The New Gate Capítulo 36 (parte 4).




Manual




Sucedió justo después de que Marino vio a Shin y comenzó a ayudar en el orfanato.

 

Marino: “Lamento hacer que me acompañes.”

Shadow: “No, escoltar es uno de nuestros deberes. No tienes de qué preocuparte.”

 

Como la persona a cargo había olvidado abastecerse de ingredientes, Marino trajo a Luca, que había suplicado acompañarla, a la ciudad.

 

Siendo escoltado por Shadow, Marino hizo las compras mientras tomaba de la mano a Luca. Sin embargo, las compras en sí no tomaron mucho tiempo.

 

Luca: “¡Ir a caminar! ¡Caminar!”

 

Caminar fuera del orfanato era emocionante para Luca. También ayudó que Shadow tuviera la buena idea de tomar una ruta un poco más larga.

 

Marino: “(Sería bueno dejar que los otros niños también salgan, excepto cuando ayuden con nuestros trabajos)”

Shadow: “(Es cierto. La mayoría de los niños juegan en secreto afuera de todos modos)”

 

Marino notó mientras conversaba con Shadow que solo los niños más pequeños como Luca necesitaban protección. Como había tan pocos de ellos ahora, no sería demasiado problemático organizar salidas supervisadas para ellos.

 

Justo cuando Marino pensó en invitar a otros niños la próxima vez, la alarma que señalaba una invasión de monstruos resonó en todo Kalkia.

 

Shadow: “Parece que vienen monstruos. Regresemos al orfanato.”

Marino: “¡Sí! Luca, eso es todo para la caminata de hoy. Volvamos al orfanato antes de que lleguen los temibles monstruos, ¿de acuerdo?”

Luca: “Bueno…”

Shadow: “No te preocupes. Los gremios están protegiendo la ciudad.”

 

Marino trató de hablar tan alegremente como pudo para consolar a Luca, quien estaba asustado por la alarma. Todas las defensas, dejando de lado la primera repulsión de monstruos fallida, habían tenido éxito. Gracias a tales resultados, los jugadores cercanos no se conmovieron demasiado.

 

Marino: “Mira, las personas que nos rodean también están tranquilas, ¿verdad? Volvamos a todos ahora.”

 

Marino trató de caminar con la mayor calma posible para que Luca no se asustara. Incluso entonces, tuvo que disminuir la velocidad periódicamente después de notar que su ritmo había comenzado a acelerarse.

 

“Lo siento, me gustaría hablar un momento contigo...”

 

Entonces, como si apuntara a ese momento, apareció Robin.

Temeroso de Robin quien se acercó lentamente, Luca se escondió detrás de Marino.

 

Shadow: “Estamos en una situación de emergencia. Guarda eso para más tarde.”

 

Shadow estaba entre Marino y Robin. Miró a Robin severamente, listo para reaccionar en caso de cualquier movimiento sospechoso.

 

Robin: “No tengo ningún negocio contigo. Vine a hablar con la joven. Por favor mantente fuera de esto.”

Shadow: “Me niego. Hay monstruos acercándose a la ciudad en este momento. Todos regresan a sus hogares. Vuelve otra vez después de que pase la amenaza.”

 

Shadow habló con un tono más firme. Él no permitiría ninguna excepción.

 

Robin: “Tengo que llevarme a la chica. ¡¡Estás en el camino!!”

 

De repente, Robin gritó, extendió su manto y lanzó una pelota del tamaño de una pelota de golf.

 

Shadow: “¡Ja!”

 

Sin perder la calma, Shadow perforó la bola voladora con un cuchillo.

 

La bola fue cortada fácilmente en dos, emitiendo una gran cantidad de humo blanco al mismo tiempo, lo que hace que sea imposible ver.

 

Marino: “¡¡Shadow!!”

Shadow: “Estoy bien, puedo ver. Por favor cuida a Luca.”

Marino: “¡Sí!”

 

Marino agarró la mano de Luca otra vez. Siendo un luchador experimentado, Shadow no se confundiría con una simple cortina de humo. O eso había supuesto Marino, cuando de repente, una sombra apareció detrás de ella.

 

Marino: “¿Eh ...?”

 

Marino se giró rápidamente, solo para encontrar un par de ojos brillantes justo más allá del humo. A juzgar por la altura y el tamaño, no podrían pertenecer a un jugador.

 

Marino: “¿¡Gwah!?”

 

Marino estaba allí aturdida cuando el grito de dolor de Shadow llegó a sus oídos. Mirando en su dirección, Marino vio algo cortar la niebla y ahuyentar a Shadow.

 

Shadow: “¿¡Monstruos!? ¿Las defensas han sido traspasadas? Tch, los retendré aquí, llévate a Luca y corre!!

Marino: “¡Sí, sí!”

 

Como Marino no podía usar [Through Sight], no pudo ver lo que estaba sucediendo debido al humo. Sin embargo, al oír los sonidos de las cuchillas chocar y ver la luz de las chispas a través del humo, pudo adivinar lo que sucedía.

 

No había pasado mucho tiempo desde que sonó la alarma, pero se podían oír gritos y rugidos de monstruos en la distancia.

 

Como el sistema de chat se restringió durante los eventos de invasión, Marino no pudo contactarse con Shin para pedir ayuda.

 

Luca: “Marino ...”

Marino: “No te preocupes, Shadow es fuerte, no perderá contra algunos monstruos. Aquí es peligroso, así que regresemos rápido.”

 

Marino sonrió con la mejor sonrisa que pudo reunir a Luca y comenzó a alejarse. Afortunadamente, encontró la pared de un edificio, por lo que pudieron avanzar a lo largo de un área que no estaba nublada por el humo.

 

Marino: “¿¡OK, finalmente estamos en la calle principal-- !?”

 

Después de correr desesperadamente por los callejones, llegaron a la gran calle que Marino solía pasar.

Sin embargo, lo que vio allí fue un escenario completamente diferente al que estaba acostumbrada.

 

Marino: “Que es esto…”

 

La mayoría de las tiendas y puestos que se alineaban en la calle estaban envueltas en llamas. Los gritos de las personas que huían podían escucharse en todas partes.

 

Algunos edificios fueron parcialmente destruidos debido a la lucha, mientras que los indemnes fueron golpeados por los jugadores que fueron lanzados.

 

Marino: “Tenemos que escapar ...”

 

Marino se paralizó, el cuerpo de Marino solo podía moverse debido al calor que provenía de la mano de Luca.

No puedo soltar su mano. Tengo que protegerla.

Tales sentimientos respaldaban sus temblorosas rodillas.

 

Marino: “Solo un poco más, ten paciencia, querido”.

Luca: “Bueno…”

 

Sosteniendo la mano de Luca, Marino continuó caminando a lo largo de las paredes, con cuidado de no dejar que los monstruos la descubrieran.

 

Sin embargo, en un campo de batalla donde los monstruos y los jugadores estaban enfrascados en una batalla furiosa, era imposible pasar desapercibido sin habilidades de sigilo.

 

Una explosión repentina sacudió el edificio al lado de ella; había sido causado por un gran monstruo parecido a un dinosaurio de 5 metros, que se había estrellado contra el edificio para llegar a la avenida principal.

 

Marino instintivamente protegió a Luca con su cuerpo.

 

Fragmentos del edificio destruido llovieron a su alrededor. Estos fragmentos eran de materiales desconocidos y podrían tener mucho más poder ofensivo de lo que cabría esperar. Uno de ellos, desafortunadamente, terminó golpeando la espalda de Marino.

 

Marino: “¿¡Gwah!?”

 

Gracias a un artículo que recibió de Shin, el HP de Marino no disminuyó. Pero debido a la diferencia de masa entre Marino y el fragmento que la golpeó, ambos fueron lanzados al aire dando vueltas por el suelo varias veces antes de detenerse.

 

Marino: “Lu... ca ...”

 

Marino se levantó enseguida y buscó a Luca.

 

En este mundo, mientras un avatar aún tuviera HP y no se viera afectado por las condiciones de estado, incluso si lo golpeara un ataque que normalmente causaría una herida grande, aún podría moverse.

 

Marino miró a su alrededor y encontró a Luca que, como ella, estaba tratando de levantarse.

 

Sin embargo, era demasiado pronto para sentir alivio.

 

Luca ya había sido atrapado por Robin, que había aparecido de la nada.

 

Marino pensó que se las arregló para perderlo, pero Robin, que tenía la especialización de explorador, los había rastreado fácilmente. Su expresión era inquietantemente fría y distante, inadecuada teniendo en cuenta la situación actual, con monstruos arrasando la ciudad.

 

Robin: “Me has hecho perder el tiempo suficiente”.

Marino: “Por qué…?”

Robin: “Estás protegida por los artículos de Shin. Porque no me seguías en silencio, tuve que recurrir a esto, ¿sabes?

 

Su antiguo discurso cortés ya no existía.

Al parecer, descubrió el hecho de que Marino había recibido un objeto protector de Shin.

 

Robin: “Si no quieres que la chica se lastime... sabes qué hacer, ¿verdad?”

Marino: “…sí. ¡¡Entonces déjala ir ahora!!”

 

Marino quitó el objeto protector y lo puso en el suelo. Robin tomó el objeto y ató a Marino.

 

Luca: “Ma, Marino ...”

 

La liberada Luca, mientras tenía miedo, tendió una mano hacia Marino. Pero Robin había cargado a Marino sobre sus hombros, lejos de las manos de Luca.

 

Marino: “Estoy bien. ¡Vuelve al orfanato Luca!”

Robin: “Cállate.”

Marino: “Ah ...”

 

El veneno paralizante de Robin le robó a Marino su habilidad para moverse.

Llevando a Marino sobre sus hombros, Robin miró a Luca.

 

Luca: “Devuelve a Marino”.

Robin: “Si la quieres de regreso, dile al jugador llamado Shin que venga a este lugar”.

 

Robin arrojó un pequeño pedazo de papel a Luca.

Luca arremetió desesperadamente contra el pedazo de papel, para evitar que se fuera volando. Cuando finalmente logró agarrarlo, Robin y Marino ya habían desaparecido.

 

•••••••••••••••

 

Aldo: “¡¿Qué diablos está pasando aquí?!”

 

Frente al caos de rugientes monstruos y jugadores gritando, Aldo estaba aturdido y confundido. Como raramente salía de su casa, no tenía idea de por qué había monstruos arrasando en la ciudad, ni por qué los jugadores sufrían daños. De hecho, pocos jugadores sabían que el cuerpo de defensa de la ciudad había sido atacado por PK y que monstruos que no pertenecían al evento se habían infiltrado en la ciudad.

 

Aldo: “M-Mierda!! ¿¡Qué equipo debería usar!?”

 

Gracias a las habilidades de su avatar, Aldo podía decir los nombres y niveles de los monstruos. Con sus altas estadísticas y equipo poderoso, no sería demasiado difícil para él protegerse.

 

Sin embargo, debido a su falta de conocimiento del juego, no sabía qué armas o efectos serían útiles. Le tomó alrededor de 10 minutos darse cuenta de que el equipo básico de Arthur Pendragon, la base de su avatar, era el más fuerte disponible.

 

Cuando finalmente terminó de equiparlo y comenzó a pensar qué hacer a continuación, sucedió algo inesperado.

 

Aldo: “¡¿Hyah?!”

 

El techo de su casa se derrumbó de repente. Algo debe haber caído sobre él. El sonido retumbante y los restos que caían hicieron que Aldo gritara sorprendido.

 

“Hola. ¿Aún estas vivo?”

Aldo: “¿¡Una persona!? ¿Q-qué? ¿¡Qué estás haciendo, bastardo!?”

 

Al darse cuenta de que la persona que le hablaba era uno de los dos visitantes que habían venido a su casa unos días antes, Aldo olvidó el terror que acababa de sentir y le gritó furiosamente al hombre.

No tenía idea de lo que el hombre estaba pensando, pero nunca imagino que haría algo tan loco.

 

“¿Qué estoy haciendo? Lo que hace cualquier otro PK, hombre.”

 

Prestando poca atención a la destrucción, Gargalla se acercó a Aldo, con una sonrisa salvaje en el rostro.

 

Aldo: “¡¿Qué estás diciendo?! ¡¿Que está pasando aquí?!”

Gargalla: “Oye, ¿de verdad? ¿No viste a los monstruos revoloteando por la ciudad? ¿Estabas escondido en tu casa en esta situación? Solo porque tienes [Wall] y [Barrier]... hombre, ya estas acabado.”

 

Mientras miraba al hombre con desprecio, Gargalla levantó su arma principal, diferente de la que había llevado durante sus visitas a la casa de Aldo.

 

Era el [Giant Slayer] de grado antiguo, un hacha de batalla con un mango negro y patrones similares a llamas.

 

Era un arma que aumentaba de poder cuanto mayor era la diferencia en las estadísticas entre el usuario y el objetivo: un arma diseñada para matar literalmente a los que son más grandes que el usuario. Cuanto más fuerte fuera el oponente, más poderosa se volvía. Sin embargo, debido a que no funcionaba en los que eran más débiles que el usuario, fácilmente podría llevar a una desventaja si no se utiliza con cuidado.

 

Para la situación actual, sin embargo, no podría haber una mejor arma.

 

Aldo, que era un principiante total con nada más que altas estadísticas, nunca podría esperar competir a alguien que, a pesar de que sus estadísticas eran más bajas, se había hecho más fuerte a través de batallas PvP.

 

Gargalla: “Para llegar aquí, tuve que lidiar con muchos monstruos persistentes y difíciles de matar, por lo que me siento muy estresado en este momento. Tu avatar es mejor, así que realmente espero que me dejes tener un poco de diversión.”

 

Cuando terminó de pronunciar estas palabras, Gargalla atacó a Aldo con su hacha de guerra. Este último no esperaba en absoluto ser atacado y recibió el golpe directamente, sin defenderse de ninguna manera.

 

Con un sonido metálico, como tubos de hierro chocando entre sí, Aldo voló a través de su casa, estallando a través de la pared y aterrizando en el foso del bloque adyacente.

 

Aldo: “Gh... ¿qué eres ... tú ...”

 

Gracias a sus estadísticas y equipamiento, el golpe no fue fatal, pero lo repentino de la situación había dejado a Aldo incapaz de pensar con claridad. Intentó apartar los escombros y levantarse, solo para notar que una espada se balanceaba hacia él.

 

Aldo: “¿¡Gwah !?”

 

Un golpe crítico, y el casco de Aldo fue removido de su cabeza. Abrumado por la confusión, Aldo ni siquiera se dio cuenta de que su cabeza estaba completamente descubierta ahora.

 

Gargalla: “Oye, entrega todos tus objetos, ahora. Sería una pena que desaparecieran todos, ¿verdad?”

Aldo: “Uh ...?”

 

La boca de Aldo solo podía emitir una respuesta débil. Gargalla golpeó la cara aturdida del hombre con un fuerte golpe, para ayudarlo a recuperar la conciencia de la situación.

 

Aldo: “¡¿Hyeeh ?!”

 

Comprendiendo la situación, Aldo dispersó rápidamente los objetos que tenía en su poder.

 

Aldo: “E-Esto es todo lo que tengo! ¡Está todo aquí! Así que por favor no ...”

Gargalla: “No tengo más uso para ti”.

 

Gargalla pisó a Aldo para mantenerlo inmovilizado en el suelo, luego bajó el hacha.

 

Aldo: “NO-”

 

Sin dejar tiempo para sus últimas palabras, el golpe acabó con la parte superior del cuerpo de Aldo. Después de unos momentos, su parte inferior del cuerpo también desapareció.

 

Gargalla: “Tan patético que fue casi deprimente”.

 

Recibir un golpe del [Giant Slayer] en su cabeza sin casco fue suficiente para asegurar que Aldo muriera. En THE NEW GATE, las partes críticas como el cuello y el corazón se establecieron como los puntos débiles de los jugadores. La cabeza y el corazón eran especialmente débiles; golpearlos podría causar la muerte instantánea.

 

Gargalla confirmó que Aldo había desaparecido de sus pies y relajado su postura, suspirando.

 

Antes de que el golpe de muerte instantáneo trajera el HP de Aldo a cero, el daño causado por ataques anteriores no era demasiado alto. Las estadísticas del avatar deberían haber sido lo suficientemente altas como para que ningún jugador de nivel medio no muera tan rápido y fácilmente.

Si bien no esperaba mucho, Gargalla aún sentía que aumentaba su frustración.

 

Gargalla: “... hmm, podría agregar algunas razones más aquí para alimentarlo”.

 

Los labios de Gargalla formaron una sonrisa, con una vena malvada que habría hecho temblar a cualquiera presente.

 

Después de recoger los objetos caídos, Gargalla verificó la dirección y comenzó a moverse hacia el orfanato.

 

 

 

Shin llegó al orfanato al mismo tiempo que Luca.

 

Al ver a Luca caminar sola, Shin se sintió aún más preocupado. El evento de invasión de monstruos limitó el uso del chat temporalmente, por lo que aún no entendía la situación.

 

Shin: “¡Luca!”

Luca: “¡Shin ... Shin!”

 

Los ojos de Luca estaban llenos de grandes lágrimas. Shin la agarró cuando estaba a punto de caerse, y la niña rompió a llorar.

 

Al oír su grito, Emil salió corriendo del orfanato.

 

Emil: “¡Luca!”

 

Al ver que no paraba de llorar, la expresión de Emil se nubló.

Shin tenía un mal presentimiento sobre la situación.

 

Emil: “Antes que nada, vamos adentro. Gracias a tus barreras, los monstruos no han entrado, Shin.”

Shin: “Está bien. Vamos, Luca.”

 

Shin tomó a Luca en sus brazos y estaba a punto de caminar hacia el orfanato, cuando Luca -que había recuperado algo de compostura en su tristeza- empujó un pedazo de papel delante de los ojos de Shin.

 

El pedazo de papel que había agarrado desesperadamente, para no perderlo, mostraba las coordenadas de un lugar dentro de Kalkia.

 

Shin: “Esto es…?”

Luca: “Se llevaron a Marino ... ¡todo porque dije que quería salir a caminar ...!”

 

Luca siguió llorando, su rostro deformado por las lágrimas. A pesar de su corta edad, estaba atormentada por la culpa de haber causado el secuestro de Marino.

 

Shin: “Está bien, iré a salvarla. Luca, espera aquí con Emil y los demás.”

 

Shin limpió las lágrimas de Luca y se la confió a Emil.

 

Luca: “Marino ... ¿estará bien?”

Shin: “Sí, déjamelo a mí.”

 

Shin mostró la sonrisa más grande que pudo, para que Luca no se preocupara. Después de darle unas palmaditas en la cabeza, él le dio la espalda y se alejó.

 

Tan pronto como salió del campo de visión de Luca, la leve expresión se desprendió de la cara de Shin. Más que alguien que iba a salvar a alguien, parecía un hombre que iba a comenzar una masacre.

 

Shin comenzó a correr hacia la ubicación señalada por las coordenadas, la ira que sentía claramente visible en su rostro.

Proyecto: 
Peso: 
0