Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 129: Hechizo verdadero -- Spell Xenoglacier




Manual




Pasó un poco antes de que Liliana diera el golpe decisivo a Earls.

 

Uno de los otros participantes de los encuentros de ese día, Suimei, estaba junto con Felmenia observando el flujo del encuentro de Liliana.

 

Actualmente estaba algo separado de Reiji y los demás. Con el propósito de evaluar la pelea de Liliana, se separó de ellos de una manera en que no pudieran escuchar su conversación.

 

En la parte superior del escenario, era casi la hora en que Liliana soltó un canto y Howler salió.

 

Felmenia estaba viendo a Liliana usar magia, pero ella cuestionó a Suimei con una expresión algo desconcertada.

 

Felmenia: “¿Es eso... un familiar?”

Suimei: “Así es. Hay muchos familiares que toman la forma de animales, pero eso es solo uno de ellos. Un familiar hecho de una maldición al que se le dio forma”.

 

Felmenia dudó de la forma en que Suimei lo llamó “encanto” y arrugó aún más el pliegue en su frente.

 

Felmenia: “¿Un Hechizo? ¿Ella no lo hizo salir de la magia?”

Suimei: “Si, una maldición. Decir que lo hizo con magia…. podría no ser erróneo. No está particularmente mal, pero esa cosa no fue formada por la manipulación mágica en sí, sino por el poder peculiar que tienen esas palabras”.

Felmenia: “Y eso es, una maldición”.

 

Mientras observaba a Earls blandir su hoja de agua, Suimei asintió a Felmenia. Luego miró a Felmenia con una mirada desafiante.

 

Suimei: “Felmenia. Si quisieras derrotarla ¿cómo romperías eso?”

Felmenia: “¿Cómo borraría el familiar de Liliana? Umumu...”

 

Una respuesta no surgió de inmediato en la cabeza de Felmenia, y ella comenzó a gemir con una cara sombría. Mientras lo hacía, una voz gritó detrás de ellos.

 

“― ¿Hou? ¿Flama blanca-dono no sabe cómo?”

 

Cuando se volvieron hacia la encantadora y ronca voz, vieron una cabellera dorada y un uniforme militar. Con una leve sonrisa, la que cortó su conversación fue Graziella Filas Rieseld.

 

Ella, habiendo escuchado esa pregunta, habló como si supiera la respuesta. Felmenia luego habló en un tono algo sorprendido a su llegada.

 

Felmenia: “¿Su Alteza Graziella tiene una respuesta?”

Graziella: “Bueno sí.”

Felmenia: “Si está bien contigo, entonces me gustaría escucharlo”.

Graziella: “No me importa en particular, pero no tiene mucho sentido si no le respondes a ese tipo con tu respuesta por ti misma. Y parece que también le disgustará que se filtrará el principio que hay detrás de esto”.

 

Hablando del hombre quien fue etiquetado como tacaño por Graziella ...

 

Suimei: “No voy a decir algo tan tacaño”.

Graziella: “¿No vas a esconderlo? Contrariamente a las expectativas, eres bastante generoso eh. Por lo que he visto, ¿no es algo así como una carta de triunfo?”

Suimei: “No es tan doloroso que la forma en que funciona se disipe”.

Graziella: “Es una práctica normal que las cartas de triunfo se oculten tanto como sea posible”.

Suimei: “Desde mi perspectiva, las cartas de triunfo son algo de lo que uno debe tener tantas como sea posible. Bueno, si es así, entonces la palabra carta de triunfo puede terminar siendo un poco incorrecta, pero…. entiendes lo que estoy diciendo, ¿verdad?”

Graziella: “Es algo extravagante para decir, pero por ahora simplemente responderé con ‘ciertamente así es”.

 

Graziella respondió de una manera un tanto mansa. A lo mejor ella realmente no quería estar de acuerdo con un rival en un momento como este. Dejando eso de lado, habiendo sentido que Felmenia la miraba como si la estuvieran instigando, Graziella comenzó a hablar sobre el método para superar lo familiar.

 

Graziella: “Si Flama Blanca-dono no puede dar una respuesta, significa que lo estás pensando demasiado. Esa cosa a la que llamas familiar es algo creado a partir de las palabras de Liliana Zandyke, y eso es, en cierto sentido, un conjunto de palabras. Es decir, como una manera de hablar, una lucha con palabras que Liliana usa con la intención detrás de ellas. Las palabras son un concepto que se compone de la voz, por lo que, si una o la otra le son robadas, esa cosa ya no podrá tomar forma. Robar un concepto en sí mismo es probablemente bastante difícil, por lo que en este caso estaría bien robar el fundamento de esas palabras, el sonido, hará desparecer al familiar. ¿Qué tal?”

 

Graziella miró seriamente a Suimei, quien le dio una respuesta satisfactoria sin dudar.

 

Suimei: “Si, eso es correcto. Hablando estrictamente, la respuesta correcta sería hacer que el sonido no pueda existir en el entorno, pero se podría decir que robar eso es solo otra forma de hacerlo”.

 

Habiendo escuchado la explicación de Graziella y a Suimei resumiéndola, algo finalmente golpeó a Felmenia, y ella levantó su mano vigorosamente.

 

Felmenia: “También pensé en algo!”

Suimei: “En otras palabras, ¿algo más que la respuesta de justo ahora?”

Felmenia: “¡Sí! Si el familiar de Liliana está hecho de palabras, entonces usar palabras con un significado que vaya en contra de eso, o que tal vez contrarreste su existencia, ¡funcionaría!”

 

Después de dar su respuesta, Felmenia esperó la respuesta de Suimei con gran expectación. En contraste, Graziella encontró la respuesta de contrarrestar su existencia inesperada e hizo una expresión muy interesada.

 

Graziella: “Hou? ‘Palabras contraías o palabras que contrarresten su existencia’, eh ... En ese caso, usar el canto que lo forma y oponerse, ¿no?”

 

Felmenia asintió con la cabeza hacia la interpretación de Graziella. Y luego, Suimei también dio un asentimiento satisfecho.

 

Suimei: “Eso también es algo que puedes hacer. Usar magia que tiene el efecto contrario, en otras palabras, usar magia contraria es solo una forma más de hacerlo”.

 

Habiendo evaluado su respuesta como correcta, Felmenia mostró una postura ligeramente triunfante. Probablemente estaba encantada de no haberse quedado atrás de Graziella.

 

Graziella: “Suimei Yakagi. Si fueras tú, ¿cómo lo manejarías?”

Suimei: “¿Yo? Obstruiría esa magia antes de que se pudiera manifestar por completo, la desarmaría y usaría el aire de rebote para que el lanzador lo recibiera. Bueno, eso es solo si llevara tiempo construir el hechizo como lo hizo Liliana aquí”.

Graziella: “Fumu. ¿Qué es ese aire de rebote?

Suimei: “Es un error fatal que sucede en la magia de alto rango, o el fracaso del proceso final en las acciones que conforman la magia formada por varios pasos. En otras palabras, sucede antes de la ‘manifestación de la magia’, en el caso de que se obstruya el factor principal del misticismo de la magia, el efecto retrocederá hacia el lanzador”.

Graziella: “Mi magia ha sido obstruida muchas veces, pero eso nunca ha sucedido. ¿Realmente existe?”

Suimei: “Sí. Es porque no sucederá si solo interrumpes el canto o las acciones a mitad de camino. A menos que haya un efecto en el hechizo en sí mientras se está construyendo, no sucederá... Pero, hablando de ello Liliana no lo ha usado, ¿ella hizo una mezcla de fenómenos?... ¿Es un poco similar, pero debió de haber usado algo diferente, cierto?”

Graziella: “¿De verdad? La magia de Liliana Zandyke es muy especial. El único que conocía todas sus habilidades era Rogue. Además, ¿qué tipo de daño se hace cuando ocurre el rebote de aire?”

Suimei: “El aire de rebote primero tendría un efecto en el cuerpo del éter y el cuerpo astral. El daño se haría en gran medida a los órganos internos. Veamos... ¿Te gusta el alcohol?”

Graziella: “Bueno sí.”

Suimei: “Es como el retroceso de beber un montón de un solo trago... Parece que hay un shock en la cabeza que es bastante desagradable o algo así, ¿verdad? Yo nunca lo experimenté, así que realmente no puedo hacer una comparación firme, pero ...”

 

Escuchando la respuesta de Suimei, Graziella parecía haber experimentado tal retroceso antes, e hizo una mueca directa.

 

Graziella: “Prefiero no experimentar eso. Especialmente durante una pelea, si eso sucediera, sería un obstáculo significativo”.

 

Dicho esto, Graziella tenía una leve sonrisa en su rostro.

 

Graziella: “He escuchado una historia bastante historia de ti. Pero-”

Suimei: “... ¿Qué?”

Graziella: “Tienes una tendencia a ser pedante, eh”.

 

Al escucharse a sí mismo hablando, Suimei, naturalmente, también sabía esto sobre, así que, en lugar de contener una queja en su garganta, dejó escapar una leve sonrisa.

 

Suimei: “Ha, no hay tal cosa como un humano que no sea pedante. Es solo una cuestión de si la escala es mayor o menor. Parte de la sed de conocimiento es el deseo de reconocimiento. No vas a encontrar algo como un santo virtuoso que no te echa de menos su opinión, no importa en dónde mires, ¿verdad?”

Felmenia: “¿Hm? En lugar de eso, ¿el flujo del encuentro no ha cambiado un poco?”

Graziella: “Realmente lo ha hecho. El de los Doce de Elite está siendo presionado bastante”.

Suimei: “Oi, acabas de decir algo como eso y ahora...”

 

Al final, Suimei iba a poner la misma queja que acababa de recibir. Sin embargo, al igual que las otras dos, inmediatamente se centró en el encuentro. En la parte superior del escenario, Earls estaba siendo provocada por Liliana y estaba extremadamente agitada.

 

El hecho de que Earls fuera muy consciente de Liliana era algo que Suimei vio antes de que comenzara el encuentro. Sin embargo, eso ahora se había convertido en la fuerza impulsora claramente visible detrás de su espíritu de lucha, y estaba completamente a la vanguardia.

 

Suimei: “... Más bien, ese es un oponente bastante manejable eh. Solo por una ligera provocación, terminó explotando así... No, su parte superior está completamente arrancada en este momento, ¿eh?”

Felmenia: “Eso es un mal tipo de pasión. Es del tipo que no les gusta a los elementos”.

Graziella: “Earls es joven después de todo. Bueno, ya que soy más joven, es un poco extraño que venga de mí, pero ―tuvo más problemas que otros debido a su lugar de nacimiento, por lo que ella tiene mucho respeto por sí misma y orgullo ... Sin embargo, no puedo aceptar que se deja llevar tan fácilmente por una provocación. Esto necesita ser rectificado... Bueno, a juzgar por la situación actual, ella entenderá el resultado de la pelea”.

 

Era un problema relacionado con uno de sus subordinados, pero Graziella no parecía prestarle mucha atención. Tal como ella dijo, si Liliana ganara aquí, Earls terminaría mirando hacia atrás y corrigiéndose a sí misma. Aunque eso era solo si ella se ‘daba cuenta’, pero Graziella estaba desprendiendo una atmósfera que decía que Earls no es alguien que no se diera cuenta.

 

Suimei: “Eh, ¿no es ella tu subordinada? ¿No vas a animarla?”

Graziella: “No concuerda con mi naturaleza para alzar mi voz en aliento. Además, ella no necesita ese tipo de cosas. En cualquier caso, parece que se está moviendo a la etapa final, ¿no?”

 

En la parte superior del escenario, Liliana comenzó el canto que determinaría el golpe final del partido.

 

Liliana: “―Aquello que está a nuestro alrededor, aquello que nuestros ojos no pueden ver. Aquello que se oculta de todos los ojos, la voz que cualquiera y nadie puede escuchar. Ahora, en este momento presente, revela tu cuerpo ambiguo al mundo, y descubre todo a lo largo y ancho. Tú has nacido de mí, has sido nombrado por mí, has sido esclavizado por mí, no eres otro que mi sangre. Así-”

 

Junto con el canto de Liliana, el poder mágico comenzó a acumularse radicalmente. Earls también había estado reuniendo su poder mágico, pero fue de corta duración, ya que el poder mágico de Liliana lo ahogó. Como si actuara en concierto con el poder mágico de Liliana, Howler volvió a su lado y comenzó a gruñir. Su voz se convirtió en una profunda oscilación y se extendió, se amontonó y continuó para llevar los misterios en los alrededores a medida que la oscuridad burbujeaba y formaba un rayo negro sutil alrededor de Howler. A medida que el gruñido se hizo fuerte, la tierra comenzó a temblar, y los escombros comenzaron a elevarse hacia el cielo. Era como el presagio ante un enorme evento anormal.

 

Mientras Suimei miraba esto, soltó un ‘¿Hou?’ En un tono muy interesado. Eventualmente, como señalando el camino a Howler, Liliana sacó su dedo.

 

Y entonces-

 

Liliana: “¡Escúchame! ¡Suelta el aullido que destruye todo! Spell Xenoglacier, Astral Dive, Howling Out!” (¡Maldición intrínseca, Dash to the Realm of the Dead, Howl of Absolute Destruction!)

 

Junto con su palabra clave, un enorme aullido estalló. Una tremenda voz irradiaba de la boca de Howler que se sentía como si fuera insoportable sin taparse los oídos y acurrucarse. El suelo, el escenario, cualquier cosa y todo en su entorno comenzó a romperse en pedazos. En respuesta a eso, Earls había formado una pared gigantesca hecha de mucha más agua de la que había usado hasta ahora, pero ese volumen de agua que incluso podía llenar una piscina era simplemente una gota en el cubo frente a Howler. De acuerdo con el dedo de Liliana, mientras que el aullido y el suicidio estaban cargando, en el instante en que el pálido relámpago tocó la pared, como si una cascada entera irrumpiera en la costa, se estrelló en una hoja blanca de rocío en un instante.

 

Inmediatamente después de la línea recta que unía a Liliana y Earls, una parte del escenario se derrumbó por la onda de choque. Habiendo llevado las cosas y terminando con eso, Earls colapsó en el acto.

 

Al ver eso, Liliana hizo una expresión despreocupada y habló en voz baja.

 

Liliana: “Es mi victoria”.

 

El resultado del primer encuentro terminó naturalmente en la victoria de Liliana Zandyke.

 

•••••••••••••••

 

Incluso después de que terminó la primera batalla, el regusto de la batalla todavía tenía eco en la audiencia.

 

Los soldados, los magos y todos y cada uno de los miembros de los Doce de Elite estaban estupefactos, habiendo visto la magia de Liliana y observando su figura mientras descendía del escenario. Ver misterios que deberían haber sido imposibles con la magia de este mundo debe haber sido todo un estímulo para todos ellos. Desde su entorno, podían escuchar voces sorprendidas que decían ‘Para que Earls perdiera’ y ‘Increíble que la mujer más talentosa entre los Doce de Elite...’ No solo eso, sino que algunos dijeron ‘Nunca he visto magia’ así antes y ‘¿Es eso también el poder de la magia oscura?’ La sorpresa con respecto a la magia de Liliana salió volando junto con el ruido en el aire.

 

Descendiendo del escenario, Liliana finalmente llegó donde estaban Reiji y los demás, y Suimei también se reunió con ellos.

 

Y lo primero que se encontró con ella fue a Io Kuzami quien adoptó una actitud altiva con los brazos cruzados mientras levantaba la voz con satisfacción.

 

Io: “Como uno esperaría de mi discípulo. No es exagerado decir que todo lo que hiciste fue la personificación pura del lado oscuro, ¿sabes? Incluso ese ataque final mostró un parecido cercano con la fuerza de un rayo”.

Liliana: “Por favor, no, digas cosas tan incomprensibles, o declares tal mentira, que no somos, estudiante y maestro. Es un asunto por el que te demandaré.”

Io: “¡FUHAHAHAHA! ¡No hay nadie en este mundo que pueda juzgarme!

 

Como Liliana la negó con todas sus fuerzas, nada de eso pareció llegar a los oídos de Io Kuzami. Con una mirada alegre en su rostro, ella estaba dejando escapar una risa fuerte.

 

Por otro lado, Reiji, Titania y Lefille felicitaron y agradecieron a Liliana por su victoria.

 

Al ver que todos terminaron cada una de sus felicitaciones, Suimei llamó a Liliana junto con Felmenia y comenzó a hablarles en secreto.

 

Suimei: “Liliana. El modelo de ese familiar era ...”

Liliana: “Sí, justo como Suimei está pensando, un perro. Pero, lo que usé como referencia, era esa cosa antes”.

Suimei: “Las apariciones eh”.

 

Escuchando la conjetura de Suimei, Liliana asintió en silencio. Por la extraña forma del familiar, Suimei pensaba que ese sería el caso, y resultó dar justo en el blanco.

 

Liliana: “Suimei lo dijo antes, que no solo se limita al oponente que está observando tu magia, el balanceo de las propias emociones es importante. Pensé en algo que a mí mismo me pareció extraño y lo asocié con algo que me daba miedo, pensé que esto sería efectivo”.

Felmenia: “¡Sí! ¡Sí! ¡Como pensé, es mejor cuando la magia que le enseñas a los demás es llamativa!”

 

Siguiendo a Liliana, Felmenia asintió repetidamente con una mirada satisfecha. Probablemente estaba complementando el tema de la potencia de fuego que surgió en su clase de magia antes. Una cantidad abrumadora de poder y una apariencia abrumadora. El efecto mental de tal magia fue tremendo tanto para el oponente como para uno mismo.

 

Y entonces, Liliana agachó la cabeza ligeramente disculpándose.

 

Liliana: “La magia que usé esta vez, ha cambiado bastante, de lo que me enseñaste”.

 

Porque tomó la forma de algo que ella imaginó, era algo que tenía que cambiar. Liliana pensó que era malo que lo hubiera hecho. Sin embargo, Suimei no lo pensó todo.

 

Suimei: “Creo que está bien, ¿no es así? El hecho de que tenga originalidad es una prueba de que tiene una gran sensibilidad. Por supuesto, si confías demasiado en tus propios sentidos, entonces podrías quedar atrapada en una trampa, pero si tienes cuidado, no tengo nada que decir. Todavía hay algunos problemas por resolver, pero creo que fue un buen uso de esa magia, ¿no?”

Liliana: “¡Sí!”

 

Después de que Suimei elogió a Liliana, ella sonrió complacidamente.

 

A partir de este encuentro, entendió bien que Liliana era una practicante diferente a Felmenia. Si Felmenia era del tipo que hacer grandes esfuerzos, entonces Liliana sería del tipo prodigio. En lugar de parecerse a Suimei, ella era una practicante más parecida a la asistente y discípula de Suimei, Hydemary.

 

En cuanto a su aptitud como maga, tenía una afinidad con la brujería. Mientras no terminara especializándose en un solo tipo de magia, tenía el potencial de convertirse en una gran maga. Cuando su conversación secreta llegó a su fin, Reiji los llamó.

 

Reiji: “Nunca creí que Liliana-chan fuera tan fuerte. Me sorprendió.”

Liliana: “S-sí. Como mínimo, soy un ex miembro de los Doce de Elite”.

Reiji: “Entonces, ¿fue Liliana-chan una de las más fuertes entre los Doce de Elite?”

Liliana: “No, eso no es del todo ...”

 

Realmente no podía decirlo, que sus habilidades actuales eran así porque Suimei le había estado enseñando magia. Sin poder decir eso, ella se volvió algo incoherente.

 

Y luego, ya sea buena o mala fortuna, Io Kuzami interrumpió su conversación.

 

Io: “Sin embargo. Que un discípulo mío muestre una apariencia tan elegante, tampoco puedo simplemente quedarme callada”.

Liliana: “He estado diciendo, no soy tu ...”

Io: “Un discípulo mío nos ha mostrado una batalla tan llamativa después de todo. Kukuku ... Para el próximo encuentro, ¿debo mostrarles personalmente la estética virtuosa de la simplicidad tranquila y el refinamiento sutil de una simple pelea?”

 

Sin escuchar a Liliana en absoluto, Io Kuzami continuó mentalizándose. Y luego, Reiji hizo una expresión complicada cuando se acercó más a Suimei y se llevó la mano a la boca mientras susurraba.

 

Reiji: “Oye, Suimei. Ella está diciendo eso, pero...”

Suimei: “... No hay manera en el infierno que va a ser simple. Más bien, ¿tiene ella incluso el sentido estético de saber qué es la simplicidad silenciosa y el refinamiento sutil?”

Reiji: “Probablemente esté pensando en una estética completamente diferente a la que estamos pensando, ¿verdad?”

Suimei: “Como siempre eh”.

Reiji: “Un, como siempre”.

 

Mientras los dos soltaban un suspiro al mismo tiempo, Io Kuzami subió al escenario.

Peso: 
0