Isekai Mahou wa Okureteru! Capítulo 122: Siempre que se vuelve pequeña se comporta así




Manual




Al darse cuenta de que Suimei y Lefille estaban hablando en secreto entre sí, Titania llamó a Suimei.

 

Titania: “Suimei. No sé de que están hablando, pero ¿No es hora de que pasemos al siguiente tema?

Suimei: “S-sí. Por favor adelante. ¿Qué es lo siguiente?”

Titania: “Um, lo siguiente es ...”

 

Cuando Suimei respondió ocultando su vergonzoso comportamiento, Titania desvió la mirada y dudó en continuar, como si fuera algo difícil de decir. Por su comportamiento, Suimei entendió exactamente cuál era el siguiente tema.

 

Era de esperarse después de todo. Como si estuviera preestablecido, todos giraron hacia Io Kuzami al mismo tiempo, y luego, sin que se lo pidieran, todos soltaron un suspiro de cansancio.

 

Y a pesar de ver esta reacción, Io Kuzami comenzó a sonreír con compostura.

 

Io: “Fuu, tener otros suspiros sobre mí de esta manera, esta belleza mía, es aterradora si lo digo yo misma”.

Suimei: “…...”

 

Escuchando a Io Kuzami declarar algo completamente fuera del punto en cuestión, todos bajaron sus cabezas al mismo tiempo. ¿Cómo pudo ella llegar una interpretación tan favorable de sus acciones?

 

En cualquier caso, Suimei regreso al tema de conversación actual.

 

Suimei: “Entonces, ¿qué pasa con esto?”

 

Después de preguntar, como era de esperar, el que contestó fue Reiji.

 

Reiji: “Antes, cuando estábamos luchando contra el General Demonio Ilzarl del que hablamos antes, de repente se volvió así”.

Suimei: “Así, eh ... Por cierto, ¿hubo alguna advertencia o disparador?”

Reiji: “... Estaba en medio de la pelea, así que realmente no podía decir eso”.

Suimei: “Hmmmm”.

 

Mientras gemía, Suimei cayó en un profundo pensamiento con una expresión seria. Pero no era como si de repente algo fuera a aparecer en su cabeza. Cuando Suimei se volvió para mirar a Io Kuzami como si preguntara “¿Qué te parece?” mientras buscaba una explicación y la estimulaba, todo lo que ella hizo fue hacer una sonrisa sugerente. Probablemente lo sabía, pero solo estaba fingiendo que no. Ya que ella le dijo que no se lo contara a los demás, parecía no tener intención de hablar de eso aquí.

 

Reiji luego se cruzó de brazos mientras gemía.

 

Reiji: “Como pensé, ¿no es esto a lo que se le llama personalidad dividida?”

Suimei: “Me pregunto sobre eso”.

Reiji: “Realmente está fuera de nuestro campo de experiencia, eh ...”

 

El aliento que Reiji dejó escapar una vez más se sintió excesivamente pesado. La forma de curarla: regresarla a la normalidad estaba completamente fuera de la vista, por lo que sus sentimientos de ansiedad probablemente se estaban volviendo más fuertes. Debido a que Suimei no podía hablar descuidadamente con los demás, su única opción era hacerse el tonto.

 

Al ver esta actitud en Suimei Felmenia pregunto.

 

Felmenia: “Suimei-dono. Parece que Suimei-dono y Reiji-dono saben del Io Kuzami-dono de Mizuki-dono, pero ¿qué es ella?”

 

Era una pregunta llena hasta el borde de honoríficos apropiados. Felmenia parecía estar en desorden cuando preguntó, y siguiéndola a ella, Lefille se inclinó hacia adelante con curiosidad en los dedos de sus pies.

 

Lefille: “También tengo curiosidad. Parece que ustedes dos saben algo después de todo”.

Suimei: “Eso es ... Algo de lo que realmente no quiero hablar. Si lo hago, estaría excavando en las heridas de Mizuki y agregándoles más sal.”

 

Al escuchar el ejemplo de Suimei, la cara de Felmenia se torció como si le resultara molesto.

 

Felmenia: “Es una forma bastante extrema de decirlo, ¿no es así ...?”

Suimei: “No, en realidad es solo ese extremo. Me viene a la mente la figura de Mizuki enterrando su cara en su almohada y pateando violentamente.”

 

Al escuchar esas palabras, Reiji también parecía poder visualizar perfectamente esa imagen en su cabeza mientras asentía repetidamente con los ojos cerrados.

 

Si Suimei no hablaba de qué era exactamente Io Kuzami, el otro probablemente no lo entendería, pero como era de esperar, no podía dejar de lado la explicación por completo.

 

Io Kuzami. La cosa que posee a Mizuki, o como ella misma se llamó, tomó ese comportamiento del comportamiento que Mizuki creó durante sus días de secundaria. En aquellos días, tuvo un brote de la enfermedad problemática llamada chuunibyou y que era característica de las personas de esa edad. En todas y cada una de las oportunidades, ella ‘diría cosas significativas de maneras carentes de sentido’, o ‘usaría un discurso anticuado’ o ‘se disfrazaría de forma extraña’, entre otras cosas. En general ella simplemente actuó de forma extraña.

 

Y una de esas cosas extrañas, era la personalidad separada que estaba sellada dentro de ella, Io Kuzami. Como sus amigos, fue algo que dejó a Suimei y Reiji atormentando sus cerebros.

 

Era probable que la cosa que había poseído a Mizuki, para evitar que Reiji y los demás discernieran la posesión, reprodujo fielmente a Io Kuzami en sus recuerdos.

 

En este momento, Suimei aún no podía predecir para qué propósito Mizuki fue poseída, pero dejando eso a un lado ...

 

Mientras Suimei miraba hacia el pasado mientras gemía, cuando se dio cuenta, la conversación había avanzado a cuando Io Kuzami participó en la pelea.

 

Io: “Todos ustedes han estado diciendo lo que les da la gana por un tiempo. ¿No tienen palabras de agradecimiento por mis grandes esfuerzos en ese lugar al salvarlos a todos?”

Reiji: “Eso es, cierto, pero ...”

 

Reiji hizo una mueca ya que le costó honestamente darle las gracias con una expresión complicada. Suimei entonces pregunto.

 

Suimei: “¿En serio?”

Reiji: “Si. Io Kuzami-san mencionó anteriormente que ese General Demonio no era nada especial, ¿verdad? En el momento en que Mizuki se convirtió en Io Kuzami-san, usó magia que mezclaba múltiples atributos y ataco a General Demonio”

 

Después de la explicación de Reiji, Titania siguió con su asombro en ese momento.

 

Titania: “Esa fue toda una sorpresa. Pensar que tal técnica existiría ...”

Io: “Umu. Esa magia mía era bastante poderosa, ¿no es así?”

Reiji: “Si. Es verdad.”

 

Cuando Reiji francamente dio su impresión, Io Kuzami parecía completamente satisfecha. A juzgar por su expresión, parecía contenta de ser admirada y elogiada, pero por dentro no debería haber sido tan simple.

 

Mientras Suimei estaba examinando los pensamientos internos de Io Kuzami, Reiji de repente pareció notar algo y miró a Felmenia con curiosidad.

 

Felmenia: “Reiji-dono, ¿pasa algo?”

Reiji: “No, solo pensé que Sensei no parece muy sorprendida”.

Felmenia: “Eh?”

Reiji: “Quiero decir, vamos, ella usó magia que mezclaba múltiples atributos, ¿sabes?”

 

Cuando Reiji la miró con una expresión curiosa, Felmenia miró hacia atrás con su propia expresión curiosa. Básicamente, Reiji dudaba que Felmenia no reaccionara cuando escuchó sobre la magia que Io Kuzami usó. En este mundo, la mezcla de atributos: en resumen, la magia hecha de componentes compuestos fue un gran salto. Por otro lado, para Felmenia, que había estado recibiendo lecciones de Suimei, era un nivel que ya había superado.

 

Habiendo finalmente entendido lo que estaba pasando, Felmenia aclaro su garganta y comenzó a responder.

 

Felmenia: “... Um, la magia que Reiji-dono y su Alteza la Princesa presenciaron fue ciertamente una técnica rara, pero si lo piensas con cuidado, entonces no es un salto tan grande”.

Titania: “¿A qué te refieres?”

Felmenia: “Justo ahora, Reiji-dono dijo que era una mezcla de múltiples atributos, pero ¿no sería más apropiado decir que fue que la magia tenía propiedades de ambos atributos?”

Reiji: “...?”

 

Al recibir la explicación de Felmenia, Reiji ladeó la cabeza hacia un lado. Probablemente estaba pensando ‘¿No es lo mismo?’ Ciertamente era similar, pero en realidad había una gran diferencia.

 

Felmenia: “La mezcla de atributos... En resumen, se podría decir que es la creación de un nuevo concepto. Por ejemplo, si se mezclan los atributos de fuego y tierra, ¿cuál es el atributo que se lograría al final? Eso es, por supuesto, conocimiento que no tenemos forma de adquirir. Basado en eso, si lo que Reiji-dono dice es correcto, significaría que Io Kuzami-dono dio a luz a un atributo completamente nuevo... Por cierto, ¿estaría bien que me digas el canto que Io Kuzami- dono usado?”

Reiji: “Umm, si recuerdo bien, Oh llamas y tierra ... Ah”.

Felmenia: “Ya veo. Como pensé, están separados, ¿no es así?”

 

Justo cuando Reiji se dio cuenta, Felmenia asintió mientras estaba convencida.

 

Felmenia: “Desde el principio del canto, declara el uso de dos atributos. De acuerdo con eso, la magia se convertirá en ‘magia que usa el poder de dos elementos’, por lo que no es un sistema mágico separado que mezcla los elementos. Si se observa la mezcla de atributos desde el punto de vista de los elementos, no hay manera de demostrar la existencia de un elemento distinto a los ocho atributos, por lo que no puedo declarar que es imposible, pero es extremadamente improbable”.

 

Haciendo una pausa allí por un momento, Felmenia continuó con su explicación.

 

Felmenia: “La magia se puede resumir como afinidad entre elementos, en otras palabras, se puede considerar como elementos rivales opuestos entre sí. Sin embargo, naturalmente, existen atributos cuyas naturalezas funcionan bien juntas y, debido a su afinidad, son capaces de cooperar. Fundamentalmente, esta forma de pensar se aplica a la magia de este mundo. Uno debe recordar la base de que cuando se usan dos atributos diferentes, cuando se usan dos magias diferentes, se opondrán entre sí. En lugar de decir que las magias están unidas y los atributos cooperan entre sí, sería más apropiado decir que la magia utilizada contiene ambos componentes”.

 

Cuando se trataba de mezclar magia con magia, fundamentalmente, se podría decir que no había tal cosa como mezclar dos magias diferentes juntas. Era posible tomar llamas que nacieron de la magia y un viento que nació de la magia. En otras palabras, tomar el fenómeno provocado por los hechizos y mezclarlos, pero si eso no era lo que se estaba haciendo, entonces podría decirse que se opondrían absolutamente unos a otros.

 

Cuando se hablaba de la magia de este mundo, en gran parte hacían uso del poder de los elementos.

 

Debido a que contaban con la ayuda de los elementos, cuando se trataba de dos magias del mismo atributo, incluso si eran magias diferentes, probablemente no era imposible mezclarlos.

 

Sin embargo, por otro lado, debido a que no se podía usar magia sin la mediación de los poderes de los elementos, si el atributo no existiera como un elemento, entonces no podrían usar la magia. En otras palabras, era imposible mezclar atributos para formar uno nuevo, ya que el nuevo atributo no sería un elemento.

 

Pensándolo así, en lugar de decir que se mezclaron dos atributos, era más correcto decir que contenía propiedades de ambos componentes.

 

Al escuchar la explicación de Felmenia, los dos hicieron una expresión como si ahora estuvieran convencidos.

 

Reiji: “Ciertamente, ahora que lo pones así, puede ser el caso, eh ... Como uno esperaría de Sensei”.

 

Quizás porque se dio cuenta y sintió un sentimiento de admiración dentro de él, Reiji habló con una cara humilde. Sin embargo, Felmenia negó con la cabeza.

 

Felmenia: “Todo lo que hice fue simplemente mostrar que la forma en que pensabas sobre eso estaba mal.”

Reiji: “Cierto. Pensándolo de esa manera, siento que también nosotros podríamos usarlo”.

 

Con esas palabras, Reiji llegó a una comprensión adecuada.

 

Eso era exactamente lo que Felmenia estaba tratando de transmitir. Desde que fueron atrapados por la palabra mezcla, ella simplemente se deshizo de una manera fácil de entender la parte difícil en la que estaban atrapados.

 

Ella acaba de cambiar la forma en que estaban pensando. Ser capaz de cambiar el punto de vista de uno era una de las cosas más esenciales para el ocultismo occidental. Desde el punto de vista de una persona, al cambiar el ángulo, sería posible ver otra cosa completamente que no era visible antes, y sería capaz de encontrar una respuesta utilizando un enfoque diferente. Esto se aplicó a cualquier campo, pero para el ocultismo occidental que estaba compuesto principalmente de lo físico y metafísico, para investigar a fondo la verdadera naturaleza de las cosas, para acercarse cada vez más a la verdad, era un proceso indispensable.

 

Reiji entonces repentinamente interrogó a Felmenia.

 

Reiji: “Entonces Sensei, ¿eres capaz de usarlo también?”

Felmenia: “No... Ciertamente, si quisiera probarlo, entonces no sería imposible, pero ...”

 

En este momento, Felmenia probablemente no sería incapaz de realizar la magia de la que estaban hablando. Más bien, como estaba ahora, probablemente podría hacerlo fácilmente sin ningún obstáculo. Pero en lugar de usar eso, usar la magia del mundo de Suimei era mucho más poderosa y eficiente. Como no estaba restringida a los atributos y elementos, podría generar resultados sin restricciones.

 

Al explicar su punto de vista, entendía que era capaz de usar hechizos mucho más fuertes, pero no quiso decir nada, lo que dejó a Felmenia un poco preocupada al responder. Mientras iba con un ‘Mumumu ...’ y una cara malhumorada, Io Kuzami parecía haber visto a través de ella y corto la conversación.

 

Io: “Esa magia mía es poderosa, ¿sabes? Si estás tan convencida, ¿te gustaría probar y ver?”

Felmenia: “No, no es como si estuviera dudando del poder del hechizo ...”

 

Mientras Io mostraba una actitud provocadora, Felmenia no mostró signos de saltar, ya que estaba un poco perpleja. En su lugar, respondió Suimei.

 

Suimei: “Déjalo por la paz.”

Io: “Qué, qué aburrido”.

 

Escuchando las palabras de Suimei, Io Kuzami respondió con insatisfacción.

 

Por ahora, ella renunció silenciosamente, pero tal como lo indicaba su confianza en sí misma, su magia probablemente era bastante poderosa. Si lo que había poseído a Mizuki era un espíritu conectado a este mundo como Suimei pensaba, su conexión a los elementos debería estar a un nivel más alto que el de cualquier humano. En consecuencia, su propia magia también sería más poderosa.

 

Incluso si Felmenia usara la misma magia, probablemente no alcanzaría el nivel de Io Kuzami.

 

Mientras Io Kuzami estaba haciendo una expresión de insatisfacción, Liliana entró a la sala de estar. Después de mirar dentro de la habitación desde la puerta, rápidamente entró en la habitación hacia Suimei y los demás. Observando cada una de sus encantadoras acciones, las mujeres en la habitación sonreían ampliamente.

 

Sin embargo, contrariamente a la expectativa de que iba a tomar asiento, por alguna razón, Liliana se dirigió hacia Io Kuzami, quien le estaba devolviéndole una amplia sonrisa.

 

Io: “¿Has terminado de divertirte con los gatos? ¿Hm?”

 

Io Kuzami hizo una expresión como si estuviera tratando con la alegría de un niño, Liliana no le respondió. Todo lo que hizo fue poner una cara amarga y miró a Suimei.

 

Liliana: “Suimee, ¿Mizuki todavía se comporta de manera ridícula?”

Suimei: “... Bueno, tal como puedes ver.”

Io: “Llamarme ridícula es bastante impertinente de tu parte. Estoy perfectamente normal, ¿sabes?”

 

Io Kuzami frunció el ceño al ser completamente ignorada mientras Liliana seguía con una expresión sombría.

 

Liliana: “No, no lo creo. Siento que ‘algo’ malo te ha poseído”.

 

Para ser más correcto, sería ‘algo’ poco cooperativo, pero dejemos esa parte a un lado. A diferencia de Reiji y Titania, era inevitable que Liliana sintiera algo sobre la condición de Io Kuzami. En este mundo, el poder nacido de la malicia llamado “poder de la oscuridad” probablemente percibió algo amenazador. Fue justo como Suimei esperaba.

 

De repente, Io Kuzami hizo una mueca cuando Liliana la miró más de cerca, y luego ...

 

Liliana: “Y, ei.”

 

―Gyuuu.

 

Io: “Fuuu!?”

 

Como si lo estuviera esperando, Liliana tiró de ambas mejillas de Io Kuzami.

 

Al ver esa conducta, todos, excepto Liliana, tenían los ojos aturdidos. Suimei no podía saber lo que estaba haciendo. No, ya que tenía las mejillas de Io Kuzami en sus manos, solo había una cosa que podía estar haciendo: Liliana tenía las mejillas de Io Kuzami fuertemente apretadas y las estaba tirando y girando como arcilla.

 

Io: “Fuga, ¿qué efta pafando? ¿Qué prefendes?”

Liliana: “Saca a Mizuki. No, rápido, deja a Mizuki y vete.”

Lefille: “¡Oye! ¡Lili!”

 

Liliana continuó retorciendo las mejillas de Io Kuzami mientras trataba de expulsarla físicamente. Incapaz de dejar pasar sus acciones, Lefille trató de interponerse entre ellas en un gesto de confusión.

 

Cuando Liliana estaba deprimida, Mizuki la había animado y se había preocupado mucho por ella. Probablemente por eso, ella estaba tratando de expulsar a Io Kuzami apretando sus mejillas. A su manera, debió sentirse como si tuviera una deuda de gratitud que la llevó a acciones tan excesivas.

 

Finalmente, Lefille logró alejar a Liliana de Io Kuzami. Sin embargo, no parecía tener intención de rendirse aún, y apunto un dedo a Io Kuzami.

 

Probablemente estaba planeando usar su disparo astral para darle un buen golpe. Al ver esto, Suimei la llamó sin airearse.

 

Suimei: “Liliana, detén eso.”

Liliana: “¿Por qué? Si algo, ha poseído a Mizuki, ¿esto, no lo expulsara?”

Suimei: “No, probablemente es inútil. Ríndete.”

Liliana: “Mu ... yo, entiendo”.

 

Al escuchar sus palabras, Liliana bajó el brazo con desaliento. Por otro lado, Reiji y Titania parecían no tener idea de lo que estaba pasando.

 

―Disparo astral. Extendía el propio cuerpo astral del usuario para dar un impacto directo al cuerpo astral del oponente.

 

Cuando esto se manifestaba, hacia uso de la naturaleza que une el cuerpo físico con el cuerpo astral.

 

El cuerpo astral es la cáscara de la conciencia que envolvía el alma: Para decirlo de manera aproximada, era adecuado llamarlo un concepto que combinaba las cosas conocidas como alma y conciencia. Dado que tenía el concepto de “conciencia” adherido a él, cuando uno dormía o se desmayaba, ya no estaría adherido al cuerpo y desaparecería, por lo tanto, en esa condición, el disparo astral no le haría nada a este oponente.

 

Actualmente, Mizuki no estaba consciente, estaba en un estado donde el disparo astral sería considerado inefectivo. Pero en realidad, el cuerpo astral de la cosa que posee a Mizuki estaba conectado a su cuerpo físico, por lo que el disparo astral terminaría afectando su cuerpo.

 

El objetivo de Liliana era probablemente usar disparo astral para tomar medidas decisivas contra la cosa que había poseído a Mizuki y, si las circunstancias lo permitían, sacarlo a la fuerza e instar a la mente de Mizuki a despertar.

 

Pero antes de todo eso, el acto de despertarla y arrancarla de su cuerpo, en otras palabras, causar la reaparición de una experiencia fuera del cuerpo, era imposible. Sin embargo, debido a que el propietario de la capa externa de la conciencia no era el alma, el cuerpo astral y el cuerpo físico no estaban conectados firmemente, por lo que había al menos una forma de sacarlo.

 

Un método tan hábil sería apropiado para el exorcismo. Este punto de vista fue probablemente el enfoque central de Liliana y podría decirse que es una buena decisión, pero en el momento actual, incluso si lo hiciera, no era como si la cosa que poseía Mizuki fuera a desaparecer, por lo que incluso si es expulsado, simplemente volvería a poseer a Mizuki sin mucha resistencia.

 

Si Suimei al menos supiera su nombre real, sería capaz de atarlo y obstruir cualquier intento de recuperación.

 

A pesar de haber sido atrapada sin piedad por Liliana, Io Kuzami por alguna razón tenía una expresión agradable cuando fijó su mirada en ella.

 

Io: “Oh niña del parche en el ojo. Tienes un lado bastante violento y peligroso, ¿verdad? Umu, esas prendas también son de mi agrado. Te haré mi discípulo.”

Liliana: “Me abstendré”.

Io: “Fumu, cierto. Ahora que te has convertido en mi discípulo, necesitas tu propio nombre en clave de oscuridad ... Umu, primero te daremos uno temporal, el emisario negro que esconde el ojo malvado del rey dragón, así que eso te hará ‘Dragon Eyes Black Lolita’.”

Suimei: “¿Es un juego de cartas ahora ...?”

Reiji: “Realmente es un nombre propio de un juego de cartas...”

Liliana: “Ella no me está escuchando ...”

 

Como si ella no hubiera escuchado la negativa de Liliana, Io Kuzami estaba avanzando en silencio con los preparativos para hacer a Liliana su discípula. Al ver su comportamiento altanero, la mitad de los ojos que la observaban estaban exasperados, mientras que la otra mitad estaba preocupada. Aunque esa fue básicamente su reacción a Io Kuzami desde el principio también.

 

Sin embargo, el caos en la residencia Yakagi aún no había terminado. Justo después de que una perturbación terminara, otra simplemente apareció aleteando.

 

Suimei: “―Hu?”

 

Suimei notó la abrupta irregularidad y dejó escapar su voz con un dudoso ceño.

 

Felmenia: “Suimei-dono. ¿Sucede algo?

Suimei: “Es un invitado. Además de eso ... Oioioi, ¡¿Va a entrar a la casa, así como así?”

 

La residencia Yakagi en el Imperio era lo mismo que la residencia Yakagi en Japón, tenía una barrera a su alrededor para detectar intrusos que usaban magia sensorial y de vigilancia.

 

Por eso, cuando hubo intrusos o visitantes, esa información se transmitía directamente a la cabeza de Suimei, tal como ahora, pero ...

 

Felmenia: “Suimei-dono, ¿quién es?”

Suimei: “Haa, ¿no es esa mujer peligrosa?”

Lefille: “¿¡Qu-qué- !?”

 

Escuchando las palabras abstractas de Suimei, Lefille fue quien gritó en voz alta. Solo por la frase “mujer peligrosa”, parecía haber adivinado quién era. En este mundo, había solo una persona a la que Suimei se refería de esa manera.

 

Mientras Lefille actuaba de manera sospechosa, Liliana, que estaba a su lado, frunció el ceño.

 

Liliana: “¿Hay algo mal? Lefille”.

Lefille: “¡La situación se ha puesto mal! ¡¿Hay algún lugar donde pueda esconderme?!”

Liliana: “Un escondite, ¿verdad? Si es eso, entonces están por todo el lugar, como allí”.

 

Liliana apuntó su mirada hacia un escritorio instalado en la esquina de la sala de estar con un edredón encima. Ciertamente, con su estatura actual, Lefille podría esconderse debajo de ella. Pero parecía terriblemente reducido, por lo que incluso si pudiera esconderse, todavía se sentiría constreñida. Sin embargo, como si dijera que era inevitable, llegó a convertirse en un viento rojo para saltar debajo de él.

 

... Después de un corto tiempo, el cuerpo de Lefille se acomodó debajo del escritorio. Pero su cola de caballo roja sobresalía y se balanceaba alrededor.

 

Era casi la misma definición de la frase, ‘no cubras tu cabeza solo para dejar tu trasero expuesto’.

 

Era una forma muy defectuosa de esconderse, pero como era una atmósfera en la que era difícil para alguien decir algo, nadie se lo había dicho.

 

Y luego, Titania se volvió hacia Suimei mientras hacía una mueca como si estuviera apretando los dientes con amargura.

 

Titania: “Suimei, cuando dices ‘mujer peligrosa’, ¿te refieres a su Alteza Imperial Graziella?”

Suimei: “Sí. Ahora que lo pienso, Titania odia a esa mujer también, verdad. ¿Debo rechazarla?”

 

Cuando Suimei preguntó: ‘¡Sácala! ¡Aléjala!’ salió de la esquina de la sala de estar. Sin embargo, ya que Suimei le estaba preguntando a Titania, no solo iba a ignorar su opinión, y la miraba mientras expresaba una expresión de preocupación.

 

Titania: “No, está bien. De hecho, soy bastante reacia, pero por favor, déjala en paz”

 

En otras palabras, estaba bien dejarla pasar. Si ella vino aquí, es probable que tuviera algún tipo de negocio. Pero, como era de esperar, Titania no pudo hacer nada con ella, así que solo dejó escapar un gran suspiro mientras corría contra sus verdaderas intenciones.

 

Después de que Suimei miró a Reiji, él también le devolvió el asentimiento.

 

En poco tiempo, la puerta de la sala de estar se abrió. Y quien apareció fue justo como él pensó, la princesa imperial, Graziella Filas Rieseld.

 

Sin una sola escolta, ella vino sola. Quizás fue debido a su inquebrantable concepto, pero incluso si estaba dentro de la ciudad imperial, la Residencia Yakagi debería haber sido un territorio hostil para ella. Pero, aun así, ella no parecía estar en guardia en lo más mínimo.

 

Y lo primero que salió de su boca, fue al menos algo parecido a una disculpa.

 

Graziella: “Lo siento. Los informes se habían acumulado, llego tarde.”

 

Ella llegó tarde. Estaba hablando como si hubiera estado establecido que vendría en primer lugar.

 

El grupo de Suimei la miraba con expresiones de asombro, y parecía que Graziella notó algo mientras miraba hacia la esquina de la sala de estar. Naturalmente, ella estaba mirando el escritorio donde se escondía Lefille y, por supuesto, su cola de caballo todavía sobresalía y se balanceaba.

 

No había razón para preguntar por qué la mirada de Graziella se estaba volviendo cada vez más severa.

 

Graziella: “... Por cierto, ¿qué es eso?”

 

Al escuchar su pregunta, la cola de caballo de Lefille saltó asustada. Lefille no pudo ver a nadie desde su escondite, y no estaba seguro de si sabía que Graziella la había descubierto ... Pero probablemente podría decirlo por la atmósfera.

 

Tal vez incapaz de soportar la extraña atmósfera, salió de debajo del escritorio.

 

Lefille: “Fu ... Así que me han encontrado”.

 

Lefille se había más o menos resignado. Pero parecía que no estaba lista para rendirse, y estaba actuando como si nada hubiera pasado y tratando de pasar su fracaso anterior debajo de la alfombra. A pesar de que estaba tratando de actuar bien, era triste que su apariencia no coincidiera con su actitud.

 

Por otro lado, cuando Graziella vio a Lefille (pequeña), su expresión se torció aún más.

 

Graziella: “... ¿Qué es esto? Parece alguien muy familiar”.

Lefille: “Eh? No, umm, yo soy, umm ...

 

Ella no había sido descubierta todavía. Mientras Lefille pensaba eso, intentaba engañar a Graziella tan tarde en el juego, pero Reiji y Titania hablaron un poco más rápido que ella.

 

Reiji: “Es Lefille-san”.

Titania: “Es la doncella del santuario-dono”.

Lefille: “AAAAAAAAAAH!! ¡No puedes decirle a ella!”

 

Los dos probablemente no tenían ninguna mala intención. Ellos solo transmitieron la verdad. Sin embargo, para Lefille, fue fatal.

 

Después de soltar un grito, la habitación se hundió en una atmósfera extrañamente silenciosa cuando un ‘Uu ...’ de Lefille resonó en el aire.

 

Graziella: “La Doncella del santuario-dono dices? ¿Esto?”

 

Cuando Graziella pidió confirmación, Lefille asintió una vez. Era bastante difícil creer que una persona pudiera encogerse, pero tal vez porque Graziella estaba familiarizada con la apariencia de Lefille, no podía simplemente tomarlo como algo imposible.

 

Por otro lado, Lefille fue repentinamente atrapada por una extraña idea.

 

Lefille: “Fu, fufu! ¿Quieres pelear? ¡Si es así entonces aceptaré tu reto! ¡No puedo usar el poder de los espíritus en esta forma después de todo! ¡Si vas a venir hacia mí, entonces ven!”

 

Dicho esto, Lefille comenzó a hacer boxeo de sombra y lanzó sus puños hacia Graziella. Sus puños eran bastante rápidos, pero solo aumentó la extrañeza de la situación y dejó a Graziella completamente aturdida.

 

Eventualmente, después de lograr asimilarlo todo, o tal vez porque sus emociones se habían hinchado, pasaron sus límites ...

 

Graziella: “―Fu! ¡HAHAHAHAHAHAHAHAHA! ¿¡Qué demonios es esto!? ¿No es demasiado? Pe-pequeña, te volviste pequeña, ¿sabes? ¡No importa cómo lo pongas, eso es sólo un juego sucio doncella del santuario-dono! ¡HAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHA!”

 

Graziella continuó riéndose. Estaba prácticamente convulsionando, aunque no iba tan lejos, su cuerpo estaba inclinado y sus manos se aferraron a su costado mientras se reía con ganas.

 

Hablando de Lefille, de quien se reía, ella estaba mortificada y ya estaba al borde de las lágrimas.

 

Lefille: “¡Maaaaaldicion! ¡No te rías! ¡No terminé así porque quisiera! ¡No te rías más! ¡Si no paras de reírte, no mostraré misericordia!”

 

Con lágrimas en los ojos, Lefille estaba pisando arriba y abajo mientras agitaba los brazos, y en un giro inusual para ella, incluso comenzó a maldecir. En respuesta a eso, Graziella habló mientras aguantaba su risa.

 

Graziella: “N-no, voy a cesar por ahora. Tengo una deuda que pagar con la doncella del santuario-dono, pero a este ritmo solo sería considerado como aprovecharse de los débiles. No es bueno intimidar a los débiles, ¿verdad? ¿Doncella del santuario-dono?”

 

Mientras hablaba mientras mostrando su rencor, Graziella apuntó una mirada significativa hacia Lefille. Parecía que ella estaba criticando algo que había surgido la última vez que se vieron. Lefille parecía no tener palabras, y después de temblar de frustración por un tiempo ...

 

Lefille: “¡UUWAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!”

 

Lefille dejó escapar su frustración a toda velocidad y salió volando de la habitación.

 

Y luego, como si atacara a su enemigo derrotado, la risa de Graziella llenó la habitación.

 

Graziella: “¡HAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHA! No puedo Esto es, demasiado ...”

 

Sus palabras no tenían ningún sentido de sarcasmo, por lo que probablemente encontró que la reacción de Lefille era honestamente divertida. Dejándose caer en una silla, ella soltó su risa continuamente.

 

Tras haber interpuesto la interpolación en el flujo de eventos, Suimei pensó en Lefille con una expresión compleja y gimió.

 

Peso: 
0