Sendai Yuusha wa Inkyou Shitai Capítulo 136: La vistita sin invitación de la emperatriz




Manual




Aquí Drakaurs, una disculpa, este capítulo es el verdadero capítulo 136, por alguna misteriosa e inexplicable razón me lo salte.

 

Saludos.

 


 

 

En la ciudad de Galarie, donde cada día era una juerga en preparación para la competencia principal de la Demostración de Artes Marciales y Magia, solo una parte de ella estaba en silencio entre el ajetreo y el bullicio, y había un grupo que había monopolizado el lugar.

 

Era una escena extraña.

 

Siguiendo a un joven que parecía ser un guía, había una mujer con una gorra baja que alcanzaba a cubrir hasta los ojos y envuelta en un abrigo azul claro. Un hombre de 180 cm de estatura, medio desnudo y pelirrojo.

Y también...

 

Yuu: “……”

 

Un hombre misterioso, vestido con un abrigo negro con llamas bordadas que ocultaba su rostro con la capucha.

 

Los residentes que vivían en esta ciudad sabían que el joven guía era Marco, el ladrón de monederos.

 

Entonces, ¿qué era esa extraña combinación que seguía a ese Marco?

 

La mujer todavía estaba bien. No, incluso el hombre de alta estatura todavía estaba bien. Solo estaba desnudo de cintura para arriba.

 

Entonces, quien demonios es el hombre vestido de negro. A pesar de ocultar su rostro, ese hombre estaba vestido con un abrigo escandaloso que parecía gritar con locura “Estoy aquí”.

 

Yuu: “…… Todavía, todavía está bien en el momento de la batalla…… Pero, esta no es ropa destinada para ser usada en la vida cotidiana”.

 

El hombre vestido de negro que recibió todas las miradas del público, esa persona, como si todo lo estuviera mordiendo, emitió un pequeño gemido.

 

El hombre vestido de negro era, por supuesto, Yashiro Yuu.

 

Sylvia: “No se puede evitar. Según su historia, sería malo para ti encontrarte con el Héroe actual en este momento. Además, ¿no dijiste que te los habías encontrado de repente en la carretera? Mientras lleves ese abrigo, no habrá ningún problema, incluso si de repente nos encontramos con ellos”.

 

La mujer que llevaba el abrigo azul claro, Sylvia, dio medio paso hacia atrás y susurró en respuesta al gemido de Yuu. Esa boca parecía como si estuviera conteniendo su risa.

 

Yuu: “No, en primer lugar, ¿por qué tengo que acompañarte?”

Sylvia: “De todos modos tienes algo de tiempo libre, ¿verdad? ...... También hay algo que quiero mostrarte....... tan solo acompáñame sin quejarte”.

 

Considerando un poco las cosas, Sylvia dijo eso. A pesar de que fue solo por un breve momento, Yuu no pasó por alto la expresión melancólica de Sylvia.

 

Yuu: “Algo que quieres mostrarme, eh”.

 

Sintiendo que ella simplemente no quería que él solo aparecía y fuera a saludarlos, Yuu hizo un pequeño asentimiento.

 

Le habría ido bien preguntar sobre qué era, pero estimando que había una razón por la que Sylvia no explicaba qué era lo que estaba haciendo aquí y ahora, Yuu dejó escapar un pequeño suspiro y solo siguió a Sylvia.

 

Iibsal: “Aun así, nunca se me habría ocurrido que Yuu sería el Ejecutor de la Oscuridad. No lo vi personalmente, pero derribaste a un demonio de clase Duque, ¿verdad? Oye, oye, ¿cómo lo venciste?”

Yuu: “... Incluso si preguntas cómo. Si tomas prestado el poder de la Bruja del Tiempo entonces…”

Iibsal: “¿¡Qué!? Así que también tienes una relación con esa Bruja del Tiempo, ¡Norn! Kuhahaha, tu eres realmente interesante, no es así Yuu!”

 

Tres años antes, la Bruja del Tiempo, Norn, le enseñó a Yuu, quien se había convertido en el Héroe y solo estaba balanceando su espada con el poder que había obtenido, cómo utilizar las técnicas de lucha y el método de ahorro de energía. Como muchos saben, Norn, quien es capaz de manipular el tiempo, ha mantenido una posición neutral sin pasar por ningún país por una cierta razón.

 

Naturalmente, la razón es porque la Magia del Tiempo es una técnica injusta.

 

Cosas como conocer el futuro e interferir con el pasado, la Magia del Tiempo que puede manipular libremente el concepto conocido como tiempo, es una magia que cualquiera querría.

 

Solo teniendo a la Norn de su lado, el equilibrio de poder de este continente se derrumbaría. Debido a que es consciente de ello, Norn va a cada país y, después de quedarse temporalmente, se va al siguiente país nuevamente. Ella hace ese tipo de cosas ridículas.

 

Es comprensible que Iibsal estuviera sorprendido. Pedir prestado el poder de la Magia del Tiempo…… Si solo se está solicitando algo de Norn, parece que sería un asunto simple, pero el hecho de que la Norn “prestó” su poder probablemente se consideró algo pesado. Si se supiera que ella le había prestado su poder a alguien causaría un alboroto sin falta. A menos que fuera alguien lo suficientemente digno para que ella hiciera el esfuerzo de tratar con esas personas, lo más probable es que no les prestara su poder.

 

Bueno, quien lanzo la Magia del Tiempo en Yuu fue Lililuri, sin embargo.

 

Yuu lanzo un puño para empujar a Iibsal quien, tal vez porque pensaba que algo gracioso, se agachaba y se reía, pero lo evito fácilmente.

 

Yuu: “Joder, no vayas esquivando mi puño que lance a tu punto ciego tan fácilmente”.

Iibsal: “Heh, no tengo ninguna razón para recibir un puño sin intención de matar”.

 

Yuu dejó escapar un suspiro por la risa de Iibsal, pero notando una mirada, cuando se volvió hacia ella,

 

Sylvia: “……”

 

Por alguna razón, Sylvia estaba mirando a Yuu con una expresión seria.

 

Yuu: “…… S, Sylvia-san?”

Sylvia: “¿Qué?”

Yuu: “¿Podría ser que estás enojada?”

Sylvia: “No estoy enojada.”

 

Ella estaba molesta. No sabía por qué ni cuándo. Pero Yuu lo entendió. Sylvia estaba de mal humor.

 

Sylvia: “…… Yuu, tú e Iibsal se llevan bastante bien, ¿no es así?”

Yuu: “¿Heh? ...... Bueno, tenemos una relación en la que intercambiamos golpes una vez”.

 

Al intercambiar golpes una vez se llega a conocer al oponente. Esa fue una de las cosas que Yuu aprendió después de venir a este mundo.

 

Sylvia: “……Ya veo.”

 

Pareciendo que tenía algo atrapado entre sus dientes, Sylvia parecía querer decir algo....... ¿Debería mirar dentro? No, ahora que la conversación había sido interrumpida, ¿no debería él preguntar sobre eso? Yuu estaba pensando en eso, pero la voz de Marco lo interrumpió.

 

Marco: “¡Mira, este es el Distrito Central, princesa!”

Yuu: “Umu. ...... Hou, realmente está floreciendo”.

 

Lo que había aparecido a la vista del grupo de Yuu era una enorme plaza con una mansión que tenía un tamaño lo suficientemente grande como para hacer que miraran hacia arriba. En el lugar llamado la Plaza Central, había tiendas y artistas callejeros que hacían disfrutar a los turistas.

 

Tal como su nombre lo indica, al estar en el centro de la ciudad, estaba rodeado de vías fluviales y calles en todas direcciones.

 

Yuu: “Espera, esta cosa no tiene la apariencia suave de una mansión. ¿No es eso ya un castillo?”

 

Yuu estaba asombrado por la mansión que tenía una apariencia que debería llamarse una fortaleza.

 

Iibsal: “En realidad, es probable que sea un castillo. Estamos hablando de ese Zeke Oisast después de todo”.

Yuu: “Oisast?”

 

Yuu inclinó su cabeza ante el nombre desconocido.

 

Sylvia: “Ahora que lo pienso, su lugar de nacimiento no es este continente. Yuu, ¿sabes acerca de la Guerra de los Diez Años?”

Yuu: “Si es solo eso... Si recuerdo bien, ¿no fue una disputa causada por un país llamado Rishulia que se volvió lo suficientemente grande como para involucrar al mundo? Desde el momento de su brote hasta la desaparición del país pasaron exactamente diez años, se le llamo la ‘Guerra de los Diez Años’”.

 

Yuu movilizó el conocimiento que se le llego a la cabeza cuando llegó a este mundo hace tres años y lo recordó. Sylvia, que había instruido a Yuu en sus estudios de historia en ese momento, le dio una nota de aprobación e hizo un pequeño asentimiento.

 

Sylvia: “Así es. Y así, Zeke Oisast es un héroe que participó en la ‘Guerra de los Diez Años’. Él es el tipo al que se refieren como el Rey Mercenario. Parece que él era un experto en la guerra”.

Iibsal: “Hablando con precisión, fue el cuerpo de mercenarios de Zeke Oisast lo que estaba liderando, aunque fue el creador de varios milagros”

Sylvia: “Ahora que lo pienso, ¿no pelearon en el momento de la Guerra de los Diez Años?”

Iibsal: “Fue antes de que yo naciera, mi padre fue quien peleo. Lo he escuchado de él desde que era pequeño, sobre el poder de las tropas de mercenarios y su rencor contra Zeke Oisast”.

 

Sylvia se rio, haciendo una sonrisa amarga.

 

Yuu: “Ahora, hemos llegado al Distrito Central, pero... ¿Qué hacemos después de esto?”

 

Cuando Yuu preguntó eso, Sylvia se quitó la gorra lentamente.

 

Sylvia: “Las personas en la posición del Héroe están su país. No serán restringidos, pero probablemente tendrían uno o dos observadores vigilándolos”.

 

Y luego, dando fuertes pasos, Sylvia comenzó a caminar hacia la mansión.

Esa forma de caminar, era fuerte.

 

Yuu: “Espera, espera... ¡Tú, no estarás pensando en!”

Sylvia: “Es exactamente lo que estás pensando. Además, estoy segura de que ya lo he dicho. A pesar de que fui invitada por Zeke Oisast, estuve encerrada dentro de una pequeña mansión durante dos días”.

 

Con una expresión maligna, Sylvia sonrió. En la mente de Yuu, gritó “¡No sonrías así!”.

 

Sylvia: “Guardias de la mansión.”

 

Habiendo caminado hacia el frente de la mansión, Sylvia llamó a los dos guardias de la mansión que estaban frente a la puerta grande sosteniendo lanzas.

 

Sylvia: “Mi nombre es Sylvia Loto Sheriotto de Leezelion. Envíen mis palabras a Zeke Oisast de inmediato”.

 

Poniendo su inútil carisma en abundancia, Sylvia continuó sin importarle los guardias de la mansión a quienes les había llamado la atención

 

Sylvia: “Este es mi mensaje: ‘Ya que no vendrías a mí, yo vine a ti’. Informen eso a él”.

 

¿Fue este uno de los llamados mensajes ‘Ehehe, ha venido a visitarte’? No, no es eso, no es algo tan agridulce como eso. Así es como Yuu comenzó a escapar de la realidad después de ver a la Princesa Imperial-sama realizar una visita sin cita previa.