Sendai Yuusha wa Inkyou Shitai Capítulo 145: El héroe anterior y los baños públicos (1)




Manual




Las personas, sin importar quiénes sean, son cazadores que persiguen sus sueños.

Abrazar los sueños es la naturaleza de las personas.

 

Por lo tanto……--

 

Yuu: “Más allá de aquí... Está”.

 

No hay nadie que pueda detener a las personas que persiguen sus sueños.

 

Yuu: “Un espectáculo…… que nadie ha visto antes, y uno que ha sido anhelado…”

 

Un hombre está subiendo una pared.

 

Poco a poco, poco a poco. Ese progreso es algo pequeño. Sin embargo, como para decir que no sabe cómo rendirse, el hombre continúa trepando desesperadamente.

Un precipicio, poco a poco, continúa escalando esa pared donde es difícil incluso mantenerse.

La piel de sus dedos se siente como si se fuera a rasgar en cualquier momento.

Pero el hombre sigue subiendo.

 

El fin es apoderarse de su sueño.

 

Yuu: “¡……!”

 

Sin embargo, incluso en la incertidumbre, ese muro obstaculiza los avances del hombre.

Ya es difícil de escalar la pared y después de un cierto tiempo se vuelve súper plano hasta el punto en que las manos se deslizan.

 

Yuu: “……”

 

La mano extendida del hombre se desliza, su postura se rompe y cae.

 

*¡¡Splash!!*

 

Había agua donde había caído, por lo que golpeó la superficie del agua y, aunque se levantó una ola, no fue algo que tuviera nada que ver con la vida y la muerte del hombre.

Debido a que había caído comenzando con su cara, estaba al nivel de un dolor punzante.

 

Yuu: “¡Maldita sea, aunque solo falto un poco más!”

 

El hombre sacó la cara del agua y se levantó.

La pared que había estado subiendo hasta hace unos segundos, estaba cubierta por una densa niebla y no podía verse tan bien.

 

Yuu: “Quien diría que no pondrían un bloqueador de ratas sino un bloqueador de espionaje allí...…”

 

La angustia apareció en el rostro del hombre.

Topando contra una pared que negó todo sus esfuerzos, esta vez solo podía renunciar.

 

Yuu: “…… Aun así, aun así, yo………”

 

Pero el hombre extendió sus manos una vez más.

El hombre no sabía nada más que avanzar.

 

Yuu: “¡No renunciaré a mi sueño (el baño de mujeres)!”

 

El hombre, Yashiro Yuu comenzó a escalar esa pared una vez más.

 

Buscando el espectáculo de su sueño (el baño de mujeres) que aún no había encontrado.

 

•••••••••••••••

 

Sylvia: “Yuu, ¿quieres ir a tomar un baño?”

 

Su piel blanca, tal vez porque había entrado en calor, estaba un poco roja y su respiración tenía intervalos un poco más cortos de lo habitual.

Sylvia secó el sudor de su mejilla, limpió el sudor de su cara con una toalla que le entregó una doncella e hizo la propuesta.

 

Yuu: “¿Un baño? ...... Eh, eso está bien pero, ¿qué? ¿Es un baño mixto? ¿Vamos a ir juntos? ¿Solo nosotros?”

 

Hombre ー, ciertamente, sabía que Sylvia no me odia, pero pensar que ella daría ese primer paso y lo convertiría en ese tipo de relación. Una vez que pensé eso, la cara de Sylvia se puso roja y comenzó a gritar.

 

Sylvia: “¿Qué? No hay forma de que eso ocurra, ¡tonto! Tooonto”

Yuu: “Bueno, quiero decir, es porque me preguntaste si quería ir a tomar un baño”.

 

Maldita sea, qué alegría tan efímera.

 

Sylvia: “Por dios... Hay baños públicos en la ciudad de Galarie, sabes. Y parece que hay turistas que lo visitan con ese propósito en mente”.

Yuu: “¿Entonces la gente viene solo para entrar a un baño?”

Sylvia: “No es que lo haya visto yo misma, pero parece que es hermoso y lo suficientemente vasto como para que ni siquiera se considere un baño. Los baños públicos son algo sagrado para la Fe de Ulquiorra, después de todo. Se dice que algunos de los que son profundamente religiosos se instalan en esta tierra por lo cómodos que son los baños”.

 

En la Santa Fe de Ulquiorra, parece que la santa de la primera generación era una amante de los baños sin igual. Debido a eso, los baños son sorprendentemente considerados como sagrados o algo así.

 

Yuu: “Ahora que lo pienso, no he entrado a un baño desde que vine a este mundo.......”

 

En este mundo, un baño entra en la categoría de un artículo de lujo. Es sabido que, después de todo, solo se te dará un cubo de agua caliente y una toalla en las posadas.

 

Sylvia: “Bueno, entonces, supongo que deberíamos ir”.

 

Bueno después de todo soy un japonés. Disfrutemos de un baño después de tanto tiempo.

 

Posteriormente, Sylvia y yo, llevando a varias escoltas, nos dirigimos a los baños públicos de Galarie, pero

 

Yuu: “¿Está bien no llevar a Leo?”

 

Las tres escoltas que eligió Sylvia son todas mujeres. Para que estos tres Caballeros de la Guardia Imperial no se destacaran, solo tenían una armadura ligera que cubría sus pechos, guanteletes y estaban armadas con una espada.

 

Sylvia: “Es porque él tiene la posición que lidera el cuerpo de la Guardia Imperial”.

Yuu: “¿Y la verdadera razón es?”

Sylvia: “Definitivamente se convertirá en algo molesto si lo llevamos”.

Yuu: “Eso es verdad ー”

 

Ella debió haber sido molestada por Leo, que es un criminal que se deleita al ver las reacciones de las personas ante sus crímenes. Realmente no ha cambiado desde hace tres años.

 

Sylvia: “Dicho sea que aunque no alcanzan el nivel de Leo, estas personas son muy hábiles. Puedes estar tranquilo.”

 

Cuando Sylvia las elogió, los tres Caballeros de la Guardia Imperial inflaron con orgullo sus pechos. ¡Ohh, sus pechos que están ocultos por una armadura ligera hicieron * tayun *  y se sacudieron!”

 

Habilidad aparte, en el tamaño de sus pechos, es la derrota de Sylvia.

 

Sylvia: “Justo ahora, me parece que estás pensando en algo bastante rudo……”

 

En cuanto a la cuestión de cuán aguda es la intuición del campamento femenino que me rodea.

 

Yuu: “A, ¡apresurémonos y vayamos a los baños públicos o lo que sea, Sylvia!”

 

Ella podría notar que estaba mirando con dureza los pechos de las tres asistentes. Debido a eso, traté de hacer una voz que tenía una impresión algo vigorizada.

 

Sylvia: “Fufu, qué impaciente. Bueno, espera un segundo, ahora mismo...... Parece que ha venido”.

 

Sylvia apartó su mirada de mí. Cuando miré a dónde había ido su mirada, vi a un niño que era un par de años más joven que nosotros corriendo hacia nosotros.

 

Yuu: “Así que es Marco”.

 

Así es, fue el niño el que me robó la billetera, Marco.

 

Sylvia: “Él es un residente de esta ciudad después de todo. Quería preguntar sobre los modales del baño público, ¿sabes?”

Yuu: “¿Modales? ¿Cómo ‘no nadar’?”

Sylvia: “Pienso que nadar en el baño es una actividad cuestionable como persona antes de que sea un problema con los modales”

Yuu: “Creo que querer nadar una vez que entras en un gran baño es parte de la naturaleza de las personas”.

 

No nadaré en momentos en que haya otras personas, pero en momentos en los que estoy solo, definitivamente nadaré.

 

Marco: “¡Su Alteza-nee-cha ~ n!”

 

Marco encontró a Sylvia y corrió agitando la mano.

 

Sylvia: “¡Marco, te hemos estado esperando!”

 

En respuesta a eso, Sylvia también le devolvió el saludo.

 

En ese momento, me di cuenta de que la atmósfera de las tres asistentes de Sylvia se había endurecido. No se mostraba en sus caras, pero probablemente tenían algunas ideas sobre cómo Marco había tomado una actitud demasiado familiar hacia Sylvia, quien es la Emperatriz.

 

Eh Ahora que lo pienso, siento que ese tipo de cosas no sucedieron conmigo, que ha estado comportándose de manera demasiado familiar con Sylvia... ¿Es porque me tratan como a un huésped?

 

Marco: “Lo siento, Alteza-nee-chan, el lugar ha estado muy lleno hoy. Bueno, sabía que todos estaban entusiasmados porque la ronda preliminar final fue realizada hoy, pero fue más de lo que pensé”.

Sylvia: “No te preocupes, Marco....... Ahora bien, ya que Marco ha llegado, salgamos de inmediato”.

 

Cuando asentí con la cabeza a Sylvia que me estaba mirando, Sylvia sonrió alegremente y comenzó a caminar.