Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Capítulo 293: Pseudo Hanten y Hakma negro




Manual




 

Izumo e Iroha estaban en seiza, alineados y dando la bienvenida a los invitados.

 

Los dos llevaban hakamas negros, y la figura del hombre con la espalda recta daba una atmósfera diferente a la de siempre.

 

La figura de Izumo, que era diferente del otro día cuando habían superado una situación de vida o muerte, estaba desconcertando a sus camaradas que habían sido llamados aquí, incluido Jin.

 

Izumo: “Gracias por venir aquí, todos”.

Iroha: “Tienen mi gratitud-nodesu”.

 

Tomaron asiento como se les dijo en esta sala donde se extendían los tatamis, pero debido a que Jin y el grupo no están acostumbrados a la etiqueta de sentarse directamente en el piso, no pudieron relajarse.

 

Izumo e Iroha se inclinaron profundamente hacia ellos.

 

Jin: “...Aah, te dije que dejaras de hacer ese tipo de cosas”.

Daena: “De Verdad.”

 

Jin y Daena tenían sonrisas irónicas.

 

Cualquiera podría decir que su agradecimiento no era simplemente por el hecho de que todos vinieron aquí hoy.

 

En términos de tiempo, realmente no se conocen mucho.

 

Pero la densidad es diferente.

 

El tiempo denso y las experiencias que estos jóvenes pasaron juntos en la academia han creado un vínculo firme entre ellos, que tienen el mismo maestro, no solo como compañeros de clase, sino como camaradas.

 

Es por lo que los otros también respondieron a esto con su actitud en lugar de palabras, excepto por esos dos.

 

Izumo: “Tal vez es porque he regresado a Lorel, pero quería decirlo correctamente. Esto puede sonar mal después de bajar la cabeza y dar las gracias, pero ya sabía la respuesta”.

 

Izumo hizo una sonrisa suave como las veces en que estaba en la academia.

 

Iroha: “¡Izumo-sama!”

 

Iroha se sonrojó ante esa sonrisa suya, pero también resoplo sus mejillas y reprendió esas palabras.

 

Sonrisas irónicas de un tono diferente ahora se mostraban en la cara de todos.

 

Una de ellas, Amelia, miraba a Iroha con envidia, como si fuera demasiado deslumbrante, pero nadie lo vio.

 

Misura: “... Entonces, ¿cuál es tu asunto con nosotros? Puede que no estemos tan ocupados como ustedes, pero también tenemos nuestra parte de cosas que hacer”.

Yuno: “Parece que te quedarás aquí por un tiempo más, Izumo-kun, pero hoy volveremos con Shiki-sensei, ¡así que, por favor, sé breve!”

 

Misura y Yuno estaban extrañamente sincronizados e instaron a Izumo a decir lo que quería.

 

Izumo puede tener un tono brillante, pero todos podían saber por su atmósfera que el anuncio de Izumo no era nada bueno.

 

Podían sentir una despedida.

 

Izumo ya estará con ellos en la Ciudad Academia.

 

Ahora está al lado de la princesa Iroha.

 

La princesa de la casa de Osakabe que reside en Kannaoi y sus alrededores.

 

Y también su prometido.

 

Izumo: “Esta bien. Regresaré a la Academia”.

“!”

 

Esa fue la respuesta que Jin y los demás deseaban.

 

Izumo: “Es decir, por ahora”.

“...”

 

Pero parece que esa no fue la respuesta completa.

 

Izumo miró directamente a los ojos de sus camaradas y expresó su resolución sin dudarlo.

 

Como si respondiera a las muchas emociones que se mostraban en sus ojos.

 

Izumo: “En estos pocos días, he entendido claramente dónde está mi lugar. Y ese lugar es en la Unión de Lorel, y al lado de Iroha”.

“...”

Izumo: “Cómo debería vivir y qué quiero hacer, para mí... para la persona llamada Izumo Ikusabe, esas son las preocupaciones que siempre han estado girando en mi mente. No hubo ningún momento en mi vida en el que no sintiera como si estuviera viviendo por el bien de un plan para otra persona. Sinceramente, me da mucha vergüenza confesar todo aquí, así que voy a resumirlo”.

Sif: “¿Estás resumiendo esa parte?”

 

Sif replicó en un tono bajo, e Izumo lo rechazo con una carcajada.

 

Izumo: “Estoy delante de mis más cercanos camaradas y mi amada después de todo. Hablar todo sobre el cambio que ocurrió dentro de mí es imposible. Lo único que tengo que decir es que he encontrado una respuesta. Pude decidir mi propia forma de vivir. Las cosas que yo mismo quiero hacer y que no había podido encontrar han surgido de repente, y muchas cosas más”.

Amelia: “¿Tiene que ver con que ahora te refieras a ti mismo como ‘Ore’?”

 

Él asintió con la cabeza a lo que Amelia señalo. Después de esa noche, Izumo dejó de llamarse a sí mismo con el “boku”.

 

Izumo: “Esa es una parte de eso. Además, cosas como unirme a la familia Osakabe y aplastar a la casa Ikusabe, o aprender arquitectura en Kannaoi y Rotsgard”.

Jin: “Estás diciendo cosas bastante peligrosas como si nada, oi”.

Izumo: “Comparado con Sensei, estas cosas no son nada. Y sobre todo ...”

 

Jin remarco que él tratara de aplastar a su familia, pero Izumo no solo no lo negó, sino que respondió como si eso no fuera un gran problema.

 

Tampoco trató de jugar con ello. Mostró que una vez más era positivo sobre lo que dijo y ...

 

Izumo: “De ahora en adelante, he decidido que definitivamente no me guardare nada cuando ustedes necesiten ayuda. Ahora entiendo desde el fondo de mi corazón el viejo dicho que es ampliamente conocido en Lorel”.

Iroha: “... En Lorel, existe una forma de pensar en la que se supone que los hombres viven, no por su propio bien, sino por el bien de los demás. De esa manera, vale la pena vivir”.

 

Después de que Izumo terminó de hablar, colocó sus puños sobre el tatami y bajó la cabeza profundamente.

 

Iroha debe haber sentido que faltaban las palabras de Izumo, por lo que explicó a Jin y a los demás sobre el viejo dicho de Lorel.

 

Pero es pesado.

 

Todos podían saber muy bien que son completamente serios, pero es obvio que todos estaban uniformemente sorprendidos por esto.

 

Izumo: “Bueno, dicho todo eso ...”

 

Izumo levanto la cabeza y dirigió una sonrisa a Jin y a los demás.

 

Izumo: “Sin embargo, priorizaré a Iroha”.

Jin: “...”

 

Un aire difícil de describir se extendió entre los dos.

 

Izumo: “Entonces, volveremos a vernos en la Academia... Iroha”.

 

Izumo se pone de pie.

 

Iroha: “Ah, sí. En esta ocasión, al igual que Izumo-sama, yo ...”

Izumo: “Princesa, ya no hay necesidad de todo eso”.

Jin: “¿Y tú eres quien lo dice, Izumo?”

 

Jin estaba asombrado. Pero al mismo tiempo, todos tenían una sonrisa en la cara.

 

Iroha: “¡Así es, Izumo-sama! ¡No se trata de que sea necesario o no!”

Izumo: “Entonces, Jin, todos, cuídense en su camino de regreso”.

Jin: “Nos estaremos teletransportando junto con Shiki-san, así que no hay nada de qué tener cuidado”.

Izumo: “Ah cierto.”

Jin: “... Vuelve rápido, ¿de acuerdo?”

Izumo: “Lo sé.”

 

Las sirvientas entraron a la habitación después de ver que Jin y su grupo se iban para poder guiarlos. Y después de una última conversación informal, Izumo se fue junto con Iroha.

 

Izumo se sintió nostálgico por la sensación de caminar en el piso de madera con sus tabis, y también sirvió para reforzar su resolución.

 

Pero bueno, eso no es lo único que está endureciendo su resolución, y el estado de Iroha que era completamente diferente de su expresión que se ajustaba a su edad de hace unos momentos también sugirió eso.

 

Izumo: “Princesa, lamento que tengas que acompañarme en asuntos como este. Quería que vieran cómo soy cuando estoy contigo, y también que veas cómo soy cuando estoy con ellos”.

Iroha: “Los camaradas más cercanos de Izumo-sama también son mis camaradas-nanodesu. Amigos-nanodesu. Fue increíblemente divertido. Muchas gracias, Izumo-sama”.

Izumo: “... Bueno, entonces, vamos”.

Iroha: “Si, juntos.”

Izumo: “Por supuesto.”

 

En el lugar a donde los dos caminan, está Haruka esperándolos con un traje blanco.

 

Un Ein-Khalif completamente limpio también estaba esperando.

 

El condenado está esperando.

 

Aun así…

 

Los dos que caminan uno al lado del otro no vacilan.

 

Sus pasos fueron firmes.

 

Izumo e Iroha caminaron hacia el lugar donde deberían estar parados.

 

 

◇◇ ◆◆ ◇◇ ◆◆ ◇◇ ◆◆ ◇◇ ◆◆

 

 

Los grandes aplausos llegaron hasta aquí.

 

La cabeza de una mujer cayó.

 

Una ejecución pública que muchos vieron.

 

Las palabras de ejecución y vítores no se mezclan bien dentro de mí.

 

En el pasado, las ejecuciones públicas eran una diversión para la gente, es lo que creo que escuché en algún lugar antes. Experimentar y verlo por mí mismo, se siente realmente extraño.

 

La muerte es solo un final.

 

¿Qué encuentran las personas de entretenido en la muerte?

 

Estaba viendo la ejecución desde una distancia bastante lejana.

 

Junto con Tomoe.

 

Tomoe: “Fumu, Izumo, ¿verdad? Ese mocoso ha hecho algo bastante audaz”.

 

Tomoe parece estar recordando con una sonrisa el momento de la decapitación que ocurrió a aproximadamente 1 kilómetro de aquí.

 

Es cierto que el Izumo de hace unos días no habría podido hacer esto, en términos de técnica y de decisión.

 

Mostró técnica lo suficientemente buena como para que a Tomoe no le resulte extraño recordar su nombre.

 

... Este crecimiento suyo da validez a las palabras de Shiki sobre el crecimiento de los estudiantes del que habló.

 

Eso por sí solo no me hará estar de acuerdo con esta intrusión de ellos en este lugar, por lo que debería hablar con Shiki sobre este tema también ...

 

Makoto: “Escrito como audaz, leído como refinado; ¿algo como eso? Según tu tono”.

Tomoe: “Bueno, sí, algo así. Me gustan esos tipos”.

 

Un viento fino, pero terriblemente agudo envolvió la espada Ein-Khalif que Iroha-chan lanzó hacia abajo, se hizo en una instancia de menos de un segundo.

 

Era la magia de Izumo que llevaba un hakama negro como Iroha-chan.

 

No hay duda de que todas las personas allí creen que Iroha-chan fue quien cortó la cabeza de Haruka-san.

 

Todos a excepción del propio Izumo, Iroha-chan y Ein-Khalif.

 

Esto puede ser un poco grosero, pero fue una hazaña que Izumo aún no debería haber podido lograr.

 

En otras palabras, él evitó que Iroha-chan fuera quien matara a su madre.

 

Pero... eso fue ...

 

Era muy parecido a su forma de decirle a Iroha-chan “Quiero cargar con el mismo pecado, así que déjame darte mi magia”.

 

No creo que ella hubiera querido que Izumo lo hiciera en su lugar.

 

En cualquier caso, es ese tipo de situación artificial.

 

Realmente han cambiado.

 

Haruka-san podría haberlo notado... En sus últimos momentos, tenía ese tipo de expresión pacífica, por lo que no puedo evitar que piense de esta manera.

 

Aun así, incluso si fuera por el bien de su prometida, Izumo debe hacer una acción que solo conlleva riesgos y no tiene nada que ganar para sí mismo; Estoy impresionado de que haya podido cambiar tanto en no tres días, sino en una sola noche.

 

Makoto: “Ya veo, no te entrometas demasiado con ellos, ¿de acuerdo? Por cierto, ¿viste lo que salió del cuerpo de Haruka-san?”

Tomoe: “… Así que también puedes verlo, Waka. ¿Quizás son los efectos de haber ido al mundo de los muertos? Creo que lo más probable es que sea parte de su alma”.

Makoto: “Alma. Hablando con mayor precisión, es el espíritu que se había fusionado con el poder del Sabio, probablemente”.

 

Cada uno de ellos le dio color y brilló. Se movió alrededor del cadáver de Haruka-san, y luego se hundió en el suelo.

 

Tomoe: “Yo también lo creo. Se hundió en el suelo, y probablemente llegó al lugar donde está Futsu. Lo más probable es que renazca en una persona que tenga buena afinidad”.

Makoto: “Finalmente fui al más allá. Sin embargo, hubiera preferido ir a Japón”.

 

¿Es Japón aún más raro que el mundo de los muertos?

 

Aah, el Japón moderno se siente tan desesperadamente lejos.

 

Debido a que Lorel me lo recuerda, me hace extrañarlo aún más.

 

Tomoe: “...”

Makoto: “¿Tomoe?”

Tomoe: “Ah, no es nada. Estaba pensando que algún día también querría ir a Edo”.

Makoto: “...Del Japón moderno, espero”.

 

Si la llevara a Nikko o Uzumasa, siento que se volvería loca de alegría. También me gustan ese tipo de cosas, pero no creo que soporte todo el día.

 

Si vamos a ir a esos lugares, hay muchos otros lugares a los que me gustaría ir también.

 

... Cierto, algún día.

 

Quiero llevar a Tomoe allí.

 

Tomoe: “¡Oh! Ahora que lo pienso, ¡Shiki parece haber llevado a los estudiantes y regresado a Rotsgard un paso más rápido! ¡Se acerca el momento de abandonar este país!”

 

Jin y los demás no vieron a Izumo actuando como el verdugo. Tampoco Shiki.

 

Parece que Izumo deseaba que fuera así.

 

... Honestamente hablando, realmente no entiendo las sutilezas en ese tipo de áreas.

 

Me pregunto qué tipo de resolución tenía él.

 

No estoy en condiciones de saber sobre ellos, pero me lo pregunté un poco.

 

Sin embargo, lo que es más importante en este momento es... hay algo a lo que tengo que responder.

 

Makoto: “Hey, Tomoe”.

Tomoe: “¿Sonó demasiado forzado?”

Makoto: “No, antes que nada, ¿qué pasa con ese atuendo tuyo? Estaba esperando antes de decir esto, pero no puedo soportarlo más”.

 

Tomoe lleva algo encima de su áspero kimono habitual que llama la atención.

 

No, le queda bien.

 

Le queda aterradoramente bien.

 

Tiene un lustre de tela de seda y bordados extravagantes.

 

Por otra parte, incluso tiene forro empaquetado de cerca.

 

Bueno, cuando hablamos de atuendos, el hakama de color negro de Izumo e Iroha-chan también eran cuestionables.

 

Parece que no tenían ninguna cresta en particular, así que tal vez ese es el uniforme para los verdugos.

 

Tomoe: “Hay una serie de cosas que encontré en Lorel y de las que me enamoré a primera vista, ¡y esta es una de las más importantes! Por ahora, compré uno en blanco y negro, y uno rojo y azul. Levare esto a los Eldwas y las Gorgonas en Asora, y ... gufuh”.

 

Makoto: “... Cómo decirlo, parece que he encontrado otro lado escondido tuyo”.

 

Ella fue i dejo salir un “gufuh”.

 

Tomoe: “Por alguna razón, parece que estás desconcertado, pero también tendré uno para tu uso, Waka, y se hará con todo el esfuerzo. Además, no es una cosa que desconozcas, ¿verdad? Parecía que ya sabías la existencia de esto, Waka”.

 

Solo su existencia y su nombre, es decir.

 

Es como el antepasado del sukajan*.

*Nota: (Una chaqueta que tiene bordados llamativos en la espalda).

 

No he visto uno real antes, pero honestamente hablando, incluso si esto fuera el auténtico, no lo querría.

 

Lo que Tomoe lleva puesto, no, lo que se ha puesto está hecho de muchos hilos de oro y plata con negro como base.

 

Makoto: “Al menos haz uno para uso en invierno y atenúalo en la luminosidad...”

 

Últimamente, he aprendido qué hay momentos en donde no puedo escapar.

 

Este es uno de esos momentos.

 

En el peor de los casos, Tomoe me hará usarlo incluso si tiene que ir tan lejos como para obligarme.

 

Entonces, lo único que puedo hacer es reducir el daño al mínimo.

 

Tomoe: “Es increíble que muestren tanta pasión y pongan tanto dinero en algo. Sin duda es la idea de un genio”.

 

Tomoe se rozó el hombro y se conmovió seriamente.

 

Probablemente ya sabes lo que es.

 

Un pseudo hanten.

 

O algo bastante cerca de eso en eso.

 

¿Un dragón ascendente, una araña, algún tipo de hoja, un arma, un efecto mágico, también un Oni o un monstruo?

 

De todos modos, es un caos.

 

Parece que el primer punto que le gustó fue que hay un dragón del tipo serpiente que ha sido bordado valientemente en él.

 

Es un diseño extraño que incluso los delincuentes dudarían en usar y, sin embargo, aquí está ella tan feliz.

 

Si tuviera que señalar todo esto descuidadamente, ella podría terminar repitiendo su discurso ferviente y acalorado, así que hago todo lo posible por abstenerme de hacerlo.

 

Ella me dijo que tenía algunos asuntos, así que nos vimos en el punto de encuentro.

 

Normalmente asentirías a eso, ¿verdad?

 

¿Quién hubiera pensado que ella usaría un pseudo hanten al aire libre?

 

A veces no puedo entender el sentido del gusto de Tomoe.

 

Aah, por favor, que no se vuelva popular en Asora.

 

Por favor, que ninguna de las razas se conmueva por eso.

 

Estaba algo seriamente pensando esto en mi camino de regreso.