Sendai Yuusha wa Inkyou Shitai Capítulo 114: Acerca de las chicas




Manual




 

¿Qué tipo de persona era Bernadette para Yashiro Yuu?

En respuesta a esa pregunta, Bernadette respondió sin pausa.

 

Bernadette: “Su aliado”

 

Desde el momento en que supo de su pasado en Be Io, Bernadette juró que ella sería la aliada de Yuu. (Aunque eso no significaba que ella permitiera el comportamiento pervertido)

 

Cuando Bernadette respondió con eso, Fiona agitó ligeramente su dedo como un bastón e invocó Magia de Silencio. Los sonidos circundantes desaparecieron, y solo los sonidos respiratorios de Fiona y Bernadette resonaron en el mundo.

 

Fiona: “…… Sabes de la verdadera identidad de Yuu, ¿verdad?”

Bernadette: “El héroe que salvó al mundo junto con el Santo-sama y los demás hace tres años ... ¿correcto”

Fiona: “Sí, eso es correcto...... Tú, debes ser un creyente de la organización religiosa, ¿verdad?”

 

Era una pregunta natural. Fue debido a que la Sagrada Organización Religiosa de Ulquiorra a la que pertenecía Bernadette dijo que Yuu, que era el Héroe anterior, había dejado morir al Santo sin tratar de ayudarla y lo había tratado como el enemigo de Dios.

 

Bernadette: “Sí. Soy una monja que sirve al Dios Ulquiorra que es nuestro Padre.”

 

En el momento en que dijo eso, Bernadette sintió una ira similar a la sed de sangre que se hinchaba de Fiona.

 

Fiona: “…… Entonces, ¿por qué eres aliada de Yuu? Como mínimo, en este momento, ¿no debería la organización religiosa ser el enemigo de Yuu? Incluso yo, alguien que está desinteresada en el mundo, lo sé. Un curso de acción que devuelve un mal por un bien recibido... Así es como los seres humanos hacen las cosas, ¿no es así? ……Me da asco.”

 

A partir de esas palabras de Fiona, que habla en voz baja y desinteresadamente, se pueden sentir claramente palabras mordidas. Ni siquiera trataba de ocultar su irritación.

 

Bernadette: “…… Yo también, fui destinada a asesinar a Yashiro-san al principio. El mal que dejó que el Santo-sama muriera sin intentar ayudar....... Porque esa era la imagen del Héroe que la organización religiosa actual expuso.”

Fiona: “……Entonces por qué.”

Bernadette: “Escuché sobre lo que le pasó a Santo-sama …… No, a Olivia-san.”

Fiona: “!!!”

 

Fiona abrió bastante los ojos. Su boca se abrió, y fue una expresión facial que mostró que estaba sorprendida desde el fondo de su corazón. No, claro que eso la iba a sorprender. Nunca pensó que Yuu le había hablado de eso.

 

Bernadette: “Aprendí que Yashiro-san no es el enemigo de Dios. Por eso, soy el aliado de Yashiro-san.”

 

Fiona se mordió el labio ante esa mirada directa que apuntaba hacia ella.

 

•••••••••••••••

 

Yuu: “¿Es esto …… una escena de carnicería?”

Kuon: “Probablemente, creo que lo es ......”

Yuu: “Debido a la magia, no podemos escucharlos en absoluto.”

 

Tal vez porque no quería que lo escucháramos, Fiona de repente puso todo en silencio. Me di cuenta de que era una atmósfera peligrosa, pero no tenía idea de lo que estaban hablando.

 

Kuon: “Yashiro-aniki, ¿no puedes usar la lectura de labios?”

Yuu: “Puedo hacerlo si lo intento, pero es imposible”.

Kuon: “¿Puedes, pero es imposible? ¿Es eso una especie de enigma?”

Yuu: “Cuando miro los labios de las chicas, me éxito demasiado.”

Kuon: “En serio eres ... Por cierto, ¿qué pasa con los hombres?”

Yuu: “¿Por qué demonios tengo que hacer algo tan deprimente como mirar los labios de un chico? Rechazado, me niego.”

Kuon: “Realmente estás ahí afuera, como se esperaba de ti, Yashiro-aniki”.

 

Cuando hicimos esa pequeña charla, sentimos una sensación de que la niebla se estaba aclarando. Parece que la Magia de Silencio fue deshecha.

 

Fiona: “…… No puedo soportarlo.”

 

Esas fueron las primeras palabras de Fiona, quien había deshecho la Magia de Silencio, y esas palabras parecían hacer que la atmósfera sombría fuera aún más pesada.

 

Bernadette: “¿Qué quieres decir con que no puedes soportarlo ……”

Fiona: “Tanto tú ...... Y Yuu.”

 

Junto con esas palabras que parecían haber sido escupidas, Fiona me miró a mí y a Bernadette. ...... De alguna manera, ella se veía extraña.

 

Yuu: “Oi oi, Fiona, ¿qué suc?―”

Fiona: “¡¡Cállate!!”

 

Sorprendido por aquellos ojos que tenían hostilidad en ellos y, sobre todo, por el hecho de que la Fiona quien nunca haría algo como levantar su vos, había gritado, detuve la mano que había extendido.

 

Fiona: “Desapareciendo como se te da la gana! ¡¡Volviendo cuando se da la gana!! ¡Alejando tus ojos de la misión! ¡Vivir en paz lo es todo para ti!...... ¡Obtienes una nueva mujer y te ríes fríamente, a pesar de que Olivia ha muerto! ……… ¡¡No eres el Yuu que una vez conocí !!”

 

Me miró más como si estuviera mirando al odiado enemigo de sus padres que a un compañero con el que una vez había viajado.

 

•••••••••••••••

 

Fiona.

 

Siendo una Elfo que se llamaba una persona del bosque y era famosa por su misantropía, era una figura heroica que se había convertido en la Maga de la Corte Imperial del país Humano (Leezelion).

 

Aunque la propia Fiona odiaba a los humanos, solo era blanda con las Princesas Imperiales, Olivia, Sylvia y Alicia, e incluso en el viaje para subyugar al Señor Demonio, siempre se preocupaba por Olivia y Sylvia.

 

Ella y las tres hermanas se conocían desde que Olivia y las chicas nacieron y Sylvia declaro una vez que ella era “como una madre, como una hermana y como una amiga cercana” para ellas.

Fiona fue la única que las llamó con el nombre de mascota de las Tres Hermanas. (Fiona no permitiría que nadie más)

 

Ya que Fiona era así, probablemente no podía perdonarme porque parece que me he olvidado de Olivia y había emprendido un viaje.

 

Sin embargo--,

 

Aunque puede ser una antigua compañera, hay un lugar que no debería tocar.

 

Yuu: “Olivia no está muerta. No cometas ese error, Fiona.”

Peso: 
0