Sendai Yuusha wa Inkyou Shitai Capítulo 149: El héroe anterior y las reglas de los baños públicos




Manual




 

Lo que bloquea el camino frente al hombre que albergaba una esperanza es literalmente un muro.

Como no tenía casi ningún lugar para sostenerse, ni siquiera podía escalarlo.

Sin embargo, incluso esa pared, no era algo que no se pudiera cruzar.

Dado que la pared parecía estar hecha de ladrillo, había pequeños espacios finos entre cada ladrillo.

 

Yuu: “Fightooo”.

 

¡Él metió sus uñas en esos lugares!

Mientras colocaba todo el peso de su cuerpo sobre las uñas de sus manos y pies, pudo aferrarse a la pared. Después de eso, todo lo que tenía que hacer es escalar.

 

Yuu: “Ippaaaaaahh!?”

 

Pero, cayó.

Cuando puso fuerza en sus uñas, sus dedos se curvaron hacia arriba y, * garih *, rascaron el ladrillo, y de allí cayó.

 

Yuu: “…eso estuvo cerca... Sin embargo, pensar que tomaría todas mis fuerzas solo para escalar”.

 

Afortunadamente, dado que esto sucedió cuando estaba al inicio de la subida, no se lastimó, pero si hubiera caído desde un punto más alto, hubiera sido un poco peligroso.

 

Él tenía un cuerpo que no morirá sin importar de qué altura caiga, pero sí que puede sentir dolor.

 

Yuu: “Esto es ir un poco hacia atrás, pero tengo que idear una contramedida para no tener problemas al caer”.

 

Inmediatamente encontró el lugar que necesitaba.

En un baño que parecía confiar su espalda a la pared, tanto su anchura como su profundidad eran bastante considerables. Con esto, no importa cómo cayera, no se estrellaría contra el suelo.

Era la mejor ubicación.

 

Marco: “¿Qué estás haciendo, Nii-chan?”

 

Solo que podía ser visto por otros.

 

Yuu: “Eh, ahh, bueno esto es... ¿Una observación?”

 

Qué observación.

 

Marco: “Así que estás tratando de espiar, Nii-chan”.

Yuu: “Ah, sí.”

 

Fue expuesto. Se resignó al hecho de que iría a una celda en la cárcel, Yuu asintió, pero,

 

Marco: “Ten cuidado. No ha habido una sola persona hasta ahora que haya logrado echar un vistazo”.

Yuu: “…… ¿Ah?”

 

Inclinó reflexivamente su cabeza ante la respuesta que era diferente de lo que esperaba.

 

 

•••••••••••••••

 

 

En los baños públicos de Galarie existen reglas que deben seguirse.

 

・ No ensuciar los baños públicos.

・ No traer nada que no sea la toalla de mano

・ No hacer alboroto

・ No hacerse el tonto

・ Las palabras del personal son absolutas.

 

Aunque hay algunos modales adicionales, siempre y cuando se sigan esas cinco reglas, no se culpará a los invitados por cualquier cosa que pueda suceder.

Esto era algo que el señor feudal Zeke Oisast había decidido, y se decía que apuntaba al uso liberal.

Estas reglas que Zeke Oisast había decidido también contaban con el respaldo de la organización religiosa de Ulquiorra, que trataba las zonas de baño como un tipo de tierra sagrada, y solo se permitía en esta tierra.

 

...... Transcurrió el tiempo, y en la época en que estas reglas se habían arraigado en los ciudadanos, los huéspedes que viajaban y los marineros que se encontraban en medio de sus viajes, le plantearon una pregunta al Señor Feudal Zeke Oisast.

 

“¿Está bien espiar?”

 

A esa frase que habló por todos los hombres del mundo, el señor feudal Zeke Oisast hizo uso de algunas palabras impactantes y respondió.

 

“Si quieres hacerlo, ve y mira furtivamente. No, muéstrame que puedes”.

 

Se les dio la señal de ir del Señor Feudal.

Los hombres estaban encantados, mientras que las mujeres sentían resentimiento. Pero al final, las miradas furtivas no ocurrieron.

No, no pudo ocurrir.

 

Ni una sola persona pudo cruzar este muro.

 

Marco: “Se dice que se puso magia sobre el muro o algo así”.

Yuu: “Eso significa que las contramedidas son perfectas”.

 

La razón por la que el Señor feudal les dijo que lo intentaran era probablemente porque tenía absoluta confianza en este muro.

 

Más aún, si uno continuaba fallando, sería una violación de la regla de “No hacerse el tonto”, y rápidamente conduciría al doloroso final.

 

Yuu: “Incidentalmente, ¿qué pasaría si las reglas se rompen?”

Marco: “Obtienes una multa y te prohíben la entrada a los baños durante varios días”.

 

Esto duele. Después de fallar varias veces, tu billetera se volverá más liviana al recibir una multa, y cuando no se puedan visitar los baños públicos por unos pocos días a la vez que se recibe la multa, sus sentimientos se oscurecerán en esos pocos días.

 

Yuu: “Así que los hombres que intentaron espiar desaparecieron así…… Creo que es una lástima como un compañero, y entiendo sus arrepentimientos muy claramente”.

Marco: “Bueno, si solo quieres ventilar tus deseos sexuales, es mejor que vayas al Distrito de las Flores, después de todo”.

Yuu: “Aun así, el Distrito de las Flores, ¿eh...? P, podría ser, Marco, tú, ¿también estás familiarizado con el Distrito de las Flores?”

Marco: “Por supuesto. Desde las últimas actrices populares a las actrices que esperamos a partir de ahora, sé todo sobre ellas”.

 

El Distrito de las Flores, estoy seguro de que de alguna manera entiendes esto, pero es algo así como el llamado barrio de placer en Japón

Las mujeres que trabajan en ese barrio del placer son llamadas actrices en este mundo.

 

Yuu: “*Glup*...... T, ¿te importaría mostrarme eso más tarde?”

Marco: “Ah, Su Alteza-nee-chan me dijo que no puedo hacer eso”.

 

¡Maldita sea, así que ya hizo los preparativos para eso!

 

Yuu: “¡Tú, mujer, si las cosas van a ser así, prepárate, Sylvia! ¡Voy a hacer una observación exhaustiva sobre esos pequeños senos que te preocupan tanto!”

 

Renovando mi resolución, coloqué mis manos en la pared para cruzarla.

 

 

•••••••••••••••

 

 

Sylvia: “....... Tengo un mal presentimiento sobre algo”

 

Sylvia estaba sumergida en el baño público, pero una sensación desagradable como si algo se arrastrara alrededor de su cuerpo la hizo estremecerse.

 

Sylvia: “¿Podría ser que Yuu está……?”

 

Lo que recordó fue un sentimiento similar al que tuvo cuando intentaba cambiarse la ropa que se había ensuciado durante el tiempo en que habían viajado juntos. En ese momento, Yuu había tratado de mirarla mientras se escondía.

 

Sylvia: “No, no puede ser. Aunque estamos hablando de él, incluso él debería haber madurado... No, ahora que lo pienso, algo así no ha sucedido en absoluto”.

 

Que la forma de vida de Yuu y su personalidad no hubieran cambiado con respecto a cómo era hace tres años, fue una de las cosas por las que se sintió feliz cuando se reunió con él, pero al ponerlo de mala manera, también significaba que él no había madurado en absoluto.

 

En realidad, Yuu estaba mirando los pechos de las tres caballeros que eran escoltas de Sylvia, ¿verdad?

 

“Sylvia-sama, ¿le sucede algo?”

“Wiola, eh…… No, no es nada”.

 

Cuando una de las escoltas de Sylvia, la Guardia Imperial Wiola, le hizo una pregunta a Sylvia, Sylvia negó con la cabeza.

Otro de los Caballeros de la Guardia Imperial se acercó a esa Sylvia.

 

“Ufufu ー. ¿Estabas pensando en Yashiro-sama ー?”

Sylvia: “Muh…… Ciertamente estaba pensando en él, pero ¿por qué estás sonriendo, Akeru?”

 

El caballero femenino llamado Akeru se rio.

 

Akeru: “Quiero decir, su Majestad, usted estaba poniendo la expresión de una ama de casa cansada de su marido bueno para nada”.

 

De donde vino esa metáfora terriblemente real.

Sylvia vertió agua caliente en Akeru sin decir una palabra.