Tsuki ga Michibiku Isekai Douchuu Extra 43: Manga SS – Tsige Malvado, Captura – episodio 0




Manual




[¿Todo está hecho a mano? Estás haciendo un trabajo bastante delicado allí.]

“...”

[Lo siento, debido a algunas circunstancias, no puedo hablar.]

“…Ya veo. Mis condolencias. También, gracias por alabar mi trabajo”.

[¿Si es con madera, puedes hacer cualquier cosa?]

“¡De ninguna manera! Todavía estoy lejos de ese nivel. Cierto ... Puedo manejar cosas de alrededor de este nivel”.

 

Carol respondió de manera razonablemente honesta al hombre de aspecto extraño que de repente le había hablado.

 

En realidad, ella sabe de él, pero no quiere que él lo sepa.

 

Ese pensamiento suyo creó un poco de incomodidad al principio, pero el hombre probablemente pensó que era la respuesta habitual a su comunicación escrita, no le importó.

 

Se sintió aliviada de que el hombre no mostrara ningún tipo de sospecha ya que usó ambas manos para indicar un tamaño.

 

[¿Vajillas y productos diversos, entonces?]

Carol: “La vajilla de madera es sobre todo sólo como uso para colección. Sería más fácil y duradero usar magia en el metal después de todo”.

[Ya veo. ¿No se usa mucho la tierra?]

Carol: “T-Tierra? ¿Usa la tierra como material para cubiertos? ¿De dónde viene?”

[Ya veo. Por favor olvídalo. En otras palabras, eres un artesano que se especializa en carpintería eh.]

Carol: “No es algo tan sorprendente. Digo carpintería, pero solo he trabajado con la madera que proviene de las tierras baldías. Aparte de eso, no he tocado otra madera. ¿Qué? Incluso si me adula hasta la muerte, no lo haré más barato, ¿vale? ... Sólo un poco más barato”.

 

El hombre, Makoto, tomó en sus manos un recipiente que se parecía al de las bebidas alcohólicas japonesas y acarició la superficie, mirando el grano de madera.

 

Mientras lo hacía, tomó otro jarrón y lo comparó con otros, y mientras asentía con la cabeza varias veces, dejó escapar un suspiro.

 

Si Carol entendiera japonés, habría podido decir que él había estado diciendo “asombroso” con frecuencia.

 

Pero bueno, las palabras que Makoto dijo de vez en cuando tenían un significado desconocido para Carol, por lo que la única impresión que pudo obtener de él fue que realmente es un hombre lamentable que no puede hablar un lenguaje común.

 

Aun así, tal vez porque Carol podía leer el significado de esas palabras cortas y la actitud que tenía, creaba felicidad dentro de ella.

 

Ella no tenía la intención de reducir el precio, pero si él lo pedía, ella estaba dispuesta a reducir el precio un poco.

 

Makoto: [Creo que son buenos artículos hechos de una manera increíblemente completa. Esto parece un puesto callejero, pero ¿el lugar donde abres siempre el mismo?]

Carol: “G-Gracias. Sí. Hay momentos en los que me muevo ligeramente, pero cuando vendo productos, normalmente es por aquí o, a veces, en algún lugar cerca de aquí”.

Makoto: [Compraré todos los contenedores a base de madera. ¿Cuánto será?]

 

Justo después de la alegre evaluación de Makoto hacia Carol, una vez más pronuncia palabras de alegría.

 

Carol: “U-Uhm ... Espera un poco”.

Makoto: [Bien.]

 

Puede ser una relación entre padres e hijos ligeramente distorsionada, pero aparte de las transacciones en la compañía Bilky, es raro ver un intercambio de este nivel.

 

Si fuera a calcularse, sería un poco más de una moneda de oro, pero Carol pensó que sería mejor envolver esto dentro del precio de las monedas de plata.

 

Carol: “Gracias por esperar. En plata, sería ...”

Makoto: [Por cierto, todo esto está hecho a mano, ¿verdad?]

Carol: “Por supuesto.”

 

Makoto asiente.

 

Ella aprendió de una persona que era básicamente el conocido de un conocido en ese mundo oscuro, pero ahora, Carol estaba interactuando con Makoto como un artesano.

 

Makoto: [Todavía soy un novato, pero soy un comerciante. Pagaré esto con la intención de crear una conexión con usted como artesano de la madera de aquí en adelante. No hay necesidad de cambio.]

Carol: “Eh?”

Makoto: [Bueno, entonces, voy a tomar esto. ¿Ah cómo te llamas? Mi nombre es Makoto.]

Carol: “Ah, mi nombre es Carol”.

 

Makoto puso los contenedores de madera en una bolsa, uno tras otro.

 

Tal vez esa bolsa es un objeto mágico, incluso cuando había tirado todo, la bolsa no estaba hinchada.

 

La cantidad que le dieron fue dos monedas de oro.

 

Carol: “¡¿Eh, Makoto-san?! ¡Esto es demasiado!”

Makoto: [No sentí que lo fuera. Vendré otra vez.]

Carol: “Ah ...”

 

Carol sigue al hombre con la mirada y él desaparece de su vista después de entrar en una librería al otro lado de la calle.

 

Ella pensó que era un poco agradable poder tener una conversación sin la necesidad de enfrentar a la persona.

 

Carol: “O más bien, él es la persona que aceptó esa solicitud de la Compañía Rembrandt, ¿verdad? ¿Qué negocio tiene en el lugar del ‘Anciano’? ¿No, tal vez él sólo está buscando libros? No no. No no no no ~”.

 

Carol inclinó la cabeza por un rato, pero a su tiempo, parecía haber alcanzado un acuerdo, y guardo el oro con cuidado.

 

Makoto está en la librería.

 

Una tienda donde está prohibido leer de manera ociosa.

 

Bueno, no hay una librería en este mundo que permita leer en ella.

 

Makoto: [Perdóneme. Hay algo que me gustaría preguntar sobre un libro que está aquí.]

 

La librería más grande de Tsige tiene una cara detrás de escena.

 

Por supuesto, Makoto no lo sabe, ya que de ahora en adelante se convierte en un cliente habitual en ese lugar.

 

 

•••••••••••••••

 

 

“Hmm, entonces, ese aventurero Makoto tenía todos los ojos requeridos eh. Se la jugo bien a Lime”.

“Cierto. Aun así, Keema, estoy en una posición igual a la de tu jefe, Bilky, ¿sabes? Soy mucho más alto en términos de conexiones y capacidad general, ¿sabes?”

Keema: “El jefe se ha retirado después de todo. Por eso, de ahora en adelante... no puedo llevar el mismo nombre, así que estoy trabajando con el nombre de ‘mesera’”.

“‘Mesera’, dices. De todos modos, Bilky retirándose eh. Él me sorprendió bastante allí”.

 

El hombre de mediana edad mira a su alrededor y luego mira a la joven y suspira.

 

Mesera: “¿Sucede algo?”

“Se trata de ti, Keema. Pensé que eras inteligente, pero es una sorpresa que puedas soportar bien incluso desde el principio. Y entonces, ¿quieres pedirme que sea el ayudante de Morris-san?”

Keema: “…Sí. Padre- el jefe es alguien que tiene un lado suave, incluso si parece lo contrario, después de todo. Parece que ya está en su límite. En ese punto, soy joven y llana de energía, y también soy capaz de ser un aventurero; En el restaurante, soy una camarera perfecta. ¡Cómo ves este nivel de omnipotencia!”

“... Voy a ayudar a sentar las bases. Pero hasta que vea cómo actuarán Kuuma y Jona, no asumiré la responsabilidad. Bueno, haz lo mejor que puedas”.

Keema: “Eh? ¿Pensé que Jio se estaría quejando un poco más, sin embargo?”

Jio: “Ustedes son verdaderamente... afortunados. En realidad, mi trabajo en la compañía se ha vuelto muy ocupado. Mi tiempo en la parte frontal será priorizado por un tiempo. En primer lugar, no me importa ser la base para alguien a quien constantemente se le recuerda el significado de la traición”.

Keema: “Trabajo, eh.”

Jio: “Keema, ¿no sería mejor para ti trabajar como aventurero? ¿No es esta una buena oportunidad? Ya que tu padre también va a renunciar”.

Keema: “…Voy a pensar en ello. ¡Pues bien, cuento contigo para el trabajo de base con Shadowless-san! ¡¡Deja un mensaje diciendo que siempre estaremos del lado de la Compañía Rembrandt!!”

Jio: “Sí, sólo vete. Cuando está trabajando como camarera, es hermosa y no tiene movimientos inútiles; Ella está cerca de ser la mujer ideal. No sé si considerar esto como una fortuna o una desgracia, pero vi su verdadera cara en una etapa temprana. Me pregunto qué hubiera pasado si no lo hubiera hecho. ¡Ahora entonces! ¡Trabajo! ¡Es hora de trabajar! ¡Tengo una montaña de trabajo que Rembrandt-san me ha lanzado!”

 

La camarera, Keema se movió de una manera enérgica a diferencia de la de una camarera normal cuando salió por la puerta trasera de la tienda.

 

El único que quedaba era Jio.

 

Solo quedaba un comerciante de mediana edad que se ocupa de los materiales de las tierras baldías y tiene una conexión profunda con la Compañía Rembrandt.

 

“¿Así que vas a pasar por alto tanto a esa chica como a Bilky? Hmm ~ Keema, eh. Se ve como una chica que también podría hacer un buen trabajo en mi lugar”.

Jio: “Jona ... Si dices algo extraño, te mataré”.

Jona: “Eso es bastante cruel. Es por eso qué todos, aparte de Patrick-sama, son basura”

Jio: “... Eso es generoso viniendo de una persona narcisista como tú”.

Jona: “... ¿Crees que un lolicon como tú actuando galantemente te hará lucir bien?”

Jio: “…...”

Jona: “...”

 

Jio y Jona mostraban una leve sonrisa mientras ambos se encontraban en el área oscura de la tienda.

 

Jio: “... Aah? ¿Quieres ser destazada?”

Jona: “... ¿Debo servirte una ración completa de veneno? ¿Huuh?”

 

Una sed de sangre que palidecería las caras de aventureros entrenados llenaba el espacio donde solo estaban esos dos.

 

Un concurso de miradas de varios minutos había tenido lugar.

 

Si una tercera persona hubiera estado allí, esa persona definitivamente habría dicho con certeza que no fue un tiempo tan corto. Fue ese tipo de período sofocante.

 

Jona: “Tengo una rara oportunidad de ver esa cara tuya tan tonta, así que ... en realidad vine por otro asunto, paremos.”

Jio: “Sí, lo tengo. Sin embargo, sería de gran ayuda si está de acuerdo con el tema de Keema”.

Jona: “Sobre eso ... sí, estoy bien con eso. Ese es el otro asunto del que estaba hablando. Las bromas realmente no terminan contigo”.

Jio: “¿Lo que significa que ... también fueron a tu casa?”

Jona: “De ninguna manera. Esas hermanas ni siquiera se acercan a mí en absoluto. Está un poco relacionado con el asunto de Lime Latte. También involucra a la Compañía Rembrandt”.

Jio: “?!”

Jona: “La orden de detenerte que recibiste de Morris. En realidad, hay un poco de continuación a esto”.

Jio: “¿Y por qué me dices eso?”

Jona: “¿Estás ocupado con el trabajo?”

 

Con una sonrisa seductora, Jona le dice a Jio que sabe sobre el trabajo dentro de la compañía de Jio.

 

La mujer frente a él tenía información que incluso su red de información no tenía.

 

No será información lo que lo haga sentir bien, es lo que pensó Jio cuando hizo una mueca como si mordiera un bicho amargo.

 

Jio: “... ¿A dónde intentas ir con esto?”

Jona: “Esto no es una petición. Esto es puramente una sugerencia de buena voluntad. Por un tiempo, abstente del tipo de trabajo que te haría tener una conciencia culpable. Y también, prepárate”.

Jio: “Esas son palabras que provienen de la Compañía Rembrandt, de Patrick-sama, ¿verdad?”

Jona: “Sí. Una última cosa... La Compañía Kuzunoha y las relacionadas con ella aparentemente estarán bajo la protección de la Compañía Rembrandt”.

Jio: “…! Personalmente estoy en deuda con la Compañía Rembrandt. Por supuesto, aceptaré”.

Jona: “Pues bien, ya te lo he dicho. Me concentraré en el trabajo frontal por un tiempo. Solo asistiré a las reuniones regulares. Entonces, si quieres, muéstrate en mi tienda. Prepararé chicas que se ajusten a tu gusto, Jio-sama”.

Jio: “Gracias por transmitir el mensaje. Nunca iré, incluso si se cae el cielo, pero me aseguraré de recomendar ese lugar a las personas que me molestan”.

 

Jio apartó su rostro de Jona por disgusto, y para cuando volvió, ya no estaba allí.

 

Sosteniendo un sentimiento completamente diferente que en el momento en que Keema se fue, Jio sintió que había perdido de alguna manera.

 

Una vez que miró hacia arriba, vio un cielo azul que se extendía ligeramente.

 

Si tuviera que ir a una gran avenida, sería capaz de ver que el mismo cielo se extendía muchísimo y, sin embargo, el cielo que ve ahora se siente muy diferente.

 

Le hizo sentirse como en una prisión.

 

Para Jio, el mundo de los comerciantes era exactamente eso antes de conocer a Rembrandt.

 

Y ahora, ha aparecido una empresa que recibe la protección de Patrick Rembrandt.

 

Jio. “Me sorprendió la suerte de Lime Latte, pero esa compañía también es algo inesperado. Bienvenida a Tsige, Compañía Kuzunoha”.

 

Jio estaba pensando en convertirse en una fortaleza para esa nueva compañía.

 

Para que pueda devolver la deuda que había recibido de su benefactor.

 

Aprenderá en el futuro que esta decisión suya servirá como preparación para la gran tormenta que atacará a Tsige de ahora en adelante.

 

Kuuma, Bilky, Jona, Jio, y también Keema y Carol; cada uno de ellos se estaba involucrando lentamente con él y con la compañía que él hizo, desde la escena delantera y trasera.

 

Tomoe, Mio, Lime, el grupo de Toa ...

 

Tsige también se movía fuera de la vista de Makoto.