Sendai Yuusha wa Inkyou Shitai Capítulo 87: El hechicero de la doble cruz




Manual




Bernadette: “¿Reunión? ...... ¿Con quién en el mundo te estás reuniendo?”

 

Cuando formuló una pregunta sobre las palabras que probablemente no estaban dirigidas a ella sino a otra persona, Bernadette preguntó.

 

“Kukakah, los tipos que son lentos para entender suelen ser odiados, ¿sabes? Puede que no lo parezca, pero ese tipo, ‘Yuu Yashiro’ es un tipo inteligente.”

 

Tal vez porque estaba feliz con el tema de la pregunta, el hombre habló con alegría, pero el enfoque de Bernadette no estaba dirigido al hombre.

 

Bernadette: “Yashiro, san? ¿Tú y Yashiro-san se conocen?”

 

Esas fueron las palabras que salieron involuntariamente de su boca.

Yuu y ese hombre, cuyo rostro estaba oculto en la oscura y sombreada capucha y estaba hablando en regocijo, simplemente no podían ser conectados en la mente de Bernadette.

 

Bernadette ya no pensaba en Yuu como una persona común.

Pero, al enterarse de que el hombre frente a ella que estaba mostrando una sonrisa medio loca y diciendo que Yuu y él se conocían, se dio cuenta de que no sabía mucho sobre Yuu, lo suficiente como para que le vinieran dudas a la cabeza. Ella sabía muy poco sobre él.

Suficiente para que ella se sorprenda de que una vez haya interactuado con un lunático como este.

 

Lo suficiente como para hacerle pensar que era una especie de error.

 

Bernadette: “Por favor detente con los chistes. ¿Por qué Yashiro-san estaría familiarizado con un criminal como tú? Yashiro-san es un poco obsceno y pervertido, pero piensa en cómo puede ser útil para alguien y es dueño de un buen corazón. ¡Él es diferente de personas como tú, escoria que descansa en tus laureles sobre la desgracia acumulada de otras personas!”

 

Bernadette lo declaró mientras fruncía el ceño ante el profundo par de ojos carmesí, pero reflexivamente tragó saliva por la apariencia del hombre que recibió esas palabras.

 

Él estaba sonriendo.

 

“Pensé que podría ser posible, pero...... parece que realmente no sabes nada. Tanto su verdadera naturaleza como su forma de vida.”

 

* Jeje *.

 

Para el hombre que levantó las esquinas de su boca y sonrió, Bernadette sintió miedo.

 

Bernadette: “Yashiro-san... ¿Verdadera naturaleza?”

“Así es. La verdadera naturaleza de Yuu Yashiro.”

 

Dentro de las oscuras pupilas del hombre, algo brillaba.

 

Éxtasis.

 

Esa palabra cruzó la mente de Bernadette.

 

“Buena persona, mala persona. Ese tipo no puede describirse con esas palabras tan ambiguas. La verdadera naturaleza de ese tipo es precisamente lo que los ‘humanos’ deberían ser, aquella que contiene la contradicción de moverse a veces calculando ganancias y pérdidas, y otras moviéndose sin prestar atención a las ganancias y pérdidas....... Sin embargo, a pesar de ser así, hay algo constante en las acciones de ese tipo. Es ‘Convicción’. Ese tipo nunca hará algo que se contradiga a sí mismo. Él no traicionaría lo que él considera que es correcto, incluso si muere. Mira, ya se produjo una contradicción. Pero eso es exactamente lo que distingue a los humanos. Al no tener conexión con el bien y el mal, porque él es un ‘Humano’ lleno de contradicción, su existencia es la más apropiada para la ‘Espada Sagrada’.”

 

El hombre habló como si pudiera continuar para siempre. En medio de su conversación, que ya se acercaba a algo parecido a la adoración, Bernadette captó algunas palabras que no podía dejar pasar.

 

Bernadette: "¿Espada sagrada?"

“Entonces, realmente no estabas informada.”

 

El hombre respondió con una sonrisa a Bernadette, que murmuró como si acabara de ver algo que era increíble.

 

“La Espada Sagrada ...... Si no me equivoco, su nombre es Espada Sagrada, ‘Al’. ...... ‘Destructor de los Demonios’, la cumbre de espadas que corta cada objeto que existe y se desvanece. Prueba de un linaje de un alma que continúa desde la edad de los dioses....... Puedo estar de acuerdo en por qué la iglesia lo ve como un enemigo de Dios. Él posee suficiente poder para poder aniquilar a los ejércitos de este mundo ‘por sí mismo’ después de todo ......”

 

Habiendo dicho tanto, no hay manera de que no se haya dado cuenta. Sin embargo, Bernadette no quería creerlo.

 

Bernadette: “¡Eso es mentira! ...... ¡Yashiro-san es el ‘Héroe’!”

 

El héroe. Era una amenaza divina que, aunque estaba cerca de la mujer santa que servía a Dios, dejo que ella muriera sin ayudar, y, además, se burlaba y menospreciaba a Dios. Él puede ser defendido como el gran hombre que derrotó al Señor Demonio en todo el mundo, pero para los creyentes como Bernadette, él era un enemigo al que no se le podía permitir vivir.

Ciertamente, tenían el mismo nombre y apellido, y su apariencia era tal como lo había dicho la información que llegaba a la iglesia. Normalmente, no habría manera de que ella pensara que era algo así como ‘un completo extraño que se veía realmente similar’.

Pero había una gran razón por la cual Bernadette no mató a Yuu.

 

Bernadette: “Recibí una autorización de Arzobispo-sama. ...... ¡No hay forma de que Yashiro-san sea el héroe!”

 

Esa fue la razón.

 

Con respecto a la organización religiosa de la santa fe de Ulquiorra, dentro de los rankings, el más alto es naturalmente el Papa. A continuación, está el cardenal, el arzobispo y luego el obispo.

Dentro de la organización religiosa, hay un gran hombre que una vez viajó junto con el héroe. Ahora en el puesto de arzobispo, Bernadette le informó acerca de Yuu antes de partir de Lizwadia, pero como se le dijo claramente que eran diferentes, incluso se le dijo que protegiera a la no relacionada Yuu.

 

“Hou, eso es bastante raro para Yazuul. Pensar que él protegería a ese tipo. Y aquí pensé que era un supremacista de la mujer santa ......”

 

Llegando a este punto, Bernadette finalmente albergaba preguntas sobre la existencia de este hombre.

 

Solo había un Papa y un Cardenal cada uno a la vez, pero existían varios Arzobispos y Obispos. Es verdad que normalmente cuando uno usa el nombre de un Arzobispo, su nombre debe estar adjunto y no solo su rango, pero el hombre frente a Bernadette específica a la persona que acaba de llamar "Arzobispo".

 

Bernadette: “...... ¿Quién eres tú?”

 

Este hombre sabía demasiado. Sobre la Espada Sagrada, sobre la mujer santa y sobre el obispo que viajó con el grupo del Héroe anterior y quién es el jefe de Bernadette.

De sus muchas palabras que sonaron como si fuera una persona que estaba profundamente conectada con ellas, hubo un poder misterioso que selló la magia de Bernadette. ...... El misterio de este hombre, fue anormal.

 

Bernadette: “¿¡Mi magia fue......!? ...... Podría ser, la razón por la que no podía usar mi magia ese momento es......”

 

Sabia sobre la Espada Sagrada, a la mujer santa, y conocía también al Arzobispo Yazuul, que fue uno de los héroes que salvó el mundo, Bernadette sabía de la persona que sabría todo eso y que tenía la habilidad única de ‘Robar’ el poder mágico del cuerpo.

 

Bernadette: “¡El hechicero traidor, Zephyr Jiinecarsel!! ¡Pensar que me encontraría con el pecador que profanó el cuerpo de la Santa-sama con una espada ......!! ¡Prepárate! ¡Convertiré tu cuerpo en una colmena y te haré comida para pescado !!”

 

Zephyr Jiinecarsel. Alguna vez una figura heroica que también sirvió como líder de los magos de la corte imperial de Leezelion, fue una de las personas que viajó con el grupo del héroe para subyugar al Rey Demonio, pero, traiciono al grupo en medio de su viaje, fue un hereje que colocó una herida incurable en la espalda de su antiguo maestro, la mujer santa, Olivia.

 

Debido a que él era una persona que no esperaba encontrarse, Bernadette perdió por completo la calma y le gritó a Zephyr. Pero Zephyr solo respondió con una sonrisa a todo eso.

 

Zephyr: “Cálmate, cálmate. ...... Pero, aun así, ¿puedo hacer que me creas con esto? Que él, Yuu Yashiro ...... No, que Yashiro Yuu es el Héroe anterior.”

 

Mientras las comisuras de su boca se curvaban para hacer una amplia sonrisa, el hombre habló.

 

Bernadette: “……Te equivocas. Yashiro-san no es algo así como el héroe ...... ¡¡Él no es algo así como el enemigo de Dios !!”

 

Ella no tenía nada parecido a una evidencia irrefutable. Además, probablemente no había ningún error de que este hombre era el hechicero Zephyr que una vez viajó con el héroe y lo traicionó.

 

Pero Bernadette no quería creer nada de eso. Fue porque posiblemente podría pensar que ese chico podría ser un villano que despreciaba a Dios.

Eran palabras que fueron gritadas en parte por desesperación, pero esas palabras fueron confirmadas como verdad por el hombre frente a ella.

 

Zephyr: “Por supuesto que no lo es. ...... ¿Él, el enemigo de Dios? Eso me hace reír. Si él es el enemigo de Dios, ¿no haría eso que todas las personas en este mundo fueran pecadores? Ese tipo que fue convocado desde otro mundo sin siquiera saber la razón y continuó luchando mientras vomitaba sangre, fue traicionado muchas veces, se vio envuelto por el karma de las personas, y sin embargo se puso de pie y llevó el mundo sobre sus hombros por el bien de la mujer de la que se enamoró, ¿por qué debe ser tratado de esta manera? ...... Él no debe de ser culpado. Ese tipo, que no pudo desposar a su amada la mujer santa, que no pudo proteger a la mujer santa, y que no pudo vivir en la tierra de su difunta amada, pero aun así dejo esta tierra mientras sonreía, ¿por qué es un grave pecador?! ...... Kuku, Él no debe de ser culpado. ¿No lo crees? Ese chico necesita superar la tristeza. ...... ¡Y necesita ser asesinado antes de llegar a una situación tan dolorosa, el necesita esa piedad!”

 

Bernadette perdió su ira por el hombre frente a ella, cuya risa vulgar resonó, y solo le temía.

Zephyr gritó que pensaba que Yuu podría estar en pena y quería matarlo. Sin embargo, el hecho de que ambos fueran sus verdaderos sentimientos era, ya sea que le gustara o no, transmitida a ella.

 

Contradicción.

 

¿No era el propio Zephyr la personificación de eso? Bernadette maldijo eso en lo más profundo de su corazón.

Peso: 
0