Sendai Yuusha wa Inkyou Shitai Capítulo 158: Viento caliente y glaciares




Manual




“¿Sabías, Kuon?”

Kuon: “Nn ー? ¿Que?”

 

Fue en un momento en el que no había pasado ni un año desde que Yuu abandono el mundo de Reinbrook.

 

“Acerca de la historia del dragón de un volcán y un joven.”

 

El hombre respondió así mientras tocaba el instrumento de cuerda que sostenía en sus manos.

 

Kuon: “No.”

 

La joven negó con la cabeza.

 

“Bien entonces, déjame contártelo. Lo que voy a contarte es la historia de la lucha a muerte entre un terrible dragón de fuego que vivió en un volcán y el héroe que llevaba una espada de luz”.

 

* Pororon * El instrumento de cuerda reproduce un sonido agradable.

Ese fue el momento en que Kuon, quien aún no había conocido a Yuu, había entrado en contacto con esos cuentos heroicos.

 

•••••••••••••••

 

* ¡Gari──! *

 

Kuon se mordió el pulgar izquierdo con su colmillo afilado.

Haciendo que su colmillo se clavara profundamente, en el momento en que sacó su diente, también movió su dedo y abrió la herida.

La sangre se desbordó de la herida.

En ese momento, Kuon metió el pulgar en el anillo de la arena, y moviendo el pulgar como si fuera un pincel de escritura, escribió letras de sangre.

 

Lo que Kuon terminó de escribir con su sangre fue una formación mágica, y esa formación fue una Formación de Invocación destinada a llamar monstruos contratados y bestias sagradas.

Pero, las líneas y las letras escritas densamente dentro del círculo, aunque tanto su apariencia como su efecto eran ciertamente similares a las de lo que se llamaría Formaciones de Invocación, en realidad solo se parecían y era una técnica de un sistema de habilidades completamente diferente.

 

Kuon: “…… Ven, Kuuko Tamamo”

 

Ella apuñaló su espada corta en el centro de esa formación. La espada corta que era un recuerdo de su madre perforó profundamente el anillo.

 

Kuon: “¡Espíritu sellado, libérate!”

 

Kuon retorció la espada corta como si abriera el cerrojo de una puerta.

 

―― * Gachari *

 

Como si se abriera la cerradura de una sólida puerta, se escuchó un fuerte sonido, y lo que apareció después de eso, fue una gigantesca columna de hielo.

 

Una columna de hielo puntiagudo que parecía una masa de cristal había aparecido de repente.

Superó incluso la barrera mágica que se extendió entre los asientos de la audiencia y el anillo, y aire lo suficientemente frío como para congelar el cuerpo envolvió la arena.

 

“Pequeño Zorro,…… Dices mi nombre de manera demasiado relajada, ¿verdad?”

 

Una voz cautivadora y seductora sacudió el aire.

 

* Pishiri *

 

Grietas corrían a través de la columna de hielo. En poco tiempo, esas grietas se extendieron a lo largo de todo el hielo, y haciendo un sonido de * gara gara *, la columna de hielo se derrumbó.

 

“¿Fue porque ese maldito Shion fue negligente en su educación?”

 

La figura de una persona apareció desde dentro del pilar de hielo desmenuzado.

 

Tenía un hermoso cabello plateado que era como hilos de seda que caían hasta las rodillas, y ojos azules como el océano que podían congelar cualquier cosa que ella veía.

Con una piel tan blanca y hermosa que parecía nieve, ese cuerpo emitió un encanto fascinante que afectó no solo a los hombres sino también a las mujeres.

Tenía rasgos que se parecían un poco a los de Kuon, pero con una voluptuosidad que un adulto maduro mostraría, también parecía una persona completamente diferente. Esa mujer, que tenía orejas de zorro puntiagudas saliendo de su cabeza, caminó hacia el lado de Kuon con movimientos relajados.

 

Kuon: “Dios mío, si es solo una charla sin sentido, déjalo para después, Tamamo. ...... Préstame tu fuerza”.

 

En respuesta a esa manera de hablar que incluso podía salir como alguien de posición alta, la mujer llamada Tamamo reprimió su risa mientras levantaba las comisuras de sus labios.

 

Tamamo: “Fuu ー…… ──Bueno, también fui hija de un hombre, y como esta es una petición de mi descendiente, realmente no puedo rehusarme.”

 

Fumando de la pipa que sostenía en su boca, ese zorro, que soltó humo mientras le mostraba su hechizante mirada, se dirigió al ring.

Todo mientras expresaba una sonrisa que decía ‘no se puede evitar’, ‘no hay otra opción’, ‘Por dios’ y ‘esto parece terriblemente molesto’.

 

Tamamo: “Asegúrate de preparar cinco piezas de la más alta calidad de aburaage”.

 

La mujer, no, el espíritu hechizante Tamamo atrapó al enemigo con profundos ojos carmesí.

 

•••••••••••••••

 

Sylvia: “¿Me estás diciendo que ella llamó a un espíritu, e incluso es un espíritu de clase Rey?”

 

Al ver a Tamamo a quien Kuon había llamado, Sylvia murmuró eso sin siquiera tratar de ocultar su emoción.

 

Leonhart: “¿Podría ser, un talento en la magia?”

 

Cuando Leonhart preguntó eso, Sylvia sacudió la cabeza hacia un lado.

 

Sylvia: “No es eso, la causa principal es algo diferente. Incluso para Alicia, la Magia de Invocación tomaría varios minutos. Esa velocidad, más bien fue como abrir una tapa... El problema es que ella puede usar un espíritu que fue lanzado de una manera tan desordenada”.

 

Sylvia pensó mientras acariciaba su barbilla con la mano. Al ver eso, Leonhart fue y dijo,

 

Leonhart: “…… Entonces, ¿qué tal una relación de sangre?”

 

a ella.

 

Sylvia: “…¡¡Ya veo, una relación de sangre!! ...... Kukuku, entonces ella posee un ancestro que rivaliza con un Rey Espíritu. Ya veo, entiendo ahora. Esta es toda una coincidencia, Leo”.

 

Levantando la cabeza, Sylvia sonrió, pareciendo bastante divertida.

 

Sylvia: “Ah. ...... No pensé que hubiera otro de nosotros”.

Leonhart: “Umu. Hay muchas dificultades cuando uno posee un antepasado digno de elogio”.

 

Sylvia fue * kutsu kutsu * y se rio sonando como si se estuviera divirtiendo.

La realeza de Leezelion tenía la sangre de los espíritus fluyendo en ellos.

 

Se dijo que varias generaciones antes de Sylvia, el Rey de Leezelion, cuando la historia aún era joven, había tomado al Rey Espíritu de Fuego como su Reina.

Aunque tenía la figura de una mujer, se dijo que el Rey de los Espíritus de Fuego, después de que el niño fue concebido, quemó hasta morir al Rey quien hizo el tonto acto de impregnar un espíritu.

Después de otras varias generaciones, esta vez, se dijo que el Espíritu del Rey de Hielo fue capturado.

Repitiendo ese tipo de cosas, al final, nació el monstruo conocido como Alicia que podía controlar completamente los espíritus de todos los elementos.

 

Sylvia: “Ahora bien, ¿cómo va a atacar?”

 

•••••••••••••••

 

Montelugi: “Fu ー haha! No importa lo que hagas, ¡¡no podrás romper mi armadura!!”

 

El conde Montelugi preparó su escudo e hizo una carga.

Al ver eso, Kuon sacó un kunai de su bolsillo.

Era un kunai que tenía una apariencia normal, pero en la empuñadura del kunai, la parte donde tenía la forma de anillo, se podía ver algo brillante.

 

Kuon: “¡Fuh!”

 

Kuon lo apuñaló en el suelo a sus pies, y después de pisarlo con el pie, metió en el anillo aún más.

Y luego, en el siguiente momento,

 

Montelugi: “¿¡Muoooh!? ¿Qué, qué está sucediendo?”

 

El grito del conde Montelugi resonó en el ring.

 

Era algo natural, ya que el conde Montelugi se volvió incapaz de moverse, como si cuerdas invisibles se hubieran enrollado a su alrededor ahora flotaba hasta el punto donde las puntas de sus pies apenas tocaban el suelo.

Sin embargo, después de mirar de cerca, algo que parecía un hilo increíblemente fino, estaba entrelazado en su cuerpo.

Era hilo de hierro. Delgado hilo de hierro que era como un cable de piano se había entrelazado alrededor del conde Montelugi.

Ese hilo se extendía desde las garras de los kunai que los ocho zorros que flotaban en el aire sostenían en sus bocas.

 

Kuon: “Ninpou, ¡Danza de la araña! Bueno, sería un fastidio si te movieras... ¡Vamos, Tamamo! ¡Une fuerzas conmigo!”

Tamamo: “Eres cien años demasiado joven para darme órdenes”

 

Aunque ella dijo eso, Tamamo también tomó una postura.

 

Kuon: “¡Ninpou!”

Tamamo: “Senjutsu”.

 

Las dos comenzaron al mismo tiempo pero formaron diferentes signos.

Y entonces...

 

Kuon: “── Aliento de Fuego!”

Tamamo: “── Baile de colmillos de hielo”.

 

Un fuego al rojo vivo y una tempestad helada estallaron.

El calor abrasador que podría derretir incluso la roca y la furiosa tormenta de nieve que pudo congelar a toda la creación asaltó al Conde Montelugi, que llevaba una armadura del metal emperador.

 

Lo que se calentó se enfrió, y lo que se enfrió se calentó. Y aunque los hilos de hierro que sujetaban al Conde Montelugi ya habían sido quemados, no pudo hacer nada más que preparar su escudo y acurrucarse debido a la fuerza del infierno y la furiosa tormenta de nieve.

 

Kuon: “…… ¿Qué tal?”

 

Unos minutos más tarde, Kuon deshizo su postura.

Aunque fue un ataque de un infierno y una furiosa tormenta de nieve que una persona común no podría soportar, el Conde Montelugi, que llevaba una armadura de metal dominante, permaneció sin cambios, y se mantuvo con su escudo listo.

 

Montelugi: “Fu, fu ーhaha!! Me sorprendí cuando apareció algo increíble, ¡pero no hay que preocuparse! ¡¡Tengo esta armadura!!”

 

Después de que el fuego del infierno y la furiosa tormenta de nieve se detuvieran, como respondiendo a la confianza del conde Montelugi, no había ni un solo rasguño en la armadura hecha del supremo metal gobernante.

Oscuramente había perdido su brillo, pero...

 

── * Bakin! *

 

Como si algo, algo duro se hubiera roto, ese tipo de sonido, fue hecho.

 

Montelugi: “───¿Nu?”

 

Cuando lo hizo, la expresión que estaba dentro del casco completo que llevaba el conde Montelugi había cambiado.

 

Kuon: “Parece que funcionó, ¿no es así?”

 

La boca de Kuon, dibujo una curva hacia arriba.

 

Grandes grietas aparecieron en la oscura armadura dorada y el escudo.

 

Montelugi: “NWHAAAAaah!? ¿Qué, por qué, por qué mi armadura está dañada?”

 

El grito del conde Montelugi resonó en toda la arena.

Esa agitación se transmitió también a la audiencia, y causó un gran revuelo.

 

Kuon: “De seguro tenías una contramedida contra el calor. Naturalmente, también debería haber habido una contramedida contra el frío. ...... Sin embargo, las habilidades que pones, cada una de ellas solo tiene efecto en ti mismo”.

 

Kuon señaló la armadura del conde Montelugi.

 

Kuon: “Ya sea en el cráter de un volcán o en las ubicaciones más profundas del polo norte, es probable que no hayas sentido el calor o el frio de ninguno de ellos...... Pero, tu armadura es diferente. Tu armadura, puede calentarse y enfriarse”.

 

Kuon se burló mientras le daba su explicación.

 

Kuon: “HA, ¿sabías? Para derrotar a un dragón malvado que vive en un volcán, usas Magia de Hielo”.

Montelugi: “¿¡Nuu!?”

 

Tomando el mengo de la katana negra que llevaba sobre su espalda, Kuon apareció justo frente al Conde Montelugi.

 

Kuon: “Cuando se enfrían, las escamas de dragón son golpeadas con una fuerza tremenda y se vuelven frágiles, es lo mismo con el hierro....... Es ahí, que plantas la espada”.

 

Kuon, lentamente, desenfundo su katana negra, y luego apunto su punta hacia el Conde Montelugi.

 

Kuon: “Ahora sus escamas frágiles son incapaces de oponerse a la espada, su carne es desgarrada y su corazón perforado, el dragón muere... ¿Qué harás? ¿También intentarás ser como ese dragón?”

 

El rostro del conde Montelugi se puso pálido y se rindió al no poder levantarse debido al miedo.

 

Lavitt: “¡El vencedor! Es Kuon Heleottttt!!”

 

El segundo encuentro, el vencedor fue Kuon.

 

 

¿Sabes acerca de la expansión térmica?

 

Hola, perdón por hacerlos esperar, esta es la última parte de historia. Quien hubiera pensado que apareciera un antepasado de Kuon.

 

Esta vez, al principio, apareció la primera historia de las aventuras de Yuu que Kuon había escuchado, “El Dragón de la Montaña de Fuego”. Ya que no parece que haya una oportunidad de hablar sobre eso después, hablaré sobre esto aquí.

 

Esto lo estropeará un poco pero fue Jean. Fue una historia que Jean Jack Eustace le contó a Kuon después de sus aventuras con Yuu.

 

Terminó teniendo el sabor de una aventura en donde para derrotar a un dragón de volcán que estaba causando daño, un espadachín lo desafió a una pelea, y con la ayuda de sus compañeros, obtuvo la victoria. Pero en realidad fue algo más aburrido.

 

Yuu: “Las escamas de dragón son duras”.

Leo: “Parece que son más duros que el acero”.

Yuu: “¿Acero? ……Expansión térmica.”

Leo: “Entendido”.

Sylvia: “Entendido.”

Yuu: “Victoria. Ahora, a la siguiente”.

 

Fue el resultado de que Jean tomara esta historia que se desarrolló de aquella manera y la dramatiza lo suficiente como para hacer una larga historia.

 

La historia del Dragón del Volcán, así como el best seller de doce volúmenes ‘La Biógrafa del Héroe’ que  escribió Jean, se introdujo en el mercado después de cambiarla un poco.

 

Pues bien, hasta la próxima. Espérenlo con ansia.