ni la intención de evaluar la situación. Más rápido que una bala acelerada, cerró la distancia de 50mels entre su posición inicial y Adetropos en un par de pasos.

 

El objetivo inicial de Shin era el brazo izquierdo del monstruo, el símbolo del uso intensivo del monstruo jefe de las habilidades que afectan a la mente y las habilidades mágicas. Su [Moonless] corto a través de él fácilmente.

 

Habilidad combinada de Espada y Magia Divina [Scourge Divide – Morning Star]

 

En la habitación a la luz de las velas, un destello de metal candente brilló por un instante.

 

La habilidad combinada desatada por Shin, que causaría un daño masivo a monstruos de tipo maligno como demonios, demonios y no muertos, cortó el brazo izquierdo de Adetropos. Mientras tanto, no estaba claro dónde estaba mirando Adetropos o si se había dado cuenta de que estaba bajo ataque.

 

La habilidad que se activó después de que el jefe recibió daño, sin embargo, no se basó en sus percepciones. Antes de que Shin pudiera usar la habilidad marcial de tipo de Movimiento [Flying Shadow] para continuar atacando, el brazo cortado, justo antes de golpear el suelo, estalló en humo negro.

 

Shin: “Tch!”

 

Shin instantáneamente cambió de dirección. Se movió detrás del cuerpo de Adetropos, usando el cuerpo grande del monstruo como escudo. Unos segundos más tarde, la cámara se llenó con una luz gris: [Netherlight], una habilidad que causó todos los efectos de estado a la vez. Shin probablemente podría haberse resistido a sus efectos, pero decidió esquivarlo por si acaso. [Netherlight] no afectó el cuerpo de Adetropos ni a sus sombras.

 

Shin: “Te vas a mover ahora, ¿eh?”

 

Shin planeó atacar tan pronto como la luz desapareciera, pero Adetropos levantó su cuerpo con forma de serpiente, sostenido por innumerables patas con forma de insecto. El monstruo que se arrastraba era una visión realmente repugnante. Adetropos se movía extremadamente rápido, aunque era difícil imaginarlo por la parte inferior su cuerpo con forma de serpiente y ciempiés. Además, podría viajar fácilmente no solo por el suelo, sino también por las paredes y el techo. Subió las paredes, se adhirió al techo y arrojó un diluvio de efectos de estado.

 

Su capacidad para evitar fácilmente los ataques de los jugadores, afectarlos con estatus negativo y torturarlos fue otra razón por la cual los jugadores odiaban a Adetropos.

 

Sin embargo-

 

Shin: “¿Pensaste que no podía alcanzarte?”

 

Shin podía correr en las paredes e incluso en el aire: era un oponente completamente diferente de los jugadores que Adetropos probablemente había derrotado hasta ahora.

 

Shin, como estaba ahora, podía alcanzar el techo fácilmente, usando una combinación de [Flying Shadow] y saltos. Contra Adetropos, que tenía que usar las paredes, nunca perdería en velocidad.

 

Shin: “Schnee no está lastimada, ¿verdad?”

 

Shin revisó el indicador de HP de Schnee mientras el monstruo trepaba la pared. Si ella no estuviera allí, él habría apuntado al cuello del jefe desde el primer golpe.

 

Shin: “Voy a llevármela de regreso”.

          [Voy a llevármela de regreso]

 

Las palabras de Shin resonaron a través de la cámara. En el eco también había otra voz, no la de Shin o la deidad malvada.

 

Sin embargo, Shin no lo notó y saltó delante de los ojos de Adetropos cuando colgaba del techo.

 

En el instante en que el Moonless Shin, brillo con [Scourge Divide – Morning Star], y se iluminó en Adetropos, la hoja también estaba adornada con cristales púrpuras.

 

Adetropos, sin embargo, seguía siendo uno de los jefes más difíciles: usaba las garras de su brazo derecho para bloquear el ataque. Las garras de hielo, aunque no están presentes en el juego, no fueron suficientes para detener el ataque de Shin.

 

El ataque Moonless cortó las garras, mientras la onda de choque resultante separó la mano del monstruo de su codo.

 

Shin: “Desaparece--!?!”

          [Desaparece]

 

Shin se había deslizado cerca del monstruo, listo para cortar su cabeza con Moonless.

 

Justo cuando la hoja estaba a punto de alcanzar el cuerpo del monstruo, el cristal azul que contenía Schnee apareció frente a Shin.

 

Shin no sabía qué tan resistente era el cristal. Si el golpe de Moonless era más poderoso, sin embargo, el corte terminaría cortando a Schnee también.

 

Shin usó [Flying Shadow] voladora para crear un punto de apoyo temporal y concentró su fuerza en balancear su espada en la dirección opuesta. Gracias a su fuerza, Moonless se detuvo justo antes de tocar el cristal azul.

 

Adetropos probablemente estaba esperando este instante: su cabello plateado comenzó a moverse como si tuviera voluntad propia, retorciéndose hacia Shin, intentando agarrarlo. El alcance del ataque fue amplio, pero fue lento. Shin saltó fuera del camino y se paró en la misma pared que Adetropos.

 

Shin: “Oye…”

 

Palabras llenas de ira escaparon de la boca de Shin.

 

Shin: “¡¡Tú!! ¡¡Bastardo!! ¿¡¿Qué acabas de intentar que haga?!”

                                           [¿¡Qué acabas de intentar que haga¡?]

 

Shin gritó, abrumado por la rabia.

 

Solo fue un grito de enojo, no acompañado de ninguna habilidad. El rugido de Shin, sin embargo, causó que las llamas en las velas de la cámara parpadearan violentamente. También apareció una grieta en el cristal que atrapa a Schnee.

 

Shin había detenido Moonles antes de que tocara el cristal, pero las armas de grado antiguo podían causar daño incluso con solo la presión del aire, como lo demuestra la grieta en el cristal.

 

Haz que la persona que viene para salvar a un prisionero, mátalos. Las acciones de Adetropos habían enfurecido positivamente a Shin.

 

Shin: “Tu muerte será dolorosa”.

          [Tu muerte será dolorosa]

 

Shin pateó la pared, rompiéndola detrás de él, y corrió hacia el monstruo. Adetropos disparó flechas de hielo, algo que no podía hacer en el juego, pero Shin simplemente eliminó las que estaban en su camino y se acercó al monstruo al instante.

 

Apuntó a las patas de insecto del monstruo con las que podría arrastrarse por las paredes y el techo. Asegurándose de estar listo para reaccionar incluso si el cristal azul se teletransportaba de nuevo en el frente, Shin giró a Moonles, cortando las piernas del monstruo desde el lado izquierdo. Gracias a Moonless, no hubo ninguna diferencia real si las piernas estaban cubiertas por una cubierta protectora o no.

 

Mientras evitaba o derribaba todos los obstáculos, Shin continuó cortando las piernas del monstruo.

 

Shin: “Es tiempo de probar eso”.

 

Después de cortar ⅔ de las piernas en el lado izquierdo, la parte inferior del cuerpo de Adetropos se había vuelto bastante inestable. Shin luego apuñaló el cuerpo inferior de la serpiente del monstruo con Moonles sin dudarlo.

 

Fue un ataque mucho más pequeño que los anteriores: Adetropos no pareció reaccionar en absoluto.

 

Shin: “Arde por dentro y sufre”

         [Arde por dentro y sufre]

 

Moonles, habiendo perforado el monstruo hasta la empuñadura, fue envuelto en llamas.

 

Habilidad combinada de Espada y Lamas [Garuda’s Flame]

 

La habilidad que Shin activó envolvió la Katana en llamas rojas y doradas, que eran capaces de derretir incluso a Adamantine. Estas llamas ahora quemaban el cuerpo de Adetropos desde adentro.

 

La luz carmesí y dorada se filtraba desde donde Moonles apuñaló al monstruo, luego su carne comenzó a caer. El cuerpo de Adetropos no pudo soportar el calor liberado por la cuchilla.

 

Shin: “¡¡Parece que no puedes mover el cristal dentro de ti!”

 

Shin apuñaló a Moonless en otro lugar y corrió sobre la cola del monstruo, con las llamas siguiéndolo a lo largo del cuerpo del monstruo. Shin logró correr casi completamente alrededor de la cola de Adetropos, lo suficiente para estar cerca de caerse. Shin luego cambió de dirección, subiendo por la espalda del monstruo en forma de zigzag para evitar sus ataques.

 

“Xpr & r” &% # s !! “

 

Un sonido similar a un lamento inteligible fue producido por lo que probablemente fue la boca de Adetropos. Su cuerpo luego se volvió negro.

 

Shin: “Tch, así que es como el evento ahora!”

 

Debido a la configuración del juego, no era posible derrotar completamente a Adetropos. Era un jefe enemigo, pero todavía categorizado como una deidad. Incluso si su cuerpo fue destruido, eventualmente resucitaría. Tal vez debido a tal escenario, algunos de esos monstruos intentaron sorprender a los jugadores con sus ataques de último recurso.

 

En el caso de Adetropos, cuando su HP estaba por debajo de cierto nivel, tenía la mala costumbre de tratar de derribar al jugador con él.

 

Cuando el cuerpo de Adetropos se volvió completamente negro, comenzaría a desmoronarse en una burbuja. En el juego, si el jugador seguía vivo después de que Adetropos se hubiera derretido por completo, la misión se consideraba completa.

 

Shin: “No vas a llevarte a Schnee contigo!”

 

Shin gritó y se encontró con el cuerpo derretido de Adetropos. Todavía existía la posibilidad de que el cristal fuera teletransportado de nuevo, así que solo sostuvo Moonles sin moverla. Si no hiciera nada, sería arrastrado por la corriente turbia, así que Shin activó [Thunder God Cloth] para romper el cuerpo de Adetropos y alcanzar a Schnee.

 

Shin: “Hay algo.”

 

El flujo negro no lo tocó directamente, pero aun así el indicador HP de Shin estaba disminuyendo gradualmente. En el juego, ser arrastrado por el flujo negro era el final: causaba muerte instantánea, sin importar cuánto HP hubiera dejado el jugador. El líquido negro que intentaba tragar a Shin y al cristal probablemente tenía efectos similares.

 

Shin: “Si estoy junto con Schnee entonces, bueno ... incluso así”.

 

Shin habló consigo mismo cuando alcanzó el cristal y vio la cara de Schnee. Había decidido: mientras estuviera junto con Schnee, no importaba dónde terminara, no se arrepentiría.

 

Shin: “¡¡No soy lo suficientemente fácil como para ser derribado por personas como tú!!”

 

Shin activó la habilidad de tipo creación [Alteration] y enterró sus brazos en el cristal. Después de asegurarse de que tenía un agarre firme, volvió a activar la habilidad. Líneas púrpuras formaban un círculo mágico, con Shin y el cristal en su centro. Varios patrones complejos aparecieron en el círculo ancho de 5mel.

 

El círculo mágico, brillando cada vez más fuerte y después desvaneciendo, alejó la corriente negra que rodeaba a Shin y al cristal tan pronto como apareció, como si tuviera una barrera que no permitiera que nada pasara a través de ella.

 

Shin: “¡¡¡Desaparece!!!”

          [¡¡¡Desaparece!!!]

 

La luz del círculo mágico se hizo más fuerte con el grito de Shin. En el lado exterior del círculo aparecieron 6 llamas púrpuras, de aproximadamente 60cemel de altura, que giraban a lo largo, todas en diferentes direcciones. Las llamas púrpuras formaron diferentes círculos y, después de unos segundos, crecieron exponencialmente en tamaño.

 

La corriente negra que había tratado de tragar a Shin desapareció gradualmente, como si se hubiera borrado de la existencia. No importa si fue tocado directamente o no, las llamas lo borraron todo.

 

Habilidad mágica de tipo Llama [Purging Flame of Obliteration]

 

Era una habilidad de amplio rango que causaba un gran daño a cualquiera, enemigos y aliados por igual, en un radio establecido, con la excepción del usuario. En una habitación cerrada que no tenía forma de escapar, era extremadamente letal. Sus efectos cubrieron toda la sala del jefe, por lo que el flujo negro de Adetropos no pudo escapar a ninguna parte.

 

Shin: “... ya no hay respuesta”.

 

Después de que los efectos de la habilidad desaparecieron, Shin escudriñó el área con sus habilidades de detección, buscando la presencia de Adetropos, y luego retiró sus brazos del cristal. Lo había agarrado con firmeza para evitar que se viera afectado por [Purging Flame of Obliteration], por lo que no sufrió más grietas o daños que el infligido al principio.

 

Shin: “Es lo mismo que con Filma ...”

 

Podría ser solo una coincidencia, o tal vez había una razón detrás de eso, pero la trampa de cristal de Schnee era en realidad una [Drop of Erathem]. Esta estaba en armonía con el poder mágico de Schnee y emitió una luz azul. Como había ocurrido con Filma, Schnee no lo absorbería.

 

Ya no había nada en el camino, así que Shin decidió liberar a Schnee en primer lugar. Activó [Alteration] y cambió el cristal a una carta de objeto. Incluso la dura [Drop of Erathem] era como la plastilina frente a [Alteration]: no pasó mucho tiempo antes de que Schnee fuera liberada.

 

Shin: “Schnee. Oye, Schnee”.

 

Shin comprobó su respiración y pulso, luego la sacudió ligeramente para despertarla. Después de un rato, Schnee comenzó a moverse.

 

Schnee: “….? ......han ... Shi ... n ...?”

 

Sus párpados se abrieron lentamente, luego sus ojos azul cielo se encontraron con la mirada de Shin. Su expresión todavía estaba perdida, ya que probablemente todavía no se había despertado del todo. Shin la miró gentilmente. El jefe había sido derrotado, por lo que sus recuerdos deberían regresar también.

 

Shin; “¿Me reconoces?”

Schnee: “¿Qué sucede? ¿eh? Er, ehm, ¿por qué estamos ... así?

 

Schnee estaba siendo retenida por Shin, sus brazos apoyaban su espalda y sus rodillas.

 

Shin: “¿Te acuerdas de todo? ¿Tienes lagunas?”

Schnee: “—Ah”

 

Las palabras de Shin hicieron que Schnee se pusiera pálido.

 

Schnee: “Yo, recuerdo. O debería decir que ahora recuerdo todo. Lo que sucedió hasta que luché contra Hameln, y también después de eso”.

Shin: “¿Te acuerdas de todo, entonces? ¿Qué pasó durante el juego, y también después de que regresé?”

Schnee: “Sí, también recuerdo haber luchado contra todos ustedes, mientras estaba bajo el control de la deidad maligna”.

 

Schnee habló en un tono débil pero seguro. Podría haber dicho que no recordaba nada sobre el momento en que fue controlada, pero no lo hizo. Se había puesto pálida porque se había dado cuenta de lo que había hecho: el peso de su culpa la atormentaba.

 

Schnee: “Yo, realmente soy...”

Shin: “Aaaahh! ¡¡Estoy tan feliz…!!”

 

El repentino grito de Shin cortó la disculpa de Schnee. Luego cayó sentado en el suelo, aliviado. Schnee, por otro lado, flotó por un segundo.

 

Schnee: “Wah!”

Shin: “Uy.”

 

Mientras estaba sentada, Shin atrapó hábilmente la caída de Schnee, luego la abrazó con fuerza.

 

Schnee: “Eh, e, ¿Shin ...?”

Shin: “Me alegro ... Estoy tan contento. No sabía qué hacer si desaparecías porque no podía tomar una decisión”.

 

Incluso si recordaba información sobre el evento, no había ninguna seguridad de que Schnee estuviera bien. Incluso si ella estaba físicamente bien, mentalmente podría haberse convertido en otra persona.

 

Ella todavía está viva, va a estar bien. Shin había continuado repitiéndose estas palabras para sí mismo mientras se dirigía hacia aquí. Después de darse cuenta de que Schnee estaba realmente bien, era obvio por su arrebato de alegría.

 

Schnee: “No hiciste nada malo. Simplemente bajé la guardia.”

Shin: “No, eso es mi culpa. ¡Si hubiera decidido antes y te lo hubiera dicho, las cosas habrían sido diferentes!”

 

Schnee se culpó, pero Shin la detuvo severamente. Ella había sido manipulada por la deidad malvada porque había un espacio lo suficientemente grande en su corazón para que se infiltrara. Y la razón detrás de eso fue Shin. No podía dejar que se deslizara.

 

Shin: “Lo que no pude decir esa noche... lo diré ahora”.

Schnee: “…sí.”

 

Shin soltó el abrazo y puso sus manos sobre los hombros de Schnee. Schnee entendió el significado de sus palabras y lo miró directamente, con una expresión tensa en su rostro.

 

La respuesta de Shin hacia el deseo de Schnee de que permanezca en este mundo. Aquella vez, las palabras quedaron atrapadas en su garganta, pero ahora era diferente. Su corazón estaba puesto. Solo tenía que decir las palabras.

 

Shin: “Me voy a quedar en este mundo. Entonces, ¿podrías quedarte conmigo? No como amo y sirviente ... sino como hombre y mujer”.

Schnee: “…!?! ¿Q-quieres decir ...?

 

Los ojos de Schnee se abrieron de par en par.

 

Shin: “Bueno, sí, quiero decir ... quiero que te cases conmigo”.

Schnee: “!?!”

 

Los ojos de Shin miraron directamente a Schnee. No fue una broma. No era solo algo que se decía para ganar tiempo.

 

Eran palabras nacidas de los honestos sentimientos de Shin.

 

Shin: “Eh!? ¿¡Oye, Schnee!?

 

Lágrimas transparentes brotaron de los ojos de Schnee. La inesperada reacción causó un pequeño pánico en Shin.

Schnee: “Lo siento. Desde que nos volvimos a encontrar, siempre ... siempre pensé, que realmente quería que esto sucediera ...”

 

Schnee se secó las lágrimas y miró a Shin.

 

Schnee: “Shin, ¿estás realmente seguro? ¿¡Alguien como yo-!?”

 

En lugar de responder, Shin selló los labios de Schnee con los suyos, deteniendo a la fuerza sus palabras de autodesprecio. Schnee estaba confundida al principio, pero cuando entendió lo que Shin estaba haciendo, lentamente puso sus manos alrededor de su espalda.

 

Schnee: “Shin…!”

 

El ligero beso se fue haciendo cada vez más apasionado. En el juego, besar fue el mayor espectáculo de afecto posible entre jugadores como Shin.

 

Te amo.

 

Yo también te amo.

 

Intercambiando sentimientos, palabras y respiraciones.

 

Schnee sabía lo que significaba besar. Ella respondió apasionadamente, mucho más de lo que uno esperaría de ella. Sus lágrimas no se detuvieron, pero Shin sabía que no nacieron de la tristeza.

 

Shin: “... hah”.

 

Después de un largo beso, los dos se separaron naturalmente. Una cadena entre sus labios se desvaneció, como si ansiara más. Al mirarlo, Schnee se sonrojó, un poco tarde.

 

Schnee: “Esto no es un sueño, ¿verdad?”

Shin: “No lo es. Puedo pellizcarte las mejillas si quieres.

Schnee: “Por favor, hazlo.”

Shin: “¿De verdad?”

 

Shin lo dijo como una broma, pero Schnee cerró los ojos y acercó su cara a la de Shin. A pesar de lo que dijo, Shin realmente no pudo pellizcar las mejillas de Schnee, así que solo las asomó un poco.

 

Schnee: “Eso no es suficiente para despertarme de un sueño, ¿sabes?”

Shin: “Sé que lo dije yo mismo, pero esto no es fácil de hacer...”

Schnee: “Jeje, eres tan amable, Shin”.

 

Shin limpió las últimas lágrimas que quedaban cerca de los ojos de Schnee, refunfuñando para sí mismo. Mientras miraba su sonrisa, decidió una vez más que nunca la dejaría llorar de tristeza otra vez.

 

Schnee: “Filma y los demás están aquí también, ¿verdad?”

Shin: “Sí, me dijeron que siguiera adelante”.

 

Shin recordó que sus compañeros le dijeron que continuara y sonrió. No estaba preocupado en absoluto por que los monstruos consiguieran lo mejor de ellos.

 

Schnee: “Vamos a encontrarnos, entonces. Yo también los hice preocupar”.

Shin: “Sí, vamos a ...”

 

Shin asintió a Schnee y estaba a punto de levantarse, cuando la mazmorra entera se sacudió violentamente.

 

Schnee: “¿¡Que está pasando!?”

 

Miró a su alrededor y notó que habían aparecido varios patrones en la sala del jefe, patrones que había visto antes.

 

Schnee: “¿Es eso un círculo mágico de teletransportación?”

Shin: “Definitivamente lo es. Ahora que lo recuerdo, si no sales de inmediato después de derrotar al jefe, te teletransportan a un lugar aleatorio, creo...”

 

Shin no recordaba claramente lo que había oído sobre la mazmorra secreta, o incluso si todo era cierto. Pero una de las cosas que recordaba se refería a esta situación.

 

Shin: “El cristal de teletransporte... no funcionará. Sin embargo, recuerdo que nunca se teletransportó a nadie dentro de una pared o algo así”

Schnee: “Está bien. No siento malicia por este hechizo”

 

Schnee calmó al inquieto Shin. Tal vez debido a su reciente captura, ella podría decir esas cosas ahora.

 

Schnee: “Shin. Por favor, abrázame”.

Shin: “De acuerdo.”

 

Ellos no sabían dónde terminarían. Pero si permanecían cerca, pensaban que serían enviados al mismo lugar.

 

El círculo mágico se iluminó. Una luz brillante llenó la habitación, y cuando desapareció, ya no había nada en ella.

 

 

◆◆◆◆

 

 

Mientras Shin le contaba su decisión a Schnee, a unos pocos metros de la entrada de la mazmorra, apareció una sustancia negra parecida a un líquido. El lodo negro, que hasta minutos antes había sido la deidad malvada Adetropos, comenzó a flotar lentamente hacia el cielo.

 

Había sido derrotado, pero Adetropos todavía era un monstruo en la categoría de una deidad. Gracias a haber luchado dentro de la mazmorra secreta, su tierra, había logrado escapar de Shin. Esa fue la razón por la que llevar su HP a cero no era una condición para la victoria durante el evento del juego.

 

Adetropos sería derrotado por los jugadores, resucitaría, y luego sería derrotado nuevamente. Ese era su papel en este mundo. La información de fondo del evento declaró que una deidad que trató de aliviar el sufrimiento de las personas se había convertido en un dios demente y terminó confinada a este mundo.

 

Hasta que alguien se diera cuenta de que Adetropos no había sido destruido y realmente lo terminara, el monstruo no se detendría ...

 

“Esta presencia... tú. Tú eres la deidad malvada, ¿no es así?”

 

Adetropos planeó abandonar la mazmorra por un tiempo, para recuperar sus poderes, pero alguien lo llamó desde arriba. La sombra cubrió su cuerpo. Algo bloqueaba la luz del sol.

 

“Puedo sentir el poder mágico de Shin. Al verte en un estado tan débil... has huido”.

 

Adetropos sintió escalofríos corriendo por la superficie de su cuerpo. El oponente que lo estaba mirando no era un monstruo promedio.

 

“No peleo contra oponentes debilitados. ¡Pero esta vez, descartaré semejante credo!”

 

No estaba establecido que su fin llegaría necesariamente traído por un humano.

 

Adetropos no sabía que, fuera del calabozo, había una criatura mucho más peligrosa que Shin.

 

“¿¡Hm!?”

 

Como si respondiera a la llegada de Tzaobath, la mazmorra oculta emitió un destello de luz y desapareció.

 

Tzaobath: “…Un mecanismo de escape. Shin y los demás deben haber sido teletransportados”.

 

Tzaobath, sintiendo el poder mágico, movió su cuello en 3 direcciones diferentes. El grupo de Shin había sido enviado a 3 lugares diferentes, al parecer.

 

Tzaobath: “Shin y los demás ya no están aquí ... no tengo más razones para contenerme”.

 

Tzaobath miró a Adetropos, que estaba tratando de escabullirse. Sus alas se ensancharon, y las alas de color azul claro comenzaron a brillar. Al mismo tiempo, se aclaró parte de las nubes que cubrían el cielo. La luz bajó del cielo, directamente sobre Tzaobath, que el dragón recibió en su parte posterior. La luz no llegó al suelo y fue absorbida por las alas del dragón. El rayo de sol hacía que su cuerpo brillara dorado.

 

Tzaobath: “Desaparece.”

 

El brillo dorado se reunió en las fauces de Tzaobath, convirtiéndose en un rayo dorado. Un golpe más rápido que un rayo de luz y con más fuerza que un meteoro. No había nada que Adetropos pudiera hacer. La luz del cielo aniquiló completamente a la deidad malvada, sin darle una oportunidad única de evitar o defenderse contra el ataque.

 

El rayo, que no se contentó con solo destruir Adetropos, talló un gran cráter en el suelo, convirtió los árboles en cenizas y dejó otra herida abierta en la tierra en recuperación. Después de que la luz desapareciera, todo lo que quedaba era tierra convertida en vidrio, un enorme cráter ...

 

... y un único dragón mirando hacia abajo desde el cielo.

 

Tzaobath: “Oh amigo. ¿El recuerdo de nuestros días juntos regresó a tu alma?”

 

Tzaobath miró en silencio el cráter por unos momentos, luego pronunció estas palabras y batió sus alas. El dragón se elevó rápidamente sobre las pesadas nubes y voló lejos en el cielo.

 

 

◆◆◆◆

 

 

“... La presencia de Shin y los demás desapareció... esto debe ser teletransportación. Parece que lograron derrotar a Adetropos”.

 

Al mismo tiempo que la victoria de Shin sobre Adetropos, en una habitación con poca luz en algún lugar, Hameln no estaba hablando con nadie en particular.

 

Hameln: “Desafortunadamente, no podré comprobar el resultado si se teletransportan. ¿Regresaron los recuerdos de la querida Schnee? ¿O tal vez están perdidos para siempre?”

 

Hameln había rastreado los movimientos del grupo de Shin después de haberse separado de ellos. Shin y sus compañeros estaban totalmente concentrados en encontrar a Schnee, por lo que no se habían dado cuenta.

 

Rastrear los movimientos de los jugadores dentro de las mazmorras era imposible, excepto por un puñado de habilidades particulares. El trabajo de Hameln no le permitió adquirirlos, por lo que debería haber sido imposible para él. Eso fue en la era del juego, sin embargo. Las cosas eran diferentes ahora.

 

Hameln: “Si no regresan, ¿qué hará el pobre Shin?”

 

Hameln, que conocía a Shin de la era del juego, sonrió. Él había ayudado a Shin una vez antes, pero eso era todo por el bien de su objetivo. Siendo un asesino de jugadores, Hameln era normalmente un enemigo para Shin.

 

Hameln: “Nunca creí que Tzaobath existiría en este mundo, sin embargo. Shin realmente es divertido observar. Sería una pena que cambiara, pero supongo que lo que pase sucederá.”

 

Hameln, que había estado mirando hacia abajo, levantó la cabeza antes de volver a hablar.

 

Hameln: “Estoy deseando verte de nuevo”.

 

Curiosamente, la dirección en la que estaba mirando era a la que Shin y Schnee habían sido teletransportados.

Proyecto: 
Peso: 
0