Sendai Yuusha wa Inkyou Shitai Capítulo 142: Incidente en el castillo del señor de los demonios (Antes)




Manual




El fondo de un agujero oscuro y profundo.

El mundo de la oscuridad lleno de energías dañinas que corroía al Santo y se convertía en el alimento de los espíritus malignos.

No era el mundo donde reinaban los apóstoles y Dios, ni era el mundo donde los humanos gobernaban a los semi-humanos.

Así es, este lugar es donde los seres del mal prevalecían, Makai.

Era un mundo donde el cielo estaba cubierto de nubes oscuras, y la tierra estaba contaminada con sangre y pantanos venenosos.

 

En ese mundo repulsivo, esa estructura era diferente.

Era algo hermoso hasta el punto de que el cabello se erizaba, pero daba una imagen precisa de la muerte a aquellos que lo veían.

 

Anteriormente, el castillo de los demonios sobre el que reinaba el señor demonio, era un castillo de color negro azabache cuyo señor fue sellado por el “Portador” hace tres años.

“Demon Castle Solomon”.

 

En su parte más profunda, una sombra negra se retorcía.

 

“Fufufu....... Aunque esta es la segunda vez, ha ido bastante bien si lo digo yo mismo”.

 

Esa cosa que llevaba una túnica y  parecía una sombra es un Demonio hereje que no se unió a los Generales de las Seis Espadas a pesar de poseer el poder de la clase Duque.

 

Fue el antiguo Humano que, hace mucho tiempo, se sintió encantado por el resplandor de las almas de las personas y cayó en la herejía, Umbra.

 

Ese cuerpo que podía verse débilmente desde su túnica se había convertido en huesos blancos, y se entendió que Umbra se había convertido un muerto viviente que podía moverse a pesar de que su carne estaba podrida y caída.

 

Umbra: “Dejar el alma atrás y sacar solo el cuerpo de este sello....... Lo más probable es que no sea posible para nadie más que yo”.

 

La parte más profunda del Castillo de los Demonios, la Sala del Trono.

Al contemplar la existencia que se sentaba en ese trono, Umbra asintió, pareciendo satisfecho.

 

“Y entonces... ¿Qué planeas hacer con ese cuerpo?”

 

Desde la oscuridad, una llama repentinamente se encendió y en el siguiente instante, una chica con el pelo rojo que parecía estaba en llamas apareció en la Sala del Trono.

 

El color de su piel era azul, sus ojos eran dorados y un par de cuernos crecían en su cabeza.

 

Era la mujer Demonio que podía manipular libremente las llamas, Agniera.

Y luego, Agniera alternativamente miró a la sombra de la persona sentada en el trono y a Umbra.

 

Agniera: “Sin embargo, dependiendo de la materia y las circunstancias....... Puede que no tenga más remedio que quemar completamente tu existencia, ¿entendido?”

 

Agniera hablaba sin energía, pero lo que se liberaba de esa mirada de ella era inequívocamente una sed de sangre.

 

Umbra: “Fufufu…… Eso sería preocupante”.

 

En comparación con Umbra, que estaba haciendo una risa * Kutsukutsu * sin miedo, Agniera se puso más mal humor a medida que pasaba el tiempo.

 

Umbra: “Sin embargo, esto es algo que no puedo dejar de hacer para cumplir mi más querido deseo...”

Agniera: “¿Entonces, si es por tu más querido deseo, está bien jugar con el cuerpo del Señor de los Demonios? No me jodas, tú producto defectuoso”.

 

Su apariencia de enojo era como la de un fuego iracundo, Agniera era temida por los humanos como tal, pero ahora, ella estaba callada y furiosa.

 

Así es, el “algo” que estaba sentado en el trono fue sin duda la figura del Señor Demonio que Agniera conocía.

 

Agniera: “No me caíste bien y pensé que nunca me llegarías a agradar, pero creo que ya has llegado bastante lejos. Tú, solo muérete ya”.

 

Habiendo creado una alabarda de llamas, Agniera comenzó a caminar lentamente hacia Umbra.

 

Umbra y Agniera, están en el mismo nivel, la clase Duque, pero había un mundo de diferencia en su verdadera fuerza.

 

Para empezar, el rango de los Demonios no es simplemente sobre la fuerza de la persona, sino una aproximación de cuánta fuerza militar poseía.

 

Por lo tanto, había Demonios débiles a pesar de que tenían un alto rango, y había muchos sin un rango a pesar de que eran fuertes.

 

Sin embargo, la clase Duque tenía seres que se desviaban mucho de ese marco.

Podrían derribar un país por si solos, podrían cambiar el terreno solos…… Podrían pelear contra mil, sus propias existencias valían lo mismo que un cuerpo militar.

 

Por otro lado, el mismo Umbra no poseía ese tipo de fuerza.

Aunque había trascendido el hecho de ser humano, era demasiado débil para ser de clase duque.

Bueno, entonces, ¿por qué se consideró a Umbra como alguien de clase Duque?

 

Umbra: “Fufufu……, que miedo, que miedo. Parece que no se puede evitar……Reencarnación”.

 

Eso fue porque la fuerza militar que poseía Umbra esta uno o dos niveles por encima en comparación con los otros Demonios.

 

Un Demonio de bajo rango tenía diez unidades a su mando, y un Demonio de alto rango tenía varios cientos de unidades bajo su mando, pero en contraste con eso, la fuerza militar de la que Umbra estaba en posesión superaba fácilmente los cien mil.

 

Cuando Umbra levantó una mano, un bulto que parecía una sombra negra se había convertido en una sustancia física apareció en el espacio entre Agniera y Umbra.

La sombra, al principio, era pequeña, pero “tomó” algo y comenzó a hincharse.

 

Agniera: “Hmph……”

 

Al ver eso, la reacción de Agniera fue algo simple. Incluso ese espíritu fuerte que la hizo tratar de hacer una pelea justa y equitativa no surgió.

 

Agniera dejó de caminar y encendió la flama de la llama como si tratara de cortar algo.

Cuando lo hizo, las llamas se encendieron y una llama corrió hacia Umbra como una serpiente que se arrastraba por el suelo.

 

En un instante, la sombra corrió, y obstruyó esa llama.

 

Agniera: “…… Heeh”

 

Las esquinas de la boca de Agniera se levantaron.

 

Esa sombra tenía la forma de una persona.

Con una armadura negra que fue hecha para facilitar el movimiento a pesar de ser una armadura de cuerpo completo, y con una lanza que fácilmente superaba su altura en una mano, era una figura que parecía un caballero.

 

Umbra: “Fufufu…… Este es un peón que preparé como medida antihéroes pero, ¿es de tu agrado?”

 

Agniera respondió a la intrépida risa de Umbra con silencio.

Sin embargo, esa expresión facial de ella fue la de un lobo que descubrió una nueva presa.

Cuando Agniera, quien repentinamente se motivó, tomó su postura, ese caballero negro también preparó su lanza.

Y luego, con un espacio de unos segundos abriéndose, justo cuando Agniera estaba a punto de salir corriendo, una voz entró en los oídos de Agniera y la hizo detenerse.

 

“¿Qué podrías estar haciendo, Agniera?”

Agniera: “Aquadine... Esto no te molesta”.

 

La mujer Demonio con hermoso cabello azul que parecía fluir y tenía cuernos como el de una oveja, Aquadine había hecho su aparición.

 

Al ser llamada por alguien frente a su nuevo juguete, el estado de ánimo de Agniera se puso malo de repente.

 

Aquadine: “No, en absoluto. Hay muchas cosas que necesito que Umbra haga por mí. Él no tiene el tiempo para estar ocupado con personas como tú”.

 

Aquadine dijo eso con un tono de advertencia, pero tal vez porque eso la irritaba, la expresión facial de Agniera se volvió aún más severa.

 

Agniera: “¿Ah? ¿Dices que vas a interponerte en mis acciones?”

Aquadine: “Te estoy diciendo que no te interpongas en mi camino, tú cerebro de musculo”.

Agniera: “……Matar. Te voy a matar, Aquadine”.

Aquadine: “Hah, siempre terminas balbuceando ‘mata, matar’ cada vez que abres la boca, realmente no tienes mucho valor”.

 

En respuesta a Agniera, que creó otra alabarda de fuego y tomó una postura con ambas manos, Aquadine se rio sin preparar un arma.

 

Agniera: “--Muere”

 

En el momento en que estaba a punto de comenzar a correr con su flama de alabardas preparada,

 

Agniera: “!?”

 

Un relámpago recorrió la cabeza de Agniera.

 

Agniera: “…… Tú, Tonitrus!!!!”

 

Habiéndose defendido contra ese relámpago con su alabarda, Agniera rugió. Después de que interrumpieron su lucha dos veces, el humor de Agniera había caído a su peor nivel.

 

Tonitrus: “Afirmativo, mi nombre es Tonitrus.”

 

Haciendo un sonido * bachiri *, un Demonio hizo su aparición.

El Demonio de cuernos, Tonitrus. El Demonio que se jacta de ser el más rápido.