Death March Capítulo 280: Trabajos de año nuevo




Manual




Aquí Satou. En el pasado hubo muchas ocasiones en las que tuve que ir a trabajar durante el último día del año una vez que comencé a trabajar, pero me aseguré de luchar por el día libre durante el nuevo año. Tienes que saborear la sensación de año nuevo por lo menos la mañana del día de año nuevo después de todo.

 

•••••••••••••••

 

Satou: “- Eso es todo, sigan vendiendo nuestros productos para obtener efectivo hasta el momento de la subasta después de la Conferencia del Reino. Díganles a los nobles sin dinero que podemos discutir venderles cosas con crédito el próximo mes”.

“Entendido.”

 

Después de dormir a las niñas, fui a la Firma Echigoya y reafirmé la dirección y la política para el nuevo año.

Las personas que se han reunido en el último piso del edificio principal de la Firma Echigoya son las antiguas exploradoras hijas de nobles que administran la firma, incluyendo a la gerente, Porina y otros administradores del taller, y también a las esclavas de Kuro, Nell y Tifaliza, seis personas en total.

 

Gerente: “Kuro-sama varias cartas han venido de nobles diciendo que están impresionados con el reciente empeño de Nanashi-sama, y desean conocerlo personalmente. Hay cartas de los tres duques y los ocho marqueses que requieren respuestas rápidas entre ellos ...”

Satou: “No nos encontraremos con ellos. Lo encomiendo a la gerente. Diles que me voy a otro país con mi maestro, Nanashi-sama”.

Gerente: “Entendido. En cuanto al orden de las visitas--”

Satou: “Lo dejo en tus manos.”

 

La gerente asiente solemnemente sin un rastro de desagrado en su rostro a pesar de que le he dejado todo a ella.

Esta chica está bien versada en el equilibrio de poder de los nobles y las negociaciones, por lo que es más confiable en negociaciones molestas que yo.

 

Gerente: “Kuro-sama, nos faltan empleados para contabilidad y papelería en la división secreta. Además, ha habido más espías intentando entrar en la residencia, así que me gustaría solicitar un aumento de personal que pueda manejarlo ...”

Satou: “De acuerdo. Permito que contrates más. Dejo en tus manos al gerente de la selección y los salarios. Solo infórmame el resumen”.

Gerente: “Muchas gracias por su confianza. Sin embargo, dado que es una división secreta, estoy pensando en comprar esclavos bien informados en lugar de empleados”.

 

Fumu, esclavos, eh.

Miro el inventario de los traficantes de esclavos en el mapa.

 

Parece que hay suficientes personas en el traficante de esclavos donde compré a Nell y Tifaliza.

Hubo muchas casas nobles que fueron despojadas de su título por el delito de traición, así que tal vez los servidores de esas casas fueron vendidos como esclavos criminales.

 

Satou: “Muy bien, permito que compren esclavos. Facturen el pago para fin de mes”.

Gerente: “No hay problema con el pago, pero no podemos establecer contratos de maestro sirviente si Kuro-sama no se va”.

Satou: “Tú serás el maestro”.

Gerente: “¿Está bien para mí?”

 

Estoy planeando usar el presupuesto de la empresa Echigoya para comprarlos de todos modos, así que no hay problema.

 

Gerente: “Por último, hay una solicitud de cooperación en la reactivación de la capital real por parte del primer ministro”.

Satou: “--¿Cooperación?”

Gerente: “Sí, aunque dijeron cooperación, en realidad están pidiendo materias primas a la Firma Echigoya”.

 

Miro el documento presentado por Tifaliza quien está al lado de la Gerente.

El precio en el contrato es cinco veces el precio de mercado, por lo que es bastante agradable, pero el límite de tiempo es muy limitado.

 

Satou: “Muy bien, acéptalo”.

Gerente: “Kuro-sama, concerniente a ...”

 

El gerente me dijo que adquirir las materias primas sería difícil incluso se el pago es de cinco veces el precio del mercado, ya que actualmente hay prisa por comprar material en la capital real.

 

Satou: “No hay problema. Pide el material de la Capital del Ducado, del territorio de Muno y del territorio de Kuhanou”.

Gerente: “Sin embargo, entonces el costo de transporte sería ...”

Satou: “¿Lo has olvidado Gerente?”

 

No hay problema si solo los llevo yo mismo.

Probablemente pueda asegurarlos al 20% del precio de mercado si los compro en el sitio.

 

No debería ser laborioso si solo hago que los comerciantes locales preparen los materiales.

 

Una vez que termine la charla de trabajo, tendremos un banquete de año nuevo.

Con las instrucciones de la Gerente, los lujosos platos y licor preparados en la planta baja están alineados en la enorme mesa en la sala de reuniones estratégicas.

 

- Correcto, tengo que decirles una cosa más antes de que todos se emborrachen.

 

Satou: “Todas, escuchen. Mañana por la noche, les daré un servicio especial después de la noche.”

 

La noche es alrededor de seis horas después de la puesta del sol.

Después de confirmar que todos me han escuchado, continúo.

 

Satou: “Sera solo por unos momentos, pero hay una gran posibilidad de que no puedan trabajar después. Termine el trabajo para ese día de antemano”.

 

Comparado con el ruido cuando les conté sobre el [Deber especial] al principio, la sala se quedó en silencio ahora.

Pensé que habría algunas quejas ya que recibirían trabajos nocturnos al iniciar el año nuevo, pero el ambiente no parece ser ese. En todo caso, parece favorable.

Qué pena, ustedes son demasiado adictas al trabajo.

 

El gerente me preguntó qué ropa sería buena para ella, así que le dije que se pusiera lo que quisiera.

No es como si la ropa afectara mucho durante las actividades, seguramente pregunta algunas cosas extrañas.

 

En ese momento, un punto luminoso azul se reflejó en el radar. En frente de la casa de la mansión Pendragon.

Les digo a todos que me voy a ir temprano, ya que surgieron algunos asuntos, y vuelvo a Mansión Pendragon con [Disposición de la unidad].

 

Me di cuenta de que había olvidado contar el punto importante: “Voy a llevar a las personas de nivel gerencial al laberinto para subir su nivel”, pero dado que no hay peligro para ellas de todos modos, decirles en el día designado debería estar bien.

 

•••••••••••••••

 

Lulu: “Maestro, hay un invitado”.

Satou: “Ah, Lulu. Perdón por despertarte”.

 

Me cambio a mi propia ropa con [Cambio Rápido] luego de regresar a mi habitación privada.

Todas se han despertado por el sonido del golpeador del salón de la entrada, pero les digo que pueden dormir, y luego bajo y llevo solo a Lulu y Liza.

Cuando abrí la entrada, una suave luz de cabello dorado entró a mi vista.

 

Zena: “¡Sa-Satou-san! Yo-estoy contenta de que estés bien”.

 

Zena-san que debería haber estado en la Ciudad Laberinto me abraza.

Mientras me abrazaba con manos temblorosas, ella sigue repitiendo: “Estoy contenta. Estoy realmente contenta”. con voz llorosa.

 

Detrás de ella están Lilio y las otras dos chicas del escuadrón de Zena. Aparentemente, montaron en varios caballos, tanto las chicas como los caballos respiran débilmente.

 

‘Burun’, escuché un bufido familiar, así que cuando miro los caballos, hay dos caballos de carruaje llenos de dignidad entre los caballos de guerra y los caballos de pasajeros.

Son Gii y Darii que dejamos en la mansión de la ciudad laberinto.

Cuando miro más de cerca, los otros caballos son también los caballos de nuestra mansión. La Sra. Mitreuna que está cuidando la mansión probablemente los prestó.

 

Satou: “Sí, por favor no te preocupes. Ninguna de nuestras chicas está herida tampoco. Ahora, todas, deben estar cansadas. Prepararé las habitaciones de huéspedes, así que por favor limpien su sudor y relájense”.

Lulu: “Prepararé las habitaciones de huéspedes de inmediato”.

Liza: “Entonces llevaré los caballos al establo”.

 

Reaccionando a mis palabras, Lulu y Liza comenzaron a actuar antes de ordenarles algo.

Invito a las tres personas del escuadrón de Zena mientras calmo a Zena-san, que llora mientras todavía me abraza.

 

Iona: “Parecía que fue algo terrible, pero no había ninguna víctima en esta área, ¿eh?”

Satou: “Sí, la fortuna nos bendijo”.

 

Guío a los cuatro al salón mientras respondo a la Sra. Iona.

 

Lilio: “¿Apareció un señor demonio tal vez?”

Satou: “No, era solo un gran demonio redondo de color rosa y un montón de monstruos”.

Zena: “- ¿Gran demonio ?!”

 

Cuando respondí a la broma de Lilio honestamente, a su lado, Zena-san, que estaba bebiendo el té de Lulu, volvió la cabeza como si fuera a saltar.

 

Satou: “Ah, no necesitas preocuparte. Todos fueron derrotados por el Héroe Nanashi-sama y su Orden de Caballeros Dorados. No tuvimos un turno para salir.”

Zena: “Qué alivio…”

 

Según el escuadrón de Zena, un sacerdote que estaba entrenando con ellas en la ciudad del laberinto recibió de repente un oráculo que transmitía sobre la crisis en la capital real.

 

Lilio: “Caray, detener a Zena-chi que de repente usó magia, de salir corriendo fue difícil de ver”.

Zena: “¡Mo-mou, Lilio! ¡Incluso después de que dije muchas veces que lo mantuvieras en secreto!”

 

Ciertamente se puede correr más rápido que un caballo con [Wind Walk] de la magia del viento, pero la fatiga muscular por usarlo es furiosa, por lo que no es apto para un largo alcance tipo maratón.

 

Iona: “Y luego le pedimos a Mitreuna-dono, de acuerdo con nuestro acuerdo, tomar prestados los caballos de la mansión. Les pedimos prestados los caballos por la fuerza e irrazonablemente, así que le pido tolerancia con Miteruna-dono”.

Satou: “Está bien. Le he dado mucha libertad de acción a ella”.

 

La Srta. Iona se disculpó por el juicio de la Sra. Miteruna, pero como no hay ningún problema en particular, le devuelvo la sonrisa.

Lulu viene a decir que las habitaciones han sido preparadas, así que les dejo a las chicas cuyos medidores de resistencia están a punto de secarse para dormir.

 

Lilio: “¿Zena-chi puede dormir con el chico sabes?”

Zena: “¡Mou! ¡Estúpida Lilio!”

 

Mi cama es amplia, por lo que si se trata solo de Zena-san no es un problema, pero ya que todos estaríamos juntos, ero-cosas como las que Lilio piensa no sucederán, sabes.

Antes de partir con las chicas frente al salón, le digo a Zena-san, “Gracias por preocuparte por mí”.

 

•••••••••••••••

 

Zena: “¿Eh? ¿Estás asistiendo a la Conferencia del Reino?”

Satou: “Sí, fui ascendido a Vizconde durante la Gran Ceremonia de Audiencia ayer, así que estoy obligado a asistir a la conferencia”.

 

Pido disculpas a Zena-san y a los demás que desayunan junto con nosotros por no haber podido acompañarlos a recorrer la capital real.

Supongo que no se puede evitar que Zena-san murmure: “V-vizconde”. mientras su rostro se endurece. Aunque me había convertido en un caballero honorario cuando nos reunimos en la ciudad laberinto, salté tres rangos a Vizconde cuando volvimos a reunirnos en la capital real.

 

Espere a que Zena-san se calamara y luego continúe la conversación.

Las chicas intentaron regresar de inmediato a la ciudad laberinto después de confirmar mi seguridad, pero como los caballos necesitan dos días para descansar, visitarán la capital real con la Sra. Lilio y la recomendación de la Sra. Ruu.

A los ojos del público, será una [Inspección].

 

Satou: “¿Entonces tal vez debería pedirle a Liza que te guíe?”

Liza: “Sí, desde luego. Zena-sama, no estoy en condiciones de ser la sustituta del Maestro, pero te guiaré con la mayor sinceridad”.

Zena: “Por favor, lamento molestarla”.

 

Liza consiente mi pedido, ella guiará a Zena-san y a los demás.

 

Arisa: “Conseguir que una baronesa honoraria te guíe seguro es lujoso ~”

Lulu: “Oye, Arisa”.

 

La voz de Lulu reprobando las palabras burlonas de Arisa hicieron eco en el comedor.

 

Zena: “¿Baronesa honoraria?”

Liza: “Sí, me dieron el título ayer”.

 

Liza responde solemnemente a Zena-san que está sorprendida.

 

Lilio: “¡De ninguna manera! ¡Una persona de la familia de los lagartos es un noble!”

Ruu: “¿Es porque ella es una exploradora de Mithril?”

Arisa: “Tsk, tsk, tsk, el logro de Liza-san no es solo ese ~”

 

Arisa respondió a la ligeramente grosera Sra. Lilio y la francamente sorprendida Sra. Ruu mientras se jactaba.

 

Arisa: “¡Ya ves! ¡Ella derrotó a la leyenda viviente, Zeff Julberg, de las ocho espadas de Shiga!”

Ruu: “¡Asombroso!”

Lilio: “¿En serio?”

Iona: “Las Ocho Espadas de Shiga es el grupo más fuerte de caballeros en el Reino Shiga, ¿verdad?”

Zena: “Simplemente no puedo creer que haya sido ascendida tan de repente, pero si esa es la verdad, puedo entender porque le dieron el título de Baronesa Honoraria”.

 

Las chicas del escuadrón Zena reaccionaron de manera diferente al comentario exagerado de Arisa.

Fue solo Zena-san quien sinceramente le devolvió el saludo.

 

Arisa: “Además, ella rechazó la invitación para convertirse en una de las Ocho Espadas de Shiga, y eligió ser el vasallo del Maestro, ¿sabes?”

 

Arisa saco su pecho plano.

Finalmente, ella les dijo: “Todos nosotras también nos hemos convertido en Caballeros Honorarios, ¡lo ven!”, Pero el impacto de Liza fue demasiado grande, su reacción fue solo como “Hm ~ m”.

 

Llamé a Arisa para cambiar el tema.

 

Satou: “Arisa, lo siento, pero ¿puedes asistir a la Academia Real hasta que regresemos a la ciudad Laberinto a partir de ahora?”

 

De hecho, tenía que ir a la academia real para ver el contenido de las lecciones y buscar algunas personas, pero como no podía asistir debido a la Conferencia del Reino, pensé en hacer que Arisa fuera mi sustituto.

 

- Sin embargo, la reacción de Arisa fue ligeramente diferente de mi expectativa.

 

Arisa: “¡Awright! ¡Es el arco de la escuela, no es así! ¡Rompiendo el arco de la escuela, está la batalla armada, los exploradores del laberinto y el triunvirato! ¡Wooooo, estoy hirviendo!”

Lulu: “¡Arisa, cuida tus modales!”

 

Lulu regaño a Arisa quien se paró sobre su silla.

 

Arisa: “No se puede evitar nya ~”

Lulu: “Estamos frente a los invitados”

Arisa: “Por favor perdóname.”

 

Arisa, que está en actitud de reflejo, es regañada por Lulu en voz baja.

 

Tama: “¿Escuela ~?”

Pochi: “¿Entrenando en la escuela-nanodesu?”

Satou: “Creo que es similar. Hay clases de literatura y magia además de entrenamiento para el laberinto. ¿Todas quieren ir también?”

Tama: “Ir ~”

Pochi: “¡Quiero ir-nodesu!”

Shiro: “¡Sí!”

Crow: “Yo quiero.”

 

Solo cuatro personas respondieron enérgicamente, Tama Pochi, Shiro y Crow.

Si Shiro y Crow van, entonces Nana tiene que ir como su guardián, pero me pregunto ¿qué hay de Lulu y Mia?

 

Lulu: “He recibido una carta de invitación de los chefs del castillo real, así que estoy pensando en visitarlos”.

 

Ahora que lo pienso, Lulu y los chefs del castillo real hicieron una especie de batalla culinaria durante la fiesta de fin de año, ¿no?

Me preocupa dejar que Lulu vaya sola.

 

Satou: “Nana, lo siento, ¿podrías ir con Lulu como su guardaespaldas?”

Nana: “Orden del Maestro aceptada”.

 

Nana asintió fácilmente, así que revisé el plan de Mia.

 

Satou: “Mia, ¿qué vas a hacer?”

Mia: “Ir.”

 

Mia tenía una cara complicada, pero decidió ir a la academia real junto con Arisa y las demás ya que estar sola en la mansión no tendría sentido.

 

•••••••••••••••

 

Viajo con las cuatro personas del escuadrón de Zena en el carruaje que va hacia el castillo, y me dirijo a la mansión del Conde de Seryuu en la capital real.

Como era de esperarse, no pueden solo ignorar la seguridad del Conde Seryuu cuando han llegado a la capital real y todo eso.

 

Cuando les decíamos a los guardias el propósito de nuestra visita, justo en ese momento, llegó un carruaje que llevaba al grupo del Conde Seryuu al castillo real.

 

Zena-san y las demás bajaron del carruaje y se arrodillan junto al carruaje del Conde Seryuu.

 

Seryuu: “Zena de la casa Marientail eh. Recuerdo haber visto a las otras chicas también”.

Zena: “Hemos venido corriendo a la capital real desde la ciudad laberinto después de escuchar el desastre que sucedió aquí”.

 

Zena-san respondió nerviosamente al Conde Seryuu.

 

Seryuu: “Umu, ese fue un buen juicio”.

 

El conde contestó con aprecio y volvió su mirada hacia mí.

 

Seryuu: “Entonces, ¿alguna razón por la que vengan en el carruaje de Sir Pendragon?”

 

El conde está preguntando a Zena-san, pero su mirada inquisitiva está dirigida hacia mí.

Justo en ese momento, otro carruaje vino de la mansión.

 

“Conde-sama, ¿hay algún problema?”

 

Un noble pasado de los treinta años con pelo rojo bajo del carruaje.

El noble sonríe ampliamente cuando sus ojos se encuentran con los míos.

 

Belton: “Ooh, ¿no es Satou-dono?”

Satou: “Vizconde Belton-sama, ha pasado un tiempo”.

 

Él fue el noble que salvé de ser devorado por las arañas durante el disturbio del laberinto de la ciudad de Seryuu.

 

Seryuu: “Belton, ¿se conocen?”

Belton: “Sí, él es el benefactor que nos salvó a mí y a mi hija de un peligro en el laberinto.”

Seryuu: “¿Mm? No recibí ningún informe sobre que un vasallo del Conde Muno estuviera involucrado en el caso desde antes ...”

 

El conde se acaricia la barba como si retrocediera en su memoria.

 

Belton: “¿Satou-dono sirve al Conde Muno?”

Satou: “Sí, hubo algunas circunstancias. El Conde Muno me nombró caballero honorario después del incidente”.

Belton: “Hou, ¡no es eso algo bueno!”

 

El vizconde Belton malinterpretó la situación y palmeo mi hombro, bang bang, felicitándome.

Esta persona debe ser un mago, pero su manera de regocijarse es como la de un caballero o un guerrero. Me pregunto si las personas que usan magia de fuego son todos así.

 

Seryuu: “No te confundas Belton. Sir Pendragon fue ascendido ayer, ahora es un vizconde como tú”.

Belton: “¿Q-qué?”                                           

 

El vizconde perdió la por la sorpresa cuando el conde lo corrigió.

Aparentemente, él no conectó que Sir Pendragon y Satou eran la misma persona. Bueno, no había forma de que él pensara que el buhonero que conoció se convertiría en un explorador de Mithril.

 

“Maestro, deberíamos ir pronto”.

Seryuu: “Umu, cierto”.

 

Un mayordomo anciano que está en el mismo carruaje que el conde advierte al conde mientras sostiene una herramienta mágica de tipo reloj en una mano.

 

Seryuu: “Gente del escuadrón de Zena. A la luz de su lealtad, no voy a cuestionar el hecho de que dejen sus puestos sin permiso. Proporcionaré habitaciones en la mansión. Relájense un momento antes de regresar a la ciudad del laberinto”.

Zena: “Sí, deseamos expresar nuestra gratitud”.

 

Zena-san en modo soldado de seguro es bastante galante.

Ya que el Conde y el vizconde Belton fueron al castillo real, también me dirigí ahí después de dejar a Zena-san y las demás en la mansión del Conde Seryuu.

Después de que el carruaje me lleve al castillo, regresare para llevar a Zena-san y los demás de regreso a la mansión Pendragon, donde Liza está esperando.

 

La conferencia del Reino de hoy--

 

Termino después de la selección para las personas a cargo de la reactivación de la Capital Real, y el informe de las tres órdenes de caballeros que parten para ir a la guerra con el Ducado de Bishtal.

 

Hubo algunos recesos de tres horas, pero en ese momento, muchos nobles vinieron a promocionar a sus hijas así que fue bastante molesto.

Los nobles que lo hicieron no fueron solo los de clase alta que asisten a la conferencia del reino, sino también los nobles de clase baja que deliberadamente vinieron a la conferencia por ese motivo.

 

Los nobles de la facción del Marques Lloyd y el Conde Houen me protegieron durante el segundo receso, así que fue pacífico, pero vinieron preguntando qué platos iba a sacar para el concurso de cocina con caras emocionadas, así que no pude descansar un poco después de todo.

 

Estoy pensando en hacer un banquete en la casa de huéspedes donde el Conde Muno se queda una vez, para cambiar su objetivo.

Como era de esperar, nuestra Mansión es demasiado pequeña para recibir a los nobles superiores.

Peso: 
0